Sentimientos equivocados - Cap. 9

10 comentarios
Sensaciones Extrañas

-Lo sé, debieron echarlos sin piedad -acotó- incluso aún tengo una cicatriz en la cabeza por un corte que…

-¡Basta! -alzó la voz Jaejoong sorprendiendo a los señores Kang- ¡Por favor basta! -expresó con súplica, ya no quería seguir escuchando más, todos estos años  ha recordado cada uno de los errores que cometió, ha sufrido por ellos cada maldito día, sufriendo y añorando una nueva oportunidad… o  un perdón que cada vez veía más lejos de obtener y que lo hacía hundirse más en ese abismo sin oportunidad de salir de nuevo a la luz, marcandolo y lastimandolo de mil maneras posibles.

-Jaejoong… 

Saliendo de sus pensamientos ante su nombramiento se dio cuenta del error que cometió, personas de mesas cercanas los observaban, y los señores Kang mostraban rostros confundidos, pero él igual lo estaba… no tenía palabras ni siquiera para dar una excusa, pero no hizo falta al escuchar a Changmin  darla segundos después por él, pero podía ver satisfacción en su mirada por alterarlo, por lograr enloquecerlo, el menor quería pisotearlo y lo estaba logrando, y aun se sentía un estúpido por sorprenderse de lo que veía… ese no era su Changmin… pero era alguien que él mismo se encargó de haber creado, y era otra culpa que tendría que llevar en su espalda….

-Lo siento, a mi prometido le duele recordar esos días -expresó Changmin con una sonrisa dulce, muy al contraste de su mirada- no le gusta recordar como fui atormentado -excusó el menor quien obtuvo asentimientos comprensivos…

Apretando el volante fuertemente con sus manos Jaejoong salió de sus recuerdos al estacionar frente a la casa de su mejor amigo, saliendo de aquel restaurante una vez teniendo en sus manos el contrato, el castaño no quería ir a su casa, necesitaba de alguien, necesita  de Yoochun si no quería perderse en cualquier bar y echar a perder todo lo que había logrado, no quería recaer ahora cuando tenía que buscar la manera de acercarse a Changmin, tenía que hacer algo para contrarrestar sus errores, porque para enmendarlos era demasiado tarde, pudo haberse detenido en aquel tiempo, pero terminó hundiendo más el cuchillo en la llaga.

Bajando de su auto fue directo a la entrada, después de unos cuantos golpes obtuvo respuesta de un adormilado pelinegro que lo veía con extrañeza, pero sin objetar nada le dio paso para que entrara.

Viendo la hora en su reloj de pared- ¿Media noche es en serio?

-Demasiado -se tiró en el sofá de la sala recostándose en el.
-¿Estas borracho? -entrecerró sus ojos Yoochun viendo detenidamente al mayor, como si así pudiera resolver su pregunta.

Viendo a su amigo como si estuviera loco- ¿Crees que si lo estuviera hubiera manejado hasta aquí?

Ladeando una sonrisa obvia- ¿Dime que no estás haciendo tal pregunta? -cuestionó Yoochun ahora un poco más despabilado.

A punto de reprochar, vio el ladear de la cabeza de su amigo y sabía que sería un verdadero hipócrita si protestara- Ok si lo he hecho pero he sobrevivido

-Algún día no tendrás tanta suerte amigo -dijo Yoochun con preocupación tomando asiento en el sillón vacío -Ahora dime qué te trae aquí sobrio y tan tarde.

Sonriendo aun sin tener ganas- ¿Como sabes que estoy sobrio?

Devolviendo la sonrisa- ¿Bromeas?, has dicho frases completas y lo mejor es que he logrado entenderlas -respondió divertido- aparte no estás llorando o colgándote a mí como un maldito mono.

Jaejoong supo en ese instante que el ir con su amigo fue la mejor decisión, él siempre le levantaba los ánimos, siempre decía cosas que lo hacían reír o lo motivaban- Hieres mi sentimientos -fingió dolor tocando su pecho.

Haciendo una mueca en sus labios- Pensé que heriría el de los monos

Formando una nueva sonrisa pero sin mostrar los dientes, mirando fijamente a su amigo sin decir nada, escuchando de repente el inminente silencio que se había formado y sin poder reprimirse una lágrima caía por su pómulo izquierdo, realmente
¿cómo podía pasar de un momento divertido a sentirse miserable?... tal vez estaba volviéndose loco… o solo tal vez le dolía mucho más de lo que había imaginado…

Suspirando- No puedes volver a lo mismo solo porque él está aquí -susurró Yoochun sin necesidad de palabras sobre el estado de su amigo, él ya lo sabía con solo mirarlo- Si tanto te duele aléjate de él -aconsejo.

Negando con fuerza- No puedo -respondió en voz baja limpiando el rastro de lágrima de su mejilla- no puedo, lo necesito yo…

Interrumpiendo- Sé que necesitas su perdón pero tal vez ahora no es el momento indicado...

-¿Entonces cuándo?... ¡Han pasado años!...¡Yoochun años! -protestó como si su amigo no entendiese- no puedo darme el lujo de que su odio crezca mucho más de lo que ya es.

-¿Y qué piensas hacer? -preguntó seguro ya de saber la respuesta, pero quería que el castaño la escuchara de sus mismos labios.

Pasando una de sus manos en su cabello con exasperación- No lo sé -dijo con pesar- él no quiere escucharme -cerró los ojos- él no quiere hacerlo, solo me ataca de una u otra forma, me hace saber lo mucho que me odia y que nunca me perdonará… -negando aun con sus ojos cerrados- …el busca herirme en cualquier oportunidad

-Entonces aléjate de él…

Ignorando lo que su amigo dijo continuó con su pensamiento- Me lo merezco y no importa que… yo lo aguantare si así logra perdonarme aunque sea un poco…

Soltando un suspiro audible- El perdón es o no es Jae, no hay un poco o un mucho, es todo o nada -dijo sabiamente su amigo

-No puedo rendirme Yoochun… no cuando todo está empezando -dijo tristemente, no queriendo dejarse vencer, porque eso significaría perderse a sí mismo y hacer más amplio ese vacío que siente cada vez que ve a Changmin y su mirada que irradia desprecio a hacia él… su pequeño Changmin aquel que una vez lo quiso y él se encargó de destruir…

Yoochun veía con suma preocupación a su amigo, sabía que este seguiría intentando a pesar de que se golpeara mil veces en la pared, no estaba seguro de querer ver a su amigo en deplorables condiciones nuevamente, no podía hacerlo, tal vez sería bueno intentar hablar con Changmin, ver por sus propios ojos y escucharlo, necesitaba constatar que su amigo aún tenía una oportunidad…
……………………………
…………………
………..
……..
…….
….

Viendo unos documentos se sentía totalmente agotado, en la noche no pudo dormir como hubiese querido al llegar a su casa, y no quería nombrar el porqué,  lo consideraba totalmente absurdo, se negaba a pesar que por ello ese día estaba tentado a recostarse en su sillón negro que ahora lo llamaba tentativamente, pero no podía, tenía que seguir trabajando.
Escuchando su móvil sonar, bajó los documentos al escritorio, viendo el identificador de llamadas sonrió con sinceridad- Jhony -nombró con alegría y melancolía- …lo siento han sucedido muchas cosas… no es una excusa -soltó una pequeña risa, como extrañaba a su leal amigo- …¿por qué no vienes aquí una temporada?… realmente me gustaría -cerrando los ojos mientras escuchaba a su amigo apoyó su cuerpo en el respaldo de la silla de su escritorio- …me vendría bien que estés aquí… -sonriendo aún con los ojos cerrados- …no hay problema alguno -dijo dudosamente- ya dije que no… no lo diré… ok te ex...traño… -tosió sonriendo- …te mentí…que vendrás o no? -preguntó abriendo los ojos y la sonrisa de sus labios desapareció en un instante- …tengo que colgar… te devuelvo la llamada más tarde -colgó sin esperar respuesta de su gran amigo extranjero.

-¿Se puede saber quién te dejó entrar? -pregunto desconcertado Changmin, viéndose incluso sorprendido al no haber escuchado el entrar de aquella persona, mucho menos que esta tomara asiento como si fuera su oficina o lo hubiera invitado a sentarse.

Encogiéndose de hombros- Tu secretaria no estaba así que me tomé el atrevimiento de entrar. -respondió viendo curiosamente al menor- creo que no he tenido el gusto de presentarme -sonrió- soy Park Yoochun uno de los abogados principales de la empresa.

-¿Así que vienes hablarme de algo de la empresa? -cuestionó con desconfianza, sabía que Yoochun no solo era el abogado de la empresa, él no era tonto lo había visto antes.

Negando- No

Sonriendo con disgusto- Vaya, así que irrumpes en mi oficina para nada.

-No es como si estuvieras trabajando arduamente -se burló Yoochun

Abriendo la boca a punto de protestar pero no tenía nada de respaldo, ni siquiera sabía en qué momento la persona frente a él había entrado- Ese no es tu problema -dijo finalmente.

-Muy acertado, pero vengo hablar contigo -expuso Yoochun firmemente cruzando su pierna derecha sobre la izquierda.

-Si no tienes nada que decirme sobre la empresa no veo de qué podamos hablar -expresó Changmin calmadamente enfrentado al pelinegro.

Sonriendo- Vaya que sabes de qué podemos hablar -fingiendo estar sorprendido- o es necesario que lo nombre.

Cambiando su mirada a una de ira- Sal de mi oficina

-No -Yoochun cambio su gesto a uno serio- no entiendo sabes?

Indignado ante tal comportamiento, él no quería hablar con ese tipo- Ni mandándote a ti como su perro fiel va a lograr algo

-Él no sabe siquiera que estoy aquí, de hecho ni se lo imagina.

Cada vez Changmin entendía menos, pero tampoco quería llegar hacerlo- ¿Qué es lo que quieres? -preguntó entre dientes.

Ladeando su cabeza- Entenderte -soltó con sinceridad estudiando fijamente al menor, quien se veía incómodo y confundido -Jaejoong…

-¡No lo menciones! -dijo con una mirada llena de enojo- no quiero hablar de él.

-Te mientes a ti mismo, tú le quieres -afirmó Yoochun

Riendo con sorna y a su vez incrédulo- ¿Quererlo?, quién podría querer a alguien tan podrido como él.

-No es como si tú fueras un ramo de rosas Changmin -respondió un tanto molesto el pelinegro por cómo fue llamado su amigo.

-¡Perdóname! -dijo sarcástico abriendo las manos- pero mi conciencia está limpia.

Enarcando una ceja- Lo dudo -viendo el enfado en el menor continuó- porque de serlo así no fingirías ser quien no eres.

-Vete… -exigió mirando a los ojos del mayor.

-Jaejoong te hizo daño lo sé, pero tú no sabes todo lo que pasó mientras tú...

Callando a Yoochun- ¡Me vale lo que él haya pasado, me importa un carajo en este instante! ¡No lo quiero en mi vida, solo quiero que desaparezca! -escupió con odio.

-Ten cuidado con lo que deseas,… porque te puedes arrepentir -expresó Yoochun con seriedad que dejó descolocado al más alto.

-Yo… -deteniéndose al escuchar el toque en su puerta- adelante

-Joven la junta está por comenzar -dijo la secretaria de mediana edad.

Yoochun vio la hora en su muñeca al parecer el tiempo se había ido, él también tenía que estar en esa junta.

Asintiendo- Voy para allá -respondió mirando una última vez a Yoochun antes de salir de su oficina…
……………………………………………………………………
………………………………………


Jaejoong se había tomado el día libre, no estaba de ánimos para ir a la oficina, ese día aún estaba dolido, viendo alrededor de su habitación abrazó sus rodillas, se sentía perdido no sabía qué hacer para encontrar el camino correcto, cerrando los ojos, recordó esos bellos ojos cafés que en el pasado lo miraban con devoción… con amor, con una inocencia infinita… su Changmin, pero esa imagen fue reemplazada sin  quererlo por esos mismos ojos cafés pero ahora veía en ellos madurez… odio y desprecio… algo que él no quería ver, porque lo atormentaba infinitamente…

Abriendo los ojos abruptamente se bajó de su cama dirigiéndose  a su cómoda, abriendo el penúltimo cajón revolvió su ropa hasta que dio con le buscaba, sacándolo dejó su cajón revuelto y fue hacia su baño,  viendo su reflejo en el espejo tragó duro… mirando su mano vio detenidamente la navajilla que sostenía, viendo el filo que muchas veces utilizó para herirse físicamente… hacia mucho que había dejado de hacerlo… pero ahora su alma dolía y sus ansias crecían, con los ojos rojos Jaejoong dejó caer sus lágrimas retenidas  necesitaba herirse, él debía pagar por lo que había hecho una y otra vez hasta que Changmin lo perdonara, el sufriría si eso hacía que el menor lo viera y le diera una oportunidad… la oportunidad de demostrarle que lo quería y que nunca… nunca ni un solo segundo dejó de hacerlo.

Dejándose caer en el frío suelo descubrió su pie de la fina tela que lo cubría de su ropa de dormir…él ni siquiera había tenido las ganas de nada en todo el día, a pesar de que la noche estaba por venir él seguía como si acabara de despertar, demostrando lo desdichado e infeliz que era.

Mirando su piel cercana a su tobillo podía ver las múltiples cicatrices que tenía, Yoochun hizo prometerle que jamás lo haría de nuevo, pero el dolor en su pecho era inmenso y lo único que le quedaba era reemplazarlo, la ansiedad y el miedo lo recorría, dirigiendo el filo a la piel expuesta presionó la punta del metal bajo su tobillo, dando un salto repentino dejó caer la navajilla, haciendo eco en la lozas del baño, levantándose rápidamente  tomo el objeto y salió del baño, ocultando en su antiguo lugar el arma que ahora anhelaba- ¿si? -preguntó.

-¿Todo bien hijo? -preguntó la señora Kim tras la puerta del castaño.

Controlando su respiración que de pronto se volvió rápida- Sí mamá. ¿Qué pasa? -cuestionó pasando una mano por su rostro.

-La cena está lista y tu padre quiere hablar contigo.

-No tengo hambre -dijo sentándose en su cama viendo sus manos temblorosas… ¿qué rayos estaba a punto de hacer si no fuera por la interrupción de su madre?....eso estaba mal.

-Jae tienes que comer, no has comido nada en todo el día, aparte tu padre necesita de tu presencia,… ¿no querrás que él venga personalmente verdad?

Suspirando supo que si no bajaba su padre en verdad subiría, y el verlo en ese aspecto no ayudaría mucho- Ok mamá, solo tomo un baño y bajo

-Bien, no tardes hijo -dijo cariñosamente su madre alejándose de la puerta, y Jaejoong supo que cualquier cosa que hubiera decidido hacer, ya no podía ser, y no sabía si agradecer por esta milagrosa interrupción o sentirse frustrado por aún sentir su alma resquebrajarse sin poder hacer nada al respecto……………..
………………………………………………………

………………………..

……………..

………..
-Tengo sueño -dijo por enésima vez el joven- Hyeri por qué elegiste un vuelo tan tarde.

Sonriendo- Mientras estemos más pronto con Min mejor, no le dijiste nada cuando hablaste con él por la tarde cierto? -preguntó la chica con los ojos entrecerrados a su amigo.

-Nop, pero dijo que esperaba que fuera, ya quiero ver su cara cuando nos vea´-dijo con entusiasmo ahora, a pesar de que era ya casi medianoche.

-Hija, Jhony vamos -habló la señora parándose de una de las sillas de espera.

Juntando sus manos- ¡Por fin! -dijo con los ojos iluminados, siguiendo a su madre con su amigo a su lado, pronto vería Changmin y  eso era el mundo para ella……..
…………………………………….

....................................................

La entrada estaba a oscuras no podía ver absolutamente nada, tenía un sentimiento extraño, pero siguió su camino,  sintiendo como si conociera el lugar, aunque a la vez se sintiera perdido, caminaba a paso seguro, extendiendo su mano hacia una pared encendió el interruptor de la luz, sorprendiéndose de saber su ubicación, mirando alrededor sus ojos veían lo desconocido, pero su cuerpo y su mente sabían dónde estaba exactamente.

Suspirando se aventuró a entrar a una habitación que tenía la puerta entreabierta, preguntándose por qué todo en la casa estaba a oscuras?, encendiendo de nuevo la luz, su ojos se fijaron en la cama con blancos edredones, abriendo los ojos aún más al ver como su color era opacado con manchas color carmesí, sintiendo su corazón acelerar vio más manchas en el piso que eran arrastradas hacia un lugar.

Con pasos temblorosos caminó lentamente hacia la puerta donde el color rojo vivo  se perdía,…no conocía el lugar, pero porque era consciente de que era el baño?... ¿por qué sentía malditamente familiar ese lugar?, poniendo su mano en el pomo de la puerta vio su mano temblar, sus sentidos estaban alterados, sentía un vacío llegar a él… un temor que de pronto lo consumía, sentía que el abrir esa puerta su mundo se acabaría… pero tenía que abrirla algo lo llamaba hacerlo.

Abriendo lentamente la puerta vio la sangre que formaba su camino nuevamente, siguiendo con la mirada el recorrido vio con horror aquel cuerpo sangrante en la tina del baño, las lágrimas recorrían su rostro de un momento a otro- ¡No, no, no, no, no favor no!…

-¡Jaejoong! -gritó sentándose abruptamente en su cama, las lágrimas caían por su rostro sin cesar, cubriéndose la cara con las manos, entró de nuevo a la realidad- un sueño -susurro- solo un sueño -Changmin volvió a repetir tembloroso, todo había sido tan real- un sueño…un sueño -se dijo queriendo creer en sus palabras, ¿por qué había soñado con ello?, sintió asfixiarse ante lo que había soñado, eso no podía pasar…- solo fue un sueño -susurró de nuevo calmando su respiración, recostándose de nuevo en su cama pero como un sentimiento extraño en el pecho, uno que le pesaba y asustaba a sobremanera………………………….

(N/A: Hola!, mucho tiempo verdad?, lo siento, y agradezco mucho por su paciencia, espero este capítulo les guste, el siguiente será más largo, ya lo estoy  escribiendo y hay la posibilidad de una sorpresa ;D…Gracias por sus comentarios aquellas personas que les gusta la historia, realmente valoro sus comentarios y alienta demasiado, no volveré a tardar mucho, ya estoy de vacaciones así que me pondré al corriente, cuidense y muchos saludos! ^^ )

10 comentarios:

  1. Oh, rayos ;_; me siento tan mal por Jaejoong. Entiendo ese sentimiento de sentirse hundido y no saber cómo salir de ahí. Changmin es tan torpe, pero entiendo su rencor ;_; me da tanta pena la situación.
    Me gusta la actitud de Yoochun, solo por él Changmin tuvo ese sueño -w- Sus palabras le dieron un gran impacto, y todo porque Yoochun conoce bien a Jaejoong y sabe de lo que es capaz para escapar de ese dolor </3 :'c
    Ya odio a Hyeri x'D y eso que aún no hace un gran acto en el fanfic.

    ResponderEliminar
  2. pameonigiri6/16/2014

    kyaaa gracias por el cap!!!! me da penita jae....ojala min lo perdone algun dia!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo6/16/2014

    Gracias por el capo!!! ;;-;; No se que pensar, tipo que Jaejoong se merece el rencor de changmin por todo lo que le hizo pero, pero esto es demasiado TT la ha pasado tan mal y eso de herirse me parte el alma~ entiendo a Changmin pero pero mi jaejoong~ por favor, por favor, no tardes con el otro capítulo, te lo suplico ;;;-;;; Marcela

    ResponderEliminar
  4. Anónimo6/16/2014

    wooo! Dios no puede ser... La verdad espero que min pueda perdonar jae... Y se de cuenta del mal que hace antes que sea demasiado tarde.... Esperamos pronto tu actua.... Me gusta mucho tu fic.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo6/16/2014

    estuvo genial me gusto mucho este capitulo esta bueno sera q changmin se ablandara con jaejong q intriga unnie siguelo porfaaaa figthing con el otro siguelooo espero con ansias el otro capitulo

    ResponderEliminar
  6. oh Dios mío, cada vez me gusta más esta historia, es realmente interesante, por favor no demores en actualizar , si es posible déjanos más de un capítulo, ya que la espera desespera :) besoss!!

    ResponderEliminar
  7. AIGO!~

    EN SERIO! WIII!!! ACTUALIZACIÒN SEGURA HAHAHA DISCULPA ES QUE ESTE FIC ME ENCANTA Y ES UNO DE MIS FAVORITOS :3, AIGO! ESO LO SENTI IGUAL DE REAL LO DE LA HABITACIÒN HASTA ME LO IMAGINE :( POR FAVOR CONTINUALA PRONTO AUNQUE NO HE VISUALIZADO MUCHO A YUNHO A JUNSU :( OJALA NO LOS OLVIDES EN LOS PROXIMOS CAPITULOS :)

    ResponderEliminar
  8. Me gusta mucho la historia, conti pronto xfavor.....no demores xfavor.....Quiero una reconiliacion alucinante para JAE Y Min t lo encargo, se q lo haras muy bien ....gracias

    ResponderEliminar
  9. Alex :)6/21/2014

    Te tardaste pero que alegría que no la dejarás
    Espero no sea demasiado tarde para cuando CM lo perdón de, me encantó el capitulo
    Graaaacias :D

    ResponderEliminar
  10. Solo puedo decir que me escape para leer por que lo necesitaba esperp actualices pronto por favor.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD