¿Por Qué te deje ir?. Cap 3

5 comentarios
------------------- Presente---------------------



Me encuentro en el cuarto, recostado sobre aquella cama, que alguna vez fue tuya, mantengo mis ojos cerrados disfrutando de aquel momento, me dejo llevar por aquel olor impregnado en las sabanas, que por alguna razón después de tanto tiempo aun mantiene tu esencia que tanto me embriaga.



¿Sabes? Jamás moví nada de aquella habitación, exactamente igual cómo la dejaste, y se convirtió en mi pequeño santuario, aquel olor hace que mi mente imagine que estas ahí a mi lado, me gusta pensar que estás aquí conmigo, y aunque sea una ilusión más, esto es lo que me mantiene tranquilo cuando estoy al borde de la locura.




Acaricio aquellas sabanas que alguna vez cubrieron nuestros cuerpos desnudos después de haber hecho el amor, abro mis ojos mientras mi mirada se pierde en algún punto del techo, inconscientemente giro mi cuerpo quedando de lado, observando aquel hueco vacio, pensando que si no hubiera sido tan estúpido, en aquel hueco estaría tu cuerpo junto al mío, sonrío amargamente al ver como mi mente vuelve a jugar conmigo, te veo ahí, recostado junto a mí, veo tu gran sonrisa mientras pronuncias “Hyung” felizmente, una lagrima comienza a rodar por mi rostro, tu cara cambia a una de preocupación “No llores Hyung” más lagrimas siguen a la primera, se que todo esto es una ilusión más, porque no puedo sentir el calor de tu cuerpo.


-Min… regresa por favor, PERDONAME-



--------------------- 6 años antes-------------------


Sentí en mi rostro la luz del sol, y eso comenzó a molestarme, sin abrir los ojos comencé a tantear alrededor de la cama, tome la almohada y la puse sobre mi cara, y así comencé a quedarme dormido de nuevo, era sábado y no me quería levantar temprano, había sido una larga semana, pero por alguna razón no me pude volver a dormir, con fastidio me levante de la cama para poder tomar una ducha, cuando salí de mi habitación encontré el lugar vacio, supuse que Changmin estaba dormido, ya que incluso aun seguían esas cartas donde yo las había dejado desde el lunes pero ese niño siempre llegaba tarde, las tome y las hojee un poco, no les di importancia, así que entre al baño para poder darme una ducha, cuando termine salí con 2 toallas, una amarrada alrededor de mí cintura y con la otra me secaba el cabello, fue cuando aquellas cartas llamaron mi atención, deje de secarme el cabello dejando la toalla sobre mi cabeza, tome en mis manos aquellas cartas, y algo que no había visto anteriormente me sorprendió, no la abrí pero vi claramente que venía de uno de los hospitales de Seúl, era algo extraño, ya que ni si quiera a mi me llegaban ese tipo de cartas, ambos éramos menores de edad, y las cartas las tendrían que recibir sus padres, la curiosidad me estaba matando, pero un ruido me interrumpió, voltee el rostro y vi a Changmin caminar hacía la cocina, parecía que no me había notado, vi como ponía a calentar agua y cuando giro su cabeza una sonrisa cansada se asomo en su rostro, al parecer no había dormido bien.


-Buenos días Hyung-


Yo solo lo ignore, tome las cartas, voltee para entregárselas y me miro de una manera confundida.



-Son cartas que te llegaron el lunes -



El sonrió y asintió, estaba a punto de decirme algo, pero el sonido del agua hirviendo hizo que girara la cabeza, y yo aproveche para dirigirme a mí habitación



Una vez que termine de cambiarme salí de mi cuarto, creí haberme tardado, pero no fue así, ya que vi a aquel niño llevando 2 tazas de café a la mesa.



-Hyung no tardaste, si quieres café puedes tomarlo-



Y sin decir más se sentó en una de esas sillas, y comenzó a beber, lo imite y me senté en la otra silla, tome la taza y bebí el contenido, mi cabeza estaba volteada hacia aquella ventana, pero de reojo veía como él empezaba a abrir aquellas cartas, la primera qué abrió no pareció importante ya qué saco un pedazo de papel, lo leyó, para después regresarlo al sobre y ponerlo a un lado, cuando abrió la segunda comenzó a fruncir el seño, le puse un poco mas de atención, y más después de ver como enojado partía en pedazos a la pobre, para después levantarse y tirar los restos a la basura, ya ni yo había hecho eso con la de mis padres, cuando regreso abrió la tercera carta, al parecer no era muy interesante, ya que la leyó de una forma aburrida, y por fin abrió aquella carta que tanto me intrigaba, cuando comenzó a leerla pude ver cómo se preocupaba, cada vez me intrigaba mas, realmente no era mi intención , pero era de naturaleza curiosa, vi como suspiraba de alivio, cuando termino de leerla la dejo con delicadeza a un lado para seguir disfrutando de su café con aquella sonrisa de oreja a oreja.



1 mes había pasado desde que mi vida había dado un giro drástico, mis padres solo me daban el dinero necesario, solo me enviaban para comer, algunos gastos de la escuela y una que otra cosa que necesitaba, no más ni menos, jamás creí que esto me sucediera a mí, ya me había cansado de estar en ese lugar, realmente me hacía falta mi vida anterior, y por si eso no era poco mi compañero se las apañaba con molestarme todos los días llegar con esa tonta sonrisa suya todos los días, que acaso no entendía que yo no estaba interesado en ser su amigo, es mas no estaba interesado en conocerlo o saludarlo, me sacaba de mis casillas, el no entendía mi situación, yo no quería nada de esto, el estaba acostumbrado a vivir así pero yo no, y no había podido leer aquella carta, y ¿Por qué? Porque tuve la brillante idea de darle la chapa a Changmin para no invadir su privacidad no sabía porque pero aquella carta me llamaba mucho la atención, y no solo por eso, en este mes había recibido en más de 1 ocasión cartas de aquel hospital. Deje mis pensamientos a un lado, al fin y al cabo era viernes, y después de ese día habían vacaciones de verano y tendría tiempo para pensar en qué hacer con aquella calificación



Otro aburrido día de clases, pero por más que yo quisiera no hacer nada, tenía que poner atención a clases, solo veía como anotaba y anotaba, y como siempre no entendía nada, fue cuando alguien toco a la puerta, el profesor puso cara de fastidio, no le gustaba que lo interrumpieran, a menos que realmente fuera importante, y para él la palabra “importante” significaba que alguien se estuviera muriendo, cuando abrió la puerta no dijo nada, y claro que no le convenía a menos que él quisiera ser despedido por que enfrente estaba nada menos que el director, hablaron de algo y el profesor sonrío, un escalofrío recorrió mi cuerpo, jamás había visto sonreír a ese viejo malhumorado, y lo agradecí, porque realmente me había dado miedo, fue cuando el profesor y el director entraron al salón.



-Muchachos, el director tiene algo que informarles-



Todos observábamos atentos al Director, rara vez pasaba por los salones, solo pasaba una vez por año entonces sería mi tercera vez, y ahora que lo recuerdo paso hace unos meses a informarnos algo, y con esta serían 5 veces.



El aludido pasó enfrente y comenzó a hablar



-Chicos hace unos meses les dije que tendrían un nuevo compañero, por desgracia, no pudo unirse antes por problemas personales, pero desde hoy será su compañero, Shim Changmin pasa por favor-



Cuando escuche aquel nombre mi vista se fijo en ese niño, entraba de forma tímida, mientras que mantenía su vista baja, pero si no me equivocaba el director nos había hablado del nuevo alumno hace 7 meses, pero no le di mucha importancia.



-El es Shim Changmin, desde hoy será su compañero en cálculo-



Y el director siguió hablando



-Este chico viene de último grado de secundaría-



El director fue callado por los murmullos que se escucharon por todo el salón como “no puede ser” “¿Ese niñato?” “deben de estar bromeando” Vaya que si me sorprendí, y una idea cruzo por mi mente, pero para eso me tenía que ganar la amistad de aquel niño, y al escuchar esos murmullos, pensé que ese era un buen inicio.



-Suficiente, que él sea menor, no significa que no pueda estar en tomar clase con nosotros-
Todos me miraron, incluso el profesor y el director, me sentí avergonzado, así que solo baje mi mirada, pero nadie hablaba y ese silencio me estaba matando. Hasta que la voz del profesor rompió aquel incomodo silencio.



-Vaya señor Kim, me sorprende de usted-



Yo solo asentí, y vi como Changmin me volteo a ver con una gran sonrisa y el profesor siguió hablando.


-Espero que aprendan del Sr Kim a no criticar a sus compañeros, y de este chico, el es un gran estudiante, por eso lo subimos de nivel y será su compañero estén de acuerdo o no, y si no quieren, la puerta está ahí a quien quiera irse-


Todo el salón quedo en silencio, vi como el director se despedía para después retirarse, y se podía sentir lo tensa que estaba la situación todas las miradas se dirigían a Changmin y no eran muy amigables que digamos.



-Sr Shim, siéntese al lado del Sr. Kim-



Vi como el asintió, y se sentó al lado mío, al parecer me iba a decir algo, pero el profesor de nuevo comenzó a apuntar y a explicar, así que los 2 le pusimos atención, y al pensar en las palabras de “yo” y “poner atención” en una misma oración se me hizo algo cómico, hay que irónica era la vida.



Tomamos juntos clases tanto de cálculo y luego él se retiro para seguir tomando clases en su respectivo edificio, cuando fue el tiempo de descansó comencé a buscarlo, aun no tenía alguna excusa, y menos para mi comportamiento, lo más seguro que en este mismo instante pensara que soy bipolar, pero algo se me ocurriría para inventarle, tenía que ganarme la amistad de aquel niño a como fuera lugar si es que quería que me ayudara con calculo, fue cuando sentí una mano en mi hombro y cuando voltee me encontré a aquel niño



-Hyung gracias por ayudarme en clase-



Sonreí, ya aquel niño me había ahorrado el trabajo de buscar alguna excusa, y él me devolvió la sonrisa.



-No hay porque Min, para eso están los amigos ¿no?-


El asintió, vaya que ese niño era ingenuo solo bastaba con hablarme bien y todo resuelto.



-¡Shim Changmin!-



Escuche la voz de Junsu gritándole a aquel niño y vi como se tensaba para después suspirar y eso me dio curiosidad



-¿Qué pasa Min?-



Vi como señalo a Junsu, estaba enojado y corría directo hacia Changmin, me dio risa, el me miro con cara de “Yo no le veo lo gracioso”



-¿Qué fue lo que le hiciste Min? Es raro verlo tan molesto, y más cuando Yoochun está a su lado.
Pero la conversación fue interrumpida, ya que Junsu había llegado seguido por Yoochun que apenas podía respirar, Junsu fue directo a Changmin, lo tomo de sus hombros y lo amenazo con su mirada.



-Ni creas que te vas a escapar, ahora mismo me dirás donde estuviste estos 6 meses, y no quiero más mentiras ¿Me entendiste Shim Changmin?



¿Desaparecido 6 meses? Sabía que había tenido problemas por lo que nos dijo el director, pero haber desaparecido tanto tiempo ya era mucho, y comencé a sentir curiosidad, si Junsu era su mejor amigo y ni si quiera él sabía que había pasado con él era que algo estaba ocultando, y Junsu había descubierto a Changmin intentando engañarlo, y no pude pensar más por que la campana sonó y vi como Changmin sonreía.



-Lo siento Junsu-ha ya van a comenzar las clases-



Vaya que ese niño era rápido, había sonado la campana y ya estaba a medio camino de su edificio, dejando a un enojado Junsu y sin evitarlo comencé a reír, y al parecer Yoochun tampoco, ya que una vez que comencé el me siguió ante la mirada furiosa de Junsu.



Y así las clases terminaron, cuando me dirigía a el edificio de secundaría vi a Junsu esperando en la entrada, una sonrisa de medio lado apareció en mi rostro, vaya que era persistente.



Vi a Changmin oculto en la entrada, y cuando me vio me hizo señas de que distrajera a Junsu, en sí no me importaba, pero parecía divertido, así que lo hice, al fin y al cabo no perdía nada.


-Junsu-ha-



El me miro con cara de fastidio, de por si no le caía bien, y al parecer no estaba de buenas, y no me sorprendía después de lo que paso en la hora de descanso.



-¿Qué quieres?-




En el momento en que Junsu se volteo Changmin salió tan rápido que si no fuera porque sabía que estaba ahí no lo abría visto, voltee a ver a Junsu que me miraba esperando mi respuesta.


-Solo quería saber que hacías ahí parado con ese mal humor-



-Solo espero a Minnie necesito hablar con él-



-Vale vale, te dejo, buena suerte-



Sonreí, ya que Junsu estaría ahí un largo rato, esperando a alguien que definitivamente no aparecería



Cuando llegue al departamento, creía que encontraría a Changmin ahí, pero no, no había rastro de él, como ya era su costumbre siempre aparecía a deshoras de la noche, y como siempre mi naturaleza curiosa se preguntaba que tanto hacía ese niño para llegar tan noche, y de nuevo mi mente me decía que la respuesta estaba en aquellas cartas del hospital que le llegaban, pero no era correcto…



Un segundo ¿Correcto? ¿Desde cuándo hacía las cosas de una forma correcta? Siempre había hecho de mi vida lo que me diera la gana y ahora estaba hablando sobre hacer las cosas correctas ¿Qué es lo que me estaba pasando? Ese niño solo hacía que perdiera la cordura. Me di un cabezazo contra aquella mesa a ver si con eso mi mente dejaba de pensar tantas tonterías, pero no fue una buena idea ya que ahora tenía un gran dolor de cabeza, fruncí el seño y lleve una de mis manos a mi frente para sobarla, fue cuando una voz me saco de mi ensoñación.



-Hyung ¿Estás bien?-



Sin quitar la mano de mi frente gire la cabeza y observe a Changmin entrando por la puerta con una cara de preocupación.



-Si no te preocupes Min solo tengo dolor de cabeza-



Hice la mejor de las sonrisas, y el solo asintió, fue a su cuarto dejándome solo, estaba a punto de darme otro cabezazo cuando vi como la mano de Changmin con una pastilla y en la otra un vaso de agua, alce la mirada para verlo con una sonrisa en su rostro.



-Tómalo Hyung, se te quitara el dolor de cabeza-



Yo solo asentí, tome la pastilla y me la lleve a la boca, para luego beber el contenido de aquel vaso.



-Gracias Min-



El volvió a asentir, tomo el vaso vacio y lo llevo a la cocina, estaba tan metido en mis pensamientos que no me había dado cuenta que por primera vez Changmin había llegado relativamente temprano.


Siguiente

5 comentarios:

  1. Anónimo1/31/2012

    Esta muy interesante...u.u porque jaejoong ignora tanto a changmin si es la persoma mas linda de todad :)
    o.o igual que jaejoong igual me intriga las carta del hospital para changmin ..esta enfermo changmin ?? se va a morir?? no quiero que nada malo le pase a changmin!:(
    Ya quiero saver que fue lo que hizo jaejoong a changmin que ahora se arrepiente....ya quiero saver como se enamoran y todo esta genial los captulo porfavor continualos es super muy interesante :)

    JAEMIN!!!

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Que interesante esta ésto. Tantas cosas que quiero saber. Espero que no le pase nada malo a Changmin.

    Esperaré el siguiente capítulo con ansias^_^

    ResponderEliminar
  4. Anónimo2/07/2012

    CONTI!!!!!! XFA!!! AMO EL JAEMIN!!!
    JAEMIN FOREVER!!!
    ME ENKANTA ESTE FIC!!!! ^-^

    ResponderEliminar
  5. me preocupa changmin seguramente tiene alguna enfermedad ojala no le pase nada malo, espero contii me gustó el fic :)

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD