Insoportablemente Cruel cap 7

13 comentarios
Se sorprendió cuando la persona que le abrió la puerta era una niñita mocosa de unos cinco años de edad. Él le sonrió y poniéndose en cuclillas hizo lo que mejor que sabe hacer, seducir.
_ ¡¡¡mamá, buscan a Changmin!!!-corría sonrojada por el pasillo de la casa hasta perderse entre las faldas de su madre.
_ ¿quién?
_dice que es su hyung- esconde la carita entre las flores del delantal de cocina.
_ahhh… ese muchachito.

Quince minutos después, Changmin aparece vistiendo la ropa de Junsu en la puerta. No necesito ver a Jaejoong directamente a la cara para saber que estaba molesto con él. Después de todo hace tres días había decidido largarse a la casa de su amigo, y aún no retornaba al hogar que su hermano le había asignado durante su ausencia.
_hola…
La expresión del mayor no se modificó ni un ápice, si hay algo en lo que JAEJOONG es bueno, es en esconder sus emociones a la perfección. Changmin se le acercó descaradamente, fingiendo no sentir culpa, cuando en realidad la sentía. Estaban empatados en una lucha de críos. Su hyung percibe el aire desafiante y responde acorde a la situación, no baja la guardia y puede darle clases a Changmin sobre cómo actuar irreverente, indolente y superior.
_recoge tus cosas, nos vamos a casa.
_ mejor me quedo…-desvía la mirada y esconde las manos en los bolsillos de sus shorts bermuda.
_Changmin… no seas así-esta vez suena más implorante. Demasiado pronto para tratarse de él.

Ese par de ojos canela se elevan a la altura de los del mayor, el rubor sofoca al niño junto con una ola de llanto que prefiere tragarse a liberar.
_lo siento, no me hace bien…
_ ¿qué?-pregunta el universitario incrédulo- Changmin si te refieres a lo que dijo…
_basta, no importa, es tu vida, déjame aquí… todos cuidan de mi.
En verdad que está vez le había tomado un tiempo llegar al cogollo del asunto. Ni siquiera supo que Changmin estaba escuchando esa estúpida charla con Young Saeng.
_venga, no me digas que te molestaste por eso-dice sonriendo sin creerlo, lo cual enervó al menor.
_ya vete-dice marchando.
_ ¡nada de eso malcriado!-se apresura a atajarlo del brazo.

Si bien esperaba resistencia, la actitud de Changmin fue mucho peor de lo que se imaginaba. Por un segundo de verse reflejado en esos orbes el mundo entero se nublaba. JAEJOONG definitivamente no soportaba que lo mirara de ese modo, una puteada hubiera sido mejor. Pero no, el chico está cansado, él mismo lo ha cansado.
_Changmin-dice soltándolo y alejándose unos pasos- no es como si eso hubiera sido muy importante…-intenta sonreír para que la cosa suene aún menos seria.
_no soy tu pareja Jaejoong, esas cosas no me afectan-dijo tan cortante como pudo.
El mayor le miro incrédulo y hasta un poco enojado, esas cosas tenían que importarle, así es como debía ser. Changmin finge muy bien, pero su hyung está seguro que se muere de celos por dentro.
_Existe una gran contradicción entre lo que dices y haces…Min, vamos a casa, allí hablaremos. Deja esos celos
_tsk….

Jaejoong en verdad se estaba esmerando por azuzar al Changmin bastardo que el Changmin buen niño tiene en su interior.
_te crees mucho tú-se acerca al mayor de ese modo en que sólo él puede exudar confianza cuando alguien le llega en verdad- ¿celos, dices? ¿Por qué los sentiría?
_vamos, Changmin, no te pongas así, tenía sólo 14 años, fue hace mucho.
Por esto, Young Saeng morirá, eso es seguro. Pero ahora lo que importa es que Changmin se calme, Jaejoong en verdad no puede domar a este muchacho, eso lo enerva y al mismo tiempo lo hace sentir incompetente. Es sólo un mocoso, ha tenido otros mocosos sin tener que hacer grandes esfuerzos. Pero con Changmin ha aprendido a no medir ni predecir nada.
_ Bien, tú mismo lo dijiste. Entonces ¿por qué no puedes volver conmigo?
Ya no podría decirse que Changmin había cambiado su semblante desafiante por uno decepcionado, era mucho más que eso. Estaba lastimado y por eso, el niño se sentía estúpido. Odiaba ser así, odiaba admitir que Jaejoong era el único, que nunca había tocado ni abrazado a nadie más, que nunca había gustado de nadie más. El gobierno tiránico que Jaejoong ejercía sobre su mundo, siempre lo dejaba en desventaja, sin opciones y todos los caminos guiaban al mismo lugar. En su vida, hasta ahora, nunca hubo espacio para nadie más. Jaejoong podía jactarse e incluso alardear de ello. Aún así eso no le daba derecho a nada. A menudo escuchaba a sus compañeros cuchichear y decir “ah el sexo no es gran cosa”, qué tiene que ver la carne con los sentimientos después de todo.
_y…yo sé lo que estas pensando…-lo mira- piensas que reaccionó así porque no tengo experiencia, y es verdad.
Jaejoong parecía harto y con ganas de quererse saltear esta conversación.
_por eso, ni te detengas en mi, ve, hay mucha gente allá afuera que piensan igual que tú.
Estaba a punto de marcharse cuando su hyung volvió a lanzarse en un nuevo intento por convencerlo.
_Changmin…-en verdad detesta no poder seguirle el paso a este mocoso- estoy aquí, vine por ti- estaba esforzándose por estrujarle a su cerebro las palabras correctas- sé muy bien lo que ha pasado entre nosotros, es verdad, he tenido avances sobre ti, no negaré eso ni tampoco quiero. Pero…-mierda, detesta tener que admitir esto- esta vez no terminemos como siempre, al menos escúchame. Vine por ti.

Es como si el adolescente no lo supiera, es como si ignorará el poder que posee sobre su hyung. Jaejoong no puede creer que sea tan estúpido como para no verlo, aunque al mismo tiempo lo agradece. Por dios, lo tiene del cuello y él ni siquiera lo ve. Esta semana y media ha olvidado a Yunho, sólo le recuerda de a ratos, es que no puede cuando en cada rincón de su hogar hay algo de su Changmin o Changmin. Ha flaqueado descaradamente, ha coqueteado con el hermano menor de su mejor amigo.

_ahora no, si quieres verme ve a buscarme a la salida del colegio… mañana. Hasta luego.

Caminó rápido sin darse vuelta a mirar, cualquier movimiento en falso lo haría flaquear y eso era inaceptable. Subió las escaleras y tan pronto como tuvo a Junsu enfrente se descargo llorando el su amigo cómo había sido su primera vez. Podría decirse que Changmin en verdad lo odio en ese momento, el cuerpo le sudaba frío y nada en el mundo pudo herirle más el amor propio cuando se dio cuenta de que sólo era un niño porque aún a su edad le duelen el tipo de cosas que sólo le duelen a los niños.

_Min…-el nombre salió como un susurro, el espectáculo demandaba respeto, había dolor ahí y necesitaba ser drenado.
Junsu sólo se dedicó a rodearle los hombros en un abrazo. No era necesario preguntar nada, él ya lo sabía.
_Changmin, sé que te sientes triste, pero… yo creo que no puedes escaparte de él por mucho tiempo-lo siente hipar entre sus brazos- sólo tomate tu tiempo, pero que no sea demasiado… entiendo lo que sientes, pero vamos Min, eso fue hace tiempo, tú eres en verdad importante para él, lo mejor es que hablen lo antes posible.
Su amigo se aleja de él a penas lo suficiente para mirarlo a la cara. Junsu suspira y estira la mano hacia su escritorio para asir un paquete de pañuelos, se los ofrece a su lacrimoso amigo y espera a que éste se recomponga un poco más para hablar. Una vez listo, sentado con las piernas cruzadas enfrentado a Junsu, toma aire y se dispone a hablar.
_yo…yo sé que molestarme por esto es muy estúpido e infantil, pero…no puedo evitarlo.
Esos ojos que ya parecían dos bolas de agua a penas y se mantenían en sus cavidades, si Changmin evoca sólo un recuerdo más de Jae se le desbordaran nuevamente en llanto. La compostura que ahora le permite hablar pende de un hilo, Junsu.

_es que… después de todos estos años, cuando pude tocarlo y sentirlo cerca… me di cuenta de que había pasado demasiado tiempo deseando que fuera sólo mío-mira sus manos vacías- soy posesivo…soy muy ambicioso…quiero todo o nada…sé que soy de ese modo…. es como con mi hermano ¿sabes? Yochun nunca suele cambiarme por sus amigos, cuando lo hace, me enervo…Es típico… de un niño.
_ Pero con Jaejooong hyung es diferente ¿no?
_jajaja… con él es peor…Jaejoong… es algo que nunca he podido asir por completo.
Entonces esa calma débil y de labios temblorosos se corta, el diluvio vuelve y durara unos buenos minutos más hasta que todo vuelva a estabilizarse.
Mientras tanto, los frenos al hyung parecían no funcionarle, estaba un poco más que molesto por no haber podido traer a Changmin con él de regreso. Lo piensa y lo recontra piensa y aun así no logra pillarlo. Ha costado mucho esfuerzo llegar hasta aquí, pero de repente algo ocurrido hace años viene a afectarlo de modo directo. Sumado al terrible conflicto que Yunho implica en su vida. No sabe qué hacer. Cuando el niño estaba con él todo era más fácil, por Changmin puede volverse un cínico y vivir sólo para él. ¿Acaso no le había demostrado eso la última semana? Incluso postergo sus problemas con Yunho para estar con él y llevar la traición a su novio un paso más adelante del que ya no tiene vuelta atrás, el sólo recordarlo lo hace temblar de emoción. Si Changmin supiera que ni esa primera vez ni las que quinientas que le habrán seguido, han podido desintegrarle la voluntad a ese punto.
La mente se le va nublando, necesita detener el coche a un lado del camino. Baja las ventanillas y apoya la frente contra el volante, a pesar de poner todo de sí para calmarse puede que esto le tome un poco más de tiempo. Esta vez, también tratará ponerse en el lugar del niño, tratará de ver el mundo con sus ojos, con su cuerpo, con sus experiencias. Entonces piensa y se pregunta: “Tú que cómo te sentirías si Changmin fuera...fuera…fuera…”

_ ¡¡NO, NI HABLAR, LO MATO, CASTRARÍA AL MALDITO HIJO DE PUTA QUE LO TOCASE!!-Jaejoong mira avergonzado para sus costados corroborando que nadie lo ha visto hacer berrinche dentro de su coche, es un joven hecho y derecho, y sobre todo racional ¿no?

Venga, pero esa reacción era nada racional ¿dónde ha quedado la madurez y el pensamiento moderno? La respuesta es: dónde termina todo lo que no le sirve a la pasión.







Dos semanas atrás….




Era extraño que en estos momentos se acordase de lo que le decía su mamá: “deja de estar todo el día de vago y ejercítate un poco”. Sí, esa era una buena idea. De haber escuchado a su progenitora no estaría en el apuro que está, sin sentir las piernas y con los pulmones al borde del colapso respiratorio. Pero a penas sentía su cuerpo ceder venía la mano de Junsu a tomarlo por la nuca arrastrándolo unos metros más para que no se detuviera, era cuestión de vida o muerte, era correr o morir. La venganza que parecía nunca llegar se estaba haciendo presente al fin, la foca de Siwon había convocado a todos sus gamberros para dar una buena paliza a este par de nerds. Entonces teníamos a quince monos de 1,90 corriendo detrás de dos adolescentes perezosos que sacaban fuerzas ocasionalmente sólo de dios sabe dónde. Porque en sí, esa paliza que Changmin propinó al líder del hatajo de inadaptados, fue una cuestión de alineación de planetaria y estados de ánimo más que la consecuencia del entrenamiento físico, de lo contrario, Changmin no es más combativo que un poodle. Este es un momento en que todo niño debe hacerse hombre, es decir hacerse cargo de lo que hace y enfrentar las consecuencias.
_¡¡¡¡CORREEEEEEEEE POR TU MADREEEE, CHANGMIIIIIIIIIN!!!!

Así es, él era un buen hijo, en verdad que sí ya que pensaba en su madre, en su padre, en su hermano, en su perrito, en todos, Changmin ahora corría por todos ellos, rápido, rápido y más rápido. Nadie quiere aquí una madre sin su hijo, un hermano sin su hermano, un perro sin dueño y…

Mierda, Jaejoong va a matarme.


Y como en una epifanía el recuerdo de su hyung le ilumino la mente, ese chico definitivamente hacía elevar su “ki” ya sea por furia, amor u odio, a niveles inimaginables. Apuesto a que Goku no tenía un modo tan efectivo e instantáneo para convertirse en super sai yan. Jaejoong terminaba sirviendo para algo al final. De modo que ya nada más dolió y el aire no volvió a escasear. Con seguridad y fuerza, Changmin acelero su escape hasta llegar a la altura de Junsu, lo sujeto por la muñeca y el nitro que tenía en sus venas se encendió echando chispas. Así no hubo ser humano, ya sea adulto o niño o anciano, ni carrito de frutas o lo que sea, que se metiera en su camino. Ni loco dejaría que esos monos le pusiesen las manos encima, pero era necesario dar con un atajo para perderlos. Esta es su ciudad, la conoce de palmo a palmo, si, ahí está el centro, los pasajes, las mismas avenidas, los mismos negocios y la peluquería de la esquina. Sólo ahí puede encontrar un escondite. Ustedes dirán “un super sai yan nunca se esconde” pues un super sai yan nunca es idiota, esa es una de las cuestiones que Changmin pensó que los susper sai yan deberían aprender de los jedis.

La puerta de cristal de la vieja barbería estaba sólo a unos metros, la gente veía pasar la horda de mocosos revoltosos y se aparataban, Changmin y Junsu encabezaban la procesión de injurias e insultos de lo más creativos y para todos los gustos. Esa era su salvación, esos trogloditas no podrían entrar allí. Changmin se sentía en su propia Historia sin fin, salvo que aquí no iba a haber dragones y esas cosas, pero bueno, algo es algo. Con Junsu a cuestas empujo la puerta haciendo sonar la campanilla del recibidor, la cerro y a penas vio a través del cristal como los secuaces del puerquillo Siwon amainaban sobre sus pasos, ambos nerds suspiraron con el alivio de alguien que condenado a muerte es absuelto antes de su ejecución.

_ ¡¡mierda, esa estuvo cerca!! –Junsu gira sobre sí, sólo para encontrarse con la mirada de siete ancianos descolocados y con sus bastones en lo alto- ¿eh?

Changmin tirado en el piso de madera recobrara poco a poco la respiración y el alama que hace rato había dejado su cuerpo.

_Changmin…Changmin….-patea disimuladamente las costillas de su destartalado amigo.
_ya va, Junsu, déjame respirar…ah…ah…ah…
_levántate…
Mientras más insistía en que el moreno se levantase, éste más se encerraba añorando sus días en el útero materno.
_déjame…
Esos bastones se veían duros y esos ancianos furiosos. Qué va, esto no puedo ser lo peor, al menos Siwon no los había atrapado, qué daño pueden hacer unos viejitos. Ser un hombre, de eso se trata la cosa, Junsu cerro valientemente los ojos, dispuesto a recibir la paliza de los furibundos viejecitos. Entonces…
_alto, alto ahí, dejen al chico…-respondió una voz tranquila y amable.
Efectivamente, de entre los ancianos que estaban allí, uno sale haciéndose camino entre ellos, a Junsu el señor le parecía conocido pero no recordaba haberlo visto en alguna situación en particular. Cuando al final lo tuvo parado enfrente, el señor seguía pareciéndole muy conocido, esa nariz y esas orejas en algún lado las había visto. El abuelo lo examinó de arriba abajo a través del cristal de sus anteojos, le sonrió y sin mirar empezó a picar a Changmin con su bastón.
_ ¡levántate, no te hagas el dormido, vamos, vamos!
_ ¡¡ah, ah, ah abuelo, no seas así!!-los picotazos del bastón lo hacían retorcerse.
_ ¿abuelo?
Mirándolos bien, esos dos sí que se parecían. Junsu los miraba discutir y nadie negaría que esos dos pertenezcan a la misma familia.
_ ¡no tenías que picarme así!
_ ¡no me grites así, soy tu abuelo mocoso!-el viejito se veía con autoridad.
_ ¡ah, pero no mi padre!-aun así Changmin no tenía miedo en contestar.
_ ¡ahhh….claro que no soy tu padre, vergüenza sentiría tu pobre padre si te viera metido en estos líos de delincuentes!
Ahora sí, Changmin sólo supo que tenía que bajar la cabeza y callar, estaba furioso de todos modos, pero inflo las mejillas y se trago su enojo. Su abuelo tenía razón y él lo sabía.
_ven aquí….-el anciano cambio de semblante completamente y con su espalda maltrecha se acerco a Changmin tomándolo de un brazo- vamos muchacho, pon de tu parte, mis huesos no son tan fuertes como antes- y así ambos se pusieron de pie.

Sentado el delincuente de su nieto con las rodillas sucias y la camisa desecha, y ni hablar de la corbata que había quedado hecha un bollo en algún bolsillo de la mochila, el anciano esperaba una explicación, y más valiera que fuera buena.
_no es lo que piensas, abuelo-mientras tanto a su alrededor todo había vuelto a su ritmo natural, Junsu tomo asiento a su lado- ellos comenzaron todo, sabes que no soy ese tipo de chico, no me gustan las peleas
_te creería sino te pasaran las 24 hs. Del día jugando juegos de guerra y de pelea, eso destruye la mente. – mastica nada por costumbre y acomoda sus dos manos sobre la empuñadura de su bastón.
_ ¡¡¡ayyyy abuelo, no es lo mismo, son sólo juegos!!!!-se ha cansado de explicarle a su abuelo que cuando dispara no está matando a nadie al otro lado del mundo.
_¡eso no importa, violencia, es violencia!
_tú fuiste militar de carrera
_ ¡no se pelea por pelear, no entiendes Changmin eres muy niño aún!-golpea el bastón contra el piso.
_¡¡ayy abuelo, tengo 17, no soy un bebé!!-se queja agarrándose de la cabeza.
_ ¿ah, sí? ¿Tú qué dices?-pregunta dirigiéndose a Junsu que permanecía callado al lado de Min.
_ppp…pues…jajaja…eh….mmmm…
_Junsu
_ya, ya ya, eres todo un hombre adulto ¿qué más quieres que diga? A propósito, no conocía a tu abuelo- intenta desviar la conversación ala ver esa ceja castaña peligrosamente levantada- mucho gusto, mi nombres es Kim Junsu.
_jajajjajajaja….ahhhh un gusto muchachito.-le estrecha la mano y sonríe abebadamente sin dientes.
Tres horas después, Junsu se había convertido en un gran fanático de las historias del abuelo de Min. Nunca había pensado que la gente que trabajaba en el ejército viajase tanto. Uno en la vida puede ver cada cosa. Sea como sea, cerca de las ocho de la noche, Junsu dejo la barbería de ancianos contento y entusiasmado.
_ ¿oye, Junsu tu madre no te regañará por llegar tarde sin avisar?
_naa… no creo que lo haya notado siquiera, ella se preocupa más por mis hermanas. ¿y a ti?
_mmm… supuestamente tenía que pasar por casa para recoger mi ropa, no creo que Jaejoong esté preocupado.
_mmm… entonces todo bien. ¿Quieres que te acompañe a buscar ropa?
_ok

A decir verdad, Changmin no tenía la menor prisa por llegar a la casa de su hyung, empaco sus cosas lo más lento que pudo, dio mil y un vueltas hasta salir de casa, chequeo las cerraduras dos veces y así abandonó la morada a paso acariciador de aceras. Junsu lo acompaño fielmente hasta que fue momento de regresar a su propia casa. Entonces Min se vio solo parado esperando el autobús a la merced de sus propios pensamientos. El puesto de comidas que hay al frente arroja un aroma fuerte a condimentos y verduras, por la hora que es, su hyung ya debe estar preparando la cena, o eso espera porque el estomago le está crujiendo. El autobús llega y él sube, toma asiento, pone la mochila sobre su falda, apoya la mejilla sobre su bolso y cierra los ojos. El cansancio es tanto que incluso el irregular movimiento del autobús le parece suave como una mecedora que le relaja los sentidos. El autobús llega a varias paras, la gente sube y baja, pero Min no abre los ojos para nada. Permanece sentado durmiendo sin en verdad dormir completamente ya que sabe que tiene que bajar más adelante. Siente un peso colocarse a su lado, no importa, será algún desconocido y sigue pretendiendo dormir ya que cerrar los ojos es más divertido que ver la cara de oficinistas agotados por el trabajo. A esta hora todo mundo quiere llegar a casa lo antes posible, comer y luego dormir hasta el otro día. Y el viaje hubiera sido normal si no fuera por una mano que se colaba por la pierna del menor. Changmin inmediatamente abrió los ojos y miro a su compañero de asiento sólo para quedarse con la boca abierta.
_ hyuung ¿qué haces aquí?
_jajaja…- esa sonrisa- volviendo a mi casa ¿y tú?
La leve broma lo hace sonrojar, Jaejoong no tiene permitido decir nada cuando sonríe así. No es justo.
_nada...-hunde la nariz en su mochila.
_mi coche se averió- era mentira.
_ ¿ah, sí?- él no le creyó.

_sip- miraba por la ventana pero no quitaba la mano de su pierna- qué bueno que nos hayamos encontrado




El niño se lo quedo mirando, recorriendo su perfil y cuello, notó algo oscuro que no debía estar en la piel de su hyung.
Ese maldito

Pensó cuando creyó que era una marca pasional. Pero luego miro bien, y notó que tenía una forma extraña. Sin decir nada, la tocó alertando a su hyung de que había descubierto la marca. Jaejoong automáticamente se la cubrió con la mano, sonrió como siempre lo hace cuando quiere restar importancia a algo. Pero no podía engañarlo.
_ ¿fue Yunho?

Jaejoong permaneció inmutable y siguió mirando por la ventanilla. Claro que no le diría quien fue, menos si ese alguien había sido Yunho. Después de todo es la persona que su hyung ha elegido, es a quien él prefiere. Aun así es molesto, le molesta mucho que abusen de su hyung, que lo lastimen o que le hagan daño de la forma que sea. Changmin sabe que Jaejoong nunca lo mirará con los mismos ojos con que ve a Yunho. En los ojos de Jaejoong puede verse cuanto necesita de su novio y en los ojos de su novio puede verse la fortaleza que es necesaria para que los dos salgan adelante. Jaejoong está seguro, puede flaquear porque Yunho es lo suficientemente fuerte para levantarlo nuevamente. Él no, en los ojos de Changmin sólo puede verse una flaqueza infinita por su hyung, una entrega sin igual. Changmin no podría controlar nunca a Jaejoong, sólo basta que su hyung lo desee para él entregar lo que sea por él. Sólo por eso, ellos dos nunca podrían estar juntos. Yunho no es sólo a quien Jaejoong quiere sino también es a quien necesita.
Así, ignorando un poco sus pensamientos, el niño deja a un lado su mochila y se recuesta sobre el hombre izquierdo de su hyung, allí donde su cuello se junta con su hombro, respira y desliza su mano hasta alcanzar la de su hyung, la toma y acaricia dedo por dedo, toca las puntas abre la palma, la mide con la suya y la deja así, palma contra palma.
_yo sé que lo quieres, pero no dejes que te maltrate, mira- cierra el puño de su hyung- haces así y le partes la cara, cierra fuerte el puño hyung, le va a doler.
Ese puño que ahora sostiene entre sus manos en verdad ha cambiado mucho, las manos de su hyung ya son más fuertes que las suyas aunque sus dedos sean más largos, los de su hyung son más anchos. No puede ver la cara del mayor, Changmin sólo espera no haberlo irritado con lo que dijo, pero comprueba que no es así cuando de repente siente una mano sobre su mejilla que luego se desliza sobre su cuello y lo acaricia. Es mucho, cierra los ojos y acomoda mejor su cabeza sobre el hombro del mayor. El pulgar lo recorre desde el inicio de la garganta, atraviesa la manzana de Adán y se hunde en el huequito que forman sus dos clavículas al unirse. La caricia se repite una y otra vez, el aire de la noche entra por algún lado pero su piel se siente caliente, en cada rincón sin demora la temperatura se eleva. Changmin no quiere ver, o mejor dicho, no quiere despertar, cierra los ojos con fuerza y esta vez se ciega a abrirlos apoyándolos contra el cuello de su hyung. El niño no nota que su boca está abierta y arroja aire caliente, no nota como esa leve presión ahora ha aumentado casi imperceptiblemente y lo está haciendo jadear de a poco. No es un gemido, es suave, muy suave, es casi aire saliendo por la boca sin problemas pero JAEJOONG ya lo siente, sabe que no es una exhalación cualquiera, lo sabe porque toca su garganta y sabe que Min ha dejado de respirar por la boca. Por experiencia sabe, además, que eso sólo sucede cuando el organismo se agita y necesita aire rápido, más rápido que el que nos puede proporcionar nuestra nariz. Siente al chico removerse en su asiento, está más que nervioso, Changmin aprieta las piernas y traga saliva, seguro ya lo está sintiendo. Tan rápido, tan fácil ha llegado a excitarse.
_no…
En menos de un suspiro Changmin se aleja de él, disimuladamente vuelve a colocar la mochila sobre su falda y respira, respira pero le cuesta un poco aún, había olvidado que debe hacerlo también por la nariz. El niño está demasiado nervioso como para notar la mirada idiotizada que le dedica su hyung. Su Changmin violaba las leyes del erotismo, superaba cualquier belleza que haya visto, lo dejaba sin aliento, a sus pies y babeando por él. Acaso Yunho alguna vez había logrado verlo en estado semejante. Hasta donde el recuerda, no. Sin embargo, se ha dado cuenta, Yunho lo sabe, él conoce esta pequeña pedofilia que sientes por Changmin.
_ Min…
El a penas y lograr modular un inaudible “¿sí?”.
_ Cuándo piensas preguntar porque Yunho y yo nos separamos.
El niño no mira ni por un segundo a su hyung, No podría con las mejillas del color de la lava. Jaejoong lo percibe completamente contraído en su lado de la asiento, casi temblando y no puede evitar recordar lo que Yunho le dijo hace sólo un par de horas.

“eres asqueroso, ni siquiera lo dejaste ser normal”.

_ ¿normal? tsk … Changmin

_ ¿eh?-el niño vuelve el rostro atontado hacia su hyung

_respira!

El resto del tiempo, sólo un único pensamiento lleno la cabeza de Changmin

“Su lengua está en mi boca… está en mi bo…ca”

13 comentarios:

  1. Anónimo3/16/2012

    lo beso?*-*

    ResponderEliminar
  2. Me encanto waaaaa

    ahora que pasara esperare

    la conti n.n

    ResponderEliminar
  3. Que emocionante! Me gusto este capítulo.

    Esperare el siguiente capítulo:)

    ResponderEliminar
  4. Esta muy bueno sigue actualizando!!

    ResponderEliminar
  5. Ahhhhh!!!! Que emocionante! No puedo esperar a que actualizes otra vez para ver que mas paso/esta pasando. :) Ojla sea pronto y gracias por la actua! ^____^

    ResponderEliminar
  6. Nikky♥3/18/2012

    :O me encantaa!

    ResponderEliminar
  7. POR DIOS! si lo lei hace un par de semandas no tenia idea de que habia actualizado OH DIOS MIO! ahh ok...yo tmb tengo que respirar...

    PERO ES QUE AHHHHHHHHHHHHHH!!!7

    En seiro??

    Que se propone?

    inducirme un parocardiorespiratorio? porque va por buen camino ah!

    DASFASFDSZFA necesito una actu LA NECESITOOO!!

    ResponderEliminar
  8. OMG! al fin actua de este finc.. no te imaginas como me encanta... mil gracias por seguir escribiendo .. besos

    ResponderEliminar
  9. Anónimo3/21/2012

    CTM! plisssss la conti!!!!! me mato wn!!!

    ResponderEliminar
  10. Oh!!! my god!!!

    Este fico es genial ^ o ^ ya espero el siguente capo : ) me encanta el sarcasmo o mejor dicho su "sinceridad" ♥___♥ lo amo pero Yunho u.u cielos! no quiero que lo deje u.u pero me gusta que Changmin lo ame

    ResponderEliminar
  11. waaaa me fascino!!!amo este fic, me gusta demasiado la historia, llevaba mucho tiempo esperando por actua, pense que ya no lo continuarian, me alegro de que no fuera asi y espero una pronta actualizacion porque esta demasiado bueno y es torturosa la espera
    saludos :)

    ResponderEliminar
  12. Anónimo4/14/2012

    actu!!!! TTT.TTT no sabes komo estoy xfa actualiza!! amo el minjae!!!

    ResponderEliminar
  13. AbiGaiL4/28/2012

    actu!!! =_= esta muy bueno lo ame esperare el sig cap>.< tu minjae es genial!!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD