We Can’t Stop

0 comentarios
Titulo: We Can’t Stop
Autor: Luzy
Pareja: HoMin
Género: Lemon
Extensión: One-shot

Inspirada por la canción de Miley Cyrus.. (:
----

Ya había pasado el viernes social y hoy tocaba sábado Sexual.

Las luces de neón alumbraban, aquella música electrónica que entraba por los orificios de las orejas de todos aquellos jóvenes alcoholizados los obligaba a mover su cuerpo desacordadamente, rozando su cuerpo tentativamente haber quienes caían ante aquella insinuación.

Se encontraban dos jóvenes en diferentes puestos, uno sirviendo las bebidas que las personas pedían sin control mientras el otro preparándose para una presentación exclusiva. La música paro por un momento para que después una voz comenzara a presentar aquel chico moreno repasando los últimos pasos en su memoria para al fin salir hacia la afición, la gente grito eufórica sin saber de quién se trataba pero de pronto las chicas gritaron con más ganas al ver aquel pedazo de hombre quien comenzó a moverse al ritmo de la pista que comenzaba andar. Sus movimientos estaban limpiamente coordinados con un toque de sensualidad junto con esa sonrisa pícara que adornaba a su rostro, esos mismos deslizamientos en el escenario que hasta que el bar-tender joven dejo de proporcionar bebidas en aquellas personas bobas como él estaban mirando el show. El chico mordió sus labios y aun queriendo quitar la atención en él, comenzaba a refunfuñar de como aquella persona podía ganar más que él con una sola presentación de menos de 3 minutos en esos dos días de la semana mientras él, aparte de ser quien llegaba temprano era quien se iba a lo ultimo desde el viernes hasta el domingo por la mañana con tal de ganar el dinero suficiente para sus estudios.

Pero eso es lo único que podía hacer, quejarse por dentro y seguir trabajando.

La noche prosiguió como debería de ser, lleno de música, gente ya botándose de lo borracha que andaba mientras que él rogaba que no hubiera tantos vómitos que limpiar esa noche porque era una autentica guarrada, solo contaba los minutos para por fin cerrar aquel lugar.

3:45... había ya pocas personas y ya era demasiado tarde, las horas de trabajo se habían prolongado lo cual significaba pago extra. El chico al fin pudo respirar tranquilo hasta que la última persona abandono el lugar, él y otros compañeros de trabajo se pusieron las pilas y comenzaron a limpiar el desastre para no venir ese mismo día temprano a limpiar así que mejor lo hacían en ese momento. Habilidosa mente los compañeros de Changmin terminaron rápidamente a quienes les agradeció por haberle ayudado un tanto, se quedo de nuevo solo acomodando los vasos, respiro profundo y sus parpados ya cayéndole de cansancio de solo pensar en lo bien que sería estar en su cama reposando, pero un sonido agudo lo saco de sus pensamientos para encontrarse con la persona menos esperada.

- lo siento — se disculpo aquel moreno alto dejando en el lugar el vaso que había movido
- oh... creí que estaba solo... — el moreno sonrió cálidamente mientras recargaba su peso en la orilla del bar
- nunca has estado solo — Changmin lo miro extrañado
- claro que sí, soy el último en salir del local
- eso crees tú, pero no es así... aquí tu servidor se queda hasta ver salir a la última persona — Changmin detuvo su acción y lo miro atento
- entonces.. ¿porque nunca te veo? o mejor dicho no encuentro señales de que alguien este
- me tomo mi receso, descanso y mientras escucho como piensas en voz alta y nos maldices a todos — Changmin no supo ni donde esconderse el solo pensar de que escucho todo, incluso hasta su queja sobre él — veo que no te caigo muy bien — Changmin solo se limito a guardar los últimos vasos sin emitir ninguna palabra, solo quería terminar para largarse de ahí — ¿crees que podríamos empezar desde cero? o mi sueldo siempre se interpondrá entre nosotros... — con el último aliento Changmin termino fugazmente, desenvolviendo el nudo de su mandil mientras pasaba por a un lado de Yunho. Pero éste no dejo que se fuera, lo tomo del brazo frenando su camino — Changmin-ah... se que has tenido una noche difícil así que solo quiero ayudarte
- no necesito de tu ayuda...
- que arisco — Changmin movió su brazo para que lo soltase
- si solo estuvieras aquí una noche, comprenderías mi humor y lo cansado que es — Yunho asintió
- lo entiendo, ¿Crees que preparar un show no lo es? me lleva horas para inventar y perfeccionar el baile, no es nada fácil como lo crees, lleva su tiempo tanto psicológico como físico
- pero tu... — Changmin bajo su tonalidad — lo haces ver tan fácil — menciono casi en un susurro haciendo que el moreno sonriera
- ¿lo crees? bueno pues... no lo es  Changmin-ah, así como creo que no es nada fácil el estar sirviendo a todos esas personas que piden y beben sin control, pero mas tener que lidiar su terquedad ¿no es así? — Changmin asintió pesado
- son una lata, quieren seguir bebiendo sin tener ya mas dinero en los bolsillos... no sé cómo me he escapado de una golpiza
- bueno.. si alguien quiere hacerte daño, solo dime y vendré — Changmin decidió verle a los ojos — nadie podrá tocarte a partir de ahora — sin querer, el menor se sintió protegido y muy femenino al escuchar esas palabras de aquel hombre que sin que él quisiera, sus mejillas se tiñeron de un carmesí
- n-no soy una mujer para q-que vengas a defenderme — Yunho sonrió ante el tartamudeo y fue entonces cuando a  Yunho se le encendió una idea. Se incorporo y comenzó a acercarse a Changmin y éste comenzó a caminar hacia atrás ante lo intimidante que se veía aquel hombre a pesar de ser el menor ser más alto
- dime Changmin, si es así.. ¿porque estas huyendo? ¿que pasaría si no fuera yo y fuera otra persona? — sin tener mas vía de escape Changmin se estrello con el estante de otras copas
- q-que e-estas haciendo
- dime Changmin-ah ¿qué harías en estas circunstancias? — el menor no sabia que hacer, no hallaba por donde escaparse, el cuerpo de aquel hombre estaba enfrente suyo ya muy pegado a él. El menor coloco las manos en el pecho para alejarlo pero este las tomo y las subió a su cabeza, dejándolo invulnerable — ¿a quién llamarías ah? — el menor resistió nombrarlo a él como una ayuda — que tal que el agresor comenzara hacer esto... — el moreno llevo su manos sutilmente hasta el pantalón del menor haciéndolo respingar y verlo anonadado
- ¿¡qué haces!? — grito sorprendido
- dime... a quien llamarías — susurro muy cerca de su oído. Sus piernas temblaban ante le toque lascivo de esa persona
- d-deja de tocarme... ¿a caso eres gay? — interpelo
- no.. no lo soy Changmin, solo interpreto a alguien que les gusta los chicos indefensos como tu — Changmin apretó su mandíbula al haber sido nombrado con otras palabras débil
- por favor para... tú no eres esa persona — su cuerpo se removía inquieto ante las caricias que no pensaban detenerse que recorría su torso
- para tu suerte no lo soy... pero podría pasarte Changmin y no quiero que un empleado de aquí sufra un abuso como éste — Yunho miraba a el menor directamente, haciendo que el menor tragara duro ante esa mirada profunda — eres muy atractivo lo cual eres victima de muchos abusadores, siempre me quedo con la angustia cada vez que sales de aquí y algo que pueda pasarte a estas horas de la madrugada en la calle — el menor le revoloteo el corazón al escuchar como esa persona se preocupaba por él sin siquiera saber — anda, termina... yo te llevare a tu casa.

Changmin no replico mas y termino el que hacer para ser llevado por aquel hombre. Al estar enfrente al departamento de Changmin este le sonrió.

- Sano y salvo
- Gracias...
- de nada, cuando quieras Changmin-ah — el menor salió del coche y  dio una pequeña reverencia — nos vemos el otro fin.

Cada noche, Changmin se daba vuelta en su cama pensando en lo que había pasado el fin de semana pasado, en como en verdad si se sentía intimidado y de que manera esas caricias lo descolaron, primeramente había pensado que había sido una autentica guarrada de ser tocado por otro hombre, y lo era pero de solo ver el rostro de Yunho no lo era, recordando su aliento sus labios moverse y esa voz sensual que emitía era muy diferente, se despertaba acelerado con un problema en su pijama, bufando y maldiciendo a Yunho ahora hasta por meterse en sus sueños y era algo que no podía controlar porque aunque él quisiera no soñar, lo hacía.

El fin de semana volvía a llegar, Changmin siempre tan puntual ya estaba en su área comenzado las mezclas alcohólicas de las primeras personas que asistían. Todo transcurría como todos los fines excepto en esa presentación que por más que quería ocultar su interés no podía, sus ojos brillaban al verlo ahí tan deslumbrante escuchando los gritos poco morales de las chicas "¡Tan bueno!" "como quisiera pasar una noche con ese hombre" y millares más que solo lo hacían revolverle el estómago. Terminando de nuevo su trabajo como le "último" empleado terminando de ordenar, Yunho volvió a parecer.

- ¿cómo te fue hoy Changmin-ah? — el menor suspiro tratando de darle poco interés a su presencia
- como siempre — comento seco
- ya veo — el moreno no intento sacar más platica dejando que el menor siguiera con su labor — voy a esperarte aquí sentado ¿de acuerdo? — Changmin solo asintió, pero no pudo con el nerviosismo de saber que era observado y sin querer quebró una botella de licor
- ¡no! ¡me va a costar una millonada reponerla! - expreso Changmin tomando sus manos al solo ver como su ahorro se iba al caño
- tranquilo Changmin, es solo una botella... no te hiciste daño, es lo que cuenta
- ¡al diablo con eso! todo mi sueldo se ira en esa estúpida botella — menciono con ácido llevándose sus manos hacia su cara
- tranquilo, yo la puedo pagar así tu..
- ¡jamás! no permitiré que tu pagues... f-fue mi error y yo debo acatarla, así que saca tu solidaridad de aquí porque no la necesito — derrocho con desprecio
- está bien Changmin, yo solo quería ayudar no es para que te pongas así
- maldita sea... ¿ahora qué hare? aiiish, tendré que quedarme más horas extras, así no me alcanzara ni para mi colegiatura, mi comida, la renta por pagar esto... — Changmin se arrodillo viendo la botella quebrada. El moreno quería ayudar pero el moreno era tan orgulloso que le golpearía si le proponía alguna cosa
- de-déjame ayudarte, solo por esta vez.. después me lo pagas ¿ah? anda Changmin no te malogres por este trabajo — el menor seguía hincado en silencio mientras que Yunho esperaba la respuesta impaciente
- esta bien... pero solo porque estoy muy necesitado — respondió parándose
- no hay prisa — aquel chico se giro mirando a Yunho muy cerca el cual le alarmo alejándose un poco
- gr-gracias Yunho
- ya abra tiempo de agradecer - Yunho sonrió haciendo que Changmin se sonrojara.

...

- Yu-yunho.. ah.. basta — decía Changmin deteniéndose fuertemente en el estrado donde servia las copas — si.. si hubiese, sa-sabido que este sería el. ¡ah! el costo... no.. no..
- es un costo que disfrutaras mucho Changmin-ah, ya lo veraz... déjate llevar — el menor apretó sus labios ante esas sensaciones que se extendían en su cuerpo junto con las manos que el mismo Yunho se paseaban por su cuerpo semidesnudo
- di-dijiste que no eras...
- no lo soy... pero contigo es la excepción — tomo de sus piernas desnudas para colocárselas en su cintura, dejándolo sin opciones.

El cuerpo caliente del mayor se apego al torso desnudo de Changmin besando sus hombros mientras que Chagmin seguía empujando el cuerpo de Yunho lejos, pero al sentir el pecho duro de Yunho se sintió manso, ese hombre era puro musculo y sabría que sería inútil estar luchando contra él.

- no, no.. — se negaba el menor cuando una de las manos de Yunho se fue directo hasta su entrepierna que aun estaba a salvo por sus bóxer pero eso no detuvo a que el moreno le acariciara en toda la extención, haciéndolo respingar por esos toques — no.. Yunho, no.. — su voz comenzaba a quebrarse y su cuerpo a ser víctima de esas sensaciones electrizantes que le hacían titiritar lo cual provoco que Yunho sonriera — de-detente... no — Yunho bufo con la terquedad de Changmin, sin más preámbulos metió su mano para tomar directamente su miembro y bombearlo a su gusto y a placer de Changmin. El menor solo doblaba sus dedos de los pies, sus manos se aferraron a los bíceps de Yunho para estirar su cuello dejando salir un jadeo
- eso es Changmin-ah, déjate llevar, déjate dominar... y veras que esto no es nada con lo que puedo hacerte sentir — susurro con su caliente aliento en el oído del menor
- Yu-yunho... yo... yo.. — Changmin tomo de la camisa de Yunho estrujándolo con sus manos, sintiendo las oleadas que ya estaban avisando por su cercanía al clímax. El mayor coloco su dedo en la punta del miembro sintiendo como ya comenzaba  a brotar fluidos, un apretón mas y Changmin se corrió- esto fue... ah...
- fue solo el comienzo.

El menor ahora se encontraba aferrándose a la barra, gimiendo fuerte sin poder reprimirlos porque ya no podía hacerlo, el miembro viril del moreno se movía con maestría dentro del menor, a su camisa a medios hombros, sus pantalones a medio muslos, sus manos aferrados a los muslos del otro acariciándolos y apretándolos, nunca apartando la vista hacia el rostro de Changmin pues éste solo proyectaba el puro placer que éste le hacía sentir y de esa manera él se excitaba permitiendo seguir con ese ritmo imparable, su cuerpo un tanto transpirado acaparo el delgado cuerpo del menor para poder alcanzar su cuello tenso para morderle y lamerle, logrando que éste gritara su nombre con más ganas.

Las luces de aquel local estaban encendidas como si hubiese fiesta, cuando en realidad solo dos estaban teniendo su propia diversión y éxtasis, con música de fondo como sis e tratarse de un película erótica. Por la cabeza de Yunho solo venían todas esas oportunidades de poseer a Changmin, ya que era el último en salir y que él se había comprometido hacerse cargo de su seguridad...

Changmin estaba incorporado, sus piernas sueltas hacia los costados mientras se besaban sin pudor alguno, tomando del cabello de Yunho para seguir su recorrido hacia su pecho y abdomen que bien tenia trabajado, de pronto el mayor arqueo sus caderas llegando mucho mas afondo haciendo que Changmin  abriera su boca por completo por aquella fuerte penetración que le hizo ver estelares de estrellas que empañaron su vista pare venirse con fuerza, ni siquiera pudo lanzar su alarido por el corte de respiración que el moreno le había provocado.

Con respiración errática y un cuerpo totalmente transpirado y cansado, Changmin se dejo caer de nuevo sobre la barra mientras que Yunho solo se recargaba en sus manos para después limpiarse el sudor de su frente saliendo lentamente del cuerpo del menor, estando afuera, el agujero de Changmin se contrajo y de ésta misma salió los fluidos que el moreno había derramado segundos antes. Tomo de sus pantalones y se los abrocho, acomodándose su camisa debidamente mientras que Changmin seguía en las mismas, asi que se acercarse para verificar que éste no se haya quedado dormido.

- Changmin-ah — el menor no contesto — ¿Changmin? — el moreno acaricio su vientre desnudo sintiendo como su piel se erizaba. Con pereza, el menor abrió sus ojos para después hacer contacto visual, Yunho solo sonrió extendiéndole la mano para que este se sentara de nuevo. Con incomodidad, Changmin se paro sobre sus pies sintiendo dolor en su espalda baja, quejándose el cual Yunho se preocupo.
- ¿Estás bien? ... — el menor solo asintió con su cara de molestia — lo lamento... — susurro — prometo a la otra ser más cuidadoso — Changmin abrió sus ojos pasando por su mente "¿abra otra?" haciendo que Yunho sonriera lascivo — si Changmin-ah ... abra otra ronda, pero no hoy, además... no es algo que ya no quieras ¿o sí? — el menor se sonrojo
- ¡por supuesto que no abra otra! — grito Changmin para después quejarse levantando sus pantalones
- eso lo veremos... por el momento, limpiare el desastre y nos iremos ¿de acuerdo? — el menor no contesto pero Yunho se limito a limpiar los restos de semen que estaban en la barra y el piso.

Changmin esperaba atento, mirando a Yunho como limpiaba, hablando y maldiciendo a Yunho por lo ocurrido. "Está loco si cree que le volveré a permitir hacer eso conmigo... ¡es una guarrada! no no no.. eso no pasara" Lo estaba esperando con un puchero, siguiendo su silueta de aquí para acá, pero cuando éste término y se giro sobre él para sonreírle, su corazón palpito y su cuerpo se estremeció.

Con una voluntad enorme, el menor se levanto para realizar una caminata hasta el coche de Yunho. Emprendido el viaje, el camino se torno silencioso, hasta que de pronto el coche paró y el menor se despertó de sus pensamientos para verificar que ya estaba frente a su casa, el menor con miedo de encontrarse con la mirada de Yunho se giro asintiendo para abrir la puerta pero fue detenido.

- Ya no podemos parar, Changmin-ah — y con esa frase después de haberse despedido de Yunho, rondo en su cabeza durante toda la extensa semana.

"Ya no podemos parar, Yunho-ah"
Fin.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD