Mí líder - Cap. 1

4 comentarios
Amigos con derecho a roce.


16: 00 Hs. Pm.

Corea, Seúl.

Era un día soleado, especial para salir y disfrutar de la calidez del sol.

En el hogar de la banda TVXQ, sólo dos miembros se encontraban allí, los restantes habían decidido salir juntos hacia cualquier sitio, querían pasear y disfrutar del día. Por suerte en este día las fans no estaban siguiéndolos de aquí para allá, sólo algunas les habían pedido para tomarse una foto con ellos.

Enfocándonos en quienes quedaron en su casa: Junsu y Yunho.

El menor de ambos estaba vestido con un corto short negro de tela, ajustado y a la vez un poco suelto. Corto hasta llegar a cubrir sus glúteos.

Una blusa blanca algo transparente, que cae del lado de su hombro izquierdo y largo hasta el inicio de su short.

Demasiado sensual y provocativo. Además de estar descalzo.

Mientras, limpiaba la mesa del comedor con una franela, sosteniéndose con una mano en el borde y con la otra fregaba el objeto.

Y por consiguiente, aquí hace presencia el líder, quien había estado en la sala de estar mirando televisión. Pero en este preciso momento, al ver al menor en aquella posición y vestido de aquella forma tan provocativa, no pudo evitar dirigir sus ojos a esa cola que tanto llamaba la atención. Al ser tan redonda, tan rellena y bien paradita. Simplemente Perfecta.

Sus labios se curvaron formando una ladina sonrisa acercándose a su mejor amigo, posicionándose detrás, suyo, presionando descaradamente su entrepierna contra los glúteos del menor mientras posaba sus manos en su cintura.

El contrario, giró su rostro hacia él.

Js-Oh Yunnie, me asustaste-Sonrió

Yh-¿Quieres que te ayude?-Rodeó con sus brazos la estrecha y perfecta cintura del pelirrojo, quien se enderezó para posar una de sus manos sobre los antebrazos del moreno quien le sonreía ladinamente.

Js-No es necesario Yunnie, puedo hacerlo sólo-Su voz sonando dulce.

Yh-¿Seguro?-Tomó su mentón.

Js-Sí Yunni. De todas formas, gracias por preocuparte por mí-Se giró lentamente, para rodear sus brazos alrededor del cuello del líder quien volvió a estrechar su cintura entre sus fuertes brazos. El pelirrojo sonriéndole dulce sintiendo al líder pegarse a su cuerpo otro poco más, mientras con sus manos descendía hasta llegar a sus glúteos y posar allí sus manos.

Yh-Está bien, pero si necesitas ayuda, no dudes en llamarme ¿De acuerdo?-Apretujo sus glúteos presionándolo más a su cuerpo.

Js-Entendido Yunnie-Mordió su labio ruborizándose al sentirlo y tenerlo tan cerca.

Yh-Sonrió ante ese tierno sonrojo-Luces precioso Susu.

Js-Sus mejillas se tiñeron de un rosa carmesí más intenso al escucharlo decir aquellas palabras-Gracias Yunnie-Mordió su labio.

Pero el lindo momento fue interrumpido por el sonido tintineante de la melodía del móvil celular del pelirrojo.

-Oh, creo que es un mensaje-Dijo finalizando el abrazo con el líder, giró hacia la mesa nuevamente, que es donde había dejado posado su móvil, por si llamaban sus compañeros de banda.

El menor leyó el mensaje y sonrió divertido, era de Yoochun.

Que decía:

Yc-Baby, para cuando llegue a casa quiero que me esperes en tu cuarto vestido con la ropita que te compré-Bromeaba jugando al Yoosu.

Yh-¿Y.. qué es?-Abrazó al menor de la cintura posando su quijada en su hombro.

Js-Es Yoochun-Dijo sonriendo.

El líder leyó el mensaje y frunció el ceño.

Yh-¿Qué mierda?-Dijo algo molesto.

Js-Yunnie-Sonrió-Yoochun sólo está jugando, no te lo tomes tan apecho.

Llegó un nuevo mensaje.

De Yc-Lindo, cuando esté en casa, voy a comerte la boca, como lo hice hace poco.

Yoochun reía al enviar su mensaje.

Yunho lo leyó y se molestó más.

Yh-¿Acaso ustedes se besaron?-Lo giró algo rápido, presionándolo contra la mesa y su cuerpo, colocando cada mano a los costados de las caderas del menor contra la mesa.

Js-Yunnie.. claro que no.

Yh-¿Lo juras?¿No me mientes?

Js-¿Confías en mí?-Sonrió levemente, rodeando lentamente sus brazos alrededor del cuello del moreno.

Yh-Sí, pero..

Js-No te miento Yunnie... jamás me he besado con Yoochun.

Yh-Mejor que así sea.

Js-Sonrió coqueto-¿Celosito?

Yh-Pues sí, ¿Cómo no estarlo?.. eres mi mejor amigo después de todo. Debo y quiero cuidarte-Sonrió ladinamente.

Js-¿Me quieres mucho, verdad Yunnie?

Yh-Demasiado-Se acercó un poco más a su rostro.

Ambos mirándose de forma dulce.

Pero el menor se encontraba ruborizado y más si el líder se presionaba contra él con más fuerza.

-Por cierto... ¿Qué haces vestido de esta forma?

Js-Así me visto cuando limpio y cuando quiero estar cómodo Yunnie.

Yh-Ah, ok-Asintió-Pero cuando lleguen los demás ponte otra ropa, y que no sea provocativa ¿De acuerdo?

Js- Yunnie-Se quejó formando un tierno puchero en sus carnosos y apetecibles labios.

Yh-Nada de pucheros... no vas a convencerme.

Js-¿Y ahora?-Sus ojos brillando de pura inocencia, exagerando un poco más su puchero.

Yh-No, no vas a lograrlo-Sonrió al ver la tan conmovedora y adorable imagen que su amigo le brindaba.

Js-¿Y si me quedo así vestido.. pero sólo... contigo?-Mordió su labio de forma suplicante.

Yh-¿Conmigo?

Js- Sip.. en tu habitación o donde tú quieras.

Yh- Mmm, eso suena bien.. pero ¿Qué planeas eh? Los chicos si ingresan a mi cuarto te verán así vestido.. además de que creo que no vas a estar toda la tarde y noche en mi habitación.

Js-Si ingresan a tu cuarto me cubro con las sabanas. Además de que sí, quiero estar contigo Yunnie.

Yh-¿Tanto me quieres Susu?-Sonrió dulce acariciándole con cariño una de aquellas adorables mejillas.

Js-Mucho, mucho Yunnie-Sonrió.

Yh-Entonces vamos a mi cuarto ahora.

Js-Aún no.. debo seguir limpiando.

Yh-Ya deja eso.. no quiero que tus manos se arruinen.

Js-No exageres hyung, eso no va a suceder-Delicadamente lo fue apartando de su cuerpo-Voy a retomar lo que estaba haciendo, mientras, si quieres, ve a donde tu desees.

Giró su cuerpo volviendo a darle la espalda comenzando ya a fregar la mesa con la franela.

Sin percatarse de que el líder no apartaba sus ojos de aquellos redondos, rellenos y bien paraditos glúteos.

Los cuales se veían un poco debido a lo corto que era el short y por la posición del menor inclinado hacia la mesa, moviendo sus caderas debido a su labor.

El líder haciendo uso de todo su autocontrol, para no apretar esos glúteos tan perfectos y tentadores.

Es heterosexual, pero el cuerpo del menor llama mucho su atención. Ya que el pelirrojo tiene unas piernas realmente perfectas, algo trabajadas y delicadas a la vez, con una piel muy suave, una cola en extremo perfecta, mucho más que una mujer.

Un torso perfecto, ni muy trabajado ni muy delgado. Sino un cuerpo armonioso. Con sus pectorales un poco trabajados, algo de abdominales, pero un abdomen plano, muy sexy.

Una estrecha cintura hecha para ser abrazada por el líder (Según él, ;p). Labios carnosos, voluminosos, rojos, sensuales y muy apetecibles. Una verdadera tentación.

Sus ojos siempre brillando de pura inocencia, además de ser azules.

Cada detalle de aquel ser le parecía perfecto. Su personalidad le encanta, tan tierno e inocente.

El mayor tuvo que apretar sus puños y girar, marchando nuevamente a la sala de estar y mirar televisión para distraerse y dejar de pensar en aquel cuerpito que lo dejaba atontado.

Por otra parte, el menor al acabar su tarea, regresó la franela a la cocina para luego lavar sus manos e ir a su habitación y arreglar sus cosas, las cuales raramente estaban un poco desordenadas.

Y así las horas fueron pasando, hasta que se hicieron las 20:00hs pm.

A la casa sólo volvió Yoochun, ya que los otros dos decidieron quedarse con sus amigos.

El pelinegro ingresó con paciencia cerrando la puerta luego.

Iba directo a su cuarto para cambiarse de ropa, cuando por casualidad ve a Junsu salir del cuarto donde el grupo componía sus canciones. Dirigiéndose a su habitación.

Pero enarcó una de sus cejas al notar aquella vestimenta. Rara vez el delfín vestía aquella ropa. Sólo lo había visto una vez con ella.

Por lo que decidido dio 10 pasos más, hasta llegar a la habitación del susodicho y abrir la puerta sin siquiera tocar siquiera una vez.

Sus labios curvaron una ladina sonrisa al verlo parado sobre un asiento, desde el cual el menor acomodaba sus peluches sobre uno de los muebles que ocupaban su recamara.

El real motivo de su sonrisa, se debe a que desde su posición tiene una vista perfecta de aquellos glúteos tan deseables y muy provocativos. Aunque sólo veía una parte de ellos, eso era suficiente para él. Además de tener el lujo de poder apreciar aquellos pezones tan malditamente apetecibles. Al tener aquella forma tan perfecta, aquel color tan tentador y un tamaño que te hacía desear succionarlos y lamerlos con pasión.

Gracias a que el menor estiraba sus brazos, es que podía ver todo aquello, gracias a aquel corto short que podía admirar aquella cola, la cual era mucho más perfecta que la de cualquier mujer que pudiera existir en el planeta.

Mientras tanto, se relajó al acomodar sus manos dentro de los bolsillos de su pantalón de tela fina color negro, de tiro un poco largo.

Js-Ah-Suspiró-Ya terminé-Sonrió feliz girándose, para bajar de su lugar.

Pero su boca se entreabrió al notar la presencia de su amigo pelinegro allí. Sonriéndole ladinamente, con una mirada cálida.

-Yoochunnie-Dijo sorprendido y avergonzado a la vez.

Yc-Su... ¿Cómo estás?-Sonrió acercándose para ayudarlo a bajarse-Toma mi mano, te ayudo.

Js-Sí.. gracias hyung-Extendió su mano al mayor quien primero la besó con dulzura, mirando sus ojos al mismo tiempo. Logrando que las mejillas del menor se tiñeran de un hermoso rosa carmesí. Mientras mordía su labio, bajando luego, con ayuda del mayor, quien soltó su mano cuidadosamente.

Yc-¿Cómo has estado?

Js-Estuve en movimiento todo el día, ordené algunas cosas de la casa-Sonrió suave.

Yc-¿Y recién ahora terminas?-Sonrió cálido, acariciando una de sus mejillas.

Js-Sí, es que no quería estar quieto.

Yc-Mmm-Asintió-Por cierto... ¿Por qué estás vestido de esta forma?-Recorrió con sus ojos de arriba abajo el delicado y tan tentador cuerpo del menor.

Js-¿Ah?-Ladeó su rostro confundido, pero lentamente se ruborizó al recordar cómo se encontraba vestido-Ah Chunnie-Dijo avergonzado cubriendo los ojos del mayor con una de sus manos.

Yc-¿Qué sucede?-Río divertido.

Js-No me mires Yoochunnie. Destaparé tus ojos, pero no me mires-Decía con pudor, su voz sonando muy suave.

Yc-De acuerdo-Accedió sonriendo. Cumplió su palabra, porque en cuanto el pelirrojo hubiera descubierto sus ojos, él no los abrió, sólo esperaba la indicación del menor.

Quien fue hacia su cama, para introducirse en ella, cubriendo con las sabanas su cuerpo, quedando sentado contra la cabecera, con sus rodillas flexionadas.

Js-Ya puedes abrirlos-Pronunció tímido.

Yc-Okey-Fue abriendo sus ojos lentamente, para luego buscar con su mirada la figura del menor. Al cual encontró en la cama cubierto con la sabana de aquella forma tan adorable-¿Qué haces Su?-Sonrió acercándose al borde de la cama.

Js-Es que me da cosita que me veas vestido de esta forma hyung-Formó un tierno puchero.

Yc-Pues déjame decirte que no debes sentir vergüenza... somos hombres y amigos. No tiene nada de malo que te vea así-Intentó destapar al menor, pero éste se negó, sosteniendo la sabana con fuerza.

Js-No Chunnie.. no quiero que me veas.

Yc-Ya te vi lindo.. así que deja de cubrirte-Insistió al querer nuevamente quitarle la dichosa sabana.

Js-Pero, Chunnie.

Yc-Shhh-Besó su frente de forma cariñosa-Tranquilo.. muéstrate sin pudor.. eres perfecto Su-Tomó su mentón acercando su rostro a su oído-En extremo.. perfecto.. y.. hermoso-Su voz sonando gruesa y muy masculina contra el oído del menor quien mordió su labio con sus mejillas sonrosadas al sentir el cálido aliento del mayor contra su oído.

-No debes tener vergüenza al permitirme ver tu cuerpo-Lentamente fue deslizando la sabana, el menor sintiendo la suave tela deslizarse hasta sus pies.

-¿Ves? No fue tan difícil ¿Cierto?-Se apartó de su oído para mirar sus ojos, mientras una de sus manos se posaba sobre una de aquellas piernas, para ir ascendiendo lentamente-Sólo debes quitar todo pudor que sientas al mostrar tu cuerpo-Ascendía cada vez más, sintiendo la delicada y perfecta piel bajo sus dedos.

Junsu con su boca entreabierta suspirando, sin poder apartar sus ojos de las oscuras, y profundas orbes del mayor, quien tenía su boca entreabierta sonriendo levemente.

Js-..Chu-chunnie-Tartamudeó nervioso.

Su piel se erizó en cuanto lo vio posar su otra mano en el muslo interno de su pierna izquierda, separándole lentamente las piernas.

-Chunnie-Suspiró ruborizado mordiendo su labio inferior.

Su respiración agitándose, su pecho subiendo y bajando de la misma forma.

Yc-¿Tienes algo para decir.. Su?-Sonrió ladinamente, subiendo a la cama, sentándose con sus rodillas flexionadas frente al menor, sólo que acariciando lento aquellas piernas de tan delicada y perfecta piel.

Js-A-ah..-No sabía cómo accionar. Su corazón palpitó en cuando sintió como era recostado por el mayor, quien se inclinó hacia él, posando cada mano a los costados de su rostro, mirándolo con aquella tan particular mirada, tan pasional.

Yc-Vamos Su.. Quítate la ropa... así de esa forma, tu pudor por mostrarte con esa ropita tan provocativa.. se irá.

Js-Yoo-Yoochun-Mordió sus labios-N-No haré eso.

Yc-¿Por qué estás tan nervioso?-Se acercó a su cuello-Relájate precioso-Besó aquel lugar, mientras con una de sus manos deslizó un poco más, el lado izquierdo de la blusa del menor, para poder ver un poco más de piel.

Js-Hyung... ap-apártate-Lo alejó del pecho-¿Po-Porqué.. haces esto?

Yc-Actúas como si nunca hubiéramos jugado al Yoosu-Sonrió ladinamente, contra su oído.

Besó su cuello nuevamente, para ir subiéndole la blusa con paciencia, hasta por fin revelar aquellos montecitos tan tentadores.

Causando que el pelirrojo respire más agitado.

Pero algo que hizo que su corazón lata apresurado fue que el pelinegro se acercara peligrosamente a su boca, suspirándole cálidamente, con una ladina sonrisa y su boca entreabierta, logrando entremezclar sus alientos.

Js-Chu...nnie-Tragó duro, sin poder cerrar su boca, la cual se encontraba entreabierta muy cerca a la del mayor.

Repentinamente, la puerta se había abierto. Dejando ingresar al líder, quien sólo había ido allí para informarle a Junsu que la cena ya estaba lista.

Pero grande fue sorpresa al encontrarlo con el otro en aquella posición, además de parecer que, estaban a punto de besarse.

Su ceño se frunció molesto.

Junsu escuchó la puerta abrirse, por lo que giró su rostro en esa dirección. Sus ojos se abrieron en sorpresa al ver a su mejor amigo allí observándolo muy furioso, por lo que podía notar en aquella mirada.

Js-Yunnie-Gimió alarmado apartando al otro de su cuerpo, para pararse rápidamente.

Yoochun miró confundido la escena, pero pronto comprendió.

Yc-Oh Yunho.. no es lo que piensas.

Yh-Tú.. no hables-Giró saliendo de allí, directo a su propia recamara, donde cerró la puerta con llave.

Junsu lo siguió, muy preocupado porque el líder podría creer erróneamente que entre él y Yoochun había pasado algo más.

Pero al tocar la puerta y girar la perilla, ésta no se abrió.

Js-Yunnie-Optó por llamarlo-Yunnie.. no es lo que crees.

Yh-¿Y qué debería creer entonces?-Dijo molesto, cruzado de brazos dándole la espalda a la puerta.

Js-Hablemos Yunnie-Suplicó.

Yh-No hay nada de qué hablar Junsu.

Js-Por favor..

Yh-Vete si no quieres arruinarlo.

Js-Yunn..

Yh-Vete Junsu-Determinó apagando la luz recostándose en su cama boca arriba, con sus brazos debajo de su cabeza, cerrando sus ojos al instante. Con la sabana cubriendo su cuerpo.

El menor resignándose, giró sobre sus talones, prefiriendo marchar hacia el living, sintiéndose muy mal al haber sido visto de esa forma con Yoochun.

Quien venía en su dirección para sentarse a su lado en el sofá.

Yc-Tranquilo.. ya se le pasará-Acarició su cabello.

Js-Soy un tonto.

Yc-Eso no es así.

Js-Sí que lo soy. Sé muy bien lo que a él no le gusta.. y aún así lo hice.

Yc-¿Qué hiciste de malo?

Js-No debí permitir que te me acercaras.

Yc-¿Cómo es eso?-Enarcó una ceja.

Js-A Yunnie no le agrada que los hombres se me acerquen-Su mirada se enfocaba en el piso, estando con sus rodillas flexionadas contra su pecho.

Yc-¿Acaso son novios o algo así?

Js-No.. pero es muy celoso.

Yc-Oh.. entiendo. Hay amigos que no soportan que otros le hablen a su mejor amigo y éste es tu caso. Eso me sucedía a mí, pero a diferencia de todo esto.. era una amiga.

Js-Sí-Asintió.

Yc-Espera que se calme y ve y habla con él.

Js-Sí, eso voy a hacer.. gracias por tu apoyo Chunnie-Sonrió dulce.

Yc-Por nada lindo.. cambiando de tema.. ¿Quieres cenar?

Js- Mmm, no, no tengo hambre.

Yc-Ok.. yo tampoco tengo hambre.. ¿Dormirás ahora?

Js-No, aún no, voy a quedarme aquí unos minutos.

Yc-Oh.. bueno.. yo iré a descansar Su.. y por cierto.. siento haber causado esto.

Js-No te disculpes Chunnie, tú no tienes la culpa,.. fui yo quien no debió dejar que te me acercaras de esa forma.

Yc-Pero era sólo un juego.

Js-Lo sé.

Yc-Bueno.. buenas noches Su.. espero que se arreglen pronto-Desordenó su cabello.

Js-Buenas noches Chunnie-Se despidió con un vaivén de mano, en cuanto el contrario marchara directo a su recamara.

Sus pensamientos volvieron al líder, reprochándose una y otra vez que no tendría que haber permitido al pelinegro jugar al Yoosu.

Pero ya no quería perder tiempo. No quería estar un segundo más peleado con el líder. Por lo que rápido se puso de pie, marchando a su propia habitación, para allí sonreír al tener un plan para convencer al mayor de que lo perdonara.

Tomó de su armario aquella bata tan provocativa. Negra y transparente. Pero antes que todo, se dio una ducha rápida. Para después colocarse una roja tanga pasión, y luego la bata.

Sus labios color cereza por naturaleza, y sus pestañas tan perfectas, lo hacían lucir muy bello. No era necesario que se maquillase. Pero sólo para tentar al líder, delineó sus ojos y pintó sus labios, haciéndolos brillosos.

Se miró por última vez en el espejo del baño, sonriendo muy conforme con la imagen que este le devolvía.

Ésta es la prenda:

Por suerte, tenían una copia de las llaves de cada uno de los cuartos, por si algo malo pasara. Fue por la llave del líder, y al ya tenerla en su mano sonrío mordiéndose el labio inferior.

Abriendo la puerta lentamente.

Notando que el cuarto estaba a oscuras, ingresó un poco más, para decir con una suave y sensual voz.

Js-Yunnie.

El susodicho al escucharlo llamarlo de aquella forma, abrió sus ojos al instante y quedó medio sentado en la cama, encendiendo la luz con el interruptor que tenía cerca de su cama.

Si hubiera sabido que al encender la luz se encontraría con aquel ser tan angelical y tan endemoniadamente sensual, no lo hubiera hecho. Porque ahora deseaba con todas sus fuerzas arrojarlo a la cama, despojarlo de aquella bata y poseerlo con pasión.

Su respiración se tornó dificultosa. Trataba de tomar aire con su boca entreabierta.

Y tuvo que apretar sus puños al ver como aquel ángel deslizaba la bata enseñándole ambos hombros, tan delicados.

Su miembro palpitó con fuerza al posar sus ojos en aquellos pezones que lo estaban encegueciendo, pero palpitó con mucha más fuerza al ver aquellas hermosas piernas que lo volvían loco. Tan perfectas.

Aquella prenda transparente le permitía poder admirar con lujuria aquel cuerpo tan perfecto y delicado.

Sus ojos se enfocaron en el menor quien mordiéndose el labio inferior se giró dándole la espalda, para caminar sensual hacia la puerta y cerrarla con llave, pero actuó como si se le hubiera caído la llave al piso.

Para luego separar un poco sus piernas e inclinarse hacia adelante, simulando que tomaría la llave. Logrando que la bata se levantara, permitiendo de esta forma, que el líder tenga una vista perfecta de su parte trasera, con aquella tanga que lo enloqueció.

Quien sentía su miembro pulsar fuertemente, por lo que tuvo que apretar las sabanas y morder sus labios para contener su deseo de quitarle todo y poseerlo.

Verlo en aquella tan sugestiva posición, tener esa cola apuntando hacia él, poder embobarse con aquella perfección. Esos glúteos tan redondos, tan rellenos y bien paraditos, lo enloquecían y atontaban.

Regresando al menor.

Éste finalmente tomó la llave, para enderezarse y cerrar la puerta con ella.

Giró nuevamente, para caminar lento y sensual hacia la cama del mayor quien lo seguía con la mirada, de una forma atontada. Estando hipnotizado y cautivado por su lindo ángel.

Hasta que llegó a ella y subió sensual gateando hacia el moreno, quien respiraba agitado al verlo acercarse cada vez más, gateando a él como una sexy gatubela. Volviéndolo loco al instante que llegó a él y lentamente separó cada pierna a los costados de sus caderas.

Pegando su cola en su entrepierna.

Yh-Uhhh-Jadeó al sentir esos glúteos sobre su pulzante miembro.

Js-Uhmm Yunnie-Su voz sonando sensual contra el oído del mayor, con sus manos desabotonando delicadamente la camisa del líder quien estaba idiotizado.

Yh-Junsu-Jadeó ronco, ya no resistiendo más, dirigió rápido sus manos a aquellos glúteos, para apretarlos con pasión.

Js-Mhhh-Gimió ahogadamente contra su oído.

“Demonios ¿Acaso quiere matarme?” Se preguntaba el líder en sus pensamientos. Sin poder dejar de masajear los glúteos del menor quien mordía su labio terminando su tarea de desabotonar la camisa del moreno. Para después quitársela con sensualidad.

El menor lentamente separó su rostro de su oído, para mirarlo a los ojos mordiéndose el labio inferior al sentir la dura erección del mayor contra sus glúteos.

Js-Yunnie ¿En qué tanto piensas?-Cuestionó sonriendo coqueto deslizando su dedo índice por el pecho del mayor descendiendo cada vez más al percatarse de lo ido que se encontraba el contrario, al mirar su rostro de forma atontada.

Yh-En las mil maneras de devorarte-Dijo ronco presionándolo más a su cuerpo.

Js-Ahh Yunnie-Gimió restregándose contra él.

Yh-Junsu.. maldición-Jadeó ronco, un poco alto al sentirlo hacer aquello-Oh, dios-El menor volvió a repetir su acción.

Js-Yunnie... ¿Me perdonas por lo de Yoochun?

Yh-No lo nombres ahora-Lo posicionó bajo su cuerpo de forma veloz, hambriento.

El pelirrojo separó sus piernas lenta y sensualmente, dejándolas flexionadas, mordiéndose el dedo índice mirando los hambrientos ojos del líder, los cuales recorrían su cuerpo.

-Luces hermoso y muy, pero muy violable-Se relamió los labios abriéndolo más de piernas-Aggrr, así te quiero-Acarició toda la extensión de ambas piernas, con demasiado deseo-Bien abierto para mí.

Js-Yunnie-Sus mejillas teñidas en un hermoso rosa carmesí.

El nombrado desabrochaba su cinturón mirándolo encendido.

Causando que el menor respire más agitado al verlo quitarse el cinturón y bajar la bragueta de su pantalón enseñándole su erección bajo la ropa. Mordió su labio inferior al ver aquel gran pedazo de carne latiendo por él. Deseoso de sentirlo.

Apretó la sabana al costado de su cuerpo al verlo quitarse el pantalón.

Yh-Estoy muy duro Junsu-Se inclinó hacia el menor para besar su cuello-Tengo mucho deseo de quitarte todo lo que traes puesto... y darte bien duro-Dijo contra su oído friccionándose contra él.

Js-Mhhh-gimió cerrando sus ojos, posando cada mano a los costados de su rostro contra la cama.

Yh-Quiero.. oírte-Repartía besos por su cuello, lamiendo de vez en cuando-escucharte... Gemir como una zorra-Descendió más llegando a su pecho. Tuvo que deslizar más la prenda, para poder tener a su disposición ambos pezones.

Relamiéndose los labios, lamió uno de ellos.

Js-Uhhmm-Gimió curvando su espalda sensualmente.

El líder deleitándose los oídos con sus melodiosos y angelicales gemidos de placer. Siguió con las lamidas, aunque tentado comenzó a succionar y acariciar con su mano, el otro.

-Ahhh-Gemía alto-Ahhmmm.. Yunnieehh-Gemía mordiéndose los labios.

Yh-Eso es precioso.. gime para mí-Dejó tranquilos sus pezones para desatarle la bata y poder besar su abdomen.. descendiendo cada vez más, hasta llegar a su parte baja. Y besar el muslo interno de su pierna derecha.

El menor gimió bajito, con el líder lamiendo allí sensualmente, para luego sonreírle ladinamente y correr un poco la tanga hacia un lado, para poder ver su pequeño orificio anal.

Junsu ruborizándose demasiado, mordiendo sus labios mirándolo. Observando con su boca entreabierta como el líder succionaba uno de sus dedos para luego rozarlo lentamente contra su ano.

Js-Mhhh-Gimió.

Yh-¿Te gusta?

Js-Ahh-Gimió nuevamante, no pudiendo responderle.

Yh-Veo que sí-Mordió sus labios al sentir como la entrada del menor se humedecía debido a la excitación.

Su miembro palpitó con fuerza al sólo pensar en lo que estaba apunto de hacer.

Liberó su propia erección de su prisión, para correr otro poco más tanga del menor e introducir su erección dentro de ella y rozarlo contra el miembro del pelirrojo.

Js-Ahhmmm, Yunnieee-Gimió alto.

Yh-My good Baby.. ya no aguanto más-Quitó su miembro de ese lugar, para destrozar con sus manos la sensual tanga del menor quien gimió sorprendido y ruborizado-Oh dios, mira lo caliente que estás-Se mordió los labios con fuerza al ver la erección del menor quien se sonrojó intensamente-Te ves tan frágil y delicioso-Tomó su miembro posicionándolo contra el pequeño ano del menor quien gimió-Dios-Comenzó a rozar su hinchado y largo miembro en la entrada de su ángel, quien cubrió su boca para acallar sus gemidos.

Sentir la humedad del pene del moreno, restregándose contra su ano, lo enloquecía. Su ano palpitaba deseoso por sentir más.

El mayor estaba que no daba más de la excitación. Su miembro no dejaba de palpitar y crecer con cada roce.

Pero sintió que se vendría al instante, al ver como Junsu tomaba entre una de sus manos su propia erección, para masturbarse lentamente.

Js-Ahhh..ahhh-Gemía sin parar, presionando la punta y recorriendo toda la extensión, bombeando una y otra vez.

Yh-Junsu-Jadeó ronco apretando las piernas del menor presionando su erección contra su ano.

Js-Ahhh... Mhhhh.

Yh-Demonios-Presionó otro poco más, pero antes de cometer un error, apartó cuidadosamente la mano de Junsu de su pene, para poder de esta forma, rozar ambos con pasión.

Js-Ahhh, YUNNIEEE-Gimió alto, para después cubrir su boca al sentir como el líder tomando sus piernas comenzaba a rozar sus virilidades a una velocidad increíble. Totalmente excitado.

-Mhhh, mhhh, mhhh-Sus gemidos no paraban de escaparse de su garganta.

Ambos sintiendo la humedad del otro, como sus miembros palpitaban.

Yh-Oh... Maldición.. me tienes loco-Se movía a una gran velocidad, chocando el cuerpo del menor, viendo como el cuerpo de éste se movía hacia arriba y abajo involuntariamente.

Junsu en curvaba su columna debido al placer que sentía.

Sus ojos cerrados.

Ambos jadeando.

Js-Muér..deme-Pidió entre gemidos.

El moreno, sin soltar sus piernas y sin parar de moverse, inclinó su rostro hacia él, para succionar su cuello y luego morderlo con pasión, para marcarlo.

Para que el que viera aquella marca, supiera que aquel angelito le pertenecía, que tenía dueño.

Pero el menor se giró colocando sus manos contra la pared de la cabecera, quedando con sus rodillas flexionadas y piernas separadas, inclinando su cola hacia atrás, quitándose la bata, quedando totalmente expuesto ante la lujuriosa mirada del mayor quien tomó su propio miembro y pegándose a su parte trasera, lo restregó contra su ano, oyendo al instante los dulces gemidos de su hermoso ángel.

Js-Ya Yunnie..hazlo-Gimió alto.

Yh-Dilo.

Js-Yunnie-Se quejó.

Yh-Hazlo o no lo hago.

Js-...Métela.. déjame sentir como entras y sales en mí.

Yh-Aún no te he preparado-Dijo ronco contra su oído, masturbándose, y aprovechó el líquido presiminal que expulsó su miembro, para untar sus dedos del líquido y dirigirlos a la entrada del menor y sin aviso previo introducirlos de una sola vez.

Js-¡Ahh!-Casi gritó, tuvo que apretar sus ojos fuertemente y morder sus labios.

Yh-Oh, dios, eres tan estrecho-Formaba círculos con sus dedos.

Js-Ahh, me hubieras avisado-Se quejó.

Yh-Me encanta oírte gritar-Tomó el miembro del menor para comenzar a masturbarlo rápidamente-Vamos, gime como una puta, hazlo-Le decía al oído.

Js-Ah, Ah, ah, ahhhh YUNNIE-Gemía seguido ya que el mayor ingresaba y sacaba los dedos de su interior con agresividad mientras mordía su cuello.

Yh-Más alto-Seguía masturbándolo para que no sintiera tanto dolor.

Js-Ahhhh, ahhhh.. así, así me gusta-Lo sentía abrir sus dedos en forma de tijera para girarlos en círculos y volverlos a sacar y meter de nuevo, infinitas veces. Su ano humedeciéndose debido a la excitación.

Yh-Creo, creo que ya estás-Sonaba agitado, retiró sus dedos cuidadosamente de su interior para separar sus glúteos, y jadearle al oído mientras ingresaba en él lentamente.

Js-A-ahhhhhhhh-Gimió largo mientras el otro ingresaba en él, sólo hasta la mitad-Mhhh, mhhh-Respiraba agitado, tratando de tranquilizar su respiración, sintiendo ardor en su ano, al mismo tiempo que pulsaba ante el gran tamaño del pene del líder, el cual palpitaba deseoso y crecía más y más dentro del menor.

Hace tiempo que no hacían esto, y por ello el menor debía acostumbrarse de nuevo a su tamaño.

-Du-duele-Tenía sus ojos cerrados, mordiendo sus labios.

Yh-Ya pasará baby-Dijo ronco, haciendo uso de todo su autocontrol para no irrumpir en él de una vez por todas y comenzar a embestirlo como tanto deseaba.

-Trata de relajarte-Tomó su miembro nuevamente para bombearlo rápidamente.

Js-Ahh, Yunnniee.. me tienes loco-Gimió.

Yh-Eso es precioso, gime así-Se salió de su interior, para volver a ingresar de forma lenta y cuidadosa, para no lastimarlo.

El menor mordió sus labios acostumbrándose aún a é

Sintiendo como entraba y salía una y otra vez. De forma lenta.

-Quiero meterlo todo-Dijo ronco mordiéndole el lóbulo de su oreja izquierda.

Js-No Yunnie, mhhh, só-sólo ahhh.. hasta la mitad-Gemía-recuerda que Ahhh.. aún soy virgen...mhhh, y quiero seguir ahh siéndolo.

Yh-Entonces si no quieres que te la meta toda.. tendrás que chupármela-Se movió rudo.

Js-Nunca lo he.. Ahh Yunniee-Mordió sus labios-.. hecho.. y no voy a ahh hacerlo.

Yh-Agrr, ven aquí-Lo giró y lo alzó llevándolo hacia uno de los asientos de su escritorio, en el cual se sentó, y sentó al menor sobre su miembro, obligándolo a que se autopenetre, pero sólo hasta la mitad.

Js-Ahhh-Gimió largo, posando sus manos en los hombros del contrario, comenzando a cabalgarse. Estando con sus piernas a cada lado de las caderas del líder, con su cola sobresaliendo como siempre, su columna en curvada sensualmente. Cabalgándose con lentitud primero, pero luego aumentó su velocidad.

Donde no podía parar de gemir de placer.

Yh-Mierda.. eres tan estrecho... tan apretado.

-Su miembro estaba siendo aprisionado dentro de la cavidad anal del menor. Su estrechez jamás se fue, era algo así como un milagro o un don natural.

-Deja que mi pene entre todo en ti.

Js-No Yunnie.

Yh-¿Crees que porque entra hasta la mitad.. sigues siendo virgen? Eso no es así... ya no lo eres.. desde el primer en que te tomé, dejaste de ser virgen Junsu-Apretó sus glúteos.

Js-Eso no es así... sé que sigo siendo virgen-Gemía sin frenar en ningún momento sus movimientos.

Yh-Está bien, cree lo que quieras-Se movió el también. Ambos se movían uno contra el otro. Uno gimiendo alto y suave y el otro jadeando ronco acariciando el cuerpo del pelirrojo.


Sólo que Yunho con sus piernas bien acomodadas en el asiento. Además de que no se besan.

El líder jadeaba ronco inclinando su cabeza hacia atrás mientras que Junsu gemía sin parar.

Js-Ah Yunniee... se siente tan rico-Mordía sus labios teniendo sus ojos cerrados inclinando su cabeza hacia atrás.

Sonriendo levemente al sentir al líder masajear sus glúteos con deseo mientras lamía su cuello descendiendo para succionar uno de sus pezones, embistiéndolo a un ritmo sincronizado, ni muy lento ni muy rápido.

Yh-Eres tan perfecto Susu-Jadeó-Tu piel.. tan deliciosa, tan suave-Ascendió para tomar su mentón-Abre los ojos precioso.

El menor obedeciendo.

-No apartes tus ojos de mí-Lentamente dirigió sus dedos hacia la entrada del menor quien se mordió el labio al sentirlo ingresar tres de ellos de forma lenta hasta tenerlos finalmente dentro suyo por completo.

Embistiéndolos con ellos a la vez que lo hacía con su miembro.

Js-Uhmmm-Mordiendo sus labios gimió sin apartar sus ojos del contrario, quien mordió también su labio comenzando a penetrarlo de forma ruda.

-Ahh, sí.. síhh ahhsí.

-Y así siguieron. Los minutos fueron pasando, mientras lo único que se escuchaba en la habitación, eran jadeos y gemidos suaves.

Js-Ahhhh-Se vinó en sus abdomenes, respirando agitado, con su espalda curvada, tratando de recuperar el aliento. A los pocos segundos le siguió el líder, explotando en su interior, llenándolo con su esencia.

Yh-Fue delicioso-Sonrió besando su cuello.

Js-Sí Yunnie.. me encantó...-Le sonrió con sus ojitos brillando de felicidad, se abrazó a su cuello mordiendo su labio, tentando sin querer al mayor quien abrazó por completo su cintura, estrechándolo a su cuerpo de forma posesiva, mirando sus carnosos y rojos labios-.. Es tan exquisito sentirte dentro mío...-Dijo casi gimiendo, acercando sus labios a los del líder de forma tentadora-.. La tienes.. tan grande-Dijo suspirante y sensual.

Yh-Aggrrr, deja de provocarme-Como aún estaba en su interior, se salió de él para luego volver a ingresar con suma lentitud.

Js-A-ah..Yunnie-Cerró sus ojos gimiendo.

Yh-¿Quieres una segunda ronda?

Js-No Yunnie... estoy cansado-Abrió sus ojos.

Yh-Entonces no debes provocarme hermoso-Se salió de su interior, para alzarlo llevándolo de regreso a la cama, donde, se recostó boca arriba, el menor a su lado mirándolo-Ponte sobre mi lindo-Acarició su mejilla-De espaldas a mí.. quiero hacertelo en la posición que más me gusta.

Js-Pero Yunnie...

Yh-Tomando su cintura lo posicionó a horcadas sobre él, haciéndole sentir su ya erecto miembro contra sus glúteos-¿Acaso no quieres..tener esto dentro tuyo?-Presionó su erección en la ya contraída cavidad anal del menor quien mordió su labio.

Js-Yunnie... no se vale que me tientes así-Giró su cuerpo, dándole la espalda, la cual pegó a su fornido torso con cuidado, flexionando sus piernas.

Yh-Eso es.. ahora abrete para mí-Cubrió ambos cuerpos con la sabana y acarició desde su cintura descendiendo lentamente, mientras le suspiraba calidamente al oído, llegando finalmente a ambas piernas para tomarlas desde los muslos y separarlas más, sintiendo al menor respirar agitado al sentir su erección apuntarse contra su ano.

Js-Ah Yunnie, mételo ya.. ya no aguanto-Mordió su labio, dejando sus manos a los costados de su cuerpo, para prepararse para lo que venía.

Yh-Que impaciente eres baby-Sonrió ladinamente, ingresando en él de forma lenta-Dios... tu estrechez me tiene idiota-Pronunció ronco contra su oído.

Js-Mhhh-Gimió cerrando sus ojos apretando las sabanas al sentir de nuevo ese gran pedazo de carne que tanto le encantaba sentir dentro suyo.

Pronto el moreno comenzó a salir y entrar en él lentamente, pero sólo hasta la mitad.

Aquellas paredes internas apretándolo deliciosamente, causando que su miembro se hinche más y cada vez más.

Yh-Permíteme ponertela toda Junsu-Decía excitado.

Js-Ahh, no Yunnie-Jadeaba agitado sintiendo como aumentaba el ritmo, haciéndolo de forma veloz ahora-Ah, ah, ah, ahhh Yunnie-En curvaba su espalda.

Yh-No tienes idea de cuanto deseo cogerte como un animal... quiero metertela hasta el fondo y oírte gritar como una puta-Dijo ronco contra su oído totalmente extasiado ante la extrema estrechez del menor haciéndole sentir el mayor de los placeres.

Js-Mhhh Yunnie.. me encanta oírte hablar de esa forma.

-Ambos no paraban de jadear.

El líder ejerció más presión en sus muslos, de esta forma provocando pequeños moretones de donde tomaba sus muslos.

Mientras besaba su cuello, para después morderlo con algo de fuerza.

El pelirrojo gimiendo.

Los minutos transcurriendo lentamente, ninguno quería que esto se acabara, pero el fin en cualquier momento debía llegar.

Y así fue.. después de unas cuantas embestidas más, el líder explotó en el interior del menor y éste se vino en su abdomen.

Yh-Juro que nunca voy a cansarme de esto.

Js-Ni yo-Sonrió apartándose cuidadosamente para tomar su bata y colocársela parándose.

Yh-¿A dónde vas así?-Se sentó.

Js-Debo darme una ducha Yunnie, en realidad debemos.

Yh-Sí, pero no salgas así, estás desnudo bajo esa bata y se te nota todo-Se incorporó colocándose su bóxer y dirigirse a su armario para tomar de allí una bata de toalla-Ponte esto, es mejor, mira si Yoochun te ve así.

Js-Yoochunnie está durmiendo, pero bueno, acepto, eso es mejor que mi bata, además destrozaste mi ropa interior Yunnie-Formó un tierno puchero desatando el nudo que le había hecho a su sensual bata, le dio la espalda y la deslizó lentamente, dejándola caer al piso.

Ante un líder que miraba su cuerpo con la boca entreabierta. Aún no podía dejar de sorprenderse ante la perfección y sensualidad de todo su ser.

-Yunni, ponmela-Pidió.

Yh-¿Qué cosa?-Cuestionó atontado.

Js-La bata-Giró su rostro hacia el sonriendo, y mordió su labio al notar como el líder recorría con sus ojos, su entero cuerpo-Yunni-Tomó la bata ruborizado y se la colocó él mismo, porque parecía que si fuera por el líder, lo tendría desnudo durante toda la noche-Voy por mi ropita a mi cuarto y me ducho-Abrió la puerta con la llave y giró hacia él-Entonces... ¿Me perdonas por lo de Yoochun?

Yh-¿Te parece que no puedo perdonarte después de todo lo que hicimos?-Sonrió ladinamente tomando su cintura-Estás perdonado Susu-Acarició su mejilla.

Js-Te quiero Yunnie-Besó ambas mejillas con extrema dulzura.

Yh-Lo presionó a su cuerpo lentamente, para mirar aquellos inocentes ojitos-Quiero besarte.

Js-Pues hazlo-Sonrió.

Yh-Relamió sus labios acercando su rostro al del menor quien se percató de su intención y lo frenó del pecho alarmado.

Js-N-no Yunnie-Sus mejillas teñidas en un precioso rosa carmesí.

Yh-¿Por qué no?-Cuestionó tomando su mentón.

Js-No pueden haber besos en los labios Yunnie-Dijo tímido.

Yh-Pero precioso... ¿Después de todo lo que hacemos.. no puedo besarte? ¿Qué tiene de malo?

Js-Es que.. es que somos.. amigos.. no podemos.

Yh-Está bien, acepto tu decisión-Lo fue soltando de a poco-Duchate y descansa Susu.

Js-Sí, buenas noches Yunni-Mordió su labio girándose marchando camino a su recamara, donde tomó su ropa e ingresó al baño.

Segundos después, el líder copió su acción y también prefirió darse una ducha.

Transcurridos 30 minutos, ambos ya estaban listos, en sus recamaras, ya descansando.

Y lo raro de todo esto, es que el lindo pelirrojo cree que es normal la relación que tiene con el líder. Inocentemente confía en las palabras del moreno.

Con quien desde que él cumplió los 16 años, habían comenzado un juegos de roces furtivos. Ya que el mayor se lo propuso, al decirle que como mejores amigos que eran, podían hacer aquello y muchas otras cosas más. Que era normal.

........................................................................................................................................

Nota: Seguiré publicando más capítulos.

4 comentarios:

  1. woaaa Yunho tramposo y Junsu imbecil xDDDD jajajajajaja pobresito, ha sido engañado por completo xdDD
    me gusto el capo y la historia se ve interesante, ojala este pronto el siguiente capo
    gracias por subir este fic >.<

    ResponderEliminar
  2. Anónimo12/11/2013

    Bastante interesante la historia, entonces Junsu piensa que lo que hacen es normal entre mejores amigos xD Yunho posesivo que se lo cuentio bien bonito...
    Junsu sólo juega con Yunho o también con los demás chicos?
    Esperaré ansiosa por el próximo capítulo, me gustaría saber como se desarrolla la historia...
    Escribes muy bien.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Oh, gracias por tu comentario!! jeje :D. Pronto publicaré el siguiente cap, el cual sería la continuación de éste 1er capítulo :3 ^^. Jeje, sí, Yunho es muy posesivo con Susu, además de sacar provecho de la extrema inocencia que posee el menor *w*. Oh, y Junsu no juega con Yunho :), solo a veces juegan al Hosu. En realidad-como se dijo en el fic-Junsu cree que lo que hace con el líder es normal.Por lo que con quien el único que "Juega" es con él.
      Por otro lado, cabe aclarar (Se dijo en el fic) que Yoochun es heterosexual y que si en varias ocasiones se aproxima demasiado al pelirrojo o llega a hacer cosas que se consideren íntimas, solo tiene intenciones de jugar al Yoosu o bromear con el menor.
      Y gracias de nuevo por haber comentado! ;) . Publicaré pronto~~ ^_^ !!

      Eliminar
  3. Wow!! Me encanto todo ese jueguito de seduccion...por un momento pense que los 3 iban a terminar en la cama!!! Hahahaha pero bueno, que mentiroso el Yunho...mira que engañar al angelito...se pasa hahahahahaha *-* mi like te respalda...muy bueno

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD