Componiendo el corazón: cap 12

2 comentarios
-“BENDITO” KARMA-

Cuatro años han pasado ya desde que el rubio tuvo a su bebé, ella va a penas en preescolar y se siente culpable de que su pequeñita haya tenido que madurar tan rápido, ya que como lo hizo su madre con él, no le guarda ningún secreto, así que hace tiempo se atrevió a decirle por que ella no tenía mamá como sus compañeritos de la guardería a la que asistía cuando su papá trabajaba.

-Yun Soo, sabes que hay muchas enfermedades extrañas en el mundo, ¿Lo recuerdas?- la Pequeña de tres asiente -Pues hay una muy hermosa, pero muuuuuuuy rara, esa enfermedad permite a algunos hombres ser capaces de tener bebes, ¿Recuerdas a la hermana de Tío Jaejoong? -pregunta intentando explicar lo mejor sin llegar a confundirla con palabras difíciles o dándole demasiadas vueltas al asunto.

-Sipo, ella estaba hinchada, Tío Jae dijio que un bebé crecía dentro de su pancita, así como los gatitos que tuvo la gatita de Tío Chul- sonriendo orgullosa por recordar la lección que Jae le habia dado sobre como nacen los bebes.

-Pues yo pude hincharme como la gatita de Tío Chul, y tú, estabas aquí adentro- señala su vientre temeroso por como reaccionaría la pequeña niña.

-Lo sé omma, Tío Jae me dijió mañana, cuando la gatita de tío Chul tuvió gatitos, pero dijió que te dijiera appa, por que la gente pudía no entender- sonriendo con la misma brillantez que el rubio.

Esa misma noche el rubio discutió con Jaejoong por decirle lo que se supone, no debía saber aun, aunque principalmente, por el hecho de que él se tomo la libertad de decirle a SU hija lo que a él como "madre" le tocaba.

-¿Que querías que hiciera? Eres tan tímido para algunas cosas que terminas dándole vueltas al asunto, se dio la situación, ella me pregunto y yo le respondí, dado que cierto rubio de enorme trasero evitaba el tema- defendiéndose como puede de las miradas asesinas de ese que se siente "traicionado" por su hija y su mejor amigo. -Solo estas molesto porque no fuiste tu quien se lo dijo, lo siento, si quieres no vuelvo a entrometerme a nada que tenga que ver con tu hija- dice dolido por la actitud del rubio.

-No Jae, solo que, es muy pequeña

-Se lo dije hace dos semanas, no hay mucha diferencia de edad entre ese día y hoy, sé que es difícil, que siempre que te pregunta por su mamá cambias de tema, poco a poco podrás decirle todo, y prometo no entrometerme, encontraras una manera y un momento para decirle todo- dejándose caer en el sofá, dolido y un poco celoso por aquel que tuvo una hija del hombre que amó, aunque este le haya lastimado y traicionado.

-No Jae, gracias, realmente fue mas sencillo, es solo que tengo miedo, tengo miedo de que mi hija me odie por lo que soy y lo que hice, tengo miedo que un día se avergüence de como fue concebida, que repele de mi amor, tengo miedo que cuando Yoochun la conozca quiera alejarla de mi, sabes mejor que nadie lo importante que ella es para mi, y si a alguien le confiara la vida de mi hija seria a ti, no hay nadie mas capaz de cuidarla que tu- Y se deja caer al lado del castaño que por instinto le abraza protectoramente, intentando apartar ese miedo que si bien no siente en misma intensidad que el rubio, también lo siente, esa pequeña nena de cabellos tan negros como la noche se ha convertido en creadora de sonrisas de todos ellos.

-Si no fueran ukes los dos pensaría que se están dando, a menos que...- los molesta el pelirrojo al llegar y encontrarlos así, Junsu sonríe y Jaejoong lo fulmina con la mirada.

**

-¿Donde esta YunSoo? Encontré un muñeco que seguro le encantara, y supongo que a ti también- dice Heechul viendo al rubio con esa mirada que bien sabe, no traerá nada bueno.

-¡Tío Chul!- Llega la niña corriendo, lanzándose a sus brazos- Ten, se que te gusta mucho el personaje, y en cuanto lo vi supe que te encantaría, ¿te gusta Junsu?- Pregunta después de entregar ese Mickey Mouse que sabe por Siwon es la razón de que le digan a Yoochun ratón, y se siente Cupido, mucho mas guapo y con mas ropa, según él mismo, pues ahora se entera por Siwon que el pelinegro ha regresado a Seúl y han decidido asociarse con el, aprovechando esto para unirlos una vez mas.

-Si Heechul, es hermoso, ¿sabes a quien más le va a gustar? A Shirota Jun.-Le dice severamente, pues ha empezado a salir con el Japonés y seguro está de lo que el pelirrojo intenta hacer trayendo a Yoochun a colación.

-¡Si omma! ¿Podemos mostrárselo cuando venga?- pregunta emocionada su pequeña.

-Si muéstrenselo, y ponen ese CD que tanto te gusta Yun, ese del Coreano guapo famoso que toca el piano, ¿Cómo es que se llama Junsu?- sabe que el rubio se estará molestando, hablar de Yoochun seguía siendo un tema delicado en esa casa.

-Chul, ya basta- Halándolo del brazo hacia la cocina, el castaño le enfrenta -¿Qué pretendes? Junsu no puede aferrarse al pasado, está intentando salir con alguien y ser feliz, ¿Por qué intentas re abrir heridas que han tardado tanto en sanar?- Pregunta el castaño llegando a su limite al fin.

-Tengo mis razones, solo confía en mi, por favor JJ'sito- poniendo su mejor imitación del gatito de sherk, escucha como el castaño sale refunfuñando, a él que no le gusta que le diga así.

***
-¡¡Tengo buenas noticias! Junsu será ascendido!! En Corea abriremos una sucursal y ¡¡serás el gerente!!- anuncia emocionado el pelirrojo, esperando por la reacción del rubio que le veía sorprendido.

-Yo también seré trasladado- murmura Jaejoong viendo a un Junsu incrédulo- Me dijeron a penas hace dos días, pero no estaba seguro de aceptar el empleo- dice a media voz, sin voltear a verlo- No puedo dejarte, ni a ti ni a YunSoo, son ahora mi familia- viéndolo a los ojos finalmente le entrega una sonrisa, sonrisa que no llega hasta sus ojos.

-¿Cuando partimos?- Le pregunta a Heechul mientras sostiene la mano de su mejor amigo, su "omma" y le sonríe brillantemente, por que siente todo el apoyo y amor que le ha proporcionado, a él y a su pequeña, mientras ese castaño se siente un poco culpable, el había buscado el traslado a Corea por petición del pelirrojo, que algo estaba planeando, y presiente no será muy fácil de realizar.

***

-YunSoo, nena, Tío Chul abrirá una pequeña empresa en Corea, y quiere que yo me haga cargo de ella, como el cuida el café, Tío Jae dijo que ira con nosotros, pero tu tendrás que dejar a tus amiguitos, se que puede ser difícil, pero conocerás a muchas personas nuevas y yo podre pagar las clases de Música que tanto quieres, será un cambio bueno para todos- le dice el rubio a su hija con nerviosismo.

-Wiiii, ¿Y me llevaras a un concierto de Big bang y podremos conocer al pianista que le gusta a tío Chul y entonces tendré amigos que no me vea como bicho raro?- Grita la pequeña emocionada abrazando a su "omma" dejándolo pensativo.

-¿Bicho raro? ¿Te han dicho algo en la escuela?- la niña asiente arrugando la nariz, como quien huele algo desagradable- Debiste decirme, o a alguna maestra, los niños de ti edad nunca miden la seriedad de sus palabras y...-

-Omma, esta bien, Tío Jae dijo que ser raro esta bien, dice que eso te hace único y original, quiero ser única, así como tío Jae y tío Chul-presiona las mejillas del rubio para evitar siguiera hablando y besa su nariz- Tío Jae quería decirte, pero has tenido tanto trabajo que algunas veces ni siquiera puedes jugar conmigo- le hace pucheros al rubio que sonriente le abraza.

-Algunas veces pienso que Jae te ha estado criando y eres demasiado madura para tu edad... y eso es mi culpa- Aun abrazando a esa niña que se remueve inquieta en sus brazos.

-Tu eres el mejor ommappa del mundo- dice apachurrando con fuerza lo que alcanza abrazar del rubio.

-Esa no es una palabra- sonríe un poco mas el rubio y besa su frente, ha tenido la mejor suerte de que Jae este apoyándole, y agradece a todo lo divino que su hija sea tan noble, que a penas estando en el preescolar entienda tan bien esas cosas que el no estaba muy dispuesto a explicar, pero sabe es de vital importancia que ella las sepa.

***

El castaño sale ese jueves por las noches, se ira en el avión con YunSoo ya que el rubio y el pelirrojo deben arreglar unas ultimas cosas antes de partir, y la pequeña debe ir a su nueva escuela a conocer a sus compañeros acompañada de un mayor para acoplarse a la forma de trabajar.
La pequeña de cabello azabache, va con sus peluches favoritos, el ratón que su Heechul le regalo recientemente y ese delfín que Jaejoong le regalo en su tercer cumpleaños, va delante de Jaejoong que cuida de ella llamándole constantemente para que se detenga y le espere, pues esta aun mas emocionada que Heechul con todo y "Plan malvado".

- Kim YunSoo no lo repetiré, mantente donde pueda verte- Reprende por cuarta vez a la niña.

-Eres aburrido, mi omma estaría jugando conmigo- haciendo un puchero de esos que el rubio también acostumbraba hacer, se quejaba la pequeña.

-Pero tu omma no pudo venir, YunSoo, me muero, antes de que Junsu me mate, si algo te pasa, asi que mantente a 5 pasos de mi o guardare tus peluches y te tomare de la mano- amenaza, sabiendo bien el punto débil de aquella que día y noche mantenía su delfín y ratón, con sigo.

Y aun discutiendo como niños de 4 años, aunque bien solo ella lo fuera, se marcharon a Corea, donde, el castaño estaba seguro, muchas cosas iban a cambiar, deseando a su vez poder superar a ese que como a Junsu le orillo a alejarse de su hermoso país natal, y esperando encontrar nuevamente el amor y sobre todo ser capaz de dejarle entrar a su corazón, ese que ha restringido las personas que entran en el y ha desconfiado hasta de la sombra de su mismo dueño.

***

El pelinegro siente el corazón estrujársele cuando ve esos peluches en el aeropuerto, llevados por una hermosa niña de cabellos tan negros como los suyos, un hermoso delfín que cuelga de su manita derecha, mientras en su pecho, abraza con fuerza ese peluche de Mickey Mouse que le trae hermosos, pero dolorosos, recuerdos, aun mas cuando escucha, tal parece a su tutor, un hermoso chico alto, de nívea piel, cabellos castaños y enormes ojos.

-Kim YunSoo no lo repetiré, mantente donde pueda verte- El pelinegro mantiene la respiración y la suelta en un respiro ahogado una vez que ha perdido a la niña y a su acompañante de vista.

-Oppa, ¿esta todo bien?- murmura una exuberante castaña abrazándolo, con una mirada llena de preocupación.

-Si, solo escuche un nombre que se me hizo familiar, pero vayamos el chofer espera afuera- depositando un cálido beso en labios de la castaña, se marchan tomados de las manos, llevando en la otra su pequeño equipaje para 3 días, ya que era lo que duraría esa conferencia con importantes magnates japoneses.

2 comentarios:

  1. Tan cerca pero a la vez tan lejos asadsadasd que pasará *-*!

    ResponderEliminar
  2. Chunsadycta7/05/2015

    La primera vez que ley este fic me quede muy triste porque no habia contimuidad. Por X razon olvide el titulo y no sabia como encontrarlo, hasta que hoy pot fin lo encuento y estoy realmete FELIZ¡¡¡ por que ya hay dos actualizaciones Maravillosas y la verdad Quiero darte las Gracias primera por retomarlo, Segunda por que Jae ya esta en la tramaaaa¡¡¡ y tres por que se que nos daras sorpresas Yossu Y YunJae y de paso SiChul. Wwwiiiii Gracias.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD