Wolf

2 comentarios
Titulo: Wolf
Autor: Tamys de kim
Parejas: YooSu
Género: slash, fantasía
Extensión: Oneshot
-----

Mi padre me ha contado sobre la historia de nuestro clan, el cómo durante siglos hemos sobrevivido pasando desapercibidos por lo humanos, que aquellas leyendas de las cuales los hombres lobo somos seres malos que existimos para lastimar a personas inocentes o que fuimos creadas por el mismísimo Satanás son equivocadas, tampoco las balas de plata nos matan todas aquellas leyendas que recaen sobre nosotros son mentiras pero que nos ayudan a mantenernos a salvo. Mi padre era el último de su clan cuando conoció a mi linda madre, ellos se mudaron a una región en las montañas donde la mayoría de sus habitantes eran personas de edad mayor. Mi padre me cuenta el cual difícil fue cultivar ya que viniendo de la ciudad donde todo lo consigues en supermercados o en la tienda de la esquina y comprar alimentos quedaba a las afueras de la villa lo mejor de las opciones era el cultivo. Todos en la villa se apoyaban unos a otros así que cuando mis padres consiguieron que la primera cosecha de papas creciera con éxito, ellos dieron parte de la cosecha a todos los que les ayudaron y a cambio recibieron parte de la cosecha de los demás e incluso el anciano mas gruñón les regalo un refrigerador puesto que el nuestro era muy chiquito y no cabían mas alimentos.

Para mi padre todo cambio cuando nací, mi madre no quiso dar a luz en un hospital porque no sabria si nacería como un bebe normal o como lobo, tampoco llamo a una partera. Ella me tuvo en la habitación de nuestra casa, fue un parto complicado y mi madre quedo tan débil que al final de cumplir un mes de nacido ella murió. Mi padre siempre me cuenta que el día de su funeral todos asistieron para darle su ultimo adiós, ella era muy querida por las personas de la villa y en su tumba mi padre sembró “margaritas” su flor favorita, desde que mama murió mi padre no se volvió a casar y nosotros cada año le visitamos además en casa tenemos un pequeño altar a la entrada de la casa para que lo primero que veamos al entrar sea a ella y su sonrisa.

Papa también cuenta que cuando nací era un día de verano y que los rayos del sol dieron directo a mi cabeza que por eso mi cabello castaño tiene algunos destellos rubios y que con el sol estos brillan. Amo que mi padre relate la historia de cómo él y mama se conocieron en la universidad ambos no tenían familia los padres de mi madre murieron un año antes de que entrara a la universidad y mi padre siempre estuvo solo desde joven tuvo que trabajar para así poder pagar sus estudios. Una tarde padre no pudo llegar a tiempo a una cita con mama que cuando estuvo frente a ella el local donde cenarían estaba cerrado y ella sentada abrazando sus piernas. Mi padre soñaba con tener un hogar al cual llegar y decir “ya llegue” y mi madre le respondió que cada vez a su regreso le diría “bienvenido a casa” , esa misma noche mi padre le revelo su más grande secreto, le pidió que cerrara los ojos y cuando los abrió mi querido padre estaba convertido en un lobo, mi madre solo se sorprendió pero no huyo se quedo a su lado y comenzaron una vida juntos. Ellos para mí son la pareja perfecta y aunque no sé cómo era mama mi padre dice que ella era muy linda y amable que yo poseo esa cualidad de ella.

El día que comencé a ir a la escuela entre mi padre y yo teníamos una promesa de no decir a nadie de mi otra forma ni transformarme frente a la personas ya que podría causarles miedo, me fue difícil siendo un niño tan activo debía controlarme lo mas que pudiera pero cuando llegaba a casa de inmediato me transformaba y a toda prisa salía a correr por todo el bosque a veces mi padre me acompañaba y otras iba solo. En una ocasión casi muero cuando trate de cazar un ave pero resbale al rio esos días fueron los primeros con los que comenzaba el invierno y mi padre me dijo que era a segunda vez que sentía tanto miedo ya que la primera fue cuando mama murió. En el bosque conocí a mi maestro un zorro que era el guardián, el me enseño muchas técnicas de caza y a cuidar de todos en el bosque, en los días de lluvias no podía salir a verlo ya que era muy peligroso así que terminada la tormenta le visitaba y procuraba que todo estuviera bien. Sabía perfectamente que mi lugar era el bosque pero también quería conocer personas y si era posible encontrar el amor. Vivía entre dos mundos los cuales amaba.

Cumplida mi mayoría de edad decidí mudarme a la ciudad para terminar mis estudios en zoología así a mi regreso trabajaría en la reserva cuidando a los animales y también podría ayudar a los animales del bosque. Al principio todo iba bien vivía en un pequeño departamento al igual que mis padres mis calificaciones me valieron una beca, tenía amigos con los cuales podía contar pero en cuanto a mi secreto nunca se los revelaría. Cada fin de mes visitaba a mi padre ya que siempre que me llamaba me preguntaba “¿junsu vendrás para este mes? “ Sabiendo de antemano la respuesta. Al teléfono nos contábamos todo lo que nos había pasado también recordando anécdotas de mi infancia o de mis padres.

A principios del nuevo semestre llego el chico nuevo a la clase de ingles que sonreía a todos mientras se presentaba su nombre era “ park yoochun” el estaría en nuestra clase ya que él estaba matriculado en música y vaya que tenía talento en la primera semana de clases había ido a buscar a una compañera a la que le había prestado mi libreta de apuntes y se encontraba en el auditorio observando el ensayo de yoochun, ese día mi corazón latió a prisa al ver la imagen de mi compañero tocando el piano. Yo no hablaba lo suficiente con yoochun para considerarme su amigo puesto que el tenia un estatus social más alto y por ende la mayoría de sus amigos eran de la misma clase social solo las veces que conservábamos eran para preguntarle sobre dudas en la materia. Un martes día que nos tocaba clase de ingles, yoochun se sentó a mi lado, razón extraña para mí puesto que le gusta estar al frente.

Hey junsu…. ¿puedo hacerte una pregunta? - me había preguntado mientras escuchaba el sonido de su nariz de cuando tratas de reconocer un olor cosa que me puso nervioso

Por supuesto- le dije sin dejar de mirar al frente

¿Tienes mascotas? – me sorprendí por su pregunta

No ¿Por qué? – le respondí y al mismo tiempo le hice otra pregunta para que me sacara de la duda

Ahhh~ espero no te molestes pero hueles como si tuvieras una mascota…como a un perro – me congele por su comentario y antes de responderle la clase termino así que me fui directo al baño y comencé a oler mi brazos y ropa pero mi nariz no captaba ningún olor. Opte por tallarme las manos con fuerza para que el olor que según yoochun percibía se fuera.

Desde ese día preferí resolver mis dudas de ingles con otros compañeros tenía miedo de acercarme a yoochun y que mi forma de lobo apareciera. Todo marchaba bien excepto en la clase que compartíamos yoochun siempre quería que formáramos equipo pero yo rápidamente le pedía al compañero de atrás estar con él. Los oscuros ojos de yoochun destilaban decepción peor no podía hacer otra cosa ya que si aceptaba ser parte de su equipo tal vez volvería a preguntarme. Las vacaciones estaban a una semana me encontraba feliz de volver a casa disfrutar de la compañía de mi padre e ir a pasear al bosque con él, visitar a mi maestro y ayudar en la villa en lo que fuese necesario. Pero tuve que partir a casa antes de tiempo, había sido suspendido los días que quedaba de clases por lastimar a yoochun….

-Flash back –

Junsu espera! Porque me ignoras? – me gritaba yoochun para que detuviera mis pasos

No te estoy ignorando, solo llevo prisa – le respondía mientras bajaba los escalones su prosecución me ponía nervioso

No es verdad siempre es lo mismo o me ignoras o huyes de mi – no quería seguir escuchando debía salir lo más rápido y lo logre sin responder a sus gritos yo corría por el campus hasta llegar a la parte trasera de la escuela pensando que había dejado a yoochun detrás pero no fue así, el consiguió alcanzarme.

Porque has dejado de dirigirme la palabra? Porque no quieres ser mi pareja de equipo? Acaso te hice algo malo? – me hacia pregunta tras pregunta mientras su cuerpo se acercaba al mío y cuando su mano toco mi hombro mi miedo me hizo herir a yoochun con mi cuerpo convertido en lobo le había lastimado la oreja. Yoochun cayo sentado al piso sosteniendo con su mano la parte afectada trate de ayudarlo ya convertido de nuevo en humano pero él se aparto e allí el momento del que siempre temí que alguien viera mi verdadera forma y me temiera.

En la dirección de la universidad yoochun ya con la oreja curada y vendada el director nos miraba a ambos, al ver a yoochun lastimado toda la culpa recayó sobre y era verdad después de todo yo lo lastime, no me dolía dejar la escuela antes sino que la persona que para esos momento ocupaba mi corazón sabia mi secreto y más aun me tuviera miedo. En casa papa me consolaba como cuando era un niño que acaba de perder mi pelea con un gato y terminaba arañado. Le conté todo sobre yoochun y el que rompiera la promesa mientras lloraba en sus brazos mi padre solo sonreía y me volvía a contar otra anécdota de mi niñez como aquella donde en una excursión a mis 6 años la niñas hacían coronas de flores, los niños encontraba tréboles de cuatro hojas y cuando se acercaron a mi me preguntaron que si había encontrado algo, yo solo me la media vuelta y les mostré la serpiente enrollada en mi pequeño brazo logrando que todos corrieran. Los dos reímos cuando le mencione las caras que había puesto, mire hacia el altar de mi madre y prometiéndome que al regresar a la universidad haría cualquier cosa para pedirle perdón a yoochun y explicarle si es que este me dejaría.

Mis días de estancia en casa pasaron volando entre salidas con mi padre, visitar a mi maestro que se veía cansado y viejo tal vez pronto moriría pero si llegara a pasar eso mi padre me lo iba a ser saber y ayudar al abuelo cascarrabias a sembrar. De nueva cuenta me vi en mi pequeño apartamento acomodando las frutas y verduras que trajera de mi preciosa villa además de una foto nueva de mi padre y otra con nuestro amigos con la montaña de fondo además de una tercera mi maestro el zorro.

Comenzadas las clases la primera que tocaba por ley era ingles, fui el primero en llegar ya que primero debía pasar a dirección así que pude ver con calma como cada uno de mis compañeros entraban al aula hasta el último que fue yoochun, su oreja estaba completamente sanada cosa me quito un peso de encima, al chocar nuestras miradas sentí como mis mejillas adquirían un tono rosado en cambio el su sonrisa iba en aumento y de pronto me guiño causando un sonrojo mas furtivo ¿acaso yoochun no me tenía miedo al verme convertido en lobo y lastimarlo? Al finalizar la clase hablaría con él para aclarar todo pero el destino fue en mi contra ya que el profesor me pidió de favor llevar unos papeles a dirección lo cual hice un poco desganado, tendría que esperar otro día para verlo.

A la mañana siguiente paso lo mismo nuestras miradas se encontraron, yo me sonroje y él me guiño. Al final de la clase quise hablarle pero fue imposible ya que tenía ensayo para el festival de verano donde el presentaría una de sus nuevas canciones. Los días siguientes fueron iguales me rendí en la misión que me había propuesto además de que mi nuevo trabajo de medio tiempo en una lavandería me tenia al borde del colapso ya que era el encargado de hacer la repartición de pedidos en los cuales llegaba perderme.

Dos días antes del festival me encontraba en mi trabajo cuando la jefa me ordeno entregar un traje junto con otras prendas, revise la dirección del dueño y me sorprendí que al lugar donde me dirigía era más ni menos que al hogar de yoochun. Su hogar era relativamente cerca de la lavandería así que no tarde más de quince minutos en llegar era un complejo de apartamentos de una alta renta cosa que yo no podría pagar. Cuando llegue a la puerta indicada y toque el timbre las manos me picaban y el cuerpo me temblaba de nervios esta era la oportunidad que tanto espere. Así la puerta se abrió la sonrisa de un atractivo joven me hizo pensar que me había equivocado de puerta mas no fue así, ya que al ver que traía conmigo la ropa inmediatamente lanzo un grito apareciendo con solo una toalla amarrada a la cintura yoochun quien se sorprendió al verme parado en la puerta de su casa, el otro chico tomo la ropa en sus manos y entro a lo que sería la habitación de yoochun, yo solo hice una venia y regrese al trabajo no debía esperar una paga puesto que habían pagado por adelantado y eso era bueno para mí , me sentía perdido con un gran vacío en el corazón yoochun tenia pareja y que tal vez si no había dicho nada y actuaba de esa manera conmigo era solo para jugar.

Esa noche le llame a mi padre explicándole y pidiendo consejo no quería sufrir más, el me dijo que por más que intentara olvidar o hacer como si nada pasara eso sería imposible ya que a diario nos veríamos que lo mejor era dejar las cosas en claro y que si yoochun me rechazaba lo único que podía hacer es seguir adelante, que en un futuro conocería a la persona indicada.

El día del festival de verano mi grupo decidió hacer en el aula una venta de pasteles, las chicas se encargaban de prepararlos y los chicos eran los meseros junto con un par de compañeras para que fuese el atractivo visual por mi parte a mi me toco ser la mascota, me disfrazaron de según ellos de gato a lo cual solo traía puesto una orejas, la cola y guantes, vestía el mismo traje de mesero que los chicos a diferencia que los primeros botones de mi camisa iban desabotonados y mi cuello lucia un collar con una argolla donde se le colocaba una cadena que yo pedí no la pusieran cosa que aceptaron y según ellos yo era el mejor atractivo porque las personas inevitablemente caían en mis redes eso fue en palabras de mi presidenta de clase.

Durante todo el día no pare de caminar de la entrada de la universidad al aula, todos estaban felices por tener casa llena por así decirle y yo les pedí un descanso, primero fui al stand donde venían crepas y que nunca había probado una, eran tan deliciosas además el chico que las vendía me regalo una por ser “tan lindo atractivo para la vista” comentario que me hizo sonrojar después comí un helado y al final fui al auditorio para presenciar la actuación del momento, el lugar estaba casi lleno asi que me dispuse a revisar el programa y mis ojos se dirigieron directamente al nombre escrito sobre el papel “ park yoochun – 4:00 pm “ , revise mi reloj de pulsera y la hora indicaba la misma . Minutos después yoochun hizo acto de presencia. Había nacido para estar en un escenario su aura desprendía presencia, su atuendo elegancia y el estar sentado frente al piano era el toque perfecto. Sus dedos se movían por cada una de las teclas que conformaban la melodía de su canción, yo me envolví en tan bella armonía disfrutando, sintiendo casi respirando cada nota. Mis ojos no se desprendían de su figura y cuando su actuación termino el publico e incluido yo nos pusimos de pie aplaudiéndole dándole gracias con nuestros aplausos para tan grato momento.

Mi descanso termino y regrese a mi labor de atraer más clientes y así fue durante tres horas más hasta que la hora que daba por finalizado el evento del día llego, fui al baño a cambiarme de ropa pero alguien me jalo de la mano logrando que me asustara y que casi me convirtiera en lobo si no fuera porque la voz de yoochun se hizo presente calmando al instante. Me llevo a un aula vacía y sin esperar a preguntarle me envolvió entre sus brazos, mi mirada se perdía en sus oscuros ojos que tenían un brillo, sus labios se curvaban en una sonrisa y mis mejillas se teñían de un ligero carmesí. Me susurro al oído que le gustaba y que mi secreto estaría muy bien guardado, unos segundos más sus labios se unían a los míos en tan sutil beso que lograba alterar las mariposas de mi estomago y las pulsaciones de mi corazón se aceleraran. Escondí mi rostro en su pecho por vergüenza y también con algo de miedo que tal si pedía que me transformara y de esa manera no le agrada, levante el rostro y esta vez le bese, solo fue un suave beso pero que logro acelerarme el pulso. Me separe lo suficiente dando unos pasos hacia atrás y me retire de la cabeza aquellas orejas que eran parte de mi vestuario, notaba la mirada de confusión de yoochun así que seguí quitándome esta vez los guantes y por último la cola. Las estrellas comenzaban a vestir el cielo nocturno y le sonreí a la persona frente a mi cerré los ojos y me transforme ahora mi cuerpo no lucia como la del chico al que tanto gustaba mi cuerpo tenía un pelaje banco y sobre el lomo un café con destellos aunque no luciera tanto puesto que traía las ropas puesta y me encontraba de pie ya que podía hacerlo y no solo estar en cuatro patas. Yoochun se quedo parado por un tiempo sus ojos seguían analizándome de pies a cabeza y volví a cerrar mis ojos para no ver su partida cuando sus brazos volvieron a rodear mi cuerpo, por inercia los abrí y me encontré con su mirada y una bella sonrisa. Llevo una de sus manos hasta una de mis orejas palpando y sonriendo cada que mi oreja se movía inconsciente por su tacto.

No me importa si eres hombre u lobo….lo único que quiero es a ti eso es lo importante – me dijo estrechándome aun mas en sus brazos, mi cuerpo adquirió su forma humana y enrede mis manos alrededor de su cuello. Nuestros labios se unieron una vez más en otro deliciosos o más aun exquisito beso.

A partir de entonces estamos juntos, me ha explicado que aquel chico de la vez pasada era su mejor amigo. También me conto sobre su infancia y yo le hable de la mía, hemos hablado de tanto y a la vez de nada. Unos días solo estamos platicando en otros nos dedicamos a demostrar nuestro amor. Y cuando vamos de visita a la villa mi padre nos da la bienvenida con una gran sorpresa un piano para poder escuchar por primera vez tocar a yoochun así mientras mi novio toca con sus habilidosos dedos y de su boca fluye bellas frases.

“Parpadea, huele, siéntelo, Abre, Abre tus ojos...Solo mírame ahora.”

Mi aullido se escucha al fondo sobre la montaña haciéndole compañía. Porque así como el acepta mi naturaleza yo me acepto a mí mismo y agradezco tener el amor de dos personas a quienes amo y me aman, mas si el destino así lo quiere espero sean tres más a quien amar. Porque hubo un largo camino antes de conocerlo y que ahora juntos nos queda un largo camino por recorrer.


FIN

2 comentarios:

  1. Owww tiene su ternura innegable. Me ha gustado mucho, se agradece que lo comparta.

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la manera en la que está escrito este fic, siento que la inocencia y la esencia tierna de Junsu va en definitiva con su relato. Me da mucha ternura lo de la pelea con el gato y la anegdota de la serpiente. Pero el amor que nace entre ambos es lo más hermoso, porque mi Chunnie sin dudarlo guardo el secreto para poder tener algo que compartir con Junsu. Tenía muchas ganas de leer este fic otra vez y me nuevamente me quedé muy emocionada.

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD