Miradas cap 9

0 comentarios
- Que raro – Yunho suspiró mirando su teléfono móvil – no me ha llamado en todo el día.

Volvió a marcar el número de teléfono de Changmin pero seguía estando apagado. Por dentro se sintió bastante extraño, no era normal en su novio que se pasara todo un día sin darle una llamada de teléfono, sobretodo con lo curioso y preguntón que siempre había sido. Quizás era una de las partes que más adoraba de Changmin, por eso le extrañaba aún más esa situación, así que decidió no esperar más y se puso en contacto con sus amigos marcando el teléfono de Yoochun.

El pitido del móvil sonó unas tres veces mientras Yunho seguía esperando nervioso, pero por fin alguien le respondió al teléfono, haciendo que se sintiera mucho más aliviado.

- Gracias a Dios – lanzó Yunho en un suspiro.
- Dime Yunho – respondió Yoochun.
- ¿Está Changmin por ahí? Es que no he sabido nada de él en todo el día y me ha resultado raro.  
- Está en la cama – Yoochun suspiró – vino hace un par de horas, pero no se encontraba muy bien así que decidió irse a dormir.
- Entiendo, pero ¿está bien? – volvió a insistir el novio del joven.
- No creo que tenga más que un resfriado, así que tranquilo.
- Está bien, pero dile que me llame cuando se despierte, por favor – y nada más responde Yoochun, Yunho colgó el teléfono.

A través de la puerta de su habitación, Changmin pudo escuchar la conversación que su amigo y compañero de piso había tenido con su novio. No, no estaba dormido, y mucho menos enfermo, pero su mente quería morir justo en este momento después de lo que había pasado. Y no sólo quedaba el recuerdo de su mente, sino también el de todo su cuerpo. Un cuerpo que había sido violado a antojo de unos hombres que lo habían atrapado por completo sin ninguna salida. Se había metido en un agujero del que no iba a poder escapar, y lo peor de todo, si lo intentaba podía dar su vida por terminada, así como la de Yunho, su familia y sus amigos.

De sus ojos comenzaron a brotar unas lágrimas amargas que jamás creyó poder sentir, ¿cómo iba a plantarse de nuevo delante de Yunho sin que este se enterara? Ya ni siquiera podía imaginar como su novio le iba a volver a acariciar sin tener en su mente aquel maldito recuerdo, lleno de oscuridad con un hombre al que no conocía y el cuál sintió el mayor de los placeres corriéndose dentro de él. Su cuerpo había quedado marcado para siempre y seguramente Changmin jamás iba a poder olvidar aquella violación, pero sobretodo ahora tendría que aceptar que su cuerpo sería un juguete a antojo de otras personas sino quería que algo malo pasara.

Intentó cerrar los ojos y olvidar, pero seguramente la muerte sería lo más sencillo que podría aparecer en esos momentos, algo que no se iba a presentar tan fácilmente.

- Me odio – susurró entre lágrimas mientras apretaba el cojín de su cama con las manos – me odio, ojalá pudiera morir ahora mismo.

Y Changmin no cayó en la cuenta de cuando se durmió después de aquellas lágrimas.

Al día siguiente Yunho se levantó tal cual se había acostado la noche anterior, sin recibir noticias de Changmin. Se levantó lo más deprisa que pudo, para después ponerse su ropa deportiva y echar a correr mientras iba de camino a casa de Changmin. Apenas tardó una hora y media, y la verdad es que estaba deseando llegar allí para besar a su novio y darle los buenos días.

Una vez llegó, llamó a la puerta y le recibió Junsu, con claros síntomas de que se acababa de levantar. Yunho saludó a la vez que sonrió intentando evitar reírse a carcajadas por culpa del pelo que su amigo llevaba ahora mismo, además de que sus ojeras le daban un toque bastante cómico. El joven le invitó a entrar y después de que Yunho asintiera gustosamente con la cabeza, se dirigió hacía el salón para sentarse en el sofá. Segundos después apareció Yoochun por las escaleras, saludo a Yunho y le dio un beso en los labios a Junsu como muestra de buenos días.

- Changmin no se ha levantado aún, así que supongo que puedes subir a verle – dijo Junsu sonriendo.
- Gracias – Yunho asintió sonriente para después levantarse del sofá.
- Mientras tanto, yo prepararé el desayuno – añadió Yoochun.

Yunho sintió un aura en su interior que no le gustaba nada, era un sentimiento algo extraño pero el cuál ya había presentido antes, aunque al menos se esperara que no tuviera nada que ver con Changmin. Llegó hacía su habitación y llamó a la puerta sin obtener respuesta, así que decidió abrir la puerta poco a poco, para después colar su cabeza y descubrir que el chico dormía plácidamente. Realmente se veía bellísimo, algo que Yunho apenas pudo resistir, así que se acercó despacio hacía su cama y después se sentó con cuidado para acariciar el pelo de su novio y seguidamente darle un beso en la frente.

Lo notó algo más caliente de lo normal, lo que era lógico ya que le habían dicho que estaba enfermo. Changmin abrió los ojos poco a poco mientras intentaba que la luz no le molestara en ellos, lo que no esperaba ver es que Yunho estaba sentado justo a su lado, esperando porque despertara. Pero aquello no fue algo agradable para Changmin, sino más bien todo lo contrario, ya que el joven no se sentía preparado para hablar con su novio sobre lo que le había pasado, e incluso un beso le hacía volver a su mente todos los recuerdos de aquel maldito día. Yunho se extrañó porque el joven no le dedicó la sonrisa a la que le tenía acostumbrado, aquello ya se estaba tornando más que serio, así que se incorporó un poco pero no dijo nada, simplemente esperó porque Changmin respondiera.

- ¿Qué haces aquí? – se animó a decir.
- Pues, he venido a ver a mi novio. ¿Acaso no puedo?
- No dije eso – Changmin se rascó los ojos y se tapó un poco más con su manta – estoy enfermo, no quiero contagiarte.
- Como si eso me importara, podrías haberme avisado – refunfuñó Yunho aún sin intuir nada.
- Tampoco tengo porque contarte lo que hago cada segundo – la verdad es que Changmin no midió para nada esa respuesta.
- Oye, ¿Qué te pasa? – preguntó Yunho completamente extrañado.
- Nada, déjalo.
- Estás rarísimo, yo que pensé que me habías echado de menos – Yunho se lanzó a dar un beso al menor pero este le paró con la mano.





Aquella reacción fue completamente inconsciente, Changmin no pudo evitar ver la cara de su violador mientras Yunho se acercaba para besarle en los labios. Comenzó a sentirse realmente mal, pero cuando fue consciente de que estaba en la completa realidad fue consciente de que tenía que solucionar aquello fuera como fuera. Yunho no podía darse cuenta de nada, aunque a pesar de todo, ya era demasiado tarde para eso.

- Te dije que no quiero contagiarte – le dijo Changmin con una media sonrisa intentando disimular para convencer a Yunho.
- Y yo te dije que no me importaba.
- Ya, como no tienes cosas que hacer… - todo tenía que desarrollarse lo más normal posible – estás buscando trabajo, no puedes permitirte caer enfermo.
- Bueno, tienes razón – por suerte, Changmin había convencido a su novio.
- Menos mal…
- Pero – Yunho puso uno de sus dedos sobre los labios de Changmin – no pienses que te dejaré así por mucho tiempo, pienso poseer tu cuerpo en cuanto pueda.

Poseer su cuerpo… que difícil iba a ser eso ahora. Todo el cuerpo de Changmin se estremeció por completo nada más pensarlo, no quería imaginarse por nada del mundo tener a alguien de nuevo en su interior y más después de lo que había pasado, y lo malo era que por obligación iba a tener que permitir que decenas de desconocidos hicieran lo que quisieran con él. ¿Se podría considerar un engaño hacia Yunho? ¿Seria mejor dejarle para siempre? Se preguntó muchas cosas en apenas unos segundos y es que no era capaz de reaccionar de otra forma cada vez que pensaba en ello. Tarde o temprano Yunho querría hacerle el amor y él, él se sentiría la persona más ruin del universo y aun así, no sentía las fuerzas que tenía que tener para poder contárselo.

Simplemente intentó dejarse llevar para besar en los labios a Yunho dejándolo completamente perplejo, puesto que hace pocos segundos se había negado a darle un beso porque según él “iba a contagiarle”. Claro está, Yunho no pudo resistirse ante tal beso, llevó una de sus manos a la mejilla de Changmin para acariciarla y justo después de separarse le dedicó una sonrisa.

- Anda, vamos a desayunar – le dijo sonriendo mientras volvía a acariciar la cara de Changmin.
- ¿Lo está preparando Yoochun?
- Sí, dijo que no tardaría mucho. ¿Estás bien verdad?
- Ahora sí – inevitablemente, Yunho había conseguido que se sintiera mejor – ven.
- Dime – antes de que pudiera decir alguna palabra más, Changmin se tiró a sus brazos hundiendo su cara en su cuello.
- Te amo, gracias por estar aquí conmigo.
- No tenía nada más que hacer – bromeó Yunho – es broma, sabes que siempre voy a cuidar de ti pase lo que pase.
- Lo sé – y ojalá pudiera contarle toda la verdad, pero no podía.
- Sabes que si tienes algo que te preocupe, me lo puedes decir ¿verdad?

Changmin se quedó paralizado, era como si Yunho hubiera sentido algo en su interior indicándole que estaba mal, aunque en realidad no le extrañaba que pudiera hacerlo. Su relación era mucho más profunda de lo que siempre había creído así que era imposible que Yunho no se comportara de aquella manera. Changmin carraspeó y aunque tardó un poco en contestar dijo un “sí” que dejó a Yunho conforme después de un cálido abrazo. Después, este último se levantó de la cama de su novio y esperó para que este se levantara. En su interior sabía que Changmin escondía algo que ahora mismo no podía decir, así que tenía que darle tiempo, sólo eso.

Pero después de todo, nunca hubiera podido imaginar que lo que realmente le pasaba a Changmin era que su vida se había tornado tal y como era la de Yunho hace tan sólo unos días, y aquella mentira, iba a terminar por destruirles a ambos, al menos que le pusieran remedio.

Le ofreció su mano después de que se pudiera una bata para estar por casa y juntos bajaron hacía el salón donde ya les esperaba un rico desayuno junto a sus mejores amigos, Yoochun y Junsu, que ya hacía unos minutos que esperaban sonrientes a la pareja.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD