Too popular to still be a virgin

11 comentarios
Hola, me he demorado la vida en traducirlo y adaptarlo, aunque bueno más traducirlo ya que el cambio de palabras y contextos fue mínimo. ES UNA ADAPTACIÓN NO ES MÍO. Le pertenece a la fantástica kubrick. Amé el fic y aunque tiene lemon los sentimientos descritos son tan ASDASD que no me importó leerlo. ♥


Título: Too popular to still be a virgin
Autor: kubrick
Adaptación: kimmy_lin
Pareja: MinJae
Género: Universo alterno, Adaptación
Extensión: Oneshot
Advertencia: Lemon
Sinopsis: 18 años de pureza es algo que a determinado hyung no le cabe en la cabeza y para buena o mala suerte de Changmin, el mayor tomará cartas en el asunto.
-----------------


Changmin ingresa a su departamento con una no muy simpática expresión en el rostro. Lleva ese gesto tantas veces visto por Yoochun y Junsu que estos agradecen al cielo internamente estar ya recostados sobre sus respectivas camas, antes de que alguna cosa pudiera ser dicha con respecto a la obviamente desastrosa cita del maknae.

Pero por supuesto Junsu es un masoquista.


“Así que... ¿cómo te fue?” Pregunta inocentemente.


Changmin le lanza una mirada bastante expresiva mientras se quita la camiseta, “¿cómo piensas que me fue?”

Junsu frunce los labios y mira a Yoochun en busca de ayuda. Pero él cómo siempre solo trata de ignorar la conversación por completo y salir ileso.


“Primero ella empieza a parlotear acerca de Dios sabe qué después cada maldita vez que yo trataba de llevar la conversación hacia algo que me interesaba, lo dirigía nuevamente a ella. Honestamente nunca había conocido a una persona tan egocéntrica en mi vida.” El menor resopla mientas se pone los pijamas a tirones.

“Suena como si fueran la pareja perfecta,” murmura Yoochun entre dientes.


Changmin o bien no lo escucha o pretende no escucharlo mientras se dirige hacia el baño dando un portazo detrás de él.

Yoochun y Junsu apenas tienen tiempo para sentarse sobre sus respectivas camas antes de que Jaejoong llegase, dando saltos, a la habitación con una sonrisa muy grande sobre el rostro.


“Hola, mis queridos dongsaengs”

“¿Por qué estas tan feliz?” Yoochun le pregunta, lamentándose en el mismo momento en el que las palabras salen de su boca. Sea cual sea la razón por la que Kim Jaejoong está feliz, debe ser algo que por lo general no desea saber, especialmente los detalles de la misma.

“¿Es que un persona no puede ser simplemente feliz?“ Jaejoong pregunta inocentemente caminando hacia su cama.

“No cuando acaba de tener una reunión con esa bestia” Junsu niega con la cabeza, frunciendo el ceño con disgusto al mencionar a su jefe.


Jaejoong se recuesta en su cama con las manos cruzadas detrás de su cabeza luciendo muy satisfecho “Bueno cuando tienes la certeza de que tu dongsaeng favorito está teniendo probablemente el sexo de su vida y todo gracias a ti, creo que tengo derecho a estar feliz.”

Yoochun se incorpora de pronto mientras suspira, “Me temo que no hyung.”

Alzando una ceja, los ojos de Jae se entrecierran con sospecha, “¿Porqué?”

Yoochun apunta con el dedo la puerta del baño y le lanza una mirada bastante exasperada, pero el otro chico se la pierde puesto que ya está lanzándose de su cama y apresurándose hacia el cuarto de baño.

Al tiempo en que abre la puerta, ve a Changmin del otro lado preparado para ir a la cama con su cepillo de dientes en la boca. Este último le dirige una mirada bastante sorprendida ante su abrupta entrada.

“Hy-u-ng,” Le saluda entrecortadamente ya que su cepillo de dientes empuja hacia abajo su lengua.

“¡Y una mierda, min!” Jaejoong grita.

Alzando sus cejas Changmin retira el cepillo dental de su boca, “¿Qué?”

“¿Porqué no estás en tu cita?” Jaejoong demanda.

Changmin suspira y rápidamente enjuaga su boca. “No funcionó,” Explica.

“¿Por qué demonios no?”

“Porque no”

Jaejoong levanta las manos en pos de derrota, "A ver si he entendido bien. Te consigo una cita con la persona más fácil de la empresa y-"

“A excepción de ti,” Changmin interrumpe.

Jaejoong le da una mirada reprobatoria antes de continuar, “¿Y tú la cagas?”

“No la cagué,” Changmin frunce el ceño indignado.

“Bueno, ¿te la tiraste?”

“No, no lo hice”


Los ojos de Jaejoong se ensanchan haciéndolo lucir entre molesto y exasperado, “Estás tratando de decirme que te conseguí una cita con una chica que se deja tocar allá abajo por un paquete de galletas e incluso así terminaste la cita ¡siendo aún virgen!”

Los ojos del menor se ensancharon también y se apresuró a cerrar la puerta detrás de su hyung. Se inclinó sobre ella al tiempo que le dirigía una mirada cortante a Jae, siseando “Ten cuidado.”

Jaejoong agita su mano desdeñosamente, “Oh vamos, como si ellos no supieran.”

“Todavía no quiero hablar de ello tan-tan...abiertamente.”

“¿abiertamente? Jesús min, ¿estás seguro de que no eres gay?” Jaejoong alza una ceja.

“Si lo fuera probablemente habría ido tras de ti, te las has arreglado para volver gay a cuanto hombres se te cruce en un radio de aproximadamente veinte millas.”

Jaejoong rueda los ojos, “No me odies por ser popular min.”

“Una cosa es ser popular hyung y otra coger con lo que sea que tenga dos piernas.”

“No necesariamente. ¿Recuerdas esa mujer que tuvo ese extraño accidente y caminaba cojeando de forma graciosa?”

Changmin le mira sospechosamente, “eso creo.”

Jaejoong asiente con la cabeza, “Pierna de madera.”

“¿Como lo sa-?“


Jaejoong lo detiene con una obvia mirada, el menor se sonroja instantáneamente.


“De todas formas,” Jaejoong mueve las manos tratando de explicarle, “Tú mi pequeño dongsaeng eres muy popular, así que no puedo entender cómo es que no te has cargado a alguien todavía.”

Changmin se encoje de hombros, “Es solo que no hay nadie que iguale mi talla.” Bromea.

“¡¿Y qué?!” Jaejoong grita, “¡Por el amor de dios Min, tienes 19 y aún sigues siendo virgen! Y realmente eso no sería tan malo sino fueras una de las personas más populares de la empresa por no mencionar el maknae de un grupo tan famoso como el nuestro. Quiero decir ¡carajo incluso Junsu tiene más experiencia que tú!”

“¡Claro que no!” Changmin frunce el ceño.

“Eh, pues sí. Él no es virgen.”

“Él solo se acostó con esa chica esa vez”

“Una vez es todo lo que toma,” Jaejoong le dice alzando las cejas como si fuera lo más obvio del mundo, y realmente lo era.

Suspirando, Changmin lleva una mano a su cabello, “No-no es tan malo ser virgen a mi edad, ¿verdad?”

“Para ti mi amigo,” Jaejoong le sonríe, poniendo una mano en sus hombros, “es una jodida desgracia.”


Changmin suspira de nuevo, sonando algo vencido.


“Pero no te preocupes,” Jaejoong le dice consoladoramente mientras le sacude un poco, “A partir de ahora conseguirte un buen polvo será mi misión personal”


Changmin lo mira aterrorizado mientras el mayor se dirige hacia la puerta.


“No te preocupes Min. Hallaré la manera de darle a tu rollito de primavera lo que desde hace un buen tiempo necesita.


Al día siguiente se encontró estando increíblemente avergonzado de que su hyung lo arrastrara por prácticamente todas las plantas de la empresa apuntando a todas las chicas que mostraban el mínimo atisbo de interés en él, y vaya que eran muchas.


“¿Qué me dices de ella?” Jaejoong le susurró mientras señalaba a una muchacha con el pelo negro y rayitos rosas que le llegaban a la altura de los hombros, usaba medias largas a rayas y una falda muy corta.

“¿Quién, esa friki?” Changmin hizo una mueca

“No es una friki” Jaejoong argumenta para luego fruncirle el ceño “¿Que no te gustaba la música punk?”

“Sí me gusta, pero no me visto para expresarlo.”


Jaejoong frunce el ceño aún más, luego dirige su mirada hacia su amigo con incredulidad al recordar sus posters, parches y discos.


“Por supuesto que no,” Susurra con ironía mientras mira a su alrededor y se centra en el corredor. De pronto apunta hacia una rubia alta que luce como una supermodelo de pasarela, “¿Qué hay de ella?”

Changmin la mira brevemente, arruga la cara y niega con la cabeza, “Es demasiado...perfecta.”

“¿Demasiado perfecta?” Jaejoong grita y suspira amargadamente, “Ok, porque mejor no me dices cuál es tu tipo de chica y así escojo tus candidatas eficazmente.”

“Jae-argh esto es realmente innecesario.”

“Tonterías” le reprocha el mayor, envolviendo con sus brazos los hombros de Changmin y conduciéndolo lejos del corredor, “Te prometí un buen polvo y un buen polvo es lo que tendrás.”


Changmin suspira.


“Ahora háblame de tu chica ideal” Le presiona.

Deteniendo sus pasos, Changmin muerde sus labios sumiéndose en sus pensamientos, “Bueno,” Empieza y Jaejoong alza sus cejas con anticipación, “Tiene que ser graciosa,”

“Que sepa contar chistes, anotado.” Jaejoong asiente mientras lo escribe mentalmente.

“Ella-ella no debe hablar mucho sobre sí misma,”

“No debe ser egocéntrica, entiendo”

Changmin mece la cabeza con un esbozo de sonrisa sobre sus labios, “No debe ser una chica de reglas. Odio a las “buenitas”.

“Un poco malcriadas, lo comparto” Jaejoong asiente con agrado, “Ahora ya tengo cubierta su personalidad, ¿que me dices de su aspecto físico?”

Changmin se encoje de hombros, “No tengo preferencias físicas, hyung.”

“Oh vamos, todas esas chicas que te señalé tenían algo mal en la forma de vestirse o maquillarse. Así que ¿Qué es exactamente lo que buscas?”

“Pues,” Changmin frunce el ceño y rasca su mentón mientras piensa, “Bueno, me gustan altas. No más altas que yo, pero ya sabes...altas.”

“Nada de enanas, ok,” Jaejoong levanta sus dedos como añadiendo personas a la lista de posibles candidatas para el maknae, “Creo que tendré que quitar a nuestra noona de la lista”

Changmin resopla antes de continuar, “Me gustan de pelo oscuro.”

“¿No te gustan rubias?”

“No,” asegura moviendo la cabeza.

“¿Qué hay de las pelirrojas?”

Changmin se encoje de hombros, “No tengo ninguna queja con ellas. Pero las prefiero pelinegras”

“Entendido...no rubias; las morochas y pelirrojas todavía tienen suerte”

Changmin está definitivamente luchando con una sonrisa “Um, me gustan de ojos bonitos”

“Define ojos bonitos”

“No sé...solo bonitos”

Jaejoong lo mira un poco exasperado, “No me ayudas min, a que te refieres exactamente con ojos bonitos, a ojos ¿grandes? ¿Pequeños? ¿Marrones? ¿Azules? ¿Verdes? ¿Claros? ¿Brillantes?”

“No lo sé,” Vuelve a encogerse de hombros, “Brillantes creo. Cuando puedes apreciar realmente el color.”

“¿Algún color en específico?”


Changmin encoje los hombros por quinta vez y Jaejoong suspira.


“¡Es que no lo sé hyung!” protesta. Luego inhala y mueve su cabeza de un lado a otro “Me gustan los ojos oscuros supongo”

“Bien,” Jaejoong aprueba. “Así que buscamos a alguien que pueda hacerte reír, rompa reglas, no piense sólo en sí misma, sea alta, tenga ojos brillantes y pelo oscuro ¿cierto?”

“Sí.”

“Pues no será tan difícil,” Jaejoong murmura con sarcasmo.

----

Después de algunas horas cuando ingresan al salón del photoshoot, Changmin está agradecido por primera vez de tener que compartir cámaras con Junsu.

Jaejoong por su parte está a punto de tener un ataque de pánico por tener de compañero a Yoochun quién por cierto le impide seguir atormentando al maknae sobre su vida amorosa. Razón por la que irónicamente Changmin está tan feliz de estar lejos de él.


“Deberías estar vistiéndote” Le dice Junsu con reproche mientras le quita el celular de las manos sin previo aviso y lo apaga “Jaejoong-hyung va a molestarse.”

“¡No!” Changmin prácticamente grita, “¡Trasero de pato! ¿Tienes idea de cuánto me ha costado llegar al catorceavo nivel?”

“Oh,” Junsu murmura sintiéndose algo mal por el menor.

“¿Tiene algún problema Changmin-shii?” Esas palabras le hubieran hecho pensar a Changmin que se trataba de alguien del staff de no ser porque esa voz le resultaba tan familiar a sus oídos que él simplemente se encontró así mismo mirando la cara divertida de Jaejoong.

“¿Porqué no está en su vestidor Jaejoong-shii?” Pregunta el menor.


Sonriendo aún más ampliamente, Jaejoong se inclina sobre la mesa del tocador en la que Changmin se encuentra sentado para hablarle al oído en voz baja. Junsu inmediatamente vuelve a sus tareas ignorándolos completamente.


“He pensado mucho en los requisitos para tu futura pareja sexual.”

“¿Así?”Changmin dice en tono cansado

“Sí,” afirma Jae asintiendo con la cabeza.

“¿Y?” le pregunta Changmin con una ceja levantada

Sus dientes blancos brillan mientras dice, “Y he llegado a una conclusión.”


Changmin espera en silencio que Jaejoong continúe y como este no lo hace le lanza una mirada impaciente.


“¿Y bien?” Demanda.

“Pues,” la sonrisa de Jaejoong increíblemente se ensancha aún más, “He decidido que tus expectativas son muy altas y que esperas mucho para tu primera vez.”

Changmin parpadea, “¿Es esa es tu brillante conclusión?”

“Yo no dije que fuera brillante.”

“No pero tu sonrisa dice lo contrario.” Changmin argumenta.

“Bueno no puedo evitarlo. Me hace darme cuenta que solo necesito que dejes de actuar como una niñita y folles a alguien de una vez por todas.”

“Hyung, ¿Porqué esto es tan importante para ti?” Changmin demanda.

La sonrisa del mayor se suaviza un poco, “Porque eres mi dongsaeng favorito y quiero que sepas de lo que te pierdes.”

Changmin suspira y murmura, “No puede ser tan bueno.”

Jaejoong se para derecho nuevamente y palmea su espalda, “Ah las sinceras palabras de un virgen.”

“Jaejoong-ah ¿Dónde estás?” Yunho grita del otro lado de la puerta antes de entrar “¿Pasa algo?” pregunta con cautela al ver la mueca dura del menor

“Nada, simplemente estaba proponiéndole a nuestro min-ah si me haría el favor de concederme una paja después de que todo esto termine,” Jaejoong sonríe inocente

“Es verdad hyung, ahora llévatelo de aquí antes de que lo eche a patadas” Changmin dice tratando de contener sus sonrisas.

“Regresa a tu vestidor Joongie,” concede el líder rodando los ojos, divertido, mientras escucha las risas solapadas de Yoochun y Junsu por detrás.


Changmin le dirige una risita pícara al mayor sin embargo este no se la devuelve. Camina hacia fuera de la habitación automáticamente como si su cabeza se encontrara en otro lado.

-----

Changmin se sienta en alguno de los muebles del living al lado de Jaejoong quien está extrañamente tranquilo. Junsu, Yoochun y Yunho se sientan en los muebles del frente, atragantándose con sus cenas.

“¡Hey! Tranquilos, bájenle un poco ¿quieren?” Changmin ríe al verlos, “¿Qué tal si se atragantan?”

“Probablemente morir,” responde Yoochun con la boca llena de papas fritas.

“¿Por qué tanta prisa?”

“Tenemos que grabar en la radio hoy.” Junsu añade.

Frunciendo el ceño Changmin pregunta, “¿No les tocaba la semana entrante?”

“Según nos han dicho el tour a Japón ha modificado todo”

Changmin negó con la cabeza, “Se piensan que somos autómatas.”

“Si bueno ojalá lo fuéramos. Probablemente nos den un par de horas para aprendernos el guión y organizarnos, luego un par más para grabarlo y quizás otro más para que se aseguren de que no quieren añadir nada.” dice Junsu antes de tomar un largo trago de té helado a la boca.

Yunho solo se queja en susurros ininteligibles desde su mueble.

Changmin exhala un largo suspiro, “Jesús y ¿cuándo se han enterado de todo esto?”

“¡Hoy!” Junsu casi llora, “Es decir, ¿puedes creerlo?”

Changmin camina hacia Junsu y toma la mano de su histérico amigo “Shhh, está bien hyung. Hagámoslo por ellas,” le tranquiliza

“Es fácil para ti decirlo no estarás tirado prácticamente toda la noche en la radio sin poder pegar un ojo.”

Por primera vez en esa noche, Jaejoong alzó la cabeza, “¿Estarán fuera de casa durante casi toda la noche, entonces?”

Yoochun asiente, “Si probablemente, ¿porqué?”


Jaejoong no responde ya que está ocupado recogiendo sus trastos para irse.


“¿Hyung?” Tres de ellos preguntan, el otro sigue en su mundo.

“Los veré más tarde,” les dice a modo de respuesta mientras prácticamente se lanza hacia la cocina para lavar sus platos.

“¿Qué le pasa?” Junsu le pregunta al menor.

Changmin niega con la cabeza mientras ve a Jaejoong dirigirse a su dormitorio, ¿Qué le pasaba?


----

Después de que Yoochun, Junsu y Yunho se van, Changmin se encarga de los trastos. Limpia algunos restos del living y se tira sobre el mueble a ver alguna película. Usualmente cuando se quedaban solos Changmin dormía muy tarde ya que Jaejoong lo alimentaba mientras veían alguna película con sus divertidísimos comentarios de fondo, pero ahora el silencio de la sala le impide mantener los ojos abiertos.

Las películas que pasan por cable no le atraen del todo y las que tiene en físico ya las ha visto por lo menos dos veces.

Así que después de batallar con el sueño un par de veces, desiste. Apaga el televisor y camina arrastrando los pies hacia su dormitorio compartido.

Al tiempo en que Changmin ingresa en el dormitorio se encuentra con la sombra de Jaejoong de pie junto a su cama. Sorprendido, se queda mirándolo un tiempo sin poder llegar a comprenderlo hasta que decide toser para que el otro note su presencia.


“¡Min!”

“¿Hyung?” Changmin trata de repetir el tono de sorpresa sobreactuada del mayor pero esta meramente sale de sus labios en forma de pregunta. “¿Estás bien?”

“Sí,” Jaejoong se apresura a decir asintiendo con la cabeza. Hace una mueca hacia la cama del menor, “Siéntate Min.”


Luciendo algo curioso, Changmin se deja caer en el filo del colchón.

Jaejoong se sienta a su costado con una sonrisa algo torcida.


“¿Qué hay?”


Inhalando profundamente, la sonrisa del mayor se ensancha aún más. Changmin se pregunta cómo es que la cara de Jae aún no se ha partido en dos en estos días.


“He estado pensando en tu, ehm, situación,” Jaejoong comienza.

Changmin resopla, “Oh dios no de nuevo.”

“Bueno creo que lo he solucionado,” Jaejoong dice rápidamente.

“¿Qué quieres decir?”

“Es que creo que tú mi querido Min, tienes serios problemas de confianza, por los cuales se explica por qué tienes tantas dificultades para encontrar una...ehm...pareja.” la risita burlesca de Jaejoong termina en una media sonrisa.

Los ojos de Changmin se entrecierran, “¿Crees que tengo problemas de confianza?”

“Ajá,” Jaejoong asiente con la cabeza, “Tienes que admitir que somos solo unos pocos en los que realmente confías”

Changmin frunce un poco el ceño, “¿Y?”

“Y dime dentro de esas pocas personas en las que confías, ¿en cuál confías más? Excluyendo a tu madre, claro,” le pregunta, su cara luce de pronto un poco nerviosa.

“Bueno…tú por supuesto,” Changmin responde rápidamente.

La cara de Jaejoong se relaja para volver a sonreír, “Razón por la cuál te estoy ofreciendo mis servicios.”


Él mantiene los brazos abiertos como entregándose al viento. Los ojos de Changmin pestañean sin entender.


“Yo-tú-¿qué?” Dice atropelladamente

“¿Quién podría ser mejor?” dice Jaejoong sonriendo honestamente

“Hy-hyung eso-eso ¡es una locura!” Changmin chilla

“¿Por qué?”

“¿Cómo que porqué? ¡Eres un-un chico!”

“¿Y?” Jaejoong alza una ceja.

Changmin suspira derrotado, “No todos somos como tú hyung. El género usualmente importa para la mayoría”

“No si encuentras a esa persona atractiva,” Jaejoong argumenta, “¿Y tú? ¿Me encuentras atractivo?”

Changmin sisea en contra de su voluntad “Todos saben que eres apuesto.”

“Eso no es lo mismo,” Jaejoong niega con la cabeza, “Cualquier persona puede saber cuándo otra es apuesta o no. Lo que trato de decir es si tú me encuentras atractivo ¿Te sientes atraído hacia mí aunque sea de la forma más mínima?

Changmin desvía la mirada del mayor y exhala el aire de sus pulmones con exasperación por su nariz. Su silencio sin embargo es suficiente respuesta para Jaejoong quien empieza a sonreír aún más.

“Excelente,” De repente el mayor toma por los brazos a Changmin y lo voltea en su dirección.

“¿Qué estás haciendo?” Changmin demanda, su voz se quiebra con miedo.


Jaejoong solo suelta una risita mientras los acomoda a ambos en el centro de la cama, y se sienta cruzando sus piernas. Obliga a Changmin a hacer lo mismo y después de un poco de forcejeo por parte del último, se encuentra sentado cara a cara con Jaejoong, sus rodillas tocándose.


“Jaejoong ¿qué estamos haciendo?” Changmin pregunta forzando su voz para que suene seria, usando el propio nombre de su hyung para demostrarlo.

“Pues, pienso que un principio debemos ir despacio,” dice el mayor, posicionando sus manos sobre los muslos de Changmin.

Changmin mira las manos ajenas como si fueran un par de anacondas y susurra, “No estoy seguro de querer hacer esto.”

“¿Por qué no?” Jaejoong suspira de nuevo, acariciando con las palmas de sus manos las del menor muy suave y despacio. Él oye como Changmin traga su propia saliva y lucha con esa sonrisa que intenta pintarse sobre sus labios. “Primero trataremos con un beso rápido, ¿ok? Solo un pequeño roce.”

Los ojos de Changmin le miran con incredulidad, “Hyung, sé como besar no hay necesidad de que me lo enseñes paso por paso.”

“No trato de enseñarte, idiota, es para que podamos acostumbrarnos a tocarnos. Ya sabes en la forma no hyung-dongsaeng a la que estamos acostumbrados.

“Oh,” Changmin se sonroja un poco y Jaejoong no puede evitar pensar que es adorable.

“Bien, así que un pequeño roce primero.”

“¿En la boca?” Changmin pregunta profundamente azorado.

Riendo, Jaejoong asiente, “Sí en la boca, Min”

“Está bien,” Changmin murmura.


Asintiendo a su vez como dándose valor, Jaejoong se inclina hacia él y Changmin también lo hace, aunque un poco más despacio. Eventualmente se encuentran a mitad de camino y plantan un pequeño beso rápido en los labios del otro.

El par regresa a sus sitios iniciales ni bien el acto es concluido.


“¿ves? No fue tan difícil,” Jaejoong le sonríe.


Changmin meramente asiente con la cabeza pero luce como si estuviera aguantando la respiración.


“Ok esta vez, nos besaremos por un poco más de tiempo. Pero no más profundo. Labios cerrados”


Changmin asiente y esta vez se inclina hacia Jaejoong más rápido. Cuando sus labios se presionan juntos, Changmin se sorprende de la suavidad de la boca de Jae. Realmente no había sentido mucho de él con ese primer beso pero este le hace darse cuenta de la suave y esponjosa textura de sus labios.

Lentamente Jaejoong se aleja un poco. Sus narices están a apenas milímetro de distancia.


“¿Todo bien?” Le pregunta en casi un suspiro


Changmin asiente de nuevo sin poder formar palabras. Sin moverse o dar algún indicio de querer separarse hasta que Jaejoong le diga que hacer a continuación.


“Labios separados, no lenguas.”


Ante la palabra lengua, la vista de Changmin se torna un poco borrosa, se siente un poco mareado. Y está lo suficientemente confundido para no poder ser capaz de discutir llevar esto más lejos, así que Jaejoong toma ese silencio como permiso y presiona su boca con la suya.

Este beso se siente aún más fuerte que el último. Muy despacio Jaejoong abre sus labios y envuelve grácilmente los del menor. Su sangre palpita en algún lugar cercano a su manzana de Adán, Changmin abre sus labios también.

Contrae la mandíbula, es todo lo que puede hacer para no empujar su lengua dentro del deleitante calor que le proporciona la boca de Jaejoong al sentir su cálida respiración colisionar sobre su labio superior y acrecentar la sensación de humedad que atraviesa su cerebro.

Jaejoong inclina su cabeza a un costado para darles a ambos un mejor ángulo haciendo que Changmin apriete las manos en forma de puños sobre el edredón para obligarse a no intensificar el beso hasta que el permiso se le fuera concedido.

Jaejoong sin embargo parece reacio a detenerse ya que empieza a besarlo con más fuerza y vigor. La velocidad y presión de los labios de Changmin se incrementan cuando Jaejoong deja escapar un gemido en su garganta.

Rápidamente, Jaejoong aparta su boca pero solo por el tiempo necesario para decirle, “Lenguas, ahora lenguas.”


Changmin asiente, sus ojos permanecen aún cerrados mientras desaparecen la diminuta distancia que los separa y vuelven a besarse desesperadamente. La primera sensación de la lengua de su hyung sobre la suya lo hace jadear, y solo puede tirar del resto de la lengua contraria hacia dentro su boca, casi sin pensarlo.

Jaejoong hace un ruido incomprensible por la sorpresa pero no protesta y le permite continuar succionando prácticamente cada rincón de su boca.

Después de algunos minutos besándose y jadeando bajo el cuerpo del otro, Jaejoong finalmente libera el cuerpo del menor.


“La ropa,” Sisea con la voz ronca, “Quítate la ropa.”


Changmin asiente torpemente y empieza a desabotonar su camiseta con dedos temblorosos. Jaejoong le ayuda pero no pueden hacerlo. Después de algo de forcejeo y gracias al cielo logran retirarle la camiseta a Changmin por encima de sus hombros.

Jaejoong se sostiene en sus rodillas un momento para desabotonar su propia camisa, mientras Changmin lentamente se deshace de su correa y libera el botón de sus pantalones. El menor le da una mirada ansiosa e insegura a Jae, este último simplemente le golpea el hombro animándolo mientras se desabotona sus pantalones, ahora exitosamente sin camisa.

Se quita los pantalones de una patada antes de que Min termine de bajarse el zipper siquiera, y los lanza a un costado de la cama luego desliza sus bóxers por sus largas piernas mostrándose a totalidad a su dongsaeng por vez primera, ya medio duro.

Changmin lo admira fijamente durante incontables segundos y Jaejoong le permite hacerlo, sentándose junto a él en silencio. De pronto Changmin se incorpora de la cama, camina hacia la ventana para cerrar las persianas de la habitación, luego apaga la luz y enciende la lamparilla de noche antes de tirar de sus jeans y bóxer fuera de su cuerpo.

Viendo esto como una buena señal, Jaejoong le sonríe, sus ojos no se posan por mucho tiempo en los genitales de su amigo para no incomodarlo. Changmin entonces, se lanza sobre el mayor capturándolo en un beso intenso. Gimiendo audiblemente mientras empuja al otro hacia el colchón nuevamente.

Jaejoong se sostiene de sus codos mientras empuja como puede al menor para detenerle.


“Espera un segundo.”

“¿Por qué?” Las cejas de Changmin se ciñen y sus labios forman una fina línea con preocupación.

Las manos de Jaejoong se posicionan sobre su pecho y lo recorren despacio, calmándolo, “Sé que esto va a ser diferente a todas las otras veces que lo harás. Así que no espero que me toques en lugares en los que la mayoría haría.”

Changmin frunce el ceño “¿Cómo en donde?”

Jaejoong le da un expresivo vistazo a su ahora totalmente erecto miembro. Changmin sigue su mirada para luego alzarla de nuevo con el ceño aún más fruncido.


“Hyung si voy a hacer esto...voy a hacerlo bien”

“Sí lo sé, pero sé que no te gustan los tíos así que-“

“¡Jaejoong!” Changmin le interrumpe, “Voy a tener sexo contigo, es mi primera vez y quiero hacerlo de la forma que debo.”

Lamiendo sus labios y respirando mucho más pesadamente que antes, Jaejoong asiente con la cabeza, “ok.”

“Bien,” Changmin dice firmemente antes de volver a posicionarse sobre él y continuar besándolo, pero Jae le detiene nuevamente. “Si quieres hacer esto de la forma debida entonces, bueno...” Gatea sobre la cama en dirección a la mesilla de noche y busca algo entre los cajones.


Luego extrae algo con gesto excitado y avergonzado a la vez. Changmin nota que tiene en sus manos un tubito o algo parecido.


“¿Qué es eso?” pregunta, ignorando como el calor del mayor parece irradiar por todo su cuerpo ahora que se ha sentado enfrente de él nuevamente


Jaejoong muerde el interior de su labio antes de mostrárselo.


“Oh,” Changmin susurra cuando lee la inscripción del tubito. Su cara se torna roja nuevamente y Jaejoong no puede evitar soltar una risita. “¿Qué tengo que hacer? ¿Qué hago?”

Jaejoong coge las manos de Changmin y voltea sus palmas arriba. Echa un poco de lubricante en sus manos y frota el contenido en los dedos y palmas del menor.


“Tienes que prepararme antes de que tú...ya sabes,” le dice en voz baja.


Changmin traga su saliva y la respiración se le vuelve aún más pesada cuando ve a Jaejoong conducir su mano hacia su entrepierna. El mayor se acomoda mejor en la cama y abre sus piernas despacio. Mira cuidadosamente el rostro de su dongsaeng mientras conduce sus dedos a su zona más intima.


“¿Estás bien, Min?” Susurra, deteniéndose justo antes de alcanzar su carne.


Con los ojos pegados hacia donde su mano está siendo arrastrada, Changmin solo asiente incapaz de decir nada. Entonces Jaejoong empuja sus dedos muy despacio sobre su entrada. Jadeando al sentir la pequeña invasión allá abajo.


“Aquí vamos, justo así,” Trata de animarlo.


Los ojos de Changmin permanecen fijos en lo que está haciendo, dejando que sus dedos sean orientados en pequeños círculos. Siente a Jaejoong apretarse un poco más ante sus actos.


“Solo un poco más de presión, Min,” la voz de Jaejoong suena más rasposa de lo usual.


Changmin acata sus órdenes y empuja con más fuerza. Gime audiblemente cuando siente su dedo hundirse más en la cavidad.


“Sí, eso es,” Jaejoong jadea.


Changmin levanta la mirada por primera vez hacia el rostro de sus amigo y de pronto siente su estómago retorcerse y su pene endurecerse al ver los ojos entrecerrado del mayor. Por su propio deseo, Changmin empuja su dedo aún más adentro, robando un gemido de los labios de Jaejoong.

Abriendo un poco más su ojos, Jaejoong mira cuidadosamente a Changmin, “Ok, es tu turno.”

Changmin le dirige una mirada muy sorprendida mientras retira sus dedos.


“Solo en tu miembro, min,” Jaejoong le ayuda al coger un poco más de lubricante. Él también deposita un poco en su mano mientras mira a su hyung en silencio.

“No tendrás necesidad de hacer esto con las chicas,” Jaejoong le explica antes de envolver con sus dedos la muy dura y dolorosa erección del menor, haciéndolo jadear. Mantiene sus ojos clavados en los de Changmin y continua estrujando su carne de arriba abajo, “Las chicas usualmente se ponen bastante húmedas cuando están excitadas, así que no tendrías necesidad de lubricarlas. A menos que realmente vayas por nuestra noona.”

“Cierra la boca,” Changmin gime, mientras tira su cabeza hacia atrás sintiendo el placer recorriéndole.


Jaejoong suelta una risita al mirarlo, sintiendo su miembro duro entre sus manos. Changmin se siente mejor de lo que nunca había imaginado.


“Bien,” Jaejoong suspira, liberando su agarre. Se inclina hacia él para besarle rápidamente, Changmin trata de intensificarlo pero Jaejoong le aparta ágilmente, “ya estás listo.” Mira cuidadosamente los ojos se su dongsaeng antes de preguntar, “¿Estás seguro de querer hacer esto?”

Jadeando suavemente a través de sus labios entreabiertos, Changmin le devuelve la mirada y luego asiente con la cabeza, “Sí.”

Bajando la mirada hacia sus labios, Jaejoong se inclina de nuevo y suavemente presiona sus labios contra los del menor. Y le permite llevar el beso más lejos y eventualmente caen de espaldas con Changmin encima de él.

Sus manos recorren el cuerpo desnudo del otro, sintiendo por primera vez verdaderamente la suave piel y cada curva. Explorando, los dedos de Changmin encuentran un pezón y lo pellizcan juguetonamente. Jaejoong jadea con placer dentro de su boca, su espalda de arquea y levanta de la cama un poco.

Rompiendo el beso con un grito amortiguado, Jaejoong dice con voz rasposa, “Esto será diferente con una chica también, Changmin. Con una chica tu solo-solo tendrás que deslizarte dentro en vez de tener que forzarte.”

Changmin le observa un poco consternado. Rápidamente se incorpora apoyándose de sus brazos para poder observar el rostro del mayor.


“¿Forzarme?”

“No es tan malo como suena,” Jaejoong dice rápidamente, su mano recorre de arriba abajo la suave piel del brazo de Changmin.

El ceño del menor crece, “No voy a- no voy a lastimarte ¿cierto?”

La expresión de Jaejoong se suaviza en un instante y le dedica una pequeña sonrisa a su dongsaeng, “No. No vas a lastimarme.”


Changmin parpadea inseguro por un momento y luego asiente.


Sonriendo un poco más ampliamente ahora, Jaejoong abre sus piernas dejando que Changmin se acomode entre ellas. Observa con ansiosa expectativa el miembro de su min desaparecer de su línea de visión por debajo de sus caderas.

“Bien, ahora ve con calma, Changmin,” Jaejoong susurra, algo cautelosamente, “Solo ve despacio, por ahora.”

Changmin asiente y muerde su labio inferior ansiosamente. Sostiene su pene en su mano y deja que la punta acaricie la entrada del mayor. Oye el gemido de Jaejoong y observa sus caderas elevarse un poco.

Lamiendo sus labios, Changmin empuja la cabeza en el cuerpo debajo de él. El ano de Jaejoong se abre y deja ingresar su miembro sin problemas es más le obliga a hundirse un poco más.

Se queda un poco shockeado ante la abrumadora estrechez que rodea la cabeza de su miembro. No se asemeja a nada de lo que jamás ha imaginado.

“Eso está bien, minnie,” Jaejoong traga una bocanada de aire, “Sólo un poco más.”

Sin alzar la mirada para encontrarse con la suya, Changmin apega sus caderas un poco más y mira como su pene se ciñe aún más dentro del fabuloso cuerpo de su hyung.

Se sostiene de los muslos abiertos de Jaejoong mientras se impulsa más profundamente, apoyando la mayor parte de su peso en sus rodillas mientras que los dedos de sus pies de incrustan en el colchón. Jaejoong está caliente también, el calor que su cuerpo emana se siente como si estuviera encendiendo su miembro con deliciosas llamas.

Él se detiene cuando siente que ya no puede continuar. Puede sentir el cuerpo de Jaejoong negándole más acceso y él no quiere forzarse pues teme lamentarlo.

Respirando pesadamente, Changmin levanta la mirada y es complacido con la imagen de Jaejoong ligeramente inclinado hacia atrás, su miembro luciendo menos rígido que desde la primera invasión.


“¿Estás bien?” Changmin le pregunta sin aliento.

Jaejoong asiente y lame sus labios, “¿Y tú? ¿Cómo se siente?”

Dejando salir un largo y bajo respiro, Changmin cierra sus ojos, “Joder,” gime.

Jaejoong sonríe, “¿Así de bien, ah?”

Los brazos de Jaejoong empiezan a temblar y muerde su labio inferior en un obvio intento por no moverse aún en contra del placer que siente. Jaejoong no puede creer que Changmin tuviera tanta resistencia para ser una persona que nunca ha sentido algo como esto anteriormente. Duda que Changmin pudiera durar mucho más y no espera una buena dosis de placer para sí mismo dada la inexperiencia del menor.

“Ok, Changmin” Jaejoong gime, tiene que admitir que su miembro se sentía bien dentro de él, “muévete.”

Su respiración dejándolo tembloroso, Changmin asiente y despacio retira sus caderas, sintiéndose deslizar fuera de la cálida estrechez luego se empuja dentro nuevamente. Un gemido se le escapa de lo más profundo de su garganta y cierra sus ojos.

Jaejoong alza la mirada, observando su rostro, entregado a cada ráfaga de placer que le envuelve. Él puede ver en su visión periférica como las manos de Changmin están estrujando en puños las sábanas y eso hace que su pene brinque ansiosamente.

Él deja que su miembro se deslice de sus manos y baja ambas manos hasta tocar las caderas en movimiento de Changmin, justo en el lugar en el que desaparece la suya propia. Sus dedos tocan delicadamente su piel, sintiendo sus huesos y músculos en movimiento.

Él mira el movimiento de las caderas de Changmin con fascinación, luego levanta sus ojos de nuevo hacia su rostro. Los ojos de Changmin están abiertos y miran intensamente los del mayor.

Sus dedos se deslizan por los costados de sus caderas y suspira “Changmin.”

La boca de Changmin se abre en forma de “o” y gira sus caderas con fuerza. Jaejoong jadea y sus ojos se ensanchan cuando algo parecido a una corriente eléctrica desde su abdomen hasta cada parte de su cuerpo.

“Mierda” Sisea, sus propias caderas ondeando para tocar las del menor “Si, eso se siente muy bien.”

Changmin se muerde los labios y susurra “Hyung...”

“Lo sé,” Jaejoong gruñe en respuesta.


El placer lo envuelve con más fuerza ahora y Jaejoong está de pronto impresionado por el aguante de Changmin, Jaejoong había pensado que el menor se correría hace mucho rato. Sin embargo puede sentirse jadeando desesperadamente y de vez en cuando un gemido involuntario escapa de su garganta.

Quiere más, necesita más. Nunca ha sentido la necesidad que siente ahora y solo quiere entregarse a ella.


“Más, Changmin,” Dice con la voz rasposa.


Changmin le dirige una mirada insegura. Observando su mejillas sonrojadas. Jaejoong no está seguro de cómo explicarle lo que necesita, especialmente porque él tampoco lo sabe. Desliza sus manos de las caderas de Jaejoong hacia la mitad de su espalda para impulsarle con más fuerza.


“Más profundo,” Jaejoong gruñe cuando siente su pecho desnudo frotándose contra el del menor.

“¿Estás seguro?” Changmin sisea.

Jaejoong asiente, su rostro trata de demostrar su desesperación.


Él no está seguro de si sus gritos de alivio y placer son los más bulliciosos o no. Y solo puede embestir y embestir con las fuerzas que le quedan.


“Sí,” Jaejoong gimotea, su cabeza echada hacia atrás presionando su almohada, “Justo ahí min.”


Changmin continúa sus embestidas, aún sosteniéndose de las caderas del mayor. Observa la capa de sudor que envuelva la nuez de la garganta de su hyung. Inclina su cabeza y lo besa, succionando la humedad y luego lamiendo los rastros de ella.

Jaejoong gime de nuevo, su agarre en la espalda de Changmin se incrementa, sus dedos se hincan en él con desesperación.


“Más duro,” Implora. “Por favor te quiero más...yo”


Changmin le complace y es pronto agradecido con un maravilloso sonido de sus pieles frotándose y chocando la una con la otra.


“Oh dios, hyung,” Changmin gimotea, “Oh dios.”

Jaejoong alza la cabeza en una fracción de segundo y trata de capturar los labios de Changmin en un beso. Changmin se lo confiere y empuja su lengua en su boca para acompasar sus profundas y duras embestidas. Jaejoong gime dentro del beso y suena como si estuviera a punto de echarse a llorar si no obtenía más de su dongsaeng, sino le conducía aún más cerca de lo que ya estaba.

Se sostiene de la espalda de Changmin como si tuviera miedo que fuera a desparecer, así que este intensifica su agarre en sus caderas y lo penetra tan fuerte como puede. Jaejoong rompe el beso con un grito de inmenso placer.

Changmin trata de sonreír pero se da cuenta que no puede encontrar la energía para hacerlo ya que la vierte toda en embestirlo más fuerte para incrementar los gimoteos de placer se su hyung. Su mano derecha libera el mortífero agarre en la ahora amoratada cadera de Jaejoong y la reemplaza por su pegajosa y húmeda erección.


Jaejoong mirad susurra, mitad gime cuando sus ojos encuentran los de Changmin “Mierda, Min vas a hacer que me corra.”

“¿En serio?” Changmin susurra, sus ojos se ensanchan.


Jaejoong asiente, empujando sus caderas hacia arriba unas veces más antes de soltar un intenso e inteligible grito ahogado.


“¡Changmin!”


Changmin le observa venirse completamente fascinado. Puede sentir el semen caliente brotar a lo largo de su mano y salpicar en la suya y sobre el abdomen de Jaejoong también. Él disminuye sus embestidas cuando Jaejoong se tensa, mirándole a los ojos, desnudando su alma.

Para luego con un tembloroso gemido dejarse caer en la cama respirando dificultosamente. Changmin lo mira en absoluto ensimismamiento antes de que empezar a sentir las olas de placer creciendo y tirando en su interior. El menor se impulsa dentro más fuerte, más profundo y sus embestidas aumentan la velocidad.

Lanza un grito ahogado cuando Jaejoong levanta sus caderas al ritmo de sus embestidas y sus manos recorren su espalda de arriba abajo luego sus costados.


“Vamos minnie,” le susurra.


Sintiendo la ola crecer desde su estómago hasta sus testículos, Changmin muerde la piel de Jaejoong y finalmente se corre dentro de él, disparándose abundantemente en el cuerpo del mayor, quien gime al sentir su esperma llenándolo.

Es un placer que nunca antes ha sentido, supera la mejor paja de su vida por millas y todavía los efectos siguen consumiendo su cuerpo.

Changmin no puede respirar y está luchando por mantener sus ojos abiertos, pero lo hace al fin y al cabo para poder mirar la expresión satisfecha y algo nublada de su hyung. Finalmente se derrumba sobre el torso de Jaejoong.

El mayor suelta en una bocanada de aire el aliento que raspa su garganta y parece golpear sus pulmones. Con una murmurada disculpa, se dispone a salir del cuerpo de Jaejoong.


Jaejoong susurra de pronto, “Ve despacio”

“Lo siento,” Changmin farfulla. Muy despacio sale del cuerpo del mayor y luego se deja caer a su costado.


Desde ahí observa el perfil de Jaejoong, y se siente muy inseguro de que decir o como sentirse.


“Bueno,” Jaejoong rompe el silencio, “Adivina quién ya no es virgen.”

Changmin parpadea y le toma un momento procesar todo lo que ha sucedido en los últimos minutos. “Wow,” murmura.

Jaejoong suelta risitas y se recuesta de lado para que queden cara a cara. Su expresión se suaviza al mirar los ojos de su dongsaeng.

“¿Estás bien?” Susurra.

“Sí,” Changmin sonríe, “De hecho estoy mejor que bien.”

“Dios,” Jaejoong ríe. “Tengo que admitir Min, que no esperaba mucho de ti ya sabes siendo tu primera vez y todo, pero maldita sea eso estuvo fenomenal.”

Los ojos de Changmin se ensanchan, “¿De verdad?”

“De verdad,” Jaejoong asiente con vigor, “La pura y puta verdad.”

Luciendo muy complacido, Changmin se recuesta a su lado dejando un beso en el hombro del mayor, envolviendo con sus brazos su espalda, “Te sentías tan bien hyung, de hecho mucho más que bien”

“¿Ah sí?” Jaejoong de pronto frunce el ceño fingidamente, “Pienso que quizás te he mimado demasiado. Tu primera vez no debería haber sido conmigo, las chicas usualmente no duran tanto como los chicos.”

“¿Oh?” Changmin alza una ceja, luciendo no del todo turbado, “Quizás debería seguir follándote solo a ti entonces, y problema resuelto.”

Jaejoong asiente, “Sí, creo que deberías.”


Ambos ríen mientras Changmin acaricia de arriba abajo la sudada espalda de su hyung.


“¿Jae?”

“¿Mm?”

“¿Por qué querías hacerlo conmigo?” Changmin pregunta curioso, “Quiero decir sé que me dijiste toda esa mierda acerca de no confiar en las personas para convencerme y todo eso, pero ¿Por qué me querías a mí?”

Jaejoong le mira y le ofrece una sonrisa nerviosa, “Decirte que te encuentro atractivo sería muy obvio ¿verdad?”

“Oh,” Changmin responde, sus labios no pueden detener la risita complacida que su garganta suelta.

“Además,” Jaejoong continua, “¿Cuántas otras personas podrán decir que tomaron la virginidad de Shim Changmin con sus propias manos?”

“Literalmente solo tú,” Changmin asiente.

“Exacto,” el mayor canturrea.


Junsu, Yoochun y Yunho ingresan en el dormitorio esperando encontrar a sus amigos dormidos, sin embargo los encuentran sentados en la cama de Changmin uno al lado del otro susurrando.


“¿Porqué están todavía despiertos?” Yunho pregunta mientras camina hacia su cama y deja caer su bolso en el piso.

“Porque tenemos excelentes noticias,” Jaejoong prácticamente grita desde la cama.

“¿Tenemos?” Changmin frunce el ceño, mientras le envía miradas asesinas al mayor.

“Ajá,” Jaejoong afirma, ignorándolo.

Junsu habla primero. “¿Y?”

“Adivinen,” Jae dice ansiosamente, “¿quien perdió su virginidad esta noche?”


Yoochun y Junsu miran a Changmin mientras el gruñe y recuesta su cabeza en sus brazos.


“¿En serio?” Junsu murmura, mientras se acerca hacia la cama de Changmin.

“Absolutamente,” Jaejoong afirma.

Riendo, Junsu se apoya del hombro de Yoochun mientras dice, “Felicidades, ya estábamos empezando a preocuparnos.”

“¿Con quién?” Yoochun le pregunta codeándolo con picardía.

“Una belleza de nuestra empresa,” Jaejoong responde, “Una belleza realmente única”

Esto último se gana una risita de Changmin.

“¿Cómo te las arreglaste finalmente para hacerlo?” Pregunta Yoochun riendo perversamente.

“Todo ha sido...gracias a Jaejoong realmente”

“Bueno, para que están los hyungs ¿no?” Jaejoong pregunta dándole palmaditas en la pierna

“Bien,” Yoochun dice mientras camina hacia su cama, “no puedo esperar a conocerla”

“¿Ah?” Changmin frunce el ceño, “¿conocerla?”

“Por supuesto,” Junsu también camina hacia su cama y se mete debajo de sus sábanas, “Tenemos que conocer a la nueva chica en tu vida Min”

Los ojos de Changmin se agrandan dramáticamente y rápidamente dirige su mirada a su hyung quien trata de luchar contra la gran sonrisa que se dibuja en sus labios.

11 comentarios:

  1. Eso fue taaan...aleccionador XD. Me encantó, o sea poniendo el lemon aparte, los diálogos, las personalidades son tan brillantes, del mundo que lo hayas adaptado se ajustan genialmente. Esa relación hyung-maknae es siempre tan genial ahhh *w*. Ohhh lo amé ♥.♥ Y bueno ya ni hablo del lemon porque estoy segura que ya le harán odas al lemon después. Gracias =D

    ResponderEliminar
  2. Me encanto todo:) De verdad me gusto como progreso la historia.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/02/2012

    me quedo corta en comentarios!!!! un excelente oneshot!!! :D bravo! hace rato que no leia un fic tan bueno! me encanto!!!!!! ^^

    Pandora_Hades

    ResponderEliminar
  4. WOW! De que lenguaje lo traduciste? Esta fue una encantadora historia! De verdad que me gusto mucho como fue lento en todo, que fue largo, y los detalles fueron *o*

    Gracias por adaparlo! Fue una historia muy bonita que de verdad me encanto y que fue buen hecha.

    ResponderEliminar
  5. Está adaptado de un jamesXsirius y bueno la autora es kubrick SIII YO TMABIEN LO AMÉ CUANDO LO LEÍ en serio uno de los mejores shots que he tenido el placer de leer. Lo traduje de inglés :)

    ResponderEliminar
  6. esta mas que genial >.<

    ResponderEliminar
  7. Waaaaaaaaaaa uno d los mejores q lei
    Pro seria genial si tuviera conti...
    M encantoo
    Graxxias x traducirlo ^^

    ResponderEliminar
  8. Ayyyyyyyy >/////////< estuvo de lujo >////< me encantó!
    Muchas gracias por traducirlo! La forma de narrar de la autora es muy linda y real :)
    Ayy no no no, me encantó u///u

    ResponderEliminar
  9. kyaa me encantan el minjae es lo mejooor! mas cuando min es el seme!! jajajaj Dios sigue escribiendo porfavoor! me encantan tus fic jaemin! >.<

    ResponderEliminar
  10. >//////////////< estuvo genialll!!! ^^


    me encanto ...todo! ^^...jajjaaa
    la belleza de Jae , xDDD.

    graciaaaaaaaaaaas~~!!^^

    ResponderEliminar
  11. estuvo bueno, que digo bueno estuvo presiosisimo, digo era obvio que changmin estaba buscando la belleza de jae aun inconsientemente, si no nunca huiera tenido una noche de pasion con jae, estuvo genial, y tambien con su toque humoristico, excelente, me gusto mucho

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD