Business Affairs - Cap. 8

6 comentarios
“ - Cierra los ojos. - Susurró Yoochun. Su aliento caliente contra la boca de Changmin.”

Yunho suspiró recogiendo su almuerzo. Yoochun lo miraba con una ceja levantada.

- ¿Qué pasa?

Yunho miró a su colega y mejor amigo. - Nada.

- No te creo. Generalmente uno no se sienta todo hosco y melancólico.

Yunho suspiró de nuevo. - Está mal engañar a Sooyeon.

Yoochun rodó los ojos. - No la amas. Sí, tal vez engañarla no es la mejor opción, y si tu mujer fuera alguien más, te diría que no lo hicieras. Pero es Sooyeon, hombre. Ella es una perra.

- Eso no significa que sea correcto. - Argumentó Yunho.

Yoochun se encogió de hombros. - Francamente, creo que eres demasiado generoso. Siempre haz hecho cosas para ella, o tus padres, o la empresa. Así que, ¿por qué no haces lo que quieres una vez?

- Sé que me voy a sentir culpable. - Murmuró Yunho, masajeando sus sienes con cansancio.

- ¿Deseas a Jaejoong?

- Sí. - Dijo Yunho. - Más de lo que pensé que podría desear a alguien.

- Hazlo, entonces. O más bien - Sonrió Yoochun. - Háceselo.

Yunho resopló. - Si tan solo fuera así de simple.

- Pero Yunho - Dijo Yoochun seriamente. - Lo es. En serio, Jaejoong te ofreció sexo libre, sin ataduras, ¿y aun así estás dudando?

- Estoy casado, Yoochun. C-A-S-A-D-O.

- Sé cómo se escribe casado, gracias. Y no parecía preocuparte eso ayer cuando estabas en tu oficina con tus manos en sus pantalones.

Yunho lo miró. - Él provoca algo en mí... Hace que mi cerebro deje de trabajar y cuando lo miro me olvido del porqué no lo debería desear.

- Entonces ve con él. - Sugirió Yoochun. - ¿Qué es lo peor que podría pasar? Que Sooyeon se entere y se divorcie. Y oye, personalmente creo que sería más algo bueno que malo.

Yunho se rio. - De verdad la odias, ¿no?

- ¡Diablos, sí! Ella no te permite tener ningún tipo de vida aparte de ella. Además, ¿cuándo fue la última vez que tuviste relaciones sexuales con ella?
- Hace unos meses. - Murmuró Yunho.

- ¡Ves! Mierda Yunho, estás casado, debías tener sexo tres o cuatro veces a la semana por lo menos.

- Ella dice que está cansada. - Dijo Yunho. - Y francamente, estoy feliz de no tener relaciones sexuales con ella de todos modos.

Yoochun rodó los ojos. - Tal vez ella es gay también. - Reflexionó Yoochun. - La mayoría de las mujeres estarían sobre ti cada vez que tuvieran la oportunidad.

Yunho chasqueó la lengua. - Honestamente, Yoochun…

- De todos modos, trata de no darle tanta vuelta a este asunto con Jae, ¿de acuerdo? Será fácil si solo dejas que suceda. - Miró su reloj de muñeca. - Mejor me voy, voy tarde para molestar a Changmin.
---------------

Changmin estaba trabajando productivamente en su escritorio cuando el sonido de unos pasos lo hicieron levantar la vista. Se quejó en cuanto vio que no era otro que Yoochun.

- ¿Qué quieres? - Le preguntó.

- ¿Tengo que tener una razón para venir a ver a mi mejor amigo? - Sonrió Yoochun.

- Yunho no está aquí.

Yoochun fingió una expresión de dolor. - Yo estaba hablando de ti, Minmin.

- ¿Minmin? - Repitió Changmin, consternado. - Jesús, ya era bastante malo cuando me decías Minnie, ¿y ahora esto?

Yoochun levantó las manos en señal de rendición. - Está bien, no hay problemas, será Minnie si quieres. ¿Dónde está todo el mundo, de todos modos?

- Yunho está abajo en el cuarto piso despidiendo a alguien, Jaejoong ordenando algunos archivos de administración y a los otros los llamaron a una reunión de alta tecnología en el nuevo sistema actualizaciones.

- ¿Por qué no estás en esa reunión, entonces? - Preguntó Yoochun. - Y para este asunto, ¿por qué no está Jae?

Changmin rodó los ojos. - Mi coeficiente intelectual es más alto que el de todo el mundo en esta oficina juntos, yo debería ser el que enseñara acerca del nuevo sistema. Además, Yunho va a darle a Jaejoong una clase privada en el sistema.

Yoochun movió sus cejas. - ¿En serio?

- Sí. Había considerado poner cámaras en su oficina, pero luego pensé en lo extraño que sería ver a Yunho, ya sabes, haciéndolo.

Yoochun se rio, palmeando Changmin en la cabeza. - Eres tan inocente.

Changmin frunció el ceño. - ¡No seas condescendiente conmigo!

- ¿Por qué? Yo nunca haría algo así. - Respondió Yoochun alegremente.

Changmin lo miró. - No eres divertido, Yoochun.

- Sé que lo soy.

Changmin miró serio.

- De todos modos, Min, ¡es hora!

Changmin se detuvo, los ojos muy abiertos en la confusión. - ¿Qué cosa?

- La apuesta - Dijo Yoochun. - Tienes que darme un beso, ¿recuerdas?

- ¡¿Q-qué?! - Farfulló Changmin. ¿Aquí? ¿En serio?

Yoochun se lamió los labios lentamente. Rodeó la mesa y agarró a Changmin de los hombros, apoyándose en ellos. - En serio.

Los labios de Changmin estaban temblando. Intentó fruncirlos para parecer enojado, pero sólo hizo que se vieran como si estuviera haciendo pucheros.

- Cierra los ojos. - Susurró Yoochun. Su aliento caliente contra la boca de Changmin.

Changmin dejó escapar un gemido ahogado y cerró los ojos cuando sintió los dedos de Yoochun apretarse sobre sus hombros. Movió su mano tentativamente, su dedos deslizándose por el cabello de Yoochun mientras sentía la nariz de Yoochun empujar suavemente la suya.

- Ahora sólo... Quédate… Así... - Dijo Yoochun lentamente, y Changmin podía sentir sus labios cada vez más cerca. Sus labios estaban a punto de chocar, lo sabía, podía sentirlos.

Y entonces, el calor desapareció y el sonido de unas carcajadas lo hicieron abrir los ojos.

Yoochun estaba de pie a un buen par de metros de distancia, doblado por la cintura, agarrándose el estómago mientras se reía. - Min… Min, ¡eres tan lindo! - Atinó a decir entre risas, la cara llena de felicidad.

Changmin frunció el ceño. - ¡YAH! ¡Eso no fue gracioso! ¡Pensé que ibas en serio!

- Jajaja. ¡Debiste haberte visto! - Continuó Yoochun. - Tus labios temblando y gimiendo y agarrando mi pelo, ¡oh Dios mío!

- ¡Aish, imbécil! - Gruñó Changmin, poniéndose de pie y pegándole a Yoochun duro en el hombro. - ¡No juegues conmigo de esa manera!

- Pero esta es la mejor parte - Dijo Yoochun agarrando a Changmin por la muñeca y tirando de él hacia delante, sus cuerpos presionados uno contra el otro. - Nunca sabes cuándo voy en serio. - Le susurró al oído.

Changmin se apartó. - Te odio, Yoochun. Te odio mucho.

- Oh, excelente, siempre he escuchado que el sexo con odio es aún más caliente.

Changmin dejó escapar un grito de frustración y empujó a Yoochun fuera de la oficina y por el pasillo alejándolo de su departamento.
---------------

Jaejoong llamó a la puerta y luego entró en la oficina de Yunho, cerrando la puerta detrás de él. - Hola, Yunho.

Yunho levantó la vista cansada. - Hola.

- Te ves cansado. - Dijo Jaejoong con simpatía. Cruzó la habitación hasta ponerse detrás de la silla de Yunho y comenzó a masajear sus hombros.

- Hmm - Murmuró Yunho con admiración. - Estoy un poco cansado.

- Relájate. - Sugirió Jaejoong, sabiendo que daba buenos masajes.

- ¿Qué haces aquí? - Preguntó Yunho de repente. - ¿No deberías estar en tu descanso del almuerzo?

- Lo estoy - Dijo Jaejoong y Yunho le lanzó una mirada confusa. - Creo que discutimos lo que estaríamos haciendo en mis horas de almuerzo el otro día, ¿no es verdad?

Yunho tragó saliva. - Uh, nosotros... Podemos tener…

Jaejoong lo interrumpió. - Tenía la esperanza de seguir con lo que habíamos empezado ayer.

- Jae… Jae, no estoy seguro si…

Yunho fue interrumpido por los labios de Jaejoong, sus lenguas entrelazándose juntas.

Yunho gimió, echando la cabeza hacia atrás para profundizar el beso.

- ¿Aún no estás seguro?

- Tal vez un poco. - Bromeó Yunho, y sus labios se juntaron de nuevo. La sensación de la lengua de Jae en la parte posterior de su garganta era absolutamente deliciosa, y Yunho se derritió cuando Jaejoong se subió a su regazo. Sus gemidos se mezclaban en sus bocas.

Alguien llamó a la puerta y Yunho casi saltó de su silla. - Uh, ¿Yunho-sshi? ¿Hola?

- ¡Rápido! - Dijo entre dientes, agarrando a Jae de la cabeza y empujándolo debajo de su escritorio. Frotó con una mano sus labios para limpiarlos. - ¡A-adelante! - Gritó, ordenando su ropa.

- No había nadie en la recepción, así que… - Dijo un hombre de negocios bien vestido cuando abrió la puerta.

Yunho lo reconoció de inmediato. - ¿Hoonyi-sshi? ¿Que nuestra reunión no era a las dos?

- Lo siento, pero andaba cerca y llegué antes de lo esperado. Pensé en llamarte para ver si estabas libre. ¿Es un mal momento?

- No, no, en absoluto. - Asintió Yunho. - Por favor, toma asiento.

- Gracias. - Dijo Hoonyi. - Ahora, ¿vamos al grano?

Yunho saltó cuando sintió unos dedos jugando con la cremallera de sus pantalones.

- ¡P-Por supuesto! - Tartamudeó. - ¿Has traído la cartera de tu cliente?

- Sí, aquí está. - Dijo Hoonyi empezando a escarbar en su bolsa. Yunho se mordió el labio cuando sintió los dígitos de Jae deslizándose debajo de la banda de sus boxers, y se sacó un poco de sangre cuando esos mismos dedos empezaron a trazar líneas sobre su miembro semi duro.
- Entonces, si pudieras c-contarme un poco acerca de su cliente. - Preguntó Yunho mientras tomaba la carpeta. Tropezó un poco con sus palabras cuando Jaejoong tomó su pene duro y comenzó a acariciando.

- Sí, por supuesto. Heechul tiene veintiséis, él está trabajando actualmente como un modelo para las clases de arte  pero ha estado en...

Yunho se desconectó cuando un pulgar comenzó a jugar con la cabeza de su miembro distrayéndolo lo suficiente de las palabras de aquel hombre. Metió la mano debajo de la mesa y agarró del pelo a Jaejoong, advirtiéndole que se alejara.

No funcionó. Los dedos de Jae se envolvieron más firmes alrededor de su erección.

La frente de Yunho se frunció y trató de concentrarse en el hombre delante suyo en lugar del hombre que estaba debajo de su escritorio.

- … Ganando múltiples concursos, y dando finalmente el paso a la victoria.

- Sí, ya veo. - Dijo Yunho, asintiendo mientras hojeaba la lista del tal Heechul. Era más bien afeminado, pero Yunho pensó que sin duda podría ser jugado como su encanto. Tal vez no como uno solo, pero si lo pusieran en un grupo con unos cuantos hombres más podría compensarse. - ¿Qué experiencia de canto tiene?

- ¡Oh, muchos años! - Respondió el director con entusiasmo. Luego pasó a la lista de nombres de los tutores, profesionales y de concursos ganados, pero Yunho de nuevo fue distraído por Jaejoong.

Tuvo que llevar una mano a su boca cuando Jaejoong se inclinó hacia delante y lamió la parte inferior de su pene.

- Lo sé, es muy impresionante. - Dijo el gerente, pensando que la expresión de Yunho fue a causa de asombro por Heechul. - Él también ha tenido un entrenamiento intensivo de danza y clases de actuación. Quizás has visto algunos de los espectáculos en los que ha estado, ha desempeñado algunos papeles menores y algunos como actor secundario.

Yunho asintió. ¿En qué presentaciones ha estado?

La lista era bastante impresionante, pero de nuevo, Yunho estaba más centrado en otras cosas. Cosas tales como una lengua lamiendo su miembro. Podía sentir el líquido pre seminal escapándose de la punta, y Jaejoong lo sorbía con avidez. Los dedos de Yunho apretaron su pelo alejándolo una vez más, aunque con menos fuerza esta vez.

- Mmh. - Murmuró Yunho en voz baja mientras su miembro estaba siendo envuelto en la caliente y húmeda boca de Jae. Él acercó a Jaejoong esta vez y sintió los sexys labios contra su hueso de la cadera antes de que regresaran a su miembro.

- Entonces, ¿qué piensas de Heechul? - Preguntó Hoonyi.

- Bueno, él-él ciertamente tiene un… - Yunho hizo una pausa y respiró fuerte cuando Jaejoong comenzó a mover la cabeza hacia arriba y hacia abajo, siendo más fuerte cada vez. - Tiene una lista impresionante de premios.

Hoonyi asintió. - Tenemos la esperanza de extender su éxito con tu empresa, sería un gran honor para ambos Heechul y yo, Yunho-sshi.

Yunho asintió, y sus ojos se cerraron cuando Jaejoong deslizó sus labios hacia abajo hasta que Yunho sintió su erección golpear la parte trasera de la garganta de Jaejoong. La idea de que Jaejoong tenía un impresionante control sobre sus reflejos cruzó por su mente antes de que Jaejoong expulsara un poco de aire haciendo que su garganta vibrara dejando sin aliento a Yunho.

Hoonyi lo miró con extrañeza y Yunho lo notó. - ¡Ah! Lo siento, yo sólo... Recordé algo importante... ahaha. - Rápidamente agarró un pedazo de papel y fingió escribir algo. Tenía sus mejillas rojas. Echó un vistazo a Hoonyi de reojo, parecía satisfecho con su excusa, y luego se volvió hacia el gerente.

- Entonces, ¿cuándo es la apertura más próxima en el horario de Heechul- shi? - Preguntó Yunho, su mano libre agarrando el borde de la mesa hasta que los nudillos se le pusieron blancos. Mordió su lengua, esforzándose por contener los ruidos cuando Jaejoong continuó el trabajo con su garganta, su miembro entrando y saliendo de los labios carnosos y bonitos. Yunho se moría de ganas de echar un vistazo debajo de la mesa para ver a Jaejoong de rodillas delante de él, con las mejillas ahuecadas…

Sólo la imagen mental le puso los pelos de punta.

- Heechul está disponible siempre que lo necesites - Aseguró Hoonyi, sonriendo ampliamente.

- Bien, bien… - Dijo Yunho lentamente. - Mmh - Gimió suavemente cuando Jaejoong dio una fuerte succión, y él tosió con violencia para encubrir el ruido.

Hoonyi lo miró consternado. - ¿Te sientes bien, Yunho-sshi?

Yunho se sonrojó. - Yo, eh, creo que me he enfermado con algo...

Hoonyi frunció el ceño. - Deberías estar descansando, entonces.

Yunho se rio entrecortadamente sintiendo sus músculos del estómago apretarse. - Gracias por
su preocupación, Hoonyi-sshi. Ahora, sobre Heechul... Estaba pensando si estaba libre este Sábado podríamos organizar una audición y ver cómo le va allí.

- Sí, el sábado sería perfecto. - Sonrió Hoonyi. Se puso de pie, haciendo una reverencia. -  Gracias por tu tiempo, Yunho-sshi.

- No hay problemas. - Dijo Yunho con un gesto de mano. - Que tengas un buen día.

Hoonyi se inclinó de nuevo y luego salió de la oficina. En el momento en que la puerta se cerró detrás de él, Yunho gimió suavemente. Agarró la cabeza de Jae con ambas manos y lo levantó un poco.

- Te estás burlando. - Gruñó Yunho, echando la cabeza hacia atrás mientras la boca de Jaejoong lo seguía succionando, la sensación de sus labios, dientes y lengua eran demasiado para él. - ¿Tienes idea de lo difícil que fue para mí?

Jaejoong murmuró una respuesta que fue amortiguado por el miembro de Yunho. - Mierda, Jae, eres bueno en esto. - Murmuró, mientras un espasmo recorría su cuerpo.

La lengua de Jaejoong se envolvió alrededor de su miembro por última vez y Yunho se vino, sosteniendo la cabeza de su secretario cuando el semen salió por la garganta del mayor. Jaejoong gimió, tragando toda la esencia  de Yunho. Una pequeña gota se deslizó hacia abajo por la barbilla y él pasó su lengua por los labios, recogiendo los restos.

Yunho gimió observando la escena erótica frente suyo.

- Tú… Oh, mierda, Jaejoong...

Jaejoong sonrió y acarició la mejilla de Yunho. - ¿Qué te dije, Yunnie? Adiós estrés.

Yunho estiró los brazos por encima de su cabeza, sintiendo los músculos rígidos aflojarse. - No me opongo a este tipo de alivio del estrés - Comenzó Yunho. - Pero no cuando los clientes están aquí. ¡Dios, podría haberse dado cuenta!

- Pero no lo hizo, así que no pasa nada. - Sonrió Jaejoong. - Además, ¿no fue divertido?

Yunho gimió, haciendo pucheros y cruzando los brazos. - No eres bueno para mí, Jae.

Jaejoong le guiñó un ojo antes de que se inclinara hacia delante y atrapara los labios de Yunho en un beso. - ¿Nos vemos mañana a la misma hora? - Hizo una pausa y luego susurró - Trae lubricante.

Yunho golpeó su cabeza en el escritorio cuando Jaejoong salió de su oficina. De tanto contenerme, pensó para sí mismo, este chico me va a matar.

6 comentarios:

  1. Yoochun malooo!!!! Como le haces eso al pobre de Minnie?? Aishh! y yo pensando que al fin iban a dar un paso seguro... Parece que se van a tardar mas... Por otro lado, el Yunjae jajajajajajajajjaja Joongie siendo descarado aun con el cliente ahí presente xDD Y a Yunho le encanto aunque lo niegue :3 kyaaaaaaa Me encanta este fic!!! *W*
    Muchas Gracias por actualizar!!! No te tardes porfis para el siguiente...

    ResponderEliminar
  2. no que no quería el beso Min y se molesto por que no se lo dio este Yoochun si que se paso de malo con el pobre pues el ya sentía los labios del otro y no nunca llego

    Jae si que es todo un atrevido mira como puso a el pobre de Yunho
    y el cliente pensó que se sentía mal pues claro como no si Jae le estaba quitando el estrés y el cliente metíche ahí presente
    le estaba dando mas por estar en su sección quita estrés de Jae que al parecer es muy efectiva pues si le quito el estrés pero casi le provoca un infarto por la emoción y el peligro de ser descubierto esas si que son emociones fuertes pero efectivas
    Gracias por compartirla muy buena

    ResponderEliminar
  3. Que manera de quitarle el estrés a Yuhno jajajaja pero esta comprobado que eso si lo quita jajaja. Gracias.

    ResponderEliminar
  4. Oh carajo!!! Eso hasta a mí me excitó.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo3/26/2015

    OMg Ese Jae es cosa seria
    el consejo:
    Trae lubricante.
    me causo mucha gracia
    gracias por traducir
    k-ede

    ResponderEliminar
  6. Ese método dr desestres es típico del Yunjae!! :9 me encanto el cap!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD