Sufrimiento - Cap. 5

0 comentarios
Cinco años despues…


Yunho ahora trabajaba en una de las empresas mas importantes de Corea del Sur , se había convertido en alguien importante, era de noche se subió en su coche y llego a su departamento, se quito el saco y la corbata, y se sentó en uno de los sillones, estaba leyendo un libro y se quedo dormido.

“es que nunca te das cuenta de nada, maldita sea…es que yo te amo, me gustas…te amo pero nunca te diste cuenta, solo quisiste atesorar ese amor que te esta haciendo daño, me voy por eso porque me estoy haciendo mas daño, espero poder olvidarte y dejarlo como bonito recuerdo y después un tierno y dulce beso.”

Había tenido ese sueño repetidamente, no se olvidaba de aquel momento, de aquel chico, aun la recordaba, incluso tenia una foto de el sobre su buro, lo recordaba, porque el, había sido también su amor, porque como dijo el, nunca se dio cuenta de nada, porque aquel chico JunSu solo había sido una obsesión, en cambio JaeJoong, a el la había amado desde el inicio, desde el primer momento en el que lo vio sentado al frente de la clase poniendo atención, desde que lo vio en su misma clase de literatura, cuando lo vio ahí sentado con un semblante triste y aquel sentimiento que le embargo cuando un chico guapo y con auto se lo llevo, había sentido celos esa vez, pero no los aceptaba, si la había amado desde el inicio, si tan solo se hubiera dado cuenta antes de eso, ahora tendría a JaeJoong en sus brazos, pero ahora no se podía cambiar el pasado, JaeJoong no estaba ahora y no sabia en donde se encontraba.

En la empresa le habían dado una invitación para una exposición, no tenía ganas de ir, pero su jefe le había dicho que tenia que ir, se arregló por última vez la corbata antes de ir a aquel evento.

Entro a la exposición veía cada una de las fotos sin prestarle mucha atención, giro su rostro y vio como varias personas tomaban fotos y se acomodaban alrededor de alguien, se acercó, ahí se encontraba un chico , extremadamente hermoso, con un traje negro que contrastaba con su piel palida, sonreía y platicaba con las personas, si era el, era JaeJoong.



Final … te deje ir…

Cuando llegue a los Estados Unidos, entre a la casa que me había puesto, ya habían unas cajas que seguramente eran de la otra persona que iba a vivir conmigo, pase por una de las habitaciones, y se escucho caer el agua, me dirigí a mi habitación, comencé acomodando mi ropa en los cajones, pero me faltaban los ganchos, seguramente se habían quedado en la caja que había dejado abajo, salió de la habitación, y de repente la puerta del baño se abrió, de ahí salió alguien con la toalla hasta la cintura, y con otra toalla secándose el cabello, el chico se quedó sorprendido y levanto la vista, JaeJoong pudo sentir como se le subía el color a las mejillas.

- ¿YooChun?

- JaeJoong... tú eres la que va a vivir también aquí?

- ah si este... ah perdón. Dijo JaeJoong desviando la vista del chico que tenia enfrente. Yo...yo iba por unas cosas abajo.

- Así yo iré a cambiarme. Dijo YooChun dándose cuenta que estaba desnudo y solo con una toalla.

Debido a que JaeJoong y YooChun estaban viviendo en la misma casa, JaeJoong se sentía cada vez mas incomodo, debido a que iban a la misma escuela y para variar tenían el mismo horario, salían de la casa juntos y volvían juntos, JaeJoong había entrado a trabajar al igual que YooChun, pero en diferentes lugares, pero el tiempo que tenían de trabajo era el mismo, por lo que seguían teniendo tiempo juntos, para YooChun no le desagrado la idea de vivir con JaeJoong, sabia que con el se podía sentir bien, debido a que era responsable, no andaría detrás de el por llegar tarde o porque se hubiera ido de fiesta.

JaeJoong y YooChun se habían ido juntos a hacer el súper, escogieron las cosas que mas necesitaban, poco a poco se fueron acercando mas, bueno que mas podían hacer mas que llevarse bien, y además JaeJoong debería quitarse esa incomodidad que sentía con YooChun al fin Vivian juntos y tenían que verse todos los días, en cada momento.

- ¿Qué es lo que quieres comer YooChun?

- Ahmmm…no lo se, algo rico.

- Veremos…que tal hacer tallarines

- Oh si claro. Ambos comenzaron a cocinar juntos, ambos amaban cocinar así que lo disfrutaban, en momentos como esos la incomodidad de JaeJoong disminuía por completo, habían disfrutado cocinando juntos, comiendo, riendo, contando anécdotas de sus vidas, después se fueron a hacer sus deberes, hubo un momentos en el que sus ojos se encontraron, ese preciso momento de nuevo ese sentimiento que había sentido antes lo volvió a sentir.

- Voy a salir a caminar un momento.

- ¿te acompaño?. Dijo YooChun

- Oh no, tú quédate. Dijo JaeJoong saliendo apresuradamente, camino varias calles sintiendo el frio viento de la ciudad, ahora cuando su mente ya estaba mejor regreso, pero se sentó en una de las bancas del parque estaba enfrente de la casa

- Hola

- Ah hola señora. Le dijo a una señora que se sentó a su lado llevaba un perro el cual se paseaba alrededor de JaeJoong para ser acariciado.

- No hablas mucho ¿verdad?

- ¿eh?

- Bueno es que llevan tu y tu novio ya bastante tiempo desde que llegaron y casi no los conozco

- No él no es mi novio

- Ah entonces son recién casados.- En esos tiempos ya no era tan raro ver a una pareja gay

- No nada de eso, solo somos compañeros. Vamos JaeJoong ni siquiera había aceptado que eran amigos

- Ah ya veo. Ese tipo de situaciones le hacían más difíciles las cosas.

Sabia que era un sueño, vamos lo había tenido ya antes, un en donde se encontraba JaeJoong y cuando le confesaba a YunHo que lo amaba mucho, y que no podía olvidarlo, este se reía de el, se burlaba y decía que para el, eso no le importaba, porque el simplemente no la amaba, JaeJoong se ponía a llorar, siendo débil, era lo que nunca quería demostrar…su debilidad.

YooChun había escuchado los sollozos de JaeJoong antes, pero los de esa noche se hicieron mas fuertes, desesperados, el sin pensarlo se levanto y se dirigió a la habitación de JaeJoong, lo vio ahí con los ojos aun cerrados, pero las lagrimas ahí estaban, lloraba desesperada, se acercó, lo vio, quería decirle que no pasaba nada, vio a un lado, en el buro, una foto de el y otro chico , JaeJoong decía cosas que no se entendía.

- ¿quisiera borrar tus malos pensamientos?. Dijo YooChun, limpiándole el rostro de JaeJoong, vamos el no debería estar aquí, además JaeJoong ya estaba mas tranquilo, era mejor irse, antes de ser descubierto, se levanto, cuando se giro, sintió que algo lo detenía a irse, era JaeJoong quien le sostenía la mano, vio si se había despertado, pero no, el seguía dormido, ahora tenia el ceño fruncido, YooChun puso su mano encima de la de JaeJoong, y el suavizo un poco su expresión, YooChun se sentó en la cama, tomando la mano de JaeJoong, vamos pero el no quitaba esa expresión triste, YooChun solo actuó, se metió a la cama y de manera tierna abrazo a JaeJoong, poniendo su cabeza en su brazo, lo abrazo, solo así, quedándose dormido poco a poco.

En la mañana cuando YooChun despertó se encontró a lado a JaeJoong, quien aun dormía, se trato de levantar, no lo quería despertar aun.

- Gracias. Escucho decir a JaeJoong, se giro y el se encontraba despierto.

- Ah ya estas despierto, iré a preparar el desayuno, volvió a tratar de incorporarse.

- Gracias, por hacerme sentir bien anoche, gracias por el abrazo, por quedarte conmigo, eso creo…que era lo que necesitaba. Dijo, YooChun a un no se levantaba de la cama, JaeJoong lo abrazo.

Ahora JaeJoong lo consideraba un amigo de manera completa no solo un amigo, vamos se sentía muy bien estando a su lado, compartían el amor por la fotografía, se habían ido a varios lugares juntos para poder fotografías hermosos paisajes, hasta que pronto se hicieron famosos, habían terminado la universidad, pero ellos aun no querían regresar, los dos eran muy famosos, se divertían mucho juntos, pero con el tiempo que pasaban juntos, los sentimientos de YooChun seguían creciendo cada día mas y tenia que decírselo antes de fueran a México.

- JaeJoong, yo…la verdad es que no te veo como un amigo

- ¿Qué?. Esto había sacado de onda a JaeJoong, es que había jugado con su amistad.

- Lo que pasa, es que lo que siento por ti no es amistad, es amor, no se desde cuando el cariño de protección creció a tal grado, pero es que ya no puedo callar lo que siento, Te Amo, y no lo puedo ocultar…JaeJoong…Tu…¿quieres ser mi novio?

******

JaeJoong estaba atendiendo a los reporteros y a los invitados que habían ido a su exposición, le preguntaban sobre que era lo que sentía al regresar a Corea después de tanto tiempo, YooChun fue con el, era una exposición de los dos “creo que ha venido mucha gente, no me lo esperaba” le dijo al oído a JaeJoong, este solo sonrió y asistió, es que realmente el no esperaba eso, vio hacia el frente y se encontró con unos ojos curiosos y muy familiares, estaba segura que era YunHo, aunque estaba muy cambiado, regreso la vista a YooChun quien le dio una cálida sonrisa, vio como YunHo se acercaba a el, sintió como todos lo que estaban alrededor desaparecían.

Se fueron a una sala privada para poder hablar sin ser escuchados.

- JaeJoong regresaste!. Dijo y lo abrazo

- Si, regrese. Dijo alejándose de él.

- Sabes todo este tiempo que te fuiste, yo pensé mucho y aclare mis sentimientos, yo te ame desde el inicio desde que te hable, pero no lo había querido aceptar, me reproche por no haberme dado cuenta de eso, porque por eso te fuiste si te lo hubiera dicho tal vez tu y yo hubiéramos estado juntos. Había tomado las manos.

- Yo lo siento. Dijo JaeJoong, veía a YunHo y se sentía triste. Lo siento si te deje así, pero eso es pasado. Dijo viendo su anillo que llevaba en el dedo anular, YunHo vio que era lo que estaba viendo JaeJoong. Lo siento, pero como te dije, yo me encargue de olvidarte…

JaeJoong dijo esto, y se fue hacia donde estaba su ahora esposo YooChun, quedándose solo YunHo, sintiéndose como sus lagrimas caían por haber sido tan tonto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD