¿Android? - primera parte

0 comentarios
¿Como no pude darme cuenta? siempre tan frio, distante, muy inteligente.. incluso hasta se tragaba los años.
Desde que tengo conciencia, esa persona a pesar de ser asi, estuvo al pendiente de mi. Siempre mi padre me dejaba encargado con el... pero no entendía porque tenia que ser él, si a penas cruzábamos palabras, no sabia casi nada de él, si tenia alguna otra vida a parte de ser mi guardaespaldas por así decirlo.

Ahí parado, observando cada movimiento.. pareciera que todo le resultaba tan insignificante pero a la vez le fascinaba ver como aquel ser tan esponjoso y pequeño era la único ser que llamaba su atención. Mi perrita, era tan pequeña y juguetona.. recuerdo aquel día cuando estaba bañándola, ella escapo de mis manos y salio corriendo dejando rastros de agua por toda la casa. Nadie sabia que tenia una mascota asi que trate de alcanzarla pero para mi mala suerte ella brinco encima de Yunho.. mojandolo todo, el estaba sentado en el sillón leyendo. No sabia como reaccionaria así que fui fugazmente a quitarla de encima y pedirle una y otra vez perdón. Me miro con cara de desaprobación y me castigo. No era mi padre, no se porque se creía tanta autoridad de mi.. oh lo olvide creo que era el único que estaba al pendiente de mi ya que mi "progenitor" se la llevaba ocupado todo el tiempo.

Tenia miedo de que la botaran así como así, le rogué a Yunho que no le hiciera nada, que estaba pequeña y no tenia familia... la había tomado de la calle, estaba sucia, y muy delgada por falta de alimento, no podía pasar la oportunidad de poder salvar a una vida. Eran pocas las veces que veía alguna expresión en Yunho, pero él se había sorprendido por aquel acto. La pensó algunos minutos para después devolvérmela y darme una llamada de atención por aquello.

Ahora regresando al presente pero aun así... esa pequeña criatura seguía haciendo sus maldades y meterme en problemas con Yunho. Creí que algún día me la quitaría y la hecharia de casa pero no, solo me miraba con desaprobación para después entregármela.

Estaba en busca de mi pulguita andante, la busque en todas partes donde suele estar pero seguia sin aparecer, me estaba frustrando. "¿Donde estas? ... no quiero encontrarte de nuevo con Yun.."
Lo que temia de nuevo, esa bola de pelos estaba con él pero... alto, pareciera que él le estaba haciendo algo como ¿que?

Escuchaba unos pequeños crujidos, mi pulguita.. estaba siendo.. ¿alimentada por el? me sorprendió bastante al encontrarme con aquella escena donde Yunho le estaba dando el alimento. Había estado tan ocupado todo el día que olvide darle la comida. Yunho estaba muy atento de todo lo que hacia, al ver que terminaba de comer, le acercaba otro recipiente con agua... pero ¡que maravilloso! quien diría que el frio y esculpida estatua de Yunho podía llegar a ser mangoneado por una pequeña criatura que no hacia otra cosa mas que ladrar, morder y destruir todo a su paso. Simplemente aquel mamífero me mostraba un lado diferente de esa persona, incluso.. mostrando algo que ni en mis años había visto.. su blanca y perfecta sonrisa.

Eso me estremeció, porque nada.. absolutamente nada había algo que le hiciera sonreír.

- ¿que haces? asi no se debe de beber.. salí de ahí - Mi pulguita tenia un mal habito de tomar cualquier liquido, siempre metía sus patitas a delanteras en el tazón para luego voltearsela por completo - Yaiish... ya vaciaste toda la leche - Yunho hizo un sonido de desaprobación, levantándose para limpiar aquello mientras que mi pulguita estaba mojada.

Viendo como Yunho se ocupaba con aquello, me dio cierta.. ¿ternura? esa bola de pelos le estaba causando disgustos pero aun asi, no se comportaba tan frío como era a veces conmigo.

- ¿debería de bañarte? eso... implicaría agua ¿cierto? - eso me des-tanteo ¿como que implicaría agua? claro.. entonces ¿con que se bañaba?

La tomo de su estomago para dirigirse a su cuarto. ¿En serio se tomaría la molestia de bañarlo.. y en su recamara? me mordí los labios, quería seguir viendo como se ocupaba de ella. No se porque me comportaba así pero, era como.. único en la vida estar viendo a Yunho comportándose de esa forma.

Le seguí hasta su cuarto, sabia que después de aquello no querría volverla a bañar porque es bastante complicado hacerlo. Ingrese a su habitación con pasos lentos, acercándome cautelosa mente hasta la puerta semi-abierta del baño, viendo como regulaba la temperatura del agua.. hasta en eso se tomaba la molestia.

- espero que conmigo si te dejes bañar... no como tu dueño - quise reírme pero no podía, me descubriría, siempre escuchaba todo, se daba cuenta de todo.

Ni aun siendo "dios" creo... mi perra se dejaría bañar, no le gustaba, es algo que ella detestaba. Y como era de esperarse, comenzó a moverse, salpicando a Yunho... solo escuchaba como Yunho inútilmente trataba de calmarla. Quería entrar a ayudarle, estaba teniendo bastante complicaciones... quizás lo estaba haciendo de buena manera pero eso es algo que pulguita no distinguiría, era simplemente un rotundo no. Sin pensarlo dos veces, entre al baño pero algo entre mis pies me lo impidieron haciendo que tropezara cayendo parte de la bañera, golpeándome donde esta mi costilla. Me queje en lo alto, me habia dolido bastante, sintiendo como sus manos húmedas me tomaban para levantarme..

- Changmin.. ¿estas bien? - yo respondía asintiendo pero a quien engañaba me dolía bastante - vamos déjame llevarte a la cama.

Me recostó para seguir con mis quejas, quizás me había roto una costilla.

- deberíamos ir a ver a un doctor, puedes tener una fractura - salimos de la casa, para dirigirnos al hospital. Cuando me ingresaron aun cuarto, podía ver esa expresión de Yunho, de preocupación ¿de verdad estaba preocupado?

Afortunadamente no me había quebrado nada, pero necesitaría un poco de reposo. Yunho muy atento a las palabras del doctor, salimos de aquel lugar.

Cuando llegamos a casa, escuchamos unos agudos aullidos, era ahora no "bola de pelos" si no un mini trapeador remojado, temblando y chillando.. me dio mucha lastima verla en ese estado, trate de tomarla pero una punzada de dolor en mi costado me lo impido.

- Changmin estas lastimado, no te esfuerces - me dijo mientras me tomaba de la cintura, me sentía extraño.
- pero ella.. esta mojada y tiene frío.. no quiero que se enferme.
- yo la arropare y te la llevare pero primero vamos a dejarte a tu cama - ¿en verdad era Yunho?

Llegamos a mi habitación y se a cercioro que yo estaba cómodo, para después desaparecer del cuarto y regresar con mi trapeador envuelto en unas mantas aun temblando. Cuando me la dio, se removió en sus mantas para después sentir su áspera lengua, lamiéndome los dedos, causándome ternura y risa a la vez.

Al día siguiente, ya que Yunho no me había dejado ir a la escuela para que pudiera recuperarme, estaba mas que aburrido, así que decidí nadar un poco en la alberca sin que se diera cuenta pero siempre.. todo el tiempo sabia que es lo que hacia, era difícil escabullirse de él.

Estaba tratando de superar mi marca en natación, escuchando los ladridos de esa pulga que en ve de pasos parecían brincos aturdiendo me en todo momento pero un sonido mucho mas agudo se escucho acompañado de un estruendo en el agua. Voltee a todas partes y por fin logre ver como trataba de salir. Nade lo mas rápido pero una punzada en ese lugar me dio haciendo que gritara y tragara agua a la vez, todo se volvió tan turbio, tenia como calambres no podía salir. Trate de nadar hacia la orilla pero el dolor me mataba, cuando sentía que mi respiración ya no aguantaba mas, una fuerza me saco de mi agonía para sentir el firme piso.

Aun con conciencia podía divisar una silueta que estaba enfrente mio, como una presión en mi pecho como bombeos se hacia presente, una y otra vez cuando senti la necesidad de vomitar. Había expulsado agua que había tragado y sentirme mas aliviado, mis ojos se fueron hacia esa persona que aun seguia ahí, aturiendome de su cercanía me eche para atrás casi cayendo al agua de nuevo pero su grande y fuerte mano me detuvieron.

Ahora estaba mas cerca de mi rostro, sus ojos mirándome directamente mientras que yo quería escabullirme en alguna otra parte. Estos días había actuado muy atento, mas de lo normal... no entendía porque de pronto el se comportaba asi, si nunca en la vida había tenido algún afecto o algo asi.. siempre que me caía de algun árbol mi nana* era la que me curaba y solo recibía regaños de él. ¿Porque ahora lo hacia? *abuela, o forma cariñosa de llamarle a esa persona mayor sin necesidad de ser familia.

Me levante desesperado por aquel inesperado suceso, un nudo en la garganta se me formo "si nunca dependí de él para estos accidentes, no lo haré ahora" camine a toda prisa sintiendo de nuevo el dolor haciéndome retorcer, Yunho no tardo en llegar de nuevo. Lo mire ahora yo con desaprobación pero simplemente se quedaba quieto, no había nada que hiciera retroceder a Yunho. Como si algo me encajaran aquel lugar, tome del cuello de Yunho mientras ahogaba un grito en su cuello, suspirando fuerte, tratando de calmar e ignorar el dolor.

Sentí como su cuerpo se estremecía por mi respiración tan cerca de su cuello, me aleje de él a unos centímetros de sus labios, esos labios que.. alguna vez me mostraron una bella y reluciente sonrisa. Quería verla de nuevo pero ahora mas que eso quería, tenia la necesidad y curiosidad de sentir esos labios. Estaba bobo viendo esos apetecibles belfos que ni en cuenta de que ya estaba por llegar a la habitación. Me había tomado en brazos, pareciera no tener ningún problema con levantarme.

Posterior mente, al llegar de nuevo a la recamara, me deposito con una gentileza que quería chillar ¿pero que es lo que me estaba pasando? ¿es que a caso su comportamiento me estaba afectando?

- traeré la pastilla para el dolor y la pomada para que baje.

Ni chance de responder, salio disparado y en menos de dos minutos ya estaba de vuelta. Ingeri la pastilla para después tomar la pomada

- ahh esta muy helada - me queje. Pomada helada, mis manos heladas..
- yo me encargo - poso sus manos en su cara para después desprender un poco de su cálido aliento en sus manos para hacer fricción. Tomo la popada, colocándola en mi zona afectada.

A diferencia, en el momento de embarrarmela no sentí el frío, apenas y se esparció, solo sentía la cálida mano haciendo leves círculos. Gemí por su tacto que me hizo avergonzarme, Yunho se percato de eso mientras yo llevaba mis manos a la boca. Volvió a echarse una pequeña porción mas en sus dedos para volver a esparcirla, me estremecí de nuevo por lo helado. Con delicadeza seguía sobandome, yo atento alas sensaciones de sus manos, mi mente comenzó a volar pensando en como se sentiría si esas manos acariciaran otras partes de mi cuerpo. Mordí mis labios para reprimir otro gemido, observe sus brazos, siempre había admirado sus fornidos brazos. Con la menor fuerza, sus músculos se notaban, era tan varonil.

Era simplemente que Yunho era una persona sumamente atractiva, si yo siendo hombre me parecía que lo era ¿que no sera para las chicas? aun así.. seguía cuestionándome si Yunho no tendría alguna vez, alguna chica o algo por el estilo pero no, siempre se la llevaba aquí, corrigiendome, ordenándome... en si, siempre estaba aquí por mi. Una sonrisa idiota apareció... o ¿es que era demasiado latoso como para no dejarlo en ningún momento?

Mis manos por instinto se posaron en su ante brazo, logrando que Yunho levantara la mirada y la posara sobre mi. Quería, deseaba que esos ojos de nuevo me miraran, deseaba mas de él, quería saber mas de él.. porque siendo una molestia para el seguía aquí ¿a caso la paga era muy buena? no sabia absolutamente nada pero estaba decidido a averiguarlo. Sabría todo de Jung Yunho.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD