Fairies and WHAT?! - Cap. 8

4 comentarios
Ya habían pasado un mes y una semana desde que Jaejoong quedó en cinta, aunque de acuerdo al periodo de gestación de Jaejoong él ya estaba por los tres meses y algo más. Había transcurrido una semana desde el día en que ellos se hubieron reconciliado…desde entonces habían sido inseparables. Nunca dejaba de sorprender a Changmin lo adorable que Jaejoong se veía con su pequeño vientre sobresaliendo ligeramente al tiempo que su bebé crecía ante sus ojos. Lo hacía más real el ser capaz de ver el desarrollo del bebé, pero él suponía que eso les sucedía a todos los futuros padres.

Su mente voló a otro inesperado giro de los acontecimientos…bueno no inesperado per se, pero definitivamente inesperado de algún modo. Si él había pensado en Jaejoong como insaciable antes, ahora se encontraba en un nivel completamente diferente. Jaejoong no estaba bromeando sobre las hadas teniendo un embarazo y apetito sexual fuera de lo común. Oh chico, él lo sabía. Pero quien era él para quejarse. El único problema con este giro de los acontecimientos era que cuando sea que el deseo golpeaba a Jaejoong, Changmin tenía que estar disponible cuanto antes o de lo contrario este sería el doble de intenso de lo normal si Jaejoong no estaba satisfecho inmediatamente. Sus ojos se pusieron vidriosos por la cantidad de veces que lo habían hecho cuando hubo encontrado a Jaejoong con una fiebre muy alta y se estremeció en tanto el deseo comenzaba a tomar el control de su cuerpo. Se quitó ese pensamiento de encima antes de que alguien más lo viera y siguió caminando hasta la casa de sus padres.

Era un problema porque si Changmin estaba empacando en su complejo de apartamentos tendría que dejar todo lo que estaba haciendo y permitirse ser transportado al lugar donde se encontraba Jaejoong con el fin de satisfacerlo antes de poder volver a sus tareas. Se alegraba de haber resuelto ya el asunto con la universidad antes de que el incremento en la líbido de Jaejoong los alcanzara o de lo contrario estaría inventándose un montón de excusas para sus temporales desapariciones.

‘Después de todo, tengo que contribuir con mis deberes paternales…’ Contuvo las ganas de sonreír maniáticamente ante aquel pensamiento.

Supuso que aquí era donde ser un humano modificado resultaba útil. No creía que pudiera seguir así de otro modo…

De pronto se le vino a la mente la idea de alguien más satisfaciendo a Jaejoong de la manera en la que él lo hacía y le hirvió la sangre; los celos realmente eran monstruos horribles. Se calmó al recordar que Jaejoong no miraría a nadie más que a él. Era él al que había elegido, así que no había razón para pensar en que Jaejoong sería capaz de traicionarlo.

Además, era imposible, de acuerdo a Jaejoong. Ambos no encontrarían a nadie más atractivo y no podrían hacer nada al respecto incluso si quisieran. Verdaderamente estaban unidos entre sí y ese lazo les impedía engañarse el uno al otro.

Él no aceptaría ninguna otra manera.

Finalmente había llegado a la casa de sus padres. Hoy era el día en que les contaría que se iba, aunque todavía no les diría toda la verdad. No podía bombardearlos con eso, por lo que decidió en su lugar simplemente informarles de su partida por un año y medio. A su regreso les contaría parte de la verdad para luego revelarles todo, incluyendo su nieto. Solo esperaba que lo perdonaran cuando descubrieran esa información…

Soltando un suspiro, tocó la puerta.

*

Jaejoong se encontraba más que extasiado. Todo estaba saliendo del modo que él había esperado y a ellos solo les quedaba cerca de una semana y media para viajar a su reino, Paradise Meadow. Extrañaba tanto a su comunidad y entorno natural, que comprendía por qué Changmin no quería desconectarse completamente de este mundo. Sabía lo difícil que era permanecer lejos del lugar donde habías crecido.

Además su pareja había sido tan maravillosa con él que esto lo hacía sentirse mal a veces. Se sentía mal el estar perturbando la vida de Changmin con su líbido siendo demasiado alta durante esta etapa del embarazo, no obstante Changmin únicamente había ignorado su disculpa y procedido a mostrarle que no le importaba en lo absoluto. Se ruborizó solo de recordar cómo, pero rápidamente despejó aquellos pensamientos. No podía interrumpir la reunión de Changmin justo ahora, así que tuvo que calmarse.

Con el fin de cambiar el hilo de sus ideas pensó en su mejor amigo, Yoochun. Su voluble amigo finalmente había pescado a su pareja, Jung Yunho. Aparentemente este tipo Yunho no había tomado la revelación de su embarazo o a Yoochun siendo un hada demasiado bien, Yoochun había cometido el error de informarle  la noche después de que él lo hubiera reclamado, por tal razón Yoochun tuvo que esforzarse el doble que Jaejoong para atraparlo. Aunque finalmente estaban juntos. Justo a tiempo además, antes de que Yoochun realmente necesitara tenerlo a su lado. Parecía que la pareja de Yoochun no podia dejar este reino tan rápido como la de Jaejoong, por lo que iban a quedarse durante un poco más de tiempo que el de Jaejoong, casi en la fecha límite. Jaejoong sabía que Yoochun sabía qué tan cerca era peligroso, así que no estaba preocupado por él.

El bebé se movió entonces, recordándole a Jaejoong que estaba a punto de comer antes de ser distraído por sus pensamientos. Estaba contento de que las náuseas hubieran disminuído considerablemente, pero todavía era un poco sensible hacia ciertos alimentos.

Tenía suerte de no sufrir antojos aún, especialmente por la comida de su reino, debido a que sería un problema conseguirla. Empezó a comer mientras pensaba en cómo la reunion entre Changmin y sus padres estaría yendo. Ambos estuvieron de acuerdo en que la mejor forma de comunicárselos sería revelando las cosas poco a poco.

Primero Changmin les informaría acerca de un viaje relacionado con una tesis ficticia que duraría aproximadamente un año y medio, sin ningún tipo de contacto con ellos. Cuando ellos regresaran a la Tierra más adelante, entonces Changmin les revelaría el hecho de que su hijo no se sentía atraído por las mujeres. Tras ese golpe y el tiempo que fuera que les tomara aceptar ese hecho les confesarían que la pareja de su hijo no era humana y hasta cierto punto tampoco él. Por último les dirían acerca del bebé, pero esta información les sería proporcionada junto con la de no ser humanos.

Esperaban que eso resultara mejor que simplemente soltarles todo de una vez. Después de comer él decidió tomar una siesta, algo que estaba haciendo con más frecuencia últimamente, antes de que Changmin llegara con las novedades de cómo sus padres tomaron su viaje. Se quedó dormido tan pronto su cabeza tocó la almohada.

***

Tras mucho discutir, sus padres finalmente habían aceptado la noticia de él alejándose completamente por un año y medio. Aún estaban confundidos respecto a por qué no podían contactarlo, pero acordaron dejarlo solo por ese tiempo. Su madre se había puesto a llorar ante la idea de no verlo en vacaciones, no obstante él prometió que le traería algo a cambio cuando volviera, algo que le encantaría. Él sabía que su madre ansiaba nietos, y esperaba que ese fuera su boleto de aceptación una vez que le revelara todo.

Él llegó al departamento de Jaejoong y abrió la puerta. Jaejoong había disminuido su escudo de protección a fin de permitirle la entrada, pero aún tenía algo que lo mantenía a salvo cuando él se encontraba ausente. Se aseguró de cerrar la puerta antes de proceder a buscar a Jaejoong por todo el apartamento. Una vez lo hubo encontrado se quedó de pie, simplemente observando la serena expresión de Jaejoong mientras dormía al tiempo que todavía se encontraba junto a la puerta. Su corazón se inundó de calidez ante la vista y él decidió tomar una siesta también. Se quitó todo menos sus boxers y con cuidado se metió a la cama por detrás de Jaejoong, envolviéndolo con firmeza entre sus brazos. Él aspiró el dulce aroma que era de Jaejoong y cayó en un sueño reparador.

***Día de la partida- 1 semana y media después***

Changmin se despertó con una complacida sonrisa al tiempo que estrechaba su agarre en la cintura de Jaejoong, frotando su vientre hinchado en el proceso, antes de liberarlo y enderezarse un poco. Hizo lo que hacía cada mañana; besó a Jaejoong en los labios con el fin de despertarlo para luego besar la pancita de Jaejoong mientras decía “Buenos días cariño.”

Escuchó a Jaejoong contener un bostezo y proferir, “He estado queriendo preguntarte, ¿por qué llamas al bebé ‘cariño’ si no sabes si va a ser niño o niña?” Changmin pudo ver los ojos de Jaejoong brillantes de curiosidad.

“Tengo el presentimiento de que será una niña. Además, si es un niño ¿qué importa que también lo llame cariño?” Changmin preguntó.

“Tienes razón. Puedes llamar al bebé como tú quieras,” dijo Jaejoong con una sensual sonrisa antes de atraer a Changmin a un beso más profundo que el que Changmin le dio antes. Changmin se perdió en las sensaciones y el placer que el beso le otorgaba, solo para de pronto sentir frío cuando Jaejoong retrocedió para decir, “Nos vamos hoy, así que no podemos distraernos. Ahora ¡vamos a comer!” con tan brillante sonrisa que no pudo evitar devolvérsela.

“¡Tú provocador! Solo espera, te traeré de vuelta.” Changmin juguetonamente dijo en tanto Jaejoong salía corriendo por la puerta hasta llegar a la cocina mientras Changmin pretendía intentar atraparlo. Changmin reía por lo infantil que Jaejoong actuaba a veces, aunque tamnbién amaba eso de él. Su estómago rugió sonoramente, recordándole que de hecho estaba hambriento, así que finalmente siguió a Jaejoong a la cocina para comer.

***

Changmin estaba increíblemente nervioso. Su corazón palpitaba erráticamente al interior de su pecho y podia sentir el sudor frío reunirse por encima de su ceño al tiempo que él trataba de controlar sus ganas de correr. Habían llegado al sitio en el que Jaejoong dijo necesitaban estar y estaban esperando por el momento justo para abrir el portal. Changmin había traído un maletín, pagado el dinero restante del contrato a su compañero de cuarto, llevado las cosas que no necesitaría a un lugar de almacenamiento pagando por el trastero la cantidad equivalente a dos años, y ahora aquí estaba…esperando para viajar a un reino que ni siquiera sabía que existía…

Estaban en lo profundo de un bosque que ni siquiera sabían cómo pronunciar y la espesura que los cubría era agradable a la vista y entretenida, pero sus pensamientos seguían yéndose hacia el momento que cambiaría su vida el cual estaba a punto de experimentar. Bueno, otro momento que cambiaría su vida. Ya tenía varios de esos en la suya.

Su corazón se detuvo por un instante al oír a Jaejoong decir, “Bien, ya es tiempo.”

Deseaba tanto tanto simplemente darse la vuelta y correr, pero no quería dejar a Jaejoong o a su bebé para que sufrieran las consecuencias de su abandono así que se quedó plantado en su sitio. Con voz temblorosa dijo, “T-todo estará b-bien, ¿verdad Jaejoong?”

Jaejoong tomó su mano y le sonrió con calidez. “Estoy aquí a tu lado Min, yo nunca dejaré que nada te haga daño…” él selló esta promesa con un beso y se volvió hacia donde el portal se suponía que fuera a materializarse antes de iniciar un encantamiento en voz baja que Changmin no pudo descifrar. Changmin se sentía seguro con la mano de Jaejoong sosteniendo firmemente la suya y se relajó al ver una luz azul materializarse en la otra mano que Jaejoong estaba tendiendo. El aire frente a su mano comenzó a distorsionarse, el paisaje a dar vueltas, hasta que empezó a tomar forma una esfera azul de energía que siguió creciendo hasta que dos cuerpos pudieron caber a través de ella. El turbulento interior de la luz azul cesó, pero Changmin pudo ver que los márgenes exteriores de la luz seguían girando a un ritmo acelerado. No podia ver nada más que la brillante luz azul emitida por lo que parecía ser un remolino.

Jaejoong apretó la mano de Changmin para atraer su atención de vuelta a él. “Está bien Changmin. Solo no sueltes mi mano mientras estemos cruzando ¿está bien?” Jaejoong dijo calmadamente al tiempo que le sonreía. Changmin asintió y se tragó sus temores cuando Jaejoong comenzó a caminar a través del portal, el agarre de Changmin sobre su mano se estrechó, y él cerró los ojos mientras cruzaba, sintiendo como el portal inmediatamente se cerraba detrás de él con un chasquido, su corazón latiendo a toda velocidad. Él realmente no podía volver ahora…

N/A: Me gustaría agradecer a crimson_miharu  por quitarse el tiempo de su apretada agenda para hacerme el increíble poster para esta historia.  Me encantó cómo salió.  ^_^  Espero que todo salga bien para la mejor Crimsom_miharu.

4 comentarios:

  1. Aaaaaaaaaaaaaaa finalmente una actualización, gracias, gracias, gracias (creo que voy a llorar.........ToT) Esta historia es tan linda que me moría por leer más de ella..... Gracias en verdad...

    ResponderEliminar
  2. Ahhh me encanta!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!!!
    Que bonita historia!! espero pronto seguir leyéndola.
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola!!!
    Que bonita historia!! espero pronto seguir leyéndola.
    Saludos

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD