Memorable Kiss

4 comentarios

Título: Memorable Kiss
Autor: Himenie
Pareja: YunJae
Género: Slash / Romance
Extensión: Oneshot

N/A: Este oneshot lo escribí basándome en el corto relato que Yunho dijo en el show "TAXI" sobre como fue su inolvidable beso.
Yo me e dejado guiar por la imaginación, y e echo este oneshot basandolo en el YunJae.

----


El coche había derrapado sobre el asfalto de aquella carretera cuando Yunho dio un fuerte giro. En realidad, debía mantener la precaución de mantener una velocidad adecuada, pero estaba tan preocupado que el pie parecía ser incapaz de no pisar el acelerador.
Aun recordaba la voz poco entendió de Jaejoong. Parecía como si lo pudiera escucharla ahora mientras manejaba el vehículo, y le era imposible poder mantener la calma, o no sentirse preocupado tras aquella repentina llamada que había recibido de Jaejoong, justamente aquella oscurecida noche, cuando estaba plácidamente en su apartamento en Japón, el teléfono empezó a sonar

- FLASKBACK -

— Yunho-ah, Yunho-ah ... yo, yo, Jaejoong ... estoy borracho, ven a recogerme — se escuchaba tras su teléfono aquella voz inconfundible de Jaejoong, algo entrecortada y tartamudeante, claramente predecible que realmente estaba ebrio.
Yunho se asusto al escuchar a Jaejoong en ese estado. Tras el teléfono se escuchaba el sonido de muchedumbre y coches, el sonido de la calle ...
— ¿Jaejoong? ¿Donde estas? — le pregunto Yunho preocupado, quien ya se estaba levantando y preparando para salir, mucho antes de que Jaejoong dijera algo mas.
— Yo, estoy en, en ... en — el sonido de la voz de Jaejoong se hacia menos clara para Yunho.
— ¿Donde, Jaejoong? — le volvió a preguntar por teléfono.
— Shibuta, delante de la estación — contesto. Yunho pensó y le pregunto:
— ¿Shibuya? ¿Scramble Kousaten? — rectificandolo. Un silencio se hizo entre ambos.
— Yeee ... estoy aquí. Estoy borracho, ven a recogerme — le dijo Jaejoong por ultimo, para después escuchar el sonido del teléfono comunicando.

- FIN FLASKBACK -

Ahora Yunho estaba conduciendo con su coche en dirección del barrio de Shibuya, pensando en que demonios estaría pensando Jaejoong. Aunque era algo habitual que este se emborrachara, y que siempre acababa llamando a Yunho. Quien irremediablemente debía ir a recogerlo en muchas ocasiones. Pero esta parecía completamente diferente.
Aun era de noche, lo que era un verdadera suerte, pero era la primera vez en la que Jaejoong le llamada desde un sitio tan transitado. El cruce de Shibuya, estaba siempre inundado de personas, incluso a esas horas en las que se encontraban. Así que Yunho se alarmo mas de lo habitual. Tenia gran miedo de que mas gente de lo habitual viera a Jaejoong en ese estado, y aquello repercutiera de algún modo su imagen.

Cuando Yunho llego a Shibuya, las grandes y parpadeantes luces de las calles hicieron a Yunho vacilar.
Por un momento al salir de su vehículo quedo en blanco, la gente caminaba deprisa y las luces de la ciudad parecían hacer el trabajo de encontrar a Jaejoong un tanto mas complicado.
Decía encontrarse en el cruce llamado Scramble Kousaten, o al menos eso afirmo un ebrio Jaejoong, así que, no podía estar muy lejos de donde Yunho se encontraba, aquello lo tranquilizo durante unos pocos segundos.

Yunho, ataviado con un hoddie negro con el que se cubría parte de su rostro, parecía pasar desapercibido entre la gente, a pesar de su altura, rostro pequeño y masculinos andares, su cuerpo parecía fundirse entre la calle, haciéndolo irreconocible entre tanta gente despreocupada.
Yunho suspiro agobiado, pues por mas que sus rasgados ojos observaba con detenimiento su alrededor, no encontraba a Jaejoong.
Dispuesto a sacar el teléfono móvil de su bolsillo para llamar de nuevo a Jaejoong, una figura familiar le hizo parar en seco.

Aquella ropa, la reconocía, esa figura, ese cuerpo ebrio y un poco tambaleante al andar, le era muy familiar. Ese chico, estaba apunto de cruzar el gran cruce, su pelo brillaba de un modo especial en las luces de la noche, sus pantalones vaqueros parecían encajar perfectamente con aquellas botas masculinas y de color crema que tanto le gustaba usar, aunque fuera solo para tomar unas cuantas bebidas.
Iba solo, y parecía estar algo confundido.
— Jaejoong — suspiro Yunho aliviado al verlo. Aun estaba algo lejos, solo debía caminar un poco mas hacia chico <<. Es un irresponsable .>> pensó mientras caminaba hacia él.

A medida que se acercaba a Jaejoong, Yunho podía ver el rostro perfecto de este, ahora estaba un tanto apagado, como si el alcohol hubiera sacado un lado melancólico en él, cuando siempre sacaba un lado jubiloso. Ahora parecía un poco desanimado. Así que Yunho se preocupo de nuevo, hasta llegar a aquel chico, quien no parecía sorprenderse por la repentina aparición de Yunho.

Jaejoong alzo la mirada hacia Yunho, este había apareció muy pronto, había sido rápido a la llamada, así que Jaejoong dio una pequeña sonrisa en sus labios al darse cuenta que en realidad Yunho estaba completamente a su merced, al menos en ese sentido.
Jaejoong tenia sus mejillas un poco rosadas por la bebida, pero parecía estar completamente consciente. Aun así, Yunho no se aparto de su lado cuando el mayor se dispuso a caminar de nuevo.

Estaba cruzando el gran cruce peatonal de Shibuya, había aparecido mucha gente, que ahora se aglomeraba para poder pasar ahora que los vehículos habían parado.
Yunho camino junto a Jaejoong, iba a hablar, a darle un fuerte discurso sobre la discreción, iba a empezar a intentar cubrirlo, a decirle "Eres una persona conocida, no vayas dando mal ejemplo por la calle", pero Jaejoong sorprendió al menor hablando en primer lugar, mientras paraba en mitad del cruce, alertando a Yunho.
— Bésame aquí — le dijo de pronto Jaejoong. La gente parecía no percatarse de quien eran aquellas dos personas paradas en el cruce, todos iban sumergidos en sus asuntos. Aquella noche iluminada por las grandes pantallas de televisión del lugar de Japón, parecía tener a la gente preocupada solo en si mismos. Así que Jaejoong aprovechando aquella ocasión, entre la multitud que pasaba rápidamente a su al rededor y su embriaguez, dijo aquellas palabras con seguridad.

Yunho quedo sorprendido durante un momento, dudoso por las repentinas palabras de Jaejoong, quien ahora lo miraba con grandes y emocionados ojos.
Jaejoong empezó a fruncir el ceño, pareció molesto por el silencio que Yunho de pronto mostraba.
— ¿Ves? Esto es lo que eres — dijo Jaejoong. Parecía despreocuparse de todo lo que a su alrededor sucedía, quizás había tenido algo que ver aquella embriaguez el hacerle actuar como si solo Yunho estuviera en aquel calle — Esta es la pared que hay entre nosotros dos, cualquiera de nosotros puede hacer algo al respecto — Jaejoong parecía hablar con mucha claridad, Yunho parecía hipnotizarse por aquella voz, fina pero audible en la multitud.
Los labios carnosos de Jaejoong, decían aquello con una enorme tristeza <<. ¿Por ello has ido a tomar solo? .>> pensó Yunho mientras miraba al mayor durante un largo tiempo, empezándose a olvidar de las demás personas, de aquel cruce del que pronto tendrían que marchar <<. ¿Estabas preocupado por nosotros? .>> siguió preguntándose Yunho, incapaz de decir aquello en voz alta por aquella mirada inmóvil de Jaejooong que partía su corazón en pequeños pedazos.

Era muy complicado sentir algo por aquel atrevido e inquieto hombre, Jaejoong era siempre una caja de sorpresas incapaz de ser descrita. Amarlo, era complicado para Yunho, pues aun queriéndolo tanto como podía, su corazón era incapaz de superar ciertos echos. Jaejoong estaba preocupado por aquella "pared" que los separaba. Quería sentir que Yunho era capaz de romper aquello … Estaban allí, en aquel sitio donde Jaejoong siempre había soñado ser besado, entre la multitud que seguía ignorante a todo.

Yunho de pronto se quito su hoodie, con ella cubrió al sorprendido chico hasta cubrir gran parte de su rostro con la capucha oscura.
Observo el rostro de Jaejoong, a quien su hoodie le venia un tanto grande. Su hermoso rostro y labios parecían querer decir algo mas, pero los labios de Yunho los sello por completo.
Jaejoong cerro los ojos al sentir los firmes labios del Yunho. Dejaba de importaba estar cubierto por aquella capucha, solo podía sentir el calor de los labios de Yunho. Nunca se hubiera imaginado que el menor tendría la fuerza suficiente para hacer aquello en aquel gran cruce. Yunho había sido conservador durante mucho tiempo. Aquel cálido beso sabia mucho mejor de lo que podía saberle uno de los muchos que se daban en la intimidad, aun mas cuando el gran labio inferior de Yunho cubría por completo sus labios.
El amor que aquella piel desprendía a su piel, era lo que hizo que el corazón de Yunho terminara por hacerse un ovillo de incontrolados latidos en su pecho.
Al cerrar ambos los ojos, parecían estar completamente solos. Solo ambos labios parecían moverse en la calle.
Ese beso, no era tan largo como ambos deseaban, pero había sido el mejor que ambos habían tenido en un largo tiempo.
Había logrado que la embriaguez de Jaejoong disminuyera de tal forma que sentía haberse desintoxicado de toda substancia. Solo estaba embriagado de Yunho, aun cuando sus labios se separaron. Jaejoong izo un adeban por agarrarse de nuevo a aquellos labios, cosa que a Yunho le pareció tan adorable como un niño, pero se negó a seguir aquel beso, pues las luces de aquel cruce empezaban a cambiar.

Yunho agarro firmemente el brazo de Jaejoong y lo movió rápidamente por el cruce para llegar de nuevo a la segura calle. Jaejoong aun seguía cubierto por el hoodie de Yunho, oliéndolo firmemente, este olía al perfume de Yunho, tan bien como sabían sus labios.

Ambos caminaron por la calle. Yunho aun sentía su corazón tembloroso, ante el miedo de haber sido observados por alguna persona.
Jaejoong paso su mano por los cabellos cortos y oscuros de Yunho, hasta sentir que sus dedos se enredaban en estos, peinandoselos firmemente, tal y como a Yunho le gustaba que hiciese, tranquilizándolo.
— Te quiero, Yunho — le dijo. Yunho lo miro, y ambos mientras caminaban se miraban fijamente — Da igual lo que suceda, nunca olvidare este momento — continuo diciendo mientras sacaba su lengua para pasarla por sus aun cálidos labios. De la manera juguetona en la que Jaejoong estaba mal acostumbrado.
Yunho sonrió: — Yo tampoco podre olvidarlo — sabiendo que también seria incapaz de olvidar ese beso, que para cualquier otra pareja hubiera sido "rutinario", pero para ellos era un paso fundamental y novedoso.
— Te quiero — le volvió a decir Jaejoong.
— Yo también te quiero, Jaejoong —

- Fin -

4 comentarios:

  1. es preciosooooo y sin duda es inolvidable ese beso tanto como para decirlo en el programa y asta que Changmin lo sepa jejeje ya quiero verlos juntitos de nuevo para que puedan repetir esa clase de besos todas las veces que quieran y mas jejeje

    ResponderEliminar
  2. .:"AbIgAiLl":.1/16/2012

    waaaaa que lindo tu fic
    byebye cuidate

    ResponderEliminar
  3. Kyah!!! Es verdad memorable jaja y de hecho la primera vez que vi el progrma y lo que Yunhobear decia y luego Changminnie sus comentrios pensé..., Oh! Ese debió ser JaeJoongie kyah!!! Excelente! :D

    ResponderEliminar
  4. Esta maravilloso >.<
    mori

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD