Perfect Day: Cap 13

0 comentarios

    — Oh Jaejoong-ah. Sabia que no acabaría bien —
Fue la frase que Jaejoong escucho de pronto, mientras aún seguía tirado sobre el piso de su habitación, donde había quedado desconsolado observando su mano, aún manchada de un granate seco procedente de la sangre de Yunho, cuando había intentado sin éxito retenerlo. — Sabia que estarías aquí ... —
Esa voz no podía ser de otra persona... Jaejoong dirigió, como pudo, su mirada hacia la puerta, afirmando que se trataba de Yoochun.

— ¿Qué haces aquí? —  le pregunto Jaejoong con un hilo de voz, aún sin hacer ni el más mínimo esfuerzo por levantarse de allí.
—  Tus invitados dejaron la puerta abierta. He visto como salían a toda prisa de aquí, y no me imagine nada bueno ... Tome la libertad de entrar.— le explico mientras se acercaba sigilosamente, para explorar el rostro de Jaejoong de más de cerca. Queriendo decir con "invitados" los nombres de Changmin y Yunho, quien habían marchado precipitadamente, hacia solo unos segundos antes  —  Era incapaz de imaginar que algo bueno podría haber pasado, tras leer tu nota —  le dijo Yoochun.

Jaejoong volvió a mirarle desde su incomoda posición, esta vez confundido, pero después recordó, tal y como si pasara un flashback por su mente, aquel momento en el que le había escrito aquella nota reveladora cuando había ido intuitivamente a casa de Yoochun tras lo sucedido aquella noche, descansando por un mínimo tiempo allá.
Recordando como aquella nota la había dejado antes de marcharse de su apartamento y dirigirse a su casa definitivamente.
— Ah, siento como si hubiese pasado mucho tiempo de eso — comento Jaejoong suspirando. No podría haber sido un día peor para él, pero, ahora la presencia de Yoochun, quizás podría "distraerlo" durante un momento.

— He venido tan rápido como la leí. ¿Acaso estas loco? — le pregunto directamente. Pregunta que molesto al mayor, pero en realidad no podía imaginar otra pregunta procedente del pelinegro tras leer su confesión en aquella nota — No puedes contarme todas esas cosas de ese modo y pensar que no voy a preocuparme. ¿Porqué hiciste algo así? ¿Qué a sucedido? —  empezó a bombardear a preguntas, y muy apesar de ser un tema de aquellos llamados "delicados", Yoochun hablaba con normalidad, aunque con una inevitable preocupación en sus preguntas.

— Debería haberme imaginado que quizás vendrías para reprenderme — Jaejoong se vio de pronto presionado, la preguntas y el rostro de Yoochun le invitaban a contar lo que sentía a la única persona capaz de escucharlo.  — Yunho-ah, es cruel. ¿Qué esperabas que hiciese?. No quería alejarme de él, sin embargo, nos hemos ido distanciando, cuando dos personas se distancias es complicado ... — suspiro, tumbándose hacia un costado, en el suelo — para mi es muy complicado. Realmente lo odio. Sentí la necesidad de hacerle daño, extrañamente, pero, fue como una necesidad tan vital como había sido amarlo. ¿Cuanto tiempo mas me iba a utilizar? Pero soy en realidad un cobarde — confeso, mientras Yoochun le escuchaba en silencio — cerré mis ojos en el momento en el que mas abiertos debí de haberlos tenido, me puse tan nervioso, mi corazón tembló en mi interior como nunca lo había hecho. — sus palabras evocaban aquel mismo instante en el que empezó su distanciamiento total con Yunho. Y por un instante, mientras lo contaba, parecía estar en ese mismo momento, en esa habitación de Motel con aquel endiablado plan — Estaba Yunho tan indefenso, su cuerpo sudado y algo cansado por mi culpa. Era la imagen perfecta para poder apretar el gatillo en el lugar correcto, ni pensé en las consecuencias que eso tendría para mi, solo pensé en lo bien que me sentiría si lo hiciese. Pero enfocar el cañón en el punto exacto es mas complicado de lo que uno puede llegar a imaginar. Cerrar los ojos, era lo primero que pude hacer.— suspiro de nuevo, esta vez lamentándose — Me arrepiento, ahora que él se ha marchado, de haber cerrado mis ojos en ese momento, en aquel lugar. Debí haberlos abierto tanto como pudiese, y disparar en su pecho hubiese sido mas que suficiente, ahora mismo, me daría igual que su corazón se desangrara bajo mi cuerpo, pues no podría derramar mas sangre de la que surge del mio en este momento. — comento por último y parecía haberse desahogado como hacia un rato deseaba hacer, tan dramáticamente como Jaejoong era.

Observo a Yoochun de nuevo. Este empezó a hablar tras observar que Jaejoong había terminado su discurso.
— Jaejoong ... ¿No te arrepientes de ello? — le pregunto sorprendido, el rostro de Yoochun abriendo sus ojos era demasiado gracioso, incluso en un momento en el que estaba completamente serio, y su voz era madura y firme.
— Al comienzo, sí. Pero ahora, me siento aun mas humillado que antes. — Jaejoong apretó sus gruesos labios, aún algo manchados por la esencia de Yunho — Y hay un momento en el que no te arrepientes de casi nada. ¡Maldita sea! — exclamo por último, incorporando su cuerpo de pronto y quedando sentado en el suelo. Sus ojos se humedecieron — Bien he intentado hacerlo entrar en razón. Incluso, por un momento parecía que me arrastraba hacia él. Pero solo piensa en su presente, en el cual parezco estar excluido desde hace un tiempo. Y Changmin no es de mucha ayuda ... — sus ojos empañados mostraron una ira y murmullo: — Changmin ... —
 — Limpiate esos labios, y levantate del suelo  — le dijo de pronto Yoochun, agarrando de improvisto el brazo de Jaejoong para obligarlo a levantarse  — Es normal que siendo incapaz de pensar en otras cosas acabes hundiéndote en ello, parece que no aprendas eso.  — le intento distraer, pero los ojos de Jaejoong habían adquiero una tonalidad diferente...


~~~~~~~

Changmin había salido de allí como si fuese perseguido por el diablo, con tal rapidez que sus largas piernas parecían dar zancadas de metros.
Tan rápido, que aún, una vez fuera de aquel lugar, su boca continuaba repleta de comida, y sus mejillas hinchadas y frías por sus recientes lagrimas.
A solo unos pasos tras él, se encontraba Yunho, quien le había seguido preocupado. Ambos se habían cruzado con Yoochun al salir, pero estaban tan absortos en lo sucedido que apenas prestaron atención a su presencia al pasar por su lado. Ahora ambos se encontraban ya fuera, y las calles parecían aún mas grandes de lo normal.

El menor sentía que si alguien era capaz de verlo de ese modo, seria el momento mas vergonzoso de su vida, por lo que se empeño en acelerar mas su paso para llegar mas rápidamente al auto con el que había llegado hasta allí, ignorando por completo la voz de Yunho, quien aún estaba tras sus pasos.
¿Cómo iba a ser capaz de olvidar lo antes sucedido? Changmin se veía incapaz, había sentido una humillación y decepción, que inocentemente no esperaba, y aún en su mente se mantenían los gemidos de Yunho acompañada con la imagen de la sonrisa burlona que Jaejoong le había dedicado antes de salir de allí. Cosa que no pudo dejar de lado aún entrando en el automóvil, en el que Yunho aprovecho para colarse en el asiento del copiloto, aprovechando la reciente apertura de este.

Changmin había insertado a toda prisa aquella llave para poner en marcha el motor, pero Yunho hábilmente se hizo con la llave, la cual mantuvo en su mano empuñada.
— Debería haber cerrado esa puerta — gruño Changmin al tragar aquel ultimo trozo de galleta de arroz que aún tenia en su boca. Era la primera frase que dirigía a Yunho, pero lo hizo apenas sin mirarle. — Puedes irte con el auto que has utilizado para venir, o como diablos hayas llegado ... — le espeto.
Yunho se había sentado, y había dirigido la mirada hacia su lado, donde se mantenía Changmin aún mirando al frente.
— Changmin ... — suspiro, pero Changmin no reacciono — ¿Estás molesto? — le pregunto, y Changmin no pudo hacer mas que soltar una firme carcajada.
— ¿Qué es lo que te hace pensar que no debería de estarlo? — le pregunto, aún sin mirarle a los ojos. Sentía que aquel endemoniado automóvil con ambos en su interior era aún mas pequeño de lo normal en una atmósfera tan fuerte en la que Changmin apenas podía respirar, por ello intento inútilmente bajar del auto.

— No te vayas ... — le exigió Yunho, agarrando su fuerte y fino brazo con fuerza. La voz de Yunho era autoritaria, pero salio un fino — Por favor — que descoloco a Changmin, quien de nuevo, incapaz de ser capaz de moverse, se vio sumiso ante la presencia del mayor  — Jaejoong, siempre fue así. Pero no era mi intención hacer nada, solo vine a buscarte, nada más — se explico, haciendo que Changmin de nuevo se incorporara debidamente en el asiento — Él utilizo su boca y yo ... — suspiro pues quería hacerle entender que no había sido su intención, pero Changmin solo pudo dejar ver un rostro frió y de pronto le dirigió una mirada directa y sorprendida por escuchar aquella última frase — No te tienes que sentir apenado por ello, por que no hagas ese tipo de cosas ... —
Changmin incrédulo exclamo: — Oh, no, estoy apenado por muchas cosas, pero esa no es la razón, te lo aseguro.— he intento disipar de su mente aquella imagen que había imaginado.

— ¡No espero eso de ti, Changmin! Me has dado mas, y más diferente que todo eso. — la voz de Yunho empezó a fluir en ese pequeño espacio, y pareció decir directamente unos pensamientos que había tenido escondidos y que revelaba a Changmin, al que ahora miraba con sus rasgados ojos — No me encontraba con Jaejoong por que tú no me dieras algo que buscara. Extrañaba mucho a Jaejoong. Cuando estas con una persona, tras separarte de ella, la extrañas, aunque no quieras. Y yo lo extrañaba mucho. Era algo extraño acostumbrarte a la presencia de alguien y después tener que seguir tus días sin esa misma presencia. He sido un egoista.— su voz era suave, y lo hablaba con cierta tranquilidad — Pero, algo en mi acabo mal. Haberte hecho eso ... — dijo de pronto, y no hacia falta una explicación más detallada para que Changmin supiera a que se refería. El pasado había vuelto a su memoria muchas veces, y siempre recordaba su forzosa primera vez con Yunho — cuando acabemos juntos aquella vez. — Yunho continuo contando — Después tú venias y me reconfortabas, a pesar de todo. Eso cambio algo en mi. Tu querías fingir que eso no era nada en especial. Yo también quería verlo de ese modo. Pero algo seriamente cambio en mi. — volvió a repetir, mientras su voz se volvía más y más cálida — Muchas veces me sentía solo. Tras lo sucedido me sentía solo, pero siempre aparecía Changmin, quien se había quedado junto a mi. — sonrió con su pequeña boca — No hacia falta que te comportaras amistosamente conmigo, muchas veces solo te quedabas callado. Tan silencioso. Para mi eso era importante. "Jaejoong nunca se comportaría así" era lo que pensaba, pues él hubiera empezado a hablarme y a molestarme hasta que sonriera, pero tú te quedabas sentado a mi lado, justo como ahora. — le dijo y ambos se miraron — Me distes tu cuerpo, pero yo lo he menos preciado actuando de este modo tan egoísta ¿verdad?. — pregunto, pero era una de esas preguntas en la que no esperas una respuesta. — Y siempre me has ayudado. En el día de hoy, tras lo sucedido,  tu ayuda ..., yo no he podido dejar de pensar en esa ayuda..., aún cuando he venido hacia aquí solo con la mente fija en encontrarte, no podía pensar en otra cosa más que en Changmin. Ahora que lo pienso, eso molesto ha Jaejoong — dijo recordando el rostro de Jaejoong, el cual siempre era cambiante y enigmático.

 Aquel último comentario agoto a Yunho.  — Ya no hay nada que podamos hacer hoy. En realidad me siento feliz de que se suspendieran todo lo previsto para hoy. Me siento incapaz — dijo, y aquella fue la primera vez que Yunho decía cosa semejante, sentirse feliz de suspender sus horarios, era algo que nunca había escuchado Changmin, quien lo miro sorprendido:
   — Por mi culpa se suspendió ... — musito.
— No deberías haberte marchado ¿Por que lo hiciste? —  le pregunto de pronto.
Changmin puso sus manos sobre el volante, y suspiro:
— Solo me preocupe, mi error de siempre.— sonrió apenado, recordando el momento en el que con celos había salido para dirigirse a hablar con Jaejoong- — Era una relación enfermiza y quise decirle que lo que te había hecho estaba realmente mal — le explico.
— Eso no hacia falta decirlo. Lo que no entiendo es ... ¿por que te quedaste tanto tiempo allí? — pregunto con curiosidad.
— Dije cosas que molestaron a Jaejoong, y ... — Changmin recordó de pronto aquella confesión que le había hecho a Jaejoong, "Amo a Yunho". Solo recordarlo sentía que sus mejillas se acaloraban, y volver a mirar a Yunho a los ojos se hacia una tarea demasiado complicada. Se había dado cuenta ese mismo día que sus sentimientos hacia el mayor eran algo mas que consuelo, pero ahora, se sentía mas incapaz que nunca de decir ese sentimiento  — quise quedarme y esperarte, pues Jaejoong sabia que aparecerías. Pero, no sabia que eso era tan mala idea, en estos momentos, me arrepiento de ello — soltó sus manos del volante y se dejo caer sobre el respaldo del asiento.
— Yo no me arrepiento de haber venido a buscarte. — respondió Yunho, y ambos volvieron a mirarse de esa estraña forma. Changmin no pudo evitar sonrojarse al recordar de nuevo su propia confesión  — Changmin, realmente eres importante para mi. — le dijo con una voz suave  — Y no miento cuando lo digo —  le aseguro — Siento no haberte dicho que me encontraba con Jaejoong. — se disculpo acercándose más al asiento del piloto — Cuando lloras, me siento extraño — no pudo evitar observar aquellas mejillas aún húmedas  — No lloras muy a menudo, en cambio, yo te he tenido que ver llorar muchas veces. Y sinceramente, no me gusta —
— A mi tampoco ... — contesto Changmin, quien sentía la presencia del mayor aun mas próxima a él.

Tras su última frase, y aprovechando esa peligrosa aproximación, Changmin intento tomar fuertemente la mano de Yunho, y así poder conseguir la llave que este le había cogido. (Necesitaba arrancar aquello como fuese, pues aquella incomoda situación hacia que los pies de Changmin desearan apretar el acelerador)  Aunque Yunho empuñaba su gran mano aún mas fuerte, y hacia caso omiso al empeño del menor, haciendo que Changmin fuese incapaz de obtener la llave del vehículo.
En el pequeño forcejeo, los ojos de Changmin se desviaron al brazo del mayor, quedando paralizado, con sus manos aún puestas sobre las de Yunho.
— Quiero comportarme más consciente como líder, así que ahora dejame cuidar de ti — le dijo Yunho, pero Changmin había estado desconectado desde que vio aquella mancha de sangre. La sangre había vuelto a brotar, haciendo una pequeña mancha en su ropa allá donde estaba su herida.
— ¿Qué a pasado? — le pregunto Changmin, sin poder evitar cierta preocupación, a la vez en la que soltaba su mano, para señalar con esta su brazo.
— ¿Ah? — Yunho confuso llevo su mirada a su brazo y contesto: — Oh, Jaejoong intento retenerme y ... la herida ... Espera ¿No me estabas escuchando? — pregunto  sorprendido, pues de nuevo el menor estaba preocupándose por él, justo cuando quería cambiar aquello. Aunque de algún modo, de nuevo sentía que el menor volvía a ser de aquella tierna forma que siempre escondía.
— Me había costado cerrar esa herida — refunfuño Changmin, mientas llevaba sus manos a aquella húmeda mancha — ¡Ahora seguramente este peor que antes! — exclamo enfadado — Eres un desastre, Yunho — dijo antes de que sus labios quedaran sutilmente sellados por los de Yunho, de improvisto.

No había durado ni unos pocos segundos, cuando Changmin se aparto velozmente y miro con inquietud a un lado y a otro, donde estaban ambas ventanillas del auto, con un enorme temor a que algunos ojos ajenos se percataran de aquello. Volvió a mirar a Yunho, y se llevo una de sus manos a sus propios labios. Había sido un beso dulce a pesar de haber sido por parte de un hombre. Dulce como nunca otro le había parecido.

— Parece que si de nuevo vas a cuidar de mi, ya no tengo nada de que preocuparme. De todos modos, me gustaría cuidar mas de Changmin. Pues quiero a Changmin. — le dijo Yunho, quien observaba risueño como Changmin aún mantenía su mano en sus rugosos labios, como si fuese el primer beso de un niño. Aunque que no era el caso entre ambos, ni para Changmin, pero su mirada reflejaba aquello.

— Yo .. yo también aprecio a Yunho — siendo incapaz de decir más sobre ello, avergonzado de decir lo que había sentido aquel día — Pero no necesito que me cuides como si fuera un niño, siendo un hombre, me siento avergonzado — replico. Aunque en el fondo era lo que Changmin había deseado sin apenas darse cuenta.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD