Camomile Tea. Cap 2

3 comentarios
No estaba enfadado... Ni mucho menos, pero ahora de pronto se me había apetecido un té.

-Por favor un té- le pedí a la camarera sonriendo, ella asintió avergonzada y le pregunto que deseaba tomar a Junsu, este le contesto que un zumo.

-Vaya... No has perdido tus encantos con los años.- Reía el. Y a pesar de que su risa siempre me había transmitido algo, aquello me sentó como una patada en la boca del estomago. Quizás ya no me pudiera tomar el té.

Yo le devolví una mirada con media sonrisa dibujada en mi boca y aquello le basto. Fácil.

-Los chicos se van a enfadar conmigo por no haber quedado con ellos.- Rompió el silencio.

-Aja...- Asentí. El levanto una ceja a modo de desacuerdo.

-Es tu culpa...-

-Aja...- Volví a sentir.

-Si no me vuelven a hablar solo sera culpa tuya, tu seras el culpable. Es mas... eres el culpable de todo lo que me pasa.-

-Aj....Si, tienes razón.-

Note como de pronto aquella conversación de broma lo exasperaba.

-¡Hyunh! ¿Para eso hemos venido aquí los dos? ¿Para que pases de mi?- Me pregunto molesto.

-Am...si...Perdona, no me acordaba que vinimos aqui para tener una cita.- Mis palabras no le hicieron nada de gracia y su ceño se empezó a fruncir lentamente.

-¿Que coño te pasa?- Antes que pudiera contestarle ya estaba aquí la misma camarera de antes con nuestras bebidas.

Nos las sirvió y antes de que se fuera le sonreí, con esa sonrisa que practicaba cada día y que a las chicas volvía locas. Ella se volvió a su trabajo avergonzada y sonriendo.

Y sin cambiar la cara mire a Junsu que me miraba con la boca abierta y el ceño mas fruncido aun que antes.

-¿Que pasa?-Le pregunte divertido- Eso es lo normal, ¿no?...Sonreír a las chicas y eso.- Me acerque la taza a los labios y bebí un poco.

Se que Junsu no sabia que decir... No sabia que contestarme por que ya se habia dado cuenta de que iba todo esto.

-Hyung...Tu...- Su voz se trababa, aquello le incomodo demasiado.

-¿Que pensaste? ¿Que a tu Hyung no le gustaban las chicas?- Mis palabras sonaron mas duras de lo que yo mismo espere y Junsu me miraba con los ojos muy abiertos.

-Osea....Que es por eso....- Movía su cabeza a modo de negación.- Sera mejor que me vaya.-

-No... Lo siento, no quería estropearlo.- Me disculpe. Como aquella vez.

Después de aquello el té no me supo igual... Yo volví a meter la pata. Lo único que quería era no alejarlo, de la manera que fuera, seguir viéndolo por las mañanas y por las tardes y por las noches, como había sido siempre, pero era difícil seguir igual que siempre después de todo...

-Yoochun-ah...- El volvía a hablar y yo rezaba para que lo dejara pasar.- Yo pensé que eso estaba solucionado.- Pronuncio con voz tímida.-Bueno... Ya lo hablamos hace tiempo y ...-

-Si, lo se, por eso te vuelvo a pedir perdón...- No quería seguir escuchándolo.

Yo hice todo lo posible por borrar ese episodio de mi memoria y no lo conseguía, pero con el echo de que el lo hubiera borrado me sentía un poco mejor.

-No te he notado muy bien durante estos días...¿Es por eso?- Ni el mismo se atrevía a nombrar aquello... No le diría que si, que me atormentaba tanto eso como el, pero que no podría hacer nada aunque quisiera...Ni que fuera tan fácil Kim Xiah Junsu Sshi.

-No, es solo que estoy mayor.- Reí con tono grave.

Y el sonrió, y el ambiente se relajo y yo... me volví a sentí flotando.

Hay estaba... por si no me había quedado claro, lo que me gustaba de el. Mi cuerpo, mi alma, mi espíritu y muchas cosas mas mías volaban con su presencia. Es demasiado tarde... pero todo mi yo le pertenece... Y el... no se daba cuenta.

------------------------------------------------------------------------------------------------


Después de algunas semanas mas... todo llego a un punto en el que no podía aguantar mas. Las sesiones de fotos, los programas de televisión y de radio, en el estudio, ensayando coreografiás... Todo aquello que hacia con gusto, ahora se me hacia un verdadero infierno.
Y a pesar de que lo intentaba disimular...Yunho se dio cuenta.

-Osea, que estas cansado...- Me dijo apoyado en la pared con la mano en su sien.

-Si... solo es eso.- Le conteste con una sonrisa falsa.

Con la cual hubiera engañado a Junsu o a Jaejoong, pero a el no.

El resoplo y hecho su peso en la otra pierna. Habíamos estado casi dos horas para hacer la coreografiá de "Purple Line" y todo por mi culpa. Me había acabado saliendo de la sala agobiado por las miradas preocupadas de Jaejoong y Junsu, las indiferentes de Changmin y las molestas de Yunho.

Pero este ultimo me tuvo que seguir hasta el cuarto de baño para mantener una de sus "charlas personales". Yunho se tomaba demasiado enserio su trabajo...

-Hum.... - Garraspeó la garganta y me miro con cansancio.- A mi puedes decirme la verdad... Tenemos que solucionar lo que sea que este pasando Yoochun-ah...-

Yo me reí de pronto y aquello enfado aun mas a Yunho.

-¿Como hemos podido estar casi tres horas para hacer una coreografía, eh?-

Esta vez me puse serio también.

-¿Y por que no dejáis de mirarme así?- Mis puños se cerraban con fuerza de la rabia que de pronto me estaba entrando.

-Pero Yoo...-

-¡Pero nada!- Grite con un horroroso gallo.- Estoy hasta los cojones de que me tratéis así...
¡¿Por que no me dejas en paz un momento?!-

-¡¿Entonces los demás tenemos que comernos la mierda por tu culpa?! ¡Eh!- Yunho empezó a gritar también.

-Si estas diciendo que todo lo que le esta pasando al grupo es mi culpa ¡Muy bien! ¡Entonces me iré del grupo!- No recordaba haberme puesto tan alterado en tanto tiempo... pero llevaba mucho acumulado.

-¡Deja de decir mierdas! ¡Deja de hacerte la victima una y otra vez!- Aquello me dolió de verdad.- ¿Quien es el que no esta bien en las coreos? ¡¿Yo?! ¡No! Eres tu.-

Mi labio inferior empezó a temblar y temí que de un momento a otro me pondría a llorar... Y lo peor fue mirar a mi derecha y ver la cara de mi Junsu así... descompuesta por lo que estaba presenciando. Sus ojos me miraban asustados. ¿Desde cuando estaría escuchando?

Yo quería hablarle y decirle que estaba bien... que no había pasado nada, que era un broma, pero esta vez... por mucha sonrisa que utilizara no me iba a creer.

Y de pronto lo note, una de las primeras lagrimas ya bajaba por mi mejilla y la segunda y la tercera y así, sin dejar de mirarlo comencé a llorar. Di un pequeño bote al sentir la mano de Yunho en mi hombro, lo mire y estaban sus ojos de nuevo y los de jaejoong que vino corriendo detrás y los de changmin...

Aquellos ojos, todos posados en mi, me mataron casi literalmente. Mi pobre cuerpo, mi pobre alma y mi pobre corazón se sintieron morir... una vez mas.

--------------------------------------------------------------------------------

Me levante mareado, agotado, sucio... Pero mi cuerpo se sentía peor por dentro.

Mire el reloj y eran las 12 de la mañana... Demasiado tarde para que hubiera alguien en la casa. Todos se habrían ido ya a trabajar y yo me alegraba, después de lo que paso ayer....
Anoche me acosté y no pude dormir nada, hasta hace poco y los chicos prefirieron dejarme dormir.

O eso pensé por que al poco rato descubrí que no estaba solo...

Changmin estaba en la cocina tomándose uno de los famosos tés.

-Buenos días.- Dijo sin mirarme a la cara.

Yo no pude contestarle. Lo único que quería era coger mi ahora preciado té y salir de allí.
El se levanto con la taza en la mano y se coloco a mi lado. Changmin no daba rodeos, Changmin hablaba claro y Changmin quería a las personas cerca para hablar de lo que fuera.

-Yoochun-hyung... - Mierda...- Tienes que comprender que estemos asi...-

Y ahora era cuando yo tendría que bajar la cabeza y escuchar al "Changmin-hyung"... Tampoco es que nunca me haya esforzado para parecer un hyung delante de Changmin, con Junsu no funciono, así que con el tampoco lo haría.

-Pero no quiero que sigáis tratándome así...- Dije con la voz muy ronca.

-Hum... Solo nos preocupamos.- Me quito la taza de las manos y la lleno con agua hirviendo.

-Sabes que no me gusta que me traten así...que me miren con lastima...que sientan eso por mi...- Mi voz se fue apagando poco a poco.
Yo no quería hablar de eso, pero era como si mi cuerpo lo hiciera solo.

-Pero tienes que entender que nos preocupamos... No eres así.- Me tendió la taza con el aroma tan característico y la cogí. Yo negé con la cabeza dispuesto a contestarle, pero Changmin continuo.- Es normal que Jaejoong te mire preocupado... Pero ambos sabemos que siente predilección por ti y que se siente muy mal. Y Yunho... el siempre a sentido la necesidad de proteger se toma en serio lo de ser líder, yo mismo me preocupo mucho y Junsu...Junsu-hyung se siente mal, porque piensa que todo lo que esta pasando es su culpa.-

La taza volvía a temblar en mi mano... esta taza que tanto me gustaba cualquier día iría al suelo.

Las palabras de Changmin habían sido como un jarro de agua fría que me había acabado de despertar. No me lo había dicho directamente pero estaba claro que los chicos sabían de donde venia todo y aquello hizo empeorar mi animo. A los ojos de los demás era un enfermo.

-Yo...Yo...- No sabia que mas decir.- Yo no necesito que me tratéis como si estuviera enfermo.. -Se que apenas se me entendió, solo balbuceaba.

Changmin se empezó alejar de mi con media sonrisa dibujada en el rostro.

-Pues entonces deja de actuar como si te hubieran detectado alguna enfermedad... Nadie a dicho eso y créeme, es lo que parece.- Dijo antes de salir.

Me volví a quedar solo, pero esta vez tenia la certeza de que si que lo estaba. Las ultimas palabras de Changmin quizás dieron en el clavo. Yo mismo había creado a la victima y había hecho que los demás se comportaran de esa manera conmigo y sobre todo...Yo era el que no dejaba de recordar aquello y lo revivía a diario sintiéndome a un peor.

No me sentía mejor ni mucho menos, pero esto me había servido para darme cuenta de varias cosas, era totalmente inútil olvidar algo que no quería y que los chicos... lo sabían.

--------------------------------------------------------------------


Aquella noche fue una de las mas raras de mi vida.
Quizás la noche soñada, pero no, exactamente nunca imagine que fuera así.

Jaejoong había salido y para su sorpresa yo no lo acompañe, pero para mi sorpresa Junsu lo acompaño.

Aquello desde un principio me pareció mala idea, pero yo no podía decirles nada. Durante estas semanas después de la discusión y la charla con Changmin todos habíamos hecho lo posible por actuar como si nada hubiera pasado y casi lo conseguimos.

Pero eso si que se salia de todo pronostico, mi Kim Xiah Junsu Sshi saliendo con Jae-hyung... Negaba solo de imaginarlo.

Era las 1 de la noche y después de las cremitas que Yunho se solía poner se acostó, Changmin lo siguió después de su sándwich. Yo preferí quedarme viendo la tele. ( quizás un poco de porno me vendría bien...)

No se que hora serian pero mis ojos se cerraban hasta que caí dormido lentamente.

La noche avanzaba y yo me despertaba de vez en cuando para mirar la hora y a pesar de que estaba que me caía del sueño me negaba a irme a la cama, con la pequeña esperanza de que la puerta se abriera y apareciera la sonrisa de mi Junsu y sentirlo como si nada, contándome las historias absurdas que Jaejoong y el habían hecho durante la noche.

Pero por mucho que mi mente se empeñara en recrear esa escena... ni yo mismo me lo creía. Si Jae-Hyung salia por la noche no venia contando historias divertidas ni mucho menos, no, y Junsu... el nunca había salido solo con Jaejoong.
Mi pie se movió denotando mi nerviosismo y preocupación que me entraron de pronto.
Me preocupo el hecho de que Junsu saliera con su Hyung... Jaejoong cuando bebía no era un Hyung, ese era el problema.

Cogí mi móvil y marque el numero de Junsu, pero pronto lo borre... No me atrevía a llamarlo. Desde la discusión Junsu a estado evitándome y yo sabia que lo hacia para protegerme, pero el no sabia que yo me sentía aun peor así.
Por eso pensé en llamar a Jaejoong.

El primer "pii" que me indicaba que su teléfono estaba recibiendo mi llamada sonó, y el segundo y el tercero, pero al cuarto oí la voz de Jae.

-Heeeey...- Su voz estaba totalmente ronca y consumida por el alcohol.

-Jaejoong, ¿Y Junsu?- No me pensaba andar con rodeos.

-¿Donde están tus respetos jovencito?- Ahora se reía como un autentico borracho y me pregunte si así de estúpido se me escucharía ami cuando estaba bebido.

-Jae por favor...¿Esta ahí contigo?-

-¿Junsu-ah?-

Y como si alguien lo hubiera llamado, ademas de Jae-hyung y mi corazón, mi Kim Xiah Junsu Sshi apareció por la puerta con la camisa desabrochada un poco y la chaqueta echada por el hombro.

En el salón solo estaba la luz de la lamparita encendida pero aun así los ojos de Junsu se entrecerraron molestos. Avanzo poco a poco por el salón, chocando con casi todo lo que se encontraba por su camino y me di cuenta de que ni siquiera había reparado en mi, como yo no había reparado en el teléfono, que seguía con la llamada de Jaejoong.

Mi boca se abrió pero fui incapaz de emitir sonido alguno y Junsu siguió avanzando hasta que se dejo caer en el sofá como un peso muerto.
Quería avanzar hasta él, quería sentarme a su lado, pero mis pies se quedaron inmóviles y permanecí en aquel rincón oscuro esperando a ser descubierto.

En el fondo rezaba por que no lo hiciera, porque no me descubriera en mi escondite, por que ya me descubrió una vez y quise morir. El momento en que le abrí solo un poco mi corazón, se volvió a cerrar de un portazo.

Temía moverme un solo milímetro o hacer algún ruido, pero Junsu se veía como dormido en el sofá. Su respiración se volvió mas pesada y su boca se entreabrió dejando escapar su aliento, que yo creía sentir, pero solo era mi imaginación.
No pude evitar tragar algo de saliva, tenia que reaccionar, pero, ¿que se supone que le tendría que decir?
"Junsu-ah... ¿que horas son estas de llegar?"....

Avance solo unos pasos mas en silencio para llegar a la cocina que era la habitación mas cercana intentando hacer el menor ruido posible, pero fue imposible.
Junsu ya se había levantado y miraba hacia donde yo me encontraba.

Me sentía como un animalillo acorralado y asustado esperando su reacción, pero el no rompió el silencio, se levanto y se dirigió despacio hasta la puerta de la cocina. De pronto me vi mas acorralado que antes con su brazo que me impedía el paso.

-¿Quieres un te?- Dije con un hilo de voz.

Sus ojos se cerraron por completo y abrió la boca, como en un amago para hablar, pero lo único que hizo fue negar con la cabeza.

-No...no.- Dijo con una voz ronca que nunca escuche.- No quiero nada de ti.

¿Que había sido eso? Si, mi corazón partiéndose en mil y un pedazos. Quizás su voz grave hizo aquellas palabras mas duras si era posible.
Pero ademas de aguantar el dolor que sentía en mi pecho y aguantar las lagrimas que querían salir corriendo me tenia que preocupar de su cuerpo, de su peso, que cayo muerto sobre mi.

Aquel brazo seguía impidiéndome el paso pero ahora su pecho y su frente descansaban en mi hombro.

Entonces empece a escuchar un sollozo y no era mio.¿Mi malvado Kim Xiah Junsu Shii estaba llorando?
Note como su rostro subía poco a poco y por fin tuve frente ami su carita redonda. Sus ojos aun no me miraban, los tenia cerrados, quizás los apretaba con fuerza para no verme la cara.

Estaba tan cerca mía... su boca estaba tan cerca, como en aquella ocasión.
Pero ahora era distinto. Aquel día me arme de valor, de esperanza y me vestí con la mejor sonrisa, sin miedo. En cambio hoy no había abierto la boca y ya me había roto el corazón.
Y también en aquella ocasión yo fui el que di el paso, yo avance lentamente hacia su boca, ante sus asombrados ojos.

Pero ahora, sentía como mi barbilla fue tomada con fuerza por sus suaves manos, haciendo que mis ojos se encararan con los suyos aun cerrados. No me removí, no hice esfuerzo alguno por zafarme de su agarre, quizás fuera la única oportunidad que tendría para sentirlo tan cerca.

Y entonces ocurrió. Ocurrió lo que mi coraron llevaba pidiendo cada día desde que lo conocí. Sus labios se empotraron contra los míos, en un beso frío que yo apenas pude seguir.
Solo fue un casto roce de labios, no llego a la categoría de beso, no el que yo soñé.

Por eso lo separe de un empujón.

Ahora si los ojos de Junsu estaban abiertos y mirándome, no sabría describir que era lo que vi en ellos .... una especie de asombro que me aterro.

"¿No era esto lo que querías?"

Pronuncio acongojado Junsu.

-¡Tu! ¡Tu querías esto!-

No pude responderlo.

Que equivocado estabas Kim Xiah Junsu Shii... esto era lo ultimo que querría de ti.

3 comentarios:

  1. carotonkis2/08/2012

    oh santo dios no puedo creerlo x3 se quedo en lo mero bueno osea Junsu porque sigues atormentando a Yoochun como se hizo una mala idea de la situacion ah Chunnie ojala y las cosas se arreglen no me gusta verlos asi
    pero de ahi en fuera muy buena el capi eh :D
    por fa continualo

    ResponderEliminar
  2. Gracias de verdad! Bueno... la verdad es que solo lo había escrito hasta aquí, pero supongo que lo seguiré jejeje espero no decepcionar y que guste!

    ResponderEliminar
  3. me muero de la intriga, los quiero... los quiero golpear a los dos! los amo tanto~♥ xD

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD