El verdadero infierno

21 comentarios
Titulo: El verdadero infierno
Autor: Laura
Pareja: HoMin
Género: Lemon slash
Extensión: Two-Shot
Nota: Este fic va dedicado a Naoki
Happy birthday!!!
--------


Era una fresca mañana perfecta para tomar un paseo y así liberarse de las tantas ataduras cotidianas de la vida.
Pero en la mansión Shim sin importar si la mañana amanecía hermosa debido al excelente clima que caí sobre Seúl y sus alrededores; el joven jefe de la familia un chico de tan solo 16 años de edad pero sin duda que con un gran genio para los negocios; Shim Changmin eso no era algo importante ya que una vez más pasaba encerrado en su despacho frente a su escritorio con algunos papeles sobre éste los cuales miraba con aburrimiento mientras tenia recargado su rostro de un lado sobre su mano cuyo brazo yacía apoyado en el asiento y tenía sus piernas cruzadas mientras suspiraba.


-Aburrido- fue lo que dijo mientras cerraba sus hermosos ojos color café y se recargaba más en su cómodo asiento.
Si era aburrido pero eso cambiaria y todo por una pregunta que se le ocurriría hacerle a su mayordomo que hablando del Rey de Roma y el Diablo que se asoma; literalmente hablando estaba tocando la puerta del despacho.
-Toc Toc- se escucho el suave pero firme golpe a la puerta cosa que no inmuto a Changmin quien seguía con la misma postura y sin abrir su ojo.
-Permiso joven amo le he traído el té- dijo un hombre alto de cabellos negros más oscuros que la noche misma y de unos hermosos y misteriosos ojos, vestido impecablemente en su traje negro; el mayordomo de la familia Shim, Jung Yunho mientras entraba con el carrito donde venia el delicado juego de porcelana y una exquisita tarta de cerezas con canela y crema.
Changmin seguía sin moverse hasta que sintió el delicioso aroma del té que estaba siendo servido por Yunho con elegancia hasta que lo puso frente a él.
-Aquí tiene- le dijo mientras lo miraba a lo que Changmin abrió sus ojos y miró la taza frente a él para después tomarla y así llevársela a sus delicados labios los cuales probaron un sorbo.
-Es un hermoso día no cree joven amo, perfecto para salir y tomar un paseo- le dijo el pelinegro mientras miraba por el gran ventanal que se encontraba detrás de Changmin el cual solo tomaba más de su té para después suspirar.
-No sé que le ves es un día mas-le dijo el castaño quien esperaba por el pedazo de tarta, Yunho solo lo miró de reojo para sonreír.
-Tal vez tenga razón y es un día mas pero para algunas personas dependen de lo que hagan pueden hacerlo diferente- le contestó el mayordomo mientras cortaba un pedazo de tarta y se la servía a Changmin el cual lo miró por unos segundos y después regresó su vista a la taza de té.
-Así que depende de lo que hagan para hacerlo los días diferentes-murmuro el castaño el cual parecía tener una pregunta rodando por su cabeza.
Eso llamó la atención de Yunho el cual lo miró fijamente mientras dejaba el plato con la tarta frente a Changmin en la mesa.
-Le sucede algo joven amo?- le pregunto el pelinegro con cierta preocupación en su voz a Changmin; el cual ante la voz profunda de Yunho salió de su ensoñación.
-Eh…nada no me pasa nada- dijo recuperando su expresión seria mientras tomaba el tenedor de plata y con este cortaba un pequeño trozo de tarta de la cual el sirope de las cerezas salía de la misma.
-Seguro? porque al parecer está pensando en algo- le dijo Yunho quien se le había acercado mucho al rostro sorprendiendo así a Changmin el cual después volvió a mirar al frente frenando así el que un sonrojo saliera a flote hacia sus mejillas.
-Ya te dije que no es nada- le dijo cortante mientras se llevaba un trozo de tarta a la boca y comenzaba a masticar.
Changmin solo suspiró, definitivamente su joven amo para su corta edad tenía un carácter un poco agrio.
-Bien si usted lo dice pues me retiro entonces a mis demás deberes- le dijo el pelinegro quien estaba por irse hasta que la voz de Changmin lo detuvo.
-Espera- le dijo el conde quien lo miró serio; Yunho se dio la vuelta y lo miró fijamente.
-Si, desea algo más?- le pregunto, Changmin solo lo miró por unos segundos más para después seguir cortando la tarta.
-Tengo una pregunta para ti- le dijo el pequeño quien se llevó otro trozo mas de tarta a la boca sin darse cuenta de que se había embadurnado con la crema y el sirope.
Yunho lo miró para después dirigir su vista hacia la crema y el sirope que se encontraban en la comisura izquierda de la boca de su joven amo.
-“Demasiado tentador”-pensaba el mayordomo.
-Bien dígame cual es su pregunta?- le pregunto Yunho quien seguía en su lugar mientras sonreía pero sus ojos no dejaban de seguir cada movimiento y detalle que hacia Changmin con su boca pero sobre todo mas con su lengua al ver que este trataba de limpiarse el resto de la crema y sirope con ella misma.
-Dijiste que depende de lo que hagan las personas para hacer diferentes sus días no es así?- Le dijo cuestionado mientras se recargaba en su asiento volviendo a su posición antes de que Yunho entrara con el té.
-Si así es, acaso se le ocurrió algo?-le pregunto con cierto tono de curiosidad mientras le sonreía.
-No la verdad no pero tengo una pregunta que hacerte ya sabes para ver si me entretengo- le dijo mientras lo miraba.
Yunho lo miró sin moverse de su lugar.
-Cuál es?- le pregunto.
-Que es el infierno?- le preguntó Changmin a lo que sorprendió un poco a Yunho pero después sonrió de lado y comenzó a caminar parsimoniosamente hacia Changmin quien lo miraba venir como un felino en busca de su presa, Changmin sin saber lo que traería por respuesta esa pregunta, una pregunta que al principio le pareció estúpida el solo hecho de pensarla; es decir el sabía lo que era el infierno, el lo había vivido; la pérdida de sus padres el hecho de que alguien se los arrebatase; la perdida de aquella dulce felicidad que pensaba seria eterna eso era su infierno.
Pero ante el estaba un demonio; un demonio que mejor que nadie debía saber lo que era verdaderamente el infierno.
Curiosa forma de matar el aburrimiento y el tiempo haciendo una sola pregunta “estúpida” pero la curiosidad y el capricho son cosas a las que no se les pueden decir no.
En cambio Yunho quien se acercaba mas y mas a su joven “amo” no dejaba esa sonrisa; una sonrisa producto de la mezcla de muchas cosas que pasaban por su mente demoníaca y una de ellas era: “La respuesta que le daría a su joven amo”
-Es una pregunta interesante la que me hace joven amo- le dijo el pelinegro quien ya se encontraba a la par de Changmin el cual lo miraba desde abajo hasta que de repente sus ojos se encontraban en el mismo nivel ya que Yunho se había agachado y tenía su rostro a escasos centímetros del rostro de su amo.
Por alguna razón esa cercanía no era del total agrado de Changmin el cual reprimía el calor repentino que sentía en ese momento para que no se manifestara en su rostro por medio de un sonrojo.
-Pues vera joven amo el infierno es…-le susurro Yunho de una forma tan sensual que hizo que el conde se estremeciera mientras el pelinegro tenia clavados sus ojos en los ojos de Changmin el cual estaba a punto de decirle que se apartara ya que estaba demasiado cerca de él pero eso fue imposible ya que la sorpresa y el hecho de que sus labios se encontraban presos en los labios del mayor en un beso con muchos matices ni cuenta se había dado cuando la lengua de Yunho había lamido la comisura de su boca para quitarle la crema y el sirope y los matices de ese beso eran demasiados primero gentil para después ser posesivo, lascivo, lujurioso, pasional pero …también había algo más.
----------
Changmin tenía sus ojos abierto a más no poder mientras trataba de articular palabra alguna pero al abrir un poco su boca solo fue para darle entrada a la fugaz, cálida y húmeda lengua de Yunho el cual comenzó a jugar con la lengua del menor; ante eso Changmin antepuso sus manos en el pecho de Yunho tratando de empujarlo pero era imposible su cuerpo ya estaba cayendo en el delirio del incandescente calor que no soportaba.

Yunho el cual no dejaba de ver a los ojos de Changmin llevó una de sus manos al frágil cuello del moreno para profundizar más el contacto del beso; su lengua se deleitaba al jugar con la pequeña y dulce lengua de Changmin el cual trataba de llevar el ritmo pero era imposible, su deleite y excitación crecieron más al escuchar un suave y dulce gemido de la boca de su joven amo y al verlo con los ojos fuertemente cerrados y un hermoso color carmín teñir sus pálidas mejillas.

Hasta que finalmente lo soltó para recuperar aire aunque al parecer él no lo necesitaba pero Changmin si; el cual tenía sus manos como puños que agarraban fuertemente el traje de Yunho y jadeaba cansado.

-I…idio…ta…por…que hicis…te…eso!?- fue lo único que pudo exclamar el menor el cual lo miró molesto para después ocultar su rostro bajo el fleco de su cabello al agachar la cabeza ya que podía sentir que el calor se apoderaba mas de éste.

Yunho solo sonrió y lo tomó del mentón haciéndolo verlo a los ojos, Changmin lo miró sorprendido mientras el mayordomo delineaba con sus dedos esos suaves labios que le supieron a gloria.

-Solo le respondí joven amo- le dijo para volver devorar esa boca que estaba a punto de exclamar pero de ella no salió nada más que solo gemidos.

Changmin se sentía cansado pero sobre todo acalorado demasiado calor para su gusto, su cuerpo se sentía débil como si no pudiera luchar contra esa fuerza.

Era como si todo eso fuera producto de su imaginación y sin mas al abrir sus ojos nuevamente se encontraba en su habitación y en su cama con Yunho sobre él; el cual no dejaba de saborear su boca para después separarse un poco de ésta y miraba y se deleitaba con la visión que tenia frente a él.

El orgulloso Shim Changmin…vulnerable ahora con su respiración agitada, sus mejillas teñidas de un intenso carmín y los cabellos de su frente pegados a esta debido al sudor; Yunho solo sonrió para verlo más desde arriba.

-Permítame decirle joven amo que se ve hermoso- le dijo mientras le sonreía mas provocando que Changmin se sonrojara violentamente ante eso.

-Infeliz…quien te has creído para hacer…me esto?- le pregunto demandante el moreno quien se encontraba a la merced de su mayordomo el cual lo miro curioso y cerro sus ojos para solo sonreírle.

-Yo…soy solo un simple mayordomo…su mayordomo joven amo además…usted…-le dijo acercándosele mas sintiendo así en su rostro el agitado respirar del menor que lo miraba.

-…me…hizo…-le decía entrecortadamente mientras besaba el cuello de Changmin el cual no pudo evitar gemir al sentir esos labios que parecían llamas.

-Ahhh...- gemía el pequeño.

-…una pregunta…y yo solo la estoy respondiendo- le susurro al oído Yunho el cual con su lengua comenzó a lamer el lóbulo de la oreja de Changmin para después morderlo y jalarlo suavemente provocando que Changmin se estremeciera mas y dejara escapar otro gemido.

-Ahhh…mmm Yu…Yunho te or…deno…que pares- le decía entrecortadamente entre gemidos y jadeos ya que el calor se volvía más insoportable como si estuvieran en un horno pero más grandes eran los gemidos que salían de su boca al sentir como las manos de Yunho se deslizaba por debajo de su camisa la cual comenzaba a desabrocharse sola.

-No creo que quiera que pare joven amo lo puedo ver en sus ojos- le dijo Yunho el cual ya no tenía sus guantes puestos y por lo tanto comenzaba a jugar con esos botoncitos rosados de carne, pellizcándolos.

-Ahhh…mmm noo Yu…Yunho de…ten…te- gemía Changmin mientras se estremecía ante las manos de Yunho el cual ejercía más presión sobre sus pezones ya erectos; el pelinegro solo sonrió.

-Sabe joven amo que los ojos son los espejos del alma que reflejan hasta los más profundos…deseos- le susurro al oído para después llevar su lengua y así lamer ese exquisito y pálido cuello expuesto mientras abría mas la camisa de Changmin.

Era una tortura, una tortura llena de placer que a su corta edad estaba comenzando a sentir, esa lengua que lamía con parsimonia tortuosa su cuello era como un hierro caliente que lo marcaba, esas manos delicadas y finas pero grandes que se deslizaban por su suave y blanca piel y el calor sofocante que desprendía ese cuerpo sobre el suyo todo eso estaba produciendo en Shim Changmin un delirio de placer.

Yunho estaba más que complacido cuanto tiempo tuvo que contenerse, cuantas veces había visto ese delicado cuerpo tomar baños de agua caliente con rosas, cuantas veces sus dedos tocaban esa piel tan tersa y suave, cuantas noches estaba en la habitación de su joven amo llevándolo a la cama pero sin meterse a ella, cuantas veces por las noches deseaba clamar ese cuerpo y alma suyos; definitivamente este era uno de esos momento que no desaprovecharía.

Y con ello siguió acariciando ese frágil cuerpo que se retorcía ante sus caricias primero recorriendo su espalda la cual se arqueaba al sentir esas corrientes eléctricas recorrer toda su espina, mientras con su otra mano se deslizaba a la entre pierna del menor el cual se estremeció mas y la agarro mientras lo miraba sorprendido.

-Que…que estas…hacien…do?-le preguntó con la poca claridad y lucidez que poseía aun sabiendo que el agarre de su mano en la mano de Yunho no era fuerte.

-Le doy mi respuesta joven amo- le dijo Yunho con voz profunda y suave a la vez mientras frente a la mirada de su amo comenzaba a desvestirse quitándose así el sacó todas estas acciones con suma elegancia y parsimonia haciendo que el corazón de Changmin latiera más rápido.

Ante sus ojos se encontraba un cuerpo al igual que el suyo pálido pero con una contextura física definida, delgada pero fuerte solo podía sentir como sus mejillas ardían a lo que Yunho rió.

-Jaja por favor joven amo no me diga que tiene vergüenza- le dijo divertido el pelinegro al ver como Changmin desviaba su rostro a un lado sin decir nada.

-“Demasiado lindo…me muero por…quebrarlo”-pensaba Yunho quien sonreía perversamente mientras llevaba sus manos al borde de los pantalones cortos de Changmin el cual no pudo reaccionar y al darse cuenta ya los tenia fuera mirando mas sorprendido a Yunho quien los tiraba.

-Pero…que haces!?- exclamó en pregunta completamente apenado mientras trataba de cubrirse su miembro el cual ya estaba más que despierto y cosa que no escapo ante los ojos del mayordomo que sonrió mas complacido tomando así de las muñecas al joven y llevando sus brazos y manos por encima de su cabeza.

-Cuantas veces lo he visto desnudo no cree que es un poco absurdo que…se cubra ahora?-le susurro al oído mientras tenía el agarre con una solo mano y llevaba la otra al miembro ya erecto de Changmin el cual solo cerró los ojos y ocultaba su rostro de lado sin poder evitar dejar escapar un gemido al sentir esa mano fina tomar y agarrar suave pero firmemente su miembro.

-Ahhh…nhg…- gimió y jadeo ante el contacto.

Yunho solo podía sentir que su excitación crecía mas por el solo hecho de sentir como sus pantalones le apretaban mas haciendo de todo esto una tortura para si mismo.

Su mano comenzó acariciar suavemente el miembro de Changmin el cual palpitaba ante ese contacto con la otra piel, en ese momento podía darse cuenta de que la piel de Yunho era igual de suave y se sentía muy bien; Changmin llevó una de sus manos a su boca mientras se mordía uno de sus dedos simplemente no le quería dar el gusto gemir.

-Joven amo no se reprima le aseguro que lo disfrutara- le dijo Yunho quien se agacho hasta el miembro del moreno y con su lengua lamió la punta para después besarla.

-Ahhh… Yunho!!- grito Changmin mientras arqueaba su espalda y aferraba sus puños a las sabanas.

Sin pensarlo más y con una sonrisa Yunho introdujo el miembro del menor a su boca para así con su lengua comenzar a delinear cada centímetro de piel mientras subía y bajaba.


-Ah...ahhh…Yu…Yu…nho…-gemía Changmin sin ningún control a pesar de tener su mano en su boca para así callar sus gemidos era imposible esa lengua era una tortura deliciosa en placer sentir como la humedad y calidez de esta lamían su miembro tan sensible ante sensaciones tan nuevas era un infierno irónicamente hablando de ello porque a pesar de sentir el placer sentía algo mas sentía una enorme necesidad de huir, de huir de todas esas sensaciones que le proporcionaba su mayordomo.

Así siguieron ya la noche estaba cayendo los tenues rayos de luna que parecían hilos de plata eran lo único que iluminaban la habitación y los únicos sonidos que se escuchaban en ella era la agitada respiración, el eco de los gemidos y jadeos del conde y los largos y pasivos suspiros de Yunho el cual había aumentado más el ritmo del vaivén de su boca.

-Ahhh…mmmmmm…Yu…nho…mmm…ya…por…favor…no sigas…me ven…- decía entrecortadamente el menor mientras de su boca salía un fino hilo de saliva por sus comisuras y sus ojos parecían ausentes mientras sus manos y sus dedos se crispaban entre los suaves cabellos negros de su mayordomo el cual con mas anhelo aumento la presión entre sus labios y al llegar nuevamente a la punta la rozaba con sus dientes provocando así en Changmin un gemido desgarrador que chocó en las paredes de la oscura habitación iluminada por la tenue luz de la luna viniéndose por completo en la boca de Yunho el cual trago hasta la última gota y lamía sus labios para limpiarse el resto del semen.

-Dulce y delicioso- dijo mientras se posicionaba sobre Changmin el cual lo miraba jadeante con sus mejillas ardiendo, solo lo miraba con mirada suplicante.

-Ya…ya no mas…Yunho…- le susurro apenas audible mientras enredaba sus brazos en el cuello de él pelinegro quien lo miraba apaciblemente mientras lamía el hilo de saliva que se escapo de la boca del pequeño para después besarlo nuevamente mientras pegaba su cuerpo al de Changmin para que sintiese el contacto de la piel de su pecho y abdomen.

-Joven…amo lo siento…pero no puedo-le susurro entre labios para después separarse de el moreno quien lo miraba expectante para solo sentir como sus caderas eran levantadas y de repente sentir algo húmedo y cálido en su entrada.


-Ahhh…nhggg…ah…ahhh…-gimió incontrolablemente al sentir la lengua de Yunho lamiendo alrededor de su entrada no tenía necesidad de ver el estado de excitación en el que se encontraba el menor ya que con su lengua podía palpar como la entrada de este se contraía y dilataba a la vez provocando en Yunho el acabóse de su control a lo que introdujo su lengua de un solo arrancando nuevamente de esa garganta y boca mas gemidos.

-Ahhh….Yunho!!!!- grito Changmin quien se arqueo en un fuerte espasmo mientras agarraba fuertemente las sabanas a tal punto de desgarrarlas y de sus ojos salían pequeñas lágrimas.

-“Hermoso”-pensó Yunho al ver a su joven amo de esa forma y mas al sentir esa suave y cálida carne en la que estaba envuelta su lengua apretándola mas no podía imaginarse cómo se sentiría su miembro en semejante endemoniada estrechez mientras sacaba y metía; Changmin solo podía gemir y decir el nombre de Yunho una y otra vez cosa que era como dulce música para los oídos del mayor.
-Yu…nho…Yunho…-murmuraba Changmin quien tenía sus ojos cerrados y respiraba entrecortadamente estirado así los brazos para alcanzar a su mayordomo el cual al ver ese acto dejó su labor y se le acerco para ser atraído hacia el pequeño y delicado cuerpo de Changmin quien lo rodeo con sus brazos y lo besaba dulcemente y de forma suplicante.

-Changmin…- susurro Yunho por primera vez; en el tiempo que estuvo con él esa era la primera vez que lo llamaba por su nombre y de una fugaz forma su pecho se lleno de una sensación cálida haciéndolo sentir extraño.

Mientras tanto sin esperar más llevo sus dedos hacia su boca y comenzó a lamerlos dejándolos bien húmedos a lo que el joven amo lo miraba queriendo preguntarle porque hacia eso pero antes de que esa preguntara saliera de su boca solo pudo sentir como un largo intruso se metía en su entrada haciéndolo gemir del dolor mientras unas lágrimas escapaban de sus ojos y se aferraba mas a la espalda del pelinegro.

-Ahhhgg…nhggg…ha…ha…yun…yunh…Yunho…-gemía con dolor a lo que el mayordomo lo comenzó a besar de forma apasionada sin dejar de mover su dedo en esa estrechez cálida definitivamente quería estar dentro de él pero quería ser dulce y amable cosa rara en alguien como él pero es que simplemente ese niño se había convertido en su tesoro aunque simplemente quisiera verlo solo como parte de un contrato.

-Shhhh joven amo descuide muy pronto sentirá placer- le susurro al oído para después comenzar a descender por su cuello el cual besaba y lamía hasta morderlo suavemente mientras bajaba mas y mas hasta llegar a su pecho del cual comenzó a besar uno de sus pequeños pezones, lo besaba, lamía, chupaba y mordía provocando en el moreno mas escalofríos de placer mientras lo abrazaba mas tratando de decir algo pero el placer era tan sofocante que lo único que podía decir era el nombre de su mayordomo el cual parecía ser su amo ahora.
-Yunho…Yunho…-murmuraba entre jadeos mientras su cuerpo comenzaba a perlarse por las gotas de sudor; sus gemidos eran ahora de placer el sentir como ese dedo se friccionaba contra la carne de su entrada, Yunho estaba sumido también en una ola de placer como una marea iba y venía pero poco a poco esta rompía contra las rocas de su autocontrol podía sentir como se contraía mas aprisionando así su dedo, no sabía cómo era que tenia tanto autocontrol para no penetrarlo y embestirlo salvajemente allí mismo ante su ligera desesperación prosiguió e introdujo un segundo dedo.

-Ahhh…noo mas…saca…lo…por…favor- le suplicaba Changmin quien derramó mas lágrimas al sentir ese nuevo intruso dentro de él, arqueando mas su espalda sin saber que eso aumentaba mas la sensación esos dedos moviéndose en forma circular y a la vez en un suave vaivén eran una tortura pero que poco a poco se volvían solo placer al sentir como la punta de estos rozaban su próstata produciendo un grito de placer y satisfacción sin contar que su miembro clamaba atención por parte del pelinegro.

-Ahhh!!!- gritaba mientras llevaba su rostro a un lado ocultando la vergüenza de su rostro y mordiéndose fuertemente el labio inferior para que así el dolor no lo hiciera gemir haciendo así que sangrara por el daño que se causaba.
-Joven…amo…no…se re…prima por favor- le dijo Yunho el cual respiraba profundamente mientras besaba el abdomen plano de su amo y llegaba nuevamente al erecto miembro de este el cual lamía.

Si para Changmin eso era una tortura; para Yunho era un infierno, que claramente disfrutaba ya que sabía que lo haría suyo así que de cierta forma ese infierno era la gloria para el no como el que ha vivido desde que estaba bajo el servicio de Changmin que sin saberlo era una tentación para los ojos y alma de Yunho el simple hecho de desearlo y saber que lo podía hacer suyo cuando quisiera ya que como delincuente no tenia impedimento alguno era algo fácil pero después de todo era un delincuente con un fuerte principio…el contrato; ese contrato era de cierta forma un impedimento una curiosa forma de estar cerca de su amo y a la vez lejos de él la única satisfacción que podía llenar su alma era que ese cuerpo y esa alma le pertenecerían para toda la eternidad.

Ambos podían sentir la llegada imperiosa del orgasmo nuevamente de Changmin pero Yunho no lo permitió ya que sus planes eran otros a lo que dejo de lamer el miembro del menor y saco los dedos del interior de este provocando una leve queja por parte del pequeño ya que se le privo a su cuerpo de sentir más.
Changmin solo lo miró era contradictorio sus labios decían no pero sus ojos gritaban que querían mas; Yunho solo sonrió mientras levantaba las delgadas piernas de él menor y las abría mas poniéndolas así en sus hombros.

-Tranquilo joven amo…que la respuesta todavía no está completa…- le dijo con una voz tan seductora que provocó que Changmin se sonrojara más aunque lo miraba con cierto miedo.

Mientras tanto la mano de Yunho bajaba la cremallera del pantalón mientras la metía en este sacando así y liberando de su prisión su endurecido y erecto miembro provocando así un suspiro ante la fresca sensación del aire; lo tomó con una mano mientras lo colocaba frente la entrada un poco dilatada del moreno a pesar de todo su cuerpo no estaba completamente desarrollado así que no se podía hacer más para dilatarla, rozo con su punta alrededor de la entrada de Changmin el cual se estremeció ante eso.

-Yu…Yunho?- le pregunto con algo de miedo cosa que sorprendió un poco al mayor para después sonreírle de la forma que solo el sabia hacer.

-Descuide amo lo tratare bien…lo tratare como se merece…- le dijo para comenzar a introducir poco a poco su miembro en ese estrecho anillo de carne, podía sentir como las paredes lo envolvía en una presión y estrechez única, la calidez de este y a la vez la humedad que todavía quedaba en el por su saliva.

-Ahhhhhhhhhhhhhh!!!!! –grito el menor el cual ante ese intruso de mayor tamaño y grosor se arqueo en un espasmo de dolor llorando sin control pero sus gritos murieron entre su boca y la de Yunho el cual lo besaba al principio lentamente para después tornar el beso más pasional haciendo así que se concentrara solo en las sensaciones que le producía ese beso mientras se aferraba firmemente a la espalda de su mayordomo y le clavaba las uñas.

Sin saber que lo que sentía era solo la mitad del miembro de Yunho poco a poco este se movía muy lentamente en el interior de este; como es que se estaba controlando ni idea tenia pero lo único que sabía es que no quería que ese acto fuera salvaje de su parte y sobre todo ver más lágrimas en ese hermoso rostro del cual algún día esperaba ver una sonrisa curioso deseo el de una persona como él.

Sin romper el beso finalmente Yunho se introdujo completamente en el interior de su joven amo el cual solo apretó fuertemente sus ojos al sentir el duro miembro del pelinegro completamente dentro de él.

-“Sublime”- era el único pensamiento que tenía en ese momento Yunho al sentir con tanto detalle la estrechez, la contracción de esas paredes que parecían tela suave envolviendo en una maravillosa sensación cálida a su miembro que le pedía a gritos que se moviera ya.

Al romper el beso para tomar aire solo esperó que Changmin dijera algo el cual al abrir sus ojos le dio una sutil pero muy clara señal de que se moviera cosa que no dudo en esperar segunda vez y así comenzó un exquisito vaivén.

El dormitorio comenzó a impregnarse de un aroma dulce y embriagador, los gemidos y jadeos, las respiraciones agitas y entrecortadas, los largos y profundos suspiros, el movimiento de la cama y el chocar de las carnes eran lo que gobernaban la habitación.

Sus piernas que ahora rodeaban la cintura de Yunho aprisionándola firmemente mientras que sus brazos rodeaban el cuello de éste y sus labios se encontraban presos entre los labios del mayor que los devoraban con vehemencia.
La fricción entre sus carnes palpitantes y la de sus cuerpos sudorosos, el calor sofocante y el fuego abrasador que producían sus caricias, sus besos y ese frenético vaivén; Yunho se movía más rápido y más fuerte, sacaba hasta la punta de su miembro para después penetrar nuevamente en una estocada que arrancaba más gemidos por parte de Changmin y la imagen ante el de un delicado ángel, frágil, vulnerable a punto de romperse perdiendo así completamente toda inocencia solo aumentaban mas su libido.

Changmin en cambio ya parecía no estar en su cuerpo mas, las sensaciones eran demasiado fuertes, su cuerpo parecía romperse poco a poco en cada embestida no había dolor solo placer pero un placer que lo quemaba haciéndolo llorar.

Ambos se vinieron al mismo tiempo; al sentir las contracciones y un fuerte espasmo, Changmin se vino por completo entre los vientres de ambos y solo cerró los ojos al sentir como un liquido caliente lo llenaba e inundaba dentro de él sus respiraciones agitadas poco a poco se acompasaron al mismo tiempo; Yunho descansaba en el todavía agitado pequeño pecho de su joven amo quien lo tenía abrazado mientras todavía unas cuantas lágrimas salían de sus ojos.

-Por qué?- fue lo único que pregunto el menor mientras miraba como Yunho se levantaba un poco mirándolo a los ojos mientras acercaba su rostro al del joven amo y rozaba sus labios con los de él.

-Porque…este es mi infierno…joven amo…- le susurro a lo que Changmin abrió sus ojos de par en par y se levantaba de un impulso bañado en sudor y jadeando.

-Joven amo…- habló Yunho quien lo miró algo sorprendido después de haber corrido las cortinas dejando pasar así la cegadora luz del sol; ya era de mañana.
-Un…un…sueño?- murmuro Changmin algo confundido mientras trataba de habituarse a la luz del sol y miraba después a su mayordomo quien lo miraba consternado.

-Sucede algo…parece que tuvo una pesadilla- le dijo Yunho quien se le acerco y se apoyo en su cama alcanzando con su mano el rostro de Changmin quien lo miraba algo confundido para después desviar el rostro y así ocultar un ligero sonrojo.

-No es nada…- dijo el conde suavemente; Yunho solo lo miró y sonrió de lado.

-Entiendo, por favor levántese ya es hora del desayuno- le dijo con su tono habitual mientras traía la ropa de Changmin el cual solo lo miraba de reojo para después suspirar.

-“En realidad fue un sueño…pero se sintió tan real”-pensaba el pequeño que sin darse cuenta Yunho lo observaba.

-Seguro que está bien joven amo?- le pregunto el pelinegro a lo que Changmin lo observo para después agachar el rostro.

-Yunho?- murmuro el menor cosa que llamo la atención de su mayordomo.

-Dígame?- fue la simple respuesta del pelinegro quien estaba frente a él.

-Qué…es el infierno?- le pregunto cómo en un deja vu; Yunho solo sonrió mientras se le acercaba y agachaba para susurrarle al oído.

-Le diré…que es el infierno…joven…amo…- le dijo sin poder evitar mostrar una sonrisa perversa.

FIN

21 comentarios:

  1. jajajajaja aaa ke pornosooooooooooooo hay dios casi me da otro paro cardiaco ya mi medico me alvirtio me dijo te kedan proibidos LOS FANFIC DE YAOI OK !!!y yo dije !!NOOOOOOOOOOO!!!si me muero ahora almenos puedo decir vivi bien gracias a los fic!!!!n_<

    ResponderEliminar
  2. alavestiaaaaaaaaa o////////o
    también puedo morir tranquila y feliz

    *---------------¬*

    ME ENCANTÓ *O*
    -muere-

    ResponderEliminar
  3. H1MB33R34/09/2010

    no nthendi lo del contralo, xq qeria kitarle su inocencia¿? y xq tener sexo con changmin es el infierno de yunho¿? pero me gustho el fic sta bno, ya lo lei 4 veces a la pregunta crucial xq cada vez que changmin le pregunta a yunho que es el infierno lo obliga a hacer cosas malas¿?
    otra vex grax x tu fic
    muy bueno
    x gente como thu el mindo es menos horrible

    ResponderEliminar
  4. LOL!!
    Yo quiero saber k es el infierno *vava* xDDDDDD
    Me ha gustado mucho tu fic *-*
    quiero mas (?) xDDDDDDDD
    <3333333333333

    ResponderEliminar
  5. minnie4/10/2010

    aaaaaaaaah!!
    Esta buenisimo!...ese deja vu~~ yo kero!

    ResponderEliminar
  6. lalablog-fan^^4/11/2010

    Diossssh minnie es irresistibleee *¬*!! YUNHHO! Q ES EL INFIERNO? si tu sabes que es el infierno.. jae sabe q es el cielo? *¬* asdasdasdasd soy feliz me enknto este fic

    ResponderEliminar
  7. Anónimo4/12/2010

    yo tambien quisiera saber que es el infierno, este fic estuvo buenisimo

    ResponderEliminar
  8. omg XD me gusto este yunho todo perverso ja ja XD... D: fue raro el fic.. empezó con una redacción simple y terminó con una perfecta XD, el lemon es lo que mejor salio ja ja XD.. yunho D: eres un demonio!.. lastima que me gusta changmin XD, buen fic ;D

    ResponderEliminar
  9. mairim4/14/2010

    kyaaaaaaaaaaaaaaaa
    yo quiero estar en el infierno tambien
    jeje
    yunho tan perver
    siiiiiii genial un buen homin
    todo sexoxo
    lo ame!!!!!!!

    ResponderEliminar
  10. Anónimo4/19/2010

    buenisimo...aquien no le gustaria conocer el infierno con yunho de intermediaro...yunho dond stas para ir..y si es posible con changmin..jeje

    estubo genial el homin..

    ResponderEliminar
  11. Anónimo4/23/2010

    Holazzz
    WOooooooooooooooooo
    me encanto
    babas*
    glup
    Kyuaaaaaaaaaaaaaaaaaa
    gosh..>w<..
    cuando lei el titulo..
    y amo? mayordomo? lo asemeje a un anime llamado kuroshitsuji..mi anime favorito
    y me que de OWO lo leooooo y me encanto tu fic..realmente buenisisimo ^^
    gracias por compartir

    ResponderEliminar
  12. H1MB33R35/01/2010

    Ahora que lo estoy releiendo, m recuerda mucho a Kuroshitsuji obvio mas perverso, (m ncantharia q algo asi sucediera n l manga) pero sta buenisimo grax x thoooo

    ResponderEliminar
  13. DominicanCassipeia5/01/2010

    pero si yo soy malaa!! merezco ir al infiernoo!!

    ResponderEliminar
  14. LatinCassiopeia5/02/2010

    waaaa yo quiero ir al infierno T__________T y que changmin sea el diablito, el infierno con yunho,micky y mi hombre changmin y despues un recorrido en el cielo con jae y junsu xD yuuuju

    ResponderEliminar
  15. Pochyy5/25/2010

    mmm el infierno
    yo igual kero saber *-*(pervertidaaa)
    ke curioso min le kedo gustando
    xD
    ta genial el fic :P

    ResponderEliminar
  16. Anónimo10/23/2010

    Yo también quiero saber qué es el infierno,
    pero que Changmin me lo diga XD
    Por qué sólo hay uno? Se supone que hay una
    continuación nop? O la info está mal? Como sea...
    El OS estuvo genialozo *--*

    ResponderEliminar
  17. xochiquetzal11/18/2010

    |Aaaaaah en shock, me gustó mucho el final... un sueño, un deja vu, dios!
    Todo me gustó, la stuación de AU (amo- sirviente *¬*), el ambiente, las escenas, las imágenes, sus descipciones. El lenguaje me fascinó, las palabras tomaban color, sabor *.* las tenía que releer a veces para asegurarme de no haber perdido algo o para repasar una sensación de nuevo [sensación en el sentido de experiencia estética xD k jalado sonó pero no sé cómo más decirlo)]. Sentí que se movía (o me movía yo?) en un espacio diferente entre la palabras *.* es difícil encontrar textos que hagan sentir eso (y más en fanfiction, no es por nada). Gracias de veras por compartiro. UY, ya me extendí, perdón.

    ResponderEliminar
  18. O-O!! un... un.. sueño!!!!!!1
    me mataste x_X
    jajaja buenisimooo que es el infierno jajajajaja

    ResponderEliminar
  19. Anónimo2/13/2011

    que candente y es que ese matiz misterioso lo hizo ser tan sexy!!! enserio me encanto! ♥

    Mao~

    ResponderEliminar
  20. Anónimo6/03/2012

    yunhooooooooooooooooo!! llevame al infierno porfavoor mi amoooor!!!
    gracias ame este fic es es preciosoooooooooo lemonosooooo y tan HoMIn!!!
    graciaaaas

    ResponderEliminar
  21. *0* pero que sexy fic, te felicito 😍

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD