You Should Be Mine - Cap. 2

6 comentarios
Victima del Orgullo propio.

Luego de que su manager lo engañara había terminado dando una audición para la serie en la que se había negado rotundamente a participar, después de observar a todas las personas que trabajarían en dicha serie, muchas entre las cuales se encontraban actores que el admiraba, comenzó a titubear sobre si aceptar o no. Pero finalmente, el hecho que marcó su desgracia, fue la conversación que tuvo con su co—protagonista en la que este directamente le retó a tomar el papel si se consideraba un buen actor.

Aquello había encrespado sus hormonas y había salido de aquella oficina como un petardo a darle su afirmativa a Oonoki. Su manager casi se desmaya al conocer su decisión final y por muchos días estuvo titubeando sobre si él estaba bien de la cabeza o tratando de sacarle información sobre porque había cambiado de opinión tan drásticamente.

Para cuando recibió el guion completo la semana siguiente no había nada que hacer. No entendía como había llegado a esta posición pero aquí estaba, luchando por permanecer sereno ante tales circunstancias.

—Nngh…. Uhmm… ¡Hmpf!

— ¡Corte!

Definitivamente no lo soportaba, aunque grabó las primeras escenas con toda comodidad, ya que la mayoría eran con actores veteranos que actuaban como su familia, al llegar a las escenas con aquel marginal simplemente todo se venía abajo. Todas las escenas incluían intimidad casi desde el principio y la poca disposición de Changmin a dejar que Jaejoong le metiera la lengua hasta el esófago estaba atrasando el proceso completo. No había nada de cómodo o agradable en tenerlo encima y mucho menos en tener que besarlo, y aquello solo aumentaba su viacrucis, pues cada escena de beso tomaba al menos unas 50 tomas antes de conseguir que se viera un poco natural. ¡Eso significaba que tenía que besarlo 50 veces!

Y todos en el set podían notar la irritación del alto con estas escenas.

— ¿Sería mucho problema si te pido que relajes tu rostro? Sé que es difícil pero trata de imaginar que Jaejoong es una chica.

Changmin alzó la mirada hacia su manager hecho furia. Su manager simplemente no podía pedirle que viera a Jaejoong como una chica cuando quien tenía el papel de la chica aquí no era otro que el mismo ¡Mucho menos podía hacerlo cuando todo, hasta el más mínimo roce le recordaba que ese tipo era un  hombre y que sería visto en televisión nacional e internacional como el juguete de ese hombre! Solo al leer el guion entero pudo darse cuenta de este hecho y lo estaba mortificando.

—Lo solucionaré de algún modo.

—Changmin, vamos en la segunda semana de grabación y ustedes son los protagonistas de esta serie, si no logran congeniarse el público lo va a notar y todo será un fracaso.

Changmin lo entendía, por supuesto que le quedaba claro, sobre todo conociendo de antemano lo exigente que era el público Japonés al respecto, pero no podía cambiar de la noche a la mañana y sentir agradable el beso de otro hombre, mucho menos el de uno que le irritaba a sobremanera.

El actor aun no entendía que interés tenía el sujeto en volver a participar en una serie de televisión ya que incluso su actuación anterior no había sido más que un accidente o eso le habían asegurado las estilistas que habían trabajado con él en su anterior y único trabajo actoral, al parecer su reaparición en el medio no era más que un acto de gratitud hacia Amure y de alguna forma el alto había terminado siendo arrastrado en ese pago. Por ello no podía soportar al sujeto ni a su estúpida confianza.

Era obvio que él y Jaejoong no podían compenetrarse en escena, y eso solo haría que el piloto fuera un fracaso.

—Te dejaré practicar el guion. Trata de enfocarte y buscar algún método para hacer que la próxima escena funcione.

Su manager finalmente desapareció del camerino, y contrario a lo que le pidió, el actor solo arrojó el guion a un lado y se desperezó en su silla mientras miraba al techo. Estaba sufriendo por tener que soportar toda la carga de la serie pero más por no poder manejar un personaje tan simple como Haruki. Ciertamente no podía entender como alguien que sabe que el sujeto de sus afectos en su hermano biológico pueda intentar tener algo con él.

— ¿Qué estaba pensando Oonoki al escribir algo así?—murmuró en voz baja mientras jugueteaba con sus pies.

— ¿En verdad puedes considerar a alguien tu hermano si jamás lo has visto o interactuado con él? —Como ya era costumbre, Jaejoong hacia alarde de su fama de gato callejero ya que siempre aparecía sin pedir permiso y desaparecía de la misma forma.

La suerte no estaba acompañando a Changmin desde que por problemas de logística tuviere que compartir el mismo camerino con él. No era como si ver al tipo en el set no fuera lo suficientemente irritante ya.

— ¡Los hermanos son hermanos!  —respondió en contraposición el alto, negándose a cambiar su pensamiento— Es algo enfermo pensar de esa forma con alguien  con quien compartes lazos sanguíneos.

—Tienes razón, pero ¿de qué sirven esos lazos si no hay nada que los una? Sus partidas de nacimiento indican lo que son, pero eso no quiere decir que ellos se vean de esa forma— el pelirrojo tomó asiento en una de las sillas cercanas mirando fijamente al actor— Ellos no han convivido lo suficiente como para crear esos lazos, no puedes culparlos por quererse como si fueran unos desconocidos.

—No es algo que yo pueda entender.

—Quizás, pero ¿Es que nunca has tenido un amor que es imposible de alcanzar? Sea cual sea la proveniencia de esa persona, no es como si el sentimiento se guiase por eso o ¿sí?

—Aun así…

—Simplemente deja de ponerle trabas al asunto, se perfectamente que puedes encarar ese papel y que si algo te limita no es simplemente el que tengamos escenas subidas de tono tu y yo.

— ¡No hables como si me conocieras!

La naturalidad con la que ahora podían ponerse a discutir había asombrado a más de uno en el set e incluso a él mismo.  Changmin se mantuvo a raya desde el principio, pero pronto Jaejoong no le dejo más salidas que interactuar. Era persistente y siempre tenía una opinión y respuesta para todo, eso de algún modo ayudó a disipar la pesada atmosfera de incomodidad entre ambos los primeros días de grabación.

Sin embargo, el que quisiera meter su nariz en todos sus asuntos no estaba en discusión, el cómo encarara su personaje no tenía por qué ser asunto del pelirrojo.

En parte tenía razón, siempre podía recurrir a cerrar los ojos y perderse en sus pensamientos en esos momentos de intimidad, pero el hecho de no comprender los sentimientos de Haruki lo hacían dudar sobre qué tipo de expresión sacar a  relucir con Hotaru. Lo único que pensaba era en que ambos eran hermanos y que lo que estaban haciendo era sucio y pecaminoso.

—Tu problema es que eres demasiado prejuicioso —expresó con burla Jaejoong, imitando la expresión de pánico que tenía Changmin cuando lo besó por primera vez.

—Tu problema es que no sabes cerrar tu puta boca —gruño el alto levantándose del asiento rápidamente.

Estaba claro que Jaejoong no era el mejor para darle consejos y que lo que más necesitaba era tomar un poco de aire fresco. Tomó sus llaves y su bolso y se viró un poco para mirar al pelirrojo que seguía con esa fastidiosa sonrisa en la cara:

— Dile a mi manager que salí por un momento, volveré cuando sea tiempo de grabar mi próxima escena.

Al verlo, Jaejoong dejó de sonreír y pasó a ponerse muy serio.

—Antes de irte, tengo que decirte algo.

Changmin levantó una ceja en señal de incredulidad pero la expresión serena del mayor no cambió en lo más mínimo, dándole a entender que quizás si era algo serio.

—Como sea alguna estupidez…

—No es nada de eso —respondió de inmediato Jaejoong— No te hará daño confiar un poco en mi Changmin, el hacer todo por ti mismo no siempre es bueno. Si el problema es conmigo puedo ayudarte a solucionarlo.

—Si necesitara de alguien recurría a mi manager o a alguno de mis amigos, no te tomes tantos atributos solo porque hemos podido sostener una conversación un par de veces. Y Ya te lo dije, no actúes como si me conocieras.

Finalmente, Changmin salió del camerino cerrando la puerta tras de sí y encaminándose de inmediato hacia su auto. Necesitaba pensar en lo que estaba haciendo porque no podía seguir causándoles problemas a todos en el set. Tenía que hallarle una respuesta a todo aquello que le preocupaba y para ello necesitaba estar solo.

[…]

Dos horas después estaba de regreso en el set para grabar su última escena del día, su reunión consigo mismo le había calmado un poco y con un par de copas encima se sentía mucho más relajado. Estaba claro que el problema estaba en sí mismo y que la única forma de solucionarlo era hacer lo que mejor sabía hacer y eso era actuar.

La salida no había sido en vano, después de todo, mientras bebía en aquel improvisado bar en medio de la ajetreada vida urbana de Tokio recordó algo que podía servirle en este momento. Generalmente, cuando no podía compenetrarse con sus co—estrellas o tenía problemas para grabar una escena trataba de buscar la ayuda de los mismos seniors para guiarse, esto le ahorraba muchos problemas y le permitía sentirse más tranquilo al momento de rodar la escena. Sin embargo, aquello requería directamente pedirle ayuda a aquel pelirrojo irritante y aunque quería buscar una salida más limpia, su problema era con ese sujeto así que tenía que arreglarlo directamente con él.

Cuando aparcó su auto a la entrada del parking su manager ya se encontraba  allí, con el rostro ensombrecido y lleno de pánico, luego de una corta reprimenda al notar que había bebido alcohol, se dirigieron juntos al lugar donde se llevaba a cabo la grabación, y ya que esta última escena no incluía ninguna intervención de Jaejoong, Changmin pudo hacerla sin ningún problema.

Para cuando terminó supuso que el tipo se había ido, así que dejaría todo aquel asunto de hablar con él para otro día.

 Eran casi las tres de la madrugada y estaba exhausto así que arrastró los pies a su camerino en busca de su guion cuando sorpresivamente encontró al sujeto acurrucado en una esquina del sofá del camerino escuchando música tranquilamente. Al ver al alto, el pelirrojo levanto la vista y sonrió, desperezándose un poco mientras sacaba los audífonos de sus oídos.

— ¿Estuvo bien el paseo?

La sonrisa socarrona que soltó le dio a entender a Changmin que él sabía de antemano que no había encontrado la solución a nada, o bueno, había llegado a una conclusión pero no quería encararla ahora mismo. Cansado como estaba no quería gastar tiempo en enrabietarse, así que tomó su guion y lo metió en su bolso dispuesto a irse de inmediato.

Para su infortunio, Jaejoong cerró la puerta con su propio cuerpo antes de que pudiera salir.

— ¿Y ahora qué? —respondió cansado el alto, frotándose los ojos.

—Creí haberte hecho una pregunta. No esperé más de cinco horas a que aparecieras solo para que pasaras de mí.

— ¿Por qué es tan importante? ¿Eres algún tipo de acosador?

—No, oh bueno no todavía —sonrió y en contraposición el alto puso los ojos en blanco— Lo que quiero decir es que estas haciendo más difícil mi trabajo. No quiero venir mañana y encontrarte tieso como un palo cuando tengamos que ponernos cariñositos.

Changmin sintió una punzada de ira comenzando a crecer en su frente, trató de focalizarse y encarar el asunto de una vez o no podría sacarse a este acosador de encima por el resto de la noche.

—No sirvió de nada ¿feliz?

—y Bien, ¿qué piensas hacer?

El alto respiró hondo tratando de conectar su aura a su área de confort mientras se preparaba para decir lo que iba a decir, y con la mayor de las vergüenzas exclamo:

—Si mi problema es contigo supongo que tengo que acostumbrarme a ti así que…

— ¿Así que?

—Seria grandioso que pudieras ayudarme con ello. Es todo.

Changmin trató de sacar a relucir una amable sonrisa pero se quedó a medio camino, Jaejoong se encargó de hacer aquello por él. Parecía genuinamente feliz luego de que tuviera que tragarse su elaborado manto de indiferencia y recurrir a él como ayuda.

Ya que mañana tenían tiempo libre pues se trasladarían a Okinawa para la grabación de las siguientes escenas, el pelirrojo se comprometió a ayudarlo entonces. Changmin no tenía idea de cómo lo haría, pero el tipo estaba demasiado confiado en que su ayuda seria vital para continuar con la grabación de la serie.

Finalmente pudo sacárselo de encima, no sin antes obligarse a darle su número por específica petición de él, algo referente a que debían ser más cercanos. No le dio mucha importancia ya que estaba cansado y solo quería ir a casa a dormir.

Cuando llegó a su auto, su manager lo esperaba algo impaciente pues se había tardado demasiado, no quiso dar demasiadas explicaciones así que solo entró en el vehículo y dejó que su manager condujera esta vez.

Mientras dormitaba en el asiento de copiloto sintió el vibrar de su celular en el bolsillo y con pereza lo saco creyendo que sería algún mensaje importante por parte de Oonoki. Para su sorpresa era un mensaje de texto de aquel irritable gato callejero del que acaba de separase hace menos de quince minutos. El mensaje contenía una foto, la misma que le había sacado atrevidamente el primer día que se reunieron, debajo de ella había un pequeño texto:

<<.El primer día que te vi lo primero que noté era lo tremendamente guapo que eras, te tomé esta foto desapercibido pero sin embargo sales perfecto. Pretendía enviársela mi hermana pero preferí guardarla para mí. Solo quería decirlo jeje Que tengas buena noche Changmin—ah.>>

El alto gruñó cerrando el teléfono y guardándolo en su bolsillo de inmediato.

Su manager quitó la vista del camino un momento para indagar porque estaba tan molesto y el solo le respondió con una mirada de repulsión mientras volvía a cerrar los ojos y acomodarse en el asiento. Definitivamente era culpa de su manager, si él no lo hubiera engañado en primer lugar no tendría que soportar el acoso de ese extraño tipo.

[…]

A la mañana siguiente partieron rumbo a Okinawa junto a todo el elenco y el staff de la serie.

A pesar de que aún no se daban demasiados detalles a la prensa sobre la grabación, los tabloides estaban llenos de especulaciones desde la semana anterior y ya que Amure era uno de los directores, todos los rumores apuntaban a un drama fuera de serie.

Algunos rumores estipulaban que sería la grabación de la serie de “Fearless”, aunque no hubo demasiados pronunciamientos por parte del elenco por órdenes directas de Oonoki. Querían manejar este proyecto en total secreto al menos hasta que el piloto fuera revelado.

Parte de ese misterio se debía en gran medida a Changmin, al ser uno de los protagonistas y un aclamado actor de joven edad, los tabloides y la prensa estaban más que prestos a crear rumores sobre su tan esperado regreso y su manager se había ocupado de controlar a las fans y a los medios de comunicación que no lo dejaban en paz desde que pisó el canal de televisión dos semanas atrás, pero eso no calmaba el bullicio. El alto por supuesto esperaba que se mantuviera en secreto la trama de la serie al menos hasta la rueda de prensa que harían aproximadamente en dos meses.

Lo más curioso de todo este asunto es que, a pesar de que cada actor tenía un rumor distinto detrás de sí, ningún tabloide o periodista mencionaba una palabra acerca de Jaejoong. A pesar de ser uno de los protagonistas, su participación en el drama pasaba completamente desapercibida aun para los más insistentes e intuitivos periodistas.

Y luego estaba aquel mensaje.

Unas horas después de aterrizar en la isla, Changmin recibió uno de los tantos mensajes que el pelirrojo le había enviado desde ayer, en ese mensaje se disculpaba diciendo que tenía que atrasar su viaje por motivos personales y que hablarían de lo que habían acordado para otra ocasión. Poco después, Oonoki los reunió a todos en el lobby del hotel y les dio la noticia de la ausencia de Jaejoong los próximos dos días por problemas con su agenda y que solo se grabarían algunas escenas que no necesitaran su intervención. Pero más del 80% de las escenas necesitaban su intervención.

A pesar de no estar demasiado interesado en el asunto, Changmin se sintió extrañado al ver todo el misterio que rodeaba al pelirrojo, desde su proveniencia hasta su participación en la serie eran ignoradas por todo el mundo. Le parecía demasiado extraño tener que cambiar todo un itinerario por solo la presencia de un actor, algo que ni el con todos sus años de experiencia había hecho jamás.

Eso le llevaba inevitablemente a preguntarse quién demonios era Jaejoong y como había llegado a parar al lado de Amure.

— ¿No te parece extraño Changmin? A la cadena le cuesta miles de yenes el transportar a todo el elenco y el staff hacia aquí, a pesar de que la grabación se haría en tres días, ahora les tomara cinco por el atraso de Jaejoong—sshi. No he podido sacarme eso de la cabeza desde que llegamos.

Por supuesto su manager tenía razón, él era tan agudo para Changmin en estas cosas y de antemano sabía que este retraso podía costarle un buen dinero a la cadena, pero para que no se hayan cancelado las grabaciones y todos estuvieran como en unas pequeñas vacaciones en la hermosa isla, le hacían creer que este tipo de incidentes estaban previstos, pues Oonoki no parecía sorprendido de la ausencia del hombre.

—Hyung, ¿En verdad no tienes idea de donde salió este tipo? Has tenido más oportunidades de conversar con Oonoki y Amure que yo, ¿ellos no han dicho nada?

—Bueno, a decir verdad un día le pregunte a Oonoki sobre él. Le dije que tenía interés ya que el parecía ser coreano como nosotros, pero su única respuesta era que lo había conocido por medio de Amure y el en particular es bastante difícil de tratar.

— ¿Difícil de tratar?

—Entablar una conversación con él es complicado, es muy callado y retraído así que no me atreví a preguntarle nada. Sé que algunas chicas del staff intentaron hacerlo pero el no dijo más que ese no era su asunto.

Aquella respuesta solo alimento más la curiosidad del alto pero no podía hacer nada para saciarla, Jaejoong estaba lejos del rango de cosas que le preocupaban en este instante.

Mientras su manager desempacaba su ropa y parloteaba sobre el itinerario del día, su teléfono vibro en su bolsillo. Era un mensaje de Jaejoong diciendo que había logrado solucionar sus problemas y que estaría en Okinawa para el día siguiente. Changmin le respondió un seco <<.No me interesa.>> y volvió su atención al manager antes de que el celular vibrara de nuevo, esta vez simplemente lo ignoro.

[…]

—Y… ¡Corte! ¡Se imprime, buen trabajo muchachos!

La agenda de grabaciones había concluido al atardecer y transcurrió sin ningún problema, Changmin se había aprendido sus líneas correctamente y terminó sus escenas sin ningún NG. Era obvio que él estaba mucho más tranquilo cuando sus escenas eran normales pero no podía decir que pasaría lo mismo cuando se encontrara con su co—estrella al día siguiente.

Luego de una cena junto a todo el elenco cada uno se dirigió directamente a sus habitaciones, su manager recibió una invitación para ir a beber por parte del staff y ya que era Changmin quien tenía que madrugar al día siguiente, simplemente lo dejo ir y se encerró se inmediato en su suite.

La habitación era muy amplia con una preciosa vista de balcón a las playas de la isla, había un pequeño living, dos baños y una habitación contigua que era la de su manager, además de un minibar.

Una vez estuvo acomodado, el alto se desprendió de su ropa vistiendo ahora un pijama ligero que pertenecía a su manager pues no solía usar ropa de Dormir, y, acompañado de una cerveza salió al balcón para observar el paisaje y refrescarse con la salina brisa del mar.

Hacía mucho tiempo no se sentía tan vivo, volver al trabajo era muy revitalizante aunque sus prolongados días de ocio los extrañaba mucho. El salir con sus amigos de la infancia y jugar como un adolecente también era la medicina para su estrés. Y claro, también podía tener cualquier aventurilla y no sentirse tan solo por las noches.

Si lo pensaba detenidamente desde que había iniciado la grabación no tuvo ninguna oportunidad de “encargarse del asunto” a pesar de que sus niveles de estrés eran altos, terminaba tan cansado que dormía incluso en el piso de la entrada sin percatarse hasta el día siguiente, también su manager estaba encima casi todo el día, no es como si hubiera tenido una oportunidad distinta a la ducha o durante las meriendas y ya que pasaba la mayor parte del tiempo en el set ninguna de las dos era factible.

—No sería bueno si sigo conteniéndolo, pero no es como si tuviera opción —susurró para sí mismo dando otro sorbo a su cerveza—

La idea de salir a buscar compañía esa noche estaba resonando en su cabeza, pero con tantas personas a su alrededor y con una agenda tan apretada al día siguiente pronto descartó esa posibilidad. Hasta que sus circunstancias mejoraran tendría que hacerse cargo por sí mismo de ello. Así, con una cerveza encima y sin la presencia de su manager tenía la oportunidad perfecta de darse un tiempo solo para Changmin.

[…]

Cerró los ojos y respiro profundo mientras sus dedos se introducían con lentitud debajo de su ropa interior. A pesar de no tener ningún estimulante estaba bastante caliente dado lo prolongado que había sido su tiempo de “inactividad”. Retiró con sus manos el elástico de los boxers y los bajó esta vez frotando la punta de sus dedos contra el glande. Suspiró de nuevo mientras se movía para tener un mejor alcance, comenzó a frotar la base con firmeza una y otra vez hasta que la superficie comenzó a calentarse y endurecerse.

Se contrajo una primera vez echando la cabeza hacia atrás mientras apretaba el ritmo frotando con más fuerza. Su mente estaba en blanco, no venía ninguna imagen en particular ya que estaba tan cachondo que estaba en el límite solo con ese minúsculo  estimulo.

Siguió frotando con fuerza, deteniendo sus dedos y acariciando el prepucio para volver a bajar y de paso acariciar sus testículos. Se sentía bien, casi podía ver su estrés diluyéndose en el aire y volando hacia el horizonte junto al viento frio que entraba por el balcón. Casi podía sentirlo, la llegada del climax y apretó el ritmo rápidamente liberando de sus labios deliciosos jadeos de placer absoluto. Prácticamente podía ver las estrellas bajar del cielo y tocarlas, tan brillantes y resplandecientes.

Infortunadamente su teléfono comenzó a vibrar a su lado, aquello lo distrajo pero trató de no perder el ritmo y agito su miembro con más fuerza mientras gemía sin control. El teléfono continúo su  arremetida y rápidamente lo tomo con su mano libre tratando de apagarlo y lo tiro a un lado cuando consiguió que el ruido se detuviera, acelerando su pulso y dejando que su garganta se liberara de todo jadeo oculto en  su interior y antes de poder volver a frotar había derramado su semen contra su mano manchando un poco sus pantalones.

De inmediato lo atrajo una somnolencia pesada y cerró los ojos mientras respiraba con fuerza, el aire de sus pulmones salía caliente mientras su cuerpo poco a poco volvía a recuperar su temperatura anterior.

Estiró su mano hacia la mesa de noche tomando algunos Klinex, limpio su mano y parte de la ropa manchada. Suspiro tirándolos a la basura mientras volvía a subirse los pantalones y se hundía en la mullida cama.

Eso había sido perfecto.

En medio del relajante silencio luego de su orgasmo escucho una risilla venir de algún lado y su reacción automática fue mirar hacia el balcón. Pero allí por supuesto no había nada. De inmediato volvió la vista hacia la puerta de la habitación pero estaba perfectamente cerrada.

Fue entonces que dio un brinco bajando la mirada lentamente hacia el aparato olvidado entre las sabanas, lo tomo entre sus manos y prácticamente ahogó un grito cuando se percató de que en lugar de apagarlo había aceptado una llamada…. De Jaejoong….

Jamás en su vida había sentido la necesidad de decir trágame tierra como en ese momento, si hubiera sido cualquier otra persona lo hubiera mandado a la mierda de inmediato pero no podía hacer eso con Jaejoong. Ese tipo lo había escuchado soltar aquellos vergonzosos sonidos mientras se masturbaba y no había tenido la decencia de colgar a pesar de que se debía imaginar que había contestado por error.

Y como un idiota él no había colgado a tiempo antes de que el tipo comenzara a reírse al otro lado del teléfono.

—Sabes Changmin, te llame pensando que quizás estarías aburrido en esa isla con todo el staff celebrando en un pub y tú solo en tu habitación, pero menuda fiesta que tenías tú solo.

Volvió a reírse y Changmin se hundió en su vergüenza absoluta mientras su cara se encendía completamente. Solo quería colgar, meterse en las sabanas e imaginarse que nada de esto había ocurrido, pero el sonido de aquella risita estúpida no lo dejaba.

—Eres… un… hijo… de puta.

—Jajajaja  ¿Lo soy? ¿Quién contesta su teléfono celular cuando está masturbándose?

— ¡Obviamente fue un error! —gritó exasperado, pero pronto se arrepintió al darse cuenta que eso solo provocaba más risas a su interlocutor— Hubieras tenido la decencia de colgar.

— ¿Por qué lo haría? Escuchar la forma como jadeabas ha hecho que mi imagen sobre ti se haga mucho más interesante.

Changmin sintió un escalofrió inmediato recorrer su columna ante aquellas palabras.

— ¿De qué clase de mierda enferma estás hablando, pervertido?

A pesar de su tono escabroso, Jaejoong no bajo el humor ni un poco.

—No importa, no importa. Solo quería desearte buenas noches, y por lo que escuche sé que dormirás plácidamente y muy  relajado.

—Solo… vete a la mierda por favor.

Antes de poder escuchar otra replica estúpida, Changmin colgó el teléfono apagándolo de paso mientras se cubría con las sabanas hasta la cabeza. Definitivamente y gracias a este asunto su incomodidad alrededor de ese maniaco pervertido solo iba a aumentar.

6 comentarios:

  1. hahah juro que mori con Changmin.... pobresito esta demasiado interesante tu fic sige please me encanta amooo el JaeMin mas cuando Min es todo un activo MinJae xddd esperare el sig cap
    saludos..................

    ResponderEliminar
  2. Jajaja me encanta ♥ amo el MinJae asi que espero que aunque jae sea el loco aventado sea el pasivo en la relacion al momento de entregarse por qie changmin es un sene perfecto jajajaja bueno al menos para mi ♥ hayyyy muero por saber la conti hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. JAJAJAJAJA por fin lo termino de leer XD la escena final fue la cereza del pastel. Estuvo demasiado bueno, hasta comencé a reírme mientras leía que jaejoong lo hacía.
    Changmin es torpe, aunque no lo quiera aceptar xD

    ResponderEliminar
  4. Solo para Aclarrar, este fic no es Minaje, tiene un par de escenas solamente, así que no se ilusionen esperando un Minjae porque es Jaemin. Las que me conocen saben que yo no escribo Minjae porque no me gusta... Espero que tengan en cuenta eso si quieren seguir leyendo.

    ResponderEliminar
  5. Yo pense que seria MinJae pero todas las que amamos el MinJae o JaeMin seguiremos igual de impaciente por leer tu fic lo ame y seguiré leyendo.... tu fic me recuerda a un anime Yaoi jujujuju xdd esperare el sig cap Rose
    saludosss.............

    ResponderEliminar
  6. muy bueno *.*, me encanta jae, todo un loquillo <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD