Love letter - Cap. 2

4 comentarios
Dicen que lo que no te mata te vuelve más fuerte; El accidente ciertamente no había matado a Jaejoong, sin embargo dudaba que le hubiese vuelto más fuerte de lo que fuese en antaño, en especial cuando permanecía postrado, inconsciente, perdido en aquel mundo que seguro estaba disfrutando a cabalidad, o al menos Changmin solo podía pensar en ello. ¿Saben? Hay algo bastante redentor en el hecho de pasar largas horas observando el pecho de un buen amigo que creíste perdido subir y bajar, una especie de catarsis espiritual, como si todos los problemas quedasen atrás y solo pudieses recordar buenos tiempos, su primera comida todos juntos, el primer ensayo, aquel primer ‘Yo se que puedes’ con ese golpecito en la espalda que parecía remediar los males del mundo. Es bueno recordar grandes tiempos cuando necesitas mantenerte firme.


La noticia del accidente se había esparcido más rápido de lo que el equipo de relaciones públicas de SM entertainment pudiese actuar, Yunho y él no deseaban siquiera recordar los bramidos de sus managers al teléfono gritando por todo el problema que se había presentado, miles de fans alrededor del mundo sabían hasta los más mínimos detalles de lo acontecido y eso era casi aterrador, desde la actividad que JYJ hubiese estado cumpliendo antes de todo el asunto, hasta el estado en que cada uno de ellos se encontraba ahora y como siempre... todas parecían tener algo que opinar al respecto.


Las manos de Changmin recorrieron con recelo los mensajes en foros y redes sociales, mientras hacía guardia en uno de los sillones de la habitación del mayor; Su Timeline de twitter estaba repleta de noticias y aseveraciones dichas a la rápida.



@JJQueen ‘Jaejoong Oppa no despierta’
@JYJ♥HoMin ‘Jaejoongie en coma... ¿Qué hacer? ¿Qué hacer?’
@TVXQforever ‘;__; ¿Como se les ocurre hacer tal cosa eh?’
@OT5_love ‘¡Todo es culpa de esa horrible compañía!’
@Cassigirl~ ‘Las Sasaeng no son fans, no la llamen fan! Idiotas noticiarios no hacen nada bien’
@JYJsky ‘No fue una Saseng ¡Fue una puta HoMin Stan!’


Dolía... dolía tanto, desde la guerra civil que parecía estar en curso hasta lo acertado y desacertado de algunos comentarios, lo cierto es que dijesen lo que dijesen, eso no traería a Jaejoong de vuelta y Changmin lo sabía muy bien. Un suspiro cansado escapó de sus labios mientras masajeaba un poco su cuello adolorido. Tenía el turno más largo, los demás no habían podido negarse a su petición a pesar de no ser él que tuviese el mayor derecho a ella, hacía horas que no dormía y quizás, solo quizás, hubiese sido buena idea aceptar ese café que Yoochun había ingresado a ofrecer hacía un par de horas.


-Permiso- La puerta del cuarto se abrió con lentitud y una cabellera rubia se coló por esta. -Changmin... Ya es mi turno.

La voz de Junsu sonaba baja y algo rasposa como si temiese una negativa por parte de él, Changmin asintió haciendo ademán para que entrase, el otro lo hiso así caminando con paso desgarbado y grandes ojeras velando sus ojos enrojecidos, disimuladamente los propios del menor fueron a dar al reloj de pared y pudo comprobar que en efecto era turno de Junsu, hacía más de media hora de hecho...


-Te veías pensativo, decidí darte un poco más de tiempo, Changmin...- Hiso una pausa mientras terminaba de ingresar. -Ve a dormir un poco por favor, Yunho dijo que te llevaría consigo, te está esperando.


No quería hacerlo, pero lo necesitaba, esperar a mal traer no haría nada bueno por la salud de Jaejoong, o al menos trataba de sacarse de encima la culpa interna que sentía por estar cansado per se con tal escusa, lo cierto es que si Jaejoong llegaba a despertar y él no estaba allí para rogar que lo perdonase, si no estaba allí... cierto, aquella era una línea de pensamientos que generalmente no recorrería, era definitivo: necesitaba dormir.


-Está bien...- Asintió tomando del sillón su gabardina y caminando algo desarrapado rumbo al otro muchacho –Por favor-Sus ojos perforaron al otro -... cuídalo mucho Hyung.


El rostro de Junsu pareció iluminarse un poco ante el comentario del menor y una tímida sonrisa le asaltó de golpe, Changmin pudo sentir las manos del otro sosteniendo por un par de segundos su brazo para tratar de dejar algo en claro, pero su mente confusa por el sueño no le permitió pensarlo más allá de lo que parecía en sí, el otro se deshizo del ligero toque y caminó hacia Jaejoong tomando asiento en la silla junto a su cama.


-Joongie Hyung, hola... perdona la demora ¿Eh? las fans te envían muchos saludos... creo que están muriendo de pe...


Changmin prefirió salir de la habitación y evitar escuchar el barboteo del menor hacia su otro compañero, de momento no estaba muy feliz con nada que tuviese que ver con sus fans, de hecho, solo le traía dolores de cabeza pensar en ello.

Tal cual Junsu dijese, en el pasillo se encontraba Yunho, con el traje algo desarreglado y un café casi vacío en su mano, Yoochun no daba señales de existencia por ningún lugar.


-Yoochun se fue a bañar y comer algo hace un rato, vuelve en una hora más o menos- A menudo era algo intimidante el como Yunho parecía saber todo lo que pensaban, incluso a veces antes de que ellos mismos se diesen cuenta. –Vamos.


-¿Estará bien que dejemos a Junsu solo?

-Estará más que bien... Junsu ha cambiado sabes, ahora es un adulto...- Yunho despachó el vaso ya vacío en el basurero a su costado y contempló al menor con una sonrisa que no le pudo señalar si lo había dicho en serio o no. –Vamos, tú sí que necesitas dormir un poco.



No se pudo negar, era casi una orden implícita en labios del otro, Yunho pasó su brazo alrededor de sus hombros y caminó por el largo pasillo con él casi arrastrándole, Changmin se sintió por un segundo como aquel niño que ingresó por primera vez a la compañía y no supo bien como enfrentar tal sensación.



-Cuando salgamos...- Le dijo el otro, sacándole de su propia contemplación, lento y sin dejar de mirar hacia delante. –Habrá miles de reporteros... está plagado, una van nos espera y nos llevará directamente a nuestra casa, no permitas que te desarmen Changmin.


-¿Por quién me tomas Hyung? Soy el más difícil de ‘desarmar’ y siempre lo he sido.


Yunho sonrió asintiendo levemente antes de poner el rostro frío y lejano que siempre usara en tal situación, soltó su hombro y se aproximó a la puerta abriéndola, el murmullo de una multitud se podía escuchar incluso a esa distancia de la reja, Changmin se preguntó si era legal el que hubiese tantas personas apostadas en una de las salidas de un recinto médico como aquel, pero se encontraban en la calle... y eso ¿Era en efecto propiedad pública? Se mordió ligeramente la lengua por el disgusto y apuró el paso para salir tras de Yunho.


Los click de las cámaras comenzaron a volverle loco, preguntas imprudentes que no venían al caso se dejaron escuchar sobre los gritos, miles de fotografías en las cuales bien sabía habría encabezados de cosas que nunca dijo y una alteración cuantiosa de la realidad, pero lo peor de todo... eran ellas y ellos... Sentados en la orilla del hospital, con gorros, guantes, sendas chaquetas, carteles, lienzos, frazadas y regalos a la vista haciendo vigilia para saber el estado de su ex compañero, una interminable fila de fans; Changmin no sabía que sentir al respecto, Cassiopeia notó su presencia y pronto no solo se encontraban rodeados de periodistas.



“¿Cómo se encuentra Kim Jaejoong?”



Sus ojos se veían llorosos y a la vez una esperanza extraña que nunca creyó ver se asentaba en lo más profundo de estos, Changmin siempre había sido bueno para observar, y quizás eso mismo en estos momentos le ayudaba a darse cuenta de tales detalles.


“¿Creen que logre despertar? ¿Significa esto que se reconciliarán?”


No pudo evitar la sonrisa en sus labios al notar los letreros de ‘AKTF~~’ que parecían haberse puesto de acuerdo en traer, era casi irónico pensar en lo mucho que necesitaba esa frase de momento, quizás no por el mismo motivo que sus fans la conservaban, pero si algo parecido.


“¿Está Kim Jaejoong al borde de la muerte? ¿Qué dice la compañía de esta reunión?”


El jolgorio en sus voces, las de Cassiopeia, no le fue indiferente, era más que seguro que tal desliz, una nimia sonrisa, pronto estaría descrito en todo el espacio virtual como clara señal de su vuelta a ser amigos, por un segundo se preguntó si aquello era mentira o verdad.


“Si Kim Jaejoong muere, ¿Qué será de su futuro?”


La van les esperaba con la puerta abierta, Yunho saltó hacia esta y Changmin pronto le siguió, aquella última pregunta estrujando su pecho y los puños blancos por la presión que tuvo que ejercer para no detenerse y cerrarle la boca a ese periodista de un golpe.


-Changmin, lo entiendo, tranquilo.


Los restantes corresponsales rodearon el vehículo y a punta de bocinazos tuvieron que abrir paso para poder salir de allí.


-Hyung.

-Por un segundo, temí no ser capaz de subir sin romperle la cara.



Changmin se hiso el desentendido sus manos perdiendo la presión y el aire contenido en sus pulmones siendo exhalado por fin.


-Eran... bastantes...

-Sí, pensé que sería un escándalo, pero no al grado de que irrumpieran en la tranquilidad de un hospital, seguramente pronto llamarán a seguridad para evitar que continúen tapando las entradas... Es ridículo, como se atreven a...

-No hyung...- Changmin negó con la cabeza mirando hacia afuera, un par de periodistas les seguían en otros vehículos pero ya no sentía necesidad de siquiera pensar en ellos. -Cassiopeia, eran bastantes...



Una sonrisa se apoderó de los labios de Yunho.


-Si... eran bastantes.


Changmin chasqueó su lengua buscando algo que hacer y sacó nuevamente su teléfono móvil.



-¿Crees que sea- Comenzó mientras ojeaba páginas. -buena idea?

-¿Él qué?

-Todo esto... Ir contra la compañía, echar al caño toda una coartada que nos ha tomado tanto tiempo levantar, dar esperanzas cuando no estamos seguros de que sea siquiera factible enmendar errores...- Se detuvo unos segundos, parecía que buscase las palabras correctas pero no podía dar con estas. -de ellos y nuestros.



Yunho masajeó el puente de su nariz con los ojos cerrados y un rostro de suma concentración.



-No lo sé- Le respondió. –Pero ten por seguro, que lo mejor que podemos hacer en estos momentos es estar al lado de ellos, se los debemos.

-¿Y ellos? ¿No nos deben igual?

-Ya habrá tiempo de hablar eso, por ahora no hay otro lugar en cual debamos estar.



Después de aquello, ninguno de los dos volvió a mencionar otra palabra hasta llegar a su hogar.


***




De momento la fan culpable del hecho se encontraba detenida y Changmin no sabía bien si era mejor o peor para la situación en sí el que justo esta fuese legalmente mayor de edad y por ende imputable, con antecedentes de acoso reiterado o que de hecho, perteneciera al grupo de estas ‘Nuevas Cassiopeias’ (Fans solo de Yunho y él), nombre algo más amable del que se daban en las comunidades entre ellas mismas. Pensándolo fríamente eso sí, hacer daño a personas que un punto de su vida fueron tan importantes para ellos... de verdad no podía entender cómo se hacían llamar sus fans siquiera.

El conductor del taxi se encontraba con heridas mayores y la opinión pública buscaba carne fresca que devorar, responsabilidades desde la industria hasta la familia de la implicada, la noticia estaba por todos lados, por ello mismo, y a pesar de que la compañía tenía pensado colgarles de sus pelotas a un poste por tamaño escándalo, no habían logrado tomar muchas represalias contra ambos, después de todo, impedirles ver a su amigo moribundo cuando obviamente deseaban hacerlo habría desatado tamaño tsunami de críticas, que estaba seguro no habría anuncio de banda nueva, película o escándalo de pareja que pudiese salvarles de ello.

De hecho, todo parecía jugar a su favor, su agenda había sido cancelada por un par de semanas y por fin había tomado un baño y dormido como se debe, tenía aún un par de horas antes de tener que regresar al hospital... sin embargo, sin embargo tanto tiempo libre te hace pensar... Y el pensar... Recordar. Recordar cosas que deseas olvidar para siempre.



*


-Te amo.


Había sido un impulso por parte del mayor, Changmin empuñó sus manos con fuerza sintiéndose el idiota más grande que alguna vez pisase este mundo.


-Es mentira.


Lo dijo con tal convicción que a él mismo le sorprendió lo cruel de su tono.



-¿Cómo podrías saber tú si es mentira o no?


La voz del otro sonaba desesperada, con lágrimas atoradas entre las cuerdas vocales y una pena que no era capaz de medir.


-Es mentira.

-No- Replicó neciamente -Es verdad, Changmin siempre te he amado.



Un par de segundos en silencio, en ningún momento se dignó a mirar a su interlocutor.


-Aún si fuera verdad- Comenzó el menor sin voltear. –Aún si fuera así no vale de nada Jaejoong, no ahora que abandonas todo ¿A que viene tu confesión eh? ¿Consideras que es cuerdo hacer tamaña acción?


-Solo quería... que lo supieras.


Changmin dejó escapar una risa seca y por fin sus ojos toparon con los otros, no había cariño, amor, ni siquiera el respeto de antaño en lo profundo de ellos, solo rencor, un rencor que no podía ocultar y a la vez no deseaba hacerlo, sentía la necesidad de dañar al otro, dañarlo por todos los sentimientos conflictivos que esos momentos sufrían el líder y él mismo.


-Es una de las acciones más egoístas que has hecho en tu vida.- Se detuvo unos segundos dudando, pero pronto la convicción se apoderó nuevamente de su rostro. -Tú y tu amor pueden irse a la misma mierda, ahora vete de aquí, quiero estar solo.


Jaejoong había abandonado la habitación sin voltear una segunda vez, Changmin podía deducir de su paso desgarbado y ligero movimiento de hombros... que el mayor sin lugar a duda en ese preciso momento, ‘lloraba por dentro’.




En el presente, solo podía preguntarse ¿Y qué tal si...?



Continuará...


***



Nota: Los nombres de twitter son inventados, si alguno topa con un nombre que exista en verdad, es solo una coincidencia y no hacen alusión a la persona en sí, al parecer este fanfic me saldrá más largo de lo que tenía previsto.

PD: Changmin no tiene 'Twitter oficial', sin embargo en esta historia si tiene, pero oculto de las fans, o sea como un usuario cualquiera más.

4 comentarios:

  1. Anónimo11/25/2012

    concha tu ##### !!como diablos lo dejas ahiiiiiiiiiiiii!???????????? D:!!!! lo siento lo siento por el lenguaje y la exaltacion pero que coraje que en lo mas bueno me lo cortes!!!!!!!!!! continualo ya!!!!!!!!!!!! D: no sabes cuanto me gusta este fanfic !!!! CONTINUALOOO YAA!!! porfavor ~~~~

    ResponderEliminar
  2. Anónimo11/25/2012

    como te odio en este momento! :'( tienes que continuarlo pronto en serio!!! continualooooo porfavorr :'(

    ResponderEliminar
  3. Xochiquetzal11/21/2013

    Bueno, a estas alturas quedan muy pocas esperanzas de que haya una continuación pero bueno, dicen que es lo último que muere.
    De todas formas disfruté lo que leí, me gusta tu forma de redactar. La historia es algo oscura (no es queja, eh), pero la intriga que siembras hizo que no pudiera dejar de leerla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, he notado que siempre lees mis historias y quería agradecerte por ello, muchas pero muchas gracias. Este fic no lo he continuado, pero en mi blog está hasta el capítulo 8, quedó en un punto bastante bueno en cuanto a Jaemin, si gustas puedes leer hasta allí, no se si lo seguiré. Muchas pero muchas gracias por tomarte el tiempo de leerme.

      http://benereth.blogspot.com/

      Eliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD