Hijo de la Luna - Cap. 1

2 comentarios
Para comenzar a despedirme de esas sonrisas. Amigo.

- ¡Yah! ¡Préstame atención Hyung! –había gritado el menor. Ese chico que se hacía llamar su amigo era un desconsiderado.

- Te estoy escuchando, pero realmente no me interesa saber lo que haya hecho Kibum y Jonghyun frente a tus ojos –respondió el mayor mordazmente.

El menor suspiró… nada le dolía más que esa forma indiferente que tenía ahora Changmin para con su persona…

 Sí, lo que había pasado entre ellos era realmente la culpable y el fundamento de ese comportamiento.


Flash Back.


Changmin estaba mal… simplemente tenía el corazón destrozado y él jamás le dejaría solo, es por ello que no importó que lo haya llamado a las 3 de la madrugada diciéndole que no tenía fuerzas… simplemente él se tragaría todos sus sentimientos y sería el pañuelo de Changmin.

Llevaba 3 años, enamorado de su hyung, pero este parece no darse cuenta y mejor así, porque de algún modo sabe que así al menos puede estar cerca de él, aunque sea como amigo. Al menos puede cuidar de Shim.

Llegó al departamento de Changmin y entró, agradecidamente sabía dónde el mayor ocultaba las llaves. Se adentró al departamento hasta a aquel living que tenía un pequeño mini bar y ahí precisamente le vio, tomando grandes tragos de licor… que probablemente ya hacían meya en el cuerpo de su hyung.

Se sentó a su lado y tomó una lata de cerveza… le acompañaría un momento bebiendo.

- ¿Sabes que puedes decirme lo que quieras? –Dijo Choi con voz tenue.

- No quiero hablar –Es voz rasposa que probablemente estaba así de tanto llorar hicieron suspirar al menor.

- Estoy aquí Changmin hyung, no estás solo –luego de aquellas palabras se hundieron en un silencio que prácticamente era cómodo. Se hacían compañía mutuamente. 

- No recuerdo a verte pedido que vinieras, no hay necesidad que tú pierdas tu tiempo conmigo –dijo con voz resentida y a la vez dolida. Minho lo observó intentando descifrar en esas pupilas acuosas los que en verdad sucedía dentro de su ser… 

- En primer lugar no necesitas decirme que venga a verte para saber que necesitas apoyo, aunque sea la presencia de alguien, en segundo lugar jamás me has hecho perder mi tiempo y es más lo uso como se me dé la regalada gana ¿comprendes? Y por último… ¿A caso te dijo que estar a tu lado fue una pérdida de tiempo? –volvió su mirada a la cerveza, escuchando la “risa” sarcástica de Shim.

- Tan simple como decir que su peor error fue perder su tiempo conmigo –vio cómo su hyung tomaba de un solo trago aquel líquido para intentar menguar aquel dolor que probablemente habitaba su corazón.

- Típico… es más fácil culpar al resto de nuestros propios problemas. Es así como el ser humano puede contradecirse, por ejemplo un día te muestra celos imparables porque eres de ella y de nadie más y al otro día simplemente la presencia de uno estorba. Sé que le amas, Changmin hyung… - ¡Dios! ¡Cómo había dolido decir aquellas palabras! –No es porque sea tu amigo y te quiera mucho –Si tan sólo Changmin entendiera cuanto le amaba –Pero simplemente considero… que ella no merece ya nada de ti hyung, para ella parece todo un juego, desde el punto de ella todo es tan fácil. Es simplemente “culpemos a alguien para quedar tranquila”. Tal vez sea mejor decir adiós hyung, quedarte con los buenos recuerdos de aquella relación y los demás desecharlo para que no te consuman… para que tú puedas salir adelante.


El silencio haciéndose presente…

- Por un momento creí que tú eras el hyung –sonrió con agradecimiento ¿qué sería de él sin ese chico que a su lado le escucha? Le debía mucho… 

Se levantó de su lugar y abrazó al mayor, no quería verle triste… daría todo por hacer que la sonrisa de Shim volviera. Dejó un casto beso en la mejilla del mayor que le miró con tristeza… Choi le vio desprotegido sintiendo como el mayor le abrazaba más fuerte.

Changmin no lo comprendía… pero el calor del abrazo con su amigo se sentía tan bien y no quería soltarle… quería sentir más de ese cuerpo. Y esos ojos que se mostraban puros y con tanto cariño para él… que deseó que Minho jamás le dejase, que todas esas miradas cargadas de amor fuesen sólo de él. Que todas sus sonrisas fueran simplemente por él y para él… tal vez por ello no se percató de que rosaba los labios del menor con los suyos. Minho le miraba sorprendido pero no rechazaba el contacto y es que sería idiota si lo hiciera. Por eso no se hizo derogar cuando el mayor le beso con desespero… buscando en sus labios el desahogo de toda esa tristeza. Y no paró ahí, porque los labios de Choi eran suaves y delicados que se acoplaban perfectamente con los de él. 

De un impulso, y aun besando a Minho, Changmin se levantó de su silla y acorralo al menor en la pared más cercana. Quería sentirle, quería recorrer aquel cuerpo, no estaba pensando… sólo se estaba dejando llevar por la tristeza del rechazo, por todo el alcohol circulando por sus venas, por lo querido que le hacía sentir Minho… porque el calor del menor le embriagaba los sentidos.

Lo tenía bajo su cuerpo sobre su cama, quitándole a tirones aquellas estorbosas prendas mientras le devoraba los labios y mordía levemente su cuello. Las manos del menor acariciaban el torso desnudo de Shim, tan suave y cálido… sintiendo los gemidos de Changmin cada que rozaba su parte más sensible.

Ya desnudos reconociendo cada palmo de la piel de su “amigo” continuaron. Minho lo sabía bien, estaba consciente de que tal vez esto era simplemente una noche carnal y por despecho para su “mejor amigo”.
- Changmin… ah –y un gemido más fuerte salió de sus labios cuando Changmin masajeaba y lamía su miembro ya despierto. Sus labios arroparon toda su extensión haciéndolo delirar, apretando las sábanas bajo su cuerpo, estaba tan excitado… Changmin hacía un gran trabajo ahí abajo. Unos furtivos dedos rozaban su entrada y él sólo podía gemir.

- Iré con cuidado lo prometo –Besó los labios de Choi mientras quitaba la mano de este que dejaba furtivas caricias y masajes sobre sus miembro ya despierto. Se introdujo despacio… lo más despacio que pudo y sin esperar mucho a que Minho se acostumbrara comenzó a embestirlo suave y acompasado. Es que la presión que ejercían las paredes del menor sobre su miembro era exquisita, lo hacía delirar y sólo querer adentrarse más en esas paredes.

- Chang… Changmin… ¡Ah! –No podía controlar esos gemidos y es que ¿Cómo hacerlo? ¿Cómo evitar gemir cuando el ser que amas te está dando los mayores de los placeres del mundo?

Pero lo sabía… para él este momento era todo lo que deseaba… pero para Changmin tal vez mañana sea el peor de los errores y él por no perderle se tragará sus sentimientos haciendo que esto jamás ocurrió.

Un fuerte vaivén fue lo que le desconecto del hilo de sus pensamientos, Changmin sabía hacerlo… le estaba haciendo delirar y gemir impúdicamente con cada estocada que dejaba en su intimidad. Es que justo tocaba ese punto donde se tensaba, todo pensamiento era desechado y el sólo podía gemir y pedir un poco más rápido y fuerte.

- Minho… Minho, que… ¡que estrecho eres! –gruñó sobre su oído con voz baja y excitada. Sintió una de las manos de Shim posarse sobre su miembro, acariciando al mismo ritmo que le penetraba, fuerte y delirante para terminar con un sonoro gemido y encorvando la espalda derramándose entre sus torsos y la mano de su Hyung mientras gritaba el nombre del mayor. Fueron unas cuantas estocadas más las que dejó Changmin antes de terminar en el interior de Minho gritando en ese momento el nombre de Choi.

Calló sobre el cuerpo de Minho saliendo no muy delicadamente de su interior, logrando así un quejido por parte del menor.
Choi vio como Changmin se dormía en esos instantes, exhausto. Acarició uno de sus mechones arropándolo con esas sábanas desordenadas (intentando explicarse cómo es que las dejaron así) para que así no pescara un resfrío.
Y quiso quedarse ahí junto al cuerpo de su hyung y dormir arrullado por su calor pero sabía que no debía de hacerlo… 

- Sunhee… -Escuchó entre murmullos que provenían de Changmin y aquel nombre que sabe claro es de la ex de su hyung.  

Sí, era mejor irse y romper toda ilusión que se haya podido crear en su corazón en esos momentos… era mejor no alimentar esas quimeras, porque así menos daño se haría. Tomó su ropa con algo de dificultad porque no va a negar que su espalda baja duele… había sido su primera vez y a pesar de las circunstancia… arrepentido no está de a verle entregado su virginidad a su “mejor amigo”. Terminado de vestirse se acercó a Changmin dejando un pequeño beso en su frente y un tierno…

“Que descanses… hyung”



Fin del Flash Back.

Después de aquello Choi no vio a Changmin por casi dos semanas y sinceramente creyó que había sido lo mejor hasta que su hyung se presentó en su casa preguntándole si aquello había sido verdad y que si por eso le evitaba. Minho sólo le sonrió contestándole.

“Sí lo hicimos hyung y tal vez sí… por eso no quise verte la semana anterior, no es algo que te pase siempre ¿no? Y por ahora he estado ocupado con la universidad… nada más”

Y a pesar de que habían acordado pasar de largo ese incidente, Changmin estaba algo raro.

- Hyung… enserio, si tanto te desagrada estar conmigo, tienes que tan sólo decirlo –Habló Minho ya algo cansado, porque para él también es molesto, porque a él le duele el corazón y prefirió antes su amistad con el mayor que lo que su corazón desquebrajado dice y pide.
- Sunhee… cuando terminábamos dijo que yo era muy cariñoso contigo, que nuestras muestras de afecto a veces le hacían pensar que entre nosotros había algo más –Minho le escuchaba atento, algo asombrado por el rubro que tomaba la conversación –también de que tú sentías cosas por mí… –Minho fue entre el blanco papel, el rojo tomate para volver a estar blanco como un papel –Ese era uno de los tantos motivos por los cuales discutimos, porque según yo eso no era cierto y ahora no sé realmente qué pensar…

Minho suspiró… esa conversación no le gustaba, era prácticamente orillarle a decir la verdad.

- Ella dijo que podía darme una oportunidad –El corazón de Choi latió rápido y doloroso –siempre y cuando tú y yo mantuviésemos distancia –Minho le miró buscando respuestas…

Changmin había terminado con su novia, la persona que ama… por su culpa.

Changmin de cierto modo le “defendió” diciendo que aquello no era cierto… que él no siente nada por su persona, tenía un montón de sentimientos acumulado que se anudaban en su pecho de forma dolorosa.

- Siento que ella tiene razón… de que tal vez tú… –Y Shim se vio imposibilitado a seguir.

- Es verdad, hyung… aunque sinceramente nunca intenté nada, no había caso.

- ¿Por qué tenía novia? –Minho negó.

- Eres un despistado, hyung –sonrió melancólico –Me gustas desde antes de que le conocieras, pero siempre he considerado tu amistad algo valioso para mí, que ponerla en juego confesándome era algo a lo que simplemente no quería arriesgarme. Como amigo podía cuidarte y velar por ti –Changmin no le miraba - ¿le amas verdad?

- Demasiado, Minho… -respondió en murmullo –No sé qué hacer…

- Le amas, hyung y no puedes olvidarle –En ese momento Minho se preguntó cómo es que su corazón latía.

- ¿No lo entiendes Minho? –Su mirada seria con un dejo de culpa –Tuvimos relaciones, estás enamorado de mí… y maldición se supone que eres mi mejor amigo.

- ¿Se supone? –Replicó el menor –Está todo claro, hyung. Tú le amas quieres volver con ella, te sientes responsable por la amistad que tenemos y lo que sucedió esa noche… pero aquello sólo sucedió porque estábamos tomados, estabas triste y con un sentimiento de despecho, nada más –Choi lo sabía, Changmin estaba realmente enamorado de esa mujer de castaños cabellos y él era un piedra en esa relación, aunque para él fuese estúpido… estaba claro que Changmin quería elegirle a ella que él y aunque doliera era decisión de su hyung –Vuelve con ella hyung… no pierdas esta oportunidad –Quería llorar, que le abrazaran… que le dijesen lo estúpido que estaba siendo, pero que le recordaran que era por amor. Miró al mayor con tristeza porque todo aquello significaba que su amistad quedaba hasta ahí, que le perdió.

- Minho… yo –Y lo sabía Changmin quería disculparse…

- No te disculpes Changmin, simplemente quiero que seas feliz… este es mi último consejo como tu amigo. Que no desaproveches esta oportunidad de ser feliz y hacerle feliz –Suspiró con tristeza tenía un nudo tan grande y los ojos llenos de lágrimas –Bueno, será mejor que me marche, permiso Changmin.

Y se retiró rápido, porque hasta ahí daban sus fuerzas… hasta ahí podía contener las lágrimas.

Todo su esfuerzo se había ido al carajo.


****


A penas Kibum le abrió la puerta de su departamento se largó a llorar entre sus brazos… y su amigo comprendió qué sucedía. No había necesidad de palabras, aunque a su perspectiva Changmin había sido un desdichado sin sentimiento por dejar así a su querido Minho.


***


Un mes después.

Los vómitos no le habían dejado… los mareos y el cansancio tampoco. Era lógico, estaba enfermo. Pero no podía faltar ese día a clases ya que tenía una presentación a la cual no podía simplemente no ir.

Kibum estaba a su lado reconfortándole junto con Joonghyun, aunque el último no fuese muy bueno para ello, Minho lo agradecía… era de algún modo reconfortante sentir que no estaba sólo y contaba con amigos que le quería.

- Minho, terminando esto iremos a médico quieras o no ¡¿entendido?! –Está claro que Kibum no le avisaba, sólo le ponía al corriente de los planes después de las clases.

Ya después de la presentación se había sentido mejor y acompañando a Kibum y Joonghyun se dirigieron a la cafetería. Jinki y Taemin les hacían seña de que se sentaran con ellos y lo iban hacer, porque estaban muchos de sus compañeros y amigos… pero también estaba Changmin y su novia y esta tan sólo al verlo se apoderó de los labios del morocho.

- Minho –Joonghyun le miró preocupado.
- Vayan ustedes… a la salida nos vemos –Kibum le sostuvo antes de que se marchara –Sé que quieres estar con ellos, ve. Yo estaré en la azotea. Lo necesito, Kibumie.
- Vamos Kibum, luego iremos contigo –Minho asintió agradecido al escuchar a Joonghyun.


***



Caminó controlando todas esas lágrimas aunque más de una se le escapó en el trayecto a la azotea.

- Me siento tan idiota… -murmuró en un sollozo ahogado al llegar a la azotea –Me hubiese gustado… que al menos mi amistad la valoraras, pero ni eso –Llevaba un mes evitando a toda costa estar cerca de Changmin y más si este estaba con su novia, pero admitía que aquello dolía como los mil demonios y se dejó ser débil, bien débil… necesitaba llorar para poder seguir su camino… un camino sin su hyung –Ah… -Se quejó cuando una fuerte punzada en su estómago hizo ponerse de rodillas –ah… maldición –intentó calmarse pero se le hacía imposible lograrlo, el dolor era muy fuerte dejándolo en piso de la azotea prácticamente inconsciente.


***



No era que no se estuviese divirtiendo con los demás, tan sólo fue que tuvo un mal presentimiento y le pidió a Jonghyun que le acompañara a ver a Minho y de paso darle algo de comer.
El corazón de Kibum se agito al abrir la puerta pero se paralizó completamente al distinguir la silueta de su amigo inconsciente en el suelo.

- Kibum ayúdame, hay que llevarle a la enfermería –Y cómo pudieron lo llevaron hasta allá en donde solicitaron una ambulancia para trasladar Choi al hospital.

Jonghyun le abrazó fuertemente besando su frente, intentando darle apoyo.

- Todo estará bien Kibumie… y nosotros no le dejaremos solo –consoló a su novio…


***



Hospital de Seoul.

Sentía todo su cuerpo pesado y apenas abrió los ojos divisó a sus padres, que entre preocupados y molesto se mostraban.

- Querido… llama al doctor Minho está reaccionando –Habló una mujer de cabellos negros cortos hasta el hombro –Debes de cuidarte, Minho ah…
- Lo siento, madre –murmuró algo apenado por preocupar así a sus padres.

Al entrar el doctor supuso que algo no andaba bien… y es que el rostro que tría era indescifrable, iba desde la incredulidad, el escepticismo…

- Bueno señores, el paciente Choi Minho está sano… pero –Se quedó en silencio buscando las palabras adecuadas para decir aquello.

- Pero ¿qué doctor Yang? –Se atrevió hablar la mujer.

- Es difícil de creer… pero esto es cierto. Choi Minho está embarazado de unas 7 u 8 semanas –Minho miró al doctor con cara de incredulidad. Su madre tuvo la necesidad de sentarse… y el rostro de su padre, sinceramente no se atrevía a mirarle.


***



Esa misma tarde había sido dado de alta con un montón de recomendaciones sobre cómo cuidarse y el control sobre la dieta. El viaje fue silencioso… nadie dijo nada, pero Minho lo presentía, lo veía en el rostro de su padre.

“La decepción…”


Había defraudado a sus progenitores… aquello le dolía, siempre buscó la forma de no darles pesares de que se sintieran orgullosos de él y ahora, estaba embarazado siendo hombre (realmente no sabe cómo sucedió aquello). Quedando en claro que ese ser que crese en su interior es de Changmin…

Pero aquello no era justo ni para él ni para su hyung… porque él quería olvidarle y Changmin simplemente le necesitaba fuera de su vida.

- Baja… -La voz seria de su padre lo hizo reaccionar.

Entraron en la casa y la voz seria de su padre se hizo notar.

- ¿Quién es el padre? –Minho bajó el rostro –Responde, porque quiero creer que lo sabes… -Y aquellas palabras le dolieron ¿qué quería decir con eso su progenitor?
- Sé quién es… pero tengo motivo para no decirlo –Se dejó escuchar su voz suave pero firme.
- ¡¿Qué?! –El grito de su padre lo asusto a él y a su madre.
- Padre… por favor entiéndeme –Afirmó la mano de su madre para calmarle un poco.
- ¿Calmarme, Minho? Mi hijo menor esta EMBARAZADO ¡¿Qué tipo de aberración es esa?! –Minho se encogió de hombros - ¡¿Qué no te das cuenta de la gravedad del asunto?!  ¡¿Cómo lo haremos con el tiempo, cuando el vientre te crezca?! ¡¿Qué les diremos a las personas sobre tu estado?! ¡¿Ah?! Creí que era responsable Minho…
- No le hables así, JinSoo ah. Nuestro hijo no necesita más presiones, debemos apoyarle… ya veremos cómo solucionar todo –habló de forma conciliadora aquella mujer, mejor dicho su madre.
- ¿Apoyarle? ¿Apoyarle después de cómo me ha defraudado…? –Y esas fueron las últimas palabras de su resentido padre, las que se clavaron fuertemente en su cabeza.


2 comentarios:

  1. oh por dios por culpa de este fanfic me estoy convirtiendo en fan del Changminho DDDD:

    jajajajajjajaj XD muchas gracias por subir el fanfic me encanta ánimos para los proximos capis XD

    ResponderEliminar
  2. Ohh pobre de Minho, en verdad que será dificil para él afrontar esta nueva etapa solo.

    ¬.¬ Chagmin es un completo idiota

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD