Moonlight - Cap. 6

4 comentarios
A la tarde siguiente llegamos al estrepitoso río. El agua fluía rápidamente, creando grandes olas blancas. Aún, si no era tan profundo, pero parecía increíblemente peligroso. Observe, con mi corazón prácticamente en la garganta, cuando Yunho pasaba a través de el. Una cuerda atada a un árbol en la orilla del río estaba amarrada alrededor de su cintura. Si el resbalaba, eso no permitiría que fuera arrastrado corriente abajo. Una vez que él llegara a la otra orilla, aseguraría la cuerda en otro árbol, formando una línea a través del río para que el resto de nosotros pudiéramos sujetarnos. El estaba casi en medio de la corriente y el agua chocaba retumbantemente feroz alrededor de sus caderas, lo cual significaba que llegarían a mi cintura o quizá más arriba. El peligro envió una ola de adrenalina y ansiedad a través de mí. Esto iba a ser divertido, por no mencionar desafiante. Yo amaba el agua casi tanto como amaba las excursiones.  Yo estaba deseando probar mi habilidad frente a aquel caudaloso río.

Eché un vistazo alrededor. Habían inflado una balsa amarilla y estaban cargando los suministros dentro de ella. Hyun Joong y su grupo estaban cargando otra balsa con la caja que ellos estaban remolcando, una caja de madera que hoy estaba un poco más ligera.  Me arrodillé al lado de nuestra balsa y comencé a atar las cosas.

― Tu y Hyun Joong parecían muy cercanos anoche ― dijo Junsu.

― Solo miramos las estrellas. ― No sabía porque de repente me sentí consciente de haber pasado tiempo con él. ―El nunca había visto una estrella fugaz.

― Sí, claro ― dijo Key. ―Los campistas siempre están usando esa misma excusa para tener tiempo a solas con un sherpa.

― Yunho probablemente dejará a uno de nosotros atrás para mantener un ojo sobre ellos ― dijo Junsu.

― ¿Eso es normal? ― pregunté. Junsu había estado con nosotros el verano pasado, pero solo habíamos estado en el parque cerca de una semana.

― Si, especialmente si ellos van lejos en el bosque tal y como este grupo lo está haciendo. La última cosa que el parque quiere es una reputación de que los campistas se meten en problemas.

― ¿Quién estará atrás?

― No lo sé todavía. A cualquiera que le toque la tarea más fastidiosa, probablemente ― dijo Key. ―Ya que te gusta Hyun Joong, quizá esa serás tú.

Un grito victorioso hizo eco alrededor de nosotros. Provenía de Changmin y Yoochun, que habían estado parados permanentemente en la orilla, sirviendo como ayudantes. Supuse que si Yunho había perdido su equilibrio o se hundía, uno de ellos planeaba lanzarse al agua detrás de él. Pero eso era un caso hipotético. Él había cruzado sin percances hasta el otro lado. No estaba muy seguro porque me sentí tan orgulloso de él, como si su victoria fuera la mía.

Amarró la cuerda antes de despojarse de su camiseta y colgarla por encima de un arbusto para que se secara. A pesar de la distancia, se podía apreciar la belleza de su torso desnudo. Era principios de Junio y ya lucía un perfecto bronceado. No parecía la clase de chico que utilizara cámaras de broncear. Él amaba el aire libre tanto como yo lo hacía, así que ese bronceado era totalmente natural.

Cuando se giró, también note algo en la parte de atrás de su hombro izquierdo. ¿Una marca de nacimiento? ¿Un tatuaje? Se veía tan perfecto que tenía que ser tinta. ¿No es eso interesante? Me pregunté que sería lo que él consideraría suficientemente importante para haber querido que estuviera permanentemente en una parte de su cuerpo. Igualmente, no podía negar que encontraba la idea de tatuarse atractiva. El suyo, incluso desde aquí, era definitivamente sexy.

― Jaejoong, ¿tienes un segundo? ― preguntó Hyun Joong. Miré a Junsu y a Key. Ellos dos se encogieron de hombros.

―Casi hemos terminado ― ofreció Junsu vacilantemente, como si no estuviera seguro de si yo la estaba mirando por una excusa para no alejarme. Me levanté y seguí a Hyun Joong por una corta distancia hasta que estuvimos lejos de los demás.

― ¿Qué pasa? ― pregunté.

― Realmente no he tenido mucho tiempo para hablar contigo hoy. Desearía que Yunho te dejara libre. ― Yo sonreí.

― El no es mi guarda de prisión.

― Entonces quizá cuando lleguemos al otro lado del río, puedes decirle que quieres caminar conmigo. O quizá yo debería decírselo.

― No sé si él está abierto a sugerencias como esa, pero hablaré con él.

― Genial. Sabes, el problema de acampar un mes es que destruye totalmente tu vida amorosa. Quiero decir, ¿qué pasa si yo quiero invitarte a salir en una cita? No es como que pudiéramos ir al cine.

Sonreí abiertamente, pensando que quizá podía saber a dónde estaba yendo esto y me sentí increíblemente halagado.

― Eso es verdad.

― Pero una cena a la luz de las velas.

― ¿Una lata de frijoles a la luz de las velas?

―Oye, no es la comida, es la compañía y yo traje la vela. Así que quizá esta noche…


El dejo las palabras desvanecerse formando una pregunta insegura. Si yo estaba interesado…

¿En realidad lo estaba? Desvié mi mirada hacia el agua. Yunho estaba en su camino de regreso. Yo no podía verlo a él siendo romántico. Aunque él había sido dulce la primera noche cuando yo había necesitado deambular por ahí.

¿Dulce? No era exactamente una palabra que asociaría con Yunho. ¿Por qué si importar lo que yo estuviera haciendo, siempre estaba pensando en él? Eso era demente, especialmente cuando tenía a un chico que estaba prácticamente pidiéndome salir en una cita- aquí en el bosque.

―Cena a la luz de las velas esta noche. Por supuesto.

―Estupendo. Nos vamos a escapar.

Nuestras mochilas, botas y cualquier cosa que fuera una carga irían dentro de la balsa.  Una vez las tres balsas estuvieron completamente llenas, los chicos las jalaron dentro del agua. Yunho, Changmin y Yoochun se esforzaron en llevar la balsa de suministros a través del río. Detrás de ellos, Dr. Kim, Hyun Joong  comenzaron su propia lucha contra el río cuando ellos guiaron su balsa de equipo secreto. Eunhyunk y Siwon estaban empujando la última balsa, la cual cargaba las mochilas de los estudiantes y diversos artículos.

El resto de nosotros esperamos en la orilla del río.

― Hablando de machismo como si yo no fuera  lo suficientemente fuerte para atravesar las balsas ― dijo Yoona.

― Déjalos hacer todo el trabajo pesado ― comentó Junsu.

― Es fácil de decir para ti. Tú no tienes que impresionar al Dr. Kim. No puedo esperar hasta que lleguemos a nuestro destino y realmente poder trabajar.

― ¿Y qué es exactamente? ― pregunté.

― Descubrir el origen de la leyenda del hombre lobo en este lugar. Es en parte el enfoque académico del Dr. Kim.  ― Ella me dio una sonrisa indulgente. ― Los lobos. ¿No los oyes de noche?

― Los Aullido de los lobos ― Key dijo. ― Es lo que ellos hacen.

― Sea lo que sea. ― Yoona asintió con la cabeza hacia el río. ―Yunho es tan caliente. No puedo creer que no tenga novia.

― Pienso que él es uno de aquellos tipos que cree en la espera de la chica adecuada ― dijo Junsu.

― Sí, claro. ¿El tipo fuerte y silencioso? Siempre un jugador. Tómalo de mí. He visto lo suficiente de ellos en el campus para saber.

― No, él tiene una beca de atletismo ―respondió Junsu a mi muda pregunta, pues yo estaba muy sorprendido de que Yoona supiera demasiadas cosas de él.

― Supongo que siempre se me puede transferir― dijo Yoona, sin apartar los ojos de encima de él, mientras él y los otros arrastraban las balsas hacia la orilla.

― Bien, parece que nos toca cruzar a la cabeza ―  anunció Key.

Junsu y yo dimos un paso al río. El agua fría se escuchaba poderosa una vez corriendo por mis pantorrillas. Junsu y yo llegamos de nuevo para dar una mano a Key y a Yoona para mantenerlos estables contra la corriente del agua. Cuando estaban en su camino a través del río, Junsu me saludó y comenzó a hacer su camino hacia la distante orilla.  Yunho había designado que yo iba al último. No me engañé pensando que él creía que yo era especial.

Él probablemente había leído mi solicitud de Sherpa y sabía que yo era un nadador fuerte. En la escuela secundaria había estado en el equipo de natación y había intentado entrar en el equipo olímpico. Me perdí por unas centésimas de segundo. Aun así nadie me estuviese cuidando las espaldas, no estuve preocupado.

Ya que nosotros dejábamos al grupo del Dr. Kim, volveríamos al pueblo utilizando esta misma ruta, por lo que, íbamos a mantener la cuerda asegurada aquí, para tenerla lista cuando regresáramos a este punto.

Esperé hasta que Junsu fuera casi tres cuartos del camino a través antes de comenzar a hacer mi camino. Agarré la cuerda con fuerza y luché contra la poderosa corriente que se precipitaba. Sin la cuerda, yo sabía que no podría haber mantenido el equilibrio, no podría haber quedado en posición vertical. Las corrientes eran salvajes y turbulentas. El agua me había subido a la cintura, cuando sentí un tirón rápido sobre la cuerda. La extraña vibración me recordó la forma en que la línea se puso tensa cuando fui a pescar y había mordido con mis padres adoptivos.


Key y Yoona lo habían conseguido llegar a la orilla. Junsu continuó sin sentir las vibraciones de la cuerda. A pesar de las advertencias que sonaban en mi cabeza, me paré y eché un vistazo hacia atrás. Como era tan de tarde, las sombras se alargaban. No podía ver nada.

― ¡Jaejoong!

Incluso con el ruido del río, reconocí la voz de Yunho y la impaciencia en ella. Me volví a la distante orilla del río. Junsu estaba haciendo su camino para salir del agua. Sabía por qué Yunho estaba algo molesto conmigo. Yo era un retraso para los demás. Yunho quería hacer algún progreso más antes de la caída de noche. Ese chico no sabe el significado de “divagar” o “tomar las cosas con calma”. Con él todo era superar los límites…

Y, de pronto, la cuerda se rompió. La tumultuosa corriente me tiró de las piernas y caí al fondo. Perdí mi agarre de la cuerda y comencé desesperadamente a buscarlo. Había desaparecido. Pero lo peor de todo, era que yo no podía respirar.  Estaba completamente sumergido y atrapado en la corriente. Mis pulmones me quemaban, y mi pecho se iba apretando. Luché para conseguir mi equilibrio, pero el agua caótica me empujaba a lo largo. No era capaz de encontrar el fondo del río, quizá debí haber llegado a una zona más profunda…

¡Paff! ¡¡Un Golpe!!

Me golpeé contra una roca o algo increíblemente grande y pesado. Un último aliento llego a mí. Empecé a luchar para llegar a la superficie. Mis pulmones estaban ardiendo;  me dolía el pecho. No sabía si colapsarían o explotarían. Parecía que serían las dos cosas al mismo tiempo.

Me abrí camino a la superficie, jadeé, y volví al agua. Tenía que conseguir el control. Luché contra el pánico creciente y el miedo de morir.

“No voy a ahogarme. Rechazo ahogarme.”

Luché para levantar mi cara de la turbia corriente e hice rodar mi espalda. ¿De dónde habían venido los rápidos turbulentos? El agua se mueve más rápido aquí. Era más fuerte. ¿Hasta qué punto había viajado? A mí me parecían millas.

Por el rabillo del ojo, vi a una gran rama flotando cerca, me abalancé sobre ella. Me mantuvo a flote, me dio una oportunidad para juntar mis pensamientos y mi aliento. Tenía que llegar a la orilla. Di patadas, tratando de usar la rama como un flotador, pero los rápidos jugaban con la rama como si la poseyeran. Le dejé ir y comencé a tratar de nadar hasta la orilla.

No estaba tan lejos. Yo podía hacer esto. Yo podría hacerlo.

 Algo rozo mi rodilla. Estaba nervioso, pero también me di cuenta que el agua de pronto estaba más baja. La corriente era todavía fuerte, que me empujaba a lo largo de la zona rocosa, eso impedía a mis pies ganaran estabilidad. Me arrastre hasta el margen de río. Me levanté, medio tambaleándome, y llegué a la orilla, que estaba cubierta de verde.

Mi estómago y mi pecho me dolían mientras tosía el agua. Me derrumbé, respirando pesadamente. Todo mi cuerpo dolía. Mis brazos y piernas estaban raspados y en algunos lugares sangrando. Comencé a temblar, no sólo del frío, sino por la impresión de todo. No quise pensar cuán cerca había estado de ahogarme.

Había tomado clases de natación, y hace un par de veranos había trabajado como salvavidas en la piscina de la ciudad. Pero el río era más peligroso que una piscina. Había tenido suerte… de momento. Sabía por las clases de salvamento que había tomado, que no podía darme el lujo de descansar. Era urgente que entrara en calor.

Me obligue a sentarme. Exprimí tanta agua como podía de mi ropa, pero esto no trajo ningún alivio inmediato. Solo quería acostarme a dormir, pero sabía que debía buscar el camino de regreso hacia los demás. Correr ayudaría al calor en mi cuerpo. Necesitaba el calor. Luche con mis pies y me tambalee hacia delante a través de los árboles.

Un siniestro gruñido congeló mis pasos. Pensaba que el río sería lo más peligroso que iba a enfrentar hoy. Había estado muy, muy equivocado.

Aquel violento oso era mucho peor.

4 comentarios:

  1. Ohh yunho ve a salvar a jaejoong

    ResponderEliminar
  2. o nooooooooooooo jae en peligro y no hay nadie para ayudarlo que paso sabotaje acaso alguien quiere lastimar a jae o por que le pasan cosas nomas a el y mas lo están siguiendo serán los que mataron a sus padres ahhhhhhhh que desesperación de no saber y esperar a el próximo capitulo por fis no demoren mucho pónganlo ya siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar
  3. Jae !!!!!!! Alguien lo ayudara cierto? Mmm no se por que pero aquel lobo que han visto me da dejado intrigada, algo me dice que quiere a jae pero no para lastimarlo. Muy interesante espero la conti bye hye

    ResponderEliminar
  4. Pobre Jae de veras que esta de malas. Espero que Yunho llegue pronto y lo ayude con el oso.

    Jejefe... Esta es la oportunidad de Yunho de demostrar que tan buen rescatista puede llegar a ser... *,*

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD