Moonlight - Cap. 17

4 comentarios
Esa noche dormí en el capullo de los brazos de Yunho, con el manto blanco a mí alrededor. Pasé de nuevo a la forma humana sin ningún problema en absoluto.

― Tú eres natural ― dijo Yunho  con un dejo de orgullo en su voz.

Llevábamos mucho tiempo besándonos y hablando antes de que finalmente hubiéramos decidido a dormir.

Me desperté primero. La luz interior de la caverna era opaca, pero fue suficiente para poder ver a Yunho durmiendo. Estar aquí con él, durmiendo a su lado, yo sabía que era donde pertenecía.

Anoche, cuando me había transformado en un lobo, todo lo que yo había sido, todo lo que pensé que nunca sería, también había cambiado. Yo no era quien había pensado que era, pero extrañamente, ahora me conocía mejor a mí mismo de lo que nunca antes había tenido.  Los temores que habían habitado dentro de mí, ya sabía que era mi bestia interior. Profundo dentro de mí, sabía que estaba esperando un cambio, pero no me había dado cuenta de lo que era, y no sabía qué hacer.

Esta mañana no tenía ningún temor. Ni de mi pasado y ni de mi futuro. Había descubierto mi verdadero yo, anoche, y en el descubrimiento, de mis temores se habían disipado.

Y ahora tenía a Yunho. Yo era todo lo que él esperaba, todo lo que él quería. Y él era lo que yo quería.

Muy tranquilo, me levanté y caminé hacia la cascada. Me pregunté si mi madre había experimentado su primera transformación aquí.  ¿Si mi padre le ayudó a través de él? Traté de recordar si alguna vez había visto una marca en su hombro. Yo era apenas una niño cuando murió. Había muchas cosas que no había prestado atención.

Había encerrado mis recuerdos del día en que habían muerto. La transformación me había desbloqueado mi pasado. Ahora pude ver claramente el último día que estuvimos juntos. Habían estado tratando de explicar lo que era, lo que éramos. Pude verlos mirarme y el uno al otro con amor. Tenían miedo. Para ellos, la transformación era una celebración de lo que ellos  nosotros  éramos. Ellos habían estado tan concentrados asegurándose de que yo no tuviera miedo que no habían oído a los cazadores.

Había pasado mucho tiempo desde que los había perdido. Pero los echaba de menos ahora. Los echaba de menos terriblemente.

Aunque yo no lo oí, yo sabía que Yunho estaba allí antes de que él pusiera sus brazos alrededor de mí y me diera la vuelta contra él. En cuanto a él se refería, mis sentidos estaban más en resonancia desde el cambio.

― ¿Estás bien? ― preguntó.

― Estaba pensando en mis padres. El verano pasado no estaba preparado para hacer frente al lugar donde murieron. ― Me volví en sus brazos y lo miré a los ojos. ― Creo que tengo que hacer eso, pero no sé donde murieron.

El colocó mi pelo suelto detrás de mi oreja.
― Alguien en Wolford sabrá. Tus padres eran parte de nosotros.

Wolford. El lugar que él luchó por proteger, donde la gente que él protegía buscaban refugio una vez al año.

Yo asentí. Yo dudaba antes, pero yo creía ahora. Curiosamente, el endurecimiento en el estómago y los nervios que siempre acompañaba a los pensamientos de la muerte de mis padres estaban ausentes. En fin, yo estaba listo para lidiar con mi pasado.

Nos tomó un día y medio para llegar a Wolford. Que no era un lugar que podría haber encontrado sin un guía. Estaba cerca de oscurecer cuando llegamos. No estaba seguro si pueblo era la palabra exacta para ello.

Esto era una fortaleza, rodeada por una alta valla del hierro forjado, encabezada con lo que parecían picos. Lobos merodeando el perímetro interior. Aún con todo su aspecto único, esto realmente logró de algún modo mimetizarse con el paisaje, por lo que en realidad no me di cuenta hasta que estábamos adentro.

En la puerta, Yunho marcó un número en un teclado y las pesadas barreras se abrieron lentamente. Al parecer, este lugar era una combinación de lo antiguo y lo moderno.  Agarrando mi mano, Yunho me condujo por el camino de tierra hacia la piedra de gran consideración y la estructura de ladrillo. Dos pequeños perros llegaron ladrando a la vuelta de la esquina. Yunho se agachó y los acarició.

― ¿Podemos comunicarnos con los perros?"

― Claro. Tú dices, 'Siéntate, busca, ven‘ Te puedo enseñar los comandos ― Riendo, le di una palmada juguetona en su brazo.

― Muy gracioso.

― No puedes leer sus pensamientos ― dijo, poniéndose de pie. ― Yo no sé si acaso tienen pensamientos.

― Creo que tengo que aprender a aceptar nuestras limitaciones y pensar en términos de lo que somos, no lo que no lo es.

― Algo así.

Miré a mí alrededor.

― Parece una enorme mansión o un hotel de lujo o algo así.

― Es lo suficientemente grande para acomodar a las personas que se quedan cuando vienen para el solsticio ― explica Yunho.  ― Sólo los ancianos viven aquí de forma permanente. Los otros se reúnen para el solsticio de verano. Eso será en un par de semanas, por lo que no habrá mucha gente aquí todavía.

Subimos por las masivas escaleras que conducían a la puerta principal.  Yunho abrió. Yo estaba impresionado cuando entramos.  Era monstruosamente grande. Una gran escalera de barrido se alargaba de un lado del vestíbulo. Retratos salieron a las paredes y las luces brillaban a través de una enorme araña de cristal. Era como algo fuera de las casas de los ricos y famosos.

― No es exactamente una cabina desierta, ¿verdad? ― le pregunté.  Yunho rió.

― No.

― ¿Vives en algo como esto?

― Yo vivo en una residencia.

― ¿Sabes lo que quiero decir? ¿Creciste en algo como esto?

― No. Crecí en una casa normal.

Yo seguía teniendo dificultades para pensar en los Licántropos como algo normal en cualquier forma.

―¡Yunho! ― Una gran voz de trueno sonaba mientras un hombre con una melena de pelo plateado salió de una de las habitaciones cercanas, una habitación, pude ver un poco, y pensaba que era probablemente una sala.

Yunho se puso increíblemente sombrío.

― Papá... Lo siento mucho acerca de Siwon dijo Yunho. ― No tuve elección.

― Es difícil, pero ha sido desde hace algún tiempo ya. Lo perdimos hace mucho tiempo. El dolor es fuerte, pero hay también una medida de la paz.

― Madre...

― Ella entiende. Es la forma en que tenía que ser. Siwon nos traicionó y así mismo. ― Acarició el hombro de Yunho con una mano grande, fuerte. ― No puedes culparte a ti mismo. ― Su padre volvió su atención hacia mí. ― Este debe ser Jaejoong.

― Sí, señor. ― El Sr. Jung me dio una pequeña sonrisa.

― Me recuerdas a tu madre.

― ¿Usted la conocía? ―exclamé.

― En efecto. Tu padre, también. Buena persona.

― Tal vez usted podría decirme sobre ellos en algún momento. Tengo tan pocos recuerdos.  No puedes creer lo aliviados que estábamos de que tus padres adoptivos te trajeran aquí el verano pasado. Cuando tu y Junsu comenzaron a ser buenos amigos, sabíamos que él sería capaz de convencerte para volver este verano.

― ¿Por qué nadie me dijo todo el verano pasado? ― pregunté.

― Para ser honestos ― dijo el señor Jung. ― No estábamos seguros de qué hacer. Eras un caso único, Jaejoong. Nunca habíamos tenido a uno de los nuestros criado por personas de afuera. Había varias personas en el bosque el día que tus padres murieron. Ellos inmediatamente llamaron a la policía, y las autoridades te cogieron antes de que nosotros pudiéramos hacerlo. Nunca habíamos tenido una situación como esa. Estábamos en una perdidos. Hicimos lo que pudimos para encontrarte, pero los registros estaban sellados. Solo tenemos unas cuantas influencias.

Odiaba pensar que hubiera pasado si no hubiera regresado al bosque el verano pasado. Hubiera sido bastante aterrador pasar por mi primera transformación con una idea de lo que podía suceder. ¿Pero tener un pasado y no saber nada de él en absoluto?

Y mis pobres padres adoptivos…

―Entonces, mis padres adoptivos ¿regresaré con ellos al final del verano y actuaré como si nada hubiera pasado?
 
―¿Puedes hacer eso? ― pregunto el señor Jung. ― O podríamos hablar con ellos, afirmar que somos tus familiares perdidos, hacer los arreglos para que estés aquí.

Sacudí la cabeza.

― Ellos me aman. No quiero dejarlos hasta que sea el momento. No sería justo para ellos. Quiero dejarles este último año conmigo, ellos lo están esperando. ― Miré a Yunho, quien me sostenía entre sus brazos. ―  Ellos entenderán que me enamoré en el verano y que espero ir a la misma Universidad a la que irás el próximo año. Además, necesitaras la aprobación de mi padre.

El hizo una mueca.

― No será tan malo ― le asegure. ― Los dos sirven y protegen, así que tendrán eso en común.

― Excepto que no podré decirle eso ― dijo Yunho.

― Pero él lo notará. ― Mi papa era bueno juzgando a las personas. Volví mi atención hacia el padre de Yunho. ― ¿Conoce el lugar donde mis padres murieron?

El señor Jung asintió.

― Le daré las indicaciones a Yunho.


Antes de acostarme, Yunho y yo tomamos un paseo en el exterior. Estar en una casa, incluso en una tan grande como esta, me hacía sentir incomodo. Siempre me había gustado el aire libre, pero ahora significaba mucho más para mí. Era donde quería estar.

― ¿Estas abrumado? ― Yunho preguntó en voz baja.

― ¿Qué hubiera pasado si Junsu no me hubiera convencido de venir?

― Hubiera ido por ti, Jaejoong.

Puse mi brazo a su alrededor y me apreté contra él.

― Pensé que las cosas cambiarían cuando cumpliera diecisiete. Pero no espere que cambiaran tanto. ― Lo mire fijamente. ― No esperaba conseguir un novio.

― Conseguiste más que eso. ― Paro de caminar y me dio vuelta para mirarlo. Puso su mano sobre su pecho. ― Mi corazón, mi alma y mi vida…son todos tuyos.

Sentí las lagrimas caer por mis ojos.

― Te amo, Yunho.

El me tomó en sus brazos y me besó. Como siempre, fue maravilloso y cálido, como Yunho.

Mientras nos dirigíamos a la casa, el preguntó, ―¿Estás nerviosa por lo de mañana?‖

Él había recibido las indicaciones por su padre, así que iríamos al lugar donde mis padres habían muerto. A la mañana siguiente, Yunho y yo nos fuimos antes del amanecer. Cambiamos, así que podíamos viajar más rápido. Yo tenía que admitir que disfrutaba muchos de los aspectos de mi forma de lobo. Mis sentidos se intensificaron y después de cada transformación quedaban un poco más sensibles cuando estaba en forma humana. Estaba sorprendido por lo natural que parecía cambiar de humano a lobo una y otra vez con un poco más que un pensamiento.

Perdí la noción del tiempo, y sin embargo de algún modo supe que nos acercábamos a nuestro destino. No lo podía explicar. Fui más despacio de correr a caminar y luego me detuve completamente. Estaba respirando pesadamente y supe que eran los nervios. No tenía miedo de lo que iba a descubrir.

Ahora sabía todos los secretos. Pero todo iba a ser más intenso. Mis padres habían muerto aquí.

Yunho se dio cuenta de que no estaba a la par con él. Aun en su forma de lobo, volvió a mi lado y dejo caer la mochila a mis pies. Después él casualmente se escondió en un arbusto quedando fuera de la vista. Solo fueron unos pocos minutos antes de que él se reuniera conmigo, en forma humana y vestido con unos jeans y una camiseta.

― Es por aquí ― dijo, tomando mi mano.

― Lo sé.  ― El me dio una mirada de sorpresa.

― ¿Reconoces el lugar?

― No, no realmente y sin embargo me parece familiar.

― Papá me dibujo un pequeño mapa del lugar. Él dijo que los informes policiales indicaban todo lo que ocurrió aquí.

Comencé a tener frío cuando nos acercábamos al lugar en donde los arbustos eran más densos. Yo sabía en todos estos años, que las cosas habían cambiado. Los árboles habían muerto. Otros habían crecido. Pero había un muro de roca con unos densos matorrales a lo largo de su cimiento.

Me arrodillé y separé unos arbustos para revelar una pequeña cueva. Las imágenes me bombardearon.

Escóndete.

Silencio, Jaejoong. ―  Mis padres respirando con dificultad.

Me levante rápidamente y mire a mí alrededor.

― ¿Qué pasa? ― preguntó Yunho.

― Recuerdo que ellos me trajeron aquí. Ellos querían... ―  Caí al suelo hundiendo la cara en mis manos. ― Ellos se trasformaron. Eran tan hermosos. Entonces oímos los gritos de los cazadores a causa de haber visto los lobos… Hubo disparos. Se escucharon demasiado fuertes.

Luche para recordarlo todo. Yunho se arrodillo a mi lado y puso su mano en mi rodilla.

― No lo fuerces― dijo Yunho. Sacudí la cabeza.

― No, Yo… mamá me empujó dentro de esa pequeña cueva. Luego cambio a forma humana y se vistió. Los cazadores estaban borrachos. Ellos seguían disparando hacia donde habían visto los lobos. Fue un caos.

Sacudí la cabeza nuevamente. Yo no podía ver claramente. Todo lo que sé es que mis padres habían estado en forma humana cuando murieron, porque ellos estaban vestidos. Cada uno había recibido una bala en el corazón.

― Recuerdo que esperé, aterrorizado y en silencio. ― Mire a la pequeña cueva, ahora oculta. ―Oí pasos. Era uno de los cazadores. El me encontró y me saco de la cueva. Supongo que nunca tendré todas las respuestas. ― Me di la vuelta y enfrenté a Yunho. ― Creo que ellos querían mostrarme lo que éramos, así no tendría miedo. Pero a causa de lo que ocurrió, siempre tuve miedo porque no entendía lo que ellos no querían que me asustara.

― ¿Todavía tienes miedo? ― preguntó.

― No. ― Le toqué su mejilla. ―Te tengo a ti.

― Siempre me tendrás.


Esa noche acampamos cerca de una serie de pequeñas cascadas. De pie bajo el gran cielo negro, apoyé mi espalda en su pecho. El pasó sus brazos alrededor de mí y hundió su cabeza en mi cuello.

El era mi compañero. Por siempre.

Al menos mientras los dos estuviéramos respirando.

Miré a la luna. Ya se estaba desvaneciendo en la oscuridad. Todavía había algunos peligros aquí afuera. Yo podía sentirlos amenazando. Pero cuando llegaran, los enfrentaríamos, porque ahora yo era uno de ellos.

Pero por esta noche, estábamos a salvo.

Di vuelta en los brazos de Yunho. El bajó su boca hacia la mía y me besó apasionadamente. Su sabor, su aroma me reafirmo que estábamos vivos.

Por ahora, eso era suficiente. Por ahora, eso era todo.


FIN

4 comentarios:

  1. oh... realmente me gusto mucho tu fic. lo leí de corrido, me gusto también la forma de la redacción. espero que puedas segur escribiendo otros fic yunjae en especial, ya que son mi coplee favorito

    ResponderEliminar
  2. Voy a llorar !!!! No hay mas ? :c gracias por la historia me ha encantado, apoyo a la chica de arriba tu redaccion fue buena y eso hace especial un fic. Gracias por compartirlo . Hasta pronto.

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso, aúnq me hubiera gustado saber a quien eligió junsu, q paso con el científico loco, pero la parte yunjae fue divina gracias, una observación mmm aveceponías ella en vez de él (me refiero a jae en su personaje) por lo demás la historia es muy buena gracias

    ResponderEliminar
  4. Muy hermoso, aúnq me hubiera gustado saber a quien eligió junsu, q paso con el científico loco, pero la parte yunjae fue divina gracias, una observación mmm aveceponías ella en vez de él (me refiero a jae en su personaje) por lo demás la historia es muy buena gracias

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD