Soledad - Cap. 2

5 comentarios
Llevaba varios días sin hablarle a mis padres, yo no debería de estar aquí, odiaba las ciudades donde había mucha gente ruido y nos habíamos mudado al centro de Seúl.

Sé que era mejor, porque mi padre había conseguido un mejor empleo, pero tenía allá mi escuela, mis amigos, mi novia, todo y ahora estoy aquí rodeado de edificios, coches gente y ruido.

No entraría a la escuela si no hasta la próxima semana, por lo cual solo salí de mi nueva casa y comencé a caminar alrededor.

Pasado el tiempo, me di cuenta de que estaba perdido, trate de regresar cuando me percate de un espacio vacío, un lugar con pasto, no cemento, y un rio pasaba por ahí, sin dudarlo corrí a aquel lugar.

A pesar de que solo llevaba unos días en aquel lugar, había extrañado todo esto, sin pensarlo trepe a un árbol dónde me quede dormido.

Unas voces hicieron que me despertara, había 3 chicos aproximadamente de mi edad y una niña de unos 8 años

-Chicos les presento a mi hermana Seo Yin- dijo un chico castaño presentando a la pequeña niña, la cual se escondió detrás de él.

-A sí que tú eres Seo Yin- dijo un chico rubio, su voz era algo chillona, y la pequeña asintió levemente

En un movimiento aquel chico tomó la mano de la pequeña y la llevo hacía el rio, aquella niña miraba preocupada a su hermano, quien le sonrió y eso fue suficiente para que se pusiera a jugar en el agua.

El chico castaño junto a otro pelinegro se sentaron en aquel árbol donde me encontraba, mientras veían a los otros 2 jugar.

-Yoochun ¿p… puedo decirte algo? - Aquel nerviosismo y sonrojo del castaño solo significaba una cosa, abrí mis ojos al darme cuenta que estaba a punto de presenciar una declaración, y no solo eso, sino también entre 2 hombres –Bueno es que yo…- Busque un lugar, no solo por donde salir, sino también para no interrumpir, pero todo movimiento fue detenido cuando aquellas palabras llegaron a mis oídos –Tu tu… tu me gustas-

Pude ver al otro chico estático en su lugar, y la sorpresa en su rostro, la verdad no lo culpaba, yo ya lo hubiera golpeado.

-Creo que no escuche bien, podrías volver a repetirlo-¬ Bufe algo molesto, creo que era demasiado obvio.

-Tú me gustas Hyung¬- Volvió a repetir –Yo… no solo es eso yo te…- Y en ese momento le agradecí a aquel chico el haberlo callado, porque no estaba mentalmente preparado para escucharlo.

-No sigas¬- ¿Y cómo podría? Si le estaba tapando la boca –Lo lamente pero yo no…- Aquel chico aparto su mano

-Lo sé- Y me sorprendí, ¿Se le había declarado a un sabiendo que no sentía lo mismo? –Yo solo quería decírtelo-

El chico pelinegro sonrió y asintió abrazándolo y me perdí.

Más tarde ambos chicos se les unieron a los que jugaban en el agua, y por alguna razón aquel chico castaño me llamó la atención, y pase el resto del día observándolo en aquel árbol.

Cuando se fueron baje del árbol y alguien diciendo mi nombre hizo que saliera de mi mundo.

-Jaejoong¬- Gire mi rostro y me encontré con mi madre, se veía preocupada -¿Dónde has estado? - dijo abrazándome –Creí que te había pasado algo-

-Estoy bien¬- Le dije –Solo me perdí- Cuando se separó aun tenía aquella mirada y sonreí –Vamos a casa¬- ella asintió y comenzamos a caminar, di un último vistazo a aquel lugar, tal vez después de todo no sería tan malo vivir ahí.

----------------------------------------------------------------------

Era mi primer día de clases, no estaba nervioso, pero yo solo quería regresar a mi antiguo colegio, suspire y entre a la oficina del director.

-Veo que ya llegaste- Me dijo el director –El es tu profesor de ingles –Dijo señalándome a un señor ya de edad avanzada –El te presentara en tu nuevo salón-

Yo solo asentí y seguí al profesor por los pasillos de aquella escuela, y cuando me di cuenta ya estábamos entrando en el salón.

-Chicos él es Kim Jaejoong su nuevo compañero, compórtense y llévense bien- Fue lo que dijo mientras que todos me miraban.

Mi mirada recorrió el salón, y ahí justo frente a mí estaba el castaño del rio, pero había algo diferente.

Su mirada se veía vacía, carente de sentimientos, era todo lo opuesto a como lo conocí en el rio.

-Kim, siéntate-

Yo solo asentí, y me senté en el primer lugar vacio que vi, junto a mí estaba aquel niño, que ni se inmuto con mi presencia.

Una vez terminada la clase, todos se amontonaron en mi lugar, preguntándome de donde venía, edad y más cosas, pero me di cuenta de que aquel chico permanecía en su lugar, ajeno en su mundo.

-Oye- Le dije a un chico que estaba junto a mí¬ -¿Quién es? - Le pregunte señalando al castaño

-Ah, el es Shim Changmin- Me dijo y lo siguiente me lo susurro en el oído –Es 2 años más chico que nosotros, dicen que sus padres pagaron para que lo subieran de nivel y que soborna a los profesores para sacar buenas calificaciones-¬ Y lo mire con extrañez.

-No parece de ese tipo¬- El encogió los hombros y siguió hablando

-Las apariencias engañan, yo te aconsejaría que no te juntaras con él, solo te meterías en problemas-

-----------------------------------------

Pasaron varios días y aun las palabras de aquel chico resonaban en mi cabeza, y aun no entendía porque me mantenía en problemas hasta que vi la razón de la que me habló

Podía ver como varios chicos lo molestaban, pero al parecer a él poco le importaba, hasta que lo golpearán.

Aquel chico se había enfurecido tanto de que Changmin no le prestara atención, que había terminado por golpearlo, pude ver cómo caía al piso, pero Changmin ni se inmuto, solo se limpio la sangre, se levanto y siguió caminando.

Reí entre dientes al ver la furia que estaba hecho aquel chico, porque no había conseguido lo que quería.

Seguí a Changmin hasta el rio, donde se encontró con aquellos chicos Yoochun y… bueno el chico con risa de delfín, y nuevamente aquel cambio de actitud, me intrigaba lentamente me acerque al árbol, y trepe para que no me vieran.

-¿Minnie qué te paso? - Pregunto el delfín (si, no encontré otra forma de decirle)

-¿Otra vez que golpearon? - Esta vez fue Yoochun el que pregunto y Changmin solo se encogió en su lugar.

Podía ver que Changmin era un chico muy tímido, aunque en la escuela fuera diferente, ya que esta lo obligaba a ser serio y reservado.

-No paso nada-

-¡¿No?! - Con aquel grito Min se encogió aun más.

-Ya déjalo Chun, vamos Minnie vamos a jugar- El asintió y siguió al delfín

Pude ver como Yoochun bufaba molesto y solo los siguió.

-------------------------------------------------

Desde entonces todos los días repetía la misma rutina, después de clases seguía a Changmin y me subía a aquel árbol que me permitía verlos.

Aun desconocía la razón por la que hacía esto, incluso me sorprendí a mi mismo observando demasiado a Changmin.

En este mes había olvidado todo, a mis amigos, mi antiguo hogar, incluso a mi novia, que a pesar de todo le seguía enviando cartas que ni siquiera me respondía.

Y al final tuve que aceptar que era bisexual, y todo por culpa de Changmin, porque me había prendido de él, no solo me pasaba viéndolo jugar desde aquel árbol, si no también me quedaba examinándolo, su cabello castaño, aquellos ojos color chocolate, su piel ligeramente morena, sus labios.

Trague saliva y me forcé a pensar en otra cosa al sentir un calor en mi vientre bajo, cerré los ojos y trate de pensar en un plan para poder acercarme a él.

----------------------------------------------------

Una noche recibí una carta de mi novia, más bien ex novia debido a que me acababa de cortar por una carta y no me importo, en mi mente solo había lugar para Changmin, que cada vez que lo veía sentía como mi corazón se aceleraba.

Aquella noche decidí ir a caminar para despejar un poco mi mente de todo lo que ocurría en mi cabeza (en pocas palabras Changmin), y cuando iba de regreso a mi casa, fue cuando vi a Yoochun, y al delfín discutiendo, me escondí en un callejón y como una costumbre los escuche

-¡¿Por qué no?! - Gritó Yoochun –Llevamos más de un año saliendo Junsu –Me sorprendí ¿Estaban juntos? -Quiero hacerlo contigo-

Era oficial, me daba cuenta de que siempre escuchaba conversaciones que mis odios jamás deberían de oír.

-Y yo ya te dije que no me siento listo-

-Siempre es tu escucha ¿Verdad? Dime la verdad ¿No quieres estar conmigo? -

-No digas tonterías-

-¿Entonces? -

-Ya te lo dije ¿Cuántas veces te lo tengo que repetir?

Pude ver como el seño de Yoochun se frunció

-Ya veo, creo que lo mejor de todo será que terminemos- Pude ver el horror en la cara de aquel chico –Creo que mejor iré a buscar a Changmin-

-¿Qué tiene que ver Changmin en todo esto? - Aquel chico dijo exactamente lo que estaba pensando.

-¿Sabías que el otro día Changmin se me declaró? si tú no quieres hacerlo él sí-

-¡Estás loco! No metas a Min en nuestro problema- Pero Yoochun no dijo más, siguió caminando y dejo a aquel chico llorando.

------------------------------------------------------

Toda la noche estuve dando vueltas con lo que dijo Yoochun, quería creer que solo lo había dicho por herir a aquel chico, que no lo utilizaría.

Al día siguiente llegue temprano al rio como siempre y trepe al árbol, era algo tarde y nadie había llegado, me preocupe hasta que vi a Changmin llegar.

Se sentó y se quedo ahí, y algo hizo clic en mi cabeza, Changmin estaba solo, y tal vez era mi oportunidad para acercarme, con cuidado me baje del árbol, camine hacía él y me senté a un lado, pude notar que no se inmuto ante mi presencia y eso me dio el valor girar mi cabeza un poco para verlo, pero al hacerlo pude sentir como mi corazón se encogía.

Changmin estaba ahí, abrazándose así mismo mientras las lágrimas caían por su rostro, pude ver como se mordía los labios para evitar que los sollozos salieran de su boca

-¡¿Estás feliz?! - Su gritó me tomo por sorpresa, pero no dije nada, en ese momento Changmin se estaba desahogando -¡¿Está es tu forma de decirme que siempre estaré solo?! – Aquellos gritos cada vez me convencían de que algo le habían hecho, me golpee mentalmente obviamente le habían hecho algo si no, no estuviera llorando, de repente se puso de pie y siguió gritándole a la nada -¡¿Esta es tu forma de recordarme que soy un error?! - Y sin ningún aviso cayó de rodillas dejando escapar por fin su llanto.

-¿Estás bien? - Me había levantado rápidamente de mi lugar para poder ayudarlo, intente levantarlo de su lugar, pero se aferraba firmemente al piso, cuando logre levantarlo un poco simplemente se aferro en mi cuerpo.

Mi mente se quedo en blanco por un momento, mi corazón se acelero ante el contacto, pero al escuchar sus sollozos solo pude abrazarlo, ante aquello se aferro mas a mí, pude sentir como sus piernas no lo sostenían bien y me deje caer junto a él al piso y no pude más que acariciar su cabello mientras le susurraba un “todo estará bien”

Al poco tiempo sus sollozos cesaron y su respiración se hizo más calmada, fue cuando me di cuenta que se había quedado dormido, y sonreí, así dormido se veía más tierno si eso era posible, con cuidado lo cargue (y me di cuenta que no pesaba) y lo senté debajo de aquel árbol, estuve viéndolo por un rato hasta que caí dormido junto a él.

Cuando desperté estaba completamente solo, busque por todos lados y no había señales de Changmin y por un momento me sentí triste, pero rápidamente cambie de idea al pensar que era normal al despertar con un completo extraño.

Así el fin de semana paso, y yo estaba ansioso por entrar a la escuela para poder ver a Changmin, debido a que ya no había regresado al rio.

------------------------------------------

Las risas llegaron a mis oídos aquel lunes ¿La razón? Changmin, aquel niño en aquel lunes no era el mismo chico frio e indiferente de siempre, ahora se veía triste, esto fue aprovechado por los chicos que siempre lo molestaban, ahora Changmin se encontraba en el piso, mientras las lagrimas, la sangre y otro liquido extraño que anteriormente le habían echado sobre su cabeza escurrían por su rostro.

-Eso te ganas por burlarte de mí- Le dijo aquel chico y sin más le escupió.

Después de eso todos se alejaron y solo quedamos él y yo

-¿Estás bien? - Le pregunte cuando alzo la vista, pude ver cómo me reconoció ya que inmediatamente la bajo-

Sin esperar respuesta lo levante del suelo lo lleve al baño, una vez ahí abrí el grifo de uno de los lavabos y metí su cabeza en el agua que caía, tome algo de jabón que había por ahí y comencé a lavar su cabello, cualquiera que fuera lo que le echaron, apestaba de lo lindo, cerré el grifo y con una playera que traía en la mochila comencé a secar su cabello

Podía ver su mirada decaída, sus ojos miraban a la nada, con esa misma playera limpie los rastros de lágrimas y sangre que quedaban en su rostro.

-Gracias- Aquello salió como un susurro

-No tienes porque- Le dije todavía secándolo –Listo-

Cuando retire la playera de su cabeza me miraba con una expresión vacía.

-No tienes por qué molestarte- Dijo bajando la mirada –Tampoco entiendo lo del rio-

-Solo quería ayudar- Dije en mi defensa

-No lo hagas más, te meterás en problemas- Y sin más tomo mi playera y salió del baño dejándome solo.

De repente se escucho por el altavoz un anuncio

“Shim Changmin por favor de pasar a dirección”

La curiosidad me ganó, y me dirigí a dirección, ahí se encontraba Changmin, el director y otro hombre que suponía que era el padre de Min.

-Señor Shim, lo llame para decirle que debe estar orgulloso de su hijo, no solo está 2 años avanzado, si no que tiene el mejor promedio de toda la escuela –Pude ver cómo su padre sonreía mientras colocaba una mano en el hombro de Min –Sin embargo me preocupa que su hijo tenga golpes en el rostro ¿Usted lo golpea? -

-Claro que no, yo no podría hacerlo- Le respondió y pude leer en los labios de Changmin un “Si como no”

-Bien, solo quiero que estuviera informado y que este al pendiente de él-

El señor Shim asintió y se puso de pie, Changmin lo imito, ambos comenzaron a caminar hacia la puerta, me escondí y pude ver aquella escena entre Min y su padre

-Changmin quien te golpeo-

-Como si te importara-

-Maldición Changmin, cuantos años llevamos con esta pelea, entiendo que cometí muchos errores en el pasado, pero no debes dejar que la gente te golpee, no está bien- Changmin solo lo miro sin inmutarse y se podía ver que aquello desesperaba al Sr. Shim.

De repente se zafo de aquel agarre y comenzó a caminar

-Deja de hablar como si jamás me hubieras golpeado, tú no sabes nada-

Me quede atónito en aquel lugar, recapacitando lo que acababa de escuchar, en ese momento sentí tanta impotencia de no poder hacer nada, y me di cuenta que Changmin había estado solo por mucho tiempo, y me propuse no dejar que lo estuviera mas.

-----------------------------------------------------------

Al día siguiente Changmin me entrego aquella playera con la que había limpiado su sangre y secado su cabello limpia, pero jamás me dirigió la palabra.

Desde aquel día trataba de acercarme a Changmin, de hablarle, pero el simplemente me ignoraba, no sabía lo que había vivido pero fuera lo que fuera no quería que nadie entrara en su vida. También note que desde aquel día en el rio, Yoochun y el otro chico no habían vuelto a aparecer y aquello me daba a entender que Yoochun había cumplido con lo que dijo y eso explicaba el comportamiento de Min.

Y así pasaron 3 años, ambos estábamos a punto de entrar a la Universidad, solo nos faltaban 6 meses y aun así Changmin no me había permitido entrar en su vida.

En estas épocas nevaba y estábamos en vísperas de Navidad, sentía como el frio llegaba a mis huesos, pero aun así seguí caminando rumbo a mi casa, fue cuando vi a un chico sentado en la entrada de su casa, a simple vista se podía ver que se estaba congelando, cuando me acerque más me di cuenta que se trataba de mi Min.

-¿Changmin? - Ante aquello giro la vista y por un momento me perdí en sus hermosos ojos color chocolate, eso hasta que logre reaccionar -¿Qué haces aquí afuera? -

El solo encogió los hombros

-Cambiaron la cerradura de la casa y no tengo llaves- Ante aquello pe sorprendí

-Pero esta helando aquí afuera-

-Solo tengo que espera a que lleguen mis padres, si llegan-

Aquello último a pesar de que fue un susurro lo logre escuchar

-¿Cómo que si llegan? Es navidad-

-Suelen salir de vacaciones-

Ante sus palabras no pude evitar quedarme con la boca abierta, Changmin tenía que estar bromeando, pero por su rostro no bromeaba

-Vamos- Le dije tomándolo de su mano y arrastrándolo.

-Pe…-

-Nada de peros, pasaras la Navidad conmigo y mi familia, además está haciendo frio, te puedes enfermar-

El resto del camino no laos pasamos en silencio, pero no era incomodo, podía sentir su mano, que aunque estaba fría para mí era reconfortante, y más después de estar 3 años enamorado de él.

Cuando llegamos lo primero que sentí fue como el calor se apoderaba de mi cuerpo, y al ver la expresión de Changmin a él también le paso lo mismo

-Estoy en casa- Y ante aquellas palabras mi madre fue la primera en aparecer

-Cariño que bueno que llegastev- Dijo abrazándome y cuando nos sep0aramos pude ver como miraba algo con curiosidad -¿Quién es? - Pregunto

-A sí lo siento, el es Changmin, un amigo de la escuela- Dije sonriendo -¿Puede quedarse esta noche?, sus padres salieron y no quiero que se quede solo, espero que no sea una molestia-

-¿Molestia? Para nada- Dijo con una gran sonrisa –Ven pequeño- Y sin más tomo a Changmin del brazo y prácticamente lo iba empujando al comedor.

Aquella cena navideña fue la mejor, podía apostar que con todas las interrogaciones que le hacían mis padres había olvidado aunque sea por un momento que su familia lo había dejado solo.

Después de la cena ambos subimos a mi recamara y para qué negarlo la verdad es que estaba nervioso.

Una vez adentro Changmin se quedo parado en el marco de la puerta

-¿Qué haces ahí? - Le pregunté –Pasa- Le dije nuevamente jalándolo dentro y sentándolo en la cama. En mi armario busque una piyama para Changmin y se la di –Cámbiate yo iré al baño- El solo asintió.

Una vez en el baño tuve que lavarme la cara con agua fría para sacar aquellos pensamientos que me decían que violara a Changmin que estábamos ahí los 2 solos y… me obligue a cortar mis pensamientos si no realmente terminaría violándolo.

Cuando salí del baño Changmin estaba en la misa posición solo que con la piyama puesta.

-Anda vamos a dormir- Le dije

Una vez dentro del a cama ambos nos dábamos la espalda, pero no podía dormir, fue cuando sentí como Min se movía

-Hyung ¿Estás despierto? -

-No-

-Gracias-

-¿Por qué? -

-Por dejarme estar aquí, por fingir que eres mi amigo, aunque sea solo por hoy- Ante aquello me molesto y gire a verlo

-No estoy fingiendo, eres mi amigo Min-

Fue cuando sus lágrimas comenzaron a caer por su rostro.

-¿Por qué haces todo esto? ¿Por qué me ayudas? ¿Por qué eres tan bueno conmigo? Yo no merezco esto, siempre soy arisco contigo, te ignoro y tú…- Sus sollozos no lo dejaron continuar.

-Porque…- Te amo pensé¬ Porque eres mi amigo Min, y quiero serlo para ti también-

-Gracias- Fue lo que dijo antes de aferrarse a mi cuerpo y seguir llorando.

Ambos nos quedamos dormidos abrazándonos el uno al otro y aquella fue la mejor Navidad que tuve.

---------------------------------------------------------

Después de eso Changmin y yo nos llevábamos mejor, hablábamos, nos reíamos y pude ver como aquel brillo en sus ojos regresaba, era feliz.

A un par de meses de terminar la preparatoria recibí una carta donde me informaban que había sido aceptado en la Universidad aquello en parte me deprimía ya que no vería a Changmin tanto como me gustaría.

Una noche estaba planeando buscar departamento junto a la Universidad cuando sonó el timbre de la casa, me puse de pie y cuando abrí la puerta grande fue mi sorpresa al encontrarme con nada menos que con Changmin.

-¿Puedo pasar? - Preguntó

-Lo siento pasa- Fue cuando me di cuenta que traía una maleta –Para qué es eso Min

-Am bueno quería ver si me podía quedar un par de noches aquí-

-Claro, pero y tus padres-

-Me echaron de casa- Abrí los ojos ante la impresión –Cuando llegue estaban mis cosas afuera, cambiaron la chapa y en la puerta estaba esta nota- Dijo dándome un pedazo de papel

“Ahora que cumpliste los 18 años ya eres mayor de edad, por lo cual puedes mantenerte tu solo, no te molestes en volver”

Y aunque leyera y releyera la nota una y otra vez no podía creerlo

-Lo siento no…-

-No importa Hyung, de haberlo poder hecho antes lo hubieran hecho, espero que no te moleste que este aquí, solo no tenía a donde ir-

-Sabes que puedes venir cuando quieras-

Yo sabía que aunque Changmin dijera que no importaba le dolía que sus padres lo hayan corrido así sin más.

---------------------------------------------

La preparatoria se acabo y estaba a unas semanas de entrar a la Universidad, pero a un no conseguía un departamento, fue cuando recordé que Changmin había entrado a una Universidad cerca de un departamento que era para dos.

-Changmin-

-Hmmm- Recibí como respuesta ya que era la 1 de la madrugada

-Tengo una idea-

-¿Cuál? - Pregunto aún medio dormido.

-Hay un departamento cerca de tu Universidad y de la mía, que te parece la idea de compartirlo-

No contesto, gire para ver la razón y pude ver su cara de sorpresa

-No creo que se buena idea-

-¿Por qué no? –Aquello me había desilusionado

-No quiero ser una carga- Ante aquello no pude evitar golpear su brazo -¡¿Por qué me pegas?! Me gritó

-Por tonto, entiéndelo, jamás has sido una molestia me entendiste- Pude ver como bajaba la mirada –Entonces que dices ¿Trato? - Lo vi dudar por un momento, y estaba a punto de reclamarle cuando al final acepto

-Trato-

------------------------------------------------

Mis padres amueblaron el departamento, y se ofrecieron a pagar la renta, al principio Changmin no estuvo de acuerdo e insistió en pagar la mitad, pero mis padres no lo dejaron, no tuvo de otra más que aceptar.

“Primero estudia, y cuando te gradúes y comiences a trabajar entonces hablaremos”

Fue lo que le dijeron mis padres y por mi parte estaba feliz viviendo con mi Min, y a pesar de que íbamos en escuelas diferentes lo veía todos los días.

-Voy a bañarme Hyung-

Y el sonido de la regadera llego a mis oídos, Changmin se estaba bañando claro que se bañaba me lo acababa de decir, pero eso no era el punto, aquello significaba que Min estaba desnudo bajo aquella regadera y mi cabeza comenzó a imaginarse varias escenas subidas de tono. No pude evitar comenzar a acariciar mi cuerpo debido a la excitación que me provocaba aquello y con mi mano libre acallaba los gemidos que escapaban de mi garganta para no alertar a Changmin, para mí aquel contacto no era suficiente necesitaba más, lleve mi mano debajo de mi pantalón y ropa interior hasta mi miembro. Pero aun así no me satisfacía por completo, trataba de hacer lo posible por no entrar aquel baño y violar a Changmin en ese mismo instante, un calor se acumulo en mi vientre y llegue a mi orgasmo, apenas fue un susurro pero su nombre escapo de mis labios al correrme

-Changmin-

-¿Si? -

Ante aquello sentí como mi corazón se escapaba de mi pecho, y en un rápido movimiento tome una almohada para cubrir la zona de mi pantalón que ahora se había manchado por mi semen y cuando gire mi vista me decepcione al verlo con un pantalón elástico y una camiseta

-No nada- Reí nerviosamente al darme cuenta que lo miraba de más

-A veces eres muy extraño Hyung- “Y no sabes cuánto” Pensé -¿Hyung de verdad estás bien? Estas rojo- Ante aquello me avergoncé, si supiera la razón por la cual estoy así.

-Sí, no te preocupes- El solo encogió los hombros y entro a la habitación

Una vez que cerró la puerta corrí hasta al baño, necesitaba una ducha, me sentía pegajoso y a la vez necesitaba sacarme aquellas escenas de mi cabeza.

Cuando salí del baño pude ver como la habitación de Min estaba abierta y cuando me disponía a cerrarla me tope con aquel hermoso rostro.

Por instinto sonreí y aquella escena me motivaba a demostrarle a Changmin que pasara lo que pasara jamás lo dejaría, jamás estaría nuevamente solo.

5 comentarios:

  1. Waa se acavo??nooooo kiero mas q lindo jae esta recontraenamorado de mine yo tampoco pude creer lo q le dijeron sus supuestos padres bueno siempre fueron malos con el .....y jae q calenton cuando lo violara? Jaja y mine cuando se fijara en el ....realmenhte m gusta tu fic no dejes de escribir te lo ruego kiero saber el fin de esta historia :)

    ResponderEliminar
  2. haber... necesito una explicaion... como que tan corto? ah?? que no vez que me dejaste con ganas de mas!!! aun lloro por lo de Junsu... pero amo a Min malditos padres... buneo espero Min pueda tener un amigo ahora si... a sufrido tanto mi garrochita...
    gracias nos leemos!!
    saludos XD XD XD

    ResponderEliminar
  3. No Ye oby no se ha acabado quedan como 4 capítulos más, gracias por leer n.n

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. abigail11/21/2013

    Wooooo amo tu fic
    Me encanto
    Pense que el que se encintraba en el rio seria mi Yunho (♥)
    Pero mira que lindo joongie
    Hayy minn hasta cuando te daras cuenta de lo que siente joongie >.<
    Hayyyy me emociono muy bueno pero su supuestos padres son unos cabrones :/
    Saludos y cuidate :D

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD