Man I was so wasted. I don't remember a thing - Cap. 3

4 comentarios
Fueron tres semanas desde que el verano había llegado, y una mañana antes de que fuera a trabajar estaba tomando desayuno con mi familia cuando lo dije.

‘¿Puedo hacer una fiesta?’ Mis padres me miraron raro, porque nunca les había pedido hacer una fiesta. A diferencia de Yoochun que iba detrás de ellos diciendo que quería hacerlo cuando ellos le habían dicho que no.

‘¿Por qué quieres hacer una?’ mi madre preguntó mientras comía.

‘¿Por qué? Bueno solo quería hacer una ya que nunca lo he hecho, ¿puedo?’ pregunté mirando a ambos. Mi padre miró a la madre de Yoochun, ‘si tu madre está de acuerdo entonces yo también’. Yoochun aclaró su garganta.

‘En serio, ¡en serio! Cuando yo pregunto siempre es NO, no Yoochun, PERO CUANDO Jae pregunta, si claro. Si tu madre está de acuerdo’, puso los ojos en blanco y alzó  los brazos para demostrar cuan herido estaba.

‘Bueno, él es nuestro favorito’, dijo su madre y le sonrió a su esposo quien le devolvió la sonrisa. Ambos miraron a Yoochun. ‘Nosotros también confiaríamos en ti y no siempre diríamos no si es que no nos desobedecieras e hicieras lo contrario a lo que te decimos’. Yoochun puso los ojos en blanco, resopló y tomó su jugo de naranja. Dando un gran sorbo fulminó con la mirada a sus padres.

‘Deja de mirarnos así’, su madre dijo mientras comía su comida con una sonrisa fresca y placentera.

‘¿Por qué? De verdad ¿por qué? Dejé de fumar hace un buen tiempo. Y dije que lo sentía’, puso los ojos en blanco mientras alargaba su disculpa.

‘Eso es.’ Dijo mi padre, y ambos se miraron, ella asintió. Luego ambos se fijaron en Yoochun. ‘Es tu actitud cariño, actúa más humilde’. Los ojos de Yoochun se abrieron y antes de que pudiera decir algo, se levantaron. Mamá cogió su plato y fue hacia el lavado, mirando sobre su hombro me dijo.

‘Puedes hacer la fiesta,’ mientras limpiaba su plato. ‘¿Cuándo la piensas hacer?’

‘Próximo viernes, ¿están de acuerdo?’

‘Bueno, podríamos desaparecer por un rato’. Poniéndome de pie con el plato en mi mano, pensé algo en ese momento. ‘Déjenme pagarles la cena y hacer una reservación en un hotel para ustedes dos. Necesitan un tiempo a solas, y cuando regresen a casa a la mañana siguiente todo estará limpio.’ Fui detrás de mamá y le di un beso en la mejilla, ella estaba sonriendo debido a mi proposición, miró a mi padre. Ambos se miraron por un momento, luego mi padre me dio una palmada en el hombro y dijo.

‘Nosotros realmente no hemos tenido tiempo a solas últimamente, y si es un regalo de parte tuya, no podemos negarnos’.

‘Por supuesto que no’, dijo Yoochun sarcásticamente mientras llevaba el plato al lavadero.

‘No, realmente no podemos negarnos, bien entonces.’ mi madre se giró hacia mí y me dio un beso en la mejilla, me abrazó aunque sus manos estuviesen con jabón. ‘el próximo viernes entonces’, dijo. Yo asentí.

‘¿Qué hay de mí? ¿Puedo estar?’ Yoochun preguntó con los brazos cruzados sobre su pecho haciendo un puchero.

‘Pues todo depende de tu hermano. Pero sigue quejándote y terminarás donde la abuela Park, ella realmente extraña a su único nieto,’ y así el puchero desapareció del atractivo rostro de Yoochun. Me agarró del hombro y dijo sonriéndole a su madre. ‘¿Puedo estar, verdad Jae? Sabes que eres mi favorito, ¿correcto?’ sonriendo vi a mamá guiñarme un ojo.

‘Por supuesto que puedes, Yoochun‘. Yoochun saltó con un puño levantado, ‘Pero si fumas, o tomas algo que no debes. Suspenderé tu mesada’, ella lo señaló con un dedo. Él asintió, se apresuró hacia ella y la envolvió en un abrazo. Dándole repetidos besos en la mejilla.

‘Tengo que ir a trabajar’, dije mientras cogía mi almuerzo de la mesa. Mi madre siempre me lo preparaba cuando tenía turno de mañana en el verano. Le di un beso rápido en la mejilla, a mi padre un abrazo, le sonreí a Yoochun y salí corriendo de la casa. Subí a la camioneta y conduje hasta el trabajo, haciendo planes sobre anunciar la fiesta en Facebook, y mandar algunos mensajes a los chicos que pensaban que no estarían invitados.

Ya que estaba en el grupo de los populares, la mayoría de chicos con los que salía, que no eran tan populares pensarían que estaba haciendo una fiesta solo para gente popular. Sonreí ante ese pensamiento de finalmente poder hacer mi primera fiesta a mis diecisiete años. No podía esperar a ir a comprar, además sería una fiesta de piscina ya que era verano y hacía un calor infernal. Pero la verdad era, que quería hacer la fiesta porque extrañaba a Yunho, acosaba su Facebook, y quería que viniera. Esperaba que viniera, incluso si no pudiésemos hablar, quería verlo en carne y hueso y no solo en fotos.



‘Esto es genial Jaejung, estoy tan feliz de que me invitaras’. Ella me besó en los labios, fue un beso suave, una chica detrás de ella, de la cual olvidé su nombre, puso los ojos en blanco. Cuando nuestras miradas se encontraron, ella sonrió y levantó su mano mostrándome una bolsa blanca que contenía dos botellas de ron. ‘Pasen’, dije sonriéndole; cuando la chica que me había besado se metió, ella me dio una palmada en el pecho y sonrió cálidamente, ella me deseaba, lo podía decir por la forma en que sus ojos brillaban y la manera en que curvaba sus labios.

‘Pónganse cómodas, y deja la bolsa en la cocina. Y…’, ella se detuvo cuando estaba a punto de retroceder. ‘Gracias por venir’, ella sonrió y sus ojos se iluminaron. Yo realmente no tenía que estar en la puerta dándole la bienvenida a todos, la puerta estaba abierta, la música estaba fuerte, mi casa estaba llena de gente y la calle llena de carros aparcados.

Esperaba que nadie llamase a la policía antes de que la noche terminase. Ella se alejó de mí y yo me di la vuelta, él no había llegado y yo me sentía cansado y molesto mientras el tiempo pasaba. Quería saber dónde estaba, acaso estaba haciendo algo con alguna chica en ese momento, acaso estaba fumando o drogándose. Me dio asco por un momento, realmente quería golpear a alguien en la cara en ese momento, de preferencia a él.

Suspirando y dándome la vuelta, me detuve. Congelado en mi posición. Entrando a la sala con unos shorts kaki, un polo azul con una camisa abierta encima, sonriente, estaba Yunho. Era como si el viento soplara a su alrededor, él brillaba, antes de que pudiera avanzar hacia él mientras sentía mi sonrisa ensancharse una chica lo jaló de la cintura acercándolo a ella y empezó a bailar con él.

Mi corazón se contrajo, ¿qué demonios estaba pensando? ¿Por qué estaba tan feliz de que él viniera?, me pregunté a mí mismo. Me sentí tan pequeño y estúpido en ese momento, pero por suerte una chica me aferró del brazo y me jaló para que bailara con ella. Envolvió sus delgados brazos alrededor mío y se apretó contra mí, yo la sostuve y le sonreí. En ese momento me hubiera convertido en su esclavo si me lo hubiera pedido, se dio la vuelta y se empezó a frotar contra mí.

Estaba con un short de baño y un polo blanco cuello V, quería sumergirme en la piscina. Tomándola de la muñeca la dejé moverse contra mí, hasta que alguien me tomó de la muñeca y me jaló. Supe que no podía tratarse de  una mujer, ninguna mujer que conociera era así de alta, y tampoco podría tener tantos músculos, pero aun así la persona detrás de mí era delgada y sabía de quien se trataba. Cerré mis ojos por un segundo y saboreé la presión de nuestros cuerpos juntos, y su brazo alrededor mío. Él rápidamente me soltó luego de lo que pareció una eternidad, dándome la vuelta me sonrió.

‘Hola’, sonrió. Le sonreí de vuelta ‘hola’, aunque no lo quisiera demostrar, estaba contento de verlo, y estaba feliz de que finalmente hiciera la fiesta esa noche.

‘¿Quieres algo de beber?’ Le pregunté algo incómodo estando de pie con una atmósfera tensa mientras la gente alrededor nuestro bailaba, conversaba y se besaban.

‘si’ dijo igualmente incómodo frotando la parte posterior de su cuello. Realmente no estaba pensando en lo que hacía, cogiendo su muñeca lo llevé a la cocina, había mucha gente ahí. Luego de soltar su brazo, cogí algunos vasos de plástico de la repisa, dos para ser más precisos y serví la mezcla de coca cola, ron, whisky y cerveza. Le di un vaso servido hasta la mitad luego de poner algunos cubos de hielo, me agradeció y empezó a beber.

‘Que buena fiesta’. Estaba bebiendo mientras sus ojos miraban de un lado a otro, pero nunca me miraban por más de un milisegundo. Sabía que debía hacer algo, lo que sea, mientras la atmósfera no fuera tan tensa y pudiésemos relajarnos juntos.

‘Gracias por venir. ¿Quieres ir afuera?, está muy lleno aquí, y podríamos hablar mejor’, la última parte la dije más suave. Él asintió y me siguió, ‘ah Jaejung’. Dijo, sujetándome del codo.

Volteando mi cuello le di una sonrisa, él me sonrió de vuelta. ‘¿Qué te parece una habitación?’, él vio mi reacción porque dejó de caminar por un segundo, pero luego retomó el paso rápidamente.

‘Un cuarto’. Aclaré mi garganta, ‘¿por qué?’, él se encogió de hombros y empezó a beber de su vaso, podía jurar que él pensaba que diría no, pero por mi vida que aún no sé por qué dije sí.

‘Si, claro. Mi cuarto, tengo un ventilador ahí y es fresco’. Me dio una sonrisa deslumbrante que hizo temblar y debilitar mis rodillas. Yo sabía qué íbamos a hacer cuando subiéramos, estaba nervioso y emocionado al mismo tiempo.


En el momento en que cerré la puerta él ya estaba besándome, me aseguré de echar llave a la puerta. No quería que nadie entrara buscando un lugar dónde acostarse, o que alguien se acostara sobre nosotros.

Estaba realmente cerca de él y podía sentir su aliento cuando le saqué la camisa de los hombros.

‘¿Estás ebrio?’ le pregunté cuando empezó a besar mi cuello. Sentí sus labios sobre mi piel ardiente. ‘No, solo drogado,’ lo empujé y lo miré. Se rió de la forma en que lo miraba con mis ojos entrecerrados observándolo cuidadosamente. Me agarró y me jaló de vuelta.

‘No te preocupes, no estoy drogado’. Y sabía que estaba mintiendo, él estaba drogado pero sabía lo que hacía, tenía la mente clara, la droga solo le dio la confianza suficiente que necesitaba para pedirme lo que dijo antes. Y supe, en ese momento que tendría una seria conversación con él sobre beber, fumar y todas esas cosas. Él tenía un futuro y un paso en falso podría costarle caro.

Cuando me besó, me estremecí y mi mente se volvió papilla. Alejándome de sus suaves labios, y con mis dedos temblorosos, desabotoné su pantalón, me puse de rodillas y jalé su pantalón junto con su bóxer hasta sus tobillos.

Su erección saltó, apuntando hacia arriba. Parecía que estaba sintiendo dolor cuando froté la punta con mi dedo. No pude evitar la pequeña sonrisa de suficiencia que se formó en mis labios. Besando la punta lo escuché sisear con los dientes apretados. Él adoraba cuando se la chupaba, algo que no había hecho antes de él, y para ser francos, disfrutaba haciéndolo porque me gustaba el poder que tenía sobre él en esos momentos. Además me gustaba su sabor salado, a veces y cuando quería tragaba su semen, no a menudo sin embargo.

Cuando lo sentí estremecerse, lo solté y lo empujé hacia la cama. Sabía que estaba al límite y que explotaría con tan solo rozar mis dedos contra su pezón. Terminé de desnudarlo y rápidamente me saqué la ropa y lo empecé a besar fuertemente, deslicé mis manos por su abdomen hasta su erección, luego de apretarlo un par de veces y de lamer sus pezones, se corrió en mis dedos gimiendo mientras se retorcía en mi cama. Sujetó el cobertor de la cama y lo apretó en su puño. Tenía la cabeza echada hacia atrás y las venas se le notaban, no desperdicié mi oportunidad y lo tomé. Alejándome de él cogí algunos condones que tenía, ya había tenido sexo, con chicas por supuesto antes de que empezara a tontear con Yunho. Los tiré sobre la cama, frote mis dedos con su punta humedeciéndolos y volviéndolos pegajosos mientras lo besaba fuertemente. Metí un dedo dentro de él, se sorprendió por lo que hice, abrió los ojos y me miró. Le sonreí y lo besé.


Deslicé un segundo dedo y lo preparé y dejé listo. Desde luego que dolería, era su primera vez, pero también lo disfrutaría, me prometí eso.

‘Lo siento, esto va a doler’, murmuré contra sus labios mientras lo besaba. Abriendo un condón, lo saqué y me lo puse. Nuestros labios aún estaban juntos, y él realmente lo estaba disfrutando, tomando aire profundamente levanté una de sus piernas y me posicioné entre ellas, abrió los ojos y me miró, separé nuestros labios y dije.

‘Esta es mi primera vez, pero definitivamente no puede ser tan diferente de hacerlo con una chica’, el asintió y cerró sus ojos. Me incliné hacia él, besando su cuello, lo mordí ahí por un momento. Ambos estábamos calientes y sudábamos. Él me tomó de la parte trasera de mi cabeza y atrapó mis labios, apretó sus piernas alrededor de mí y me besó tosca y fuertemente.






‘Yunho, ¿Qué pasa?’ Cuando terminamos recostados en la cama con la sábana cubriendo parte de nuestros cuerpos, tomando aire, él se apartó de mí y se acurrucó, me levanté al oírlo suspirar.

‘¿Estás bien?’ Le pregunté nuevamente, realmente estaba preocupado. Se cubrió la cara con la sábana y sus hombros temblaron, luego todo su cuerpo, estaba sollozando incontrolablemente.

‘¡Yunho!’ Extendí mi mano y la pasé por su lado, él se apartó de mí.

‘¿Qué pasa?’ Le pregunté mientras tomaba sus manos, él había herido mis sentimientos con ese movimiento. Acaso eso significaba que se arrepentía y quería morir, acaso esa era la razón por la que estaba llorando así. Cogí la sábana y traté de jalarla, pero él la sujetaba con fuerza y no me dejaba.

‘No. Déjame solo, no quiero-’ su voz se alzó y lloró con más fuerza. Herido como estaba aún me preocupaba por él, levantándome de la cama caminé alrededor y fui a su lado y caí de rodillas frente a él.

‘Yunho, lo siento. ¿Qué pasa?’ Le pregunté, asegurándome de esta vez no tocarlo aunque quisiera, él no me dejaba reconfortarlo y eso dolía.

‘¡Déjame en paz!’ Chilló y se alejó, levantándome pensé en quejarme  o quedarme y reconfortarlo.

Recogí su ropa y la puse a un lado de él, empujé sus zapatos frente a la cama.

‘Lo siento, realmente lo siento. Solo finge que te desmayaste, lo siento’. Dije con mi cabeza gacha, me vestí rápidamente y fui a lavar mi cara y mis manos al baño, que estaba conectado con mi habitación. Luego de secarme y una vez más estando en mi cuarto, él seguía acurrucado en la sábana y estaba llorando más fuerte que antes.

Caminé lentamente hacia él y dije, ‘Lo siento. Te daré veinte minutos’, luego de decir eso salí del cuarto. Me preocupé cuando vi en la pantalla de mi smart-phone que ya habían pasado veinte minutos y él aun no aparecía por algún lado. Rápidamente revisé todos los lugares en los que podría estar. Incluso salí de la casa, su auto seguía aparcado. Fui a buscar a Yoochun, él estaba frotándose contra una chica, su sudor estaba mezclado con agua mientras bailaba al ritmo de una canción y bebía de un vaso de plástico, estaba completamente ebrio y volando. Lo tomé del brazo, me miró pero no se quejó, simplemente se lanzó sobre mí y besó mis labios. Alejándome de él lo fulminé con la mirada, ‘¿Qué pasa contigo?’

Sacudí mi cabeza, sabía qué estaba mal con él, ¡estaba ebrio! ‘Yoochun, ¿has visto a Yunho?’ él se terminó el resto de su bebida de un solo trago y me miró como si estuviera loco. ‘No, pero vi a su enamorada’, dijo sonriéndome brillantemente. Empezó a saltar, sabía que él solo quería seguir bailando con la chica, emborracharse y vivir la vida, pero sus palabras me habían afectado. No podía pensar en mi corazón en ese momento, estaba preocupado por Yunho.

‘¿Sabes dónde podría estar?’ él se encogió de hombros, ‘nop’. Cogió mi hombro y sacudió mi cuerpo al ritmo de la música, cuando vio que fruncía el ceño se detuvo y me miró. Dio un paso hacia atrás. ‘¿Es importante? ¿Crees que algo le pudo pasar?’

‘No lo sé’, él asintió y tragó saliva. ‘Tal vez se desmayó en una zanja, dame un minuto’. Levantó un dedo frente a mí, sonriendo se dio la vuelta y corrió hacia el equipo y detuvo la música. Todos dejaron de bailar y se dieron la vuelta hacia él, ya que la canción solo acababa de empezar. Tenía un megáfono en su mano, mama lo había comprador por él ya que en las mañanas no importaba qué él no se despertaba.

Sonriendo gritó. ‘¡¿Alguien ha visto a Yunho, el Jung Yunho?!’ Todos se miraron entre ellos perplejos y los murmullos empezaron.

‘Bien, supongo que no. Entonces, ¡tenemos que buscarlo! Si, él podría estar muerto en alguna zanja y no sabemos’, pero la sonrisa que dio a todos al final de la oración decía lo contrario.

‘Ya, no de verdad tenemos que buscarlo’. Todos se encogieron de hombros y sonrieron, eso era divertido para ellos. Era como una búsqueda del tesoro y Yunho era el objeto en la lista. Todos salieron volando de la sala, algunos fueron al jardín donde estaba la piscina, los chicos que estaban dentro de ella salieron y se unieron a la búsqueda.
Lo encontramos bien. Estaba vestido e inconsciente en mi cama, mientras todos lo llevaban fuera cogí su celular y llamé a sus padres. Les dije que estaba bien, solo inconsciente. Su padre se quejó diciéndome que le había dicho que no tomara, no podía ir a más fiestas salvajes, su padre estaba echando humo y me arrepentí de haber llamado en el momento en que colgó.

Él estaba inconsciente, supongo que por la cantidad de licor que tomó o por lo que sea que haya fumado. Cuando sus padres llegaron, su madre estaba molesta, mientras que la mirada de su padre se asemejaba a una nube oscura, ¡estaba enojado!

Fui hacia él y abrí mi boca cuando el preguntó. ‘¿Es tu fiesta?’, Asentí.

‘¿Qué le metiste en su bebida? ¿Qué clase de bebida estuvieron pasando?’ Preguntó suavemente, y podía decir que estaba a punto de explotar. ‘Nada de drogas señor, solo licor. Lo siento’, él negó con la cabeza y dijo algo muy bajo, ‘Le dije a ese chico que debía dejar de beber’, dirigió su mirada de acero hacia mí y dijo.
‘¡Aléjate de mi hijo, tu eres el tipo de gente del que le dije se alejara!’ con eso dicho fue hacia su auto y se alejó, cuando ya se había ido todos regresaron adentro y pusieron la música aún más alta, y yo me sentía perdido, Yunho había tenido un ataque de nervios, se había desmayado, su padre estaba molesto conmigo y solo podía imaginar lo que le pasaría mañana.

No lo volví a ver por el resto del verano, se fue a un campamento de verano. Revisé su Facebook por un tiempo, pero luego me detuve porque me sentía como un acosador. Quise llamarlo a la mañana siguiente, pero no lo hice porque cuando iba a pedir su número a uno de sus amigos me enteré por Yoochun, mientras hablaba con su amigo en la casa y hacían bromas sobre esa noche en la piscina, que se había ido a un campamento. Me sentí más cabizbajo. Me había enamorado de verdad y él no me quería.
Arruiné todo esa noche.

4 comentarios:

  1. Ummm algo debio pasarle a yunho?
    humm q abra sido?
    waaaa y fue el ukke *-*

    ResponderEliminar
  2. pobre de yunho que le estará pasando por que de su reacción y ahora ya dejo a jae con esa angustia que pasara con ellos por favor no tardes en actualizar que muero de la angustia por saber que pasa con yunho y donde se encuentra

    ResponderEliminar
  3. Anónimo11/06/2013

    Yunho!! loko que te pasa deja de tomar tanto y dile a Jae que lo amas!!!??

    ResponderEliminar
  4. No entiendo a Yunho....de verdad parece querer a Jae, y luego llora y se va, uff! Quisiera saber que pasa por su cabeza!
    Jae dde seme!? =-O lo prefiero de Uke y a YH de seme dominante pero bueno igual esta muy bien narrado y ya me estoy acostumbrando a leer a Jae de activo....

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD