Cuando Dices Annyeong: Cap 3

0 comentarios
En la noche anterior, él lloraba sin cesar ante la idea de que no volvería a verle. Él se había ido para siempre. En cambio ahora estaba frente a él. De nuevo, frente a él.
Debía tratarse de un sueño. Por que aquello carecía de sentido ...
Sus labios se entre abrieron, abriendo su boca de par en par, al igual que sus ojos, al observar a Junsu tras la puerta al abrirla. Yoochun sentía que el aire había parado, y sus pulmones habían perdido su función.
— ¿Ah? Estas ocupado ¿cierto? — Junsu dio una sonrisa, y después movió su cabeza hacia arriba a la vez en la que se ponía de puntillas para poder observar el interior del apartamento que se encontraba tras Yoochun. Debía pensar que él no estaba solo ... — Me dijiste que viniera hoy, ¿Me habré equivocado? — pregunto Junsu volviendo la mirada al aun sorprendido e inmóvil Yoochun, quien no había sido capaz de ni tan siquiera pestañear.
La voz de Junsu, ahora sonaba similar al de una pequeña ave, tintineaba en sus odios dándole un sonido extraño y vibrante, como el de los pequeños pájaros. Incapaz de creer que estaba escuchando de nuevo aquel sonido.
Junsu adquirió en su rostro preocupación, elevo su ceja extrañado, y miro la extraña reacción de Yoochun. Que era invariable hasta que de pronto agarro la muñeca de Junsu con fuerza, en un solo y rápido movimiento.
— ¡Ah! ¡Yoochun! — Junsu se quejo, y al observar mas atentamente a Yoochun pudo percatarse de sus ojos lagrimosos. Estaban cristalinos, y parecían estar apunto de derramar un riachuelo de lagrimas. — ¿Que a pasado? — pregunto Junsu inocentemente.
Yoochun ya no entendía nada, solo era capaz de analizar que Junsu estaba allí, incluso a pesar de que ayer mismo estaba muerto, ya lo había asimilado, Junsu no estaba vivo en ese mes que había pasado sin él, pero de pronto estaba allí. Diciéndole que habían quedado. ¿Estaba volviéndose loco? ¿Era su imaginación? ¿Un sueño? Quizás, era una especie de espíritu, pero Yoochun no creía mucho en esa extraña posibilidad, y aun mas cuando agarro su muñeca, y pudo sentir aquella cálida piel, y la voz de su amigo quejarse.
— Dejame entrar — le exigió Junsu, parecía que su tono ya no era tan alegre como al comienzo, ahora estaba muy preocupado por la reacción de Yoochun. Así que de un leve y conciso empujón, Junsu se colo en el interior del hogar, observando lo solitario que este se encontraba. — Enserio estas muy extraño, dime que te a pasado .. yo te escuchare — le dijo Junsu mientras se introducía mas en la casa, intentando analizar si realmente estaba solo.

Yoochun apenas alcanzo a cerrar la puerta, estaba empezando a quedarse sin aire.
— Creí que te había encontrado en un mal momento, que estarías con alguna chica, quien sabe ... playboy — empezó a reír de aquella manera molesta cuando le dijo aquel extraño calificativo — A pesar de que habíamos quedado hoy... — hecho un ultimo vistazo a la habitación y volvió a la sala.
Yoochun andaba despacio y se introdujo en el apartamento, observo el pequeño calendario que se encontraba apoyado sobre la mesa del amplio salón. Este siempre estaba en el mes exacto, en cambio ahora cuando lo observo, el calendario estaba unos meses atrasados. Pero era algo imposible que se fuera a dormir y al día siguiente él hubiera amanecido en otra fecha, digamos que en el pasado .... Yoochun no podía creer tal cosa, a pesar de quedarse mirando aquel calendario que especificaba que estaba tres meses atrás.
Yoochun agarro su teléfono móvil y observo que la fecha que aparecía en el, era justamente el mes que indicaba el calendario. ¿Era eso posible? Dirigió de nuevo la mirada a Junsu.
— Ademas, e traído lo que me dijiste. — le continuo hablando Junsu, mientras extraía del pequeño bolso que traía unos cuantos folios, que Yoochun al observalos detenidamente se percato de que se trataban de partituras. De pronto sus ojos se abrieron de par en par <<. ¡Me acuerdo de este día! .>> pensó Yoochun con cierta euforia.
Si, recordaba aquel día, no tal y como estaba sucediendo en ese momento, pero si que recordaba aquel día en el que había quedado con Junsu para arreglar una de las canciones que había compuesto.
¿Así que aquella posibilidad de estar volviendo a revivir el pasado era posible? Todo parecía muy irreal, tan irreal como aquel día en el que observo el altar de Junsu y sus familia llorar, como ver a Jaejoong de aquel oscuro negro y ojos rojizos por el llanto.

El corazón de Yoochun empezó a empujar en su pecho como queriendo hacer un esfuerzo en vano por salir de él. Quizás tuvo algo que ver su reacción de anoche con aquel amanecer. Era la primera vez que había llorado desconsoladamente por Junsu, y se había enfurecido con él. Había tirado los álbumes que tenia en su estantería, y había roto su imagen. Le había preguntado si ya no iba a regresar, y había asimilado que Junsu había fallecido. Quizás todo aquel inusual sentimiento había influido en aquel paranormal día.
Junsu continuaba hablando sin cesar, pero Yoochun era incapaz de escuchar con claridad. El corazón retumbaba en sus oídos con tal fuerza que parecía dejarle sordo durante minutos. Tenia aquella enormes ganas de abrazar con fuerza el cuerpo de Junsu, hacerlo callar apretando sus brazos sobre su espalda y decirle lo mucho que lo había extrañado durante aquel tiempo, gritarle que era un maldito idiota, que había echo sufrir a tanta gente, y que su corazón no paraba de latir jubilosamente al volverlo a tener a su lado. Pero era incapaz de moverse, todo parecía dar vueltas y vueltas a su alrededor, como si estuviera montado sobre una atracción imaginaria.
— ¡Yoochun! ¡Ni tan siquiera me estas escuchando! — escucho por ultimo antes de ver todo completamente negro.

~~~~~~~

Se despertó de pronto. Sus ojos se abrieron automáticamente. Estaba extrañamente asustado cuando despertó, pero consciente.
— ¡Yoochun! Ya era hora de que despertaras ... ¡Me asustado!.— la voz de Junsu hizo eco en todo el hogar.

Estaba tendido en el sofá cuando despertó, sus ojos recién abiertos observaron a Junsu, estaba sonriendo, como de costumbre, aunque se le veía algo asustado.
Yoochun había deducido en el momento en el que se sintió tendido en el sofá que había sufrido un desmayo, no de aquellos en los que estas consciente, si no uno en el que te sumes completamente en la oscuridad.
Yoochun se sentía como recién despierto de un sueño, si no fuera por el fuerte dolor que sentía en la cabeza.
— Enserio, tu objetivo es preocuparme ... ¡Lo has logrado!. — continuo hablando Junsu, quien estaba de pie justo al lado de Yoochun, observándole de cerca — No solo te comportas extraño, también sufres un desmayo. Deberías haberte visto. Tu rostro ... iba palideciendo, y de pronto caíste como si trataras de una ligera pluma, ni tan siquiera me dio tiempo a sostenerte, caíste sin que me lo esperara, te distes un golpe en la cabeza cuando caíste ¿Estas bien? — pregunto, pero a Yoochun no le dio tiempo a contestar, pues Junsu retomo de nuevo la conversación — Estabas completamente desmayado, cuando quise moverte tu cuerpo era como el de una marioneta, enserio, te movías con mucha facilidad, así que hice lo que pude por tumbarte en el sofá ¿Estas cómodo? Debería traerte agua ¿No crees? Seguro no has comido. ¿Te doy algo de comer? — las preguntas de Junsu no cesaban, y Yoochun era incapaz de recopilar y contestar todas.
Observo de nuevo a Junsu, fijamente.
— Junsu — le llamo levemente. Junsu abrió sus ojos un poco más, y miro a Yoochun con la misma preocupación que antes.
— ¿Que? Dime ...— le pregunto.
— Junsu, ¿estas aquí? — Yoochun quiso saber si de verdad aquello no era un sueño, se había golpeado la cabeza y aun no había despertado. Seguía apareciendo Junsu. Y no quería que aquello desapareciera nunca. No quería despertar.
— Por supuesto, ¿donde iba a estar si no? — contesto Junsu, quien de pronto dio una sonrisa tan dulce y burlona que el corazón de Yoochun se paralizo por unos segundos.
— Entonces ¿No te has ido? — le pregunto.
— Nunca me e ido, Yoochun ... —
De pronto Yoochun sintió entre su felicidad un miedo atroz. Intuía que aquello se volvería un destino nuevo e inseguro para ambos …

Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD