Baby, can you feel my love? - Cap. 4

6 comentarios
Al día siguiente desperté como a las once de la mañana pero aún así no tenía energías para levantarme y continuar con lo que restaba del día, mientras miraba el techo de mi habitación intentaba asumir que todo lo ocurrido ayer era realidad y no un sueño como intentaba creer. Poder verlo y hablar con él era lo que esperaba en todo este tiempo y todo salió muy diferente a como lo había imaginado.

No sé que me sorprendió más si haber encontrado a Jaejoong al frente de la ventana como una aparición fantasmal o su propuesta de viajar a Seúl que por cierto aún no había aceptado. Prometí tomar una decisión si Jaejoong cumplía en llamarme, necesitaba una motivación que justificara mi largo viaje; mejor dicho necesitaba que Jaejoong hiciera algo esta vez.

**


La única persona a la que podía contarle y pedirle un consejo era Kyuhyun, a veces sentía que dependía mucho de él pero era el único amigo en que verdaderamente confiaba. Tal vez hace cuatro años no hubiera imaginado lo cercano que llegaríamos a ser, si aún estuviera Jaejoong en esta ciudad me pregunto si entre Kyuhyun y yo hubiésemos pasado del rutinario “Buenos días “de todas las mañanas al inicio de clases. Si él no se hubiera acercado a mí posiblemente seguiría con ese pequeño cuadro de depresión. Digamos que Kyuhyun supo llenar muy bien aquel vacío que sentía cuando mi amigo deseando ser una superestrella no contestaba mis llamadas. El cariño que sentía por ambos tenía una pequeña diferencia, no podría decir que mis sentimientos hacia Jaejoong eran solo de amistad.

-¿Qué dices?

-Eso, que lo vi… Estaba ahí. Parado en la ventana de su casa…

Pensé en llamarlo y proponerle a Kyuhyun viajar a Seúl pero antes tenía que explicarle cada uno de los detalles ocurridos ayer. Luego de haberme ayudado tanto para entrar al concierto y presionado para quedarme mientras este duraba no esperaba que estuviera en contra.

-¿Y hablaron? ¿Qué te dijo?

-No vas a creerlo pero… me pidió que viajara a Seúl.

-¿Viajar? –Pareció pensar un momento cual era el verdadero motivo del viaje- ¿Es para otro concierto?

-Si…

-¿Y qué le dijiste?

-Nada, aún no he tomado una decisión

-Pero supongo que tú quieres ir…

-No sé qué hacer…

-No vayas

-¿Qué?

-Que no vayas así de simple

-¿Por qué? Ayer querías que me quedara en el concierto y hoy…

-Lo sé pero si sales huyendo de nuevo y te pones a llorar… además Seúl está muy lejos.

-¿Y si me acompañas? – Intente probar suerte-

-¿Yo? ¿Qué haría yo ahí? Jaejoong te invito a ti y no podría conseguir una entrada para el concierto.

-Puedo encargarme de eso

-Saldría sobrando y no quiero incomodar

-¿Incomodar qué? Kyuhyun me da miedo viajar solo, no sé que voy a encontrar en Seúl; una parte de mí quiere asistir a ese concierto y enmendarme por haber huido y otra no quiere dejarle las cosas tan fáciles a Jaejoong. Cuando me llame quiero decirle que si viajo será bajo mis condiciones y una de esas es ir juntos –Sabía que le estaba pidiendo demasiado a Kyuhyun pero si me acompañaba tal vez no me sentiría intimidado por Jaejoong como cuando lo vi-

-Voy a considerar tu propuesta pero no viajes si no estás realmente seguro, no te aventures si no sabes que es lo que puedes encontrar ¿Entendido?

-Entendido… en caso de que no puedas acompañarme, entenderé.

Antes de tomar una decisión debía solucionar y hacer tres cosas. La primera: la llamada de Jaejoong, la segunda: contar con la compañía de Kyuhyun y la última esperar a que mi madre no se negara a darme permiso. Aquellas cosas no me preocupaban tanto como para dejar de pensar en que haría después de que acabara el concierto. No quería regresar sin antes hablar con Jaejoong, tenía muchas cosas que preguntarle y otras que contarle, mi mayor temor era confirmar que nuestra amistad se había deteriorado por completo.

**





En el transcurso de los días intentaba concentrarme en otra cosa que no fuera en el concierto del sábado, trataba de prestar toda mi atención en las clases pero el mirar constantemente mi celular me decía que estaba haciendo las cosas mal. Mentiría si dijera que por mi mente no paso la posibilidad de enviarle un mensaje, tal vez lo hubiera hecho si no fuera porque sabía que iba a ser ignorado como los otros que anteriormente le envié. Con cada día que pasaba se iban acortando las posibilidades.

Era jueves, a tres días del concierto mientras estudiaba en mi habitación recibí un mensaje de texto a la una de la madrugada; las posibilidades de que alguien quisiera comunicarse conmigo eran pocas, a menos de ser Kyuhyun o algunos de mis compañeros de universidad. Algo desganado tome mi celular fijándome que el número que aparecía en la pantalla no lo conocía o por lo menos no lo tenía guardado entre mis contactos. Abrí el mensaje y sólo basto leerlo una vez para saber de quién se trataba.

“¿Ya tomaste una decisión?” No hacía falta adivinar quién era, sabía que aquella persona esperaba que ya tuviera una decisión tomada pero aún no estaba completamente seguro. Luego de diez minutos y sin saber muy bien que responderle le envié un mensaje.

“Dijiste que llamarías, un mensaje no cuenta” A los segundos de enviar mi mensaje recibí la llamada que había solicitado.

-¿Aló? –Dije en un hilo de voz, aún no podía dejar de sentir los nervios que me causaban oírlo-

-¿Ya tomaste una decisión?

-Todavía…

-¿Por qué no?

Su voz por el teléfono sonaba diferente a la última vez que nos vimos, era más suave y calmada y a la vez algo gruesa y rasposa. Por un momento creí haber retrocedido cuatro años - No es tan fácil, además quería decirte algo. - Este era el momento de proponerle mi primera condición-

-Si es para que vengas… te escucho

-Iré a Seúl acompañado de un amigo…

-¿Con acompañante? Supongo te refieres a la persona que estaba sentada a tu lado en el concierto y luego cuando saliste corriendo fue tras de ti ¿Ese amigo?

Me avergoncé de solo pensar como corría ridículamente mientras él me miraba desde arriba del escenario- S-si se trata de él. Espero que no haya ningún incon…

- No, ven solo

-Es con él o no voy – trate de que mi voz sonara firme-

-Sólo te invite a ti…

- Si es por las entradas podría encargarme de alguna forma

-Ya no hay entradas…

-Entonces si voy con Kyuhyun…

-Tendría que esperarte afuera…

-Y eso es imposible- Claro que era imposible hacer que Kyuhyun me esperara afuera todo lo que durara el concierto. La única alternativa que me quedaba era viajar solo, pensé en alguna otra excusa para no ponérsela tan fácil pero en estos momentos parecía que mi cerebro me había abandonado- Pero viajar solo…

- Iría a recogerte si no fuera porque el viernes en la mañana es el único día que tengo libre y tú estás en clases y yo estaré ocupado toda la tarde hasta el sábado del concierto. Ni que fuera tan difícil, yo lo intente hace mucho y no tenía un lugar donde caer…

-Hace cuatro años…

-Hace cuatro años cuando era nadie…

-Eras mi amigo ¿Eso es ser nadie?

-¿Era? ¿Ya no me consideras uno?

-No lo sé, estas a prueba…

-¿Y desde que momento has estado evaluándome?

-Desde que te vi en el concierto…-Nos quedamos unos segundos en silencio. Escuchaba como Jaejoong murmuraba bajito como si pensara en alguna buena repuesta-

-Uhmm…pues borrón y cuenta nueva. Evalúame a partir de este sábado.

Definitivamente Jaejoong parecía muy diferente a la persona con la que me encontré en su habitación. En este momento nuestra conversación había tomado otro ritmo, tal vez porque al no verlo sus ojos no me intimidaban.

-Sabes que no sólo depende de mí, debo pedir permiso…- Y era verdad, no imaginaba la reacción de mi madre cuando le dijera que viajaría a Seúl y si se enteraba que iba solo, seguramente se opondría.

-Sé que puedes inventar una buena excusa. Dile que irás con tu amigo para que no se preocupe tanto.

-¿En serio quieres que vaya?- Aún no estaba conforme, si en realidad él quería verme el sábado tenía que mostrar más interés y dejarme satisfecho-

-Quisiera…-dudo antes de continuar- verte haciéndolo por mí.

-Tú no fuiste capaz de llamarme, creí que habías olvidado mi número pero estaba equivocado-Hice grandes esfuerzos para no perder el control- ¿Por qué no llamaste? ¿Por qué ahora? Después de cuatro años ya no sé quién eres…

-¿Quieres saber la razón?

Era lo que más quería, una respuesta para todos esos “por qué” –Si…

-Ven y luego que acabe el concierto te responderé todo lo que quieras.

-No sólo eres insistente también sabes cómo chantajear…

-Sólo cuando me conviene…

-No te prometo nada, haré todo lo posible- en realidad estaba dispuesto a hacer hasta lo imposible por pasar un rato más con Jaejoong pero eso es algo que él no debería saber-

-Utiliza hasta el último recurso que tengas ¿Ok?

-Ok… - Dije no muy seguro-

-Un día antes te enviare un mensaje con la dirección del lugar en donde estaré. Ahora debo colgar, nos vemos el sábado.

-Adiós, tal vez nos veamos el sábado…

Lo último que escuche fue su respiración a través de la línea. Deje los libros a un lado sabiendo que no volvería a concentrarme en ellos y me metí en la cama (mi segundo lugar favorito después de la ventana) planeando alguna mentira que pudiera decirle a mi madre. Estaba seguro que si quería que me creyera debía salir con Kyuhyun de mi casa y eso sería añadirle un favor más a la larga lista que llevaba. Por otra parte aunque Jaejoong no haya aceptado mis condiciones fue suficiente que haya mostrado un poco de interés para dar mi brazo a torcer y eso me disgustaba. Intente no dejársela tan fácil pero me deje llevar por un poco de aquel lado terco e insistente que él tenía y yo tanto había extrañado.

**


Tal como lo supuse convencer a mi madre no fue fácil. Dado el poco tiempo que me quedaba no espere mucho y al día siguiente mientras desayunamos le lance la noticia, al principio se negó rotundamente diciendo que no confiaba en mi sentido de orientación y posiblemente me perdería con solo intentar guiarme por las calles de Seúl. La primera mentira fue decirle que Jaejoong me recogería en la estación y de la misma forma me acompañaría a tomar el bus de regreso, aunque eso pareció tranquilizarla un poco no la convencía totalmente, así que no me quedo de otra que involucrar a Kyuhyun. Mi madre accedió cuando le dije que iría acompañado de Kyuhyun, eso sin dejar de poner algunas condiciones como llamarla en cuanto llegara para asegurarle que me encontraba en perfecto estado y la otra que Jaejoong también lo haga.

Inmediatamente después de la plática que tuve con mi madre llame a Kyuhyun para contarle todo lo que tenía planeado. Aunque no estaba de acuerdo con lo que estaba haciendo (Aventurarme sin conocer ninguna calle de Seúl) decidió apoyarme, inclusive accedió a participar de aquel plan que había elaborado. Él tendría que llegar a mi casa a las siete de la mañana con una mochila a recogerme y luego nos iríamos a la estación, aparentemente ante los ojos de mi madre viajaríamos y regresaríamos juntos. Para ella Kyuhyun era una persona que había de confianza y ahora la estaba poniendo en juego si llegábamos a ser descubiertos.

**


Eran los últimos minutos del viernes y me sentía como un día antes del concierto, no podía controlar mi ansiedad y eso no me dejaba dormir. Perdí la cuenta de cuantas veces revise mi mochila cuidando de que aquel mapa el cual no entendía casi nada se encontrara ahí y asegurarme que la ropa que había escogido era la correcta. Habían pasado dos horas desde que me recosté en mi cama intentando dormir cuando mi celular me aviso de un nuevo mensaje.

“Estaré en mi compañía todo el día, llegas a la estación de Seúl y tomas un taxi. Intenta de que no te vea mucha gente y no hables con el taxista, sólo lo necesario”

Esperaba que me enviara el mensaje cuando amaneciera o mientras realizaba el recorrido, pero al parecer le gustaba enviar mensajes en plena madrugada. Leí una vez más el mensaje “Estaré en mi compañía” Eso me facilitaba las cosas, sólo debía decirle al taxista que me llevara hasta el edificio de C-jes .Nunca había estado ahí pero me sabía la fachada de memoria y la dirección donde quedaba así que difícilmente podía ser engañado. No llegué a entender completamente el final del mensaje “no hables con el taxista” Es cierto que los taxistas te sacan plática pero no a llegar a tal punto de decirles que estoy visitando al cantante Kim Jaejoong.

Y sin querer en algún momento mientras imaginaba las cosas que haría en Seúl me quede dormido con el celular en la mano.

**


El reloj marcaba las siete y quince de la mañana cuando Kyuhyun llego a recogerme con una mochila al hombro.

-Perdóname por hacerte venir tan temprano…

-No te preocupes, no hay problema ¿Dónde está tu mamá?

-Justo aquí…

Mi madre aun con el piyama puesto y el cabello desordenado apareció en la puerta detrás de mí.

-Buenos días señora- Kyuhyun la saludo con una sonrisa-

-Buenos días…- Creí que todo marchaba con normalidad hasta que mi madre me hizo a un lado y fue directamente a Kyuhyun posando ambas manos en los hombros de mi amigo- No hablen con desconocidos y mucho menos se suban al auto de cualquiera que ofrezca llevarlos. Tengan el celular prendido en todo momento y llámenme cuando lleguen a Seúl ¿Entendido?-Kyuhyun intercambiaba miradas conmigo y mi madre mientras asentía con la cabeza repetidas veces-

-Mamá voy a Seúl no a luchar en la frontera., quédate tranquila que regresare entero – Le di un beso en la mejilla a modo de despedida y tome del brazo a Kyuhyun – Ahora nos vamos que se nos hace tarde y el bus nos deja.

-Cuídense mucho y no olviden llamar.

-Te llamare, Te amo- Veía como mi madre me despedía agitando su mano, lamentaba mentirle pero no había otra forma de que me dejara ir.

Nos mantuvimos en un incomodo silencio hasta llegar a la estación y sabía que era porque Kyuhyun no estaba de acuerdo. El bus al que debía subir había llegado y no quería irme con esa sensación así que hice lo único que podía hacer, lo abrace y le dije lo mucho que estaba agradecido. Él se dejo abrazar y hasta pude escuchar una leve sonrisa que hizo que todo mi cuerpo se relajara.

-Prometo recompensarte de alguna forma, lo prometo.

-Bastara con que me llames y disfrutes mientras estés ahí. Ahora ve, antes que entre en razón y no te deje tomar ese bus.

-Lo prometo, lo prometo- Lo abrace una vez más y camine hacia el bus, antes de subir lo mire con una sonrisa asegurándole que todo iba a estar bien-

Me acompañaba la misma ansiedad de noches anteriores, mi corazón trabaja más de lo normal y sudaba a pesar de que estábamos en invierno. Con mis audífonos puestos me dedique a escuchar música mientras buscaba algo interesante que ver por la ventana.

No tenía manera de explicar mis sentimientos en estos momentos, por una parte estaba inquieto y deseaba que el camino se hiciera más corto y por otra me sentía apenado conmigo mismo, lamentaba estar haciendo esto por Jaejoong porque sabía que no se lo merecía. Ya era tarde para arrepentirse y ni siquiera tenía la voluntad de negarme a hacerlo, yo sólo quería verlo una vez más.

6 comentarios:

  1. Anónimo5/12/2013

    ashbdakhsd Gracias ... ya quiero saber que va a pasar cuando se vean de nuevo y si le entregara ese regalo a jaejoong .Conti pronto please </3

    ResponderEliminar
  2. Por que tanto misterio Jaejoong??. Gracias por la actualizacion

    ResponderEliminar
  3. Xiao eres la mejor del mundo, por favor no demores tanto en el capitulo 5 siii?????

    ResponderEliminar
  4. Wow conti pliiis onegai esperare con ancias n.n

    ResponderEliminar
  5. Anónimo9/05/2013

    Contiiiii me emcanto y últimamente me gusta el jaemin love

    ResponderEliminar
  6. Quiero actualizacion ahhh amo tanto el MinJae o JaeMin xd quiero a min activo seme xd ❤

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD