The Only Exception

3 comentarios
Título: The Only Exception
Autor: Molly S.
Pareja: JaeMin
Género: Slash
Extensión: Oneshot
Inspirado en la cancion de Paramore “The Only Exception
----

Lo primero con lo que me topé al despertar y abrir los ojos, fue con el hermoso rostro de Changmin. Sus perfectas facciones estando relajado, lo hacian aun mas atractivo. No puedo evitar soltar un suave suspiro mientras siento mi corazon estrujarse, solo de pensar en lo que pasaria a continuacion.

A pesar de haber pasado por el abandono una y otra vez; nada me habia preparado para el dolor que sentía en ese momento. Trague saliva con dificultad, por el nudo que se había formado en mi garganta. Tratando de hacer la menor cantidad de movimientos posibles me giré dandole la espalda; sintiendo ya las lagrimas humedeciendo mi rostro.

Como me gustaria que él fuese la excepcion, aquel que luego de una noche de pasion y entrega, se quedara junto a mi. Me gustaría por esta vez, aunque sea solo por esta vez, la persona que esta a mi lado se quede, que me haga sentir como alguien que merece ser amado; y que me deje amarlo, por que quiero amar a Changmin, quiero amarlo de todas las maneras posibles, solo por que es él. Quisiera que cuando despierte, todo lo que dijo con palabras no se quede solo en eso…palabras.

Se que suena patético, en especial viniendo de un hombre pero no puedo evitar sentirme asi. Fueron tantas decepciones que por una vez quisiera poder rendirme, bajar la guardia definitivamente y permitirme ser feliz a su lado. QUIERO CREER. Solo por él, por Chang-

Mi linea de pensamientos se interrumpe cuando una tibia mano se posa en mi hombro descubierto poniendo en alerta toda mi anatomia. No sé como reaccionar y contengo el aliento cuando siento su frente – o lo que supongo es su frente – apoyarse en medio de mi espalda con suavidad. La intimidad de ese pequeño gesto logra apretar aun mas el nudo de mi garganta y a pesar de que intento controlarme las lagrimas siguen fluyendo.

- Jaejoong-ah? – dice con su voz teñida de preocupación.

Su mano me empuja suavemente hacia atrás y aunque al principio me resisto, finalmente accedo a voltear. Ya no me importaba perder lo poco de dignidad que me quedaba frente a él. ¿Que podia hacerme una humillacion más?

En cuanto sus ojos hicieron contacto con los mios, los suyos se abrieron con sorpresa y acerco su mano a mi rostro para darme una suave caricia que no hizo mas que empeorar mi estado.

- Vete… - dije en voz baja y ronca por el llanto. Queria poder llorar sin sentirme tan obvio, tan evidente, como siempre he sido desde que nos conocimos.

Sentí como el espacio junto al mio quedaba vacio cuando tomo asiento, y cerré los ojos con fuerza para no ver lo que seguia…. Grande fue mi sorpresa al sentir sus manos tirar suavemente de mis brazos para obligarme a sentarme. Trate de mantener los ojos cerrados mientras sus manos acariciaban mis brazos, mis hombros, para posarse finalmente en mi cuello; logrando que la velocidad de mis pulsaciones aumente considerablemente “Ay Dios Jaejoong,patético, definitivamente, soy patético”

- Jaejoong-ah, mirame.

Negué con la cabeza lentamente y hubiese seguido firme en mi obstinacion sino hubiese sentido sus labios tibios y suaves besar primero mis ojos, luego la punta de mi nariz y cada una de mis – de seguro – sonrojadas mejillas.

- Por favor… - susurró en tono de suplica y simplemente no pude decir que no.

Al abrir los ojos, me encontre con sus calidas orbes oscuras, concentrando toda su atención en mi, haciendo que me sienta como si fueramos las unicas personas en el mundo en este momento. Sonrio dulcemente, acarició mis mejillas una vez mas, se acerco lentamente y poso sus labios en los mios. Por instinto cerre los ojos y me dejé llevar. El beso era lento, tan intimo que siento como si estuviera incitandome, tentandome. Me pierdo en la dulzura de su boca mientras el inclina suavemente su cabeza para tener mejor acceso a mi cavidad. Acaricia mis labios con su lengua y entreabro los mios para corresponderle con ganas, besandolo como si fuera, la ultima vez.

Cuando el beso termina, deja su frente pegada a la mia y con sus manos sostiene mi rostro obligandome a abrir los ojos.

- De verdad quieres que me vaya? – pregunta con un tono que de haber estado parado, habria hecho debil mis rodillas.

Sin poder evitarlo, mis ojos se habian llenado de lagrimas nuevamente.

- N-no, no quiero – le respondi con la voz ronca por la emocion.

De pronto tanto sus brazos como sus largas piernas rodeaban mi cuerpo en un abrazo protector, dandome una calidez que me hacia sentir seguro por primera vez en mucho, mucho tiempo…

Apoye mi barbilla en su hombro y el hizo lo propio, al tiempo que sus manos comenzaban a brindar lentas caricias a lo largo de mi espalda.

- Menos mal - carcajeó suavemente antes de girar un poco su cabeza para depositar un pequeño beso en la piel de mi cuello, y luego volver a apoyarse en mi hombro antes de susurrar – por que no hay ningun otro lugar en el que quiera estar…mas que aquí, contigo.

3 comentarios:

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD