Moonlight - Cap. 14

2 comentarios
― Siwon era el líder de la manada antes que yo.

Yunho y yo ya no estábamos en el agua. Nos vestimos y nos extendimos en la manta que estaba cerca de la laguna, pero lo suficientemente lejos de la cascada así nuestras palabras no se ahogaran por el ruido. Este lugar parecía demasiado tranquilo para todo lo que estaba aprendiendo de Yunho. El cielo era increíblemente azul, con esponjosas nubes blancas que iban a la deriva. Cuando la oscuridad llegara, yo estaría mucho más cerca de la luna llena. Mi cuerpo se estremeció con ese pensamiento, como si no pudiera esperar. Pero psicológicamente, no podía aceptar que estaba a punto de convertirme en un ser peludo. Me había roto mi brazo cuando tenía ocho años.  Habían tomado rayos X. Sin duda los huesos de un Cambia-formas eran diferentes, eran multiarticulados. ¿Cómo podrían transformarse de ser un Humano a una criatura tan diferente? Eso era inconcebible para mí.

― No tuve la oportunidad de matarlo ― dijo Yunho y oí la decepción en su voz. ― Él escapó, como un cobarde. Así que mi ascenso a la función de líder de la manada está un poco manchado.

Rodé mi cabeza hacia un lado y estudie su hermoso perfil. Él estaba concentrado en el cielo. Tal vez decirme todo los oscuros secretos acerca de su pasado era tan difícil para él como lo era para mí. No podía imaginar matar a alguien para ganar poder… Quería entender a Yunho, pero su mundo daba miedo.

― ¿Por qué querías estar a cargo? ― pregunté. Volteó su cabeza para mirarme.

― Siwon era un líder muy malo. Se mantenía poniendo a los demás en peligro. Tomando riesgos. Exponiendo la existencia de nuestra sociedad. Él tenía que ser detenido. Pero al final no lo logré. Estoy muy seguro de que el lobo blanco que viste era él.

― Entonces cuando dijiste que el tenia un lobo por mascota…

― Estaba torciendo la verdad. A veces tenemos que hacerlo. Al igual que la noche que Kim estaba hablando de hombres lobo y nosotros nos burlábamos como si fuera algo absurdo.

― ¿Así que crees que él fue la razón por la que Kim se enteró acerca de ustedes… de los Cambia-formas? ― Él me dio una sonrisa oscura.

― Acerca de ti también. Tú eres uno de nosotros.

― Si. ― El estaba convencido. Pero yo no lo estaba. Sería una situación desagradable para él si eligiera un Estático. Me senté y crucé mis piernas. ― Se que debería estar probablemente emocionado con esto…

― Es mucho por comprender.
 
― ¿Tengo que hacer algo para estar preparado? ― Parecía como si debiera hacer algo. Me pase la mano por mis desnudas piernas, y trate de hacer liviano lo que en realidad no podía aceptar. ― Como un lobo, ¿mis piernas estarán sin pelo si me afeito?

― ¿Mi cara de lobo estaba sin pelo? ― Solté una tímida sonrisa.

― No. En realidad eres tan hermoso siendo un lobo como cuando eres… ― Deje a mi voz desvanecerse. ¿Realmente quería confesar eso? El me dio una sonrisa torcida.

― Crees que soy lindo.

― Lindo, ¡no! Definitivamente no, hermoso…si.

Él se empujó hasta quedar sentado e inclinado hacia mí.

― Creo que tú también eres hermoso. He pensado eso desde la primera vez que te vi. Sentí una agradable calidez.

― ¿Esa es la razón por la que me mirabas todo el tiempo?

― Si. Supuse que podías ver cómo me sentía. Creo que fue un poco espeluznante, tener a un chico mirándote y que nunca hablaba contigo.

― No pareces ser tímido.

― La primera vez que te vi fue como si algo hubiera golpeado mi pecho. En serio. No creí que alguna vez sería capaz de volver a respirar bien. No sabía que decirte.

El pasaba rozando sus dedos por mi mejilla. Mirándolo ahora, parecía ser cualquier chico normal.

― La noche anterior a que los sherpas se fueran, tu y Yoochun tuvieron una discusión.
 
― Si. Él sabía que eras uno de nosotros, pensaba que estaba siendo irresponsable dejándote. Pero yo no te quería forzar a que te fueras con nosotros, para que te molestaras conmigo y todavía no había encontrado la manera de decirte acerca de nuestras habilidades... De acuerdo, para ser honesto, estaba celoso de que estuvieras con Hyun Joong.

― No sé si realmente estaba con él. Me gustaba porque él no era complicado, no me hacía sentir todas estas cosas locas que siento contigo. Esa atracción de la que hablabas... nunca había sentido algo parecido. ¿Entonces qué es eso? ¿Es como una unión animal o algo así?

― Puede ser algo intenso, pero no puede hacerte sentir lo que en realidad no estás sintiendo. Si eso tiene sentido. Nosotros sentimos esos impulsos primitivos porque caminamos en la fina línea entre el hombre y la bestia, pero en nuestra esencia somos humanos. Sólo tenemos la habilidad de cambiar en otra forma.

― Lo dices como si eso fuera insignificante.
 
― Crecí viendo a la gente cambiar con la facilidad que alguien hace clic al control remoto para cambiar los canales de la televisión.

― ¿Entonces quien te entreno? ― le pregunté.

― Los machos lo experimentan solos.

― Yo soy un macho.

― Sí, pero tú me tienes a mí. Lo mismo pasa para quienes han encontrado a su compañero.

― ¿No se hace más doloroso eso para los demás?

― No es justo, ¿verdad? Pero es una forma de selección natural. Los machos más débiles no sobreviven.

― ¿Tuviste miedo?

― No podía esperar, pero sabía lo que venía. Cuando era un niño, mis padres me llevaron al bosque, me explicaron las cosas, me lo mostraron.

―¡Oh mi Dios! ― mire alrededor rápidamente porque era más seguro que mirarlo a él o mirar en mi interior.  El se enderezó.

― ¿Qué? ¿Qué pasa?

― Mis padres… esos cazadores dijeron que vieron lobos. ― Enterré mi cara en mis manos.  ― ¿Y si mis padres estaban mostrándome? Corrimos. Mamá me empujó debajo de un arbusto. Hubieron gruñidos ― había reprimido las imágenes. ― Había lobos ― dije con una seguridad que nunca antes había sentido. Bajé mis manos y encontré la mirada de Yunho, consciente de la desolación que el debió de ver en mis ojos. ― Los lobos. ¿Pudieron haber sido mis padres?

― Eso tiene sentido, ellos pudieron haberlo sido.

― Si mueres en forma de lobo, ¿qué ocurre?

― Nuestra especie siempre vuelve a la forma humana antes de morir.

― ¿Así que los cazadores pudieron haber tenido la razón cuando dijeron que le dispararon a lobos? ― Yunho asintió. Sacudí la cabeza.

― No, mis padres no estaban desnudos. Y si les dispararon, ¿no se hubieran sanado?

― No si les dispararon en el corazón o en la cabeza.

― Pero hubieran estado desnudos. ― Reflexioné. Y ellos no lo estaban. Al menos no podía recordarlos de esa manera. El verano pasado no había querido ir a la parte del bosque en donde ellos habían muerto. De repente, me di cuenta de que para enfrentar mis miedos pasados y los presentes, necesitaba para regresar a ese lugar. Pero ni siquiera sabía cómo encontrarlo.

Esa noche rondaba por la caverna con una energía nerviosa que no podía explicar. O tal vez sólo no quería enfrentar la verdad. Pasar la tarde con Yunho en nuestro aislado mundo me había hecho sentir más consiente de él. Creí poder oler el aroma de su piel. Iba a ser más difícil acostarme con él esta noche y solamente abrazarlo y ser abrazado por él.  Caminé hasta el borde de la caverna, cerré los ojos y escuché el agua caer con fuerza. Quería vaciar mi mente de todos esos pensamientos. Pero uno permaneció: ¿Si no cambiaba mañana en la noche, lo perdería? A pesar de que el rugido de la cascada y de mis ojos cerrados, supe el momento en el que se colocó detrás de mí.

― ¿Jaejoong?

Me encantaba el profundo retumbar de su voz y la manera en la que mi nombre sonaba cuando él hablaba. Me di la vuelta hacia él.

― Nada entre nosotros ha cambiado ― dijo.

― Todo cambio. Ahora te conozco mejor. Es como si hubiera tenido un curso intensivo sobre Jung Yunho. Estoy sintiendo cosas que nunca había sentido antes.

― ¿Cosas buenas?

― Cosas temibles. Intensas. ¿Qué pasa si no soy lo que tú crees que soy?

― ¿Quieres decir que no eres valiente? ― Solté una tímida sonrisa y sacudí mi cabeza.

― Eso no es lo que…

― ¿No tienes fuerza interior? ¿No eres audaz? Vas a cambiar, Jaejoong, pero lo que siento por ti no lo siento por que vayas a cambiar, lo que siento es por todo lo que no va a cambiar.

― Oh. ― No sabía que decir a eso. Pensé que eso probablemente era lo más cercano a una declaración de amor que podría obtener.

― Vamos.

Él tomó mi mano y me llevó a la bolsa de dormir. Me atraía a la comodidad de sus brazos. Podía escuchar su palpitante corazón, sentir el calor de su cuerpo. Era diferente esta noche. Nuestra cercanía había cambiado, evolucionado. Él no era Yunho, mi jefe. Él era Yunho, mi Guardián Oscuro.  Incluso si no pensara que necesitara un guardián, sabía que él siempre estaría ahí.

― Va a suceder ― Si es que sucede, pensé  ― ¿tan pronto la luna aparezca?

― No, no hasta que la luna llegue a su clímax.

― ¿Cómo lo voy a saber?

― Comenzaras a sentirte… diferente. No dejes que te asuste. Sé que no has sabido de esto por mucho tiempo, pero para nosotros transformarse es una parte natural de la vida… como la pubertad.

― Sí, bueno, he tenido una montón de desagradables contracciones musculares durante la pubertad.  ― El presionó sus labios en mi frente.

― Así que ahora tendrás contracciones musculares por todas partes, pero vienen y se van rápidamente. ― Tenia miles de preguntas mientras mi tiempo se acercaba.

― ¿Cuando estás en forma de lobo, piensas como un lobo?

― No lo sé. No sé cómo piensa un lobo. ― Solté una carcajada, antes de tranquilizarme.

― Sabes lo que te estoy preguntando.

― Sigues siendo tú, Jaejoong. En el interior. Sólo te veras un poco diferente. Cuando yo estoy en forma de lobo, soy más agresivo, más capaz de luchar, esa es la razón por la que cambié cuando el oso estuvo a punto de atacarte. Puedo correr más rápido como un lobo, por lo que si tengo que llegar a algún lugar rápidamente, por lo general cambio.

― Pensé que eras bastante rápido anoche, cuando no estabas en forma de lobo.

― La mayoría de los Cambiaformas somos rápidos y fuertes. Nuestros cuerpos constantemente reciben entrenamiento. ― El pasó sus labios por mi sien. ―Vas a estar bien, Jaejoong.

Un escalofrió me recorrió cuando su voz retumbo cerca de mi oído. Su piel estaba caliente contra mis dedos que descansaban en su pecho.

― Dijiste que eras mi compañero ― dije, mi voz era baja y vacilante. ― ¿Eso significa que nos casaremos?

― No necesariamente. Por lo general los compañeros se casan, pero no siempre. Tendremos citas, si quieres salir conmigo. Pero no estás forzado a estar conmigo, si eso no es lo que quieres. ― Su voz se había vuelto muy silenciosa.

― Si no quiero ser tu compañero, ¿encontrarías  a alguien más?

― No, me quedaría solo.

Mi corazón tartamudeó un poco. Me levanté en uno de mis codos y lo miré. La luna sólo un poco tímida de estar llena, era grande y luminosa, brillaba a través de la cascada como si fuera una cortina de telarañas.

― Eso no es justo.

― Lo sé. El macho Cambiaforma lleva la peor parte. Ellos sienten lo que sienten y la hembra, o macho en tu caso elige.

― ¿Alguna vez pelean por un compañero?

― Claro. A veces el que va a ser el compañero quiere saber quién es el más fuerte, quien lo quiere más. Somos humanos, pero también somos animales.

― No sé si alguna vez comprenderé todo esto. ― Enroscó sus dedos en mi cabello.

― ¿Tienes miedo de lo que soy?

Extrañamente, no tenía miedo de él. Tenía miedo de mí, si. Yo estaba definitivamente estaba teniendo problemas para enfrentar esto, pero Yunho era sólo Yunho. Acostado aquí con él, podía olvidar que algunas veces el era peludo.

― No ― respondí sinceramente.

― Bien. ― Él se dio la vuelta hasta que estuve sobre mi espalda y él estaba justo encima de mí. Acunó mi mejilla con su cálida y grande mano. ― Bien ― repitió.

Entonces me besó. No era como cualquier beso que hubiera tenido antes, no estaba esperando que lo fuera. Era, después de todo, Yunho. Y él no era como cualquier otro chico que hubiera conocido antes. Sus labios eran suaves y gentiles, como si no estuviera seguro que yo quería esto. ¿Pero cómo no podría quererlo?

Había deseado eso el día de mi cumpleaños.  Él se retiró y me miró con curiosidad.

― ¿Siempre sonríes cuando estas siendo besado? ― Amplié mi sonrisa.

― Mi deseo de cumpleaños se acaba de hacer realidad. Cuando soplé las velas, deseé que me besaras.

― ¿De veras?

― Es extraño, lo sé. Ni siquiera estaba seguro de que te gustaba. Tú eras siempre tan intenso. ― Lleve mis dedos a través de su cabello. ― Ahora sé por qué.

Quería creer lo que él creía, que yo iba a cambiar, que yo era su destino, pero todo esto parecía demasiado increíble. Él me llevo de nuevo al círculo de sus brazos. Presioné un ligero beso en su hombro.

―Deberíamos dormir ahora. Necesitarás toda tu fuerza mañana en la noche.

El racional Yunho. Yo quería decir algo cursi como, ¿Fuerza? ¿Quién necesita fuerza cuando te tengo a ti?  Pero él tenía razón. Mañana todo cambiaría. Y según él, eso me incluía.


― Jaejoong, despierta. ― Había una urgencia en voz de Yunho que no nunca había oído. Me había quedado dormido envuelto en el capullo de su abrazo. No supe cuando me había dejado, pero ahora él estaba agachado junto a mí, sacudiendo mi hombro. Lo miré con los ojos entrecerrados. No esperaba caer tan profundamente dormido, y me molestaba que él tuviera que despertarme.

― ¿Qué pasa?

― No lo sé, es solo una sensación que tengo.

Las palabras me golpearon como una sacudida de cafeína. Yo podía sentirlo, también. Era como esa primera noche, la sensación de cosquilleo que había tenido, la sensación de ser observado.

― Hyun Joong. Nos encontraron ― dije.

― De ninguna manera. Ellos no tienen rastreadores en su grupo, y esta área está bien escondida.

―Tampoco sabíamos que tenían científicos en su grupo, y así era.

―Buen punto. ― Empujó una mochila en mis brazos. ― Toma, tu lo llevarás. Tal vez tenga que transformarme.

― ¿Qué vamos a hacer? ― pregunté mientras me ponía las botas

― Echaremos un vistazo alrededor, y si es necesario, correr.

Se puso de pie con ese movimiento elegante y ágil que tenía. Luego se agachó, tomó mi mano, y me puso de pie. Sin soltar mi mano, él me empezó a dirigir hacia la cascada.

― Quiero que esperes en la entrada hasta que haya comprobado…

Una figura se plantó en la entrada, y tenía un arma en la mano. No era nadie que yo conociera, pero Yunho se puso rígido y me empujó detrás de él. Se acercó un poco más a la cascada, y trató de empujarme hacia atrás.

― ¡Sal por el otro lado!

― ¡Oh, Yunho! ¿Realmente quieres que se pierda la fiesta? ¿Y dónde están tus modales? ¿No deberías presentarle tu hermano a tu novio?

Siwon, ¿éste era Siwon? Miré alrededor de Yunho para una mejor vista. Pensé que si no fuera por todo el odio que había en sus ojos, Siwon podría haber sido hermoso. En una época probablemente lo fue. ¿Qué lo habría cambiado?

Yunho emitió un gruñido.

― Ni siquiera pienses en transformarte ― dijo Siwon. ― Cargué balas de plata en la pistola. Si te disparo, mientras estás en forma de lobo, no hay esperanza, morirás. Tal vez no de inmediato, pero eventualmente.

― Sé cómo funciona la plata. ¿Qué quieres?

― El regreso del lugar que me corresponde como líder de la manada estaría bien.

― El jefe de la manada sirve como líder de los Guardianes oscuros. Él protege la existencia de nuestra especie. Tú  condujiste a Kim hacia nosotros.

― Eso es sólo una suposición de su parte, pero resulta que tienes razón.

― ¿Lo trajiste aquí?

― Esos idiotas. Me lavé las manos de ellos cuando no te mataron. Se largaron en sus helicópteros. Imagino que volverán, pero no me importa. Se suponía que te harían una autopsia, que te estudiarían. En vez de eso ellos planearon extraer la sangre y limpiar tu boca. ¿Dónde está la gracia?

― Has puesto toda nuestra existencia en riesgo.

Siwon lanzó un profundo suspiro. Seguí tratando de encontrar al menos un indicio de Yunho en él, pero no pude. Su cabello era de un solo matiz: gris casi blanco, al igual que sus ojos sin vida. ¿Qué le había ocurrido a él para hacerlo del modo en que era?

― Nuestra existencia ya estaba en riesgo. Sólo quedan unos pocos de nosotros. ¿Crees que cualquier hembra va aparearse con nosotros? Dios, odio lo que somos.

― Sólo porque una chica…

― ¿Una chica? Ella era todo para mí. Mi propia familia no la aceptaba. Ella no me aceptaba. Me transformé para salvar su vida una noche en que unos matones la atacaron en un callejón, y lo único que hice fue horrorizarla. ¿Sabes lo que es nombrar a tu compañero y luego saber que no puedes tenerlo? ¿Saber que estás destinado a pasar tu vida solo y desolado? ¿Estar siempre vacío y no tener amor para llenar el hueco?

― Sé que fue duro.

― ¡Tú no sabes nada! Pero lo harás. Antes de la próxima luna llena, lo harás. Sabrás lo que es odiar lo que eres. Recurrí a Kim porque quería encontrar una cura para lo que soy. Yo quería que él me hiciera normal. En lugar de eso, él quería hacer a todos como nosotros.

― ¿Así que no estás trabajando con ellos? ― le pregunté.

Sentí endurecerse a Yunho de nuevo. Yo sabía que él quería que me desapareciera en silencio, pero su hermano era peligroso. Siwon no respondió mi pregunta. En vez de eso dijo:

― Sí no estás con él cuando se transforme por primera vez, podrías perderlo por completo. Tu corazón se romperá y entonces entenderás mi dolor.

― Voy a estar allí para él.

― Ya veremos. ― Siwon comenzó a moverse lentamente en la cueva. Yunho se volvió hacia él, alejándome en el proceso.

No sé lo que estaba esperando. Tal vez pensé que ambos se transformarían y se irían. Quiero decir, si Siwon quería hacer sufrir a Yunho, lo necesitaba vivo.  Así que la explosión haciendo eco en la caverna y Yunho volando hacia atrás en la cascada me sorprendieron. Y mis instintos se apoderaron.

Mi grito de horror se perdió en el rugido del agua mientras me lanzaba detrás de él.

Ser un nadador fuerte era una ventaja cuando las toneladas de agua eran aplastantes sobre ti. Esas lecciones de rescate que había tomado cuando trabajé como salvavidas ayudaban. En cualquier otro momento me podría haber maravillado con lo luminosa que lucía el estanque con la luna brillando a través del agua clara, pero todos mis esfuerzos estaban centrados en rescatar a Yunho. Pasé un brazo debajo del de él y alrededor de su pecho antes de regresar a la superficie. Nadé hasta el borde del estanque, lejos de la cascada.

― Ayúdame, Yunho ― ordené. Le oí gemir, sentí que temblaba, y fui consciente de su sangre caliente fluyendo a mí alrededor. Traté de empujarlo fuera del agua. ― Yunho, por favor.

Con otro gemido y con extremada fuerza, el subió hasta la altura del vientre y se dejó caer en la hierba. Yo lo saqué completamente del agua. Entonces me arrastré fuera y me arrodillé a su lado.

― ¿Qué tan grave es? ― le pregunté.

― Grave ― contestó con los dientes apretados.

Levanté su playera. Con la luz de la luna y los débiles rayos de la aurora que se aproximaba, pude ver el agujero irregular oscuro en su costado y la sangre que fluía de él. Me quité la playera, presioné mi playera en su costado para tratar de detener el río de sangre.

― ¿Estás seguro de que no puedes transformarte? ― le pregunté. ― ¿Sólo por unos segundos?

― Si lo hace, él morirá. ― Me sorprendí por la voz de Siwon. No estaba seguro de cuando se había unido a nosotros, pero debería haber sabido que querría ver su obra. ― Él puede sentir como le quema la plata. Él sabe que no estaba mintiendo acerca de la bala ― dijo con satisfacción en su voz. ― No quiero que el muera. Sólo quiero evitar que me detenga.

― ¿Detenerte de qué?

De un tirón me puso de pie y antes de que pudiera protestar, él ya había enrollado y enlazado una cuerda alrededor de mis muñecas, asegurándolas fuertemente, luego me atrajo hacia él.

― De llevarte.

El empezó a jalarme y yo me clavé en mis talones

― Estás loco.

― De acuerdo con Nietzsche, Siempre hay algo de locura en el amor. ― Me miró y me sonrió con una  sonrisa cruel.

― Yunho hizo lo que hizo para proteger a la manada. No lo puedes castigar por eso.

― Por supuesto que puedo. Lo que estoy haciendo sólo tiene que tener sentido para mí. Esa es la belleza de la locura. Ahora, tú no querrás pelear conmigo, porque tengo más balas en esta arma. Matarte te alejará de él definitivamente.

― Me voy a morir de todos modos. Yunho dijo que no sobreviviría si él no estaba conmigo.

― Supongo que lo averiguaremos.

Tiró de la cuerda, por lo tanto, también me llevó a mí. Yo no tenía miedo de morir. Bueno, sí. Estaba aterrorizado por la idea. No quería dejar a Yunho detrás, pero no tenía elección. No me dejé llevar fácilmente, pero tampoco me resistí totalmente. Miré por encima de mi hombro. Yunho se esforzaba por ponerse de rodillas.

Por favor no nos sigas, pensé. Sálvate a ti mismo. Espérame.

Yo era optimista de que una u otra forma me podía escapar y encontrar ayuda para Yunho.

Yunho y yo habíamos entrado en la parte inferior de la ladera. Siwon quería salir por la parte superior. Yo estaba agotado cuando finalmente llegamos a nuestro destino. El cielo estaba inundado en un color naranja rojizo anunciando el nuevo día. Desde aquí arriba, pude ver el río que creaba la poderosa cascada. No tuve tiempo o deseos de apreciar su belleza.

Respirando con dificultad, me caí de rodillas.

― Dame un minuto para descansar, por favor.

― Olvidé el poco aguante que los humanos tienen antes de la primer transformación ― dijo. Él todavía tenía la cuerda atada a mis manos. Me pregunté que si tiraba de ella podría tirarlo por el borde del acantilado y de regreso al valle que habíamos del que habíamos salido.

― Yunho es tu hermano ― señalé jadeando.

― ¿Y?

― ¿Cómo puedes hacerle esto? ― Se agachó delante de mí.

― ¡Él me retó! Él tomó mi lugar como líder. Muy bien, tal vez estaba  bailando en el borde de la responsabilidad, pero había perdido Jenny. Podrían haberme dado un descanso.

― Hyun Joong me dijo que su compañero de la universidad…

― Sí, era yo. Era un chico geek, con temor a su padre. Cuando él empezó a hablar de Bio-Chrome, pensé que era el destino.

― Si tanto querías curarte, ¿por qué no dejaste que experimentaran en ti?

― Porque no confiaba en que Kim no me tratara como lo que soy: un fenómeno. ― Se encogió de hombros. ― Además, tenía ganas de un poco de venganza. ― Se levantó y me puso de pie. ― Ahora vamos.

Oí un gruñido bajo y amenazante. Probablemente había cientos de lobos en el bosque, y no tenía idea cuántos se transformaban. Pero supe antes de voltear y ver el familiar y multicolor abrigo de piel, que era Yunho en forma de lobo.

Enseñó los afilados colmillos.

― ¡Maldita sea, Yunho!, ¿qué hiciste? ¿sacarte la bala con los dedos? ¿Estás decidido a probarte a ti mismo, no es así? Lamentablemente no tengo ninguna bala de plata más. ¿Sabes lo caras que son? ―  Siwon me empujó al suelo. Me golpeé con un ruido tremendo.  ― Así que creo que vamos a resolver esto a la manera de nuestra especie.

Desde mi posición, pude ver el costado de Yunho. Todavía estaba sangrando. Incluso aunque la bala se había ido, supuse que no podía sanar completamente. Estaría más debilitado.

Una camisa me voló y aterrizó sobre mi cara. Para el momento en que me deshice de ella, Siwon había cambiado y un lobo gris casi blanco estaba agachado cerca de mí. Era el lobo blanco que había visto la noche de la fiesta de cerveza. Era más grande que Yunho. Sus dientes parecían más largos, más nítidos.

Hyun Joong había murmurado algo acerca de que los ojos no cambian. Comprendí lo que quería decir ahora. Al transformarse conservan sus ojos humanos. Pude ver a Yunho en el color chocolate y la locura de Siwon en el gris.

Yo sabía que esta sería una lucha a muerte, como se suponía que debía haber sido cuando Yunho, desafió el lugar de Siwon como jefe de la manada. Sabía que Yunho estaba débil y herido. Sabía que Siwon era fuerte y loco, y, que había una cierta fuerza que venía con la locura. Yunho se estaba arriesgando a perderlo todo. Siwon, ya había perdido todo. Él no arriesgaba nada, y eso lo hacía el más peligroso de los dos.

Sabía que Siwon tenía toda la ventaja. Que estaba a punto de perder a Yunho, de perder lo que apenas había descubierto.

Te amo.

Las palabras eran sólo un susurro en mi mente. Pero fue suficiente. Yunho las escuchó. Sacudió la cabeza hacia mí.

Fue un error táctico. Mientras Siwon se lanzó hacia Yunho, me di cuenta de que con mis palabras, había condenado a muerte a Yunho.

2 comentarios:

  1. Genial! Este fic esta muy bueno, amo la manera en q los lobos son tan leales a su compañero, q mejor forma de describir al yunjae.... <3 <3. \(^θ^)/

    ResponderEliminar
  2. Genial! Este fic esta muy bueno, amo la manera en q los lobos son tan leales a su compañero, q mejor forma de describir al yunjae.... <3 <3. \(^θ^)/

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD