Wish - Cap. 1

2 comentarios
Esperanzas


Ese día era muy extraño. Por la mañana había llovido, a medio día salió el sol y poco después de las 4 pm comenzaba de nuevo a llover. La gente corría en diferentes direcciones. Nadie se esperaba tantos cambios repentinos con el clima en un solo día, y obvio, eso repercutía en sus planes.

ChangMin caminaba deprisa por la acera de la calle. Nunca le habían gustado los días lluviosos, y menos cuando eran fuera de temporada. Le chocaba tener que cancelar sus planes por ello o andar empapado por la calle.

Cubría un poco su rostro con la mano derecha mientras que en la izquierda llevaba una bolsa con un montón de cosas recién compradas. Su casa quedaba como a 20 minutos caminando pero con el retraso de la gente atumultuada le llevaría unos 40 minutos.

Y para colmo ya tenía más hambre.

Ese no era su día. De no ser por que recordó que aun contaba con un poco de dinero (aunque sea para los autobuses) hubiera tenido que soportar la lluvia y el hambre por más de media hora.

Ingreso al autobús que lo llevaría a unas cuadras de su casa y decidió sentarse hasta la parte trasera de este. Su gabardina estaba húmeda al igual que su cabello, en cuanto llegara tendría que cambiarse, sino se resfriaría.

Saco su celular del bolsillo de su pantalón, miro la hora y vio que eran casi las 5 de la tarde. Ya se había tardado en la calle desde que salió de su casa para ir por las compras. Busco en su agenda hasta que encontró el número de su madre. La llamarías, seguramente estaba preocupada.

-Min ¿eres tú? – hablo la voz preocupada de una mujer.

- Mmm, mamá soy yo, ya voy en camino a casa – respondió ChangMin con un tono consolador de voz.

-Gracias a Dios hijo, ¿Por qué has tardado tanto?

-La lluvia ha provocado un caos entre la gente y se me ha hecho difícil desplazarme, llegare en unos 10 minutos, ahorita estoy en un autobús.

-Está bien hijo, te esperare- fue lo último que dijo su madre antes de finalizar la llamada.

ChangMin lucia más tranquilo, incluso se había surcado una sonrisa en su rostro. Era hijo único y entendía que su mamá lo sobreprotegiera a pesar de su edad.

La lluvia comenzó a césar y en el horizonte se alcanzaba a ver como se formaba poco a poco un enorme arcoíris. Eso era lo único que le gustaba de las lluvias. Que después se puede ver el arcoíris. Ojala que la vida fuera así.

-Después de la lluvia viene el arcoíris – pensó

Ojala.

*************************************

Universidad de Seúl. Área de Ciencias Sociales.

Sentado frente a una de las mesas de la biblioteca se encontraba la promesa nacional de la publicidad y las relaciones internacionales. Unas cuantas hojas más por leer y terminaría su informe, para mañana, libre de compromisos, poder ingresar al auditórium a escuchar cómodamente la presentación de una nueva serie de libros.

-YunHo, el profesor Rain me pidió que te dijera que esta tiene la lista que le pediste – comento un compañero de clase al muchacho.

Este solo asintió levemente en señal de un “gracias” para después sonreírle al joven quien enseguida se marchó.

Recogió el par de libros que tenía en la mesa, guardo sus documentos digitales para poder apagar y guardar su laptop e irse en busca del profesor Rain.

Llevaba días esperando por la dichosa lista y de verdad deseaba que algo de lo que estuviera marcado ahí fuera de su agrado, porque si no, no sería la misma satisfacción.

En el camino se acercó a una de las grandes ventanas del lugar y pudo ver como el viento golpeaba contra el vidrio y unas cuantas gotas de agua resbalaban en él. Debía de ser un poco tarde pues se podía ver como los rayos del sol comenzaban a bajar.

Ya estaba cansado. Prácticamente ese día lo había pasado en la escuela, sentía la espalda adolorida y con una gran cantidad de tensión en el cuello. Ansiaba llegar a su casa y poder tirarse en su cama, pero había algo que lo relajaba aún más.

Así que después de ver al profesor Baek conduciría su auto hasta aquel parque que en lo personal era su favorito.

Solo esperaba que no volviera a llover.

***************************************

Aeropuerto Internacional de Seúl

Acababa de aterrizar el avión proveniente de Tokyo y afortunadamente en el momento de desabordar la lluvia seso. Hacía casi un año desde que viajo de Korea a Japón. No iba a negarlo, se siente una calidez única cuando se está en su país.

El vuelo no había sido tan largo pero necesitaba descansar. Extrañamente durante los vuelos nunca puede dormir. Tal vez porque siempre que viaja en avión es por asuntos de mayor importancia y lleva en mente sus planes a realizar.

Le fue entregado su equipaje que no eran más que dos maletas y enseguida se dirigió a la zona donde se encontraban todos los taxis a disposición de ellos.

Había mucho tráfico en la ciudad y al parecer la lluvia quería regresar. Los días lluviosos se le hacían tan deprimentes que de verdad deseaba llegar a su departamento para dormir.

Mañana tendría una reunión laboral con un nuevo cliente y esperaba tener los mismos resultados que con el anterior en Japon.

Trabaja para un prestigioso Buffete de Abogados a nivel nacional. Ni el mismo podía creerlo. El, Park YooChun, quien hace apenas unos años era uno más de esos muchachos irresponsables que se la vivian entre fiestas y mujeres ahora estaba catalogado como uno de los cinco mejores abogados del país.

¡Valla vueltas que da la vida!

Después de una media hora de tráfico en la ciudad lograron llegar a su casa. Sacaron las maletas, pago por el servicio y agradeció con una leve reverencia.

¡Hogar dulce hogar!

Abrió la puerta para ingresar, dejo las maletas a un lado de sus muebles y desde ahí pudo ver como habían varios sobres regados en el piso cercano a la entrada. Los levanto y comenzó a revisarlos uno por uno. Invitaciones, felicitaciones de cumpleaños, propuestas para citas, casi todas eran de los mismos temas, excepto una.

Un sobre color rojo con letras a lapicero color plateado era el único con un mensaje diferente. Casi estaba seguro de saber quién era el remitente.

+++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Park YooChun

Para cuando leas esto de seguro ya vendrá siendo más o menos dos meses después de que te lo deje en tu casa. Te conozco y sé que por algún motivo retrasaste tu vuelo de regreso.

En fin, espero que hayas llegado bien y que no vayas a ir directo a un antro y menos sin mí. Es enserio. Llámame cuando ya te hayas vuelto a instalar bien para salir juntos y sin restricciones.

Y sabes, fiesta, chicas guapas, alcohol, y por qué no, chicos guapos.

Descansa y no olvides comer.

Kim JunSu

PD: Espero que no hayas olvidado lo que te llevaste. Si es así, ¡Te matare!

+++++++++++++++++++++++++++++++++++

Soltó una leve risa al terminar de leer. No iba a negar que de verdad quería salir a divertirse con JunSu pero ese día no era el indicado. El cansancio vencida a su cuerpo. Camino hasta su habitación y sin quitarse ninguna prenda de su ropa se dejó caer en la cama.

Quería dormir y dormir durante varias horas y tal vez mañana volvería a leer la carta, por el suelo ya había olvidado todo lo que decía.

**********************************************

Departamento Kim

Eran poco más de las cinco de la tarde y el aún seguía sentado a la mesa con sus pentagramas en blanco. Necesitaba inspiración y la necesitaba rápido. Se paró de su asiento y se dirigió a la cocina para tomar un poco de agua. Hacía mucho que no trataba de escribir una canción.

Mañana tendría que presentarse en la Universidad de Seul para poder interpretar la canción que debería estar componiendo. Estaba un poco nervioso, el sería el encargado de dar la ambientación con su música en un evento muy importante.

Regreso a la sala comedor, pero esta vez se acercó a la ventana. Todo el dia se la había pasado sin ánimos, apuradamente había comido un tazón con frutas. El clima tampoco era muy favorecedor. Esos cambios de lluvia a sol y de sol a lluvia le resultaban deprimentes. Le traían tantos recuerdos.

Miro hacia su lado derecho en dirección a un reconocimiento enmarcado y colgado en su pared. Se acero unos pasos para poder leer lo que tenía escrito.

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*--*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

“Conservatorio Nacional de Artes

Otorga el presente Reconocimiento a :

Kim JunSu

Por su destacada participación como Alumno de la generación 2004-2008 y por haber sido autor de la letra y melodía componentes de la canción Stand By U.

17 de Julio del 2008”

*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*-*

Agacho la mirada y dejo salir un suspiro -¿Sera posible que solo tu me logres inspirar? – Se preguntó en voz alta.

Puso seguro a la puerta principal de su departamento y se dirigió a su recamara. Lo mejor sería dormir y despejar la mente.

Mañana tendría que improvisar una canción para cubrir ese día sin inspiración.

**********************************************

-¡Hey, muchacho! ¡Debes de comer! Llevas casi tres días sin hacerlo – pedía una joven de aproximadamente 24 años de edad.

-No quiero…. No me gusta esta comida – respondía un joven delgado desde el sillón donde estaba semirecostado.

-Pero… ¡Kim JaeJoong! ¡No te voy a permitir este tipo de cosas! O comes o te despides de cocinar por una semana – respondía con tono serio y enfadado la joven al pie de él.

-¡BoA! – replico el muchacho volteando para mirar a su manipuladora.

Sin embargo, no consiguió más que ella agudizara su mirada en señal de un “hablo enserio”.

-¡Ash! – exclamo Kim antes de ponerse en pie y caminar hacia la mesa donde estaba su comida.

Odiaba la comida de ese lugar, a veces insípida, a veces salada y a veces hasta cruda. El tipo que la hacía era alguien sin talento. De vez en cuando, o más bien a diario, dedicaba un rato de su tiempo para preparar los alimentos del mediodía para el y todos los demás internos. Solo asi comia a gusto.

Pero ese día lo que tenía no era hambre, estaba ansioso, más que en otras ocasiones.

-Llamo tu hermano HeeChul – comento la misma señorita que antes pedía porque comiera un poco.

JaeJoong dejo de masticar y su expresión se volvió un poco sorprendida. Como pudo trago la comida que aún tenía en la boca.

-¿HeeChul hyung…. Me llamo? ¿Cuándo? –

-Hace menos de una hora. Pregunto por ti y le dije que estabas durmiendo asi que me dijo que no te despertara – respondió la joven.

Kim permanecía sentado en su asiento, dejo a un lado los cubiertos e incluso su mirada se fue abajo.

-También se me hizo extraño que después de casi un año llamara para saber de ti – comento ella deduciendo que él pensó lo mismo – Dijo que mañana vendrá a verte, pero no lo hará solo, vendrá con alguien más, no sé quién será ese alguien.

JaeJoong la miro aún más sorprendido. ¿Su hermano iría a verlo? ¿Con quién iría a verlo?

Lo extrañaba, más de lo que el podía aceptar, y la noticia de su próxima visita era por demás emocionante. Aunque siendo sinceros, la visita que el anhelaba no era precisamente la de HeeChul.

-Ten paciencia Jae. Estoy segura de que tu hermano te ayudara a recuperarte – alentó la muchacha a su querido amigo.

Ella lo conocía, y sabía muy bien que Kim se encontraba afligido. En esos momentos lo único que podría hacer por él era apoyarlo, apoyarlo y darle todo el cariño que pudiera otorgarle.

Por qué a pesar de su edad, su carácter, su físico, Kim JaeJoong por dentro seguía siendo un niño. Uno que desde hace dos años vive sufriendo porque su primer y único amor se fue de lado.

**************************************

Universidas de Seoul. Direccion General.

Se compuso la camisa y se aseguró de que sus mangas estuvieran bien dobladas. Se acercó a un asiento y ahí dejo recargada su bolsa donde llevaba sus libros y otras cosas.

Toco levemente a la puerta y espero a que se le diera el permiso de ingresar.

-Adelante – dijeron desde adentro de la oficina

-Buenas tardes profesor Rain – saludo el muchacho al entrar.

-Buenas tardes YunHo. Toma asiento – respondió el mayor. Jung obedeció haciéndolo frente a uno de los asientos más cercanos.

-Me dijeron que ya tenía preparada la lista que le pedí, y sinceramente quiero que sea usted el que me diga cual debería escoger – comento el estudiante.

-¿Por qué quieres que yo lo haga? – pregunto el profesor posicionando su antemano derecha debajo de su barbilla.

-Porque usted a sido uno de mis impulsores y de las persona que me han sabido dar los mejores consejos. Confió en que su elección será la adecuada – respondió de manera segura Jung.

Bi Rain, o mejor conocido como profesor Rain, asintió levemente a las palabras de su estudiante. Hubiera preferido que fuera el quien escogiera pero de igual forma ya tenía pensado hacerle una sugerencia.

-Hace dos años sucedió un accidente automovilístico a unos cuantos metros de la salida del estacionamiento de un antro de moda – Relato el mayor en respuesta a la petición que le hicieron – Las autoridades declararon que había sido provocado por un muchacho alcolizado y con algunos grados de consumo anterior de drogas.

-¿Y que podría yo investigar ahí? La respuesta dada por la policía es muy lógica, ese muchacho fue el que ocasiono el accidente.

-El caso es…. Que el joven incriminado no salió positivo en los análisis de dopaje. Si, el normalmente consumía drogas pero ese día no lo hizo.

Jung agacho la mirada como si en el suelo pudiera encontrar una pista de lo sucedido. Por alguna razón, sus instintos le decían que ese era el caso que debía investigar. Que ahí encontraría cosas por aclarar.

-¿Puede decirme la dirección del reclusorio donde puedo encontrar al joven? – pregunto YunHo

-No esta encarcelado – respondió Rain – Lo tienen internado en una clínica de rehabilitación para drogadictos. Su nombre es Kim JaeJoong.

En una hoja le entrego todos los datos que tenia. Unos cuantos minutos después YunHo ya se encontraba dentro de su auto.

Ese lugar que tenía indicado en la hoja seria el que a partir de mañana tendría que visitar a menudo. “Mirotic”, un nombre poco común para un centro de rehabilitación.

Deseaba encontrar algo nuevo, algún detalle que allá sido omitido hace dos años, algo que lo ayudara a él y al incriminado. Deseaba encontrar algo que cambiara su vida, y la de el también.

2 comentarios:

  1. ¡¡Oh!! yunho sera el que ayude a jae a salir de ese encierro y de su depresión ahhhhhhhhhh si yunnie ayuda a tu boo a salir adelante mmmmmmmmm

    ResponderEliminar
  2. se lee interesante ... continualo

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD