Un día sin noche. Una noche sin día

8 comentarios
Título: Un día sin noche. Una noche sin día.
Autor: AdiJung
Pareja: YunJae
Género: Slash, lemon
Extensión: One-shot
----

-Un poco más…sólo un poco más….

La pared no estaba hecha de otra cosa más que de lodo, así que era “fácil” avanzar, aunque el lodo le hacía resbalar, pero confiaba en que si persistía podía ser libre una vez más.

…………………………………

-¡Corten la soga!

La acción fue cumplida, y tres prisioneros fueron ejecutados sin piedad alguna, como si fuera simple entretenimiento para los presentes.

-Listo, capitán.

-Muy bien, vayan por otros tres-responde mientras galopa con calma- Esta vez traigan al chico, me alegrará el día verlo morir- dijo sonriendo, el soldado asiente y camina con otros dos hacia las celdas por el prisionero más joven, y otros dos.

…………………………………

-Ash….por qué es tan complicado- se queja mientras sólo su torso y su cabeza han salido del muro de lodo- Es como si tratara de nacer nuevamente- y se queda pensando un poco en lo que acaba de decir, como si hubiera dicho una tontería.

Continúa empujándose a sí mismo, falta poco para que pueda salir completamente.

…………………………………

-Vengo por Shim Changmin y otros dos- anuncia el soldado cuando ha llegado al calabozo.

-Así que le ha llegado la hora al pequeño ladronzuelo- dice el carcelero mientras se levanta y abre la primera celda- Esta es su celda- dice haciéndose a un lado para que los soldados entren.

-¿Está de broma? Aquí sólo hay vejestorios- reclama el soldado al no ver al chico.

-Jajajaja- escuchan a uno de los prisioneros- el chico ha escapado- dice burlándose.

-Imposible, nadie escapa de estos calabozos- dice el soldado enojado acercándose al prisionero.

-Él lo ha hecho….-dice mientras señala la pequeña coladera que está al centro de la celda.

-Nadie cabe por ahí….

-¿No?

El soldado se levanta furioso y sale para avisarle al capitán que el chico ha escapado.

…………………………………

Casi todo su cuerpo está fuera, sólo un poco más…..y cuando sale completamente cae hacia el vacío cayendo en el agua sucia de los drenajes.

-Ahh….- apenas sale comienza a jalar aire, esa caída le ha tomado por sorpresa, intenta ubicarse cuando a lo lejos ve una figura avanzar hacia él.

-¡Oh, Dios mío!- rápidamente se sube a una piedra y se sujeta con fuerza a uno de los pilares del drenaje.- Dios mío, sé que no he sido una buena persona en mi corta vida, pero si me ayudas, te prometo que jamás volveré a robar, te lo juro, por favor Dios mío, incluso iré a misa…..porque si eso que se acerca es lo que creo que es……por favor…soy muy joven para morir….por eso he escapado de las celdas…..aunque si no quieres salvarme lo entenderé perfectamente…..pero por favor…..

Se aferra más al pilar cuando la figura se acerca más a él….y la corriente del agua la hace girar, el chico suspira cuando ve que es un montón de huesos, como de búfalo o algo parecido…

-Creo que esa es tu respuesta- dice mientras ve los huesos pasar a su lado- así que abusando de tu atención…¿puedes darme una señal para saber a dónde voy?

De pronto comienza a escucharse uno de los cantos de misa, muy cerca de él.

-Oh, gracias, gracias, ahí voy- dice siguiendo el canto, llega a una coladera y puede ver por los orificios la iglesia del pueblo, apenas va dando inicio la misa.-¿Cómo saldré de aquí?- se pregunta mientras se sostiene de los agujeros en la coladera.

Pero no contaba con que alguien le pisaría la mano, haciéndolo caer nuevamente hacia el agua, donde la corriente lo arrastra.

…………………………………

-¡Quiero que revisen cada calle, cada rincón! ¡El chico no pudo haber escapado lejos!-ordena el capitán dando la señal de salida a sus hombres.

-¿Sucede algo, capitán?- pregunta el gobernador, Kim Hyun Joong.

-Un prisionero ha escapado, señor, aunque tal vez estoy exagerando, ¿qué puede hacer un simple ladrón?

-Atrápelo-ordena el gobernador- recuerde, una chispa puede causar un gran incendio, capitán, y no quiero un incendio ¿entendido?

-Claro, señor.

…………………………………

La misma corriente lo ha sacado al lago que rodea el pueblo, apenas puede jalar aire y nada hacia una de las orillas, donde hay dos soldados comiendo ignorando su presencia, el chico sonríe mientras se acerca sigilosamente, sacando con habilidad el cuchillo de uno de ellos, mientras que al otro le quita el saco de dinero que cuelga de su cintura sin que lo perciban, nada lo más rápido que puede hacia otra orilla y sale para correr hacia la libertad.

-Sé que te lo prometí, señor, nada de robar, pero también sé que sabes que carezco de fuerza de voluntad, aunque robar a los que roban a la gente no es tan malo ¿verdad?

Se interna en el bosque esperanzado de ser libre una vez más.

…………………………………

Ya ha anochecido incluso, pero él sigue corriendo por la vereda en el bosque, sin detener ni un segundo sus pasos.

-Vamos, Changmin, tú puedes hacerlo, vamos, falta poco- dice animándose a sí mismo a continuar, jadeando, sus pulmones suplican por aire que él no puede darles como quisiera- vamos, solo unos 600 o 700 km más y ya está……¿nada más?

Corre lo más que puede, incluso en la oscuridad teme más a los calabozos que a las posibles bestias que se pueda encontrar.

Por fin ha amanecido ya, no ha pasado una noche muy agradable pero es mejor que esa celda en la que estuvo por meses, ha robado incluso algo de ropa de una pequeña cabaña con la que se topó en el camino, frente a él ve una posada, sonríe, eso significa comida.

-Buenos días, mi lady- dice saludando a una señora- por favor un gran plato de comida y una copa de vino- dice sonriendo mientras se sienta en una de las mesas.

-Ajá- dice la señora viéndolo de arriba abajo- ¿Y el dinero?- pregunta desconfiada al ver lo fachoso que va.

-Oh, hace bien en desconfiar de la gente- dice mientras le muestra el saco lleno de dinero, la señora asiente mientras va por lo pedido.

-Es mucho dinero para un joven- escucha que le dicen, voltea la mirada y ve a unos hombres encapuchados bebiendo en una de las mesas.

-Es poco para alguien que por fin es libre- responde confiado.

-¿En serio? ¿Puedo preguntar?

-He escapado de los calabozos de Seúl- dice sonriendo.

-Vaya, entonces tal vez seas a quien busco- dice levantándose mientras se quita la capucha.- Changmin palidece al ver al mismo capitán, y algunos soldados a su alrededor- Si te hubieras quedado en el bosque chico, hubieras tenido una oportunidad.

Changmin corre lo que puede, queriendo huir, pero son muchos soldados, apenas esquiva a uno ya tiene a otro encima, por un buen rato logra esquivarlos a casi todos, pero son demasiados, y en unos minutos lo atrapan fácilmente.

-Muy mal chico- dice el capitán acercándose, dos soldados sostienen a Changmin para evitar que escape- ahora, por fin tendré el placer de matarte- dice sacando su espada, listo para enterrarla en su pecho, Changmin jadea esperando el golpe.

Pero éste no llega, Changmin abre los ojos y ve al capitán sosteniendo su brazo, una flecha le ha herido imposibilitándole el atacarle.

-Deja en paz al muchacho- escucha decir.

Todos giran la mirada y ven en la entrada a un hombre, vestido totalmente de negro, con botas y guantes de piel, negras también, una capucha lo cubre de los hombros hacia abajo, mientras sostiene con audacia el arco.

-Tú…-el capitán lo reconoce, su rostro dibuja una mueca de desagrado.

El otro no hace expresión alguna.

-Suéltenlo- ordena, Changmin no puede creer que los soldados obedecieran, se queda estático sin saber qué hacer- Vete- le ordena con un movimiento de cabeza, Changmin no lo duda y obedece, corriendo lejos de ahí.

-No creí que fueras tan estúpido como para volver- le dice el capitán sin recibir respuesta.

-Capitán Jung- uno de los soldados se acerca al hombre y lo saluda sonriente, recibiendo la misma sonrisa a cambio.

-¡¡¿Capitán?!! ¡El único capitán aquí soy yo!- se molesta mientras ordena que ataquen al otro, los soldados dudan, pero obedecen, siendo derribados fácilmente por el capitán Jung, sin esfuerzo alguno.

Sonríe al ver a todos los soldados en el suelo, ninguno corre peligro de muerte, y se apresura a salir, pues sabe que vienen más de ellos en camino, sube a su caballo, negro como la noche.

-Vamos- le ordena mientras huye.

De repente, frente a él, ve al chico que ayudo corriendo, voltea y puede ver a los soldados detrás de ellos a caballo, sabe que alcanzarán al chico fácilmente, sin dudarlo, acelera más, puede ver el rostro del muchacho observarle temeroso y correr más rápido intentando huir también de él.

-No, no ,no ,no…..-dice Changmin cuando lo ve acercarse.

Y en un abrir y cerrar de ojos siente cómo lo levanta sin dificultad, subiéndolo al caballo mientras acelera otro poco, internándose en el bosque para perder a los soldados.

Un halcón comienza a volar a su lado, Changmin lo observa temeroso de que le pique los ojos o algo parecido.

-Es hora de irnos- le dice su salvador al halcón sonriendo.

…………………………………

-¿En serio quiere descansar a estas horas? Aún es temprano- reclama Changmin, sentado ahora detrás de su salvador en el caballo, el halcón se ha posado en su brazo todo el camino, Changmin se pregunta si el hombre no se cansará de cargarlo todo el tiempo.

-Es muy tarde, descansaremos aquí- dice cuando encuentra un establo abandonado.

Changmin inspecciona todo mientras observa cómo el otro comienza a quitarse sus armas y su capucha.

-Muy bien, si no me necesita, estaré durmiendo felizmente por ahí- dice Changmin sonriendo.

-De hecho, podrías cuidar mi caballo- le dice el otro mientras acaricia con cariño al halcón- Y no me molestes, podría cortarte la cabeza.

Changmin pasa saliva y asiente.

-Bien, lo haré felizmente- dice sarcásticamente mientras se lleva al caballo para cuidarlo- Por cierto, soy Shim Changmin- dice antes de salir del establo.

-Jung Yunho- le responde el otro sin despegar la vista del halcón.

…………………………………

Más tarde…..

-Estaba mejor en la celda- se quejó Changmin mientras recoge otra rama para una fogata- “Puedes cuidar mi caballo”….”No me molestes o te mueres”…..”Ve por agua”….”Trae ramas para una fogata”……¡¡Demonios!! ¡¡No soy el sirviente de nadie!! Es más, no necesito esto- dice arrojando todas las ramas que había recolectado- me voy, gracias por salvar mi vida- dice a la nada- pero no necesito esto.

Comienza a caminar cuando de pronto escucha como una rama cruje. Se queda quieto escuchando, no pasa nada, pero está asustado, camina unos cuantos pasos y se escucha como crujen más ramas, se asusta más y comienza a correr hacia el establo, de pronto un lobo negro se aparece frente a él, desafiante.

-Oh, Dios mío….oh, no- dice mirándolo fijamente a los ojos.

El lobo se distrae con un ruido y Changmin aprovecha para correr al establo.

-¡¡Señor, señor!! ¡¡Un lobo!! ¡¡Un lobo!!- grita girando sobre sí mismo, pero no hay nadie en el establo, escucha al lobo acercarse al establo y busca entre las armas de Yunho, encontrando el arco y una flecha.

-¡¿Dónde está cuando se le necesita?!- grita frustrado al no poder tensar la cuerda, por fin, después de muchos intentos logra tensarla, apunta hacia el lobo que ahora se encuentra bebiendo agua ahí afuera, está por disparar cuando alguien lo detiene.

Gira asustado y ve a un chico, envuelto en la capucha de Yunho.

-No….-le dice quitándole el arco y la flecha, botándolos por ahí.

Changmin lo mira asustado, preguntándose de dónde ha salido, el chico lo mira una última vez y sale del establo.

-No, no salga, hay un lobo ahí afuera y…

-Lo sé…- le dice sin voltear a verlo.

-Tal vez…tal vez estoy soñando….-se dice a sí mismo.

-Lo estás….-le responde el otro.

Changmin se agarra la cabeza frustrado, si el chico sale seguro que el lobo lo matará, y él no sabe cómo defenderlo o ayudarlo, lo único que hace es mirar, el chico camina sin miedo hacia donde está el lobo, éste alza la cabeza al sentirlo llegar, pero para sorpresa de Changmin no lo ataca ni nada, el chico le acaricia la cabeza y Changmin los ve alejarse, adentrarse en el bosque, es demasiado para él.

-¿Qué está pasando?- se pregunta a sí mismo- Él ha dicho que estoy soñando, tal vez….tal vez estoy despierto creyendo que estoy soñando preguntándome a mí mismo si estoy soñando…..o tal vez estoy dormido soñando que estoy despierto preguntándome si realmente estoy dormido….o…..o……¡¡No lo sé!!

…………………………………

Al día siguiente despertó y lo primero que vio fue a Yunho y al halcón en la entrada del establo.

-Nos vamos, levántate-

Durante el camino Changmin no habló, estaba preguntándose sobre lo que había pasado la noche anterior.

-Estás muy callado, ¿sucede algo?- preguntó Yunho mientras se sentaba bajo un árbol para descansar, Changmin se sentó frente a él, bajo los pies del caballo.

-A…anoche…me pasó algo muy extraño…

-¿De verdad?- preguntó Yunho.

-Sí, bueno, apareció un lobo…un lobo negro magnífico….-Yunho asintió- y había un chico, un chico con piel de porcelana, una mirada….una mirada que….que….no sé describirla, te traía paz interior……y su voz….su voz era como de un ángel….

-¿Dijo algo?- preguntó emocionado Yunho sin dejar de observarlo.- ¿Qué te dijo?

-Bueno, me pregunté a mi mismo si estaba soñando, y él me contesto que así era…después desapareció con el lobo…..

-Oh….- Yunho se relajó- y este chico….¿Tiene nombre?

-No me lo dijo- respondió Changmin-¿por qué?

-Bueno, tal vez este chico se aparece también en mis sueños- dijo Yunho acariciando al halcón con una sonrisa tierna- tal vez quiera platicar con él….

-No me cree ¿verdad?- dijo Changmin, suponiendo que se burlaba de él.

-Te creo, creo en los sueños- respondió Yunho mientras se cubría la cara con su capucha- Ahora duerme un poco, el halcón nos avisará si alguien viene…

…………………………………

-¿Por qué vienes a interrumpirme en mi descanso?- preguntó molesto Hyun Joong al capitán.

-Señor, Jung ha vuelto- dijo seriamente, Hyun Joong lo miró serio de igual forma.

-¿Qué has dicho?

-Ha vuelto, lo he visto, tuvimos una pelea y…

-¿Y el halcón? ¿Hirieron al halcón?- preguntó con preocupación.

-¿Halcón? No había ninguno señor….-el gobernador suspiró aliviado.

-Bien, capturen a Jung, tráiganlo vivo o muerto, no me importa, pero al halcón no le hagan ningún daño ¿entendido?

El capitán no sabía muy bien por qué la orden, pero asintió y salió en busca de Jung.

…………………………………

Por la noche Changmin se encontraba nuevamente buscando ramas para una fogata, recogió bastantes y volvió al pequeño campamento que habían hecho.

-¿Sabes hacia dónde va?

Changmin tiró las ramas cuando vio de nuevo al chico de la noche anterior, de pie viendo hacia el lago.

-¿Eh?.......¿Viaja con Yunho de casualidad?- preguntó tímidamente.

El chico giró hacia él y le sonrió mientras se sentaba bajo un árbol.

-Podría decirse, sí, viajo con él.

-Pero…¿por qué….?

-Es nuestra forma de viajar, nada más- respondió el chico, Changmin supo que era un tema del que no quería hablar, ambos escucharon el aullido de un lobo muy cerca, como llorando.- No te preocupes, no te hará daño- le dijo el chico para calmarlo ¿Sabes a dónde va?- preguntó nuevamente.

-No lo sé- sinceró Changmin.

El chico asintió y vio de nuevo hacia el lago.

-Creo que va a Seúl….-se dijo a sí mismo.

El corazón de Changmin se detuvo al escucharlo, tal vez no sabía mucho o nada, pero si de algo estaba seguro es que no iba a volver a Seúl.

………………………………

-Supongo que ha huido- dijo Yunho al amanecer al no encontrar a Changmin.

En el cielo un halcón volaba majestuosamente sobre él, Yunho sonrió.

…………………………………

-No volveré a Seúl eso es seguro- decía Changmin mientras caminaba por una vereda, pero lo que no esperaba era encontrarse con el capitán y sus hombres en el camino.

-Vaya, vaya, miren lo que trajo el viento- en pocos segundos dos soldados lo capturaron- Te voy a preguntar esto sólo una vez, ¿Dónde está Jung?

-Bueno, en estos momentos no sé dónde, el bosque es muy grande- respondió Changmin.

-No juegues conmigo, a dónde va.

-Mmmm….la última vez que supe iba hacia el sur, hacia Seúl- dijo con un dedo en su mentón.

-Entonces iremos al norte- dijo uno de los soldados.

-Juzgando a la gente sin conocerla- dijo Changmin.

-Y aún así sabías que lo haríamos, entonces, dices la verdad….-razonó el capitán- Átenlo.

-¿Qué pasa en el mundo, Dios? Digo la verdad y así es como me pagas, ¿qué se supone que aprenderé así? ¿Entonces decir la verdad no es bueno?- se quejó Changmin.

…………………………………

Yunho galopaba tranquilamente con el halcón sobre su brazo, pero sabía que algo estaba mal, estaba todo muy tranquilo, demasiado, así que avanzaba con cuidado.

…………………………………

Changmin lo vio acercarse, Yunho iba muy lento, pero directo a la emboscada que le habían preparado, el capitán confiaba mucho en su emboscada que ni siquiera se quedó a observar si funcionaría o no, dejando unos pocos soldados ahí, así que como pudo Changmin se quitó la soga de las manos y la mordaza.

-¡¡Mi señor, cuidado!!

…………………………………

Yunho escuchó la advertencia y se detuvo, lanzando al halcón gentilmente al aire mientras sacaba su espada listo para pelear.

Uno a uno los soldados fueron saliendo, lanzando flechas hacia él en un intento por herirle, sin éxito, Yunho luchaba cuerpo a cuerpo incluso aún sobre el caballo, no por nada había sido capitán un día, Changmin logró esconderse mientras veía a Yunho pelear, confiaba en que saldría ileso de ahí.

Yunho esquivaba golpes con facilidad, quedaban uno que otro soldado de pie, pero nunca contó con que una de las flechas que él esquivaría iría directo al halcón.

-¡¡¡¡Nooooooo!!!!!- gritó Yunho al ver cómo el ave luchaba por mantenerse en el aire, pero que caía hacia un golpe seguro.

Quiso correr hacia él, sostenerlo, pero los soldados que quedaban se lo impedían, lo hirieron incluso en una pierna con la espada, pero no le importó, se deshizo finalmente de los soldados en el momento en que el halcón cayó al suelo.

El ave yacía en el suelo, a Yunho ni siquiera le importó que su herida sangraba, se acercó lentamente, con mucha cautela.

-Shh….shh….-decía al ave, que sollozaba en el suelo- tranquilo…estarás bien….

Changmin se acercó y pudo ver unas lágrimas salir de los ojos de Yunho mientras acariciaba la cabeza del ave.

-Tráeme un trozo de tela de mi bolso, rápido

Changmin obedeció, sacó la tela y se la ofreció mientras se hacía a un lado.

-Shh…tranquilo bebé, estarás bien, sobrevivirás- le decía mientras lo cargaba en brazos con cariño.

Vio a Changmin y se acercó con él.

-Tienes que hacer algo por mí- le dijo.

-¿¡Qué!? ¿Yo? No puedo señor….yo….

-Me lo debes, me debes la vida, a cambio te pido que salves la suya- le dijo con mucho dolor en sus ojos mientras le daba al halcón.

-Pero señor, yo….

-Sube a mi caballo, sigue derecho por este camino, llegarás a un castillo en ruinas, busca a Yoochun, dáselo, él sabrá qué hacer…

-Mi señor, pero usted….- Changmin se preocupó por la herida en su pierna, ya había dejado de sangrar, pero también tenía que atenderla.

-¡¡Ve!!

Diciendo esto le dio un golpe al caballo, que en seguida comenzó a correr hacia el sur, Changmin volteó una última vez y vio a Yunho gritar hacia el cielo con dolor.

-No te mueras, si te mueres tú seguro muero yo- le decía al halcón mientras lo sostenía con una mano y con la otra se sujetaba al caballo.

Después de una hora más o menos de andar, por fin encontró el castillo.

-¿Ves? Llegamos, tranquilo….

Se acercó a la entrada, que estaba débil, pero aún así no entró.

-¡¡Hola!! ¡¡Necesito ayuda!!- gritó lo más fuerte que pudo.

-¿Quién es Yuda? Aquí no vive nadie con ese nombre- le respondió un chico desde lo alto sonriendo.

-No es un juego señor, traigo un halcón herido….

-Oh, magnífico, tráelo para cenar, aquí tengo unas verduras muy buenas….

-No, no podemos comerlo, pertenece a un capitán, el capitán Jung….

-¡¡Por todos los cielos!!- dijo ya más seriamente el otro- ¡Tráelo, rápido!

La puerta de la entrada se abrió y Changmin entró lo más rápido que pudo.

-¿Es usted Yoochun?

-Sí, sí, rápido, por aquí- le dijo Yoochun guiándolo hasta la torre más alta, a una de las habitaciones- Déjalo con cuidado en la cama….¡¡con cuidado!!

Changmin lo dejó lo más cuidadoso que pudo.

-¿Ahora qué?

-Afuera, quédate allá afuera…- le dijo Yoochun mientras lo empujaba hacia afuera.

Cuando se quedó sólo con el ave se acercó.

-Tranquilo, estarás bien….Yunho tenía razón, sé que hacer….pero debemos esperar un poco….

Changmin observó como Yoochun salía rápidamente por algunas hierbas, y la curiosidad le ganó, abrió la puerta hábilmente a pesar del candado que le había puesto Yoochun, cerrándola con cuidado, y cuando se dio la vuelta esperaba encontrar otra cosa no…

No al chico que se encontraba por las noches, recostado en la cama, con una flecha clavada en el pecho, del lado derecho.

-¿Cómo está él?- le preguntó tristemente antes de que Changmin saliera de ahí debido al asombro.

-Él…él está bien…con una pequeña herida en la pierna, pero sanará…

El chico suspiró un poco aliviado y preocupado, recostándose nuevamente en la cama.

-¿U..usted…?- comenzó a preguntar Changmin, pero se vio interrumpido cuando la puerta se abrió nuevamente y entró Yoochun con todas las hierbas.

-¡¿Cómo has entrado!?- preguntó molesto- da igual, sal y quédate afuera esta vez…

Changmin obedeció y salió, no podía salir de su asombro, esperó cerca de la fogata por dos horas, escuchando el llanto de un lobo muy cerca, lloraba desde hace rato, con mucho dolor, Changmin lo sabía.

-Ahhh…-escuchó, volteó y vio a Yoochun acercarse a la fogata- Listo, estará bien, sólo necesita descansar…..

-Es él, ¿verdad? El lobo que llora es él…..

Yoochun suspiró.

-Sí, el lobo que escuchas es Yunho….

-Pero cómo es posible….

-En este mundo hay cosas que nadie puede entender, cosas que nadie se imagina…-Yoochun tomó un poco de vino.

Changmin se sentó a su lado, esperando oír la historia, Yoochun lo miró dudando, y comenzó a decirle.

-Estás metido en esta historia tanto como nosotros, supongo que mereces una explicación….hace años Jaejoong, el chico que has traído…

-Jaejoong….-suspiró Changmin.

-Así es, Jaejoong quedó huérfano, así que vino a Seúl a vivir con un tío, al lugar donde está la mayor cárcel de Corea- Changmin asintió, él había estado ahí- como has visto, tiene una belleza espectacular para ser un chico, quien lo veía podía jurar que un ángel había caído del cielo, tan bondadoso, tan humilde, tan bello, todos quedamos enamorados de él de muchas formas, desde los más sinceros, hasta las más bajas pasiones, no había día en que no recibiera la confesión de alguien, incluso del mismo gobernador, Hyun Joong- Changmin abrió los ojos sorprendido- pero el corazón de Jaejoong ya tenía dueño, ya lo había entregado al capitán de la guardia…

-Jung Yunho….

-Ajá, Yunho supo ganarse el corazón de Jaejoong, de hecho, fue el primero y el único en el que Jaejoong se fijó cuando llegó a Seúl, observando al capitán tímidamente desde lo lejos, sin sospechar que Yunho también lo veía con discreción-Yoochun sonrió melancólicamente- así que Jaejoong le devolvía las cartas sin abrir a Hyun Joong, los poemas sin leer, los regalos sin abrir, todo cuanto le enviaba, Hyun Joong pensó al principio que Jaejoong sólo se hacía el difícil, aumentando su pasión hacia él, pero un día, se enteró del amorío entre Jaejoong y Yunho, enfureció totalmente, intentando por todos los medios asesinar a Yunho indirectamente, enviándolo a cruzadas extremadamente peligrosas, pero Yunho siempre volvía victorioso, tenía una razón para volver, Jaejoong, que siempre lo recibía con una sonrisa y con los brazos abiertos, y mientras Hyun Joong intentaba cada vez más separarlos, su amor se hacía más fuerte, más verdadero, los unía más.- Yoochun tomó más vino- Hyun Joong ya no lo soportaba más, tenía una estrategia para deshacerse de Yunho de una buena vez y quedarse con Jaejoong, Yunho, al ser el capitán, se enteró de lo que planeaba, así que por la noche huyeron juntos, pero Hyun Joong los siguió, como un sabueso, los siguió día y noche, nunca los pudo encontrar, pero sí los maldijo, si Jaejoong no era suyo, no sería de nadie, recurrió a fuerzas oscuras, fuerzas que nadie imagina, y éstas le respondieron…..- Yoochun se quedó en silencio.

-¿Señor?

-De día, Jaejoong es el halcón que acompaña a Yunho; de noche, Yunho es el lobo que cuida de Jaejoong….

-Juntos por siempre….separados eternamente…-dijo Changmin, Yoochun asintió.

-Cuando llega el amanecer, cuando Jaejoong aún es humano, el sol baña a Yunho, transformándolo en el humano que es, ambos se acercan, esperando tocar la mano del otro…pero el sol es cruel….tan sólo unos microsegundos duran ambos como humanos, cuando están a milímetros de tocarse, Jaejoong toma la forma del halcón…..y emprende el vuelo hacia el cielo…..

-¿Y ambos recuerdan lo que hacen cuando…cuando…son animales?

-No, reconocen a las personas, sí, pero no recuerdan qué es lo que han hecho o qué se platica alrededor suyo….es algo difícil de explicar……

El llanto del lobo se escuchaba con más intensidad, Changmin y Yoochun se quedaron en la oscuridad a escuchar, con pesar en su corazón.

…………………………………

Hyun Joong vio una vez más al cazador que había contratado.

-Mi señor- le dijo el cazador con una sonrisa perversa- no puedo matar a todos los lobos del bosque esperando que uno de ellos sea el que usted busca.

-Viaja de noche, busca a un joven, este joven sólo viaja de noche, a su lado siempre va un lobo, un lobo negro, busca al joven, y encontrarás al lobo que quiero muerto.

-¿Cómo se llama el joven?

-Jaejoong….- Hyun Joong lo vio una vez más- cuando hayas matado al lobo, trae al joven, ileso, si después de matar al lobo Jaejoong huye, mira durante el día el cielo, cuando me traigas el cadáver del lobo, verás un halcón siguiendo el cadáver del lobo, tráeme al halcón, ileso también ¿entendido?

-Su petición es inusual, mi señor, pero así lo haré….

…………………………………

Changmin observaba a Jaejoong mientras dormía, vivía una historia trágica, demasiado.

-Mmm…-Jaejoong empezó a despertar, moviéndose sobre su hombro herido.

-No, mi señor, no se mueva, puede lastimarse y la herida casi cierra…

Jaejoong volteó a verlo, Changmin se perdió en sus pupilas, era cierto que Jaejoong era hermoso, pero Yunho también lo era, Yunho era muy varonil, respetable, en apariencia era tan contrario a Jaejoong, pero igualaba su belleza.

-Nunca te pregunté tu nombre….¿cuál es?

-Shim Changmin, mi señor

-Changmin shii….- Jaejoong no dijo nada más, vio con pesar el techo, Changmin sentía que debía decir algo, pero no sabía qué…..

-Él ha dicho que no pierde la esperanza…-dijo de pronto ganándose la atención de Jaejoong- que usted es su razón de vida, espera pacientemente el día en que volverá a tocarle y a besarle…..él sabe que volverán a estar juntos…-

-¿Yunho ha dicho eso?- preguntó feliz Jaejoong

-Así es….-¿qué podía decir? Mentir era uno de sus atributos, pero sabía que de cierta forma era verdad lo que estaba diciendo.

Jaejoong sonrió más, y Changmin junto con él.

…………………………………

Antes de que el sol saliera Yoochun fue a despertarlos a ambos preocupado.

-¡¡Chico, saca a Jaejoong de aquí!!

Changmin aún no despertaba del todo cuando Yoochun lo empujó hacia la otra salida de la habitación, con Jaejoong a su lado.

-¿Qué pasa?

-Los soldados, rápido.

Changmin ayudó a Jaejoong a caminar en busca de una salida, mientras Yoochun volvía sobre sus pasos para hacer frente a los soldados.

-Vamos Jaejoong shii….

Era un poco difícil llevar a Jaejoong como humano, pero sabía que tenía que hacerlo.

-¡¡Ahí están!!- gritó uno de los soldados cuando logró pasar a través de Yoochun, yendo hacia donde estaban ellos.

-La torre…-dijo Changmin mientras llevaba a Jaejoong a la torre con la esperanza de salvarse.

Los soldados iban pisándoles los talones, pero Changmin no iba a detenerse, llegando por fin a la azotea de a torre, pero se desesperó al ver que no había más salida que una larga caída al vacío.

Temerosos vieron cómo uno de los soldados lograba abrir la pequeña puerta y dirigirse hacia ellos, Changmin fue enseguida a bloquear la puerta para evitar que más soldados pudieran entrar, cuando volteó de nuevo vio a Jaejoong forcejear con el soldado, en un intento por deshacerse de él, y un movimiento en falso los hizo caer al vacío.

El corazón de Changmin se detuvo completamente, corrió lo más rápido que pudo y se asomó esperando ver los cuerpos cayendo, pero el único que vio caer fue el del soldado, Jaejoong había logrado sostenerse de una pequeña saliente, pero con el hombro lastimado no se sostendría mucho tiempo.

-¡¡Aguante, mi señor!!

Changmin se estiró lo más que pudo, pero no podía alcanzarlo.

-Changmin…-lo llamó Jaejoong intentando alcanzarlo también- me resbalo….

-No, no por favor, espere….aguante….

Ambos se estiraban hacia el otro pero la distancia era mucha, cuando por fin Changmin pudo rozar su mano el hombro de Jaejoong no aguantó más…..

-Ahhh!!!!!!

Changmin palideció al verlo caer, no podía alcanzarlo más.

Pero el sol ya estaba saliendo, y Changmin presenció por vez primera la transformación de Jaejoong en halcón, un halcón que volaba sin problemas por el cielo.

-Gracias al cielo…-suspiró Changmin.

-¿Estás bien, chico?- Changmin volteó, Yoochun estaba detrás de él, los soldados en el suelo.

-Sí…

-¿Y Jaejoong?

Changmin señaló hacia el cielo, ambos vieron al halcón dirigirse al brazo de alguien muy conocido, Yunho, quien estaba caminando hacia el castillo, ahora su pierna parecía que estaba bien.

-Vamos- Yoochun lo ayudó a levantarse.

Cuando llegaron a la entrada Yunho se encontraba ya ahí, sobre el caballo.

-Yoochun ah….

-Es muy grato verte, Yunho….

-Te agradezco por esto- dijo Yunho mientras levantaba al halcón un poco.

-No es nada Yunho…-sonrió Yoochun- ¿cómo estás tú?

-Bien, no me quejo, pero debo irme.

-Vas a Seúl ¿cierto? ¿Piensas eliminar a Hyun Joong?

-Así es

-Pues no lo hagas…

-¿Qué?

-Yunho, he encontrado la forma para romper la maldición.

Yunho y Changmin lo miraron con asombro.

-En dos días, tú y Jaejoong podrán verse en su forma humana, ese día ustedes deben enfrentarse a Hyun Joong como humanos, él debe saber que a pesar de todo siguen amándose, entonces, después de enfrentarlo, la maldición se romperá, bueno, parte de ella, deben ser uno de nuevo después de enfrentarlo, tienen tan sólo……

-Estar aquí solo te ha afectado Yoochun, no hay forma en la que Jae y yo podamos estar como humanos….

-¡¡Escúchame!! En dos días sucederá algo increíble, habrá un día sin noche, y una noche sin día, ese día…

-Yoochun, no existe tal cosa- lo cortó Yunho- así que gracias nuevamente, pero debo irme. Changmin shii….gracias….eres libre de tomar el camino que quieras….

Yunho comenzó a galopar.

-No se preocupe Yoochun hyung- dijo Changmin- creo que podemos convencerlo, porque yo creo en usted- le dijo sonriendo.- Venga tras nosotros, puede ser un cabeza dura, pero si no podemos convencerle tal vez….

…………………………………

-Changmin, te he dicho que puedes irte ¿por qué vienes conmigo?- le preguntó Yunho al atardecer, al ver que Changmin no se iba.

-Bueno, usted ha dicho que va a Seúl y casualmente yo también voy hacia allá, así que….

Yunho sonrió.

-Gracias- Yunho miró al cielo- es tarde, parece que habrá una tormenta- Changmin asintió- Toma, cuídalo por favor, busca refugio- le dijo dándole al halcón y dejándole el caballo- Nos veremos en la mañana, confío en ti.

Changmin lo vio perderse en el bosque, suspiró y fue en busca de un refugio.

…………………………………

-Bueno, una posada no es el mejor lugar, mucho menos su establo para escondernos, pero algo es algo- dijo mientras veía hacia afuera del establo, la lluvia caía si cesar.- Jaejoong shii….¿cree que estemos bien aquí?- le preguntó al halcón, que estaba quieto sobre una de las ramas- Bien, tomaré eso como un no sé…

Changmin vio hacia afuera, faltaba poco para que el sol se ocultara por completo.

-Ah….creo que esperaré afuera….aquí hay un poco de ropa Jaejoong shii…- le dijo al halcón mientras salía del establo- tome su tiempo…..

Cerró las puertas del establo y esperó bajo la lluvia un buen rato.

-Bueno, no se tome tan literal eso de que tome su tiempo….-dijo al aire, abriendo la puerta un poco- ¿Jaejoong shii? Voy a entrar….

Changmin entró con cautela al establo.

-¿Jaejoong shii?

Jaejoong se asomó desde uno de los corrales, asegurándose de que era él.

-¿Fuiste tú?- dijo señalando su ropa.

-Sí, hyung.

-Gracias.

-Mmmm..no pasa nada- dijo nervioso Changmin.- Yunho ha dicho que hoy el mando lo tengo yo, y que usted debe obedecerme en todo- dijo sonriendo.

-¿Ah, sí? ¿Eso dijo?- preguntó divertido Jaejoong. Changmin asintió- ¿Y qué es lo que ordena, mi señor?

-B…bueno….primero, que se siente cómodamente mientras yo le traigo algo de comida, después que la coma y descanse un rato.

-Mmm….me esforzaré en cumplir sus órdenes- rio Jaejoong.

-Bueno, entonces voy por comida mientras usted me espera aquí.

-¿Puedo acompañarte? No quiero quedarme solo.

-Mmmm…bueno, pero sólo porque soy una persona muy generosa.

Ambos tomaron una manta y salieron felizmente del establo, pero al salir chocaron con algo, cuando levantaron la mirada vieron la piel de un lobo negro, un lobo que recién habían matado.

-¡¡¡Noooo!!!- Jaejoong comenzó a sollozar mientras intentaba acercarse al lobo.

-Jaejoong shii, cálmese, entre por favor- dijo Changmin intentado calmarlo.

-¿Jaejoong?- preguntó sonriente el cazador que llevaba al lobo muerto- Vaya, qué cosas de la vida….

-¡¡Váyase!!- Changmin lo amenazó con la espada de Yunho, intentado proteger a Jaejoong-¡¡Lárguese, ahora!!

-Uyyy….me das mucho miedo chico….

-¡¡¿Qué no me escuchó?!! ¡¡Que se largue!!

El cazador rio y dio media vuelta para irse, sin dejar de reír ni un momento mientras se alejaba.

-Listo…ya pasó Jaejoong shii…..¿Mi señor?- Changmin volteó al no recibir respuesta, Jaejoong no estaba ahí detrás suyo- ¿Mi señor?- preguntó de nuevo.

Jaejoong salió del establo montado sobre el caballo de Yunho, decidido.

-Él quiere matarlo- le dijo antes de salir a toda prisa hacia el bosque, detrás del cazador.

Changmin se desesperó, no sabía muy bien qué iba a hacer, pero debía ir tras Jaejoong, eso era seguro.

Jaejoong galopaba por el bosque, estaba seguro que ese cazador buscaba a Yunho, debía impedir que le hiciera daño, pero con lo que no contaba era con que el cazador ya había colocado las trampas para que cuando Yunho fuera en su búsqueda cayera en una de ellas, incluso cuando Jaejoong bajó del caballo pasó rozando varias de ellas, buscando con dificultad al cazador, la lluvia no ayudaba en nada.

-¡¡Sal, da la cara cobarde!!- lo retó, pero obviamente no obtuvo respuesta.

De repente el aullido de un lobo le hizo girar la vista, se iba acercando a él, pero lo único que ocurrió es que el lobo cayó en una de las trampas, que se cerró sobre su cabeza, matándolo al instante.

-Listo….-dijo una voz detrás suyo mientras lo sujetaba, el cazador sonreía maliciosamente.

Pero Jaejoong sabía luchar, Yunho le había enseñado, así que como pudo se defendió y logró quitárselo de encima, haciéndolo caer en una de sus propias trampas, e igual que el lobo cayó muerto en segundos.

-Lo siento tanto…-dijo Jaejoong tristemente mientras acariciaba al lobo muerto.

Changmin palideció al ver e cadáver, se sentía culpable de cierto modo.

-Vámonos….-le dijo Jaejoong.

-Pero mi señor….

-Gracias por defenderme- le sonrió Jaejoong.

-Señor….el lobo….

-Tranquilo, no es él, pero es una tristeza…

-¿No es él? Pero si es igualito y…..

-Shhh…..mira….-Jaejoong señaló hacia un pequeño sendero en donde un lobo los observaba- Ha estado ahí todo el tiempo…-sonrió Jaejoong- él sabe cuándo meterse y cuándo no….vámonos…..

…………………………………

Changmin sentía que el piso se le movía, pero no le tomó importancia, hasta que un exquisito olor inundó sus fosas nasales, así que medio dormido se levantó y siguió el olor con los ojos cerrados.

-Eres una persona interesante…-le dijo Yunho.

Changmin abrió los ojos y se encontró con que había sido arrastrado hasta la fogata, en donde unos pescados y verduras le esperaban.

-Cuando se trata de comida puedo ser muchas cosas- respondió mientras se levantaba y se estiraba.

Yunho sonrió y alzó su brazo en espera del halcón, que iba llegando hacia ellos desde el cielo, pero para sorpresa de ambos, fue a pararse en el brazo de Changmin.

-Yo…yo….este….-Changmin buscaba una explicación al comportamiento del halcón, rogando porque Yunho no le mate o algo parecido.

-¿Qué pasó anoche?- le preguntó Yunho sonriendo.

-Nada….no pasó nada…..- respondió Changmin intentando hacer que el halcón fuera con Yunho, sin éxito.

-Anda, cuéntame…

-Bueno, después de que nos dejó fuimos a una posada….

-¡¿Lo llevaste a una posada!?

-Sí…pero nos quedamos en el establo….yo sé que a usted no le gusta que lo anden mirando…-respondió rápido Changmin.- Después de eso nos cambiamos….

-¡¡¿Te cambiaste con él?!!

-¡No, no!- respondió Changmin más nervioso- Esperé afuera mientras él se cambiaba….-Yunho lo miraba seriamente- Ya…ya…tómelo…..no quiero problemas….-le dijo mientras le entregaba al halcón.

-De todos modos…gracias….-le dijo Yunho mientras acariciaba el pecho de halcón.

…………………………………

-Yoochun….tenemos que decirle- le dijo Changmin mientras se acercaban poco a poco al campamento.

-Pero Yunho…..-Yoochun les había seguido el paso como lo dijo Changmin.

-Es una decisión que les concierne a los dos, él merece saber también….

-Tienes razón…..

Jaejoong se encontraba vistiéndose cuando unas pisadas le hicieron tomar el cuchillo listo para defenderse.

-Ahí estás…-le dijo suspirando de alivio a Changmin cuando lo vio salir de entre los arbustos- me preguntaba dónde estabas….

-Jaejoong ah….necesitamos hablar contigo

-¿necesitamos?

Yoochun salió detrás de Changmin saludando a Jaejoong.

-Jaejoong, he encontrado la forma en que la maldición se romperá……

…………………………………

-¡¡Yunho, escúchame!! ¡¡Jaejoong quiere que….!!

-¡¡Cállate Yoochun!!- Yunho lo cortó furioso.- Eres mi amigo, y por eso te respeto, pero no me vengas con idioteces como lo de un día sin noche y cosas así, eso no existe, mañana llegaré a Seúl quieras o no, y entonces, mataré a Hyun Joong

-Si lo matas no podrás romper la maldición después…..

-Yoochun, puedes venir conmigo si lo quieres, pero no voy a soportar estupideces más tiempo….lo mismo para ti, Changmin……

…………………………………

-¿Estás seguro que funcionará, Yoochun?- preguntó Jaejoong preocupado.

-Cálmate, Changmin ya salió de la ciudad una vez, puede entrar nuevamente, y mientras nosotros actuemos naturalmente, todo estará bien.

-Deténgase- ordenó un soldado a la entrada de la ciudad-¿Qué es lo que traen?- preguntó al ver la enorme carreta en la que viajaban.

Levantó la manta que cubría la carreta y se echó para atrás rápidamente para evitar ser mordido por el magnífico lobo que se encontraba encerrado en una jaula enorme, y al parecer estaba molesto, gruñía mostrando sus enormes dientes.

-¿Qué es esto?

-Un tributo de nuestro pueblo al gobernador- respondió Yoochun.

Pero el soldado no le hizo caso, sino que se quedó observando a Jaejoong por un largo rato, mientras éste sólo evitaba su mirada.

-Pero qué tenemos aquí….mira nada más…-dijo el soldado tratando de acariciar la mejilla de Jaejoong.

Pero de nuevo tuvo que hacerse hacia atrás, ya que el lobo se había puesto más furioso e intentaba atacarle como pudiera.

-Nunca he tenido el placer de matar a un lobo-dijo molesto el soldado, Jaejoong volteó a ver a Yoochun temeroso.

-Qué extraño, es exactamente lo mismo que dijo el gobernador-respondió Yoochun- supongo que él entenderá que usted le prive de ese placer, después de todo, sabemos lo bondadoso que es….

El soldado se detuvo y miró con enojo al lobo.

-Está bien…pasen…-les dijo dándoles espacio para que pudieran pasar.

-Yoochun…

-Tranquilo Jaejoong, ya estamos dentro, y es muy seguro que Changmin también lo esté ya.

…………………………………

-Yoochun….te dije que no iba a participar en juegos tontos….-reclamó Yunho por la mañana, escondidos detrás de un muro.

-Pero Yunho…hoy es el día en que puedes terminar con esto- reclamó Yoochun.

-Así es, hoy mataré a Hyun Joong, en este momento debe estar en misa….así que ahí es donde morirá….

-Pero….

-Si Changmin hizo bien lo que le pedí, ya debe estar dentro de la Iglesia….

-Yunho, piensa también en Jaejoong….

Yunho suspiró tristemente, sacó de su bolsillo un pequeño accesorio para aves, uno que cubre parte de su cabeza y sus ojos, y se lo colocó al halcón.

-Yoochun, debo pedirte un último favor….si las campanas de la iglesia suenan normalmente, significará que he fracasado….-Yunho sacó un pequeño cuchillo de su capucha- Te imploro que le quites la vida….

-Yunho no…

-Hazlo, rápido y sin dolor- le dijo entregándole al halcón- Nunca soportaría estar sin él…..y él no soportaría estar sin mí…te lo suplico Yoochun….

…………………………………

La misa había comenzado normalmente, Changmin se encontraba ya dentro, caminó sigilosamente a la entrada esperando abrir las puertas, pues se tenía la costumbre de cerrarlas del todo, no le iba a ser difícil abrirlas, después de todo, era un ladrón.

Los candados cedieron fácilmente, pero el último no quería ceder por nada, giró la vista y pudo ver que ya varios soldados se acercaban a él para detenerlo.

-Rápido…rápido….

Pero el candado no cedía.

-¡¡Qué estás haciendo chico!!

Changmin trataba desesperadamente de abrir el candado, al pegar su oído a la puerta pudo escuchar el galopar de un caballo, y lo único que hizo fue sujetarse a la puerta, Yunho la había abierto de par en par con ayuda de su caballo, sin dificultad alguna.

-Bien hecho…- le sonrió Yunho mientras avanzaba, bajándose del caballo.

-Jung….-Hyun Joong se levantó de su lugar y observó desafiante a Yunho.

Yunho no respondió, simplemente lo enfocó mientras se deshacía uno a uno de los soldados que intentaban impedirle el paso, su único objetivo era Hyun Joong.

El actual capitán de la guardia salió a su encuentro para defender al gobernador, era un rival digno, Yunho lo sabía, él lo había entrenado, golpes con la espada fueron y vinieron, Yunho intentaba aproximarse a Hyun Joong, pero cada vez que tenía la oportunidad, era detenido por el capitán.

Y un movimiento en falso le hizo caer de espalda al suelo, su espada cayó muy lejos, y la espada del capitán sonriente estaba cerca de su cuello, amenazándolo de muerte, Yunho lo miraba desafiante, no iba a morir ahí, tenía que matar a Hyun Joong.

Pero al ver a través de una de las ventanas de la iglesia, vio algo que jamás creyó ver en su vida…..el sol estaba ocultándose a tempranas horas…..la luna salía colocándose justo sobre él, sin llegar a cubrirlo del todo, ambos astros sobre el cielo, pero a la vez ninguno.

-Un día sin noche….una noche sin día…..-repitió las palabras de Yoochun, sorprendido.

Todos en la iglesia veían el suceso asombrados, incluso el capitán dejó de amenazarlo con la espada para ver el suceso, cosa que Yunho aprovechó para levantarse sin dejar de mirar el cielo asombrado.

-Yoochun….-susurró comenzando a caminar lentamente hacia la salida-Yoochun…..¡¡Yoochun espera!!- gritó comenzando a correr hacia la salida, pero fue bloqueado nuevamente por el capitán.

…………………………………

Yoochun sabía que la hora en la que finalizaba la misa se acercaba, ya tenía el cuchillo listo para dar el golpe cuando sonaran las campanas, estando de pie de espaldas al fantástico suceso tras él.

…………………………………

La pelea con el capitán parecía no tener fin, lo había entrenado bien, eso era seguro.

-Toquen las campanas….-ordenó el padre de la iglesia para no alarmar a la gente del pueblo.

Varios soldados se acercaron a las cuerdas que hacían sonar las campanas, pero Yunho los detuvo lanzándoles cuchillos en las piernas, debía evitar que las tocaran. El capitán peleaba a morir, no le daba ni un segundo de descanso, segundos que aprovechó uno de los soldados para comenzar a tocar las campanas.

…………………………………

Las campanas sonaron normalmente, Yunho había fallado, Yoochun lo sabía, él lo había dicho, era el momento.

-Que Dios me perdone…

…………………………………

Por fin derrotó al capitán, hiriéndolo gravemente, pero no de muerte.

No importaba.

Yunho caminó como muerto hacia la entrada, con la mirada vacía, ya sin alma.

-Yoochun…rápido…..sin dolor…..

Y todo su odio se enfocó de nuevo en su mano, en la única persona causante de su agonía y sufrimiento: Hyun Joong.

Caminó decidido hacia él, sorprendentemente nadie se interponía para evitar que se acercara, llegó hacia él y lo amenazó con la espada, Hyun Joong era un cobarde, ni siquiera hacía nada por defenderse, temblando entre los brazos de Yunho.

-Te mataré lenta y dolorosamente- comenzó a decirle Yunho entre dientes- te haré sufrir tanto como tú a nosotros…..tanto como le hiciste sufrir a Jaejoong…

-Yu…Yunho…tú no quieres eso…

-Oh, sí….lo quiero….

-Pero Jaejoong no querría que…

-No te atrevas a mencionar su nombre- Yunho presionó más la espada contra él- porque él ha…él ha….

-¿Yunho?

Yunho abrió los ojos con sorpresa.

Esa voz.

Esa voz…

Hace años que no escuchaba esa melodiosa voz decir su nombre, llamarlo gentilmente como recordaba. Hyun Joong y él giraron la vista lentamente.

-Jae…Jaejoong….-Yunho sonrió levemente mientras se levantaba, sorprendido de vero vivo, como humano, sonreía nerviosamente y unas pequeñas lágrimas salían de sus ojos mientras caminaba hacia él.

Jaejoong sonreía tímidamente mientras lo veía acercarse, caminando de igual forma hacia Yunho.

Yoochun llegó al lado de Changmin sonriendo “No podía hacerlo” le dijo cuando llegó junto a él.

Jaejoong estiró la mano hacia Yunho, como lo había hecho todos estos años a cada amanecer, cuando el sol los separaba nuevamente, Yunho la tomó rápido y con desesperación, temiendo que desapareciera.

Pero no lo hizo.

Ahí estaba.

Tomando su mano entre las suyas, Yunho sabía que era real.

-Jaejoong….- lo llamó, mirando a través de esas pupilas que ha anhelado ver desde hace tiempo, esos ojos que le decían cuánto lo amaba, y él de igual forma.

-Yunho…-Jaejoong le sonrió.

-¿Ahora que Yoochun hyung?-preguntó Changmin levemente.

-Parte de la maldición se ha roto, Hyun Joong nunca debía verlos juntos de nuevo…

-¿Nada más? ¿Así de simple?

-Así de simple…..ahora sólo deben ser uno de nuevo…

-¿Qué? ¿Cómo harán eso?

-Eres algo inocente, chico- sonrió Yoochun.

Jaejoong acariciaba las mejillas de Yunho, dejándolo abrazarlo posesivamente, como recordaba, fue cuando su mirada se posó en Hyun Joong, y una mirada de desprecio apareció en su cara.

Soltó gentilmente a Yunho y caminó hacia Hyun Joong, Yunho se quedó en la misma posición, de espaldas a Hyun Joong, sin creer del todo su felicidad.

Cuando Jaejoong llegó frente a Hyun Joong, lo miró con absoluto desprecio, tirándole en la cara las cuerdas que él llevaba cuando era halcón, las mismas que llevaba Yunho cuando era lobo.

-Jamás….-le dijo arrastrando las palabras, dando media vuelta para volver con Yunho.

Hyun Joong lo miró confuso al principio, pero después todo su odio de hace años volvió a él.

-Si no eres mío….no eres de nadie…-dijo incorporándose, con una daga en la mano lista para clavarla en Jaejoong.

-¡¡Yunho!!- gritó Yoochun.

Yunho lo sabía, Hyun Joong intentaría algo, así que ya estaba listo antes de que gritaran su nombre, giró velozmente y lanzó su espada con habilidad y certeza, Hyun Joong ni siquiera se acercó a Jaejoong, la espada lo atravesó sin darle la oportunidad.

Y aun muriendo lo único que hizo fue observar con lujuria a Jaejoong, quien ni siquiera volteó a verlo un segundo, llegando al lado de Yunho, tomándolo de la mano para salir de ahí.

…………………………………

-¿Qué harán ahora?- preguntó Changmin a Yoochu mientras veía alejarse a Yunho y a Jaejoong a caballo, hacia tierras desconocidas.

-Terminar de romper la maldición…- sonrió Yoochun.

La despedida no había sido tan difícil, volverían a verse algún día, Yoochun sabía que tanto Yunho como Jaejoong querían pasar tiempo juntos, solos los dos, viajar por el mundo, hacer lo que siempre han querido.

-¿Cómo harán eso?

-Ya te dije, deben ser uno nuevamente…-Yoochun sonrió mientras abrazaba por los hombros a Changmin y caminaba hacia su hogar.

Changmin no lo entendía.

………………………………


Yunho besaba a Jaejoong con súbita necesidad y pasión, y éste correspondía exactamente con la misma intensidad, no había manera de que sus labios se separaran, robándose el aliento y demandando más de cada sensación antes negada.

Porque que ambos fueran humanos nuevamente era algo que no iban a desaprovechar, tantos años les fue negado ese toque, ese calor, ese amor que ahora se encargan de revivir.

Recordando aquéllos días en que se confesaron su amor mutuo.



Yunho volvió a besarle al tiempo que deslizaba con cuidado esa camiseta oscura mientras le hacía estremecer a Jaejoong…

- Te Amo, Jaejoong… - susurró su confesión con algo más sentimiento que la primera vez, perdiéndose de nuevo en aquéllas pupilas que no le apartan la mirada, haciéndole estremecer.


-Yunho, te Amo…

Yunho sonrió feliz de escuchar esas palabras, besándole nuevamente, las ropas quedaron en el suelo abandonadas, se miraron nuevamente, como si fuera la primera vez, sonriendo mutuamente al explorar el cuerpo ajeno, redescubriéndose, recordando su otra mitad, fundiéndose nuevamente en un beso, uno que elevaba más allá sus temperaturas, que elevaba el deseo que creyeron jamás volverían a sentir.



Yunho comenzó un ligero movimiento que hacía rozar sus cuerpos, un movimiento que ambos extrañaban y anhelaban.

-Mhh… - arrancándose esos gemidos que no temían dejar salir, porque necesitaban escucharlos nuevamente.

Porque eso es hacerse el amor mutuamente.


Yunho saboreó esos montecitos sonriendo al escuchar los jadeos y gemidos que Jaejoong le regalaba, a él y nadie más que él, recostado sobre su cuerpo mientras besa porciones de piel por su cuello y hombros, mentón, los labios, el lóbulo…

-Mhh, Yunho…

Yunho tomó las piernas de Jaejoong elevándolas sobre sus hombros,dejando sus caderas elevadas a total disposición suya, y no tardó mucho en atacar ese pasaje que le pertenece sólo a él, que sólo él ha explorado.

- ahh,¡Yunho!- gemía sumergido en placer cada que esa lengua arremetía contra su entrada, haciéndole estremecer como siempre.

El rostro de Jaejoong se tiñó de carmesí debido a la excitación y la postura en la que se encontraba, porque era como la primera vez, tembló y gimió con sorpresa cuando Yunho succionó su intimidad, agregando dos de sus dedos que resbalaban con facilidad dentro y fuera, añadiendo sin dificultad un tercero, embistiendo con regularidad, moviéndose en círculos, saliendo y regresando cada vez con más fuerza.

- mhh, Yunho… ahhh


Yunho sonrió, era el momento, ambos lo sabían, apartó sus dedos y entrelazó sus manos con las de Jaejoong, besándole tiernamente, gimiendo ambos entre el beso cuando comenzó a introducirse, caliente y húmedo.



Yunho le sujetó por la cadera mientras lo atraía hacia él sin dejar de besarle, acariciando su espalada con amor y cariño, las piernas de Jaejoong se enredaron en automático sobre su cintura, abrazándose a él con los brazos sobre su cuello, esperando el momento para empezar a moverse.

Después de unos minutos fue el mismo Jaejoong quien comenzó a moverse, subía y bajaba autoembistiéndose, ambos lanzaron gemidos roncos, las oleadas de placer les hacía temblar, Yunho volvió a recostarlo en la cama, retomando sus movimientos, llevando el control, yendo cada vez más rápido, más fuerte, más profundo.

Jaejoong le atrajo en un abrazo, besándole nuevamente, pegándolo del todo a su cuerpo, cada vez Yunho dejaba embestidas más profundas, estaban cerca del final, lo sabían, sin dudar, Yunho llevó su mano entre sus cuerpos, estimulando a Jaejoong para finalizar juntos.

-¡Jaejoong!... – Yunho gimió justo cuando arremetía una última vez contra la intimidad de Jaejoong, derramándose en su interior, temblando ante la sensación vivida.

-¡Yunho!– Jaejoong sonrió al sentirle nuevamente en su interior, al sentirse a sí mismo entre sus cuerpos, manchándolos a ambos, sin importarles siquiera.

Yunho le besó nuevamente, sonriendo al sentir las manos de Jaejoong sobre su espalda, acariciándole con lentitud, aún con esos ligeros temblorcitos en sus cuerpos.

Estaban cansados, pero felices, sonriendo ambos como tontos al recostarse, abrazándose mutuamente, Yunho llevando contra su pecho a Jaejoong, susurrándole en su oído que lo amaba, recibiendo gustoso ese beso de Jaejoong.

Porque ahora la maldición…..

¿Cuál maldición?

Ya no existía tal cosa.

Fin

Nota: Espero que les haya gustado, este fic es como una adaptación de la película “El hechizo de Aquila”, tal vez algún@ ya la haya visto, ojalá les haya gustado.

8 comentarios:

  1. Anónimo1/02/2013

    muy bueno no hay nada mas que decir.... ^^

    ResponderEliminar
  2. waksdjasdkj esperaba que Yoochun le enseñara a Changmin como hacerse uno XD, see quería yoomin lo reconozco XD hyun joon ¬¬ malvado ser! ESTUPIDO! :D

    ResponderEliminar
  3. abigail ♡1/09/2013

    Wooo estuvo muy lindo
    Tanbiem esperaba que yoochun le enseñara min ^_^
    Estuvo muy lindo ⌒.⌒

    ResponderEliminar
  4. Me pareció estupenda~~..... y yo también quería q Yoochun l enseñara a ser 1 *^*
    sigue escribiendo así

    ResponderEliminar
  5. Anónimo1/15/2013

    q hermoso waaaa llore cuando escucho la voz de jae mmm hermoso no se si exista tal pelicula pero lo narraste muy bonitoooo hay*suspiro*kisiera un amor asi aunq no q hechizo tan feo y q bueno q murio mmmmy junsu?? ajjaj mentira estubo muy bonito y el LEMON ni q decir tan dulce y nada tosto aunq me lo imagine todo jiji

    ResponderEliminar
  6. que bello la verdad una historia tan tierna y llena de amor , me encanto gracias ^^

    ResponderEliminar
  7. Simplemente lo ame y mira que no soy fan del yunjae. Gracias por compartirlo.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo11/23/2013

    Que hermoso esta esté fic. Gracias.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD