A Not So Pampered Pet. Cap 4

7 comentarios
Este capitulo contiene Yunho / Jaejoong

“Devuelta al trabajo, gatito”



Con tres gatos de pie con los brazos cruzados, orejas paradas y el ceño fruncido, Yoochun sabía que no debía discutir.

Así que en vez de ir a la ciudad con tan sólo Jaejoong, los cuatro de ellos estaban en el Mercedes de Yoochun. Jaejoong se sentó en el asiento del pasajero y el Minsu en la parte de atrás. La respiración de Junsu estaba tan acelerada, Changmin trató de mantenerlo calmado.

Jaejoong miraba la ciudad por la ventana. El viaje a la ciudad parecía mucho más largo de lo que era, pero Jaejoong se dio cuenta de que antes sus emociones estaban mezcladas por la adrenalina y el miedo que no sabía lo que pasaba a su alrededor.

Una vez en la ciudad, Yoochun condujo más despacio por los lugares más agradables. Donde Jaejoong nunca había estado. Los gatos sin dueño en esta parte de la ciudad eran retirados inmediatamente, incluso si estaban registrados. Detuvo el coche en un garaje de estacionamiento. Sus faros iluminaron el espacio oscuro, sombrío. Aparcó junto a una puerta que Jaejoong podía ver.

"Muy bien, vamos ", dijo.

Jaejoong abrió la puerta y salió, seguido por el Minsu. Yoochun se dirigió hacia la puerta. Sacó una tarjeta de seguridad y la pasó a través del mecanismo bloqueado. La luz roja parpadeando se volvió verde y luego la puerta se abrió.

Jaejoong estaba tan contento porque que confiaba en Yoochun al seguirlo por un oscuro pasillo sin puertas. Al final de este había un ascensor. Yoochun volvió a utilizar la tarjeta para obtener acceso. El ascensor era de espejos, Jaejoong miró el suelo. Su piel y el cabello de su cola estaban erizados. Sus orejas se movían, de atrás hacia adelante, una y otra vez. Escuchando sólo los engranajes del elevador.

Se detuvo. La puerta se abrió, Yoochun salió de el. Pero los gatos esperaban, olfateando el aire por un momento. Yoochun tendió su mano.

"¿Y bien?"

Jaejoong estaba irritado casi gruñendo, Changmin rodo sus ojos."Espera, Yoochun. Es un lugar nuevo"

Yoochun asintió con la cabeza y esperó. Jaejoong fue el primero en salir olfateando el aire. El pasillo estaba iluminado tenuemente. Alfombra verde. Paredes cremas. Cuadros. Era un edificio con oficinas. Al final del pasillo había una pequeña luz.

Una figura se dejó apreciar haciendo que Jaejoong saltara detrás de Yoochun.

"Yoochun," dijo una voz. "¿Por qué te demoras?"

"Gatos", dijo Yoochun.

El otro se rió entre dientes. "Ya veo".

Una figura apareció a su lado, una figura con cola y orejas, el interés de Jaejoong aumentó.

"Dios, no vamos a hacerles daño", dijo el gato. La figura se volteó agitando su cola.

Changmin resopló y dijo: "Eso es lo que dicen todos los asesinos".

Se formaron risas.

Yoochun negó con la cabeza y pasó su brazo alrededor del hombro de Jaejoong. "Vamos. Él es mi pareja de trabajo, Siwon. Esta es nuestra oficina. Su gato es Heechul. "

"mejor dicho, soy su humano", dijo Siwon.

"Eso es cierto", dijo la voz de nuevo.

Jaejoong mantuvo su rostro oculto cuando Yoochun lo arrastraba hacia la oficina. Oyó al Minsu a regañadientes acercarse a ellos.

La oficina estaba bien iluminada. Era casi igual a la que tenía Yoochun en casa. Pero esta estaba ordenada. Al otro lado de la oficina, un gato hermoso echado en un sofá. Vestía un pantalón negro ajustado y una camiseta blanca. Su cola y orejas eran de color marrón oscuro. Era muy hermoso. Jaejoong escondió su rostro en el hombro de Yoochun.

"Así que este es el gatito con el que Yoochun se ha obsesionado" dijo el gato. "Es lindo, Yoochun".

"Lo sé", respondió Yoochun besando la cabeza de Jaejoong. “Él es Jaejoong. Jaejoong, ellos son Siwon y Heechul. "

Jaejoong volteó la cabeza y le mando una especie de sonrisa al gato en el sofá. Él sonrió, y maulló un saludo.

El otro hombre se trasladó al sofá y acarició la cabeza de Heechul. Era alto e increíblemente hermoso. Vestía un traje negro y tenía el cabello impecable. Jaejoong nunca pensó que conocería a un hombre más hermoso que Yunho, pero Siwon definitivamente lo era.

Heechul ronroneó en voz alta y lamió los labios de Siwon.

Jaejoong casi podía saborear la lujuria entre ellos.

"Um, ¿se pueden concentrar, por favor?", Preguntó Yoochun.

Siwon les sonrió. "Lo siento. Tomen asiento. "

Yoochun se dirigió hasta una silla y se sentó, haciendo que Jaejoong se sentara en su regazo. El Minsu hizo lo mismo en la otra silla pero Junsu mantuvo su rostro oculto, sus manos y garras se aferraban de la camisa de Changmin.

"Entonces, ¿cómo vamos a hacer esto?" Siwon preguntó mientras se sentaba al lado de su gato. Heechul se dio la vuelta en el sofá. Clavó sus uñas en los muslos Siwon por un momento y luego puso su cabeza en el regazo de Siwon.

"He estado pensando eso en el camino", dijo Yoochun. "A parte de ir y decirle…"

Jaejoong lo miro con las manos sobre el pecho de Yoochun. "No te va a creer. Eres un humano. A parte de que nunca te ha conocido. Nunca vendría contigo. "

Yoochun asintió con la cabeza. "Entonces tu vienes conmigo".

"Pensé que no querías que vaya," dijo Jaejoong.

"No quiero que lo hagas"

"Yunho no me va a retener", dijo Jaejoong. "Y aún así, Junho no va a creerme si estoy con un humano que no conoce."

Los ojos de Yoochun se entrecerraron. "Tu no vas a ir solo, Jaejoong."

Jaejoong se sentó y se cruzó de brazos. "¿Por qué no? Yunho no es tan malo como tú piensas. Y ha sido sólo un día. Todavía ni siquiera he faltado a mi turno. Puedo ir como si nada hubiera pasado, trabajo mi turno, encuentro a Junho y luego vuelvo aquí con él"

Heechul se rió entre dientes. "Eso es muy bueno en realidad."

Yoochun negó con la cabeza. "Yo no quiero correr ese riesgo."

"Yunho no es..." Jaejoong resopló y se volteó para dirigirse a Heechul. "luego él se pregunta por que nosotros no confiamos en los humanos."

"¿Qué se supone que significa eso?", Preguntó Yoochun.

"Los gatos tienen como un sexto sentido. Confía en mí. Puedo decir que Yunho no es una mala persona. Me explico, yo tengo veintiuno, Jung Min tiene veintitrés, si él sólo estuviera interesado en gatitos pequeños, los dos habríamos sido despedidos, pero él no lo hizo porque sabia que no teníamos otro lugar a donde ir"

"a mi me parece que es un buen plan", dijo Siwon.

Jaejoong volvió a mirar a Yoochun. "Si no quieres que este allí por mucho tiempo, esperemos unas horas y luego entro. Pero voy a tener que darle algo de dinero a Yunho “

"¿Qué? ¿Por qué? "

"Porque si dejo perder mi turno tiene que ser por una buena razón. Así que si quieres puedes sacarme la mierda para que piense que por eso estoy llegando tarde, o si no puedes darme cuatrocientos dólares y dárselos a Yunho para que piense que estoy llevando un hombre a casa. Puedo llevarme a cinco por una noche y Yunho me permite tener cien dólares de los que le doy"

"De ninguna manera."

"¿Por qué no?", Preguntó Siwon. Se inclinó hacia delante y sacó su billetera. "Yo incluso puedo donar el dinero."

Yoochun lo calló con la mirada.

Un pequeño sollozo provino de Junsu. Yoochun lo miró y suspiró.

"Es un buen plan", dijo Changmin cuidadosamente.

Siwon asintió con la cabeza.

Yoochun suspiró. "Bueno, está bien. Pero anda más tarde"


---------------------


"Por favor, ten cuidado", dijo Yoochun cuando estacionó frente al club de Yunho “The Force”.

Jaejoong le sonrió y asintió. "Es más peligroso en el exterior, Yoochun. Voy a estar bien"

El guardia de seguridad en la puerta se dirigió hacia el automóvil, con el ceño fruncido.

"Anda", dijo Yoochun rápidamente. "Me llamas".

"Lo haré".

Jaejoong salió del auto y la mirada irritada en la cara del guardia cambió por una sonrisa.

"Hero!"

"Hey T.O.P. ¿Cómo va el negocio esta noche?" Jaejoong cerró la puerta sin mirar atrás a Yoochun. El Mercedes despegó de la acera.

"Va a mejorar ahora. ¿Dónde has estado? Yunho ha estado preguntando por ti"

Jaejoong se detuvo y lo miró fijamente. "Con un cliente. ¿Yunho está enojado conmigo? "

T.O.P lanzó su brazo sobre el hombro de Jaejoong y lo llevó al club. "No lo sé. Él ha estado preguntando a todos si te han visto. Es mejor que vayas de inmediato. "

Jaejoong asintió. Algunos de los otros gatos dejaron lo que estaban haciendo para saludarlo. Jaejoong subió las escaleras hacia la oficina de Yunho. ¿Yunho se había dado cuenta de que Jaejoong se fue? ¿Qué estaba pasando?

Tragó saliva y tocó la puerta.

"Entra", dijo Yunho.

Jaejoong abrió la puerta un poco. "T.O.P… dijo que…"

"Jaejoong!" Yunho se levantó y rodeó el escritorio cuando Jaejoong entró en la oficina.

Un momento después, Yunho envolvió con sus brazos los hombros de Jaejoong y lo sostuvo con fuerza. "¿Estás herido? ¿Qué pasó? ¿Dónde has estado? "

"Espera... ¿qué? Yunho... "Jaejoong estaba confundido

"¿Dónde has estado?", Preguntó Yunho. Se apartó y tomó las mejillas de Jaejoong.

"Me fui a casa con un cliente," dijo Jaejoong, de forma rápida."Me detuve a comprar un poco de ramen porque no tenía ganas de cocinar, y este hombre quería llevarme a su casa, así que fui."

Jaejoong buscó en su bolsillo y sacó los cuatrocientos dólares que Siwon le había dado.

Yunho tomó los billetes enrollados y los tiró sobre el escritorio."¿No fuiste a tu apartamento?"

"No. Él me trajo hasta aquí porque ya era tarde"

Yunho se sentó en su escritorio y atrajo a Jaejoong entre sus piernas. Jaejoong fue de buena gana, preguntándose si esta iba a ser la última vez que veria a Yunho. Su corazón se contrajo cuando Yunho lo abrazó, Jaejoong le devolvió el abrazo, con los ojos cerrados tratando de no llorar.

"Después de... que te atacaron y no te apareciste por aquí, Taeyang me dijo que tu apartamento había sido saqueado…"

"¿Qué?", Dijo Jaejoong con los ojos muy abiertos, alejándose.

Yunho asintió con la cabeza. "Alguien entró a tu apartamento. Estaba preocupado de que no te aparecieras a las seis, por eso envié a Taeyang para asegurarme de que estabas bien, y me dijo que toda tu ropa no estaba, que la almohada estaba desgarrada y que alguien trató de quemar tu cocina, la comida estaba por todas partes"

Jaejoong sintió que su rostro estaba pálido.

"He estado muy preocupado"

Jaejoong tragó saliva y asintió. "Sí, yo... yo ayer no volví a mi casa". Jaejoong odiaba mentirle a Yunho. La verdad estaba en la punta de su lengua, pero Jaejoong se preguntó qué pasaría si le dijera a Yunho que se marchaba. ¿Trataría de retenerlo como Yoochun le dijo? Es mejor no correr ese riesgo.

Las manos de Yunho se deslizaban por debajo de su camiseta blanca. Jaejoong se estremeció cuando sintió que le acariciaban la cola. Ronroneó y se arqueó hacia Yunho, meciendo sus caderas. Yunho se sacó la parte superior.

Yunho besó su cuello, succionando un punto justo debajo de la mandíbula.

Jaejoong pensó en Yoochun. Él estaría molesto por esto, pero por otra parte, no había hecho ninguna promesa con Yoochun. Y esta iba a ser la última vez que vería a Yunho.

Yunho agarro su trasero, atrayéndolo. Jaejoong se subió encima él. Se sentó a horcajadas sobre el cuerpo de Yunho, piernas envueltas alrededor de él por sobre el escritorio. Yunho fácilmente lo levantó, aún mordiéndole el cuello lo llevó hasta el sofá.

Jaejoong ronroneó profundamente, su espalda golpeó esa suavidad familiar. Yunho se apoderó de él, moviendo sus caderas. Jaejoong tiraba de la camisa de Yunho.

"Tengo que cambiármela de todos modos", dijo Yunho en la piel de Jaejoong. Se inclinó hacia atrás lo suficiente como para quitarse la camisa.

Jaejoong estaba temblando. Más emociones desconocidas lo recorrían. Tristeza porque se iba alejar de Yunho, culpa por dejarlo y no decirle nada, y más culpa por hacer esto cuando Yoochun lo amaba tanto.

Suaves dedos frotaban sus mejillas, Jaejoong se dio cuenta que estaba llorando.

"Jaejoong?"

Jaejoong tragó saliva y miró a Yunho.

"¿Qué pasa?"

Todo lo que podía hacer era encogerse de hombros.

Yunho sonrió. "Estaba muy preocupado por ti"

"¿Qué… qué pasaría si... yo..." Jaejoong se sonrojó y desvió la mirada.
La boca de Yunho regresó a su cuerpo, lamiendo su piel y sus pezones. Había bastantes marcas que Yoochun había hecho en su estómago, Yunho lamió todas.

"Jaejoong," susurró Yunho. "¿Este hombre te ofreció llevarte a su casa?"

Jaejoong tragó saliva. Su cerebro estaba tan confundido y su corazón dolía, ¿Cómo debería responder a eso?

"¿Qué te dije sobre los hombres que quieren llevarte a su casa?"

Jaejoong tuvo que aclararse la garganta para susurrarle: "Que es demasiado bueno para ser verdad."

"Correcto"

"¿Y qué pasa si no lo es?", Preguntó Jaejoong.

Yunho detuvo sus caricias, puso la mano en el brazo del sofá al costado de la cabeza de Jaejoong. Su otra mano subía y bajaba por su estómago hasta el pecho, sus dedos hicieron una pausa en su pezón.

Yunho frunció el ceño y luego dijo "Siempre es demasiado bueno para ser verdad, pero... si tu estás seguro... acaso no siempre te he dicho que si encuentras algo mejor, es mejor que te vayas?"

Jaejoong asintió. Tenía un nudo en la garganta "Yo realmente no me quiero ir."

"¿Lo vas a hacer?"

Jaejoong se encogió de hombros. Volteó la cabeza, cerrando los ojos sintiendo lágrimas en sus mejillas de nuevo.

Yunho se arrodilló entre las piernas de Jaejoong y desabrochó su pantalón. Con cuidado Jaejoong tomó el pantalón, para que no se cayera el teléfono que Yoochun le había dado.

Yunho lo miró y se humedeció los labios. "Probablemente seas el gato más bonito que he tenido aquí y tendré aquí. Te voy a extrañar "

"Yo... yo también te voy a extrañar"

Yunho sonrió. "Ahora. Cero emociones. Haz llegado tarde, así que... “Hizo un movimiento con su mano para que girara.

Jaejoong le devolvió la sonrisa y trató de no reírse. Levantó fácilmente sus brazos y piernas para darse la vuelta en el sofá. Se colocó de rodillas y levantó su trasero para recibir el castigo de Yunho. En lugar de recibir una palmada que Jaejoong esperaba, Yunho frotó sus manos por su trasero y muslos, sus dedos presionaban sus músculos.Jaejoong ronroneó y trató de no arquearse por las caricias.

Yunho lo penetró con la lengua. Jaejoong se estremeció y maulló en voz alta. El golpe lo sobresaltó y se tiró hacia delante con un gemido.

Jaejoong jadeó con la cabeza baja, casi tocando el sofá. Se mordió el labio para no mencionar el nombre de Yoochun, conformándose con maullar en su lugar. A Yunho le gustaba eso. Le gustaba el lado animal de sus gatos.

Dos dedos se deslizaron dentro haciendo que Jaejoong maúlle, separo las rodillas. Se quedó sin aliento cuando Yunho movía sus dedos dentro y fuera de él, expandiendo su entrada.

"Dios, ese hombre ha debido estar haciéndotelo toda la noche para que ahora no estés tan estrecho", dijo Yunho.

La respuesta de Jaejoong fue un pequeño gemido, Yunho abrió los dedos y lamió entre ellos. Su pene estaba muy duro, saltando y sacudiéndose con cada movimiento que hacia Yunho con sus dedos. Él gimió cuando los toques se detuvieron. Se las arregló para respirar una vez más y luego el dolor azotaba su piel de nuevo cuando Yunho le estaba dando palmadas. Cada golpe venía con más fuerza que el anterior, Jaejoong estaba delirando por la necesidad, a punto de venirse, maullando y lloriqueando.

Las manos separaron sus nalgas, y la punta de la erección de Yunho empujó contra su cuerpo. Jaejoong se puso rígido, lloriqueando cuando Yunho deslizó su erección adentro y afuera de su entrada, torturándolo.

Jaejoong maulló. "Por… por favor."




Yunho se rió entre dientes colocando su erección en la entrada de Jaejoong. Jaejoong gimió, separando las piernas, dandole un mejor acceso a Yunho, pero él no lo penetro. Se quedó allí, afuera, torturando a Jaejoong.

El borroso y placentero mundo de Jaejoong daba vueltas. Yunho se puso sobre él, frotó los muslos de Jaejoong y los levantó. Jaejoong gimió y envolvió sus piernas alrededor del cuerpo de Yunho. Con un simple reajuste, Yunho se deslizó profundamente por la entrada de Jaejoong.

Jaejoong gimió, arqueando la espalda. Sus garras se clavaron en los bíceps de Yunho. Yunho empezó a moverse lentamente. Otra forma de tortura y necesidad.

Jaejoong abrió la boca. Yunho movió sus caderas de nuevo chocando contra la próstata de Jaejoong.

"¿te sientes bien?" Yunho susurró contra la mejilla de Jaejoong.

Jaejoong asintió. "Siempre." Labios presionados contra los de él. Jaejoong hizo un ruido y sus ojos se abrieron en estado de shock.

Yunho rara vez lo besaba.

Los ojos de Yunho estaban cerrados, su boca moviéndose contra la de Jaejoong. Le tomó un momento para reunir fuerzas y devolverle el beso. A Jaejoong no le importaba. Besar a Yunho era una delicia. Tan pronto cuando Jaejoong respondió, sus lenguas se tocaron. Cada movimiento hacia que Jaejoong este cada vez más cerca del orgasmo. Yunho estaba acostado encima de él, aplastando su erección entre sus estómagos. Jaejoong gimió cuando el sudor y los fluidos hacían todo pegajoso y húmedo.

Una de las manos de Yunho se apoderó de su cola, acariciándola, jugando con ella. Jaejoong gimió, perdiendo el ritmo del beso, inclinando la cabeza hacia atrás. Yunho besó su cuello, dejando pequeñas marcas en su pecho y estómago. Jaejoong arqueó la espalda, las embestidas se aceleraban con en el nuevo ángulo.

Jaejoong gimió. "Yunho, por favor, por favor."

Yunho se estremeció y tomó la erección de Jaejoong en su mano. Jaejoong gritó, maullando fuerte cuando el placer se disparó a través de él, un hormigueo recorrió a lo largo de su piel y explotó en su erección. Se vino, bombeando líquido blanco por sobre su pecho.

Yunho suspiró y le susurró palabras de belleza. Sus embestidas se aceleraron de nuevo y Jaejoong apenas maneja las sensaciones. Sus labios se encontraron de nuevo y Yunho gruñó mientras se vino dentro de Jaejoong.

Se recostaron aún besándose, tratando de recuperarse. Yunho se alejó sólo un poquito, sus labios aún se rozaban cuando dijo "Me alegro de que estés bien."

Jaejoong asintió con la cabeza, y luego un poderoso brote de emociones se apodero de el, envolvió con sus brazos el cuello de Yunho y lo sostuvo con fuerza mientras lloraba de nuevo.

"Jaejoong, vamos. ¿Qué pasa? "

Jaejoong negó con la cabeza.

"Estás actuando como si nunca fuera a verte de nuevo", dijo Yunho.

Jaejoong abrió los ojos y dijo: "¿Qué pasa si no nos vemos otra vez?"

Yunho frunció el ceño. "Te vas a ir", dijo simplemente.

Jaejoong negó con la cabeza rápidamente, mental luchando por encontrar algo que decir. Maldita sea el sexo le hizo perder la concentración. "Es sólo que... ¿qué pasa si... ¿y si el que destruyó mi casa regresa?"

Yunho negó "No vuelvas allí esta noche, quédate con uno de los chicos, y si no puedes entonces quédate aquí ¿Ok?"

Jaejoong asintió con la cabeza. "Gra… gracias".

Yunho sonrió y colocó otro beso en sus labios. "No quiero que te lastimes otra vez. Te he visto bastante lastimado en los últimos seis años "

Con un suspiro, Yunho se levantó, cerrando los ojos cuando Jaejoong lo liberó. "Me voy a bañar. Es mejor que lo hagas tú también. Quiero que esta noche estés en el bar. Nada de sexo. No estas lo suficientemente estrecho para poder venderte esta noche. "

Yunho se puso de pie. Se tambaleó por un momento haciendo que Jaejoong sonriera.

"Gracias," dijo Jaejoong.

"¿Por qué?"

Jaejoong se encogió de hombros. "Por dejarme ser una de tus mascotas."

Yunho hizo una mueca. "No eres una mascota, Jaejoong."

"¿No lo soy?"

"Bueno... está bien, pero no te llames así"

"Sí, lo sé. Sólo es otro apodo, ¿verdad? "

Yunho asintió.

La puerta se cerró detrás de él, Jaejoong suspiró, su corazón se contrajo de nuevo, y las lágrimas se asomaban en las esquinas de sus ojos. Jaejoong se frotó los ojos con rudeza y se levantó para vestirse. El teléfono cayó al suelo, y Jaejoong lo recogió. La pequeña luz en la esquina estaba parpadeando, Jaejoong pulsó unos botones, Yoochun le había enviado un mensaje.

Soy HeeChul. Date prisa. Yoochun se esta comenzando a preocupar y no se quiere calmar.

Jaejoong se rió. Pulsó el botón que decía respuesta y luego escribió, sólo cinco horas más.

Jaejoong se puso el pantalón de nuevo y luego la camisa. Había un mensaje más.

Diablos. Ten cuidado, bebé.

Jaejoong sonrió y puso el teléfono en su bolsillo antes de bajar por las escaleras.

------------------------

Todos los gatos habían oído que el apartamento de Jaejoong había sido saqueado, todos ellos lo abrazaron y le dieron un beso.

Una vez más, el corazón de Jaejoong se contrajo. Se había ido tan apresuradamente la noche anterior, ni siquiera pensó en lo mucho que echaría de menos a todos.

"Oye", dijo Jung Min. "¿Estás bien?"

Jaejoong asintió y se apresuró a terminar la bebida que había estado haciendo.

"Mientes"

"Sí".

"¿Qué pasa?"

Jaejoong suspiró y miró a su amigo que había conocido hace seis años. Jung Min había estado con Yunho durante casi diez años. Dudaba que Jung min se fuera de ahí. Tenía el pelo largo le llegaba a los hombros, Era gris oscuro y brillaba con las luces tenues. Su cola y orejas eran de un gris a rayas.

"Yo..." Jaejoong bajó la voz y dijo "Me voy".

"¿Qué? ¿Por qué? "

"Simplemente... me voy. Y tal vez no regrese"

Jung min mordió su labio inferior.

"No digas nada, ¿Ok? Yo... voy a extrañar a todos aquí, pero tú eres mi mejor amigo. Yo... este chico... es realmente agradable. Y muy rico y... "

"Vas a ser una mascota."

"Sí. Más o menos"

Jungmin puso mala cara y otro estallido de culpa recorrió a Jaejoong. "Dios, realmente deseo que puedas venir y quedarte conmigo esta noche".

Jaejoong asintió con la cabeza. "Sí. Es una lástima"

"Bueno, trata de venir a visitarnos, ¿de acuerdo? Por lo menos a mi"

"Voy a intentarlo".

Jungmin lo abrazó y Jaejoong enterró su rostro en el cuello de Jungmin.

"Oigan”, un hombre dijo, “Si no nos van a servir las bebidas, entonces por lo menos bésense."

Jaejoong se apartó y comenzó a reír. Los ojos de Jung Min brillaron y sus labios se tocaron, abriendo sus labios. Se besaron apasionadamente mientras los hombres en el bar hacían sugerencias groseras. La cola de Jungmin se envolvió alrededor de la cintura de Jaejoong.

Se separaron el uno del otro, compartieron otra sonrisa y volvieron a trabajar.

Jaejoong tuvo que esperar hasta casi la hora de cierre para acercarse a Junho. El otro había estado casi toda la noche sobre el escenario, bailando y desnudándose para los hombres. Temblando, Jaejoong siguió a Junho a los cuartos traseros. Junho era más alto que su hermano, su color de cabello era un tono más oscuro. Sus orejas casi parecían de color rojo con rayas de color naranja, y su cola era de rayas blancas, negras, marrones, naranjas, y así consecutivamente.

"Hey, Ho," dijo Jaejoong.

Junho lo miró sobre su hombro y sonrió. "Hola. Me alegra saber que ayer no fuiste atacado"

"Sí, bueno, sobre eso. ¿Puedo quedarme en tu casa esta noche? Parece que todo el mundo ya tiene compañía"

"Por supuesto. ¿Te sientes mal? "

"Un poco. Ha sido un día raro... "


Junho se rió entre dientes, Jaejoong suspiró. Se parecía a su hermano.

"¿ya te vas?", Preguntó Junho.

"Dentro de un rato. Tengo que cerrar la barra"

"Está bien. Voy a ducharme entonces. "

Jaejoong abrió la boca y luego se alejó. Una parte de él se relajó. Su mente vagaba mientras limpiaba. Yunho y T.O.P tuvieron que echar a unos cuantos clientes insistentes y entonces el bar estaba vacío. El reloj encima de la barra sonó cuatro veces.

"¿Tienes donde quedarte?", Preguntó Yunho.

Jaejoong saltó, porque había estado demasiado distraído y no había oído a Yunho detrás de él. "Sí. Junho me va a dejar quedarme en su apartamento "

"Bien." Yunho engancho su brazo alrededor del cuello de Jaejoong y besó su mejilla. "Espero volver a verte pronto"

Jaejoong tragó saliva y lo miró a los ojos. Yunho lo sabía. Jaejoong lo podía adivinar. Pero él asintió con la cabeza y dijo: "Sí, mañana por la noche."

Yunho le dio un beso en los labios y luego se fue para contar el dinero de la noche.

Jaejoong se reunió con Junho en la parte de atrás, los dos se dirigían hacia la noche. Jaejoong tragó saliva y trató de pensar en la mejor manera de explicárselo. Decir, Hey, yo conozco a tu hermano, no parecía una buena idea. Jaejoong mantuvo sus ojos en el suelo al caminar, masticando su labio.

Junho se abrió camino por las escaleras a su apartamento. Lo compartía con otro gato que trabajaba en un club diferente. Jaejoong nunca lo había visto antes. Su lugar estaba limpio y ordenado.

Jaejoong se detuvo en la puerta y suspiró.

"¿te importaría decirme lo que te esta molestando, hyung?", Preguntó Junho.

"¿tu compañero esta en casa?"

"No, él tiene clientes esta noche."

"Yo... creo que no hay otra manera más fácil de decir esto, pero yo me voy. Esta noche fue mi última noche con Yunho"

La boca de Junho se abrió, sus ojos se agrandaron. "¿Qué? ¿Por qué? "

"Conocí a un hombre, y él... bueno, es amable. En realidad yo no iba a... me fui ayer, no tenía planeado volver en absoluto, pero... algo ocurrió"

"¿Qué?", Preguntó Junho. Cruzó sus fuertes brazos sobre su pecho y miró a Jaejoong.

Jaejoong miró al suelo. "Cuando llegué a su casa, él... él ya tenía a dos gatos. No como mascotas, si no como sólo dos gatos que vivían con él. Ellos no tenían a dónde ir y bueno, uno de ellos, Changmin, es una persona un poco sarcástica, no me agrada mucho, pero el otro... "Jaejoong levantó la vista. "El otro nombre se llama Junsu, es de color percal"

La respiración de Junho se aceleró. "¿Q… qué?"

"Estábamos hablando esta tarde y Junsu me contó que tenía un hermano y que... era..." Jaejoong retrocedió cuando vio que Junho avanzaba hacia él. Jaejoong se estrelló contra la puerta, Junho estaba a dos centímetros de su cara.

"Mi hermano está muerto."

Jaejoong negó con la cabeza. "Él no lo esta. Él no lo esta. Estaba en la casa de Yoochun, y él... él no está muerto". Jaejoong buscó a tientas su teléfono en el bolsillo.

Junho lo miraba fijamente, Jaejoong trató de recordar los botones correctos para buscar las imágenes en el teléfono. Suspiró al encontrarse con la de Junsu y Changmin frotándose las mejillas. Lo miró y le entregó el teléfono "Aquí. Mira. No está muerto. "

Junho cogió el teléfono, abriendo los ojos. Sus dedos temblaban mientras lo sostenía en sus manos. Se quedó mirando la imagen durante unos largos segundos. Una lágrima resbalaba por su mejilla. "¿J… Junsu? ¿Él es... él está vivo? "

Jaejoong asintió. "Lo vi hace menos de seis horas."

Las rodillas de Junho flaquearon y cayó al suelo mirando la imagen.

"Yoochun estaba pasando por ahí cuando vio a Junsu en el camino, sangrando y enfermo, por lo que lo llevó a su casa. Yoochun no tenía idea de que tu... Él se siente muy mal. "

Junho levantó los ojos y negó con la cabeza. "Yo es... estaba..."

"Ven conmigo", dijo Jaejoong. "Todo lo que tengo que hacer es llamar a Yoochun para que venga a recogernos".

Junho se acercó golpeando a Jaejoong contra la pared, presionando el antebrazo contra su cuello.

Jaejoong trago saliva, o eso intentó.

"Prométeme que no estás mintiendo. Prométemelo” Apretando su cuello de nuevo, la visión de Jaejoong se volvió irregular por un momento.

"Te lo prometo Ho, no estoy mintiendo. Recuerda todo acerca de ti, de su familia. Y él dice que estaba muy herido y tú también, pero lo dejaste, probablemente para encontrar agua o comida para él, pero cuando despertó estaba en la casa de Yoochun. Yoochun dijo que lloró durante semanas, y... "

Junho lo dejó ir y le dio la espalda. Sus brazos estaban a su costado con los puños apretados.

Jaejoong abrió la boca para decir algo, pero Junho se fue a una habitación, lejos de él. Jaejoong se quedó donde estaba, escuchando los movimientos de Junho.

"Te lo juro, Jaejoong, si me estás mintiendo, te voy a arrancar las orejas."

Jaejoong hizo una mueca de dolor. "No te estoy mintiendo"

Junho volvió con dos bolsos llenos sobre sus hombros. Los dejó caer cerca de los pies de Jaejoong y luego continuó a través del apartamento, llenando otro bolso con cosas. Sólo tomó unos pocos minutos, y luego agarró un lapicero garabateando algo en un papel, probablemente, una nota para su compañero de cuarto.

Jaejoong tomó el teléfono y pulsó el botón para llamar a Yoochun.

"¿Estás bien?", le preguntó Yoochun como un saludo.

"Sí. Estamos bien", Jaejoong le dijo donde estaban.

"Voy a estar allí en menos de diez minutos."

"Está bien." Jaejoong cerró su teléfono. "Estarán aquí dentro de unos diez minutos."

Junho asintió. Su cara estaba pálida, como si estuviera enfermo. Se cubrió el rostro con sus manos, sus hombros subían y bajaban, jadeos fuertes se colaban entre sus dedos. Jaejoong se acercó y lo abrazó con fuerza.

"Yo... dios... perdí toda esperanza, y..."

Jaejoong lo abrazó más fuerte. "Él está bien, está sano y es feliz, él nunca se olvidó de ti. Nunca"

Se quedaron en el centro de la habitación hasta que sonó el teléfono, Jaejoong le limpió las lágrimas a Junho. "Vamos. Tenemos que irnos"

Junho le cogió la mano dejando que Jaejoong lo llevara. Se quedó inmóvil junto a la puerta, mirando el Mercedes de Yoochun. Jaejoong dio unos pasos y tiró de él, haciéndolo moverse de nuevo. Abrió la puerta de atrás y Junho se quedó mirando a la oscuridad.

"Ju… Junho?" Susurró una vocecita.

Junho abrió los ojos de golpe y se metió en la parte trasera del auto. Jaejoong sonrió y se metió a la parte delantera. Miró a Yoochun sonriendo. El otro le devolvió la sonrisa, Jaejoong se volteó y vio a los dos hermanos que se abrazan con fuerza.

7 comentarios:

  1. siiii que actu rapido.... me gusta q por fin esten juntos, parece q Jae tiene sentimientos encontrados peor es logico un cambio de vida tan radical, yoochun es todo corazon y apasionado haaaaa me encantaaaaaaa

    ResponderEliminar
  2. siiii, otro capo, juro que adoro este fic, es cool, ademas tiene minsu XD

    ResponderEliminar
  3. omg junsu se encontro con su hermano!!!!, que hermoso, juro que casi lloro, y me dio pena el yunjae, pero se nota que a jae le gusta yoochun, ojala pronto aya otra conti...gracias por traer esta tan rapido XD

    ResponderEliminar
  4. ke lindo amo al minsu!! bueno tambien al jaemin pero este fic esta lindo aunk en serio adore leer jaemin contii pliss aun no veo un minsu :( contii contii plisss

    ResponderEliminar
  5. kiahhh ojala actualize pronto!!

    ResponderEliminar
  6. Anónimo4/05/2012

    Wooow q lindoooo me encantaaaaa ojala no deje el proyecto d traduccion a mediaaaas!!!!

    ResponderEliminar
  7. Anónimo9/23/2013

    aaah quiero que Jae admita que eata enamorado de Yoochun y qur va con el no por sexo sino por amooooooRRrrr . I ove you Yoochun ah

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD