Don’t say good bye - Cap. 1

1 comentarios
Enero, 2009

“Estoy cansado”- Murmuré con pesadez tirándome a una de todas las bancas que estaban en ese parque, mientras la pesada mirada de Junsu se encontraba con la mía, siendo el regaño más directo que podía recibir del otro.

Llevábamos recién 1 minuto y medio aprendido de la coreografía que nos había solicitado la compañía tener lista antes de la quincena, y hoy era ese día, y aunque sabía que debía levantarme y seguir, mis ánimos no eran los suficientes como para hacerlo. Tomé el bolso que estaba cerca de mí, y saque mi nueva cámara instantánea la cual había comprado en el último viaje a Japón, y comencé felizmente a fotografiar al menor.

-Joongie-ah por favor.- Le escuche decirme, más me puse a su lado y fotografíe aquel momento, volviendo a mi bolso para sacar un plumón muy fino y escribir sobre la foto, la fecha, y el por qué teníamos esas expresiones en nuestros rostros.

Noté como el menor se rendía y caminaba hasta mi para ver qué era lo que escribía “Siendo regañado por mi pequeño Su”, lo vi reír por un momento y luego se quedo pensando ladeando un poco la cabeza para mirarme a los ojos con una suave expresión de pregunta en su rostro.

-¿Qué? – Pregunté en el acto que guardaba la fotografía en un gran sobre repleto de las anteriormente nombradas.- ¿Cuál es la duda esta vez de mi pequeño Su?

-Pequeño Su.- Dijo despacio para sí mismo, mientras me miraba y entrecerraba un poco los ojos.- A veces dudo que realmente no seas mi Omma…

Comencé a reír un poco producto de lo que había dicho el chico, y alcé mi mano para revolver su cabello. Y mirarlo con una tenue sonrisa en mi rostro.

-Entonces saliste así de lindo, producto a la hermosa madre que tienes.- Balbuceé  al tiempo que tapaba mi boca con una mano.- Pero, ¿Qué era lo que querías preguntarme antes que se te olvide? –Insistí mientras ponía mi brazo en el respaldo de la banca.-

-Oh! Jae…-Miró mis ojos y me tomó del brazo suspirando pausadamente.- Estoy enamorado de ti… - Y sin más comenzó a reír.- Ok~ eso no.

Negué con la cabeza con una sonrisa instaurada en mi rostro al tener claro que aquella era una broma del chico, le mire y alcé un poco mi mentón para motivarlo a decir lo que de verdad quería preguntar.

-¿Por qué siempre fotografías todo, y anotas el por qué de las cosas en ellas? –Susurro despacio mientras sacaba el sobre de mi mochila encontrándose con una gran cantidad de fotos.- Oh!  Pensé que eran menos – Murmuro sin la intensión que yo le escuchase.-

Tan solo suspiré y alcé un poco los hombros, la verdad es que ya llevaba bastante tiempo con aquella manía instaurada en mi vida cotidiana, cualquier lugar que visitara, cualquier persona que conociera, todo debía estar registrado, si no…Olvidaría. Y como temía olvidar… como temía perder mi memoria.

Los recuerdos son olvidados, bajo las hojas de los árboles en otoño que comienzan a caer, registrando ante mis ojos el momento más triste y desolado de todos.
Donde tu imagen es borrada completamente de mi cabeza.


Se quedo mirando fijo mis ojos mientras yo solo guardaba silencio, y en ese preciso momento sentí unos brazos rodeando mi cuello por detrás. El simple olor de aquel chico hacía que mi cuerpo se relajara, y al voltearme me encontré con su tez trigueña y sus ojos marrones mirándome con tanta calma y calidez que no logre evitar aquel suave sonrojo en mis mejillas.

“Boo” Le escuche decir y reí un poco, como siempre me estaba salvando de responder tantas de las miles de preguntas que lograba ver en los ojos del pequeño rubio.

-¡Yunho!- Respondí al tiempo que acariciaba sus manos con las mías y sonreía, busque con la mirada a los otros chicos, pero noté que el ajeno había llegado solo. – Y ¿Dónde está Minnie? –Pregunté al no ver al alto muchacho, pero al escuchar  el grito agudo de Junsu observe de inmediato al menor, quien recibía en ese mismo momento un rosa de la mano de Yoochun quien lo sorprendía por detrás.-

¿Por qué duele?... ¿Por qué su mirada no viéndome a mí, afecta tanto?


“Su” Le oí decir mientras besaba la mejilla del otro y con una tenue sonrisa volteaba el rostro para saludarme con la mano.

-¿Ya se aprendieron la coreografía? – Preguntó el chico que me abrazaba al instante en que diviso mi rostro tan ¿descompuesto?... si creo que esa sería la palabra correcta.

-No, aun no Appa~ estaba riéndome con Omma. – Rió el rubio mencionándome.- Hyung realmente parece nuestra mama.

-Eso es cierto Hyung…- Me preguntó el peli-castaño al tiempo que abrazaba por detrás a Su, quedando en la misma posición que yo tenía con Yunho, mirando con fijeza mis ojos.

-Parece.- Mencioné cortamente escapando de los brazos del menor  con la escusa que me esperaban en mi apartamento.

Ya llevaba más de un mes sin vivir con ellos, ya que estaba saliendo con un viejo amigo. Todos al oír que lo mencionaba guardaron silencio y se despidieron de mi, sabían bien que siempre que lo sacaba el tema es porque ya no quería estar con ellos, y es por eso que sus caras cambiaban abruptamente, pero está vez , Su interrumpió toda mis posibilidades de huir.

-No que Hyun Joong ¿estaba de gira? Hyung –

Al tiempo de oír eso todos se voltearon y me observaron con una mirada fulminante, como si quisieran traspasarme con ella. Haciéndome retroceder un par de pasos.

-Boo, ¿Por qué no vuelves a vivir con nosotros?  Yoochun, aun tiene tus cosas como si nada en vuestro cuarto.- ¿No es cierto? –Preguntó mirando al otro.-

Que extrañas sonaban esas palabras viendo que el otro ni siquiera me observaba
Ya que su mirada estaba más lejos de mi
Que Plutón del sol.


Pero no hubo respuesta, ya que los ojos del ajeno solo miraban fijamente los míos, como si esperara algo a cambio.

-No digas tonterías, Yunho, estoy bien con Hyun Joong, hacemos una pareja.- Desvíe mi mirada de los ojos de Yoochun y mire al alto chico a los ojos.- Perfecta…Y Su, llegan hoy de la gira, por eso debo irme de inmediato para recibirlo como es debido.

Y sin escuchar respuesta alguna de los otros comencé a caminar rumbo a mi auto, en mis ojos se notaban claramente como las lágrimas querían escapar, más en ningún momento cayeron, las afirme con todas las fuerzas que me quedaban dentro de mis entrañas.

¿Por qué las mentiras se vuelven tan fáciles de decir para ocultar la verdad?
¿Por qué no puedo ir y decir que deseo volver?
Que una vez más quiero volver a verle dormir… y que solo yo pueda contemplarlo.


Pero en ese momento sonó mi móvil, lo saque de mi bolsillo y contemple por un momento la pantalla dando un gran suspiro… “Llamada entrante de Kim Hyun Joong”
“Llegó” fue todo lo que me dije a mi mismo antes de responder a su llamada, y acordar que nos veríamos en el apartamento en una hora. Suspire nuevamente al guardar el teléfono mas una mano me detuvo haciéndome girar para verlo.


Sus ojos en los míos nuevamente pegados…
Su rostro de preocupación acechándome.
¿Por qué estás aquí otra vez?


-Jae Joong…-Susurro despacio mientras seguía agarrando mi brazo y miraba mis ojos directamente.
-Chunnie. - Murmuré por inercia mientras reaccionaba y me soltaba.- ¿Qué quieres?
-En 11 días más saldremos, solo venía a decirte eso.- Balbuceó poniendo sus manos a sus costados al ver que me soltaba del agarre tan rápidamente.- Eso es todo, me voy…

Y sin más se marcho…

En ¿11 días?, ¿Qué pasa en 11 días? Y ¿Por qué debía salir con él? Entre al auto lleno de dudas, y miré en mi celular el calendario cayendo en cuenta que ese día era mi cumpleaños.

1 comentarios:

  1. Por dios !!!!!! Voy a llorar de felicidad y amor. Solo tengo una pregunta el fic a pesar de mencionar muchas parejas sera de mi amado SoulMate no? Por que si no luego me voy a traumar si no es de ellos como pareja principal jajajjajaja pero la historia se nota triste sin embargo me ha capturado mi corazoncito. Asi que espero la conti.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD