Moonlight - Cap. 11

6 comentarios
― ¿Estás loco? ― grité cuando se lanzó hacia el lobo.

No podía creer lo que había pasado. El lobo no está muerto, pero sus hermosos ojos castaños tenían una mirada vidriosa. Jadeaba, hizo un esfuerzo en vano por levantarse pero se cayó. Enterré mis dedos en su piel, buscando la herida. Pero sólo vi un hilo de sangre. Y comprendí que Hyun Joong no había estado disparando balas, sino dardos.

― Lo conseguí ― escuché que dijo.  Moví mi cabeza hacia atrás. Llevaba un radio de distancia corta. Dio un paso y se agachó a mi lado.  ― No está herido, sólo drogado.

Con mi puño cerrado lo golpe primero en su hombro, luego en su pecho.

― ¡Cretino!

― ¡Hey! ― gritó y me agarró las manos. ―Tómalo como quieras. No pretendía hacerte daño. Sólo te necesitaba para hacer esto. ― Me soltó y lo empujé nuevamente. Buscaba sacarle los ojos con mis propias manos. ― Hey, ¿Quieres parar? ― gritó, revolviéndose. ― Dios, no iba hacerte daño. Sólo fingía. Necesitaba que él pensara que estabas en peligro.

― ¿De qué estás hablando?

― Sabía que él se presentaría si tú eras atacado.

¿Estaba loco? ¿Pensaba que la misión en la vida del lobo es protegerme? Claro, seguro, tal vez podríamos vincular el ataque del oso, pero ese era un animal salvaje, no un perro domesticado. Para que el me siguiera, para que viniera a rescatarme otra vez, nadie podría predecir algo así. Sólo era una gran coincidencia. Mientras estaba sorprendido por la presencia del lobo, estaba furioso por las acciones de Hyun Joong y sus traiciones.

― ¿Así que toda esta estrategia romántica era sólo una confabulación para atacar al lobo? ― no me importó mostrar el enojo en mi voz. Sus acciones habían sido repugnantes. Asustarme, hacerme creer que me iba a hacer daño… Usarme como carnada. Es inhumano.

― No digas que mis sentimientos por ti no son sinceros ― dijo Hyun Joong persuasivamente. ―Me gustas, Jaejoong. Demasiado. Pero teníamos que hacer algo más importante y necesitábamos que fueras parte de ello.

Estaba tan enojado que apenas podía ver con claridad. Me sentía como si Hyun Joong se hubiera burlado de mí. Pero peor, me usó para capturar al lobo. Mi voz fue un rugido cuando le pregunte:

― ¿Hyun Joong, qué es lo que está pasando? ― Pero él no me miraba. Estaba hipnotizado por el lobo.

― Mira lo grande que es.  Mira como sus ojos siguen siendo humanos. Todo cambia pero los ojos permanecen humanos. Justo como dijo que sería.

― ¿Quién? ¿De qué diablos estás hablando?

Antes que pudiera responderme, se escuchó el crujir de pisadas. Viniendo de entre los árboles, Eunhyuk llevaba una gran jaula de barras de metal. Era más pequeña que la caja que habían estado cargando. ¿Era eso lo que había dentro?  El Dr. Kim estaba detrás de ellos. Avanzó a grandes pasos y golpeó a Hyun Joong en el hombro.

― Buen trabajo, hijo.

― Gracias, papá.

Mientras ellos colocaban un bozal en su boca, el lobo hizo otro valiente esfuerzo por intentar levantarse.

― Le di dos dosis de tranquilizantes. Debería tener frío a lo mucho ― Hyun Joong dijo, claramente sorprendido. ― ¿Debo disparar de nuevo?

― No, está lo suficientemente drogado para que podamos manejarlo. Su resistencia es fuerte. Eso es bueno ―  murmuró el Dr. Kim. ― Necesitara toda la fuerza que tenga.

Me coloqué en frente del Dr. Kim y di un golpe fuerte con mis zapatos para que viera lo enojado que estaba.

― ¿Qué va a hacer con él? ― el Dr. Kim me miró como si fuera un insecto molesto.

― Estudiarlo por supuesto.

Mi corazón latía fuertemente mientras caminaba hacia el campamento. Me sentí como si hubiera traicionado al lobo. Pensé en Yunho y lo protector que era de la naturaleza, los animales y especialmente los lobos. Esperaba que él nunca se entere de esto. No podía pensar en nada. Tenía que encontrar la manera de dejar al lobo libre. Eunhyunk y otro chico colocaban la jaula al otro lado del campamento, cerca del bosque.

Una loca excitación se sintió por todo el campamento, y todos voltearon para ver al lobo.  Odiaba que lo trataran así. Me pregunté si los animales si pueden sentirse humillados.  Si no era así, yo me sentía apenada por él. Parecía una criatura orgullosa. Merecía un trato mejor que este. Me dolía el corazón por él.

Después de un rato, todos se alejaron excepto Hyun Joong y yo. Hyun Joong estaba increíblemente fascinado con el lobo. ¿Pero, cómo puede hacerle eso a una criatura tan hermosa?

No era justo, pensé que conocía a Hyun Joong, pero realmente no lo hacía. ¿Por qué no me fui con Yunho y los otros? ¿Y qué iba hacer ahora? Pusieron un simple candado a modo de cierre de la jaula, pero no creí que fueran a dejarlo sin vigilancia.

― ¿No es hermoso? ― dijo Hyun Joong  sin quitar los ojos del lobo.

Estaba furioso con Hyun Joong y conmigo mismo. ¿Por qué no lo vi venir? No había tantos lobos alrededor. Sabía que este había sido el que me había salvado del ataque del oso. Y por mí, fue encerrado en una jaula.

El lobo se movió. Observé cómo trato de pararse. La jaula era pequeña. No podía estar completamente de pie. No podía dar un paso. No podía dar la vuelta. Le quitaron el bozal cuando lo metieron en la jaula. Miré esos ojos color chocolate y sentí la misma una conexión que tuve después de ser atacado por el oso. ¿Para qué lo quería estudiar el Dr. Kim? probablemente era un descendiente de los lobos que habían sido introducidos en el mundo silvestre.

Dr. Kim y sus estudiantes le declaran la guerra a una especie. ¿Por qué hacían eso? Hyun Joong se agachó, y metió un palo entre los barrotes, pinchó  al lobo por un costado y éste emitió un gemido, un gruñido para advertirle, separó los labios y mostró los colmillos. Le quite el palo Hyun Joong y lo tiré a un lado. Estaba que echaba chispas de la cólera.

― No hagas eso. ― Hyun Joong se levantó.

― Tienes razón. Si está enojado no se moverá.

― ¿Moverse? ¿De qué estás hablando? Es un lobo y es ilegal capturarlos. ―Me dio una sonrisa como quién dice ¿en qué mundo vives?

― Él no es un lobo ― dijo ―bueno, obvio que es un lobo ahora pero antes del cambio él era humano. Por el color de la piel, estoy completamente seguro que es Yunho. Tiene sentido la forma en que te mira, sabía que no te dejaría atrás.

Bueno, alguien tiene que traer sus medicinas. Me reí.

― ¿Eres un loco peligroso? ― entrecerró los ojos.

―Los licántropos existen, Jaejoong. Aquí, en este bosque. Hay una aldea…

― No, no ― lo interrumpí. ― No la hay. Es sólo una leyenda, historias locas que la gente cuenta a luz de la fogata. ― Con una sonrisa maliciosa, se inclinó hacia mí.

―Puedo probar que es cierto.

Se agachó, abrió su mochila, y sacó un revólver. No era como la que había usado antes. Esta luce igual al Glock que mi papa lleva.

― Que demonios… — Antes que terminara la oración, calmadamente le apunto al lobo. ― ¡No! ― Grité, lanzándome a detener a Hyun Joong. Una vez más, demasiado tarde.

Apretó el gatillo. El lobo aulló y cayó a un lado. La sangre salía por montones por su cadera.

Los estudiantes comenzaron a correr de un lado a otro.

― Todo está bien. Es un accidente. El arma fallo. No es gran cosa. ― gritó Hyun Joong, agitado detrás de ellos.

¿No es gran cosa? ¡Le disparó apropósito al lobo! Lo empujé con fuerza y se tambaleó.

― ¿Qué te pasa? ― exigí saber.

― Estoy probando lo que digo.

― Estás loco. ― Si tuviera en mis manos esa pistola, le dispararía. Agarré la cerradura y la sacudí. El lobo jadeaba. Pude ver el dolor en sus ojos. ― Ábrela para que pueda hacer algo por él, antes que muera desangrado.

―Cálmate. No va a morir desangrado.

―No me digas que me calme. No permitiré que lo lastimes de nuevo, necesito ver la herida.

Me di una sonrisa tranquila que ya empezaba a odiar.

― Esta bien ―  dijo, arrodillándose. ― Mira. ― Caí de rodillas y agarré con mis manos las dos barras. ― Mira su pata izquierda que es donde le disparé.

Así como la sangre se había derramado, había dejado de derramarse, usando otro palo Hyun Joong señalo la herida y la herida se había cerrado tan rápido que sólo lo había visto en un video de la clase de biología. No lo hubiera creído sino lo hubiera visto yo mismo.

― Cuando están en la forma lobo, sanan más rápido que nosotros ― dijo ―imagínate los avances médicos que se harían. Si podemos aislar el gen, podríamos crear un suero que sería la réplica de dicho gen de rejuvenecimiento. Sí alguien que esta devastado en un accidente automovilístico desangrándose hasta morir, le damos una inyección, estaría curado antes que la ambulancia lo lleve al hospital más cercano. Luego, por supuesto un uso militar. Un ejército de soldados que cambia de forma, con un sentido del olfato, audición y vista más agudo. Serian invencibles.

Lo hacía sonar como si todo fuera por el bien de la humanidad. ¿Acaso soy terrible ser humano por pensar que está mal explotar a una especie así? No creí ni por un minuto que era un hombre lobo. Que fuera Yunho. Por alguna razón, en particular este lobo tenía increíbles propiedades curativas. Pero podía ser mutación genética, un golpe de suerte. Nada especial como humanos que se convierten en lobos o lobos que cambian a humanos.

― Es muy egoísta de tu parte resistirse, Yunho. Debiste donarte tu mismo para la investigación. En cambio hemos tenido que venir y atraerte a nuestra trampa. Fue tan fácil una vez descubrimos lo protector que eras de Jaejoong. ― Hyun Joong lo golpeó de nuevo, y el lobo gruñó.

― No es Yunho. Suenas demente ―  insistí.

― Por supuesto que lo es. Ya lo veras. Esta demasiado débil para mantener esta forma y tendrá que regresar a ser humano. Entonces lo sabrás.

― No te van a permitir que te vayas con un lobo. ―  Me dio una sonrisa arrogante.

― No vamos a caminar. Tendremos helicópteros que aterrizarán en la mañana. ¿Por qué crees que elegimos este valle tan grande? ¿Vendrás con nosotros? una vez que lo veas todo, entenderás el significado de nuestro trabajo. Quiero que seas parte de esto. Tendremos nuestra celebración en una cena a la luz de las velas.

En mi mente gritaba “¡no puede ser!”. Pero sabía que tenía que jugar a ser lindo. Hasta que se me ocurra una estrategia de escape para mí y el lobo, tendría que pretender que todo esto era asombroso. Tenía que mentir. Y necesitaba más información.

― ¿Así que, lo van a llevar a la universidad?

― ¿Por Dios, Jaejoong, como puedes ser tan ingenuo? Empezando con el programa. Todo fue un engaño. Mi papa no es profesor. Él es el director de investigaciones de Bio-Chrome. ¿Has oído hablar de nosotros? ¿Estudio de los cromosomas para el mañana?

Tenía el vago recuerdo de un estúpido comercial de televisión.

― Pero esos estudiantes…

― Estamos todos en su equipo de investigación. Somos genios ― se rió.  ― Me gradué de la Universidad a los diecisiete años. Mi compañero de cuarto vive por aquí. Me habló sobre los rumores de que mutantes que cambian se escondían en este bosque. Me dijo que mantuviera atención especial en Yunho. Comencé a investigar. Demasiados caminos para que no sean verdad. Y ahora no sólo lo probaré, nos beneficiaremos de ello. ― Volvió a mirar al lobo. ―Vas hacer historia, Yunho. ― Hyun Joong devolvió su atención a mí.  ― ¿Puedes imaginarlo? ¿Puedes ver lo que vamos a lograr? Quiero que seas parte de esto, Jaejoong. Queremos que seas parte del equipo.

― Estoy en la preparatoria, Hyun Joong ― dije siguiéndole el juego. No hay manera de que me vuelva parte del equipo. Rodó sus ojos.

― Esta es una oportunidad -única-en-la-vida, Jaejoong. Mi papá puede hacer que tengas el diploma que equivale a la preparatoria. Puedes comenzar a tomar cursos universitarios en línea y trabajar en la investigación. Estaremos a la vanguardia de todo. Seremos millonarios. Te ofrecemos la oportunidad de ser parte de esto.

Tragué saliva.
― Suena muy bien ― mentí.  ― Me uno.

― Sabía que te gustaría una vez que entendieras todo. Y no te preocupes por Yunho. Él lo entenderá también.

Hyun Joong se levantó y se alejó, dejándome ahí. Mis dedos estaban envueltos con tanta fuerza alrededor de las barras que estaban empezando a doler. Estudié al lobo y sostuve su mirada. Y él me estudió a mí.

Era una extraña conexión. Quizás yo también estaba un poco loca. Sabía que los hombres lobo, cambiadores de formas, licántropos, como sea que quieras llamarles sólo existían en las películas y en programas de TV. Aun así, me incliné cerca y susurré:

― ¿Yunho?

Con gran esfuerzo, levantó la cabeza y lamió mis dedos.  Solté mi agarre de las barras y me tambaleé hacia atrás. No podía ser. Simplemente no podía ser. Los hombres lobo no existen. Y este no era Yunho.

Moví la cabeza al oír el sonido de alguien que se acercaba. Eunhyuk llevaba un rifle. Yo no sabía si tenía más dardos tranquilizantes o balas. Él me dio una sonrisa incómoda.

― Bastante bueno, ¿eh? ― preguntó. Se sentó en el suelo, se apoyó en un árbol, y puso el fusil en su regazo.

― ¿Tienen miedo de que intente escapar? ― le pregunté a la ligera, tratando de parecer lo menos amenazante posible. Se encogió de hombros.

― Hasta que lo estudiemos, no sabemos de lo que es capaz. Además, él no es el único. Los otros podrían intentar algo.

Esto se ponía cada vez mejor.


Estaba furioso con Hyun Joong y su padre, y estaba aterrado por el lobo. Planeaba un escape. Sabía que mi cara no debía mostrar nada mientras me sentaba en la hoguera después de la cena. Hyun Joong estaba tostando malvaviscos de nuevo, lo cual parecía tan bizarro. El Dr. Kim estaba sentado en su taburete. Tuve que actuar normal. Tuve que darles la impresión de que había aceptado su loco plan y que podía ser confiable.

Hyun Joong me ofreció su malvavisco perfecto. Le di una coqueta sonrisa antes de arrojarlo a mi boca.

― Ves, papá ― dijo Hyun Joong ― te dije que una vez que entendiera, vería la importancia de nuestro trabajo.

El Dr. Kim me dio una mirada sospechosa, así que sonreí alegremente y dije:
― Creo que usted es un completo genio. ― El pecho del DR. Kim se hinchó ligeramente y comenzó a hablar por un rato sobre todo el dinero que obtendrían una vez que descubrieran el secreto de cómo se transformaban los hombres lobo. ― ¿Entonces, usted cree que hay más criaturas como esta? ― pregunté, pretendiendo estar interesado en sus locas ideas.

― Oh, absolutamente― dijo el Dr. Kim. Miré hacia la jaula.

― ¿No deberían alimentarlo, o al menos darle un poco de agua? No querrán que se les muera.

― Oh, yo creo está lejos de morirse. Ahora mismo es imprescindible que lo debilitemos, así se revertirá a su forma humana. Se necesita mucha energía para mantenerse en forma de lobo ― dijo “el malvado científico” Dr. Kim.

― ¿Cómo pueden siquiera saber eso? ― pregunté.

―Porque tiene sentido.

― ¿Qué pasaría si la forma de lobo es su forma original y toma más energía para volver a su forma humana? ― pregunté, estaba tratando de hacer conversación, pero las palabras enviaban un escalofrío a través de mí. No creo ninguna de sus locas teorías, pero ¿qué pasaría si fueran verdad? ¿Sería genial ser capaz de transformarse en otra forma, o sería una pesadilla? Una pesadilla, decidí. Desde que mis padres fueron asesinados, he tratado de asimilarlo. No podría imaginar algo más horroroso que ser tan diferente a los demás.

El malvado científico reflexionó mi pregunta por un momento, luego sonrió con su perversa sonrisa de malvado científico.

― Supongo que haremos algunos experimentos y lo resolveremos. ¿Cuál vino primero, el lobo o el humano?

Deseé haber mantenido mi boca cerrada. No quería que experimentaran con el lobo. Sentía la obligación de protegerlo. Hyun Joong tomó mi mano.

― No te preocupes tanto, si le hacemos daño es en nuestro propio beneficio.

Claro. Y dispararle fue tu forma de hacerlo sentir bien.  No dije nada en voz alta. Yo solo me quedé con una sonrisa que decía “creo que eres absolutamente maravilloso, un gran material para novio. Soy el chico más afortunado”.

― El helicóptero estará aquí en la madrugada ― anunció el Dr. Kim. ― Vamos a tener que levantar el campamento antes de eso.

Cuando todo el mundo se levantó y se dirigió hacia las tiendas, Hyun Joong tomó mi mano y me llevó a las sombras.

― Sólo quiero que sepas que quise que te quedaras aquí porque me gustas. No se trataba sólo de usarte para atrapar al hombre lobo.

― Sólo debieron haberme dicho, entonces podría haber ayudado.

― Necesitábamos que tu reacción fuera honesta. ― El tocó mi mejilla. ―Realmente me gustas Jaejoong.

Sonreí.

― Tú también me gustas. ―  La mentira vino fácilmente, tal vez porque él me había dicho tantas que yo no tenía ningún problema en regresarle unas cuantas.  Se inclinó para besarme. Puse una mano en su pecho. No podía soportar el pensamiento de él besándome. ― Lo siento, después de esta tarde, estoy un poco dolido, física y emocionalmente. Incluso aunque entiendo porque hiciste lo que hiciste, y yo habría hecho lo mismo en tu lugar, me gustaría ir un poco lento ahora.


― Seguro, tienes razón. Ha sido un día de descubrimientos.

Un día de traiciones era lo que yo estaba pensando. El me encaminó a mi tienda y me dio las buenas noches. A medida que me preparaba para ir a la cama, deslicé mi lima de uñas metálica de mi mochila y la puse en el bolsillo de mis shorts. La necesitará para forzar la cerradura. Me alegraba tanto haberla traído conmigo.

Tal vez parecería extraño, pero después de todo, mi padre adoptivo es policía. Estaba obligado a tomar algunos consejos sobre actividades delictivas como encender coches o abrir una cerradura.


Pasaron varios minutos antes de que las luces del campamento se apagaran. Me quedé allí, sin moverme, sólo planeando. No había cerrado mi saco de dormir porque no quería que el ruido del cierre los despertara. Salí de mi saco, me até mis botas. Deslicé mi mano de vuelta a mi saco de dormir y envolví mis dedos alrededor de linterna. Siempre la mantenía a la mano en caso de que tuviera que despertarme en medio de la noche. Definitivamente la necesitaba esta noche.

Salí de la tienda. No traje mi mochila conmigo. Yo no estaba pensando en irme no creí que podría volver a la aldea por mi propia cuenta de todos modos. Yo sólo quería dejar el lobo libre. Si Hyun Joong y su padre se dieran cuenta de que fui yo, tal vez podrían enojarse, pero no iban a dispararme. ¿O si lo harían? Por supuesto que no. Creía que se habían pasado al lado oscuro, pero ellos eran científicos no asesinos.

El campamento estaba extrañamente tranquilo. Me incorporé y deslicé por detrás de la tienda. Me moví a hurtadillas hasta que llegué al perímetro exterior donde Eunhyuk estaba de nuevo observando la jaula. Estaba sentado con las piernas cruzadas. De vez en cuando, pinchaba al lobo con un palo afilado. Supongo que el imaginaba que si él no se dormía, el lobo tampoco debería. O quizás era parte de su plan debilitar al lobo hasta que se cambiara de nuevo a su forma humana. Personalmente, creo que es una mala idea maltratar a los animales salvajes.

Sostuve con fuerza mi linterna. Era una buena, pesada y sólida herramienta. Cuando era necesario, hacía de una excelente porra. Y justo ahora yo necesitaba una porra.

Mi corazón estaba latiendo tan fuerte que estaba sorprendido de que el chico no lo escuchara. De hecho, estaba sorprendido de que no despertara al campamento entero. Otro paso.

¡Crac!

Pise una rama seca e hice una mueca. Eunhyuk comenzó a girar alrededor…

Lo golpeé con toda la fuerza que pude. La linterna se estrelló contra su cráneo. Sentí el impacto del contacto a través de mi brazo. Eunhyuk se desplomó en una expansión. Ni siquiera me vio. Me arrodillé junto a él y chequeé su pulso. Era constante. Probablemente no estaría inconsciente durante mucho tiempo. Tendría que trabajar rápido.

Tomé un rápido vistazo alrededor. No podía creer que tuvieran a una sola persona cuidando su precioso premio, pero me imaginé que ellos pensaban que estaba seguro encerrado. Y sólo el malvado científico tenía la llave.

Me apresuré en torno a la puerta, encendí mi linterna, y la coloqué de modo que la luz iluminara el candado. Esto no era nada complicado. Iba a ser fácil. Saqué a lima de mi bolsillo y me puse a trabajar.

―Te tendré fuera de aquí en un minuto ― susurré.

Me sorprendió lo alerta que el lobo parecía. Especialmente desde que le había sido negado cualquier tipo de comodidad o esencialidades, como la comida y el agua al tratar de debilitarlo. Sádicos. Él emitió un gruñido, casi un ronroneo. Un sonido gutural. Lo ignoraba. Yo no quería que el tratara de comunicarse conmigo. Yo sólo quería que se largara.

Oí el chasquido de la cerradura. La solté y abrí la puerta. Tragando difícilmente, me escabullí de vuelta.

Con movimientos ágiles, el lobo paseó fuera de la jaula y se acercó al guardia. Él comenzó a olfatear alrededor. Me preguntaba si estaba considerando la posibilidad de comérselo.

Me acerqué hacia él.

―No ―  susurré.  ― Tienes que irte. ¡Fuera, vete!

Pero él no se fue. Simplemente se puso muy, muy calmado, tan poco natural, y yo pude sentir una pequeña carga eléctrica en el aire. Me puse de pie y miré alrededor. Todavía estábamos de suerte. No había nadie a la vista. Tal vez si golpeaba al lobo con mi linterna, lo asustaría y se iría lejos. Me agaché, agarrándola de donde la había dejado en el suelo, y me volví…

El lobo se había ido. Pero no sentí ningún alivio. De hecho, me sentía cerca del pánico. Porque al mismo tiempo que el lobo desaparecía, aparecía Yunho.

Un Yunho desnudo estaba agachado cerca de Eunhyuk. Yo no podía procesar eso. ¿Él era un hombre lobo? ¿El Dr. Kim y Hyun Joong tenían razón? No, no, no. Había otra explicación. Tenía que haber. Mi mundo se tambaleaba y me dieron ganas de gritar histéricamente.

Me quedo mirando su espalda desnuda mientras que él tira fuera los pantalones tipo cargo de Eunhyuk. No tenía ninguna línea de bronceado. Era como un perfecto dios bronceado. Yo podría haber caído en la lujuria en ese mismo momento si no supiera que además de ese, tenía otro cuerpo peludo e incisivos caninos.

― Buena suerte ― dije. Mi voz tembló, y supe que soné completamente aturdido. Quizás aun estaba en mi tienda soñando. Tomé un paso atrás a las sombras.

― ¡Espera! ― Yunho ordenó en voz baja. Volteé de nuevo. Él ya se había puesto el pantalón y estaba subiendo el cierre.

― Tengo que irme ― dije.  Antes de que pudiera correr, él estaba a mi lado, agarrando mi brazo. Di un tirón.

― Déjame solo, eres libre. Sólo vete.

― No te dejaré aquí con Hyun Joong. No después de lo que trató de hacerte.

― Todo era un engaño, él no iba a lastimarme. ― Sacudí mi cabeza. ― No sé cómo o por qué, pero él sabía que estabas cerca y estaba tratando de atraparte. Obviamente funcionó.

Apretó su mandíbula.
― Caí justo en su trampa. Me olvidé de todo cuando él te atacó. Sólo quería rasgarle la garganta. Él podría intentarlo de nuevo.

― No, estoy atento a él ahora.

― Tienes que venir conmigo ― insistió Yunho.

― Estaré bien.

― No, no lo estarás ― dijo increíblemente serio. Pero él siempre estaba serio. El tipo nunca reía, y rara vez sonrió. Pero, oh, cuando sonreía, las cosas que le hacía a mi corazón.

― Ellos no saben que fui yo el que te dejó salir.

― Eso no importa. En menos de 48 horas habrá luna llena, la primera luna llena después de tu cumpleaños.

― Si, ¿Y?

― La primera transformación sucede durante la primera luna llena después de tu cumpleaños número diecisiete.

― De acuerdo, gracias, es bueno saberlo. Pero no tenemos tiempo para una lección sobre hombres lobos. Necesitas salir de aquí.

Debí haber corrido cuando él se paró enfrente de mí, pero no lo hice. Permanecí ahí mirando sus ojos castaños. Ellos me mantenían cautivo. No me dejarían mirar hacia otro lado. Sentí esa extraña atracción. Yo quería recostarme sobre él. Quería envolverme en torno a él. Sus ojos eran tan solemnes. Pero había algo más, algo posesivo.

Quería que esto fuera un momento romántico, como esas películas cursis. Quería que él me tomara en sus brazos y me besara como si su vida dependiera de eso. Luego quería que él corriera a través del bosque y desapareciera para siempre. Que estuviera a salvo.

¿Por qué era de repente tan importante para mí que él estuviera a salvo?

Él envolvió sus manos alrededor de mis brazos. Creí que tiraría de mí hacia él y me plantaría ese beso que tan desesperadamente quería.

En vez de eso dijo solemnemente:

― Jaejoong, tú eres uno de nosotros.

6 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Wow!!!! Yunho se dejo descubrir, ahora lo que me dejo mucgo mas sorprendida es que Jaejoo g tambien es un licantropo y yyy voy a morir !!!!!!!!! Buenisima historia estare esperando mas capos con ansias gracias por actualizar.

    ResponderEliminar
  3. ooooooooooooooh por dios me as dejado sin palabras como que jae también es uno de ellos a lo mejor Hyun Joong lo sabe y por eso no quiere alejarse de jae para tener a dos e investigarlos y tenerlos como sus conejillos de indias mmmmm ese par de científicos locos los quieren lastimar ojala y yunho logre convencer a jae y se lo lleve con el

    ResponderEliminar
  4. Sii yunho llevatelo ya ><
    Salgan de ese lugar

    ResponderEliminar
  5. Lo sabia, sabia que Jae era uno de ellos...
    Gracias por los cap, eb verdad quw los disfrute

    ResponderEliminar
  6. Anónimo10/28/2013

    Ohhh mi dios Yunho si era el lobo que siempre cuidaba de Jaejoong ;_;.....gracias por actualizar...Belluse

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD