Unfazed - Cap. 2

3 comentarios


Jaejoong POV

“Ugh, mi cabeza” me quejé.

“¿Qué demonios te pasó?” Yoochun preguntó arrojando la compresa fría contra mi cabeza.

“¡Ah! ¡Con cuidado!” grité una vez más, una mala decisión. Mi propia voz resonó por toda mi cabeza, dolorosamente, recordándome lo adormecido que me encontraba.

“Deja de ser un bebé llorón” dijo.

Podía sentir mis labios iniciando la formación de un puchero, pero esta vez fui mucho más listo para no decir nada. Yoochun ha sido mi camarada, mi amigo y mi hermano. Desde hace 8 años que nos conocemos. Aun puedo recordar al alto y larguirucho chico, fresco, llegando en un bote de América, estudiando para tener éxito en su país natal después de cinco años de ausencia. Y ahora aquí está, 26 años; aun es alto, menos flacucho, más definido gracias a MIS esfuerzos, pero aun sigue siendo el inocente romántico de esos días. Lo que me lleva a la siguiente pregunta. ¡¿COMO DEMONIOS EL PUDO CONSEGUIR ALGO Y YO NO?! ¡Por todo eso es jodidamente aterrador! Este hombre es el más obscuro y misterioso hombre gay al que alguna vez haya conocido en toda mi vida. Si no fuera por mí aun seguiría usando sandalias y jeans rotos en sus conferencias de prensa. Sus famosos mechones largos parecerían más nidos si no fuera por su sesión de embellecimiento semanal. Demonios, ni siquiera consideraría en cortarse el cabello a menos que uno lo guie hasta el salón con la promesa de que habrá dulces gratis.

“Deja de sonreír así hermano, me estás asustando” Yoochun interrumpió fríamente mis pensamientos.

“¿Estaba sonriendo?”

“Yep.”

“No tiene nada que ver contigo. ¡Regresa al trabajo! Acto II escena 3, comienza a leer.” Repetí por enésima vez. Realmente, ¿su memoria es tan buena? ¿Cómo es que pudo lograrlo con tan pocos repasos y tantas distracciones?

“Hyung esta es mi segunda lectura. ¿Tengo que leerlo todo otra vez?” me preguntó con esa linda expresión haciendo un puchero con la que usualmente terminaba rindiéndome o alimentándolo para evitar rendirme.

“¡SI YOOCHUN! Ahora eres un profesional. Tienes que recitar esta porquería hasta que el director decida cambiarla. Debes saber tus partes, las partes de tu compañero y las de todos los demás con los que compartes una escena. Porque eso es lo que hacen los profesionales. ¡AHORA LEELO!” dije una vez más, lo escuche maldecir por lo bajo debido a la molestia pero obedeció al instante. Tal vez por lástima en mi estado actual. Pronto noté como sus facciones tomaban una nueva aura. De la manera en la que siempre lo hacía cada vez que se sumergía en un personaje. Para Park Yoochun, los personajes en un libreto no eran pura ficción. Eran humanos. Aquellos recuerdos de sets, libretos y programas. Lujos que un joven niño normalmente nunca experimentaría en un típico ambiente a los 10 años. Pero para cuando tenía quince años, decidí renunciar a los shows y si no hubiera sido por mi fatídico encuentro con la vida escolar, probablemente habría triunfado.


[Flashback]

La Academia de Artes de Seúl era sin lugar a dudas un lugar para ser admitido solo por tener conexiones en el negocio, una casi inagotable fuente de fondo ahorrado y fama acumulada. Jaejoong fue aceptado inmediatamente. Había elegido esta universidad por dos razones. Una, estaba cerca de cualquiera con el que él había trabajado y lo suficientemente lejos de las personas que no quería volver a ver. Nadie adivinaría que la famosa estrella infantil Youngwoong Jaejoong estaría enrollado en una ordinaria universidad donde la mayoría de los actores en su posición simplemente buscan la siguiente oportunidad de suerte comprada. Y segunda, aparte de su talento en la computación y la conversación tenía otros talentos fuera de las presentaciones y las muestras públicas. Así que ahí estaba, en un dormitorio ordinario preparándose para los siguientes cuatro años de su vida como un estudiante normal. Ni siquiera había pedido una habitación para él mismo. Perdido en sus pensamientos y dentro de varias aspiraciones, bajo la melodía de sus audífonos, casi no había notado que su habitación había sido invadida por otro individuo.

“A-ann-neyohaseyo,” el chico tartamudeó “soy Park~”

“Park Yoochun, sí, me dijeron quien eras. ¿Departamento de teatro no?” preguntó aun sin verlo.

El chico asintió pero no se movió, tal vez esperando por el permiso del otro para moverse. Tonterías, Jaejoong continuó con lo que estaba “espero que no te importe, elegí la cama junto a la ventana. Es la única manera en la que realmente puedo despertar.” El chico agitó su cabeza con un mudo gemido que sonó como un ‘no’. Aclarando su garganta Jaejoong se levantó de la cama para saludar a su nuevo compañero de cuarto propiamente. “Kim Jaejoong. Creo que soy tu hyung por menos de un año. ¿Necesitas ayuda con eso? Si es la única que tienes debe estar demasiado pesada” dijo, señalando la maleta de Yoochun.

“D-de hecho n-no lo es.” El chico respondió. Pero Jaejoong la tomó. Ha estado intentando deshacerse de su imagen de ‘niño bonito’ por los últimos tres años, desde que comenzó la secundaria con una estricta dieta y un régimen de ejercicio. Seguramente podía manejar una maleta tan pesada. Pero para su sorpresa, encontró que el chico no estaba mintiendo. La maleta pesaba a lo mucho 30 libras. Dándose cuenta en la expresión de Jaejoong añadió, “no creí que fuera apropiado empacar mucho.”, Jaejoong asintió y procedió a dejar la maleta en la cama que estaba libre antes de regresar a su actividad previa, esta vez sin los audífonos. En lugar de ellos, conectó su mp3 en las bocinas que estaban instaladas debajo de la ventana.

Observó al tal Park Yoochun cuidadosamente, no parecía ser un loco fan obsesionado. De hecho, parecía cool y todo lo contrario a lo que él creía, ajeno. El chico era alto, más alto de lo normal pero aun así no tan alto como él. No aun, de todos modos. A juzgar por su apariencia flacucha, piel pálida y apariencia infantil Yoochun ya había alcanzado la pubertad completamente. Su cabello era largo, pasando su barbilla y estaba rizado en las puntas. Pero a pesar de su apariencia de niño bonito estaba enfundado en una ropa casual y podía oír una baja voz de barítono tarareando bajo el sonido de su radio. El chico continuó, ajeno a la vigilante mirada de Jaejoong, desempacando al parecer solo ropa.

“La mitad del closet es tuya. No te preocupes en tratar de acomodar todas tus cosas en este lugar una vez que todas tus cosas sean enviadas” dijo Jaejoong “me temo que eso es todo lo que nos dan, el resto tendrá que ir bajo la cama” informó Jaejoong apuntando a sus propias cosas guardadas bajo su cama.

“Um…”

“¿Si?” el mayor preguntó sintiendo la inseguridad del otro.

Yoochun bajó su rostro, su flequillo cubría sus ojos para lo que Jaejoong solo pudo imaginar que era vergüenza “Puedes…puedes tener el resto del espacio en el closet, esto es todo lo que tengo.” Jaejoong ladeó la cabeza mirando como el chico se preparaba para algún tipo de comentario sarcástico.

“Okay, si tú insistes.” Saltando de la cama y tomando sus cosas colocándolas en el closet con una gigante sonrisa y continuó, “Park Yoochun eres mi tipo de hombre, ¡un verdadero héroe!”

La respuesta infantil del mayor hizo que Yoochun sonriera por primera vez desde que llegó al lugar. Finalmente un poco más relajado se dejó a sí mismo respirar hondo, la incomodidad inicial de haber conocido a su compañero de habitación estaba casi olvidada, se quedaron en silencio por algunos minutos, escuchando la colección de canciones de Jaejoong absorbiendo su atención hasta que repentinamente el fuerte sonido de un golpe seco salió del closet. “Jaejoongshii? Kenchana?” preguntó Yoochun con una anticuada formalidad. Jaejoong salió de la privacidad del closet viéndose ligeramente aturdido.

“Excelente, solo un pequeño contratiempo, no fue gran cosa.” Respondió nervioso.

“No sonó como algo pequeño.” Yoochun comentó tratando de ver lo que sucedía dentro pero el mayor lo bloqueaba moviéndose de lado a lado. “Hyung estás,… ¡estás sangrando!” Yoochun mintió.

“¡¿Bwoah?!” Jaejoong gritó, perdiendo el enfoque por un momento y permitiendo que Yoochun entrara en el closet. La mitad de las repisas de la derecha yacían colapsadas y en pedazos en el suelo. “Uh… no puedo explicarlo. Verás, yo estaba… me refiero a que… no es tan grave como parece.” Yoochun se quedó de pie, asombrado por el desastre por más por la tierna reacción de su hyung. Dándose cuenta de la ironía de la situación ambos hombres estallaron en risas “¿almuerzo?”

“Um”

“Yo invito, por dejarme usar el espacio en el closet, y ¿por no acusarme con el líder de nuestro dormitorio?” preguntó con una sonrisa pícara. “lo repararé lo prometo.”

“Trato.”

[Fin del Flashback]



Jaejoong POV

Mucho ha cambiado desde entonces ¿no? Y aun así, algunas cosas siguen siendo las mimas. Para uno, este chico sigue siendo tan obvio como siempre, no entendiendo realmente el nivel de atracción que causa en las demás en todas sus facetas y formas. Es su don o como el diría, su maldición. Realmente, todo ese potencial de playboy, GASTADO. Pero por lo menos no es ingenuo, simplemente cerrado.

POV de un tercero.

“Yah, Chinnie-ah… entonces tú y XI~” comenzó, pero se dio cuenta de la mortal mirada que le dirigía su amigo, “Um… y tú- sabes- quién… ustedes dos ¿de verdad lo hicieron?”

“No”

“¿Pero tú estabas….?”

“Ya te dije que no,” Yoochun insistió sin quitar sus ojos del libreto. “¿vas a decirme que te sucedió ayer? Me dejaste, ¿recuerdas?”

*’Click’, golpe*

“Idiota, ¡Hey Chunnie!” interrumpió una alegre chica.

Viendo como Jaejoong se resistía a aceptar la presencia de la chica, Yoochun comenzó a preguntar. “de verdad ¿Qué sucedió anoche?”

Llizzie se encogió de hombros “no mucho realmente, solo marqué el número equivocado.”

“¿Fue ese el número de Jae?”

“Si llamas a esa cosa con un nombre, entonces sí,” contestó apuntado su dedo hacia Jaejoong.

“¡YAH!”

“¡YAH¡ ¿Qué? ¡Deja de ser un bebé!” gritó.

“¡¿B-bebe?! Tengo desguinzada la rodilla y fracturada la muñeca, ¡sin mencionar todos los moretones! ¡Mis diseños no se hacen por si solos! ¡Has alterado completamente todo mi estilo de vida… tu … tu mal vestido dictador! ¿Cuándo fue la última vez que te arreglaste el cabello, huh? Tu cabeza es como un nido, ¿¡es ahí donde guardas todos los objetos afilados?!” hizo una pausa lo suficientemente larga como para escucharla jadear. “¡Largo de aquí! ¡FUERA! ¡Tengo una orden restrictiva en contra tuya, tú, harpía!”

Lizzie aclaró su garganta antes de alzar su barbilla, alto en defensa, “En primer lugar, ¡mi cabello es fabuloso! Y esta ropa ¡es de la colección de GD!” comenzó ella, dándose cuenta como Jaejoong se erizaba con la mención del nombre de su némesis. “y lo único afilado que tengo en mi posesión es mi lengua así que cuídate KIM JAEJOONG, ¡puedo iniciar un escándalo en contra tuya con tan solo apretar un botón de mi muy bien arreglado dedo con manicura!”

Jaejoong le espetó, levantándose de su cama precipitadamente “TU ME EMPUJASTE, ¿Recuerdas? ¡La persona con un escándalo no soy yo si no tú!, ¡tengo a un millón de fans esperando destrozarte!”

“Jaejoong-ah no deberías estar aplicando tanta presión en tu pierna. El doctor dijo que debías quedarte en cama por el resto de esta semana antes de empezar a moverte.” Advirtió Yoochun viendo a su amigo balancearse con incomodidad. “¡espera! ¿Tú lo empujaste en la rampa?” preguntó girando su cabeza hacia su amiga. “pensé que fue un accidente.”

“Lo fue”

“¡No, NO lo fue!” gritó Jaejoong.

“¡Si lo fue!”

“¡No!”

“Mira no es mi culpa ¡que tú tengas dos pies izquierdos!” Lizzie trató.

“oh así que ¿es mi culpa recibir repentinamente una angustiante llamada y precipitarme solo para encontrarte de pie en el estacionamiento preparada para atacar? ¿Es ese un accidente? ”

“No sé de qué me estás hablando.”

“¡Aish! ¡De verdad! Tú eres la que…” Jaejoong comenzó a recordar lo que sucedió con un ligero sonrojo en los mejillas. A pesar de su intento por ocultarlo, Yoochun fue capaz de notarlo claramente.

Lizzie suspiró, cansándose de la conversación. “no tengo tiempo para esto, mira, solo vine a disculparme, aunque no tengo razón por la cual hacerlo, asumiré la responsabilidad por tu estupidez.”

Jaejoong la miró fría y largamente. Cruzando sus brazos. “¿te estas disculpando? Tch… bien, escuchémoslo”

“acabo de hacerlo”

“¿Wha? ¡No, no es cierto! Eso no fue…”

“Bueno, ya me voy, trata de no tropezarte con tus pies otra vez.” Aconsejó antes de salir, dejando a un molesto Jaejoong atrás.

“ella… ella… ¡AGH! Ella va a…”

“¿va a matarte?” Yoochun terminó la frase por él.

“pagar”

“¿eh?”

“Ella. Va. A. Pagar. ”

………………………………………………………………….

Y así queda el cap. Dos , bastante interesante la historia y los roles de los personajes, gracias por los comentarios y el interés por la historia, seguiré traduciendo con mucho ánimo.

nos leemos en el siguiente capitulo.

3 comentarios:

  1. Anónimo11/07/2013

    Moooo... Ya espero el 3ero... Q aparesca junsu otravez... Pero q fico tan serxi(?)... Gracias por la traduccion owo <3

    ResponderEliminar
  2. Noooo se m hizo corto pero muy bueno así es como conocio a jaejoong, waa kiero mas yoosu jiji chuni de uke ellos dos se tenía ganas desda antes ya q son famosos se veían no? Y lizzy tiene un amor frustrado con jae? Osea el no es gay buuuu habrá yunjae jaja sigue la xfis gracias una vez mas x tu esfuerzo muak!!! Besos

    ResponderEliminar
  3. muy cortito pero interesante ¡¡

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD