Business Affairs - Cap. 11

4 comentarios
“- Oh Dios mío, ¿hubo lengua, no es así?”

- Aquí tienes Yunho. - Dijo Jae colocando una taza de café sobre la mesa. Yunho le sonrió.


- Gracias, Jae. - Contestó. Se llevó una mano a la cabeza y preguntó. - ¿Aún tenemos paracetamol?


- Um, debería haber. - Dijo Jaejoong. - ¿Estás bien?


Yunho asintió. - Voy a vivir. Sólo... Cosas en casa que son difíciles en este momento. Y, además, tengo un conflicto importante con nuestro distribuidor ahora... ugh.


Jaejoong frunció el ceño. - ¿Hay algo que pueda hacer?


- No, no realmente. - Suspiró Yunho. - Gracias de todos modos.


- Voy a ir a buscar un paracetamol, ¿de acuerdo?


Yunho puso su cabeza sobre su escritorio mientras Jae desaparecía, y unos momentos más tarde regresó con dos tabletas en la mano. - Aquí, toma estos.


Yunho se los tragó. - Gracias Joongie.


Jaejoong sonrió y la expresión hizo retorcer el estómago de Yunho. - De nada, llámame si necesitas algo más, ¿de acuerdo?


Yunho tuvo la impresión de que Jaejoong le daría un abrazo o algo así, pero su secretario se dio la vuelta y se fue, dejándolo a él y a su cráneo adolorido.
---------------


Jaejoong estaba organizando algunos archivos de Yunho cuando ocurrieron dos cosas al mismo tiempo. La puerta se abrió y Changmin se lanzó a través del cuarto arrojándose bajo la mesa de Jae. Jaejoong lo miró y Changmin llevó un dedo a sus labios.


Un segundo después, Yoochun entró por el pasillo. Miró el escritorio de Changmin, suspiró y se volvió hacia Jaejoong.


- Hola, Jae. - Saludó un poco hosco.


- Hola Yoochun. - Sonrió Jaejoong. - ¿Qué pasa?


- Tú... tú no sabrás por casualidad dónde está Changmin, ¿verdad?


Jaejoong arriesgó una mirada debajo de su escritorio y vio a Changmin moviendo la cabeza furiosamente. - Um... No, no lo sé la verdad. ¿Por qué? ¿Lo necesita para algo?


Yoochun suspiró, frotando una mano sobre los ojos. - En realidad no. Él me ha estado evitando.


Jaejoong lo miró sorprendido. - ¿Por qué?


Yoochun desvió la mirada. - No estoy seguro. - Mintió. Suspiró de nuevo. - Bueno, supongo que debo volver al trabajo. Si ves a Changmin dile que quiero hablar con él, ¿sí?


- Claro. ¡Adiós!


Tan pronto como Yoochun hubo salido, Jaejoong sacudió a Changmin debajo de su escritorio y lo observó con los ojos entrecerrados. - ¿Por qué estás evitando a Yoochun? Él parecía molesto.


- Yo… - Changmin frotó la parte posterior de la cabeza. - No hay ninguna razón.


- Vamos, cuéntame. - Insistió Jaejoong. - ¿Qué pasó?


- Sólo algo pequeño, ¿de acuerdo? Nada importante. Es que... no lo sé.


- ¿Qué? ¿Alguna declaración de amor apasionado o algo así? - Bromeó Jaejoong.


Cuando Changmin no respondió, la mandíbula de Jaejoong se cayó. - Omo, él realmente lo hizo, ¿no es así?


Changmin rodó los ojos. - No del todo. Bueno, quiero decir, en absoluto, es sólo que él... bueno, ya sabes, él es Yoochun, así que, sí.


- Deja de divagar y dime lo que pasó.


Changmin resopló con frustración. - Fue sólo un beso, ¿de acuerdo?


Los ojos de Jaejoong se ensancharon. - ¿Qué? ¿Él te dio un beso?


- Sí. - Respondió Changmin en breve.


- ¿Así que fue un beso pequeño? - Preguntó Jaejoong. - ¿Como un pequeño beso en los labios?


Changmin se sonrojó. - Supongo.


- ¡Mientes! - Exclamó Jaejoong. - Entonces, ¿cómo fue? ¿Con la boca abierta?


- Creo que se puede llamar así - Contestó socarronamente, no exactamente mirando a los ojos de Jae.


- Oh Dios mío, hubo lengua ¿no es así?


- ¡Déjame en paz! - Se quejó Changmin, parándose y yendo hacia su propio escritorio. - Ni siquiera importa, así que ¿por qué estamos hablando de esto?


- Obviamente sí importa, o de lo contrario no estarías evitando a Yoochun. - Señaló Jaejoong.


- No lo estoy evitando - Murmuró Changmin. - Y no importa, es Yoochun. Él es un puto Don Juan con todos. Probablemente él ni siquiera esté pensando sobre esto.


- Pero...


- Fin de la discusión.
---------------


Yunho estaba sentado en un cubo de suministro en el armario con un sándwich en su regazo. No quería comer el almuerzo en su oficina, porque francamente, necesitaba un descanso de Jae para despejar su mente.


Cuando la puerta se abrió, Yunho se congeló sólo para relajarse de nuevo cuando vio a Yoochun entrando y cerrando la puerta tras de sí.


- ¿Qué haces aquí? - Le preguntó Yunho. Yoochun se sentó a su lado en un cubo con una taza de ramen instantáneo en sus manos.


- Lo mismo que tú. - Respondió Yoochun. - Escondiéndome.


- ¿De qué?


Yoochun suspiró. - De Changmin. Bueno, técnicamente Changmin se esconde de mí, pero me imagino que si él se está escondiendo de mí, significa que él me ve alrededor y se esconde. Así que tal vez si deja de verme va a empezar a echarme de menos y va a hablar conmigo otra vez.


- Eso parece...


- Ridículo. Lo sé. ¿Qué hay de ti?


- Jaejoong. - Le dijo Yunho con un suspiro.


- ¿No tienes ganas de un buen sexo hoy? - Sonrió Yoochun. - ¿No hay más escritorios o ventanas que necesitan ser ensuciados?


Yunho se aclaró la garganta. - Sólo tengo que... Reevaluar.


Yoochun asintió y se puso a comer en silencio. Después de unos momentos, Yoochun preguntó de repente. - ¿Te gusta Jaejoong, no?


Yunho lo miró sorprendido. - Te gusta Changmin, ¿verdad? - Respondió desafiante.


Yoochun rodó los ojos. - Infantil. Yo pregunté primero.


- ¿Quién es más infantil ahora? - Sonrió Yunho. - No me gusta. Quiero decir, como un amigo, claro. Pero nada más.


- ¿Y esa es la verdad? - Presionó Yoochun. - ¿No hay ningún tipo de romance allí?


Yunho se encogió de hombros. - Es hermoso, y es una gran persona. Y el sexo es increíble. Pero todavía estoy casado.


- Estás engañándola. - Le recordó Yoochun. - No puedes tener un compromiso con ella.


Yunho parecía un poco herido por sus palabras. - Es diferente si empiezo a salir con alguien en paralelo. Eso hace que sea grave.


Yoochun se burlaba. - No creo que haya ninguna diferencia para Sooyeon si estás saliendo con el chico con el que te estás acostando.


Yunho se encogió de hombros otra vez. - Sí hay una diferencia para mí.


Yoochun sonrió. - Bueno, al menos estás pensando en ti aunque sea una vez.


Yunho se burlaba. - De cualquier manera, ¿tú y Changmin...?


- Probablemente me odia. - Dijo y luego sonrió. - Ah, bueno, va a entrar en razón con el tiempo.


- ¿Así que vas en serio con él?


Yoochun miró a Yunho y luego se echó a reír. - ¿Incluso tienes que preguntar? - Se echó hacia atrás con una sonrisa y dijo. - He estado enamorado de ese tonto por años.


Los ojos de Yunho se agrandaron. - ¿En serio? Nunca pensé... Bueno, supongo, me hice la idea a veces, pero...


- Lo sé - Sonrió Yoochun.


- Entonces, ¿por qué ahora?


- ¿Por qué no? Tengo que empezar a vivir en un momento u otro, ¿verdad?


- Sí. - Yunho hizo una pausa y luego agregó. - Te envidio. Tener a alguien a quien amar. Debe ser agradable.


Yoochun sorbió el último poco de su ramen. - Es por eso que te lo estoy diciendo, Yunho, divórciate de Sooyeon. Y sé que piensas que estoy siendo estúpido, pero en realidad, no desperdicies a Jaejoong. Nunca se sabe. Mantén una mente abierta.


Yunho tenía sus cejas fruncidas, escéptico, pero no dijo nada.


- De todos modos, tengo que ir a resolver algunos trámites. Jiyong insultó uno de los estilos de moda del coordinador y las cosas se están volviendo locas. - Se quejó Yoochun. - ¿Te veo luego?


- Sí, sí. - Estuvo de acuerdo Yunho. - Adiós.


Cuando la puerta se cerró detrás de él, Yunho se quedó solo con las palabras de Yoochun dando vueltas en su cabeza. A decir verdad, si estuviera soltero, Jaejoong sería el tipo de persona que le gustaría perseguir. Pero (¿y cuántas veces tenía que decirle a Yoochun esto?) estaba casado. No habían planes para conseguir un divorcio y no habían planes para tener una aventura a espaldas de su esposa, porque él creía en la diferencia entre el engaño físico y emocional.


Él podía soportar el hecho de tener relaciones sexuales con alguien. Pero el tener sentimientos, empezar a tener afecto hacia otra persona… Eso no estaba bien.


No es que tuviera afecto hacia Jae, no realmente. Él es una persona muy generosa, se admitió Yunho a sí mismo. Y ciertamente me llevo mejor con él que con Sooyeon. Además él siempre me pregunta cómo me siento y si puede ayudar... Eso es mucho más de lo que ella hace.


Era agradable sentir que estaba siendo atendido. Tener alguien cuidando tiernamente de él durante un dolor de cabeza y poniendo la medicina en sus manos. Tener a alguien que sonriera de sus chistes malos.


- Aish, Yunho. - Se murmuró. - ¿Qué estás pensando? Es sin sentimientos de por medio…

4 comentarios:

  1. Aish!!!!!Yunho eres un babas, tienes todo tan claro pero te haces

    ResponderEliminar
  2. Yunho se esta enamorandooo~~~ :3 siii!! Viva el Yunjae!!?

    ResponderEliminar
  3. como es posible que no se de cuenta que esta enamorado de Jae si lo piensa a cada momento y dice que no tiene sentimientos por el que equivocado esta
    Gracias

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD