Fatale

3 comentarios
Titulo: Fatale
Autor: Rose
Pareja: Hosu
Género: Lemon
Extensión: Oneshot
----

Dicen que la vida esta llena de ironías… esa ironía les permite a aquellas personas sin poder, esperar una venganza a la cual, por sus medios, ellos nunca podrán acceder. Eso pensó y meditó muchas veces, cuando en silencio callaba a su corazón, esperando que el destino le confirmara lo que el daba por mas seguro. Que su día llegaría y podría ser visto. Y entonces esa persona sufriria…

Por ello y por no arruinar el momento, espero y espero… pero por supuesto ese momento… tardaba en llegar. Pero aun no se daba por vencido, el conseguiria vengarse auque fuera lo ultimo en este mundo. Algún día esa persona se daría cuenta de lo que perdió, y vendría rogando perdón…

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


Esperaba en cuclillas de forma incomoda en aquel estrecho lugar, en la que su cuerpo ancho apenas y encajaba, y sus pantorrillas amenazaban con romperse debido a los kilos de peso que colocaba sobre ellas. Pero, por sus palabras esperaba, ignorando por completo el dolor de su cuerpo, por que siempre le pedía que le esperara y no había cosa en este mundo que el pudiera negarle… a él.

El destino entonces deseaba hacerlo despertar de su sueño, pues ese día le espero en aquel lugar mucho antes de lo que solía hacerlo, con su corazón travieso palpitando en un galopar acelerado que le hacia enrojecer las mejillas, al escuchar su risa mientras caminaba hacia su dirección… aunque este no le veía, y no sabia que el ya se encontraba allí, solo hasta que el resto de personas que lo acompañaban desaparecieran y el pudiera mostrarse ante sus ojos. Y ver su sonrisa y escuchar su voz preguntandole “¿Cómo has estado?”

Pero entonces la conversación de aquellos amigos que le acompañaban le llamo la atención, pues hablaban tan alto que se le hacia muy facil el escucharlos, al escuchar que su persona era el tema de la platica, cuando proninciaron su nombre y rompieron a carcajadas.

Curioso como cualquier otro ser humano, se acerco sigiloso quedando aun mas aprisionado en ese pequeño lugar detrás de las gradas de la cancha, desde el cual por aquella rendija observaba a los chicos acercarse mientras rcontinuaban riendo:

-Oh! ¿Hablas de ese gordito? –Ríe- es una verdadera ballena… ¿te juntas con él?-le golpea el hombro-

-¡Claro que lo hace!-grita- lo vi salir de la escuela con él hace dos días... ¿Qué pasa Yunho? Te has rebajado a andar con alguien así…

-Ah, claro que no ¿Qué les pasa?-dice seguro- Solo me hace las tareas porque es listo, Con todo el trabajo acumulado y el campeonato aquí, ¿Cómo podría con todo?

-Jajaja ¡Que vil! ¿Al menos le pagas?

-No lo hago… lo hace gratis…

-De seguro la morsa quiere contigo –se le cuelga por detrás- no me digas que le pagas con otra cosa…-le toca el trasero-

-¡Que mier…! –lo empuja- ¡Yo no tengo tan mal gusto! –les mira- ¡Nunca, Jamas me meteria con semejante…!

No pudo escucharlo, pues su mente no pudo soportarlo y le hizo desconectar del mundo, entonces se quedo congelado mientras algo húmedo empezaba a cubir sus mejillas rellenitas y aquel dolor le invadía de forma rápida, propagándose a cada sitio de su cuerpo como un terrible cancer.

Lo habian utilizado, de aquella forma, habian jugado con sus sentimientos… le habian despreciado solo por…

-¡KIM JUNSU! -Le grita fuertemente- ¡Lea la linea cuatro! ¡Es la segunda vez que se lo ordeno!

-L-Lo siento… Profesor Choi… -se levanta- la leere enseguida

Jamas debio asumir que sus sentimientos eran correspondidos, cuando era obvio que nadie en este mundo querria algo con el, pues su cuerpo no era el de alguien atractivo. Es cierto que ser obeso era una gran desventaja, pero, no penso que gracias a su condicion era la burla de todos sus compañeros de escuela.

Fue un gran iluso al pensar que el mas popular de los chicos en toda la secundaria se interesara en el, cuando tenia tantas chicas hermosas y esbeltas que revoloteaban a su alrededor. Pero… cuando le trataba de esa forma tan amable y parecia sonreirle con sinceridad ¿Cómo podia no llegar a tener esperanzas de que iba a ser correspondido al final?

-Ey, ¿en que galaxias estas?-le golpea en el hombro- ¡Despierta!

-ah! -molesto- ¡No me golpees! Tienes la mano pesada…

-¡Te estoy hablando desde hace mucho y no me contestabas!

-L-Lo siento, esta mañana es un poco…

-¿Tienes problemas en casa?

-No… solo que me levante con el pie izquierdo

-hmp ¿y por eso tienes que estar en la luna? Eres batante pendejo cuando te lo propones…

-le mira fijamente- Jaejoong hyung… tu eres increiblemente apuesto.

-oh, gracias, supongo -responde desinteresado-

-A pesar de eso, como eres un total gamberro no eres nada popular…-suspira decepcionado- como puede alguien con esa cara ser tan irresponsable…

-¡Ey! Se que no me interesa esta estupidez de estudiar, pero si no lo hago mis viejos no me dejaran la vida en paz… ¡No tengo la culpa de haber nacido con esta cara!

-Al menos… no eres como yo

-¿Qué mierda estas diciendo? Ah, no me digas, algun imbecil te molesto otra vez.

-No es necesario que me molesten para saber que es verdad… soy un perdedor.

-se le acerca- No eres un perdedor, eres un gran estudiante… -le pincha las mejillas- tu rostro es muy bonito… incluso mejor que le mio… aigooo muy lindo…

-¡Déjame! Sigo siendo una morsa -sonrie tristemente- Junho ha tenido mas de tres novias en el ultimo año, y gracias a que el es tan bien parecido, las personas se preguntan como siendo gemelos no nos parecemos en absoluto.

-Si no hay nadie en esta escuela que se fije en ti, es porque todas son unas frias perras superficiales sin corazon -directo-

-…Tambien porque hablas asi, es que nadie mas quiere ser tu amigo…

-Junsu, no quieras cambiar solo porque quieres que alguien mas te acepte -le mira- si quieres cambiar hazlo por ti mismo no lo hagas por alguien mas…

-Ya casi es el final de nuestra vida en la escuela…-mira al cielo- Prometo que, cuando le vuelva a ver sere alguien que pueda mirarlo desde arriba… Dejaré de ser un perdedor…

-¿De que diablos estas hablando?...

-Ya lo veras…

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈Cuatro años depues≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


-Mira hacia la camara… eso es… -flash- inclina un poco tu rostro…asi… Muy bien -flash- ¡Esa es mi toma! Deja tu rostro justo asi -flash- ¡Terminamos! ¡Muy buen trabajo!

Habia pasado mucho tiempo desde aquel entonces,y luego de mucho esfuerzo, logro bajar todo el sobrepeso que tenia. Gracias a eso, encontro trabajo como modelo y en poco tiempo logro un gran estatus en esa dificil y competitiva industria. Claro que, todo lo que habia cambiado en su exterior no era reflejo de cuanto se habia endurecido su corazon en esos años. Cortando de raiz todos los lazos que lo ataban a su pasado, todos sus amigos e incluso su propia familia.

Solo usaba un seudonimo en su trabajo, y no permitia que nadie escarbara en su vida privada, aunque los reporteros intentasen hacerlo, nadie sabia nada de su prodecencia, y el eliminaba cualquier indicio que lograra encaminarlos hacia su pasado, buscando desesperadamente ocultar ese “Yo” que lo perseguia.

-Vienen contratos de todas partes, McClain, Stanley, Vintage, todas las marcas desean que seas su imagen, tu agenda de los proximos tres meses esta completamente llena. El nombre del gran modelo “Xiah” esta pronto a convertirse en internacional -excalma emocionado-

-¿Qué hay de “Hero”? ¿esta trabajando bien?

-Bueno, gracias a que lo recomendaste el ha sido nuestro refrescante rostro nuevo, tambien tiene muchos contratos y es extremadamente popular, pero… al mismo tiempo se ha creado algo de mala fama por ignorar los comentarios de los fotografos… y marcharse de la sesion cuando le da la gana -rie forzado-

-Ese Gamberro…-susurra- Si es todo por hoy, me ire a casa…-se levanta-

-Espera un minuto Xiah…-busca unos papeles- El nuevo CEO de una marca internacional que se ha ido propagando ha estado preguntando por ti, aunque le dije que estarias muy ocupado estos meses me dijo que insistiera -le entrega los documentos- La casa matriz de esta marca esta en paris, sabes bien que… si algun agente de alguna casa de moda internacional te descubre, seras inalcanzable… Solo pide que tomen un café y charlen de la posibilidad.

-¿Tengo algun espacio en mi agenda? -revisa los documentos superficialmente- si lo tengo has la cita -deja los papeles en el escritorio- no me interesa extresarme por eso.

-Hare un espacio, por favor duerme bien…

-Si, si… -sale de la habitacion-

-Bien -revisa la agenda- Perfecto, tiene un espacio mañana… llamare al CEO enseguida -toma el telefono- ¿Dónde deje la tarjeta…? ¡Oh, aquí esta! -Marca-

-¿Hola?

-Oh, buenas noches… le hablo de parte de la agencia de modelaje C-Jes, usted me contacto hace unos dias preguntando por uno de mis modelos…

-Oh, lo recuerdo ¿ha conseguido algo?

-El pensara en la propuesta, mañana se vera con usted en una cafeteria para charlar del tema. El decidira si tomara el contrato o no…

-Ya veo -silencio- ¿El no objetó nada al ver mi perfil?

-¿su perfil? ¡Oh!, lo siento, estaba algo cansado por lo que no leyo los papeles, pero estuvo de acuerdo con acordar una cita.

-Lo entiendo… entonces tomare la cita mañana.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


-Bien, Xiah, por favor abrazalo por la cintura, acerquense un poco mas… acerquen sus rostros -flash- asi es, quedense asi…

-Asi que has estado huyendo de las seciones, cabrón -susurra- no me hagas quedar mal, aunque tengas ese lindo rostro no puedes comportarte siempre como un delincuente -susurra-
-flash- Hero por favor, suaviza tu rostro un poco… luces muy tenso -flash-

-Fuiste tu el que me metio en este rollo -susurra- no cambiare mi actitud solo por eso -susurra-

-Bien, ¡Ultima toma! Acerquen sus rostros, como si fueran a besarse… -flash- ¡Hermoso! ¡Buen trabajo!

-En el camerino-

- ¿tienes mas seciones hoy?

-Dos mas en la tarde, pero ahora tengo una cita con un posible promotor internacional. ¿Qué hay de ti?

-Tengo trabajo hasta la noche -se queja- esta mierda es agotadora…

-Ningun trabajo es facil… deja de quejarte…

-¿sabes algo? -le mira- jamas pense que cumplirias tu palabra, en solo cuatro años has cambiado completamente… cuando volvimos a encontrarnos ni siquiera te reconoci.

-Tampoco esperaba tener relacion alguna con alguien de mi pasado… pero es bastante tenso no confiar en nadie… y aunque eres un total vago sigues siendo mi mejor amigo.

-Me pregunto si detrás de toda esa ropa cara y ese cuerpo delgado… aun sigue existiendo mi mejor amigo.

-El esta muerto -le mira- acostumbrate a Xiah, pues Junsu jamas volvera…

-Tu familia… ¿saben algo de ti despues de que te mudaste?

-Llamo a mi madre y a Junho de vez en cuando… les pedi que mantuvieran un bajo perfil y se negaran a responder preguntas de reporteros.

-hmmmm -bosteza- Debe ser bastante agotador tener que llevar esa mascara todo el tiempo…

En realidad, era extremadamente dificil tener que aparentar ser tan perfecto, sonreir aun cuando estaba agotado o molesto, trabajar incluso cuando no tuviera ganas y por supuesto superar su inseguridad y mantenerse firme en su objetivo. Todo ello estaba haciendolo convertir en un maniqui, pues estaba empezando a sentirse vacio por dentro, aun con todo lo que estaba adquiriendo…

-¿Hola?

-Xiah, lamento esto pero, el CEO dice que desea verte en su oficina, al parecer tiene algunos problemas que debe solucionar y es mas comodo el que vayas a verlo.

-¿Qué significa eso? ¿no es él el interesado en mi?-molesto- ¿Por qué debo verlo donde a el le de la gana?

-Entiendo que estes molesto, pero piensa que puede ser una gran oportunidad. ¿lo haras?

-Lo haré, pero que sea la ultima vez que quieran exigirme este tipo de cosas.

-Lo se, disculpame. Entonces, trabaja duro.

-¿Qué se cree este imbecil? -irritado- solo porque son reconocidos creen que pueden darme ordenes… ¡Ja!

Molesto, se diriguio hacia el nuevo destino que le habian indicado, llegando al imponente edificio de la marca JY. Bajo del auto tomando su abrigo y sus lentes oscuros mientras varias jovencitas al reconocerlo inmediatamente quisieron acercarse a el. Los escoltas interceptaron a las chicas mientras el rapidamente se adentraba en el lugar.

-Bienvenido a JY international, ¿en que puedo ayudarle?

-Vengo a ver al CEO, soy Xiah…-se quita los lentes- ¿puedo pasar? -sonrie de forma encantadora- Tengo una cita con el…

-P-Por supuesto, le han estado esperando, permitame guiarlo.

La recepcionista lo llevo hasta el ultimo piso del edificio, y le permitio la entrada hasta la oficina principal, a la cual ingreso con prisa. De espaldas se encontraba un hombre alto de traje gris que miraba a través de los ventanales completamente distraido. Junsu se acerco hasta el escritorio y aclaro su garganta para llamar la atencion del hombre que se dio la vuelta sonriendo inmediatamente:

-Me alegra que hayas venido.

-Lo hice, pero deseo pedirle que por favor, aclare el sitio de reunion desde un principio, no estoy para perder el tiempo -menciono de forma cortante-

-Lo entiendo -sonrie- toma asiento por favor.

Junsu tomo asiento, obervando de reojo la oficina por algunos segundos, luego, volvio la mirada hacia el CEO, notando que este le miraba fijamente de una forma tan profunda que comenzaba incomodarlo:

-¿y bien? ¿no piensa decir nada?-cortante-

-Solo estoy sorprendido -sonrie- has cambiado demasiado, hasta me cuesta creer que seas la misma persona.

Alterado, Junsu levanto la mirada hacia el CEO de nuevo ¿Cambiado? Acaso… este hombre le conocia, conocia su anterior “yo”, fue entonces que buscando una respuesta se fijo en la placa en su escritorio percatandose de su nombre…

Jung Yunho…

¡Dios! Habia sido tan descuidado al no revisar su perfil cuando lo tuvo en lo manos, y acepto aquella cita exponiendose a ser delatado, por la ultima persona que queria volver a ver en el mundo:

-Pareces desconcertado -menciona- tu hermoso rostro se ha ensombrecido…

-M-Me tengo que ir -se levanta apresurado- Olvide cualquier intencion de contratar conmigo pues no estoy dispuesto a hacer ningun negocio con usted.

Junsu se apresuro a salir de la oficina, pero justo cuando estaba abriendo la puerta, Yunho lo alcanzo cerrando la puerta con la mano y acorralandolo con su cuerpo:

-¿Por qué estas huyendo? Junsu-ah…

-U-Usted esta equivocado… mi nombre es Xiah… Tengo mucho trabajo que hacer asi que dejeme ir…

-Jamas me equivocaria de persona, desde el primer anuncio que vi de ti hasta ahora, he sabido exactamente quien eres -le susurra en el oido- no trates de engañarme…

Sintió un profundo escalofrio recorrer todo su cuerpo, ¿Por qué tenia que ser justo esta persona? Luego de todo lo que le habia costado llegar hasta la cima, esta persona tenia que volver a aparecer y amenazar con derrumbar su perfecta utopia:

-¿Qué es lo que quieres?

-mmm te has rendido finalmente -susurra pasivamente en su oido- debo decir que -le abraza por la cintura- las fotos no hacen justicia a tu belleza…

Junsu se dio la vuelta empujando a Yunho al suelo, completamente alterado y enfadado. Se dispuso a abrir la puerta y justo cuando estaba por salir, Yunho le detuvo de nuevo, esta vez con su voz:

-¿Te vas exponiendote a que yo abra la boca y te delate frente a la prensa? -sonrie de lado- los paparazzis son como perros hambrientos esperando cualquier migaja de pan, esto sera primera plana en todos los periodicos.

No pudo contrariarlo, apreto su puño con fuerza mientras se dio la vuelta y regreso a la oficina cerrando la puerta, y mirando a Yunho de forma retante como si quiera romperle cada hueso del cuerpo:

-¿Qué quieres que haga para que mantengas la boca cerrada?...-pudo decir-

-Asi me gusta -sonrie- Mi intencion de usarte como imagen de nuestra marca es muy seria, tu buena imagen y tu fama seran una gran publicidad y a la vez servira para abrirte hacia los mercados internacionales como modelo -regresa a su escritorio- Podras seguir trabajando desde corea, y viajaras a los eventos de promocion de nuestra marca en paris cuando sea necesario.

-¿Cuánto tiempo durara el contrato?

-Este es un contrato a largo plazo, sin fecha definida…

-Bien -aprieta los dientes- si eso es todo, me retiro.

-Crees que guardar tu profundo secreto costara solo eso -mira fijamente- el contrato es algo que nos conviene a ambos, y no es especialmente un pago por mi silencio -se levanta- Te pagare lo suficiente como para que solo trabajes para mi, claro que dudo que pueda impedir que sigas trabajando para otras personas, por eso… -se acerca- A cambio de mi silencio -le bordea los labios con al punta de los dedos- Me daras tu cuerpo… como forma de pago.

Junsu exploto en rabia, levantando la mano hacia Yunho dispuesto a darle una bofetada, pero su mano fue atrapada en el aire y en ese instante Yunho la acerco hasta su boca lamiendo la palma de forma sugestiva sin apartar la mirada de Junsu.

-Eres exepcionalmente hermoso cuando estas enfadado -sonrie-

Junsu libero su mano del agarre, no estaba dispuesto a venderse de esa forma, pero, si yunho abria la boca y le decia a la prensa su pasado, seria de nuevo un perdedor, no solo ante los ojos de unos pocos esta vez, si no ante los ojos de todo el pais.

-¡Mierda! -le mira con furia- ¡Maldito imbecil! ¡Me las pagaras!

-¿Tomo eso como un si? -sonrie de lado- entonces, espero que estes dispuesto a venir a mi cuando lo desee… ¿es un trato?

Junsu salio de la oficina asegurandose de azotar la puerta con fuerza, caminó marcando sus pasos hasta que llego al ascensor. Golpeando con fuerza una de la paredes de este, completamente enojado.

¿Por qué? ¿Por qué de nuevo la misma persona estaba tratando de arruinarle la vida? ¿Su pasado jamas lo iba a dejar en paz?… ¡No queria volver a ser la burla de todos!

-¡Maldito Jung Yunho! ¡Te odio!

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


Regreso a su apartamento tirando sus cosas en el sofa y luego callendo él rendido, estaba tan enojado que tuvo que luchar en las seciones siguientes pues su rostro tenia una expresion demasiado intimidante y los fotografos ya no sabian que hacer.

Se levantó del sofa y se dirigió a la cocina, abriendo el refrigerador encontradose con todas las bebidas de dieta y los vegetales. Suspiro cansado, pues al menos esperaba comer algo mas delicioso. Siempre que se sentia ansioso o preocupado sus ganas de comer aumentaban, eso lo habia obligado a mantener su refrigerardor siempre lleno de ese tipo de alimentos sanos. Tomo una zanahoria y mordio un gran trozo, a la tercera mordida ya se la habia comido toda y el vacio en su estomago no cedia.

Se detuvo a si mismo cuando sintio la ansiedad creciendo, dirigiendose al espejo y viendo su cuerpo delgado, solo eso bastaba para que su ansiedad desapareciera, pues esa ansiedad le recordaba que podia perder todo lo que ahora tenia y lo regresaria a la triste vida de alguien con sobrepeso.

-Ya no mas Junsu… tu no existes mas…

El telefono en su bolsa comenzó a sonar, llego hasta el y lo respondio sin mirar de quien se trataba, pues ademas de Jaejoong y su manager nadie mas tenia su numero telefonico y no se molestaba en cersiorarse:

-¿Hola?

-Hola… ¿Has estado bien “Xiah”? -risa-

-C-como… ¿Cómo diablos conseguiste mi telefono?

-uhmmm presioanndo por aquí y por alla… ¿Qué importa eso ahora?

-Bien, no me importa… voy a colgar…

-No lo hagas… sabes que tienes un trato conmigo ¿no?

-¡¿Qué diablos quieres ahora?!-grita-

-Se que eres una figura publica, y que no podemos vernos en un hotel o algo parecido a ello, asi que te espero en una hora en mi apartamento.

-Tengo trabajo que hacer aun, no puedo.

-Si no quieres, esta bien, no tardare mucho en enviar algunas fotografias a la prensa y…

-¡Esta bien! ¡Estare alli! -cuelga- ¡Ahg! ¡¿En que diablos me meti?!

Sinceramente, no era demasiado escandoloso el que un modelo tuviera que dar su cuerpo en algunas ocasiones, cuando entro en la industria tuvo que hacerlo un par de veces para conseguir promotores, pero todo lo que hizo fue sexo oral y muchos de esos hombres solo eran un puente hacia mas grandes patrocinadores y desaparecieron sin dejar rastro. Lo que le molestaba en verdad, era el chataje del que estaba siendo victima, y sobre todo que su victimario fuera la misma persona que le hizo meterse en este mundo en un principio. Gracias a que ese bastardo le habia roto el corazon, tuvo que sobreesforzarse para ser alguien y demostrarse a si mismo que no era un perdedor:

-Vaya… llegaste rapido…-sonrie- Bienvenido…

-Lo que sea -entra- terminemos con esto de una buena vez… tengo trabajo que hacer.

-No te apresures, lo haremos al ritmo que yo quiera -se acerca- has tenido un duro dia de trabajo hoy ¿no?... te hare sentir muy bien…-lo toma por la cintura-

-jaja No me hagas reir, quien podria sentirse bien con un bastardo como tu que tiene que recurrir a esta bajeza para conseguir dormir con alguien.

-Auch… eso dolio -levanta su barbilla- esa boquita venenosa se callara pronto.

Yunho abrazo a junsu con fuerza, acercándolo hasta no dejar espacios que los separaran, se aproximo hasta su boca, rozando sus labios con los suyos y lamiendolos a lo que se abria paso en su boca con su lengua y tanteaba la calida y humeda cavidad dueña de su deseo. Con sus manos comenzaba a retirar las prendas que crubrian el cuerpo de Junsu asegurandose de tocar con la llema de sus dedos su sedosa piel, sin dejar de deleitarse con el dulce sabor de su saliva. Aunque el menor de los dos no hizo absolutamente nada para corresponderlo, el siguio insitandolo, mientras lo guiaba hasta la habitacion donde finalmente lo haria suyo.

Se separaron por un instante mientras Yunho empezó a desvestirse, Junsu le siguió y termino de desvestirse, como si fuera algo de rutina en su vida, hasta que sintió las manos frías del mayor en contacto con su piel de nuevo y le tomo los labios de nuevo para que luego ambos se acostaran en la cama.

-No pareces nada incomodo…

-No es como si fuera la primera vez -le mira- ¿crees que eres el primero? iluso…

-No había perdido la esperanza… -sonríe- me asegurare de ser el único a partir de ahora… -le besa el cuello-

-¡No te atrevas! -le empuja- ¡No puedes dejar marca! ¡Te lo prohíbo!

-No te preocupes -lo besa- dejare una que no se vea en cámara…

Yunho se abrió paso a través del pecho de Junsu asegurándose de dejar un camino de besos a su paso, llego hasta la parte baja de su abdomen, tomando sus piernas y abriéndolas bruscamente:

-¿Q-Que diablos estas haciendo, idiota? -se ruboriza-

-Si dejo una marca aquí no la verán los fotógrafos -levanta la mirada hacia Junsu- y tampoco te atreverás a abrirle las piernas a otro.

No podía creerlo, este bastardo no estaba monopolizándolo en el trabajo, ¿pero si quería hacerlo en su vida privada? No recordaba haber firmado ningún contrato de esclavitud.

Yunho se aseguro de cubrir la zona de sus muslos con sus marcas territoriales, para luego tomar el ya despierto miembro de Junsu y engullirlo, sin perder de vista su rostro que ya poco podía contener la satisfacción que estaba sintiendo. Pero Junsu seguía luchando, aun cuando la lengua de Yunho estaba haciéndolo perder la cabeza, retenía sus gemidos apretando sus labios. Yunho no se dio por vencido, y esta vez comenzó a succionar con fuerza y fue entonces cuando la lucha de Junsu acabo y rompió su silencio con un gemido ronco que provoco una sonrisa en el mayor.

-ah… ah ah ah ¡ah!

Ya no podía mas, estaba en su limite y no podía contener lo que se le venia, ¡¿Porque el sexo tenia que ser así?! ¡El cuerpo no debería reaccionar si no te gusta en lo absoluto!... al final, dejo de discutir consigo mismo, pues cuando estaba apunto de llegar al climax todas sus quejas se desvanecieron.

-sonríe- alguien se ha dado por vencido…-lame sus labios- tomo mas tiempo del que esperaba.

-Ca-Cállate…-se ruboriza-

Sus labios fueron tomados nuevamente, y las manos de Yunho se aseguraban de nuevo de abrir las piernas de Junsu e introducir uno de sus dedos con suavidad en su entrada. El vientre del menor se contrajo, mientras un quejido de dolor se escapo de sus labios a lo que interrumpía el beso que Yunho le daba:

-¿Te duele? -pregunta preocupado-

-N-No es como si te importara…

-¿Esta es la…

-¡No es la primera vez! ¡Ya te lo dije!... ah… pero hace mucho que no…

No era la primera vez, pero si había pasado demasiado tiempo desde la ultima vez que lo había echo, y su cuerpo estaba de por mas incomodo. Yunho pudo percibir cuan estrecho estaba Junsu aun con solo un dedo adentro. Hizo que Junsu se volteara y levantara sus caderas, para luego con su propia lengua comenzar a abrir su entrada:

-¡Ah! -gemido- ¿Q-Que haces? Eso es… ah!... vergonzoso…

-¿Qué importa? Nadie nos esta viendo…

Junsu escondió su rostro en los almohadones, sintiendo aquel extraño acto demasiado placentero, era vergonzoso y tal vez por eso se sentía mucho más que cuando se preparaba con los dedos.

-Me asegurare de comprar lubricante la próxima vez…-lame-

-¡Solo cállate! -Grita- ah!...

Cuando lo considero suficiente, Yunho detuvo la preparación, luego volteo de nuevo el cuerpo de Junsu para jugar por un momento con sus tetillas mientras introducía la punta de su miembro en la estrecha entrada del otro. Estaba al borde y con la estrecha cavidad de Junsu succionándolo con fuerza, sabia que no iba a tardar demasiado en venirse.

-ah… d-duele… ah ah! S-Sácala!

-Lo siento, pero tendrás que soportarlo…-gemido- estoy en mi limite…

Pasaron algunos minutos hasta que Junsu detuvo sus quejas y la tensión en su cuerpo bajo, permitiéndole a Yunho entrar completamente y finalmente moverse, con suavidad sin dejar de besar y tocar a Junsu.

Se sentía extremadamente aprisionado entre aquellas paredes estrechas y cada vez que le penetraba sentía como era atraído hacia la locura, sus gemidos crujían en sus oídos con aquel sonido ronco que lo hacían volver loco, y su piel con aquel sabor salino tan adictivo que no quería dejar de saborear. Perdió la noción de todo y solo podía sentir el placer del orgasmo invadir su ser, hasta que llego al climax completamente satisfecho.

El silencio se apodero de la habitación los minutos siguientes, mientras luchaban por restablecer la normalidad de sus respiraciones. Yunho se acomodo e intento alcanzar los labios de Junsu, pero este ultimo volteo su rostro y se hizo camino para salir de la cama y comenzar a vestirse:

-¿A dónde vas? -pregunta enojado-

-Ya terminamos, tengo trabajo que hacer aun… me voy a casa…

-¿Es necesario que te marches enseguida? -molesto- te estas comportando como una maldita prostituta.

-¿ah si? -le mira- Y ¿Qué esperabas? -toma su bolso- No esperes obtener mas que sexo de mi parte -sonríe- adiós…

Yunho no pudo seguirlo, y solo pudo escuchar el sonido de la puerta cerrarse, mientras cayo de nuevo en la cama… cerró los ojos por un momento y suspiro molesto…

-Luego de haberlo buscado tantos años… ¿esto es lo máximo que voy a obtener?

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


Las semanas siguientes, solo trabajo ocupo los días de el famoso modelo “Xiah” debido a la explosiva respuesta de su ultima portada con el modelo principiante “Hero”, muchas entrevistas y firmas de autógrafos lo mantenían completamente ocupados.

Sin embargo, sin importar cuanto trabajo tuviera, aun debía responder a las llamadas de Yunho y aparecer en su apartamento cuando le diera la gana. Lo que empezó como un día a la semana, se estaba convirtiendo en un martirio diario y sin importar cuan agotado estuviera y cuan tarde terminara su trabajo aun debía seguir complaciéndolo.

-No te atrevas a quedarte dormido -le besa- sopórtalo…

-Estoy cansado Ah!... ah… ¡Solo déjame descansar!

-Si te duermes te marcare el cuello…-lo penetra- ¿tienes una sesión mañana no?

-¡haz lo que quieras! Ah!

Las ojeras estaban empezando a aparecer en su rostro, y poco a poco había dejado de aparecer en su propio apartamento, ya que Yunho lo obligada a dormir con el hasta que llegara la mañana, amenazándolo siempre con las “supuestas” fotografías que tenia. Se estaba cansando de todas las amenazas, debía buscar la forma de acabar con el chantaje aunque fuera lo ultimo que hiciera en el mundo.

Esperó hasta que Yunho cayó vencido por el sueño, saliendo de la cama con cuidado y vistiéndose sin hacer el mínimo ruido, y salió de la habitación. Comenzó a buscar en todos los cajones del apartamento, tratando de encontrar las fotografías, hasta que pudo hallar un sobre con su nombre, intuyo que eran las fotos. Tomo el sobre y lo metió en su abrigo, pero una vez se levanto pudo encontrarse de frente con Yunho:

-¿Qué estas haciendo?-molesto-

-Ehm… Se me cayeron las llaves -sonríe- ya las encontré -las muestra- me voy a casa…

-Regresa a la cama -lo toma por el brazo- aun es de madrugada…

-Tengo una sesión de fotos muy temprano, tengo que cambiarme de ropa, por esta vez… déjame regresara a casa -intenta zafarse-

Yunho lo acerco con fuerza, metiendo la mano en su abrigo y sacando el sobre que intentaba llevarse. Junsu intento quitárselo, pero lo único que consiguió fue un empujo por parte de Yunho. Estaba cabreado y podía notarse en su rostro descolocado.

-¡No crees que ya es suficiente! -grita- ¡¿Cuánto tiempo más tengo que acostarme contigo?!

-¡Hasta cuando a mi me de la gana que lo hagas! -grita- ¿crees que estas son la única prueba que tengo? ¡¿Crees que te desharás tan rápido de mi?!

-¡¿Qué es lo que quieres?! ¡No ves que no te soporto! ¡Déjame en paz, imbécil!

-No hables como si no te gustara… ¿Quieres volver a desaparecer?

-¿Qué? Por favor -rie- ¿Crees que solo por que eres tu se siente bien?... Sabes con cuantos imbéciles además de ti me he tenido que acostar…

La paciencia de Yunho exploto, propinándole a Junsu una fuerte bofetada mientras lo tomaba por el cuello y lo acorralaba contra la pared:

-¡Tu eres mío! ¡¿Entendiste?! -grita- ¡No me importa con cuantos te hayas acostado soy el único que puede tocarte ahora…!

Junsu sonrió de forma tétrica mientras empezó a reír a carcajadas, ya lo tenia, estaba al borde, solo una palabras mas y acabaría con el…

-¿Crees que has sido el único con el que he dormido últimamente? -sonríe- Eres mucho mas idiota de lo que pensaba… -le mira fijamente- ¿sabes que? Todos los contratos que he logrado últimamente me han dado suficiente dinero como para sobrevivir por el resto de mi vida, no viviré como un rey, pero si cómodamente, ¿quieres revelar mi pasado? Hazlo… así no tendré que fingir que me éxito cuando me tocas.

Yunho se quedo completamente congelado mientras Junsu aprovecho para empujarlo y salir corriendo del apartamento, corría, como si estuviera siendo perseguido y, al mismo tiempo, sus lagrimas comenzaban a recorrer su rostro. Llego hasta su auto y arranco inmediatamente sin dejar de llorar a mares mientras conducía. Se detuvo en el camino cuando ya no podía contenerse… ¿Qué era esto? Por fin había logrado deshacerse de Yunho, porque le lastimaba haberle dicho aquello. Sin explicación, siguió llorando hasta que llego el amanecer y pudo calmarse y regresar a casa.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


Los meses siguientes, su lucrativo contrato con JY cambió, el CEO que solía representarlos pidió un traslado hacia la casa matriz en París y otro nuevo se encargaba de la gestión de su contrato… Su carrera había llegado al tope de lo que podía llegar y ganaba el triple de lo que estaba ganando hace poco. Aun así, se sentía tan diferente, había alcanzado todo lo que se supone había soñado, pero se había encerrado a si mismo en su propio mundo y poco a poco ese mundo lo estaba asfixiando. Tenía lo que siempre soñó: respeto y admiración, dinero, popularidad, y aun con todo ello, se sentía mucho mas infeliz que cuando comenzó en todo este camino.

Sus padres, ya no los veía, muchas gente a su alrededor había desaparecido… el único que continuaba allí, era su mejor amigo, pero el mismo, ocupado con su también exitosa carrera no tenia tiempo para verlo.

No se había dado cuenta, que tener a alguien a tu lado era tan vital para vivir, y que aquella persona que el mismo ahuyento era el escape a todo lo que tenia que fingir… el era de los pocos que conocían su verdadero yo, pero… no podía soportar el que lo estuviera chantajeando de aquella forma.

-Disculpe… este es un paquete para Xiah…

-¿Un paquete para mi? -mira extrañado- ¿de donde viene?

-Viene de JY, al parecer lo encontraron en la antigua oficina del CEO Yunho, es un paquete sellado y tenía su nombre y dirección.

-Entiendo -recibe el paquete- Gracias por todo…

-Xiah, te necesitamos en el set…

-¿Puedo tomar un descanso?

-Bien, te esperaremos 15 minutos, o nos atrasaremos…

-Esta bien, Gracias Director Park.

Junsu se encerró en su camerino, completamente extrañado por lo que contenía el paquete, que efectivamente tenía su nombre. Escrito debajo de su nombre, estaba una fecha, 03 de septiembre de 2008, aproximadamente un año antes de que volviera encontrarse con Yunho.

Junto al paquete, se encontraba un sobre con su nombre, el mismo que había intentado llevarse de su casa hacia unos meses, la cual abrió para poder leerla:

“Hola.

Tal vez ya no me recuerdes, pues ha pasado mucho tiempo desde la última vez que nos vimos. Soy Jung Yunho ¿recuerdas mi nombre? Fuimos compañeros de escuela, bueno, yo estaba un grado arriba pero éramos amigos.

Hoy eres alguien muy diferente, eres modelo ¿no?... bueno lo se, porque vi tu fotografía en una revista, y me sorprendí al saber que eras tu.

Por alguna razón, dejaste de responder mis llamadas y te negaste a hablar conmigo de repente… siempre me pregunte ¿Por qué? Y quiero disculparte si hice algo mal, que te hiciera no querer volver a hablarme.

Muchos reporteros han estado en nuestra ciudad, todos quieren saber algo de ti, pero debido a que no tenías muchos amigos, muchos no saben nada. Se que no deseas que nadie descubra tu pasado, así que no he dicho nada, aunque muchos de esos reporteros hayan llegado a mi casa, me he mantenido en silencio. Por eso, te regreso todo esto, son fotos, que nos tomamos juntos.

Quisiera hablar contigo una vez mas, pues no quise que nuestra amistad terminara de esta forma, quiero escuchar la razón por la que me dejaste de hablar y quisiera encontrar la oportunidad para que nos volvamos a ver.

Tengo algo muy importante que decirte, por lo que desearía que te pusieras en contacto conmigo.

Jung Yunho”


Sorprendido, Junsu abrió el paquete que contenía una pequeña caja de madera, encontrándose con todas las fotografías… No era posible ¿Yunho no pretendía delatarlo desde un principio? Entonces ¿Porque por tanto tiempo estuvo chantajeándolo…?

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


-Buenas tardes Soleim -sonríe- Páseme todas las llamadas a mi oficina por favor… tampoco quiero mas citas por hoy, estaré ocupado.

-ehm, disculpe, hay alguien esperando por usted. Esta en su oficina.

-¿Alguien? ¿Quién puede ser?

-Dijo que su nombre es… -revisa la planilla- Kim Junsu…

Yunho abrió sus ojos enormemente ¿podría ser? No, no, era imposible, mucho menos usando ese nombre, si se tratara de quien pensaba, usaría su seudónimo, jamás su nombre real.

Entro a su oficina, prevenido de quien se trataba, hasta que lo comprobó con sus propios ojos, cuando lo vio, allí sentado:

-T-Tú… -mira sorprendido- ¿Qué haces aquí?

Junsu se levantó del sillón en donde había estado esperando, mostrando su rostro molesto quedando a pocos centímetros de Yunho:

-¿Eres idiota? -irritado- ¿Qué clase de CEO llega a su oficina a las 10 de la mañana?

-¿uh? Es que… había mucho tráfico y… -se percata- ¡¿Por qué tengo que darte explicaciones?! Primero que nada ¡¿Qué haces aquí?!

-Soy la imagen de tu empresa ¿lo recuerdas? Vestuario, iluminación, todo eso falta, se supone que esta es una sesión internacional, ¿Por qué es tan tardando tanto en hacer los preparativos?

-¿Qué? ¡La sesión es en dos semanas! -le mira- además… no tengo nada que ver con eso… -toma el teléfono- Llamare al asesor de publicidad…

Junsu tomo el teléfono de Yunho entre sus manos, para luego rodear con sus brazos su cuello, brindándole un beso repentino, suave y profundo… Yunho lo abrazo por la cintura, acercándolo más a si mismo, dejándose atrapar completamente por sus brazos:

-Nunca -susurra- nunca fue tu intención el delatarme ¿verdad?

-Pude haberlo echo desde el principio -susurra- pero, mas que delatarte quería encontrarte -le mira- sabia que… si no usaba tu pasado como excusa volverías a desaparecer.

-¿Por qué… querrías encontrarme?...

-Porque me dejaste de hablar -le mira- me ignoraste… quería saber el porque… y luego despareciste…

-Dijiste que… jamás te involucrarías conmigo… a tus amigos…

-Eso… ellos no eran mis amigos -le mira- me deje llevar porque eran populares, y temía perder su contacto… era inmaduro y no era nadie antes de conocerlos… pero jamás pensé eso de ti, por eso intente buscarte y hablar contigo luego de que me dejaste de hablar. También… -se detiene-

-¿También?

-¡Estaba celoso! Me habías plantado varias veces porque debías ayudar a Jaejoong, siempre hablas de el y de todos los problemas en que te había metido… ¡Estaba cansado de escuchar su nombre!

-¿Sabes lo difícil que era encontrar tema de conversación? No soy nada interesante, y que tu me hablaras para mi fue un milagro… solo era un perdedor…

-¡No lo eras! -molesto- eras listo, muy amable y también eras muy lindo… lo eras antes y lo sigues siendo ahora…

-No digas mentiras -le golpea el hombro- solo te gusto ahora porque no soy gordo… soy modelo y soy sexy…

-Eras lindo antes tus mejillas eran bonitas y siempre quería apretarlas además siempre sonreías…

-ahg ¡Cállate!

-¡Eso también! Eres tan prepotente ahora, solías ser muy amable…

-¿De quien crees que es la culpa?-mira- ah olvídalo, eres un caso perdido -se da la vuelta- me voy…

-¡Lo siento! -le abraza por la espalda- solo era un niño tonto, perdóname por lastimarte, me has gustado desde hace mucho tiempo… perdóname Junsu-ah…

El daño que le había echo Yunho era muy grande, y era poco posible que le perdonara tan pronto. Pero, gracias a el y a su rechazo, había logrado muchas cosas que quizá no hubiera conseguido por su propio esfuerzo. Fue una motivación, aunque en su mente solo quería hacerlo sentir humillado y miserable y asi obtener su venganza, en el fondo solo deseaba no sentirse invisible ante sus ojos.

Muchas cosas aun estaban mal echas, no podía negar a la persona que era antes, era parte de su vida y nunca podría desaparecerlo. Su miedo a que volvieran a rechazarlo le hizo negarse así mismo, pero nunca dejo de ser esa persona insegura, aunque la diferencia entre antes y ahora era que ahora podía fingir seguridad. Pero seguía existiendo, aunque intentara enterrarlo, pues su corazón y el de su “yo” seguía siendo el mismo.

≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈≈


“En ultimas noticias, luego del revelador libro lanzado por el popular modelo de alta costura Xiah, en el que revelaba sus problemas de sobrepeso, el modelo ha inaugurado una clínica especial para ayudar a muchos jóvenes con este problema a aceptarse a si mismos y aumentar su autoestima. Aunque ya se encuentre retirado de las pasarelas, sigue siendo noticia mundial gracias a su revelador libro. En este…”-apagar.-

-¡Ah! ¡Estaba viendo eso!-irritado-

-¡Vete a casa! -grita- ¿eres feliz rellenándote en mi sofá?

-Era mi casa, y aunque hayas regresado de Paris sigue siendo mi casa…

-¿Qué nunca cambiaras? ¡Ve a trabajar!-grita-

-Ya dije que iba a retirarme… estoy cansado de esto…

-lo toma por el brazo- ¡Cuando te retires, puedes dejar de trabajar! -lo empuja- ¡Fuera de mi casa!

-Ah, esta bien, me iré, me iré -abre la puerta- oh, hola Yunho -sonríe-

-Otra vez -molesto- Otra vez tengo que encontrarte aquí -sonríe forzado-

-¿Qué le vamos a hacer? -le palmea el hombro- si no atiendes a Junsu como se debe me toca hacerlo por ti…-huye-

-¡¿Qué?! -grita- ¡¡Vuelve acá y repite eso!!

-¿has llegado? -sonríe- ¿Cómo estuvo el vuelo?

-Largo… -le abraza- Pero ya estoy aquí… mi transferencia esta lista, por fin puedo regresar a casa -le besa- por fin puedo estar contigo…

-Bienvenido…-sonríe-

La vida le hizo cambiar muchísimo, y tal vez en este momento le estaba haciendo pagar su arrogancia, aun estaba a mitad de camino, para reconciliarse consigo mismo y con todas las personas que había lastimado en su desesperado intento de ser alguien mas, pero con el tiempo estaba empezando a recuperarse y a reconocer en su espejo la persona que realmente era.

Su felicidad aun no era completa, solo el tiempo diría si lograría alcanzarla, pero por el momento esperaba encontrar algo de paz, sin tener que fingir, solo siendo el mismo, sin aparentar perfección… esperaba seguir adelante y sanar todo el resentimiento que una vez pudo sentir.

3 comentarios:

  1. ¿Me quieres matar? ><
    Y es que escribes HoSu y yo deliro! ♥____♥
    *le regala chocolates*
    Lo amé!!! ♥
    Me encantó tanto que me quedé con ganas de más XD
    A los que entran a mi blog les ha gustado mucho tu anterior historia Without Memories & Love, así que te pido permiso para publicar esta también XD
    Me encantaría contactarme contigo, ¿tienes blog?

    ResponderEliminar
  2. Jojo, muy halagada de que te gusten mis Hosu xDDDD sip tengo un blog mrjejung.blogspot.com y pues, tranquila puedes publicarlo... este y todos los fics que quieras xDDDDD dejame un mensajito en inbox y pues nos afiliamos ok?.... besitos ♥

    ResponderEliminar
  3. Kyaaaaa!!! Luego me paso por tu blog y arreglamos todo~ También amo el JaeMin y veo que escribes mucho :D
    Hablamos luego, kisses~ ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD