Good Night - Cap. 2

5 comentarios
“TE AMO PERO TU NO ME CONOCES”


-Feliz Cumpleaños¬ Fueron las palabras que escucho de su madre

Aquello solo le recordaba a Taemin que cumplía 15 años y un año más de aquella monótona y aburrida vida.

Cuando sus padres se fueron a trabajar simplemente se fue a su habitación al fin y al cabo hoy no había clases.

Mientras subía las escaleras a su mente llegaban recuerdos de toda su vida o lo que podía recordar de ella, ya que no recordaba mucho de su infancia y sus padres siempre le repartían lo mismo “no hay nada importante que recordar” y eso le molestaba.

Al mismo tiempo le entraba la duda ¿Qué ocultaban sus padres? ¿Qué era tan importante para que no quisieran que recordara?

Y antes de poder entrar a su habitación vio la de sus padres, y una idea cruzo su mente, estaba solo y tal vez si buscaba bien podría encontrar algo, una pista que le indicara que ocultaban sus padres, seguro de estar completamente solo entro a aquella habitación y comenzó a revisar cajones, armarios y mientras buscaba en un closet de su madre encontró una pequeña caja de metal que le llamo la atención.

El problema era que tenía una cerradura y recordó que había visto una llave en uno de los cajones, comenzó nuevamente la búsqueda hasta dar con ella, sin embargo antes de que pudiera abrirla escucho la voz de una de las criadas.

-Joven Lee- Maldijo en silencio y guardo la llave en su pantalón

Lentamente asomo la cabeza para verificar que no hubiera nadie y una vez confirmado rápidamente salió corriendo hacía su habitación con la caja en sus manos, abrió un cajón de su escritorio, sabiendo que nadie limpiaba aquel lugar y puso la caja de metal junto con la llave y la cerró.

Salió de su habitación encontrando a aquella señora

-¿Sucede algo? - Pregunto Taemin

Aquella señora negó con la cabeza y sonrió.

-Solo vengo a avisarle que el almuerzo está listo-

-Ahora bajo- Dijo y la señora simplemente hizo una reverencia, Taemin entró nuevamente a la habitación y cerró la puerta con seguro.

Saco la caja y la llave del cajón y se sentó en su cama, introdujo la llave en aquella cerradura, la giro y la caja se abrió.

Lentamente levanto la tapa, no sabía exactamente con lo que se iba a encontrar, pero lo que vio simplemente lo confundió.

En aquella caja había fotografías y reviso una por una.

La primera era de una boda, estaba su madre y… frunció el seño al no reconocer a aquel hombre, no era su padre, pero simplemente encogió los hombros y no le dio importancia, “las personas cambian con el tiempo” pensó, en la segunda foto no pudo evitar sonreír, ahí su madre salía sola y estaba embarazada, la siguiente era de su madre con un bebé en brazos y podía ver cómo le sonreía con ternura al bebé, sin embargo la fecha no concordaba, eran 5 años antes de que el naciera, y aquello cada vez le daba un mal presentimiento, cuando vio la siguiente foto sintió como su pecho por alguna razón se aceleraba, ahí estaba un pequeño niño de unos 2 años a lo mucho, su cabello era castaño, y sus ojos le recordaban al chocolate, su piel era ligeramente morena el pequeño le sonreía a quien estuviera detrás de la cámara, y por alguna razón aquella sonrisa se le hacía conocida, sacudió la cabeza para alejar aquellos pensamientos, la última fotografía eran de su madre junto con aquel hombre que salió en la primera foto y a la vez cargaba aquel niño que se aferraba a su cuello.

Dejo aquella caja con las fotografías sobre su cama y se revolvió su cabello con desesperación ¿Qué significaba aquello?

Guardo nuevamente la caja con la llave en el cajón y bajo rápidamente comió lo que le habían preparado y salió de su casa, de aquello gran mansión.

Mientras caminaba por las calles seguía intentando de descifrar que eran aquellas fotos, estaba claro que los de las fotos no eran ni él ni su padre y eso significaba que… sus pensamientos fueron detenidos debido a 2 hombres que le impidieron seguir caminando.

-Vaya vaya que tenemos aquí- Dijo uno de ellos, su piel era algo oscura y su cabello estaba escondido por un gorro, pero podía ver una gran cicatriz en su rostro.

-¿No es el heredero de la familia Lee? - Pregunto el otro al contrario del anterior su piel era blanca y su cabello era negro.

Por instinto Taemin dio un paso hacia atrás con la intención de alejarse, pero aquellos chicos fueron más rápido que él, lo sujetaron hasta un callejón, donde lo empujaron contra la pared.

-Sabes no queremos problemas, solo queremos ser tus amigos, y como amigos debemos ayudarnos ¿Verdad? - Taemin asintió al ver como sacaba una navaja y el miedo se apodero de él –Sabes no tenemos dinero, pero tu si- Dijo pasando la navaja muy cerca de su cuello.

Su cuerpo comenzó a temblar, en esos momentos su macabra mente le decía que estaba muerto, que moriría por una cortada de aquella navaja y se desangraría.

-Y nos vas a ayudar- Aquello fue como una pregunta, su cabeza comenzaba a dar vueltas y era incapaz de articular palabra.

Ante eso aquellos chicos empezaron a desesperarse haciendo que la navaja comenzara a perforar la piel de su cuello, cerró los ojos con un solo pensamiento “estoy muerto” pero después de eso nada.

Abrió los ojos lentamente encontrándose con una escena por demás extraña, lo primero que vio fue la espalda de alguien (no era ninguno de los tipos anteriores) aquella navaja que anteriormente había estado enterrada en su cuello se encontraba en el piso y frente aquel misterioso chico estaba los tipos, ambos sangraban del rostro y no entendía absolutamente nada.

Los rostros de aquellos tipos demostraban terror, aquel chico dio un paso hacia adelante y ante aquello salieron corriendo.

En ese momento sintió como un ardor aparecía en su cuello, llevo su mano hasta ahí, haciendo que un líquido la recorriera, la puso frente a sus ojos y se dio cuenta que estaba sangrando.

-Deberías curarte eso- Aquella voz llego a sus oídos, alzo la vista y se encontró con un chico que le sacaba una cabeza en estatura, tenía unos ojos cafés como el chocolate, su cabello se veía ennegrecido por la suciedad, pero aun así se podía apreciar que tenía el cabello castaño y su piel era algo oscura, Taemin se perdió en aquellos ojos sintiendo que los había visto anteriormente.

De repente aquel chico se alejo de él y salió del callejón, a Taemin le costó 1 minuto entender que le habían salvado la vida, rápidamente salió de aquel oscuro lugar, y con la mirada lo busco, se topo con aquella ancha espalda, comenzó a correr hacía él, pero cuando estuvo a punto de alcanzarlo se detuvo… qué demonios le iba a decir, ¿Gracias por evitar que me degollaran? Eso sonaba totalmente estúpido y lamentable, cuando intento volver a seguirlo ya no estaba, comenzó a buscarlo nuevamente y cuando estuvo cerca de un callejón alguien lo jalo del brazo y nuevamente lo aprisionaron contra una pared.

Pero esta vez quien lo aprisiono era aquel chico castaño.

-¿Por qué me estas siguiendo? -

Taemin sentía la respiración de aquel chico en su rostro y por alguna razón se sintió nervioso ante la cercanía.

-Y… yo s… solo quería a… agradecerte-

Ante aquello aquel chico soltó una carcajada y Taemin se sonrojo, aquel chico puso sus manos a cada lado de su cuerpo y el oído le susurro.

-Crees que lo hice por ti¬- Aquello le provoco un escalofrió –Solo lo hice porque su escándalo me despertó, no te creas tanto niño¬- Taemin trago saliva y como pudo siguió hablando.

-Pero pudiste no hacer nada, me salvaste aunque no fue tu intención, por eso te lo agradezco- Ante aquello el chico se sorprendió ante aquella actitud, a estar completamente cohibido y tímido cambio y pronuncio aquellas palabras con seguridad y determinación.

Sonrío de una forma macabra y Taemin a pesar de todo no podía evitar sentirse seguro con aquel chico.

-Si quieres agradecerme tendrás pagarme- Taemin asintió estaba seguro que su padre pagaría a alguien que le hubiera salvado la vida

-¿Cuánto quieres? -

-No quiero tu dinero- Le dijo –Me pagaras con tu cuerpo-

Aquello último lo susurro en su oído, Taemin solo atino a sonrojarse y aquello le saco otra carcajada al chico.

-Vaya que eres inocente- Sonrió –No quiero nada-

Taemin estaba a punto de protestar cuando un sonido llamó la atención de ambos, giraron su rostro y encontraron a un niño aproximadamente de unos 5 años con un bebé en brazos.

-Changmin Hyung- Fue lo que dijo el pequeño

Taemin no entendía, pero vio como aquel chico se acercaba y una vez enfrente de los niños se agacho para quedar a la altura de los niños.

-¿Cómo estas Kyuhyun? - Le dijo al pequeño mientras le revolvía su cabello

-Bien Changmin Hyung, Junsu también-

“A sí que se llama Changmin” Fue el pensamiento de Taemin

-¿Y tu mamá? -

-Fue a conseguir comida-

Taemin miraba aquella escena en silencio, podía ver a Changmin sonreír, no una sonrisa sarcástica si no nostálgica.

-Ahora regreso-

Changmin salió de aquel callejón y por instinto lo siguió hasta una tienda donde se veía dudoso de si entrar o no.

Para Changmin aquello significaba volver a ver al Señor Park que no veía desde varios años atrás, pero Kyuhyun y Junsu, necesitaban comer, sin más entro a la tienda Taemin entro detrás de él.

Changmin saco unas pocas monedas de su bolsillo y las vio con lastima, aquello era lo único que tenía, lo que significaba 1 semana más sin comer, y aunque se estaba muriendo de hambre los niños la necesitaban más que él, y ante la atenta mirada de Taemin comenzó a coger varios productos de la tienda y agradecía que solo estuviera la Sra. Park y su hija.

Salió de la tienda con varias bolsas y volvió a entrar al callejón, sin embargo ahí se encontraba la madre de Kyuhyun y Junsu.

-Changmin querido-

-Hola señora Kim le traje esto para los niños-

-Gracias, que dios te lo pague-

Changmin hizo una reverencia y salió de ahí no sin antes despedirse de un sonriente Kyuhyun

Sin saber porque Taemin continuaba siguiéndolo, aquel chico le causa curiosidad.

De repente Changmin entro a una farmacia, sin embargo se quedo afuera, solo lo observaba como tomaba una botella de alcohol, algo de algodón y una gaza, pago y salió

-Eres muy terco ¿Lo sabías? - Taemin giro la cabeza para buscar a quien quiera que le estuviera hablando –Te estoy hablando a ti- Nuevamente giro su cabeza y se encontró a Changmin a centímetros de él… su cuerpo se tenso. –Tranquilo no te voy a hacer nada- Changmin mojo algo de algodón con el alcohol y lo paso por el cuello de Taemin.

En ese momento recordó que tenía una herida al sentir el ardor recorrer su cuello.

-¡Duele! - Le gritó apartando la mano de Changmin

-Claro que duele es una cortada, que querías ahora quédate quieto-

-¡No! -

Y entre tanto forcejeo y pelea (que terminó ganando el mayor) Changmin termino de ponerle la gaza a un lloroso Taemin.

-No es para tanto- Ante aquello Taemin hizo un puchero de protesta –Quita esa cara de perro atropellado- Dijo con una mueca burlona –Y para la próxima ten más cuidado-

Taemin solo asintió, Changmin dio media vuelta y siguió su camino, por un momento intento seguirlo pero no lo hizo, y camino hacía su casa a la dirección contaría que el mayor.

Cuando llegó a su casa sus padres ya estaban ahí.

-¿Dónde estabas cariño? Ya son las 6-

Ante aquello vio con sorpresa el reloj, no recordaba haber estado tanto tiempo fuera, apenas se le había hecho 1 par de horas, y había estado más de 6 horas en la calle.

-¿Qué te paso en el cuello? - Preguntó su padre

-Me asaltaron- Dijo –Pero no paso nada-

Su padre asintió y nadie dijo mas, aquello lo deprimió, ya que ni siquiera se preocupo.

Sin embargo en aquel día su deseo de cumpleaños se cumplió.

“Quiero tener aunque sea un día interesante”

Aquel día había conocido a Changmin, y ya en su habitación tomo en sus manos aquel dije de luna que tenía desde que recordaba, se acurruco en aquella cama calientita y con una sonrisa se quedo dormido, con la esperanza de volver a ver a aquel chico que le transmitía confianza y seguridad y un susurro llego a sus oídos antes de aquedarse dormido.

“Good Night”

Sin embargo en otra parte de la ciudad Changmin sentía como su estomago le reclamaba por comida y al estar solo vestido con una simple camiseta agujerada y roída junto con unos jeans desgastados sentía como el frío le calaba los huesos, pero el estar tan acostumbrado a aquella vida que ni se inmutaba, simplemente se durmió en aquel callejón, sobre el piso frío y mugroso, tomo en sus manos aquel carro de juguete mientras tarareaba aquella canción que le cantaba a su hermano y antes de caer dormido susurro un

“Good Night”

5 comentarios:

  1. awwwww amo el changtae <3 muy tierno min y tae

    ResponderEliminar
  2. Anónimo10/05/2013

    que tieeeerno :D


    Changtae shipper ._.!

    ResponderEliminar
  3. Anónimo10/05/2013

    excelente

    gracias por la actualizacion :D

    contii

    ResponderEliminar
  4. rebecca10/05/2013

    es tan cute el ChangTae, mejor que el changminho 77


    graciaaas, esperare la conti

    ResponderEliminar
  5. Anónimo10/05/2013

    ;_; Changtae emo....Bell

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD