Novio secreto - Cap. 9

2 comentarios
Todo fue en vano

Luego que Changmin se marchara, Jaejoong lloró mientras era consolado en silencio por Junsu, hasta que se sintió seco, no podía llorar más, las lágrimas ya no salían, pero su corazón estaba igual de destrozado. Su compañero de JYJ se apartó lentamente de él

¿Quieres explicarme lo que está pasando? —preguntó Junsu, Jaejoong negó

Ahora no Junsu —contestó seco, lo miró de reojo y se alejó hacia su habitación, Junsu fue tras él, mirándolo preocupado

Quiero ayudarte, solo dime cómo —dijo amable, acercándose a él, pero Jaejoong lo rechazó, mirándolo serio

Por favor Junsu, déjame solo —estaba cansado, suspiró, acercándose a su cama, se acostó como si no tuviera compañía, se movió hacia su costado

¿Cómo me pides eso cuando te veo sufrir así? No, eres mi amigo y te quiero mucho, no te dejaré solo ni te abandonaré —dijo decidido. Esta vez Jaejoong sonrió, sin ánimo

Changmin y yo nos amamos —confesó al fin —Hemos tenido una relación secreta hasta hace poco —suspiró, sintiendo que el corazón se le aceleraba— Lo nuestro ya no puede ser

¿Por qué? —preguntó indignado— ¿Acaso él te hizo algo terrible? —Jaejoong negó— ¿Alguien trata de separarlos? —esta vez Jaejoong no reaccionó— Entonces es eso —concluyó Junsu, poniéndose ceñudo, se cruzó de brazos —Por lo que vi, Changmin quiere seguir contigo ¿Por qué tú no?

Para protegerlo —respondió seco, tragando después saliva

¿De qué? O ¿De quién?

No lo sé

¿Cómo no lo sabes? —preguntó confundido, se acercó a la cama y se sentó a su lado

Alguien me ha estado mandando anónimos, y parece que a Changmin también, aunque él no me lo dijo directamente —explicó molesto, odiaba la sola idea de saber que estaban tratando de sacar provecho de su relación

¿Chantaje? ¿Quién está haciendo semejante cosa?

Ya te dije que no lo sé

Y si Changmin no te lo dijo ¿entonces quién?

Yunho —respondió seco de nuevo, Junsu lo miró mucho más confundido

¿Yunho? —preguntó por inercia— ¿Entonces él sabe que eran pareja? —Jaejoong afirmó

Vino aquí, me pidió que dejara a Changmin

¡Ese bastardo! —enojado se puso de pie, colocándose las manos en la cintura, Jaejoong lo miró y negó con su cabeza

Solo está protegiendo a Changmin y lo entiendo —excusó a su antiguo compañero

No lo defiendas —dijo indignado— Él siempre cree que puede controlarlo todo —criticó molesto, Jaejoong no lo contradijo, pero tampoco apoyó su discurso

Eso ya no importa Junsu —suspiró y se agarró con fuerza de las sábanas— Changmin y yo no podemos volver a estar juntos —cerró sus ojos y algunas lágrimas se deslizaron por su rostro, Junsu se volvió acercar a él, se sentó a su lado y estiró su mano para acariciarle el cabello

¿Por qué? Haz una denuncia

Eso pone en evidencia todo ¿Qué dirá la sociedad cuando lo sepa? Dos hombres… y más que eso, integrantes de grupos top, no quiero ni imaginarlo, no quiero exponerlo al repudio público, jamás me lo perdonaría —sollozó— Tú y Yoochun también se verían afectados, no quiero eso para nadie, así que tomé una decisión

¿De qué hablas? Que se jodan los demás —dijo decidido— ¿Cuál decisión?

Apliqué los exámenes —confesó

¿Exámenes?

Para el servicio militar, estoy esperando que me den la asignación, apliqué para servicio activo

¿Hablas en serio? —Jaejoong asintió

Espero en ese tiempo, Changmin se olvidé de mí, cuando yo salga es probable que él esté por entrar, en total serían casi cuatro años separados, eso debe bastar para que ya no me ame —explicó convencido, pero Junsu negó, no lo creía

Eso no pasará, Changmin es obstinado, y pude además darme cuenta de lo mucho que te ama, de lo desesperado que estaba, ¿de verdad crees que el amor verdadero se olvida en un par de años y con el distanciamiento? ¿Lo olvidarás tú?

Basta Junsu, no me atormentes —gimoteó, cerrando otra vez los ojos

Estás equivocado Jaejoong —el mencionado lo miró otra vez, sin entender— Esa separación estratégica solo los lastimará más. Hacer caso de amenazas y chantajes solo hará que el dolor sea más grande para todos. Tienes que reaccionar —regañó, impaciente, Jaejoong lo miró muy sorprendido, no había pensado en el grado de madurez de su amigo, hasta que pudo oírlo hablar así

Junsu —murmuró su nombre y no respondió

Aunque creas que estás actuando correctamente, te darás cuenta después que no es así, por eso es que prefiero ayudarte ahora —dijo con determinación

¿De qué hablas? —preguntó confundido

Kim Jaejoong, no permitiré que eches a perder lo mejor que te ha pasado —dijo sonriente, alejándose de la cama, su amigo estaba muy confundido y no terminaba de entender

¿De qué hablas?

Confía en mí —cerró un ojo a su amigo, luego salió de ahí, dejándolo peor de confundido


Kyuhyun abrió la puerta de su casa tras oír el timbre, aquel día no tuvo actividades individuales o en grupo. Del lado del pasillo estaba Changmin, se veía decaído y eso lo sorprendió

Changmin —musitó con preocupación— Pasa

Changmin entró en el departamento y al cerrarse la puerta suspiró, luego miró a su amigo

¿Qué tienes?

No sé por qué vine —respondió, casi temblando— Mejor me iré a casa

No, te veo muy mal, ven —estiró su mano y agarró la muñeca de Changmin, lo llevó a la sala y lo sentó, sentándose a su lado y le soltó la mano— Desahógate

Siento un vacío…

¿Vacío? ¿Quieres que te prepare algo de comer? —el aludido negó

No es eso —sonrió nervioso— Siento… que no puedo respirar… —angustiado se tapó la cara con una mano y comenzó a llorar. No pudo hacerlo cuando abandonó el departamento de su ex amante, pero ahora no podía contenerse, con la otra mano se tocó el pecho, sintiendo que se ahogaba

Changmin estás asustándome —preocupado se puso de pie y se acercó a Changmin, abrazándolo fuerte, en tantos años de conocerlo nunca lo vio así de mal


El Presidente de C-Jes miró de nuevo aquella carta, llegada apenas unos minutos a las oficinas de la empresa, impresa de computadora, sin remitente y entregada por un simple mensajero ajeno a ese persistente y despreciable chantaje

“Es verdad lo que dicen por ahí: La tranquilidad no tiene precio. Tenemos mejores fotos, más nítidas, es Shim Changmin el amante, pueden verlo con claridad, así lo verá la prensa. Ni siquiera Dispatch tiene algo así” —leyó por cuarta vez, bajó la hoja y miró a su asesor de prensa— No hay duda, es alguien cercano a ellos, o que tal vez alguien que lo fue y quiere cobrarse

Pienso lo mismo —asintió, acomodando los lentes sobre su nariz— Saben que ese sujeto es el amante de Jaejoong

Solo nos mete en problemas —suspiró sonriendo— Pero sin ellos no somos nada, más del setenta por ciento de nuestros ingresos son debido a ellos. Tenemos que protegerlos, nos protegemos a nosotros a la vez —el asesor asintió— Jaejoong metió su solicitud, presentó los exámenes y estamos en espera de asignación y fecha

Eso nos da tiempo, pero siguen teniendo fotos pasadas, que se enliste solo es una solución temporal ¿no es así? —el presidente de la empresa asintió

Pero así nos ocuparemos nosotros y no él ¿Qué sabemos del tal Changmin? Que ni él ni su empresa nos importen, nuestra prioridad es Jaejoong —dijo sonriendo, el otro se quedó serio un momento

Creí que se reunió con ellos

Así es —afirmó— ¿Y crees que a ellos les importa Jaejoong y nosotros? Esa reunión no fue más que una formalidad, también le darán prioridad a su artista, es natural. Debemos actuar por separado, de eso no hay ninguna duda

Entiendo —dijo solemne— Me preguntó que sabemos del otro —pensó unos momentos— ¿Lo usará de señuelo? —el presidente negó

No entiendes, no busco hacerle daño, solo te dije que nuestra prioridad es Jaejoong ¿comprendes? —el otro afirmó— Pero es bueno saber que podemos usar de ventaja

Entonces propongo que usemos a Park Yoochun —dijo el asesor de prensa, el presidente arqueó ambas cejas

¿Usar?

Perdón, eso sonó terrible —sonrió nervioso— Quise decir que aprovechemos para saber más del otro chico

Entiendo —asintió, serio— No hay otra forma, parece algo despreciable, pero tenemos que apelar a nuestros propios intereses, siempre. Has sido de excelente ayuda

Gracias señor

Mereces un aumento, me agrada tu trabajo —sonrió convencido, el otro también— ¿Por qué no contactas a Yoochun y vamos los tres a cenar?

Sí señor

Puedes retirarte —hizo seña con su mano, el otro hizo una reverencia y salió de la oficina, al cerrar la puerta se giró hacia atrás un poco y sonrió ampliamente, alejándose después


Kyuhyun vio a su amigo acostado sobre el sillón, dormido. No volvieron hablar, tras llorar ahogadamente se quedó dormido, llevaba más de media hora así, el miembro de SuJu suspiró, angustiado de verlo tan mal

¿Qué te pasó? ¿Por qué no me dices nada? —pensó, acercándose al sillón, se agachó al costado de este, de cuclillas y con su mano acarició el cabello de Changmin, sonrió, mirando su rostro, se detuvo en sus labios y tragó saliva— ¿Qué diablos estoy pensando? —asustado se puso de pie rápido y se alejó de él.


Junsu fue a casa de su hermano, después de haberle hablado por teléfono, él lo esperaba y cuando lo vio se saludaron con un abrazo, lo invitó a pasar

Sonabas muy serio al teléfono —dijo al darle un vaso con agua, Junsu bebió

Es por Jaejoong —volvió a beber— Está pasando un mal momento, quiero ayudarlo

Ya veo, pero ¿yo para qué soy bueno?

Quiero que me ayudes a investigar algo

¿Investigar? —preguntó intrigado, su hermano asintió

Tengo muchos pendientes en la agenda, pero quiero ayudar a Jaejoong, además tú tienes muchos amigos dentro de la prensa —explicó, acabándose el agua después

Sí, solía tenerlos, pero estoy un poco alejado de eso, mi estadía en Japón no ayudó a mis relaciones aquí

Lo sé, pero estoy seguro que podrás ayudarme —dijo haciéndole ojitos de súplica a su hermano, Juno rio y asintió

Por mi hermano haré todo lo que pueda, ahora explícame bien —contestó por fin y Junsu sonrió amplio

Kyuhyun salió rápido de su habitación al oír el timbre, abrió y vio a Yunho en la puerta, sonrió, haciéndose a un lado para que pase, Yunho entró pero no vio a su compañero

Gracias por venir —dijo apresurado el miembro de SuJu—Está acá —caminó a la sala y señaló el sillón donde dormía Changmin

Yunho se acercó y lo vio acostado, dormido tranquilamente como bebé, sonrió con ternura, luego miró a su compañero de agencia

Gracias por avisarme pero ¿Qué quieres que haga?

No sé qué tiene, vino y comenzó a llorar, nunca lo vi así, pensé que tú sabrías lo que le pasaba ¿lo sabes? —Yunho negó, fingiendo demencia

¿Está bien si me quedo hasta que despierte? —Kyuhyun asintió

Saldré para que tengan privacidad, no me quiso decir nada, supongo que no lo hará de todos modos

Gracias —contestó Yunho sin indagar en nada

Te quedas en tu casa, Changmin tiene copia de mi llave, adiós —sonrió amable y Yunho le correspondió

Nos vemos —dicho eso Kyuhyun se fue, Yunho miró de nuevo a Changmin y suspiró— Supongo que te viste con él, tal vez te rechazó y por eso estás así ¿Me equivoco Changdolly? —musitó mientras lo miraba dormir, sentía un poco de culpa, pero seguía decidido a creer que era lo mejor


Yoochun llegó al restaurante que le indicaron, un lugar muy exclusivo al que no cualquiera tenía acceso, ya que no podían entrar las fans y stalkers solían usarlo para reuniones importantes. El presidente de Cjes y el asesor de prensa se pusieron de pie para saludarlo, después los tres se sentaron

¿Y bien? No me quedó claro por qué esta reunión ¿Jaejoong y Junsu no vienen? —el presidente negó— ¿Algo está mal?

Lo que ya sabes. Volvimos a recibir una carta anónima —informó, al oír eso Yoochun golpeó con su puño la mesa

No es posible, esa gente es basura —los otros dos asintieron— ¿Cuál es su afán de joder?

El dinero Yoochun, siempre es el dinero —dijo el presidente, Yoochun echó una mirada rápida al asesor de prensa, por alguna razón no confiaba en él

¿Tenemos que hablar esto frente a él? —el asesor lo miró con seriedad, pero en el fondo de sus ojos se veía que aquello no le agradó— No es nada personal, disculpa

Lo entiendo —respondió seco, luego acomodó sus lentes

Yoochun, en estos momentos él y nuestros asesores legales van a ayudarnos, sabes que lo único que queremos es protegerlos a ustedes —el aludido asintió— Ahora, en estas cartas se menciona directamente a Shim Changmin, Jaejoong nos lo ha confirmado, pero no ha dicho nada más, necesitamos más información

¿Información? —preguntó con sospecha

Este chico… Changmin… ¿Qué clase de persona es? —preguntó el asesor, pero Yoochun no dejaba de mirar al presidente

¿Qué quieres que te diga? ¿su personalidad?

No, primeramente ¿es de confiar?

¿Confiar? ¿para qué quieres saber eso? —dijo mirando al asesor por fin, él asintió

¿Hay algo en él que se pueda usar como distractor? —preguntó serio, Yoochun agudizó la mirada, frunciendo el entrecejo— No me malinterpretes —dijo el asesor, sonriendo— Si esta persona hace realidad sus amenazas, queremos que haya “coartada” para desmentirlas ¿entiendes?

No, no lo entiendo —respondió Yoochun, miró de nuevo al presidente, él había estado callado en todo ese tiempo, solo mirándolos a los dos

Yoochun —intentó hablar y fue interrumpido

Ustedes quieres que haya algo “malo” en Changmin para revelarlo si lo de Jaejoong sale a la luz ¿es así? —hubo silencio, Yoochun se cruzó de brazos y apoyó la espalda sobre el sillón

Es muy importante que…

No lo haré —interrumpió al asesor. El presidente y el otro lo miraron con seriedad— Changmin es… no, fue mi amigo, no les diré nada que le perjudique —dijo convencido y molesto, el presidente sonrió

No quisimos ofenderte —se disculpó agachando la cabeza, el asesor bufó tenuemente— No queremos que nos des armas para aniquilarlo, solo es sacar la verdad en caso que se necesite

¿Y creen que Jaejoong se los perdonaría?... Él es mi mejor amigo, no lo lastimaré, aunque incluso yo no estoy de acuerdo con esa relación, pero de eso a lastimarlos, jamás lo haré, menos para darle gusto a la prensa sucia —dijo mirando al asesor, si antes no confiaba en él ahora menos— Lo siento pero, debo retirarme —se puso de pie, acomodando su ropa

¿No cenarás? —preguntó el presidente

Perdí el apetito, me retiro —contestó enojado, luego se marchó

El presidente de Cjes y el asesor de prensa se quedaron callados unos momentos

Fue mala idea después de todo —dijo el presidente, sintiéndose incómodo— Creo que tu aumento tendrá que esperar —dijo antes de ponerse de pie— Cena, que hagan la factura a nombre de la agencia —sin decir más se levantó y marchó

Maldita sea —bufó enojado— Ese estúpido, algún día me vengaré —musitó, pensando en aquella mirada de Yoochun, nunca lo olvidaría.

El presidente de Cjes salió del restaurante y esperó por su auto, ahí estaba Yoochun también esperando al vallet parking mientras se fumaba un cigarro, el hombre se colocó a su lado

No me agrada —dijo Yoochun inquieto, miró luego al presidente

Solo hace su trabajo —justificó, pero Yoochun negó

Hay algo en él que no me gusta ¿hace cuánto que lo contrataste?

Medio año, me lo recomendaron —respondió serio— Y sabes que siempre me hacen buenas recomendaciones

Esta vez no —negó Yoochun, luego dio la última calada antes de tirar el cigarro

Pareces muy seguro

Lo estoy —volteó a verlo y le sonrió— Hasta luego —llegó su auto y avanzó hacia él, enseguida se subió y se fue

¿Debo creer en su instinto? —pensó el hombre, luego sonrió confundido


Changmin abrió los ojos poco a poco, comenzando a ver borroso, talló sus ojos mientras metía la mano al bolsillo de su pantalón, extrajo el celular y vio que eran casi las once de la noche. Se sentó en el sillón y abrió de nuevo los ojos, sorprendiéndose de ver a Yunho en casa de Kyuhyun, estaba sentado en una silla (frente a donde él durmió), la que naturalmente movió para poder verle, estaba dormido, con los brazos cruzados al pecho, la cabeza agachada al frente y las piernas abiertas

Ese bastardo de Kyuhyun —susurró rascando su cabello, se puso de pie y avanzó a la habitación principal, su amigo no estaba ahí, tampoco en otro sitio, entendió lo que pasaba

Changmin miró de nuevo a Yunho y suspiró, negando con su cabeza, desaprobándolo

Sé que le preocupo pero ¿Por qué es tan entremetido? —enojado se acercó a la silla y le tocó el hombro, moviéndolo fuerte, Yunho abrió los ojos y lo miró

Changmin —bostezó— ¿Cómo estás?

Me largo a casa —contestó sin responder la pregunta

Espera —Yunho se puso de pie y lo jaló del brazo— ¿Lo viste de nuevo?

¿Qué te importa? —contestó enojado, jalando su brazo— Ya hiciste demasiado, ahora déjame en paz —dio la espalda y avanzó a la puerta

Changdolly

¡No me llames así! —gritó furioso, mirándolo, Yunho contuvo el aliento— ¿No entiendes lo difícil que es para mí verte e intentar no odiarte?

Perdóname —dijo Yunho, cabizbajo— No te contengas, ódiame, me lo merezco —agachó la cabeza, Changmin lo miró con resentimiento

No necesito odiarte, con lo que te odias en estos momentos es suficiente —sonrió con sarcasmo y se fue de la casa de su amigo sin dejar la llave, Yunho levantó la cabeza y suspiró

Espera —corrió hacia la puerta tras él, alcanzándolo cuando abría la puerta de su departamento, ya que era vecino de Kyuhyun, antes que la cerrara impidió que lo hiciera y entró por la fuerza, Changmin lo miraba muy enojado

Vete —ordenó, señalando la puerta abierta, Yunho negó. Changmin aventó la puerta y la cerró, avanzando a la cocina, tenía sed

No podemos seguir así —dijo preocupado— Changmin, entiende mis razones y entiende lo malo que era eso

¿Qué Jaejoong y yo nos amemos es malo?

Sabes que hablo de lo que pasaba a su alrededor

No tendré esa discusión otra vez, ahora vete —señaló otra vez la puerta, desde la entrada a la cocina— ¿Qué esperas?

Está bien —dijo Yunho, llamando su atención— Búscalo, ruégale, vuelvan. Cuando esas fotos salgan a la luz ¿te sentirás bien arruinándole la carrera al hombre que amas? —preguntó enojado, Changmin se quedó callado— Este país no es Canadá, no puedes salir del clóset con naturalidad y casarte legalmente, aquí los señalarán, los juzgarán y los harán pedazos ¿puedes con eso? —cuestionó alzando más la voz, Changmin tragó saliva

Yo…

Si hubieran querido hacerlo público lo habrían hecho desde el inicio, si tú y Jaejoong lo han mantenido en secreto es precisamente para evitar el escándalo ¿no es verdad? —Changmin tragó saliva, aturdido— ¿Es la forma correcta de ser libre? ¿Dejándose chantajear así? Piensa como el hombre maduro que eres, no como el adolescente caprichoso que no eres, Jaejoong lo entendió, por eso se alejó de ti, antes que vivir una utopía que los lastime, decidió algo más realista para ti, para que tuvieras tranquilidad, una vida normal, ¿así se lo pagas?

Tú no entiendes —agachó la vista, olvidando que tenía sed

¿Crees que nunca me he enamorado? —Changmin levantó la vista de nuevo— El verdadero amor conoce de sacrificios, si de verdad lo amas, protégelo como él te está protegiendo a ti —ahora él tragó saliva, esperando la reacción de Changmin

¿Soy egoísta? —preguntó para sí, luego miró hacia Yunho— ¿Soy egoísta?

Changmin…

Es verdad que quiero protegerlo, pero también quiero amarlo ¿dices que es una utopía intentar ambas cosas? —Yunho asintió

Si no lo fuera, nadie estaría ahorita usándolo en su contra —explicó, Changmin suspiró

Me niego —movió su cabeza a los lados— No tiene por qué terminar así

Entiéndelo Changmin, él ya lo entendió, por eso te dejó, yo no lo obligué, deja de culparme, aunque asumo la parte que me toca —dijo convencido

Hubo un gran rato de silencio, Yunho suspiró, sintiéndose cansado

Me voy, por favor reflexiona, dejarse fue lo correcto —sonrió y caminó a la puerta

Gracias —dijo con voz bajita, pero Yunho alcanzó a oír y sonrió— Pero sigues siendo un entremetido —regañó enojado, Yunho asintió

Nos vemos la próxima semana —se despidió y salió del departamento

Odio sentir que tiene razón —negó copiosamente— Pero no renunciaré a Jaejoong para siempre, cuando finalicemos nuestros servicios ya nada importará, que nos corran del país si es lo que sigue —pensó determinante, mostrando su primera sonrisa sincera desde que su amante lo abandonara en una fría cabaña.

Días después...

Jaejoong entró al edificio de su compañía, le habían llamado porque a esa dirección llegó su carta de aceptación al servicio. Cuando la abrió vio que su alistamiento era más pronto de lo que imaginó, haciéndolo sentir nervioso

¿Te tocó buena zona? —preguntó el presidente de cjes, Jaejoong se encogió de hombros con indiferencia

Supongo, no está en la frontera con los del Norte —contestó sin ánimos

Tendrás tus últimos conciertos y luego entrarás, debes sentirte ansioso —Jaejoong negó

No lo estoy, pero si pido que no haya evento, quiero irme en silencio —pidió encarecidamente, el presidente asintió

La puerta de la presidencia se abrió, entrando el asesor de prensa, él y Jaejoong cruzaron miradas, luego se saludaron inclinando la cabeza al frente

Justo llegas —sonrió el hombre— Ya tenemos fecha, informa a los medios, será una entrada en silencio —el asesor asintió— Llegaron unas revisiones editoriales, ¿puedes verlas? Se publican en quince días

Sí señor —se acercó al escritorio, tomó los papeles y se fue

¿Trabaja bien? —el presidente asintió

Es eficaz —contestó convencido

Jaejoong no le tomó importancia, miró de nuevo la carta de aceptación y recordó un viejo momento, cuando en su anterior grupo los cinco hablaban sobre hacer el servicio juntos, sonrió con nostalgia y pensó en Changmin, en las ganas que tenía de verlo

¿Pasa algo? —al oír la voz del presidente, Jaejoong levantó la cabeza y negó

Me voy

Está bien, cuídate

Gracias —contestó triste, luego salió de la oficina, en el pasillo se topó con el asesor de prensa, no volvieron a saludarse

Jaejoong subió a su auto y antes de encenderlo, sacó su celular, tomó una foto de la parte de la carta donde estaba la fecha y hora, luego envió esa foto a un grupo de Line donde estaba con Junsu y Yoochun, suspiró sin ánimo, dejó la carta en la guantera y miró otra vez el celular, en los contactos, el nombre de “Monstruo come galletas” seguía ahí, acarició la pantalla y se mordió con fuerza el labio, moría de ganas por llamarlo, oír su voz, su respiración, saber que aún existía, que no fue un triste sueño

Tanto amor, tantos besos, tantas caricias ¿Todo fue en vano mi amor? Te extraño —aguantó las ganas de llorar y dejó el celular, comenzando a conducir, mientras pensaba en lo cerca que estaba de entrar al servicio militar, esperando que dentro pudiera ocupar su mente en otras cosas, porque desde que dejó a Changmin moría cada día.

Nota de autor: Nuevo capítulo, lleno de ¿revelaciones? bueno, solo un par jeje. Dejen sus comentarios por favor. Gracias por leer, soy muy feliz, hasta el próximo capítulo

2 comentarios:

  1. Diablos! esto cada vez más intenso, quién es la persona que está detrás del chantaje? y me caga que Jaejoong sea tan débil, pelea por Changmin, él está peleando por ti :(

    ResponderEliminar
  2. Oh no. Lo leí todo. Necesito que lo continúes es muy importante. Hace mucho no me gustaba así un fanfic JM. Lo hiciste muy bien, me gusta mucho la trama y la forma en la que escribes. Especialmente como expresas lo que siente cada personaje en este momento aunque me rompa el alma <|3.
    Estaré esperando una actualización por favor.<3
    Necesito más momentos felices con estos dos (smut también ahv).

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD