Time - Epílogo

2 comentarios
- Epilogo -

No me dejes, no me dejes 
¿No puedes quedarte a mi lado? 
Mentiras, todas son mentiras 
No voy a escuchar nada 
Te amo, te amo 
¿No puedes decirme esas palabras otra vez? 
Te amo, te amo 
¿Me amaras otra vez?

- JYJ – In Heaven -



Despertó con el cuerpo adolorido, los parpados le pesaban y no sabía en donde se encontraba pero que tenía una ligera idea del lugar donde había dormido. Trato de incorporarse pero no pudo, el cuerpo no le respondía. Vio que la puerta se abría y un joven con el cabello castaño entraba regalándole una enorme sonrisa al verlo despierto.

-¡Yoochunnie despertaste! – Casi grito el castaño de emoción – pensé que te había perdido – decía con gran felicidad mientras el pelinegro lo miraba impactado, ¿cómo era posible de que junsu estuviera vivo?

-Junsu…- susurru con la voz seca - estás vivo… - dijo apenas audible pero que junsu había escuchado y le abrazo delicadamente para no lastimar su cuerpo

-¿Chunnie, no recuerdas el accidente? - pregunto junsu recibiendo a cambio una leve negación con la cabeza – íbamos rumbo a tu departamento…- relato y sus mejillas se cubrían de un ligero carmesí – cuando un auto nos choco…el golpe fue de tu lado yo solo recibí un golpe en el brazo pero tu casi mueres – termino de relatar con un nudo en la garganta al recordar como ese día su novio no reaccionaba a las maniobras de los paramédicos – has estado en coma por tres días – y fue allí que se dio cuenta que todo lo que había vivid durante tres días era solo un sueño, que nada había pasado y su junsu estaba vivo, que aquel yoochun de esa ilusión era solo una mera fantasía, que siempre ha amado a su ahora castaño novio y desde que tuvo la primera oportunidad para confesarse ha vivido dichosamente por la felicidad de que su Susu le ame con la misma intensidad porque los recuerdos antes del accidente le golpearon y flash de imágenes invadieron su cerebro.

Ese día había ido a probarse los trajes que usarían en la boda y que su novio había decidido cambiar el color de su cabello a castaño para según el verse sexy y lindo para su chunnie cosa que al pelinegro no le daba importancia puesto que su novio era todo eso y más sin necesidad de cambiar de look.

-Soñé que habías muerto….- dijo sin explicación alguna viendo como los ojos de su novio se abrían de par en par – que teníamos un accidente y tu morías

-Chunnie si yo llego a morir no te dejare en paz – hizo un suave puchero – cuando éramos amigos dijiste que no te dejaba a sol ni sombra así que si muero tampoco lo hare y te estaré protegiendo desde arriba – yoochun acaricio su mejilla y acerco su rostro besándolo con ternura. Probando de nueva cuenta los labios de su junsu que en ese sueño lo perdía para siempre pero que ahora le tenía allí disfrutando de la suavidad de sus labios y del amor que ambos sentían el uno por el otro.

Después de que el médico entrara a la habitación e hiciera minuciosas observaciones sobre el cuerpo del pelinegro así como también checara que su audición, vista e incluso piernas respondieran a cada estimulo o prueba hecha por el profesional dándoles un visto bueno de la recuperación de Yoochun y aclarándoles que se quedaría en observación un par de semanas. El médico salió y les dejo solo, en completa privacidad el pelinegro relato cada una de las cosas que había soñado, comentándole sobre también que soñó que había tenido una relación con Min ah, un pucheroso junsu con los brazos cruzados escuchaba atentamente cada oración que formulaba su chunnie. El haber escuchado que su amor hablaba de su prima le incomodo y es que hubo un tiempo donde yoochun había tenido cierta preferencia por la joven peor esta nunca le hizo caso diciéndole que no debía buscar el amor en otra persona teniéndolo tan cerca.

-----------------------------flash back ------------------------------

Al principio el pelinegro no la comprendió hasta un día donde junsu platicaba amenamente con changmin ambo muy cerca, tan cerca que sus cuerpos se rozaban logrando que los celos del pelinegro se encendieran al máximo y caminara o mejor dicho corriera al lado de su mejor amigo donde le dejo claro al menor que junsu era suyo y que si el aceptaba ser su novio esos acercamientos y roces no pasarían de nuevo. Esa declaración dejo knock out a junsu y changmin sonrió algo extraño en el conociendo su agridulce carácter, le dio varias palmadas en la espalda a junsu para que reaccionara y al oído le murmuro algo que hizo sonreír de completa felicidad al pelirrojo.

-Junsu, te lo dije este ratón solo necesitaba ver que otro podría ganar tu corazón…

Cuando se vieron solos porque tan pronto changmin le haya dicho al oído esas palabras salió a toda prisa al ver a su novio rodeado por varias chicas y definitivamente nadie le arrebataría lo que es suyo…porque a shim changmin nadie le roba. Yoochun no sabía que decir momentos antes se había confesado por los celos que afloraron sin embargo ahora solo se sentía nervioso, sus manos le sudaban y que junsu no dijera nada le provocaba un enorme miedo la posibilidad de ser rechazado se podría dar.

-yoochun ¿me quieres? – Pregunto un pelirrojo con las mejillas encendidas en un leve sonrojo-

-uhmm…- carraspeo el pelinegro al no encontrar palabras adecuadas a su pregunta- no te quiero junsu – dijo con seriedad notando como la sonrisa del pelirrojo se esfumaba y un dejo de tristeza ocupaba su lugar – te amo junsu… - recito tomando en su mano el mentón de junsu y acercando sus rostros lo miro fijamente, el rostro de junsu se ponía roja y yoochun sonreía de lado su futuro novio era demasiado lindo y las ganas de besarlo incrementaban – te amo demasiado junsu ¿tú me amas? – le pregunto a cambio recibió un asentimiento con la cabeza

-si… si yoochun – inhalo profundo y exhalo mientras cerraba los ojos para segundos después abrirlos y mirar a al pelinegro – te amo yoochun – por fin lo había dicho, tanto tiempo esperando a su chunnie y cuando tenía la oportunidad las palabras no querían salír

Yoochun redujo la distancia entre ambos, uniendo sus labios en tan dulce beso “su primer beso” Junsu entrelazo sus manos alrededor de la cintura de yoochun dejándose llevar, el era inexperto y yoochun también pero así es mucho mejor ya que ambos podrían descubrir las cosas juntos consiguiendo muchas más primeras veces.

-junsu ¿quieres ser mi novio? – y la pregunta del millón llego decir que junsu estaba feliz fue poco, el pelirrojo solo se lanzo sobre su novio regalándole un par de beso mientras le respondía que “si” que aceptaba ser su novio. El pelinegro lleno de contentura le beso una vez más, pero de manera apasionada tanto que su avergonzado y más que sonrojado novio le miro con tremendo puchero por dejarlo sin aliento ante semejante beso. Yoochun soltó una carcajada su novio era extremadamente lindo y ese mismo día hablaron con la señora kim y el tío de junsu escuchando sonrojados un “ya era hora” por parte de los mayores. Desde entonces pelinegro y pelirrojo has estado juntos.

-------------------------------fin flashback ----------------------------------------

-así que moría de camino a nuestra luna de miel… - murmuro el castaño - yoochunnie sabes que a mí no me gustan las motocicletas y menos viajar días montado en una- hizo un puchero – además fuiste tú el de la idea de ir en motocicleta si no fuera por mama aun seguirías con la idea

-y se lo agradezco mucho baby… - dijo con total alivio su futura suegra se preocupaba por ambos que le insistió a yoochun olvidara la loca idea de ir en moto para la luna de miel - fui demasiado malo contigo…te despreciaba junsu

-pero ese yoochun no es el mismo al que yo amo…tu nunca me trataste de esa manera siempre has sido tan bueno conmigo chunnie excepto cuando andabas tras min ah - le dijo entrecerrando los ojos – en ese entonces solo querías estar a su lado….

-pero me di cuenta de quién es mi verdadero amor ¿o no? – le respondía mientras le atraía a sus brazos cuidando que el catéter no fuera a molestarle más de lo que lo hacía – tu chunnie solo ama a su delfín

-y tienes suerte chunnie, si no hubieras llegado a tiempo ahora quien fuera mi prometido seria changmin – rio por lo bajo sintiendo como el pelinegro le estrechaba mas fuerte

-¡yah! Que la jirafa aquella me dijo que todo estaba planeado y si no fuera así, te hubiera raptado hasta convencerte - decía fijando su mirada en los suaves y rosados labios de su prometido- te amo Junsu… no quiero perderte - su voz sonó quebrada es que todo lo que vivió estando en coma se sintió tan real que se le estrujaba el corazón con la sola idea de ver a su amado sin vida

-no me perderas…porque si dios lo hubiese querido seria yo quien ahora sufriera tu perdida chun…- escondió el rostro en su pecho recordando como los paramédicos hablaban entre si sobre hematomas y fracturas de su novio mientras se dirigían al hospital – fue horrible.. – sus signos vitales iban en picada y sentía que lo perdería incluso por u instante el corazón del pelinegro dejo de latir y junsu sintió que el alma se le salía del cuerpo- casi mueres yoochun – decía y las lagrimas bañaban su rostro estuve tan cerca…pero tan cerca de perderlo que la sola idea le asustaba a morir

-estoy aquí junsu…es como una segunda oportunidad – levanto el rostro del castaño para que lo mirara y viera en la profundidad de sus orbes que no mentía – no llores amor…nuca me ha gustado verte así- lo aferra entre sus brazos sintiendo como también sus propias lagrimas resbalan por su rostro

-te amo – dicen al unisonó entre lagrimas y sus labios se unen castamente ya habrá otro momento en el cual los besos tengan tintes apasionados con matices de deseo y entremezclado con el amor que les une.




-Semanas después –




Una pareja saliendo del recinto de dios, ambos vestidos de blanco, ambos desprendiendo felicidad, amor y dicha de haber unido sus vidas. Granos de arroz caen sobre sus cuerpos entre gritos que piden se besen y otros que les felicitan. Un junsu con el cabello de vuelta a su color natural. Ese tono rojizo que le hace ver tan lindo y adorable a ojos de yoochun y por petición de su chunnie de que no importa el color de su cabello siempre será sexy. El ahora de nuevo pelirrojo toma fotos de la familia que los rodea, toma fotos de ambos mientras se dan un beso frente a los familiares, la madre de junsu toma la cámara y es su turno de ser la fotógrafa de la boda de su hijo. Después de que su hijo y nuero regresen vivirán los tres bajo el mismo techo a petición también de yoochun.

El pelinegro ha vendido su casa para darle la luna de miel que merece su esposo. No irán a la playa en Jeju. Yoochun tiene algo mejor complacer a junsu llevándolo al extranjero más exacto a España, las playas de las catedrales les esperan. No importa si usa todo el dinero su esposo se merece eso y mucho mas. Ya tiene todo preparado y su principal cómplice es la señora kim quien también le ha ayudado con algo de dinero para los viáticos.

La pareja no puede quedarse a la fiesta así que antes de entrar al auto el pelinegro le venda los ojos, el tío de yoochun los lleva al aeropuerto ahí el pelinegro le sorprende y solo puede admirar a su baby sollozando, yoochun le limpia las lagrimas de su angelical rostro. Ambos se despiden del hombre y toman rumbo para abordar su vuelo.

El vuelo ha durado varias horas pero al llegar al hotel donde se hospedaran el pelirrojo decide cambiarse de ropas luciendo una bermuda azul y una playera blanca. Por el otro lado yoochun quiere descansar al menos un rato pero le es imposible cuando su querido esposo comienza su estrategia de caritas lindas y pucheros besables que logran su objetivo y es arrastrado a conocer el lugar. La playa se ve muy distinta a la fotografía que vio en internet la belleza del lugar inexplicable y ver a junsu divertido mojándose los pies es una imagen surrealista.

Han pasado un primer día de casado increíbles, en su primera noche no intimaron sus cuerpos estaban agotados además no sería la primera vez que se entregan al placer que sus cuerpos les brindan. Aquella su primera vez fue en una noche de feria, su baby le hizo esperar por más de treinta minutos mientras esperaba su turno para comprar su dulce algodón de azúcar. Después de eso montaron los juegos y cuando la lluvia hacia acto de presencia empapando a todos los presentes el lugar más cercano fue la propia cas del pelinegro. Esa misma noche se entregaron por primera vez. Sus cuerpos se anhelaban y sus corazones palpitaban al mismo ritmo. Y el clímax del orgasmo le dio a conocer que a partir de ese día no podrían vivir separados uno del otro.

La estancia en Lugo, Galicia llegaba a su fin ya había pasado una semana y ambos jóvenes no querían partir de regreso a casa. Todo había sido mágico desde el comienzo su chunnie le complacía en todo y por la noches las caricias subidas de tono no se quedaban atrás. Mas solo un día mas y corea les esperaba a la vuelta. De regreso en casa su madre le tenía preparado una comida con toda la familia y unos amigos, los cuales preguntaban de su viaje y del lugar a donde habían ido. Otros como changmin solo se la pasaba molestando a yoochun con sus comentarios sobre lo pervertido que es y apostaba a que intimaron en todo lugar que visitaban, logrando un fuerte sonrojo en ambos y es que sí el pelinegro le había hecho el amor en la playa, el hotel, en una casita abandonada, en fin todo lugar que pisaban se convertía en el nidito de amor donde el pelinegro amara a su esposo. Tanto fue el amor que el pelinegro le daba que ya venía en camino el pequeño hanuel porque a junsu le gusto el nombre que el pelinegro le dijera aquella tarde cuando despertara. Su pequeño tenia semanas de haber sido concebido pero hoy le daría la gran sorpresa a su esposo. Durante el viaje había preguntado en el hotel si había un lugar donde pudiera hacerse la prueba y el resultado fue positivo.

Se acerco a yoochun quien se encontraba conversando con su tío, el pelinegro le abrazo por la cintura y deposito un beso en su cabello. Su tío no hizo más que sonreír y se alejo de la pareja.

- Chunnie… - le hablo con voz cantarina mientras depositaba besitos en la boquita de su chunnie

-dime baby – respondía a cada uno de los besos de su pelirrojo

-vas a ser papa – dijo de tajo llevando una mano del pelinegro a su plano estomago

-¿Qué? – fue lo único que dijo el pelinegro alzando a su esposo y girando con el feliz de saber que junsu…su junsu llevara en su vientre el fruto de su amor.

Porque si la vida y dios les dios una segunda oportunidad para que desperdiciarla. Si vivir al lado del pelirrojo le ha dado otro sentido desde la muerte de sus padres. El estar con Junsu le ha demostrado que cada día puede ser mucho mejor.

FiN

2 comentarios:

  1. Ahhhhhhhhhhh que fic mas hermoso ;A;
    sufri mucho u//u al principio Yoochun era muy malo
    Pero despues se dio cuenta que amaba a Junsu*-*

    Me encanto♥

    ResponderEliminar
  2. Ahí ChuuuuNiiiieee¡¡¡ eres increible¡¡¡ siempre me ha encantado este fic. Incliso de fín a principio(^.^) la primera vez que lo leí comense por el final jajaj. Uuyyy ChangMin es tan lindo jajaj fue el casamentero jiji

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD