Moonlight - Cap. 15

0 comentarios
Con un bufido desafiante, Yunho se lanzó hacia Siwon. Enseñando sus dientes, los hermanos chocaron en el aire, gruñendo. Sus fuertes mandíbulas rompían, y sus garras rasgaban la piel para llegar a la parte vulnerable. Yo podía oler el aroma terroso de sangre fresca en el aire, y mi nariz llameó en respuesta. ¿Era acaso porque estaba mucho más cerca a una luna llena y pronto sería lo que ellos son?

Ellos se dieron de golpe a la tierra, revolviéndose aparte para recuperarse. Lentamente en círculos, cada uno en busca de una debilidad una vulnerabilidad en el otro. Yunho esperaba, y yo sabía que trataba de guardar parte de su fuerza. Siwon se lanzó.

Yunho saltó al lado, esquivándolo. Yunho se abalanzó sobre su espalda, mordiendo el hombro de su hermano. Siwon gritó de dolor y tal vez de la sorpresa, también. Seguramente no esperaba que Yunho fuera tan agresivo. Siwon se resistió, tratando de sacarse de encima a Yunho. Yunho mordió a Siwon de nuevo.

Rodaron. Se pusieron el uno al otro. Se separaron y volvieron juntos. Una y otra vez. Pude ver la menguante fuerza de Yunho. Mantuve la mirada en él, me preguntaba qué podría hacer yo para ayudar aún sabiendo que era solo el sentido de la impotencia ya que no había nada. Sí hubiese sido mañana, podría haber sido una historia diferente; mañana podría haber sido de más ayuda. Pero por ahora, Yunho tenía que combatir por sí solo.

Sabía que Siwon no mostraría ninguna compasión. Siwon iría por su garganta, si se presentaba la oportunidad.

Ellos lucharon. Cayeron, uno sobre el otro, cada vez más cerca y más cerca del borde del acantilado. Aquello se rompió como si se dieran cuenta de que era la única manera de frenar su impulso. Traté de mantener mi mente en blanco. No quería que Yunho supiera que estaba asustado por él. Yo no quería repetir mi anterior error de distraerle. Su respiración era trabajosa, y su costado aún sangraba.

Agarré la camisa de Siwon sólo porque era algo para agarrarse, eché un vistazo a sus pantalones desechados y vi el arma. Pasé por encima de ella y la levanté. Era difícil con las manos atadas, pero lo logré. Mi padre adoptivo me había llevado a los lotes de campo de tiro. Soy bueno con una pistola, me lo decía, a pesar de que hasta este momento, todas mis metas se eran de papel.

Apunté, pero Yunho estaba en el camino. ¿Me odiaría por haber matado a su hermano? La bala no era de plata. Las probabilidades eran que eso no lo mataría, pero eso podría dar una posibilidad a Yunho. Me acerqué a un lado, con la esperanza de un mejor ángulo.


Siwon se lanzó. Yunho también y se estrelló contra Siwon, enviándoles a ambos al borde del acantilado.
Mi grito los siguió abajo.

Sin soltar el arma, corrí hasta el borde del acantilado y mire por encima de ella. Pude ver a Siwon, a mitad de camino, atravesado por la rama rota de un árbol, no se movía y estaba en forma humana. Supuse que estaba muerto.

Mi corazón estaba con un dolor sordo en mi pecho, ¿Dónde está Yunho?
Entonces lo vi, todavía en forma de lobo, haciendo un camino con mucho dolor sosteniéndose de lado de la roca.

― ¡No! ― grité. ― Ve hacia abajo. Nos encontraremos allá.

Pero él siguió caminando penosamente hacia arriba hasta llegar a nivel del suelo. Fue hacia mí y me lamió la barbilla. Abrigué mis brazos alrededor de él, enterré mi cara en su pelaje, y lloré.
Después de todo eso, mi mente estaba en blanco. Yo no sabía qué pensar, excepto que tal vez daría la bienvenida al silencio.  Cuando terminó mi vergonzoso desahogo, me incliné hacia atrás y miré a los ojos de color chocolate, seguía siendo el mismo aun si era lobo o humano.

― Estaba tan asustado. Sé que era tu hermano y que no querías pelear con él, pero él te forzó. No es tu culpa que este muerto.

Se echó atrás la cabeza y aulló. Era el sonido más solitario que jamás había oído. Cuando el eco de su dolor y tristeza se cayó en el silencio, él se derrumbó contra mí.

Yo no sabía qué hacer, pero sabía que si detenía la hemorragia en su costado, el moriría.

Su grito había sido más que un reflejo de su sufrimiento. Había sido un llamado a los demás. En una hora, una docena de lobos nos habían alcanzado. Un lobo negro con los ojos marrones cautelosamente se acercó.

Usando la camisa de Siwon, yo había sido capaz de detener la hemorragia, pero Yunho era demasiado pesado para mí, para llevarlo a cualquier parte y estaba demasiado cansado para moverse solo.  Yunho levantó la cabeza un poco y yo sabía que se estaba comunicando con un lobo. También sospechaba que era: Yoochun, que siempre había sido el segundo al mando de Yunho, cuando estábamos llevando a Kim por el bosque.

Desapareció por el acantilado y en la caverna durante varios minutos y cuando regresó, estaba en forma humana y vestido. Se hizo cargo.

Los otros lobos no parecían dispuestos a revelar su verdadera identidad, pero cuando se hizo evidente que Yoochun no podía llevar a Yunho a la guarida detrás de la cascada solo, otro lobo se adelantó. Su pelaje era un tono castaño casi dorado, y sus ojos cafés claros. Changmin, me di cuenta. Él, también, fue detrás de la cascada, regresó vestido y en forma humana.

Una vez que tuvimos a Yunho de nuevo en la caverna, y por debajo de las mantas, cambió. Yo no habría esperado que los Cambiaformas fueran tan modestos. Tal vez era sólo porque yo no era uno de ellos todavía.

Yoochun examinó la herida.  ― Parece que está sanando lentamente.

― Sí,  vuelvo de nuevo a mi forma de lobo, durante unas pocas horas, creo que va a sanará más rápido.

― ¿Por qué cambiaste? ― le pregunté, apretando su mano. Él me dio una sonrisa cansada.

― Porque quería hablar contigo, estar ahí para ti. ― Me tocó la mejilla. ―Sé lo que estás pensando, pero no sabes lo que estoy pensando, al menos no todavía.

Quería que Yoochun y Changmin se fueran para poder acurrucarme contra Yunho. Yo sólo quería estar a solas con él.

― Voy a colocar algunas gasas alrededor de la herida para detener el sangrado ―  dijo Yoochun, mientras le daba a Yunho una afilada mirada. ― Tendrías que habernos llamado tan pronto como se empezaron los problemas. ― No tienes que hacer frente a todos nuestros problemas por ti mismo.

― ¿Crees que puedes regañarlo más tarde? ― pregunte. ― Realmente ha sido suficiente por hoy.

― ¿Quieres que Siwon sea llevado de vuelta a la aldea? ― pregunto Changmin.  Yunho asintió.

― Sí, mis padres necesitan saberlo.

―Vamos a verle ― dijo Yoochun. Él y Changmin cruzaron la cascada.

Le toqué la cara y cerca de la herida.

― No puedo creer que sacaste la bala.

― No fue tan malo. No le pegó algo vital.

― ¿Así que curará ahora?

― Durante la mayor parte del día. Y me duele como una perra, pero debería estar bien para esta noche.

El momento en el que me tengo que transformar.  

― Debemos dormir ― dijo. ―Este ha sido un día difícil, y esta noche va  a ser desafiante.

―Bueno. ― Empecé a retroceder un poco y luego cambie de opinión. Me incline hacia adelante y le bese lentamente. Si he cambiado o no esta noche, me estaba quedando con Yunho… firmemente.

Me aparte y le di una suave sonrisa. Me saque las botas y cuando me volví, era un lobo.  Me acurruque a su lado. El sueño parecía imposible, cuando sabía lo que me esperaba esta noche. Así que me sorprendió cuando la oscuridad me reclamo rápidamente.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD