Scut Hamsters - cap 8

5 comentarios
Notas de la Autora: Este es solo un capítulo corto y de relleno okay xD


---

Un sábado por la mañana en el dormitorio es siempre una bendición. Nada de guardias, nada de clases, nada de presentaciones; solo una buena acurrucada bajo la manta y mucho tiempo para tomar un largo y dulce sueño, en especial cuando el aire está todavía fresco de aromaterapia de menta y la comisura de mis labios aún se curva estúpidamente hacia arriba, gracias a la llamada telefónica de Yoochun de anoche. Incluso cuando el sueño de su cálido beso ha amainado, (y yo apenas puedo escuchar el zumbido de un mosquito volando cerca) yo todavía planto mi cabeza en lo profundo de la mullida almohada, esperando que de alguna manera el sueño pueda repetirse.

Bueno, es inútil así que finalmente me rindo. Después de hacer algo de estiramiento sobre la cama para dejar de lado la pereza, me levanto y observo a mi alrededor, los ojos entrecerrados y boztezando.

Y allí frente a mí, contemplo el raro paisaje, o mejor dicho el paisaje que nunca antes había visto: la rana durmiendo cuando el sol está en lo alto. O mejor dicho, la rana durmiendo. Me refiero a que, es casi la tercera semana desde que nos hemos vuelto compañeros de cuarto y yo nunca, ni siquiera una vez, lo he visto dormir. Él siempre se acuesta último y se levanta el primero

Con la boca abierta, paso la mirada de él, al reloj de pared (son las 11 am) y hacia él de nuevo, y al reloj otra vez, hasta que caigo en la cuenta de que debo observar este importante evento del año desde una distancia apropiada. Así que me dirijo de puntillas hacia la cama, y me arrodillo a su lado con ambas palmas en las mejillas igual que un niño pequeño contemplando cómo se forma un capullo.

Él es del tipo que duerme acurrucado hacia un costado; algunos dicen que ese tipo de personas tienden a sentirse inseguras, pero yo creo que él es simplemente demasiado alto y la cama no comprende la longitud de sus piernas. Sip. Y…ahm…¿cómo decirlo? Pensaba que la cara dormida de la mayoría de la gente sería automáticamente descrita como ‘tan apacible como la de un bebé’, pero la rana…de alguna forma incluso ahora se ve cansado. Sus párpados están hinchados. Me pregunto, ¿a qué hora se durmió? Él dijo que fue a prestarse un libro de Donghae pero aún no había regresado cuando me quedé dormido, apuesto a que perdieron el tiempo cuchicheando.

Incluso sus labios están resecos. Creo que debería beber más líquido. Pero entonces sus labios se ven más intrigantes. Es como si llevara lápiz labial, ya que la parte oculta de sus labios es más brillante que la visible. Los labios de Yoochun eran siempre tan suaves y carnosos, pero los suyos eran todo lo contrario –finos y resecos.

Curioso, rozo cuidadosamente su labio inferior con mi dedo índice –muy cuidadosamente, porque si él despierta estoy muerto.

Bueno, honestamente se siente un poco raro. Lo toco de nuevo, delineándolo ahora de comisura a comisura. No sé por qué pero de manera inexplicable la textura me produce un cosquilleo, me hace apretar los labios con fuerza para impedir que suelte una risita.

“Hyung…” Él balbucea. Rápidamente aparto mi mano.

“Lo siento, lo siento.”

Aún con los ojos cerrados, se acurruca y murmura un poco más, “Por qué no comprendes…”

Oh Dios, se pone de mal humor cuando duerme. Agotado, talvez. “Okay, okay, comprendo, no te molestaré más.”

*
*
*

Toc toc toc

Justo acabo de cepillar mis dientes y vestirme cuando alguien toca la puerta. Echando un vistazo a la rana que sigue durmiendo, arrastro mis zapatillas hasta la puerta y sin mucho entusiasmo saludo al visitante.

Quien resulta ser una mujer de aspecto desaliñado con pantalones negros y floreada camisa manga corta, llevando una mochila (en serio, ¿una mochila?) y dos grandes bolsas de plástico colgando de sus manos. Uh…¿¿creí que a gente extraña no se le tenía permitido ingresar a este dormitorio??

“¿Esta es la habitación de Shim Changmin?” Pregunta, hiperventilando, los ojos desorbitados, sonriendo ampliamente como un hiperactivo Papillon.

“Bueno s-seee, ¿puedo—“

“¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Minniiiiiiiieeeeeeeee!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!”

Al ver la silueta dormida de Changmin detrás mío, ella groseramente irrumpe directo hacia su cama, dándome con sus bultos en el camino.

“¿Uh…?” No despierto del todo, el pobre chico en realidad no puede sentir el peligro acercándose. La extraña literalmente se le va encima.

“¡¡¡¡¡Mi Minnie mouse!!!!!”

“…Ah, umma…¿¿¿¡¡¡UMMA!!!???” Él salta de su cama.

“¡¡Minnieeeee!! ¡¡¡¡¡Mi bebeeeeeeeeee!!!!!

¿…umma…?

…¡¡¡¿¿¿¿UMMA????!!!

Yo únicamente puedo mirar sin mayor esfuerzo como Changmin está siendo torturado por la brutal mujer quien resulta ser su madre. Su rostro está ahora lleno de labios impresos, muchos cabellos pudiendo ser arrancados y varios huesos pudiendo ser triturados.

“¡¡¡Oye tú huevón!!! ¡¡Cómo puedes seguir durmiendo hasta esta hora!!”

“¿Cómo…cómo…cómo…?” El chico no puede hablar mientras ella lo estrangula.

“Ah, créeme ¡¡incluso la guardia de seguridad más estricta en Seúl no podría despreciar el enigmático manjar que son las frutas de nuestra huerta!!”

“¿¡Los sobornaste con nuestras peras!?”

“Peras, melones –todo lo cosechado la semana pasada, ¡¡y así es como me las arreglé para ver a mi adorado ratonciiittoooo!!”

“¿¡Ahora cultivamos melones!?”

“¿¿No soy lo máximo?? ¡¡Ahora todos tienen bicicleta!! Te compré una también, llena de stickers de Astroboy por todos lados, ¡¡tus favoritos!! Ah, tu Appa desde el cielo debe estar –OMO POR CIERTO ¿¿¡¡qué le pasa a tu cara!!?? ¿¿¿¡¡Estabas llorando o qué!!??? ¿¿¡La gente mala te hace bullying porque están celosos de que seas tan lindo!??

“¡¡No!! Yo no estaba---“

“¿¿¡¡Una chica te dejó!!??”

“¡¡¡NO!!! Umma, yo—“

“Entonces un chico te dejó—“

“¡¡¡UMMA!!! YO NO—“

“¿¿¿¡¡EXTRAÑAS A TU UMMA TANTO ASÍ!!???”

Sé que debía hacer algo como…huir…O algo por mi propia seguridad, pero la vista mantiene mis pies pegados al suelo. Y en tanto la hora de la reunión familiar se prolonga, comprendo por qué ser acosado sexualmente casi por cualquiera en realidad no es gran cosa para él. La feroz madre está ahora arreglando su cabello, pellizcando y apretujándolo por todos lados.

“¡Ve a cepillarte los dientes y lávate la cara! ¡No rompas mi corazón mostrándome la cara de un zombi!”

Ella impacientemente da golpecitos con sus pies al suelo y se cruza de brazos mientras espera que su hijo termine la tarea que le ha ordenado. Y entonces hace una pausa, al parecer recordando algo. Se me pone la piel de gallina cuando ella vuelve la cabeza en dirección mía de una manera estremecedoramente lenta. “¡¡¡Lo sientooo!!!” Ella se precipita hacia mí. Ahora no deseo nada más que un escape.

“Perdona mi rudeza al ignorarte; ¡¡tú debes ser el compañero de habitación de Minnie!!” Ella toma mi mano y la sacude con una enorme fuerza. ¡¡Un gusto conocerte!!”

“E-encantado de conocerla, Ahjuma…”

“¡¡Omooooo!!” Ella voltea hacia Changmin quien acaba de salir del baño. “¡¡Min!! ¿¡Cómo pudiste no hablarme de un jovencito tan refinado!? ¿Tú mocoso inútil!”

Changmin se sonroja y responde con un tímido ‘tiijiijii’.

“¡Muchas gracias por ayudar a Minnie! Mi hijo te molesta mucho, ¿no?”

Yo retrocedo un paso. “Bueno…al contrario…”

“Siéntete libre de torcerle el cuello, después de todo él es—¡¡Omoooo mira esta suave y flexible mejilla tuya!!”

¡¡¡Ella se distrae con facilidad!!!

“Umma…estás asustando a Jaejoong Hyung…” Probablemente sintiéndose culpable, él aparta a la mujer y la sienta sobre su cama.

“¡Claro que no! Estoy haciendo las paces y pidiendo disculpas por tu comportamiento plebeyo al salir con chicas, beber alcohol y usar drogas…”

“Yo…¡yo nunca hago esas cosas!”

“Tijijiji es broma...solo quería ver esa dulzura tuya...”

¡¡¡Ella está mentalmente perturbada!!!

“Como sea…traigo esto para ustedes dos…” Ella desata una de sus bolsas plásticas, dejando al descubierto muchas peras y un melón. El rostro de Changmin inmediatamente se ilumina al ver el presente.

“Ah, Umma…¿¡trajiste todo esto desde Hwanseong tú sola!?

“¡Lo que sea por mi pequeño ratón!”

Como si la acción siguiente fuera parte del guión de un drama, Changmin de inmediato va hacia su mesa por algo de papel usado mientras su mamá saca el melón y un cuchillo. Es en serio, de hecho también trae un cuchillo. El papel es usado como bandeja antes de que ellos corten el melón. Qué rapidez, la mamá de Changmin se mueve a la velocidad de la luz, ya que al segundo siguiente ellos ya están descaradamente saboreando el melón.

“Lindo, ven aquí…” Ella me ofrece una tajada.

“Umma, su nombre es Jaejoong…”

Hablando en serio, no puedo entender cómo un niño criado por ella pueda llegar a ser alguien como la rana, ya que hasta ahora siempre creí que él provenía de una familia de modales tímidos. Si reunieran a mi mamá y a él en una habitación, talvez pensarían que es más apropiado para ser el hijo de mi madre que de esta señora.

A la mitad de haberme perdido en mis pensamientos y aunque con torpeza recibido el melón, ella me palmea la espalda. “Así que, ¡cuéntame algo interesante!”

“¿Sobre qué?” Pregunto.

“¡Lo que sea! Algo como, ¿qué han hecho juntos?”

Yo sé que su mamá no habla de eso, pero no puedo evitar sentirme la cara ardiendo. Cuando le echo un vistazo a Changmin, este parece tan miserable como yo.

“Bueno, actualmente ambos nos encontramos en diferentes departamentos, así que no hay mucho por hacer… “ Gracias a Dios, él responde en mi lugar.

“Sí sí, ni siquiera tenemos mucho tiempo para conversar…” Agrego.

“Aah…te compadezco…mi hijo es un desconsiderado, ¿no? ¡Minnie, deberías cuidar más de las personas a tu alrededor!”

“No-no-no…” Yo rápidamente la corto antes de que Changmin tenga oportunidad de responder. “Se preocupa lo suficiente, es solo que estamos ocupados…”

Ella suspira y le dedica un ligero mohín a Changmin. “Ya te lo he dicho…deja de hacer tantos trabajos. No soy rica, pero sabes que tengo suerte con el dinero…podemos vender la mitad de nuestra tierra…”

“Umma, ya te dije que eso es para la cuota de inscripción de Eunmi.”

Ella voltea los ojos y me mira en busca de apoyo. “Sabes, la última vez que le mandé dinero, ¡me lo envió de vuelta y me dijo que reparara la casa en su lugar! Este crío…”

Changmin da ligeras palmadas al brazo de su mamá mientras yo me cubro la boca para evitar que se vea mi burlona sonrisa.

“Y es sábado…ustedes dos jóvenes deberían tener una cita o algo...” Ella pellizca la mejilla de Changmin. “Llama a tu novia y preséntamela, ahora.”

“N-n- no tengo novia…”

“Ah bueno, es una cita, no es necesario que sea tu novia, ¿o sí? Llama a la chica que te gusta e invítala a salir ahora mismo. Sea quien sea.”

“Umma, Changmin es demasiado tímido…“ Sintiendo compasión por su cara de pánico, le tiendo una mano. “No tiene el valor…”

“Ni para una cita inocente ¿como un paseo por el parque?” Ella insiste.

“Él ni siquiera recogería el borrador que ella dejara caer a sus pies, y preferiría pedirle a un amigo que se lo devolviera…” Agrego. Okay, admito que en realidad no estaba intentando ser de ayuda.

“No soy tan cobarde, ¿sí? ¡¡Un paseo por el parque no sería problema!!” Dice él, intentando desesperadamente demostrar la dignidad de un hombre.

Finjo parecer sorprendido. “¿De verdad? ¿De la mano y acabar con un beso?”

“¡¡Omoooo sus orejas se han puesto rojas, míralo Jaejoong-ah!!” La señora da un chillido y los dos chocamos los cinco eufóricamente.

“¡¡U-u-ustedes son molestos…!!”

Riendo a carcajadas, la señora lo despeina. “No puedo evitarlo, Minnie…ustedes chicos son patéticos, un sábado por la mañana en el dormitorio, durmiendo…” Ella se vuelve hacia mí. “Así que sí, ¡eso se aplica también para ti!”

Mi risa cesa en un instante.

“Ah vamos, ¿no hay nada que puedas contarme? He recorrido a duras penas todo el camino desde Hwanseong ¿y ni siquiera puedo conseguir algo de información sobre mi hijo y su compañero de cuarto?”

Le dedico una mirada a Changmin, con la esperanza de que él posiblemente tenga una historia interesante que satisfaga a su insistente madre. En lugar de ayudar, él toma otro pedazo de melón como distracción. Yo no tengo más opción que seguirlo.

“¿Todavía apestas en el romance?” La pregunta literalmente provoca que Changmin se atore con el melón que está comiendo.

“¡¡No digas eso!!”

“Ah vamos, si nunca has besado a nadie.”

Ahora es mi turno de atragantarme con el melón. “¿¿¡¡EN SERIO!!??”

“¡Por supuesto que sí, tengo 21 años!”

“Si hablas de los intentos de piquitos que esas chicas te robaron, las de primaria o aquellos como resultado de jugar a verdad o reto, nop, esos no cuentan.”

El rostro de Changmin se vuelve pálido. “¿Cómo…cómo…cómo…?”

“¿Cómo lo sé? Ciertamente hice mis investigaciones…”

Creo que mi estómago se revuelve a causa de luchar contra la exagerada risa…Usualmente no soy así de receptivo con la gente nueva, pero ver a esta madre y a su hijo me recuerda a una comedia japonesa de dos personas –manzai, una muy vieja y una patética.

Changmin me atrapa reprimiendo una sonrisa y suspira “Bueno…ahora estoy en forenses, lidiando con cadáveres y crímenes y esas—“

“Agh ya me lo imagino, ¡no me hagas oír eso! Ningún hombre en casa, ¿recuerdas? ¡Tus hermanas ni siquiera pueden matar a un ratón!”

“Mmm…entonces…Umma, en realidad no tengo nada que contar…”

Ella se vuelve hacia mí de nuevo, fingiendo una dramática, cara de decepción. “Sabes Jaejoong-ah…incluso desde que era un niño Minnie prefería contarle todo a un árbol antes que a su madre…”

Seee, supongo que esa parte es cierta. Él parece alguien muy introvertido. Talvez por eso es que su mamá actúa de ese modo; ella espera que eso anime a su hijo a ser menos torpe. O quizás al contrario, él se volvió de ese modo a causa de su madre en exceso dominante.

Como sea, ¿por qué diablos estoy analizando a la familia de otra gente?

*
*
*

Sintiéndose satisfecha de tanto tomarnos el pelo, la Sra. Shim finalmente decidió despedirse. Dijo que aún había un pariente al cual necesitaba visitar, así que Changmin no tuvo más remedio que dejarla ir pronto. Siendo un hijo agradecido como era él, decidió acompañarla hasta la estación.

No sé cómo le hizo; talvez hubo algo en la manera que dijo ‘ven con nosotros, será mejor que estar solo’, que acabé encontrándome con ellos y una lata de café en una mano, esperando a que el tren llegara.

De camino a la estación habló acerca de muchas cosas que sucedieron en su ciudad natal; sobre las hermanitas de Changmin, la mayor que quería ir a la Universidad como su Oppa y la posesiva maknae quien preocupadamente preguntaba todos los días si su amado Oppa había conseguido novia en Seúl. Habló acerca de sus cultivos de peras, acerca de sus vecinos amantes del cotilleo que siempre le hacían la misma pregunta todos los días, ‘¿Cómo está Changmin, ya se ha vuelto doctor o todavía no?’. También contó cómo hace poco la chica que solía ser la amiga de infancia de Changmin se había casado con un buen tipo.

Por ella también supe que Changmin había querido convertirse en doctor desde que era niño.

Entonces me preguntó sobre algunas cosas; mi familia, mi madre, mis pasatiempos –ella es una mujer en verdad muy sociable. Probablemente sintiéndose incómodo ante la franqueza de su madre, Changmin susurró varias veces, pidiéndole que dejara de agobiarme con demasiadas preguntas. Aún así le respondí, escuetamente pero intentando no parecer grosero. Se volvería incómodo si la mamá de mi compañero de cuarto tiene una mala impresión de mí.

No obstante Changmin no habló de sí mismo – hizo conversación y sonreía mucho, pero únicamente de cosas típicas como sus estudios y deberes en forenses o en nuestro campus en general. No habló de sus amigos, sus trabajos, su nombre de telenovela (debía saber que una mujer como la Sra. Shim se reiría de eso) o su afición por los chistes cortos muy muy malos, aquellos que estúpidamente buscaba en internet. Cuando la Sra. Shim le preguntó qué clase de chico soy, hizo una pausa por un momento y respondió, ‘Jaejoong Hyung es un chico divertido.’

Honestamente yo estaba algo desconcertado ya que no me siento como alguien divertido. O talvez escogió aquella palabra al azar, porque era imposible para él decir ‘Bueno es una perra calentona que me grita en el oído todo el tiempo pero de la nada me pide que me lo tire cuando le entran ganas’, ¿cierto?

Como sea, el tren llegó, nosotros nos separamos (claro después de que la Sra. Shim dejara la enorme huella de sus labios impresa en la mejilla de su hijo), y ahora estoy caminando lado a lado con Changmin (seee, hoy me siento generoso, lo llamo por su nombre) de camino a casa.

Él se ve feliz. No sonríe, pero sus ojos parpadean más de lo normal. Bueno, ahora quiero que mi madre me visite también.

“Ah…qué vergüenza…” Él dice de pronto, tras un prolongado momento de silencio. “Ahora ya sabes, que soy así de mimado…”

“Le hablas a la persona equivocada, porque soy igual de mimado, quizás peor…”

Él se echó a reír. “¿No debo sentirme avergonzado, entonces?”

“No. Pero nunca me contaste que tenías una…mamá tan interesante.”

“Perdona, si ella preguntó demasiado…”

“No, no para nada.”

Pasamos el pequeño parque no muy lejos de nuestro campus. La hierba y los árboles están todavía húmedos por la previa garúa y la brisa se sentía bien probablemente porque estoy comparándola al aire a antiséptico que usualmente inhalo.

Ahora que lo pienso, no he salido del dormitorio durante casi un mes. Rara vez salía sin Yoochun, y si bien somos íntimos, también somos muy diferentes a la hora de socializar. Yoochun ocasionalmente iría a discotecas y a fiestas, aunque no tanto como para conducir ebrio o acabar yéndose con extraños. Yo, por el contrario, preferiría no ir si no fuera por los ardientes ligues de una sola noche que podría conseguir.

Sin embargo dejé de hacerlo con cualquier otro que no fuera Yoochun incluso desde el momento en que me sentí como suyo.

“¿Quieres ir allí primero?”

Mis cavilaciones me han apartado de la realidad tanto tiempo que necesito algunos segundos para registrar la simple oferta. “¿Eh? ¿Dónde?”

“Allí…” Él señala en dirección a la simpática banca bajo el árbol, donde las palomas se reúnen no muy lejos de nosotros.

Yo me encojo de hombros. “Seee, no tengo ganas de volver al dormitorio todavía…”

Aspirando el agradable aroma a tierra mojada, caminamos hacia la banca y nos dejamos caer en ella, sentándonos sin hacer nada con las piernas estiradas.

“Este sitio por lo general está lleno de gente…¿por qué está tan tranquilo ahora?” Pregunta, mirando a su alrededor. Bastante lejos de nosotros, unas cuantas personas están adiestrando a sus perros o dando un paseo. Hay una madre sentada en una banca con una niña pequeña en su regazo. Junto a ella, un Ahjussi está vendiendo bebidas enlatadas.

“¡¡Pocari Sweat!!” Lanzo un chillido.

“Iré por una.” Changmin inmediatamente se pone de pie como todo un caballero. Está a punto de echarse a correr pero aun así consigo deslizar efectivo más que suficiente para dos latas de gaseosa en su bolsillo.

“No uses tu dinero.” Parece un tanto disconforme pero yo le lanzo un enorme puchero.

Observo cómo su alta figura trota hacia el vendedor, sabiendo qué lo había llenado de tanta energía el día de hoy. Después de un rato vuelve con una lata de gaseosa y me da el cambio.

“¿No tomas nada?” Le pregunto antes de tomar mi bebida.

“Ah, no tengo nada de sed.”

“¡Por eso tus labios están tan deshidratados!”

“No, siempre están así…”

“Mmm…¿en serio?”

“Seee…¿por qué?”

Torpemente mordisquea su labio inferior para humedecerlo, pero eso únicamente vuelve la áspera superficie más brillante, haciendo así las grietas más prominentes. Y es interesante que no pueda evitar llevar mi dedo hacia este, rozándolo con curiosidad.

Un destello de sorpresa cruza sus ojos al hacer eso, y empeora cuando digo, “Me pregunto ¿cómo se siente besarte?”

Él desvía la mirada al suelo. “Mmm…¿por qué no pruebas…?”

Aaww. Así que las burlas de su madre acerca de su falta de experiencia al besar lo afectaron tanto que quiere hacer la prueba ahora mismo.

Lástima que no pueda ayudarlo en este asunto. “Bueno, mejor no.”, Respondo.

“…entonces ¿por qué preguntaste algo así…?”

“Solo tenía curiosidad, porque pienso que tus dientes son hermosos…y tus labios son un poco raros. Pero no puedo simplemente besar a cualquiera ‘por curiosidad.’”

Seee, preferiría tirarme a cualquiera por curiosidad. Besar es demasiado íntimo, no puedo con eso.

“¿Por qué…?” Él pregunta, vacilante.

“Simplemente no puedo. Incluso si lo hiciera, me sentiría mal después…”

“Y no te sientes mal después de que nosotros…mmm…ya sabes...”

No puedo evitar mirarlo con un aire de suficiencia. La forma en la que nunca puede decir directamente ‘sexo’ o ‘coger’ es irritante y linda al mismo tiempo. “¿Tú te sientes mal?”

“…Si dijera que me siento mal, ¿te detendrías?”

“Por supuesto que no, ya me conoces. ¿Quieres que me detenga?”

“Bueno…eso es…“ No puede encontrar las palabras para responder.

“Ah, te pones tan caliente que no puedes pensar en nada, ¿no? Pervertido.”

“No-no-no, ¡¡no es eso!!”

“Vamos, es una de las necesidades básicas…no lo pienses tanto. Lo quieres, lo haces. Eso es todo.”

Bebo más de mi lata, y justo después de que paso la última gota, inclina mi barbilla hacia él.

“Hyung…pruébalo. Como dijiste, no lo pienses tanto…”

Por algunos milisegundos me siento como bajo un hechizo, mientras él se acerca sus labios resecos mantienen fija mi mirada en ellos, los callosos dedos ardiendo sobre mi piel. Pero entonces tal y como esperaba, algo dentro de mí lo rechaza firmemente, con la suficiente fuerza para ganarle a mi curiosidad.

“Aish…no no, simplemente no puedo.” Lo empujo a un lado. “Prueba con Junsu, ¡¡él estará muy feliz de darle un beso mojado a cualquiera!!”

Él se ríe, golpeando ligeramente un costado de mi brazo.



{Continuará]


5 comentarios:

  1. Que bueno que sigas n.n esta realmente interesante juro que ese
    Jae perverso me tiene de histeria..... Changmin debería hacerlo sufrir un poco XDD en fin amo este fic amo el MinJae y esperare los siguientes capítulos ............ saludos

    ResponderEliminar
  2. Como adoro este fic,y a su autora. Muchas gracias por seguir traduciendo ^^

    ResponderEliminar
  3. maldito jae porque no lo besaste? casi casi te rogo! jajaja me encanta este fic, gracias por traducirlo :)

    ResponderEliminar
  4. Si maldito Jae porq no le besaste!!
    Ahhh quiero massssss graciasss

    ResponderEliminar
  5. Changmin sólo quiere un pequeño beso <3

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD