Quédate conmigo - Cap. 2

2 comentarios
¿Cuánto tiempo habia pasado desde la ultima vez que te vi? Solo tenia el recuerdo amargo de nuestra despedida, que me arrepiento por haber hecho todo aquello pero era por tu bien. O en realidad no lo se.


Después del vuelo que tome, pude verte en aquel ventanal, tu característico color de cabello incendio mis emociones de verte ahí, juro que quería tirarme de ese avión pero ya no había marcha atrás. No recuerdo muy bien ya que las ultimas imágenes de ti estaban tan borrosas por causa de mis lagrimas.

Estaba inconsolable, lo único que quería era dormir y dormir, preguntándome una y otra vez por ti en ¿Cómo estarás?, ¿Qué es lo que estas haciendo?. De tan solo pensar que te hice daño me duele, me amarga la existencia, jamás me lo perdonaría pero… seria capaz de sacrificarme por ti.



Desde entonces, creí que alejándome podría olvidarte pero ¿Cómo? XIA estaba en todas partes, eras tan conocido que no había un rincón en que no se hablara de ti. ¿Había acertado alejarme de ti? comenzaste a hacer cosas increíbles, maravillosas, como lo eras tu.

El destino desde entonces no hace otra cosa mas que hundirme mas. Pero que agonía de verte en ese MV que salías tan atractivo, con una chica, no hacia otra cosa mas que beber agua para apagar la acides dentro de mi de verte tan cerca de ella pero ¿era un video cierto? Nada mas que eso, aun que esas escenas se me venían a la mente cuando estuvimos juntos en aquellos momentos propios, de ambos.

Creces, subes mas, eres sorprendente, verte en lo mas alto es realmente halagador. Aunque yo misma me ponía un alto, de dejarte ir, de que ya no hay mas, simplemente no podía, siempre quería saber de ti, como te encontrabas, en donde, con quien, y haciendo que.

Pensando si algún día podría superarte pero ¿así? ¿contigo en todas partes? Ahora no puedo cerrarme por que todo crece, y se que te veré en todas partes.

Tres meses habían pasado ya, eternos. Incluso llegue a privarme en los primeros días comer algo parecido a lo de nosotros, salía a la calle y me encontrabas con las dichosas “palmas” como tu una vez dijiste “ si ese país tiene palmas, es mi favorito” había palmas en la vuelta de la esquina. Tenia que luchar con eso, algo ridículo pero me di cuenta que no era cuestión de sacarle la vuelta a eso si no enfrentarlo, así como lo estabas haciendo tu, que es mucho mas pesado para ti en tu condición de vida.

Salías adelante, lo haría igual yo.




¿Qué haces? ¿Cómo estas? ¿estarás bien? ¿comerás bien? tantas preguntas me invaden, no hay día que no piense en ti, soy un masoquista, tu lo quisiste así ¿no? Debía aceptarlo, si no querías estar mas conmigo..

«Corrección, ella tal vez fue obligada a abandonarte»

Pero.. ¿Por qué no luchar juntos? ¿no me amabas demasiado entonces?

“a veces es agobiante tener que pasar todo el tiempo aquí encerrada, no poder salir, yo quiero hacerlo, no estamos casados como para vivir juntos aun.”

“yo necesito una relación en la que si me atiendan, y no exactamente para aliviar las ’urgencias’ todas las noches.”

“Necesito a una pareja que al menos éste conmigo la parte del tiempo, porque… ¿Cuántas veces nos vemos?”

«¿en verdad la hubieras hecho feliz?»

Se que hubiera intentado poder hacerla feliz pero ¿en verdad estaba preparado? O es que estaba tan encantado con el nuevo significado a la vida que su estadía me daba, me sentía tan completo, para mi era perfecta.

Los recuerdos me invaden, no había mas felicidad para mi que llegar de un arduo trabajo y encontrarme con una deliciosa cena, como si ya fuéramos un matrimonio, con el aroma de guisantes con una mezcla de suaves aromas de las velas que colocabas en el centro de ellas, me volvían loco, era magnifico.

Y nuestras noches, por los dioses… esas noches que pasábamos juntos, esas suaves notas contra mis oídos me hacían perder la cabeza mas las sensaciones que tu interior me proporcionaba, era una completa delicia, no podía pedir nada mas.

Aun en las noches te escucho, susurrando con esas palabras sueltas que me amabas, que te encantaba y pedías por mas. Levantándome con un gran problema debajo de mi pijama que dolorosamente tenia que arreglármelas para que bajara.

Esas noches en la que me tocaba pensando solo en ti, tu cuerpo, tus besos, caricias, tus expresiones, como las amaba; me tenían endiosado. Solo quería darte lo que tu querías, estaba dispuesto hacerlo con tal de complacerte, con mucho gusto.

Aquellas escenas que tenia que realizar ente tus ojos, besar otra chica, podía observarte en la oscuridad tu descontento, aunque yo insistía que no asistieras por aquellas escenas, de regreso a casa era yo quien estaba detrás de ti. Esos celos que emanabas, aunque estabas conciente que solo era trabajo y que hasta yo mismo sabia que eran falsas pero me encantaba que fueras así, que me celaras.

A pesar de que pocas veces salías, aquella vez que avisaste que saldrías con un amigo acepte rotundamente pero mi mente no estuvo en paz, pensando de que amigo se trataba, que harían, a donde irían, que estaban haciendo en esos momentos. Tenia toda la confianza en ti, pero no en las demás personas, estaba realmente atontado por mis celos y no quería que llegaran a molestarte pero era imposible no sentirlo.

Entraste tan contenta con aquella vez que seguro querrías salir mas con él. Era tan obvio, que fue nuestra primera pelea. No podía detenerme, sabia que esto podría ser una gran problemática, como había dicho, confiaba en ella pero no en ellos, a pesar que me repetía una y otra vez que ella sabia con que personas salir y quienes no, era algo que mi persona no entendía.

Gritándonos mutuamente, tus ojos filosos con los míos, tus palabras fuertes, tu temperamento que no era conciente hasta esa noche, realmente sabia a lo que me atenía si en un futuro hubiera otra pelea. No quería perderla por aquello así que, en medio de aquello turbio bese tus labios para sellarte y dar fin a todo.

No fue fácil, aun seguía tu descontento pero insistí, preferías mas las compañía de bakira y los demás que la mía, ahora me sentía realmente mas idiota que tener celos a mis propias mascotas y cuando me sentía derrotado y listo para dormir desde hace tiempo solo, me llamaste porque tenias frío y no querías pasar la noche sola, ni yo tampoco.

Otro día fue normal, como si nada hubiese pasado.



Xia – Asia tour in Shangai



Aun tengo el ultimo recuerdo de tu presentación..




Trabajo es trabajo me decía mi misma, es parte del "show" pero aun asi, una que otras bailarinas se acercaban en los ensayos a débilmente coquetearte, no tenia necesidad de armar una escena, no era su culpa, era demasiado atractivo y se que su misma conciencia lo sentencia cuando se acerca a al sexo opuesto.

Aun así igual que él, le mostraba mi molestia, era trabajo pero aun asi no dejaba de molestarme. Eso era a lo que me atenía con Junsu.



No es por "venganza" pero a toda mujer le gusta poner celoso a la pareja o a alguien con tal de llamar la atención. Era todo tan contradictorio, en vez de ser yo quien debería de estar totalmente enojada y celosa por esas acciones de Junsu en sus conciertos que solo son actuación parte de la danza. Junsu realmente era algo posesivo, pocas veces me ponen prohibiciones y una de ellas fue salir con faldas o short cortos.

Una de tantas veces que salimos, solo lleve un short y en todo el trayecto estuvo molesto pero no dijo nada, no entendía porque esa actitud, incluso llegue a pensar que no le estaba gustando el paseo y de hecho no le había agradado.

Una de aquellos hechos fue en un paseo en Japón cuando Junsu amablemente fue a comprar un poco de helado para ambos, y mientras él estaba ausente un chico extranjero se acerco tratando de hablar conmigo, para mi sorpresa era del mismo país que venia así que con algo mas de confianza entablamos una charla, era bastante carismático, incluso llego a recordarme a los viejos amigos que tenia, había crecido una nostalgia por ellos así que mi inquietud era poder tener contacto con ellos.

En ese momento llegaron otros amigos mas, del mismo origen, estaba contenta de haber tenido contacto con paisanos, así que para recuerdos, comenzaron a congelar esos momentos con fotografías; fotos individuales conmigo y después en grupo. Eran tanta la barulla que les paso la idea de cargarme, me sentía como en casa, así que yo accedí a todo el "desmadre" que se estaba creando. No paraba de reírme, y fue cuando Junsu apareció con una mirada de pocos amigos.

Me disculpe y me despedí de ellos, pero como siempre suele pasar cuando alguien de pronto quiere irse en el momento de todo aquello, comenzaron a forcejarme para que volviera, y vaya que quería pero tenia que irme.

- tengo que irme en serio
- ¿porque tan rápido? anda le.. vamos a dar una vuelta y seguir sacando las "curas" ehh - todos insistían se parecía tanto a la preparatoria.
- no no en serio yo..

Sentí una presencia de tras de mi, se trataba de Junsu así que me disculpe una vez mas, estaba ocupada.

Comenzaron hacer sonidos de "mmhh" cuando alguien hecha a perder algo y yo solo mordía mis labios y me inclinaba en forma de disculpas.

- bueno.. ya tiene pareja muchachos nos fregamos - todos en des aprobación con humor - nos vemos entonces..

El chico se acerco a despedirse, se acerco y note sus intenciones, y eso era para Junsu. Beso mi mejilla y me abrazo fuerte, seguido por otro de la misma forma, siguiendo el juego y yo simplemente estaba estática Uno de ellos me cargo, ya que soy una plumita que pueden cargar de mi como se le de en gana y eso fue que lleno el vaso de agua a Junsu.

Un fuerte agarre me separo de él, asi que inútilmente el chico comenzó a retarle en otro idioma que solo hacia enfadar mas a Junsu, por medio de fintas solo lo provocaban mas.

- ¡Junsu alto!

2 comentarios:

  1. no me dejes aqui xD soy de poco leer cosas heteros pero esta me encanta jijiji xD

    ResponderEliminar
  2. ahhhh!! no y que mas !! :0 !! esperare la conti! se quedo buenisimo! gacias por la actua.!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD