Soy tu mas grande fan, Jaejoong cap. 3

4 comentarios
- ¡Maldición!- grito el manager exasperado. Enojado por toda la situación que estaba pasando.

Se había enterado que yunho había escapado así como así, y no sabían a donde se habría ido y cuáles fueron las razones de hacer semejante locura.

Todo el staff de tvxq y la sm que estaban encargados del come back de tvxq se encontraban en ese camerino de la KBS. Todos con la misma cara seria, brazos cruzados, mirándose unos a otros sin saber que decir o hacer. El manager era el único que se movía alrededor de la habitación lanzando maldiciones al aire.

La estilista que anteriormente habría tratado de detener a yunho, estaba sentada en el sofá, bañada en lagrimas con sus manos cubriendo su rostro. Una de sus compañeras tenía una mano sobre su espalda tratando de consolarla. El manager y los miembros del staff le habían echado la culpa injustamente por dejar escapar a yunho. Le habían regañado.

- Yo...no…pude…alcanzarlo- sollozaba la mujer, tratando de hablar- …corría tan...rápido…lo siento- se echo a llorar una vez más.

- Mierda, ahora que irán a decir los directivos cuando les contemos que yunho ha escapado y echado a perder toda la transmisión de esta noche- dijo el manager furioso- ¡Mierda, Mierda, Mierda!

Changmin que reposaba en una de las mesas del camerino, con los brazos cruzados y mirando hacia el piso, solo meditaba en silencio. No podía ser posible que yunho hubiera dejado así como así toda la presentación. No lo entendía. Sabía que yunho estaba nervioso con su come back, pero no era ni remotamente la primera vez que se presentaba en un escenario, y sabía que él era muy profesional como para abandonar el set solo por un ataque de pánico. Yunho no era así, algo debió de haber pasado.

- Lo llamare- dijo changmin después de un rato, sacando su teléfono de su abrigo.

- ¡Por fin alguien hace algo!- exclamo el manager levantado sus brazos a los costados para luego volver a dejarlos caer.


Changmin marco el número de yunho, esperando que este le contestara. “Por favor Hyung contesta” pensó.

______________________________________



Seguían encerrados en ese armario. Tan solo esperando que su verdugo llegara, ojala nunca pasara, pero su posibilidad de ser encontrados era de unas 99 sobre100. De pronto, el hombre sorpresivamente cambio de dirección yendo justamente a la salida del gran corredor, pensando que tal vez yunho y jaejoong estuvieran escondidos en otra parte, pero entonces paso. El celular sonó. El jodido celular sonó.

♫ Baby catch me catch me catch me if you can ♫

La nueva canción del álbum de dbsk, era el timbre del celular de yunho. Los había delatado, ahora estaban perdidos.

El hombre volteo su cuerpo, con una mirada demencial, caminando hacía donde provenía el ruido. Camino lo más rápido que pudo, tratando de alcanzar la manija de la puerta, pero yunho fue más ágil y logro cerrarla completamente de una patada. Puso a jaejoong en el suelo y aseguro la puerta con el cerrojo.

El hombre empezó a darle patadas y golpes a la puerta intentándola abrir. Al ver que no funcionaba, saco su cuchillo y comenzó a clavarlo en la puerta para ver si se rompía. Era una puerta vieja de todos modos.

Yunho hallo el interruptor de la luz del armario y comenzó a buscar algo que le sirviera para defenderse en caso de que el demente lograra romper la puerta.

- Ahí- jaejoong señalo desde el piso con sus manos atadas.

Había una puerta. Curioso, Yunho la abrió descubriendo unas escaleras que conducían hacia abajo. Sin pensarlo dos veces, volvió a alzar a jaejoong en brazos y bajo por la escalera, llegando a un sótano.

Prendió la luz y pudieron ver que el sótano también estaba lleno de fotos de jaejoong por todas partes. El tipo era un maniático.

Yunho poso a jaejoong sobre un colchón desnudo que yacía sobre una especie de cama, vieja y oxidada. Trato de nuevo de quitarle las vendas sin obtener ningún resultado.

- Yunho-ah, duele- se quejo jaejoong.

- Tenemos que salir lo más pronto de aquí- dijo yunho, intentando esta vez con las vendas de los pies.

- ¡ahhh!- jaejoong dejo escapar un gemido de dolor. Un gemido que se había escuchado muy sensual a los oídos de yunho.

Yunho miro por un momento a jaejoong, y luego negó con la cabeza volviendo a hacer lo que estaba haciendo. No era tiempo de pensar estupideces, aunque eso había sonado tan…seductor. Incluso jaejoong se veía totalmente apetecible de esa manera, atado de pies y manos, con su pelo alborotado y su camisa medio abierta…dios, no podía estar pensando en eso en estos momentos. “por favor, yunho cálmate” pensó concentrándose en deshacerse de los nudos.

- Bésame Yunho- jaejoong había dicho mientras deliraba con los ojos cerrados. El efecto de la droga en su cuerpo estaba haciendo estragos a su mente. Yunho no supo si escucho bien, o si también estaba delirando a causa del gemido que había escuchado antes.

- ¡Bésame! - volvió a exigir jaejoong, esta vez con los ojos abiertos. Colocando sus manos atadas detrás de la cabeza de yunho, atrayéndolo por el cuello. Yunho desistió de tratar de desamarrar los nudos y se dejo guiar por jaejoong, acercándose más a él.

Dios no sabía si estaba loco o era la emoción del momento, pero lo deseaba tanto. Ambos tenían fija su mirada a los labios del otro, tan cerca, aspirando su aroma.

Una sórdida risa los saco de su ensimismamiento.

--------------------------------------------------------

-No contesta- dijo finalmente changmin resignado, al no poder contactar con yunho.

-Diablos- exclamo su manager- ¡maldita sea!- estaba exasperado y no era para menos, la presentación de tvxq para ese día se había arruinado por completo.



- ¿Por qué se escaparía? ¿estaría enojado o…asustado? ¿cansado?- dijo uno de los miembros del staff, en un tono de voz reconciliador, tratando de aliviar el pesado ambiente que se había formado de repente.

- El recibió una llamada antes…- dijo la maquillista que había escuchado hablar por teléfono a yunho. Todos los presentes voltearon a mirarla de inmediato. Tenía sus brazos cruzados y su cuerpo apoyado en una de las paredes. La pose y la voz la hacían parecer segura- El menciono un nombre…pero no puedo asegurar si se trataba exactamente de él…

- ¡¿de quién?!- exclamaron todos al unisonó, repentinamente interesados y curiosos por saber la respuesta.

- Kim jaejoong.

Hubo un silencio sepulcral. Todos se miraron con caras asombradas para luego ser asustados por el estruendoso grito del manager.

- ¡Puta vida! ¡¿así que se escapo con ese infeliz?!¡maldita sea!

Changmin, quien no había salido de su asombro, no podía entender nada de lo que estaba pasando ¿Yunho hyung se ve aun con Jaejoong hyung? No, no podría ser así…yunho se lo diría ¿o no?, rayos, le dolía la cabeza, esto era extraño.

Aun si hubiera recibido una llamada de jaejoong, yunho no saldría despavorido dejando de lado sus obligaciones y su trabajo. Changmin conocía muy bien a su líder. Algo debió haber pasado, algo muy importante, y necesitaba averiguarlo.


Tenía que averiguarlo.

___________________________________



El dueño de la escalofriante risa era el hombre, acompañado de otros dos hombres más. Ahora si estaban en problemas.

- ¿Quién te crees para venir y quitarme a mi jaejoongie, ah?- el tipo menciono colocándole a yunho una pistola en la cabeza.

Jaejoong palideció.

- ¡Sun-woo, Seok Young, amarren a este bastardo a esa silla!- ordeno.

Los hombres que se veían igual de robustos, tomaron a yunho por los brazos y lo obligaron a sentarse en una silla, amarrándolo con sus brazos unidos a sus costados. Luego ambos salieron de la habitación.

El hombre enseguida gateo hasta jaejoong, cambiando su semblante serio y temible por uno amable y cariñoso.

- ¿me extrañaste?- pregunto acariciando el pelo de jaejoong.

Jaejoong lanzo un escupitajo a la cara del hombre, por lo cual recibió una fuerte bofetada en su mejilla.

- ¡Déjelo!- grito Yunho desde su silla. Intentando librarse del agarre.

- ¡Cállate!- ordeno el hombre, incorporándose del cuerpo de jaejoong para caminar hacia donde estaba yunho.

Yunho tenía una mirada desafiante en los ojos. No se dejaría intimidar.

- ¿Sabes cuánto te odio?- empezó a decir el hombre- desde que vi a jaejoong lo ame, pero tú siempre estuviste en el medio, con su fanservice de mierda y su estúpida parejita “yunjae”…cuanto la odiaba- yunho y jaejoong oían detenidamente lo que el hombre decía- hasta que se separaron y fue entonces el hombre más feliz del mundo…porque ya no estabas en mi camino…por que me di cuenta que tu nunca amaste a jaejoong como yo lo amo- menciono- tu lo abandonaste y negaste, y yo no me podría sentir más dichoso.

Las palabras del hombre de alguna manera dolían. Ambos se habían hecho tanto daño en todo este tiempo. Las mentiras, los rumores, las duras decisiones, los habían lastimado tanto para permitirse alejarse, no volviéndose a ver.

- Voy a disfrutar mucho destruyéndote- su voz sonaba desquiciada, lanzo lejos la pistola, sacando en su lugar su cuchillo dispuesto a matar a yunho.

- ¡Nooooooo!- jaejoong grito- yo hare el amor con usted, ¡hare todo lo que me pida! pero por favor no le haga daño- dijo entre sollozos.

El hombre al escuchar las palabras de jaejoong, se olvido de Yunho y se abalanzo contra jaejoong, utilizando su navaja para cortar el lazo que amarraban sus manos. Por fin, sus manos estuvieron libres y jaejoong las dejo caer, sintiendo un alivio inmenso. El hombre hizo lo mismo con sus pies, liberándolos del fuerte amarre.

- Bésame entonces- el hombre exigió- bésame como nunca has besado a nadie.

Jaejoong miro por un momento a yunho, el cual tenía una mueca indescifrable en el rostro. Luego, volteo hacia el hombre, cogiéndolo de la cara, atrayéndolo a sus labios. El beso era intenso. Jaejoong no podía sentir más asco, era repugnante, pero estaba dispuesto a hacer eso y mucho más por la seguridad de su amado yunho.

Yunho sentía su sangre hervir en cólera. La escena lo estaba matando. Ver a jaejoong así, besando de esa manera a otro hombre, le estaba carcomiendo las entrañas. Yunho ya había besado en otras ocasiones a jaejoong en el pasado, especialmente cuando estaba borracho, o cuando se sentía tan afectuoso que le nacía tan solo plantarle pequeños besos en los labios. Por eso le dolía tanto, que otro pudiera disfrutar de lo que él había disfrutado en el pasado. No sabía si era ira o puros celos, pero solo quería ir hasta allá y apartar a ese hombre de su jaejoong.

El beso por fin termino. El hombre sonrió poniendo una cara de total satisfacción -Dios mío eso fue increíble- dijo mirando a jaejoong.

Jaejoong volvió a voltear la cara hacia yunho y yunho rehusó su mirada, fijando su vista a un costado.

- ¿Quieres…ahora…hacerme una rica felación?- dijo incorporándose, bajando el zipper de su pantalón, pero jaejoong lo interrumpió diciéndole: Solo lo hare…si me dejas besar a Yunho.

Yunho volteo con los ojos bien abiertos hacia jaejoong.

El hombre puso una mueca de desagrado pero asintió, diciéndole que era mejor que la mamada estuviera buena.

Jaejoong se levanto caminando decididamente hacia yunho, este solo lo miraba con una mirada de total confusión. Jaejoong, entonces se sentó a horcajadas sobre yunho, poniendo ambas piernas alrededor del cuerpo de este. Cogió su cara y planto sus labios contra los suyos.

El beso comenzó lento, ambos disfrutando de los labios del otro, deslizándolos suavemente, disfrutando de su sabor. Luego se volvieron impacientes. Sus bocas se abrieron mas introduciendo su lengua en la cavidad del otro. Se besaban como locos. Gemían como dementes entre besos y sus bocas se movían desesperadamente tratando de sentir más. Jaejoong rodeo con sus brazos la cabeza de yunho, acercándolo más y Yunho deseo tanto tener sus brazos libres, para así poder abrazar a jaejoong contra su cuerpo y que no quedara ni un espacio entre ellos. El beso era tan apasionado que pronto fueron quedándose sin aire, pero ninguno de los dos quería separar su boca de la del otro. Al final, no les quedo más que darse pequeños y tiernos besos para intentar de recuperar todo el aire perdido a causa del intenso contacto. Ambos abrieron los ojos mientras seguían con los dulces y pequeños besos, mirándose uno al otro, venerándose uno al otro, amándose uno al otro. De pronto una fuerza jalo a jaejoong hacia atrás, alejándolo de yunho.

- Es suficiente- el hombre señalo irritado, empujando a jaejoong de nuevo al colchón.

Bajo sus pantalones mostrando su miembro, acercándolo hacia la cara de jaejoong. Dios, se le había olvidado que tenía que hacer semejante cosa.

- Mas te vale que lo hagas bien, si no quieres ver a tu adorado yunho con un puñal atravesado en la garganta- amenazo el hombre.

Jaejoong no le quedo otra que obedecer, agarrando el pene entre sus manos, metiéndolo a su boca.

- Bastardo infeliz- maldijo yunho entre dientes, mirando con odio al hombre que se retorcía en placer a causa de la boca de jaejoong.

El hombre quien estaba arrodillado sobre la cama, con un jaejoong debajo acostado, cogió sus cabellos y empezó a dirigir el ritmo de la chupada. Jaejoong solo cerraba los ojos fuertemente, tratando de ignorar todo lo que estaba sucediendo.

El hombre dedico una mirada triunfante hacia yunho, mordiendo sus labios en satisfacción cada vez que jaejoong succionaba más fuerte, como si le quisiera decir a yunho lo mucho que disfrutaba de jaejoong y que él no lo podía gozar de esa manera. Yunho solo quería pegarle un puñetazo en su asquerosa cara.

El hombre comenzó a gemir más fuerte, dando aviso que pronto terminaría. Hizo que jaejoong sacara su pene de la boca y sujetándolo de la cabeza, comenzó a masturbarse para acabar en su boca, sin embargo, antes de llegar, jaejoong la alejo, por lo que el liquido cayó sobre su cuello y parte de su cara. No quería tener ese horrible sabor en su boca. El pene de yunho comenzaba a erguirse gracias a la imagen de un jaejoong saboreando un pene…definitivamente esa imagen era jodidamente erótica.

- Mmm cada día me encantas mas- dijo el hombre rato después, cuando se recupero de su fuerte orgasmo.

Jaejoong se limpio las marcas de semen con su camisa y procedió a mirar nuevamente a yunho. Pudo notar el vigoroso bulto que se había formado en los pantalones de yunho, haciéndolo saber que estaba excitado. Yunho tan solo desvió la mirada avergonzado.

- Yo…- susurro jaejoong-… lameré tus pezones y tú pecho…- no se le ocurría otra cosa- si me dejas chupárselo a yunho- dijo en el tono más encantador y coqueto que pudo decir. Sabía que el hombre no se podría resistir a sus encantos. Yunho al escuchar eso solo pudo apenarse más, haciendo que su cara se volviera roja por la vergüenza.

El hombre lo medito mucho hasta que respondió con un: está bien.

Jaejoong gateo ansioso hasta donde estaba sentado yunho, arrodillándose a la altura de su miembro. Yunho estaba completamente ruborizado, aunque deseoso de recibir alguna caricia sobre su miembro. Ya que estaba amarrado, no podía masturbarse asi mismo, y su pene dolía. Dios sentía que explotaría.

Jaejoong empezó a desabrochar los pantalones de yunho, bajándolos hasta las rodillas. En su cara se mostro un sonrojo evidente cuando vio el miembro de yunho totalmente erguido y excitado. “dios es tan hermoso” pensó yunho al ver a jaejoong con ligeros tonos carmesí en sus mejillas.

Jaejoong agarro el pene entre sus manos, lamiéndolo lentamente con su lengua. De arriba hacia abajo. Sentía como crecía más con cada caricia. Yunho echo su cabeza hacia atrás, dejando salir un suspiro ahogado. Dios se sentía tan bien. Jaejoong jugó entonces con la punta de su pene, lamiéndolo, chupándolo y dándole pequeñas mordiditas, mirando de vez en cuando a yunho con esos ojos seductores. Yunho gemia y lamia sus labios, dios sí que lo estaba disfrutando. Jaejoong de pronto, metió todo el pene de yunho en su boca (o bueno lo que alcanzaba a caber) y empezó a mamarlo de arriba a abajo disfrutando su sabor, su calor, su textura y su tamaño. Siempre había querido hacer esto con el pene de yunho, y ahora estaba realmente gozando saborear el pene de yunho y hacer delirar de placer a su dueño.

El hombre los miraba enfurecido, conteniéndose de separar a jaejoong lejos de Yunho.

Sus movimientos empezaron más rápidos, provocando húmedos sonidos cada vez que se movía. Yunho solo podía gemir y sentir el calor de la boca de jaejoong, bajo su mirada y vio como jaejoong lo observaba con aquellos grandes ojos negros, dios esa mamada y esa mirada lo harían perder la cordura. No podía aguantar más. Jaejoong sintió como el pene de yunho comenzaba a vibrar en su boca, dando aviso que pronto estallaría. Los gemidos de yunho se volvieron más audibles, más intensos, más…sensuales.

Soltando un último y potente gemido, yunho se vino en la boca de jaejoong, llenando toda su cavidad con su semen. Jaejoong trago gustoso toda la semilla que yunho había depositado en su boca. Jae dejo salir el pene de yunho y pequeños hilos del líquido blanco resbalaron por la comisura de sus labios.

Yunho sonrió a jaejoong, haciéndole un gesto con su cara, incitándolo a que se acercara. Jaejoong se acerco igual con una sonrisa en la cara, mientras yunho lamia los rastros de semen que resbalaban de su boca.

- Ven aquí- el hombre agarro a jaejoong por sus caderas volteándolo, obligándolo a mirarlo- no quiero que me hagas lo que prometiste, yo quiero…- susurro acercándose lentamente al oído de jaejoong- …quiero penetrarte.

Jaejoong abrió sus ojos en demasía. No, no le permitiría eso. Nadie podría hacer eso más que…yunho. El hombre lo abrazo acercándolo más, pero jaejoong en cambio lo empujo fuertemente alejándolo de él.

Yunho se inquieto en su asiento. No permitiría que aquel hombre tomara como suyo a jaejoongie. El hombre volvió a abofetear a jaejoong, y yunho grito maldiciéndole cosas tratando de librarse de esas cuerdas que lo retenían.

De pronto el hombre se abalanzo sobre jaejoong, aplastándolo en la cama, tratando de obtener su control. Jaejoong luchaba pero era muy débil comparado con aquel psicópata, gritaba en desesperación, clamando por yunho para que lo ayudara, empezando nuevamente a llorar.

Yunho cerró los ojos. No podía proteger a jaejoong por la fuerza, tenía que utilizar su ingenio. Se le ocurrió algo.

- ¡Espera!- grito- hagamos un trato.

- ¿Qué clase de trato?- pregunto el fanático, mirando hacia yunho. Jaejoong estaba debajo de el con una mirada asustada, su cabello echado para atrás y con sus manos sobre el pecho del hombre intentándolo apartar de su cuerpo.

- Juguemos un juego- dijo yunho, de repente demasiado confiado en sí mismo, algo que a jaejoong volvía loco, cabe mencionar- si tu ganas, te quedaras con jaejoong, si yo gano, soy yo que obtendrá a jaejoong- sabia que eso había sonado como si jaejoong fuera alguna clase de premio u objeto, pero no se le ocurría otra cosa por tratar de ayudarlo.

- ¿Qué clase de juego?- pregunto nuevamente el hombre interesado en la propuesta de yunho.

- No se…tal vez…luchas- menciono yunho con una medio sonrisa de lado- a jaejoong le encantan los hombres que saben luchar…y que además salen vencedores- dijo yunho echándole una mirada picara a jaejoong.

Jaejoong le devolvió una mirada de confusion, antes de entender que era lo que planeaba Yunho. Necesitaba convencer al hombre de aceptar el trato, y sabía que él era el único que lo podía lograr.

- Mmmm es cierto…me encantan- dijo jaejoong con una voz entre mimada y sensual, hasta a yunho dejo momentáneamente hipnotizado por la forma en la que lo dijo.

- ¿Te encantan?- susurro el hombre a jaejoong, con el mismo tono de voz cariñoso acariciándole lentamente la cara y los labios.

- Si.

El hombre sonrió gustoso y se levanto apretando sus puños, moviendo su cabeza, en señal de preparación de ataque.

- Está bien Jung Yunho, Acepto. Juguemos un juego.

4 comentarios:

  1. Ohhh Dios ojala y se puedan liberar de ese maldito loco!!!

    ResponderEliminar
  2. Aigo! ~

    este capo estuvo genial, y mas cuando Changmin!, se le ocurre hablarle a su hyung heavens! hasta a mi me dio el paro cardiaco es mas esta de nuevo me lo imagine, oh! my god! alli si tenia ganas de ahorcar a minnie kekeke pero el que hiva a saber que Yunho esta en aprietos oh! luego la pelea ^ ^ please conti autora por cierto muy buen lemon xD

    ResponderEliminar
  3. Puede que suene totalmente demencial pero me has vuelto loca con este cap, enserio, casi muero en camino O______O
    ajkdsjsoaejiojewoewijie no digo más que muchísimas gracias por compartirlo y que voy corriendo a leer el siguiente!!

    ResponderEliminar
  4. ese jae hizo un trio sin proponerselo, esta muy bueno

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD