Tea for Two cap 16

0 comentarios
El infierno de la vergüenza.



No te imaginas el día tan maravilloso que hace hoy. Hace un rato que he salido de trabajar y unas horas que he dejado de estar contigo, bueno… “contigo”, porque no, hoy no ha sido un día diferente a los demás. Aún así, hoy me siento un poco más feliz, y no se por qué. Como cada día recorro de camino a casa el parque donde nos besamos por primera vez y hoy decidí quedarme a jugar con los niños, ya sabes que es algo que me encanta. Recuerdo cuando sonreías de esa manera tan inocente como la de un niño, ojalá pudieras verles corretear libres, subiéndose a los columpios, llorando porque no llegan a subirse a algún sitio… jaja… sí… hasta en eso… Mi Changmin, mi pequeño Changmin, ojalá pudieras correr tú también libremente, pudieras saltar en los charcos… porque gracias a estas pequeñas cosas, algunos días, puedo soportar algo más que tú no estés aquí conmigo…
…………….


Pasaron tres días desde que Changmin le confesó a Erin que estaba con Yunho y recibiera la reprimenda de Yoochun. Durante esos días Changmin vivió con los chicos en su casa y la verdad, es que más que vivir simplemente se pasó los días en la cama, sin querer comer, sin dormir y sin querer hablar. Estaba apagado completamente como persona y tan sólo cabía una palabra en su mente… ODIO… odio por todo lo que había echo, se odiaba a sí mismo con toda su alma por no haber sido valiente en ningún momento.

-Changmin, ¿puedo pasar? – preguntó Key fuera de su habitación.

-Si, pasa…

-¿Cómo estás hoy?
– le volvió a preguntar ya sentándose en la cama de este.

-Como siempre… no me apetece nada…

-¿Sabes que tienes a Yunho preocupadísimo?

-…

-Changmin escúchame, yo entiendo que lo que estás pasando es difícil, pero quedándote aquí metido todo el día no vas a arreglar nada. Si no afrontas las cosas…

-¿Y de qué sirve afrontarlas? Mira mi cara, esto es lo que me merezco por haber echo las cosas mal.

-¿Mal? Desde cuando encontrar el amor esta considerado como algo malo, sí… puede ser que tus circunstancias hayan sido especiales, es cierto que tú estas casado, pero… tu caso le ha pasado a miles de personas, y esta bien, yo no justifico el engaño con nada, seguramente yo no lo habría echo pero… ¿te hubiera parecido mejor dejar pasar esto? Pregúntate eso Changmin, mira hacía delante y pregúntate que hubiera pasado si hubieras dejado a Yunho marchar… la felicidad que tú creías tener tal vez no era tal.

-Lo sé, pero…

-Tranquilo, ahora nos tienes a nosotros, te vamos a ayudar en todo, eres nuestra familia, para mí ya eres mi familia también.

-Gracias Key…
- Changmin se incorporó y se abrazó al chico – Muchas gracias por todo.

-Bieeen, por fin sonríes...

-Sí…



Changmin se levantó de la cama y bajo hacia la cocina. Allí estaba Yunho, sentado en un taburete dando vueltas sin parar a su café. Claramente seguía preocupado por el estado de su novio y además tenía muchas ojeras por la falta de sueño por esa preocupación. Sin esperarlo, Changmin se le abrazó por detrás y le besó, entonces Yunho levantó la vista y vio a Key que estaba en la puerta sonriendo y asintiendo con la cabeza, entonces Yunho sonrió también, otra vez, Key había sido quien había devuelto todo a la normalidad que se merecía.

Flashback…

-Y ahora… ¿qué voy a hacer Key? ¿Qué voy a hacer sin Changmin? – preguntaba una y otra vez Yunho bañado en lágrimas mientras abrazaba a su amigo.

-Yunho… mírame…

-No…

-Mírame
– y levantó la cara de su amigo – Los médicos han dicho que aunque sea pequeña, hay alguna posibilidad de que pueda despertar. Tienes que aferrarte a eso, ahora, por Changmin, tienes que ser fuerte y entregarle esa fuerza a el para que vuelva a despertar.

-Pero…

-Shhh, deja de llorar, no estás solo, me tienes a mí, yo voy a apoyarte en todo lo que hagas, yo y Jonghyun estaremos aquí siempre para ti.

-Lo sé… pero…

-¿Te acuerdas que le dijiste a Changmin aquel día en mi cumpleaños?

-Que pasara lo que pasara yo siempre iba a estar ahí para él.

-Entonces, sécate estas lágrimas, ves al hospital, cógele la mano y trasmítele todo tu amor, estoy seguro de que el lo podrá sentir.


Y Yunho secó sus lágrimas, abrazó fuerte a su amigo y se fue al hospital a ver a Changmin.

Fín del flashback…


Antes de marchar, Key maquilló un poco a Changmin para intentar disimular sus heridas. La verdad es que había marcas imposibles de borrar, pero al menos se veía un poco más formal. Con el coche de Yunho fue camino de su empresa, ya era hora de volver a trabajar, aunque era consciente que ver la cara de Yoochun de nuevo no iba a ser fácil, pero como le había dicho Key, quedándose en la cama no iba a arreglar nada y él siempre había sido un gran profesional, por lo tanto, no podía dejar por más días de lado su trabajo.


-Vamos Changmin… - se dijo para sí mismo.


En la empresa…

-¡Buenos días a todos! – Pero Changmin no recibió ninguna respuesta - ¿Qué es lo que pasa?

-Señor Changmin, le esperan en la sala de juntas
– dijo con rapidez uno de los empleados.

-Está bien.


Y lo que menos se esperaba Changmin detrás de esas puertas, fue aquello…

-Hombre, mirad quien ha llegado.

-Bue… buenos días
– dijo entrecortado Changmin al ver que allí estaban todos los accionistas junto a Yoochun y sorprendentemente junto a Erin, los padres de estos y para más asombro, sus propios padres – Esto…

-Esto… esto… esto… que pasa, ¿Qué tu chicarron te ha dejado sin habla? ¡Haz el favor de sentarte!
– gritó Yoochun.

-Hijo, lo que menos esperábamos de ti es que fueras a hacer esto… y con… un hombre.

-Yo… lo siento…
- siguió diciendo Changmin cabizbajo.

-Lo siento, ¿no sabes decir otra cosa? – le reprochó Erin.

-No os molestéis – continuó Yoochun – Ahora, te vamos a hacer un anuncio importante, y más te vale que abras bien tus oídos, pon el megáfono Erin, es algo que toda la empresa tiene que saber.

“Queridos empleados, buenos días, soy Yoochun. Como siempre espero que estéis haciendo vuestro trabajo con toda la energía del mundo. Hoy, tanto yo como los accionistas, los señores Shim, los señores Lee y su hija, tenemos un anuncio importante que haceros. Las acciones del que hasta ahora era co-presidente de esta empresa, el infiel, si he dicho, el infiel, Shim Changmin, serán entregadas a la familia Lee para convertirse en los nuevos socios de la empresa. Como todos sabéis, en esta empresa no hay lugar para la gente que con tanta sangre fría es capaz de engañar no sólo a su mujer, si no también a sus amigos y su propia familia, además de caer en la vergüenza de hacerlo con un hombre. Por eso desde este momento no quiero ningún miramiento hacia esta persona que ha quedado muerta para esta empresa y os prometo, que el cambio será para mejor ya que podréis confiar plenamente en el nuevo equipo que se va a ocupar de todo. Muy buenos días a todos y continúen con el trabajo”.

-Pero ¿qué…? – dijo Changmin sorprendido por lo que acababa de escuchar – Papá, Mamá, ¿esto es verdad?

-Lo sentimos
– dijo el padre de este – Ha sido una decisión unánime y sin vuelta atrás, ves a recoger las cosas de tu despacho, las de casa de Erin y cuando puedas… las de casa también.

-¿Qué? Pero, Papá, no puedes estar diciéndolo en serio…

-Lo siento hijo, pero me has decepcionado tanto que ni siquiera soy capaz de mirarte a la cara y no creo que pueda hacerlo nunca más, simplemente ocúpate de lo que te he dicho.


Después de estas palabras, todos sin mediar palabra salieron de la sala de juntas y Changmin se quedó sólo sentado en aquella silla, viendo, como todo su mundo se había venido abajo en tan sólo un pequeño instante, ahora, más que sus cicatrices, la vergüenza, el infierno de la vergüenza que sentía por dentro le azotaba sin piedad.


Siguiente

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD