Curso avanzado - Cap. 1

5 comentarios
[SMS]
Para nuestro primer año,
Tengo un regalo para ti. ~
¡Te amo!
[Send: Junsu <3. ~]

Aquel mensaje puso a Junsu por demás nervioso, ya que el estilo de amor que solo sabía dar era el que se expresa a través de tiernos besos y cálidos abrazos. El mensaje superaba incluso la comprensión de su religión, consideraba que el apareamiento era solo para que la especie se reproduzca y no se extinga; como los judíos decían, a pesar que aquella última no sea la suya. Sabía muy bien a lo que se refería: no serían aquellos presentes que solía regalar en sus meses aniversario, y ya no quería huir más de lo que tendría que pasar tarde o temprano.

Tras suspirar largamente, guarda su celular en el bolsillo de su abrigo. Se encontraba en el estudio de baile, tirado en un rincón. Hacía danza artística entre otros ritmos como hobbies. 

Toma nuevamente el celular en sus manos:

[SMS]
Ha pasado mucho tiempo sin verte,
Iré a visitarte.
Y hyung te extraña.
[Send: Minnie. ~]

Consideraba una locura aquella idea de pedir consejos, trucos y secretos al menor de todos sus amigos; pero con él, la confianza era mucho más, de que incluso le guarde el secreto; la confianza que no le tenía a YooChun.

Estaba seguro, aún más, de que Chang Min, sabía mucho más de sus dudas, más que su amigo norte americano, que JaeJoong y YunHo.

Era una tarde nublada y fría; los labios de Junsu estaban perdiendo aquel tono rosado cálido, para ser uno marrón claro y opaco. Busca una manera de hacerle preguntas al menor sin tener que soportar sus mejillas arder. Juega con el vaho, que tanto los orificios de su nariz como sus labios, dejaban escapar.

-¡Junsu - ah!-

Aquella voz no muy familiar, hace que regrese de sus pensamientos; levanta su vista y se encuentra con la figura del menor frente a sus ojos. Había pasado un año o dos desde que no se veían los rostros; el mayor había terminado la secundaria y se dedicó a estudiar en la universidad de Bellas Artes; Chang Min aún no finalizaba sus estudios básicos. El joven de piel en tono más oscuro, estaba más alto de lo que era, su cuello y sus hombros se ensancharon notablemente, su apariencia y su voz eran masculinas, mucho más; no estaba muy seguro si era producto de sus abrigos, o el cuerpo del menor realmente estaba notablemente formado e hinchado, su cabello estaba algo largo, su flequillo estaba partido en dos y el largor cubría la totalidad de sus sien.

-¡Minnie!-

Aquella voz enérgica, chillona, destruyó aquel ambiente frío, solitario y oscuro. No duda en rodear con sus brazos el cuello de su menor, y esconde su rostro en el pecho de su adverso para profundizar aquel abrazo; realmente lo había extrañado en todo este tiempo.

-¡Oye! Junsu - ah, este momento no homosexual, me incomoda.-

Bromea dejando que sus gruesos y amplios labios se curvaron en una sonrisa un tanto divertida y traviesa. Dirigió ambas manos hasta los hombros del mayor y lo palmeó.

-Tanto tiempo sin verte hyung, pero es mejor que nos vayamos a casa, o nos congelaremos.-

Dicho esto, Junsu se aparta, liberando de su extraño abrazo, al menor, para luego ser empujado con levedad por el más alto; y así empezar a marchar.
Corea estaba en sus estaciones del año más fríos, invierno, las luces de las calles, veredas y plazas básicamente permanecían encendidas; las nubes no despejaban el cielo y el día era prácticamente la noche. Chang min tras notar a su mayor muy silencioso, lo codea.

-¿Qué sucede?-

-¿Um? ¿Porqué preguntas, Changmin?-

Junsu al ser codeado, pareció despertar de un sueño al escuchar la voz de menor, dirigió su mirada hacia el más alto. Chang min notó pánico en la reacción del delfinesco mayor al codearlo. Frunció un poco el ceño, aquel silencio, la pausa que estaba creando el contrario, lo comenzaba a frustrar y a repugnar.

El oscuro y frío día comenzó a pintarse de blanco, pequeñas y frías manchas caían desde el cielo, las incontables formas de los copos, acariciaban la piel de ambos. Ellos sumbidos por la pausa y perdido en sus ojos.

-¿Quieres contarme algo Junsu - ah?-

El pánico aumentó en Junsu, ante la pregunta.

-No... Precisamente eso... Bueno... Si.-

Toda la tención que llevaba su cuerpo, hizo que su voz se dé tan solo un hilo, un titubeo y de forma tétrica. Prefirió el silencio y su menor lo entendió, por ello, respetó el repugnante y frío silencio; de todos modos conocía a Junsu y no demoraría mucho en confesar su inquietud.


-¡Llegue! –

Changmin utiliza su masculina voz en tonos altos al ingresar a su hogar para asegurarse de que nadie responda, esperaba la ausencia de sus padres.

Junsu observa el rostro de su menor. ¡Qué apuesto estaba! Y su sonreír estaban más que tatuados en sus peculiares y extraños labios. Se lo veía feliz. ¿Qué será?

Suben las escaleras y se acercaba el momento de detenerse a pensar el cómo preguntar respecto a sus dudas sexuales.

Ambos ingresan a la habitación. Changmin tras sentarse en su asiento para escritorios, frente a la computadora, le hace una seña con la mano, para que el contrario cerrara la puerta. Las largas piernas del menor se encontraban muy separadas una de la otra, se lo veía relajado ya que ambas manos yacían detrás de su nuca.

-Siéntate.-

En los labios de Changmin estaba dibujada una sonrisa suave y llena de curiosidad. Junsu apoya sus manos sobre sus piernas antes de sentarse sobre la cama del menor y después de sentarse, se los acaricia con sutileza, mostrando de forma inconsciente su inquietud.

-Tu mensaje me tomó por sorpresa, ¿A qué se debe tu visita Susu ah?-

Relaja aquella pose que tomó al sentarse, para apoyar sus codos sobre sus rodillas, mirando al mayor aun mas fijamente y con más curiosidad.

Junsu alza su vista y sonríe de forma vergonzosa, tras jugar unos segundos con sus manos sobre sus piernas mientras deja escapar el aire retenido en sus pulmones.

-¿Cómo… se hace?-

La voz chillona se entona con titubeo.

-¿Cómo se hace qué?-

-Eso…-

Changmin alza ambas cejas con un poco de asombro en su expresión, para luego apoyar su espalda sobre acolchonado respaldo de su asiento; las palmas de sus manos empiezan a sonar en aplausos de gracia y de su garganta escapan fuertes carcajadas.

-¿Eso qué?-

-Los novios.-

La mueca de inocencia sobre actuado de Changmin se hacía presente.

Los labios de Junsu emitieron un gruñido, mientras le dedicaba una mirada ceñuda.

-No entiendo hyung, ve al grano.-

-¡No es muy difícil de entender lo que quiero decir!-

-No es muy difícil de decir lo que quieres que yo entienda.-

Changmin seguía con su “inocente” sonrisa, y Junsu seguía con su mirada señuda.

El mayor resopla.

-… En pocos días, con mi novia cumplimos un año y…-

-¿Deben coger?-

-¡CHANGMIN!-

El menor tira su cabeza hacia atrás y con su diestra oculta sus labios para ahogar la escandalosa carcajada, común en el.

El rostro de Junsu, se ruborizó. La expresión de enojo, sus cejas temblorosas ante el pudor, sus labios notablemente separados por el grito recién emitido.

-¿Es eso?-

Junsu no sabía si negarlo y cambiar rotundamente de tema, o dar la cara ante la verdad.

-Si.-

Changmin ladea un poco su rostro, sin quitarle la vista de encima. Sus brazos se cruzan y un profundo suspiro invade sus labios.

-Está bien.-

No sonaba muy entusiasmado para explicar. No es que no le gustara hablar de aquellos temas, de hecho era su asignatura preferida. Pero no quería que Junsu sepa, o descubra lo especial y excitante que era acostarse con una persona.

-… ¿Tienes alguna pregunta puntual?-

-¿Cómo empiezo?-

Estaba demás decir que todo en Junsu se encontraba encendido de pudor, rojo, de pies a cabeza; pero Chang min solo pudo divisar las coloradas orejas de su mayor ya que éste escondía su rostro entre sus hombros y brazos. Se levanta de su cómodo asiento, para, de un solo paso situarse frente a su cama y así sentarse al lado del tímido hyung.

-Hay tres clases de mujeres, las que le gusta lo pervertido desde el comienzo a fin; a las que les gusta lo tierno y dulce de comienzo a fin, y por último, a las que le gustan ambas cosas. ¿Cuál de estas clases de mujeres es tu novia? ¿Ah?-

La tranquilidad con la que hablaba, hacía que el más grande se sintiera cómodo, o al menos eso intentaba. Junsu abandona aquella pose, colocando sus brazos hacia atrás y apoyando todo el peso de su cuerpo sobre ellos, dirigiendo su tímida mirada hacia el menor.

-… No lo sé.-

-Eish… entonces nos guiaremos por el porcentaje común, que es la tercera, empezar tierno y luego sucio.-

-… Ah.-

Aquellos monólogos realmente frustraban a Chang min, así que dedicó una mirada ceñuda al mayor para luego continuar con su curso avanzado sobre sexualidad.

-Lo que puedo aconsejarte para que hagas primero son las caricias de tus labios.-

-Besos…-

-Ajá, besos… Luego tienes que acariciar con tus dos manos, su espalda, eso hará que se le erice la piel y entre en ambiente…-

-Acariciarle la espalda…-

-Ella va a ser quien quiera fornicar parada o acostada, así que después, debes encargarte de ser delicado cuando tengas que quitarle la ropa interior; a medida que vas quitando esa tela con algún dedo libre que tengas por ahí, acaricia con la yema de tu dedo, los labios que esconden su clítoris…-
Aquella última palabra le fue letal a Junsu. “Clítoris” hizo que un ardor asociado con la lava de un volcán, recorriera todo su rostro.

-¿Quiere que prosiga, hyung? ¿Está bien?-

Junsu no dijo nada, solo movió un poco su cabeza para que su menor siguiera. Changmin ladea su rostro y antes de seguir con sus “clases” lo observa de pie a cabeza, y nota que realmente aquella palabra provocó un “mal” en su amigo.

Una erección

Vió Changmin en Junsu.

Al parecer Chang min debía cuidar sus palabras.
Al parecer Junsu era muy sensible.
Al parecer Junsu necesitaba ayuda.
Al parecer necesitaba ser atendido. Ahora.

Se encontraba completamente nervioso y las palabras de Chang min, al continuar no lo ayudaban en absolutamente nada. Imploraba que el menor no se percatara de la reacción de su cuerpo.

Cerró sus ojos.

Un escalofrío recorrió todo su cuerpo.

La calidez de unos gruesos y húmedos labios estaba recorriendo su cuello.
La sorpresa de sentir aquello, lo llevó a dar un salto y alejar su anatomía del ajeno.

-¿Changmin?-

-Susu ah.-

El menor pareciera no estar incómodo con la situación.

-¿Pasó algo hyung?-

El menor pareciera estar ansioso.

-¿Qué fue eso?-

Junsu miraba fijo los ojos penetrantes de su menor. Aquellos parecieran querer consumirlos; y desde aquel beso, pareciera no moverse ni un centímetro de donde se encontraba.

-Un beso.-

¿Lo estaba tomando de tonto?

-Debo irme, se hará tarde.-

-La clase aún no termina, hyung…-

Junsu traga duro.

Changmin sonríe con malicia y apega sus labios al oído de su contrario, buscando que éste sintiera como su tibia respiración choca contra su piel, escuchara el tono de su voz, y sintiera la suavidad de sus belfos.

-Esta es la verdadera clase, aquí empieza el verdadero curso avanzado.-

Changmin musita aquello de forma tranquila y dulce, mientras que una de sus manos se dirige hacia la cintura del mayor, deslizándose luego hasta su espalda para acariciarlo con sutileza.

Todo el cuerpo de Junsu estaba respondiendo a aquellas atenciones, y cediendo de forma inconsciente. ¿Por qué?

-Primero, garantizar seguridad…-

A pesar de la postura tensa del más grande, Changmin mostraba estar seguro de lo que hacía. Empezó a depositar besos sobre el lóbulo, besos pequeños y húmedos.

-Prometo no dañarte, hyung… yo quiero ser su primera vez.-

5 comentarios:

  1. Muy interesante esperare por el proximo capitulo gracias

    ResponderEliminar
  2. D:!!!! haaaaa Changmin malulo, para mi que tenia todo planeado, me encantó el capítulo, esperare que el otro llegue pronto porque me pica la curiosidad.

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJAJAJA Que roche preguntarle a tu menor como desempeñarte en el plano sexual, aunque en Junsu, eso es muy tierno e inocente. Mmmmmmmmmmm Changmin, no se....se me hace que ya le tenia ganas a Junsu desde hace mucho. Y que buenas clases le empezo dando Minnie, bien sabiendo el y lo que provoco en Junsu al decir esa palabrita. "PROMETO NO DAÑARTE HYUNG......YO QUIERO SER SU PRIMERA VEZ" <3 MUERO!!!! GRACIAS!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7/11/2015

    Mmmmm a si que changmin ya le tenia ganas a Junsu espero que el proximo capitulo cuente lo bien que la pasaron.

    ResponderEliminar
  5. Ahhhh!! Sinceramente no creo que junsu se esté entregando de forma " inconsciente" xDD jajaja amo al MinSu!!! Gracias!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD