Sociedad - Cap. 3

2 comentarios
Sentimientos encontrados


Me despiertan unos murmullos y ruido en general, me siento en la cama mientras froto mis ojos e intento entender lo que dicen al otro lado de la pared.

-Aah~… Hyukie- Me sobresalte al escuchar eso… e-eran… ¿gemidos?

-Mmmmnh Hae, eres delicioso…

- Oh… Eunhyuk… ah…

No podía ser, estaba en el cuarto de invitados, alado del cuarto de Hae en donde ahora mismo estoy más que seguro que se estaban “dando amor”.

-Ahí… aaa Eun~

Eso era mucho, me levante y salí de la habitación, directo a la cocina para preparar el desayuno, tal vez así olvide todo lo que he escuchado. Ayer vine a casa de Donghae, solo para cenar, pero al final terminamos desvelados por platicar de nuestras vidas, por esa razón me quede en su casa. Comienzo a preparar el desayuno mientras pienso que hare hoy. Toda la noche pensando en eso, haría lo que Sungmin me dijo. Era tonto y arriesgado pero era verdad que quería tener de nuevo esos labios sobre mí. Recordé todas sus caricias y el beso que me dio. En serio quería sentir todo eso de nuevo.

-¡Oh! Ja-jaejoong… que sorpresa… eeeh acaso ¿tu?…- Eunhyuk había entrado a la cocina, solo en bóxer mientras me miraba con la cara toda roja

-Bueno días Eunhyuk ¿mañana movida?

-N-no es… ¡no es lo que parece!- Negaba con sus manos y se sonrojaba demasiado

-Claro-Y comienzo a reír bajito

-¿E-estuviste toda la noche aquí?- Me pregunta mientras toma un vaso con agua

-Pues sí, ¿Donghae no te dijo?, él fue el que me invito a su casa- Me doy la vuelta y sigo preparando el desayuno

-Lo siento hyung… perdón si… te despertamos

-Jajajaja… no, perdón a mí, por venir a hacerles mal trio jajajaja

-¡Aish!, Eunhyuk, porque tardas… ¡oh! Jae ¡ya estas despierto!- Ese era Donghae, el cual venia entrando a la cocina, igual que Eunhyuk, solo tenía bóxer

-Sí, con tantos ruidos no se puede dormir bien- Al soltar mi comentario, los dos inmediatamente se sonrojaron de sobremanera

-Jajajaja… bueno, ya que están abajo ¿qué les parece si desayunamos juntos?

-E-está bien- Donghae se acercó a ayudarme

Donghae y yo tomamos todo y lo llevamos a la mesa. El desayuno, se podría decir que fue tranquilo, por no decir que estaban de sobra los comentarios sobre la noche y mañana “movida” que habían tenido estos dos. Una vez terminamos llevamos todo y lavamos los platos mientras Eunhyuk tomaba un baño.

-Hae, ¿podrías prestarme ropa para hoy?- Le pase el ultimo traste limpio

-¡Claro!- Lo tomo y comenzó a secarlo

-Gracias

-Oye… discúlpame, por mi culpa te tuviste que quedar anoche y ahora pasaste por todo esto, perdón- Me decía mientras bajaba la cabeza un poco avergonzado

-No te preocupes, no fue nada- Palmee uno de sus hombros

-¿Enserio?- Me miraba con una sonrisa

-Enserio

-¡Chicos! ¡El baño ya está desocupado!- Nos gritaba Eunhyuk desde el baño

-¿Te parece si entro primero?- Le pregunte mientras comenzaba a caminar

-Si no hay problema, dejare la ropa arriba de tu cama ¿de acuerdo?

-Vale, gracias Hae

Subí las escaleras, tome una toalla y entre al baño. Mientras lo hacía pensaba en mi “plan”. Así es toda la noche pensé en que debería hacer para poder decirle a mi profesor que me gustaba. Pase las ideas de mandar a alguien o decirle yo mismo, ya que no podría, por eso opte por la solución más fácil: una carta. La escribiría hoy, en algún momento libre que tenga y se la dejare en su salón. Si sonaba muy infantil, pero para mí, era la mejor opción. Salí del baño con una toalla envuelta en mi cintura y camino hacia mi cuarto. En el camino me encontré a Donghae. Iba a pasar a su lado, pero me detuvo sosteniéndome por el brazo.

-Ah, Jae… ¿qué es eso?- Me preguntaba mientras se acercaba a mi

-¿Qué es qué?

-Esto…-y comenzó a frotar una parte de mi cuello-¡Ah! Es… ¡es una marca de beso!

-¡¿Qué?!- Me solté de él y camine en dirección a mi cuarto. Me mire en el espejo y efectivamente, tenía una marca en mi cuello-*¡Ah! ¡Estúpido profesor! Tenía que dejarme marca*- Pensé

-Jajajaja anda Jae, ya tienes pareja ¿y no me lo has contado?

-N-no la tengo

-Claro~… en fin, ya después me dirás quién es. No demores en arreglarte porque si no llegaremos tarde a la escuela- Me dijo mientras salía

¿Y yo? Bueno yo no cabía de vergüenza, ahora ya no sabía cómo iba a tapar esa marca. Vi la ropa que me dejo Hae, pantalones cortos, camisa con cuello V y una sudadera. Hoy sería un día caluroso, pues sin importar que, no me quitaría la sudadera. Termino de arreglarme y de asegurarme que no se vea nada de la marca. Una vez listo salgo para esperar a los chicos en la sala. No tardaron demasiado y salimos los tres camino a la escuela. Estábamos a unos metros de la puerta cuando se escucharon gritos y alboroto. Nos acercamos, era una pelea. Cuando por fin pudimos visualizar a los causantes de dicha pelea, me sorprendí. Yoochun y Changmin, se estaban golpeando.

-¡Tu, maldito!- Le gritaba Changmin mientras le soltaba un golpe a Yoochun

-Chicos deténganse!- Gritaba desesperadamente Junsu, el cual era abrazado por Sungmin. Pronto entraron Yesung y Kyuhyun a separarlos, no lo dude e igualmente entre.

-Por dios, ¡Yoochun tranquilízate!- Le gritaba Yeye mientras lo tomaba por la espalda. Yo me acerque a Changmin, que siempre es el más difícil de controlar.

-¡Suéltenme!... ¡ese idiota!- Min se movía demasiado, intentando zafarse

-Ya cálmate Changmin-Le decía Kyu mientras lo jalaba de los brazos, me acerque más a él y me pare frente a el mientras lo empujaba por el pecho

-¡Detente Changmin!... es tu amigo…

-Ese maldito no es mi amigo

-¡Eres un cobarde Changmin!- Le gritaba desde lejos Yoochun

De un momento a otro, Changmin se soltó del agarre de Kyu y a mí me empujo, tirándome obviamente, al suelo. Sin pensárselo dos veces fue y golpeo a Yoochun el cual todavía estaba agarrado por Yesung. Los dos cayeron al suelo y Changmin tomo a Yoochun por el cuello de su camisa. Cuando estaba dispuesto a soltar otro golpe, alguien lo detuvo. Era el profesor Yunho.

-¡¿Se puede saber que hacen aquí?!- Grito fuertemente el profesor mientras todos salían corriendo, de entre la tribuna aparición Leeteuk y… Siwon.

-¡¿Chicos que les pasa?!- Gritaba el profesor Leeteuk mientras levantaba a Yoochun

Siwon, que hasta el momento solo había recogido a Yesung y veía todo el alboroto, volteo su mirada y me vio. Yo aún seguía en el suelo, pues la caída me había dolido, pero no tanto como el comportamiento de mis amigos. Lentamente se fue acercando hasta que se agacho para estar a mi altura.

-Oye, ¿estás bien? ¿Te lastimaron?- Me preguntaba mientras me tomaba del brazo

-Yo… yo, me caí- Evite su mirada

-Ven, te ayudo- Se levantó y tendió una mano para ayudarme

-Gracias- Tome su mano y no pude evitarlo, me sonroje. Era inevitable pues al ver esos oscuros ojos, perdía todo el control sobre mí. Ya me había levantado pero al caminar me dolía mi brazo y mi rodilla izquierda.

-¡Auch!... e-espera- Le dije mientras me sujetaba fuertemente de su brazo

-¿Que paso? ¿Qué te duele?- Me hablaba preocupado mientras revisaba todo en mi

-Mi brazo… y mi rodilla- Se volteo e iba a bajar el cierre de la sudadera cuando alguien lo detuvo

-Señor Choi, ya se puede ir a clase

-Es que mi compañero…

-No se preocupe, yo me encargo de el- Le decía el profesor Yunho mientras lo apartaba de mi

-De acuerdo… lo siento Jae, cuídate- Me dio una de sus hermosas sonrisas y después se fue. Lo odio...

-Yunho, yo me encargo de estos dos, aaah~, lleva a Jae a enfermería, mira que se ha raspado mucho

-Ves, todo por tu culpa, Shim

-¡Cállate Park! Que tú empezaste todo

-Haber, se callan. ¡Muévanse, a dirección!- Les gritaba fuertemente Leeteuk

No lo entendía, no entendía nada. Porque se pelearon tan fuerte Chunnie y Min, ellos no eran así. Me dolía, me dolía saber que dos de mis amigos están pasando por un momento tan malo. Y la cereza del día, porque tenía que aparecer Siwon. A el que le importaba ya todo esto. Él se olvidó de todos nosotros y ahora regresa como si nada, no era justo.

-¿Puedes caminar?- me preguntaba el profesor Yunho, sacándome de mis pensamientos

-Yo… yo…- No pude evitarlo, comenzó a llorar. Me sentía tan inútil, tan débil, solo llorar. Era lo único que había hecho durante los problemas. Yunho empezó a caminar, acercándose a mí. Cuando por fin estuvo frente a mí me dio un pañuelo y me dijo muy quedito.

-Ten, ahora no puedo abrazarte pequeño- Solo tome el pañuelo y limpie mis lágrimas. Todo el tiempo el espero, ahí, parado frente a mí. Cuando por fin deje de llorar apretó mi brazo.

-¿Ya estas mejor?- Asentí con la cabeza- Ven vamos a la enfermería.

Tomo mi mano y me jalo detrás de él. Mis raspaditas me dolían pero aguante a que llegáramos. Una vez estando en el despacho del enfermero me hizo pasar y sentarme.

-Parece que no hay nadie- se asomó por todas partes y no encontró a nadie- Déjame ver tus heridas- Me dijo mientras se acercaba a mí con un botiquín. Primero reviso las heridas de mi pierna, tomo un algodón y lo mojo con alcohol

-Dolerá un poco- Presiono el algodón contra mi herida, me dolió, pero no dije nada. Después coloco una bandita de color rosa con conejos

-¿Conejos?-Lo mire raro

-Oh, lo siento, pero creí que iría bien contigo-

-¿Po-porque?

-Porque es igual de linda que tu- ante su comentario me sonroje

-¿Donde más te duele?- Me preguntaba con una sonrisa

-Mi brazo…

-Déjame ver- Se acercó a mí y comenzó a bajar el cierre de mi sudadera- Hmm linda camisa…-me decía mientras contorneaba el cuello de mi camisa con sus dedos. Y otra vez comenzó a acercarse peligrosamente hacia mí. De pronto paro en seco- ¡Oh! Quedo marca, que lindo…- Se acercó más a mi cuello y deposito un pequeño y dulce beso sobre la marca que dejo ayer. Ante tal contacto yo solo pude estremecerme

-Lo siento… mmm fue una raspada más pequeña que la de tu pierna- De pronto se alejó de mí y termino de quitar mi sudadera. E igual que hace rato, puso otra vez el algodón mojado y limpio la herida. Volvió a utilizar una bandita de conejos

-Listo, ya están bien tus heridas- Me decía mientras me sonreía

-G-gracias

-Bueno vayamos a clase- Se iba a levantar, pero yo lo detuve- ¿Que sucede?... ¿quieres que… me quede?- Asentí con mi cabeza- Está bien, solo una rato más- Y se sentó de nuevo

Yo me baje de la cama que suelen tener ahí, me acerque a la puerta y la cerré con seguro, tome una silla y la jale, poniéndola de frente a él. Lo había pensado, primero hablaría con él, lo conocería más y tal vez, solo tal vez después un tiempo, este “amorío” pueda ser una buena relación.

-Profesor…

-Yunho, dime Yunho, por favor

-…Yunho… yo… quiero hablar sobre lo de ayer…- aje mi mirada, apenado por lo que diría

-Ya te lo dije, me gustas y nada me hará cambiar de opinión- Me lo decía tranquilamente y con mucha confianza en el

-Lo se…

-¿Entonces?

-Es que yo… lo pensé…- De pronto el profesor cambio su expresión tranquila por una muy sorprendida

-¿Que dices?

-Yo pensé lo que me dijo… Y creo que, podríamos intentarlo… dios esto es…

-¿Hablas enserio?- Me pregunto mientras tomaba mis manos y me veía con una enorme sonrisa en su cara, yo agache mi cabeza, no quería que me viera, me daba pena hacer todo esto.

-Hey, vamos, mírame-alzo mi cara con su mano- Eres hermoso cuando te sonrojas- Me sonríe de una manera muy dulce

-Pro…Yunho… quiero… quiero intentar esto- Lo miro fijamente a los ojos mientras aprieto su mano con las mías

-Y lo haremos, claro que lo haremos amor

Después todo sucedió muy rápido, de un momento a otro él ya se encontraba besándome. Sus manos en mi cintura y las mías apretando su camisa. El beso era dulce, tierno, lleno de… amor.

-¡Hey! ¿Quién está dentro?- Ese grito nos sobresaltó, así que nos separamos inmediatamente- ¿Porque cierran?... ¡abran!

-¡Ahora abro!... Hora de irnos- Decía Yunho mientras acomoda el cabello de mi frente- Ven salgamos de aquí- Se apartó de mí y abrió la puerta

-Perdón HongKi

-¿Yunho? ¿Qué haces aquí?… ¡oh Jaejoong!- Nos miraba con duda el enfermero

-Hola- Lo salude con una sonrisa

-¿Que te paso?- Se acercó rápidamente el enfermero mientras me miraba un poco preocupado

-No te preocupes, ya lo he curado yo- Yunho hablaba como si de verdad hubiese salvado a alguien

-Menos mal, gracias

-Sera mejor que nos vayamos a clase, hasta luego HongKi- Me levante e hice una pequeña venia antes de quedar a un lado de Yunho

-Adiós Yunho, Jae cuídate más-El enfermero Hong Ki nos despedía con una sonrisa

-Por supuesto- Conteste a su gesto de la misma forma y salí junto a Yunho

Caminamos por los pasillos, uno a lado del otro, pero en silencio. Mi salón estaba primero, así que antes de llegar Yunho me hablo

-Ven después de clases a mi aula, por favor- Me miraba con una sonrisa

-Está bien, adiós- Me despedí de el con la mano y entre rápidamente a mi salón, ni siquiera toque.

-Señor Kim, no sabe que debe tocar antes de entrar- El profesor dejo de dar clase y me miro un poco enojado

-Disculpe profesor- Agache mi cabeza, aceptando el regaño

-Solo esta vez se lo pasare, vaya a sentarse- Se giró hacia el pizarrón y siguió escribiendo

Camine directo a mi asiento y cuando llegue vi que Changmin ya estaba ahí. Quería preguntarle tantas cosas, pero con el profesor ahí era imposible. Espere todas las clases hasta que llegó la hora del almuerzo. Todos salieron, entre ellos Changmin. Camine rápido para poder alcanzarlo, pero entre tanta gente lo perdí.

-¡Jaejoong! ¿Ya estas mejor?

-¿Eh?... ah si- Seguía buscando a Changmin con la vista, por lo que no voltee a ver a la persona que me preguntaba eso.

-¡Oh, mira sus banditas!- Deje de buscar a Min para voltearme y darme cuenta de que eran Wookie y Sungminnie

-¡Cierto! Son muy lindas- Decía Wookie mientras se acercaba a mí

-Ya Chicos... me hacen sentir raro

-oh perdona…-Decía Sungmin mientras hacia uno de sus pucheros

-Jae, ¿quieres comer con nosotros? Vamos ¡estaremos todos juntos!- Me invita Wookie animadamente

-Aaah, está bien, vamos- Ya hablaría con Min a la salida

Caminamos los tres juntos hacia afuera de los edificios. Pensé que comeríamos en el comedor de la escuela, pero al parecer seria en uno de los jardines. Al llegar me di cuenta que debajo de un árbol estaban Yesung y Kyuhyun compitiendo por ver quien tenía “mejor cuerpo”, también estaban Eunhyuk y Donghae que se alimentaban mutuamente y ahí en el árbol recargado y abrazado a un chico que no conocía estaba Siwon. Se le veía tan feliz, más feliz que cuando estábamos juntos. Ya estando frente a ellos quise dar la vuelta y huir de ahí, pero no lo haría. No dejaría que el imbécil de Siwon me jodiera la vida por segunda vez. Me senté a lado de Donghae, el cual me miraba preocupado al igual que Sungmin, sabían cómo me sentía.

-Bien ¡comamos!- Decía animadamente Kyu

-Idiota, ya lo estábamos haciendo- Le decía Hyukie mientras le sacaba la lengua

-Eres un infantil Hyung- Kyuhyun lo miraba con los ojos entrecerrados

-Y tu un bebe crecido- Algunos reímos ante su comentario

-Chicos, nada de insultos

-Está bien, solo porque me lo dices tú, mi conejito- Decía Kyu mientras abrazaba a Sungmin por la espalda

Yo los veía, tan lindos los dos juntos. Mi vista se corrió por todos mis amigos hasta que llegue a Siwon y ese chico tan raro, los dos se estaban abrazando mientras se hablan. Me daban tantos…celos. De pronto se soltaron y se pararon frente a nosotros.

-Chicos hay algo que quiero decirles- Hablaba Siwon mientras tomaba la cintura de ese chico. Todos voltearon a verlos- Él es Heechul, mi novio

-Gusto en conocerlos- Decía Heechul mientras nos saludaba

Las lágrimas no tardaron en salir, me dolía saber que Siwon tenía otra pareja. Me levante rápidamente de ahí y salí corriendo. No me importo nada, ni siquiera el que Siwon me gritara diciéndome que no me fuera. Corrí sin rumbo alguno mientras secaba mis lágrimas con mi brazo. No me fije y choque con alguien, haciendo que cayéramos los dos juntos al suelo.

-Yo…yo… lo siento- Decía mientras me secaba mis lágrimas con mis manos

-¿Jaejoong? ¿Estás bien?- Esa voz, era Changmin

-¡Min!... – me avente a él y llore en su pecho

-Ya Hyung, tranquilo- Me consolaba con sus palabras mientras me abrazaba. Después de llorar por un rato me separe de él y lo mire.

-¿Ya estas mejor?- Me preguntaba mientras tomaba mis manos

-Si… gracias Min

-¿Quien fue? ¿Quién te hizo llorar?- Me preguntaba de manera dulce mientras colocaba mis cabellos detrás de mí oreja

-Siw… no nadie solo, olvídalo ando muy sensible últimamente- No quería causar más problemas en nuestro grupo de amigos, así que decidí quedarme callado

-¿Seguro?

-Si- Me levante de encima de él y le di mi mano para que se levantara. Se sacudió un poco y empezamos a caminar los dos juntos

-Min…

-¿Que sucede?- Me acerque y tome su mano

-¿Porque… porque te peleaste con Chunnie?-Pregunte algo inseguro, pues no sabía cómo reaccionaría.

Silencio

Nunca contesto lo que pregunte.

-Min… dime, Chunnie es tu amigo, los amigos no se pelean sin razón alguna- Intentaba hacer que me contestara

-Te equivocas Jaejoong… Yoochun y yo nunca fuimos amigos…

2 comentarios:

  1. pobre jae ese siwon le lleva a su novio y toda vía le pide que no se valla si eso lo lastimo si que es un insensible siwon pero lo bueno de esto es que jae ya tiene a sus yunnie que le dará mucho amor y lo ara olvidar todo lo que sufrió

    ResponderEliminar
  2. Ahh ese siwon es o se hace? como se le ocurre presentar a Heechul cuando sabe que ahí esta Jae... pobre mi de él, lloro mucho en este capitulo...me da mucha curiosidad el saber que paso en Min y el ratón. Espero que la relación del YunJae vaya bien, se que yun hará que Jae se olvide de siwon.
    Gracias por compartir

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD