Why / empty?: Cap. 0

4 comentarios
El primer corto instante (Vol. I)


Por mucho que él hubiera pasado por aquella calle, esta era la primera vez que lo veía allá.
No era que si fijara siempre en las personas que lo rodeaban como para recordar si lo había visto antes. En cambio, ese joven chico tenia una aura completamente diferente a las demás personas. Por lo cual era fácil recordarlo.
Y Yunho no recordaba haberlo visto nunca por allí ...

La calle nocturna parecía iluminar a aquel pálido chico de ropa oscura, al igual que sus cabellos. Ese chico estaba en una extraña postura, en mitad de la algo angosta calle, arrodillado en el suelo, frente a dos chicos, no algo mas mayores que él. Yunho se sentía curioso por aquella escena a medida que se iba aproximando, caminando por aquella misma calle.

Ambos chicos, que estaban en pie, se reían sin parar. Sus carcajadas eran fuertes y burlonas. Uno de ellos dejo caer unas monedas al suelo, y el más pequeño de aquel extraño trió, arrodillado en el suelo, intentaba coger rápidamente cada una de aquellas relucientes monedas.

— Tampoco a sido para tanto ... —  dijo el chico que se encontraba de pie a su compañero —  Ah, pero a sido entretenido — ambos chicos se miraron y comenzaron de nuevo a reírse mientras se iban y dejaban a aquel pálido chico recogiendo con rapidez aquella limosna.

Yunho había escuchado aquel fragmento de conversación mientras caminaba hacia ellos. Y su curiosidad aumento.
Cuando llego justo a ese punto, el pálido chico seguía recogiendo las monedas solo, y aunque no eran muchas, estaban muy dispersas ...
Yunho curioso se inclino y se arrodillo frente al desconocido chico. Agarro una moneda que seguía en el suelo. El chico, de inmensos y rasgados ojos lo miro asustado. Pensaría que aquel moreno chico quería robarle aquella misera moneda.

—  ¿Te ayudo? —  le tranquilizo Yunho ofreciéndole la moneda. Dándole a entender que solo quería ayudar a recoger el dinero, no robárselo.
— No hace falta — le contesto. Yunho nunca había escuchado una voz semejante. Muy suave pero rígida.

Aquel chico tendría la misma edad que él. Aunque a Yunho no se le daba muy bien eso de adivinar las edades, supuso que tendría su misma edad, 17 años.
Por que su rostro era muy fino y suave. Pálido y ojos inmensos, con unos labios gruesos. Su cabello negro cubría parte de su frente, y su ropa negra dejaba al descubierto su delgado y débil brazo.
Yunho hizo caso omiso al "No hace falta" y empezó a ayudarle a recoger las monedas de 100 wones que se encontraban en el asfalto.

— Tendrías que tener mas cuidado —  le dijo mientras le devolvía aquel montón de monedas que había recogido.
—  Lo tengo —  le contesto el chico frunciendo el ceño.
Parecía tener un fuerte carácter, pero Yunho lo había visto bastante débil hacia un rato, cuando parecía ser objeto de burla de aquellos chicos.
—  ¡Jaejoong! — se escucho de pronto la voz de una mujer.
El pálido chico giro su cabeza mirando hacia atrás, donde una mujer algo rechoncha se dirigía con paso rápido hacia ambos

— ¡Ah! No te tires por el suelo.—  le dijo la mujer cuando se aproximo a él. Lo agarro de los hombros y le obligo a ponerse en pie, mientras le sacudía disgustada los pantalones. Tal y como si aquel chico se tratara de un pequeño niño — Mas vale que esas monedas no te las vuelvas a gastar en cigarrillos.—  le advirtió la mujer cuando observo las monedas que tenia en sus manos.

Después dirigió la mirada hacia Yunho, cuando este se puso en pie. Ella se sorprendió — Oh, dale las gracias —  le dijo la mujer al pálido chico, mientras ponía su mano en la parte trasera de su cabeza y le obligaba ha hacer un reverencia con esta.
— Gracias —  dijo el joven chico con la cabeza gacha. Yunho hizo el mismo gesto, y se sintió curioso por aquel joven muchacho, pero consciente de que él se iba a marchar rápido, ya que aquella mujer lo agarraba del brazo y obligaba a caminar.

<<. Jaejoong .>> pensó Yunho. Así se llamaba el joven que acababa de conocer <<. Jaejoong, que nombre tan peculiar para él .>> pensó, pero no estaba seguro de si volvería a coincidir con este. Sin duda había ejercido en él un efecto hipnotizador.
Supuso que aquella mujer que se había llevado a aquel misterioso chico podría tratarse de su madre, al menos así lo parecía en su comportamiento.

Yunho tenia aquel extraño deseo de coincidir de nuevo con él, no sabia que eso sucedería tan rápido ... Al día siguiente ese deseo se hizo realidad.

~~~~~~~

Ambos de sus amigos eran muy escandalosos mientras caminaban por las calles aquella tarde, justo a su lado.
—  Yunho, ¿Decide tu? ¿Quién crees que debería ser el defensa del equipo? —  le pregunto su amigo.
Yunho intento contestar, pero fue interrumpido por la ruidosa voz de su otro amigo:
— Sin duda debería de ser yo — dijo convencido.
— ¿Cómo vas a ser tú? Te digo que eso es IMPOSIBLE —
Ambos amigos empezaron a discutir tendidamente sobre ello mientras caminaban, pero Yunho hacia un rato que se había desconectado de aquella conversación, ya que en aquella misma calle de la noche anterior, se encontraba de nuevo aquel joven.
El chico de cabello negro estaba de pie, apoyado sobre la pared. Parecía tener en su boca una goma de mascar, la cual mascaba con rapidez y hacia un gran globo con ella. Parecía no darse cuenta de la presencia de Yunho, ó quizás ni tan siquiera se acordaba de él.


Yunho paro en mitad de la acera para observalo desde lejos. Impresionado por encontrarlo de nuevo aún creyendo que no lo volvería a ver.
Ese chico era tan misterioso como el día anterior.
—  ¿Yunho? ¿Qué sucede? —  le pregunto uno de sus amigos mientras paraban de caminar. Al observar que Yunho miraba hacia aquel chico, su amigo abrió los ojos de par en par, preguntando — ¿Lo conoces? —
Yunho negó con la cabeza y su amigo suspiro — ¿y tú? —
—  ¿Cómo no lo íbamos a conocer? —  dijo el otro amigo, dando una extraña carcajada
—  ¿A que te refieres? —  pregunto curioso Yunho.
— Bueno, todo el mundo habla de él ... — dijeron ambos amigos al unisono.
— ¿Enserio? —  Yunho se mostraba sorprendido. Aquel misterioso chico llamado Jaejoong, ¿No era tan misterioso? ¿Todos sabían ya de él?
—  ¿Acaso no sabes todas las cosas que dicen de él? ...—


4 comentarios:

  1. Q misterio oculta jaejoong? y que dicen de el??sera q diran q se proatituye o algo asi?
    Waaaa espero actuqlicen gracias

    ResponderEliminar
  2. Joooo como has podido acabar el capitulo asi sin decirnos cuales son las cosas que dicen, espero que lo continues pronto.
    Gracias por el fic

    ResponderEliminar
  3. mi Jae se dedica a la vida fasil!! lo deduje al toque!! seguire leyendo quiero saber que mAS PASA!! gracias

    ResponderEliminar
  4. Esa señora que se lo llevo, para mi. Que no es su mamá, mas bien es la que lo explota. Espero que Yunho lo ayude.

    Gracias!!!

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD