Time - Cap. 2

5 comentarios

– Cotton Sugar –
“Otro día, otra noche 
Ambos caminando por nuestro propio camino 
Ahora vivo sin tu amor 
Aun puedo recordar tus parpados temblorosos 
Ahora mi destino me lastima “
THSK – my destiny -

Quiere verlo, tenerle de frente y ver su brillante sonrisa, aquel gesto que le regalaba a todas las personas del pueblo pero que cuando se trataba de su persona, junsu le sonreía demasiado feliz, lleno de contentura porque ha encontrado a su chunnie.

De nueva cuenta llora su pérdida culpándose por completo, siempre pidiendo perdón ante su tumba y recordando las preguntas que junsu le hiciera en relación a su amor y que él respondió con amargura.

-Me amas? – pregunto nervioso por la respuesta que le fuera a dar su marido

-Me case contigo ¿no? – respondió frio

-Acaso es difícil de responder la pregunte que te hice? – preguntaba de nueva cuenta ya con un nudo en la garganta

Su mente le traiciona al pensar en el, ¿Cuánto tiempo ha pasado de su pérdida? Se pegunta a diario, mira el calendario y se da cuenta que está a un día de cumplir seis meses desde aquel fatídico día. Yoochun quiere seguir adelante con su vida pero el recuerdo del pelirrojo le persigue por cada paso que dé hacia el fututo dos pasos más le regresan al pasado, ese pasado donde la muerte de junsu pesa mucho. Recostado en el blando colchón de su cama intenta dormir sin conseguir éxito alguno, no sabe porque cogió la fotografía de junsu y la ha abrazado con fuerzas como si al hacerlo estuviera sosteniendo entre sus brazos al pelirrojo es un calmante para su afligido corazón, con un solo pensamiento el sueño le vence y de sus labios la palabras brotan como una alabanza a dios porque le regrese al hombre que ocupa su mente.

-----------------------------------------------Flash back -----------------------------------------------------

Cinco años atrás.

-Yoochun-ah! Rápido! – gritaba un joven pelirrojo apurando al pelinegro a que se diera prisa, había feria y por ende algodones, dulces y suaves algodones de azúcar con diversos tamaños y formas, le fascinaba ver como el encargado del puesto lograba crear con azúcar una flor o un enorme corazón – yoochun si no te das prisa no alcanzare un rico y grandototote algodón! – decía mientras inflaba las mejillas en un adorable puchero y haciendo énfasis en sus palabras

-Es temprano, además estas bastante grandecito para seguir comiendo cosas de niños – soltó con un dejo de molestia, acaso junsu no podía dejarlo un día en paz además el estaba bastante concentrado en la preciosa joven de cabello castaño y exquisito cuerpo, pero como si el destino estuviera en su contra el pelirrojo llego a interrumpirle cuando se preparaba a besar lo rosas labios de la chica y sin pedir una disculpa por molestarlo en plena faena de seducción junsu le tomo del brazo arrastrándolo a la pequeña feria.

-No me importa lo que digas yoochun – contesto molesto, si no hubiera llegado en el momento indicado su chun estaría lleno de babas de aquella flacucha, junsu podrá parecer inocente pero cuando se trata del pelinegro sus instintos le dicen que su amor está en peligro le protege a capa y espada sin contemplar el hecho de si yoochun le ama – además dices eso porque tienes envidia de que yo comprare uno y tu no – comenta de forma infantil y le saca la lengua para después echarse a correr en dirección al puesto de algodones. Yoochun solo le ve partir caminando sin prisa viendo a su paso cada puesto de la feria, saluda a uno que otro amigo y les guiña coquetamente a las chicas que pasan a su lado enorgulleciéndose cuando estas sonríen o se sonrojan.

La fila para comprar era inusualmente larga que uno llega a pensar “de cuando a la fecha un algodón de azúcar es tan popular” si quienes lo consumen en su mayoría son niños. Niños y adultos esperaban pacientemente su turno el hombre que hacia tan delicioso dulce tenía en su variedad figuras de distintos tipos, estaban los algodones normales que puedes pedir en rosa, azul o amarillo hasta una flor o corazón e incluso el hombre tenía la habilidad de manipular el azúcar y formar un perrito aun si la figura deseada no estaba en la lista el amable señor intentaba crearla. Junsu miraba a lo lejos con entusiasmo al hombre, quería que su turno llegara rápido.

Cerca de treinta minutos en la fila junsu logro obtener su azucarado dulce en forma de corazón, su sonrisa indicaba que estaba más que contento tenía un rico algodón de azúcar además de la compañía del pelinegro al cual ama y del que espera obtener un gesto más cariñoso que esas cejas arqueadas y el labio fruncido porque el pelirrojo no le deja en paz que a junsu quisiera besar porque sin darse cuenta con cada gestos e intento por alejar al pelirrojo lo único que provocaba era enamorarlo más de su persona confirmando aquellos dichos de que su amor es apache. Por otro lado lo que más quiere yoochun es conocer a una linda joven o un atractivo muchacho para compartir más que un beso. Todos en el pueblo conocen a la perfección la fama del pelinegro aunque nunca le hayan visto en plena faena saben por los comentarios de sus hijos cuan seductor llega a ser yoochun cuando se lo propone además de también todo el pueblo conoce sobre los sentimientos del pelirrojo y solo esperan a que yoochun se anime y le dé tan solo una oportunidad porque todos creen que junsu es el indicado para yoochun.

Caminaban por toda la feria junsu era quien pagaba en cada juego el primero al que subieron fue al carrusel ya que al pelirrojo le encantaba por su parte yoochun no subió con el, para el pelinegro subir a ese juego mecánico era más que infantil así que solo se limito a ver al pelirrojo que le saluda en ese momento con una radiante sonrisa mientras sostiene con fuerza su delicado dulce para que no se le cayera.de allí montaron un juego de velocidad que tenia al pelinegro al borde del colapso giraba tan rápido que el estomago se le había revuelto en cambio el castaño reía por las caras que hacia su acompañante mientras tanto el conductor del juego sostenía el algodón de azúcar del pelirrojo, el hombre no se puedo negar a ese junsu que le miraba con una carita tierna para que aceptara cuidarle su algodón. Junsu parecía un niño pequeño ante tal petición que hacía a él fortachón hombre.

Esa noche fue divertida para ambos y no es que las anteriores no lo hayan sido pero es que convencer al pelinegro era una tarea difícil pero al final junsu era quien lograba que el pelinegro se relajara y disfrutara del momento. Donde solo ellos dos existían y aunque yoochun no lo supiera o no se haya dado cuenta su corazón poco a poco se impregnaba de junsu. Pero su testarudo corazón no quería aceptarlo y es que las personas a veces son tan ciegas que prefieren hacerse de la vista gorda a aceptar tan cálido y bello sentimiento como lo es el amor.

--------------------------------------------fin flashback -----------------------------------------------------

Despertó de su agradable sueño o mejor dicho su regreso al pasado, recordó esa noche de feria y su corazón se estrujo ante el recuerdo del pelirrojo.

-Junsu….- suspiro – te comprare un algodón de azúcar – sonrió tristemente - pero estoy seguro que en el cielo eso es lo que has de comer todos los días ¿no? – su sonrisa se volvió aun más débil y sus ojos se inundaron de lagrimas que sin poder contenerlas bajaron por sus mejillas.

Esa tarde el tío de junsu pasó a buscarle y le llevo a casa del pelirrojo ya que harían una pequeña ceremonia en honor a junsu. En ella se encontraba su familia hasta los parientes que Vivian en la capital en otras partes de país. Camino hasta el altar donde descansaba la foto del pelirrojo y jadeo de dolor como un animal herido. El dolor se extendió por todo su cuerpo y de golpe cayo arrodillado llorando una vez más por la muerte de su escandaloso esposo. La madre de junsu corrió hasta el quedando a la misma altura y le abrazo porque para ella yoochun era considerado como su hijo, todos los presentes bajaron el rostro acongojados por la tristeza de aquel pelirrojo y esa madre que le abraza para reconfortarlo.

“La partida de aquel ángel pelirrojo ha sido más que dolorosa y triste….se ha llevado con ella la vida de yoochun”

Ya un poco mejor madre y yerno miran el altar donde la ofrenda ofrecida a su difunto muestra todos los platillos que al pelirrojo le encantaban incluso en ella hay un algodón de azúcar en forma de corazón, lo que hace a yoochun sonreír porque alguien le ha robado su idea. La familia decide no hablar de junsu pues es están difícil que solo prefieren dar sus respetos y sonreírle a la imagen. Ya cuando todos han partido la madre de junsu le pide al pelinegro pasar la noche para hacerle compañía se siente tan sola y sin rumbo puesto que su hijo era quien le daba la fuerza para seguir adelante mas a hora sin el todo es como un túnel oscuro al que no alcanza a vislumbrar la luz que indique la salida.

La señora kim le ha dicho que duerma en la habitación de su ángel y yoochun no ha puesto ningún pretextos para no hacerlo, al solo cruzar la puerta el olor de junsu aun se percibe y es que su madre para no olvidarlo cada día esparce por toda la habitación la colonia que junsu usara. Yoochun como si fuera la primera vez que ingresara a la habitación del pelirrojo admira las fotografías que el pelirrojo tomase en vida y sus ojos se clavan en lo que hay sobre la cama. Un muñeco de peluche con la forma de micky mouse aquel que el pelinegro había ganado para la prima del pelirrojo peor que al final junsu se apoderaría de él.

Con lentitud cambia sus ropas por la piyama que no es más que un pantalón deportivo y una playera vieja. Toma el muñeco y lo coloca a su lado, un gran bostezo sale de su boca y como si estar en el cuarto de junsu fuera un aliciente para su intranquilo corazón le sueño le vence llevándolo de regreso a su pasado donde puede estar junto a él… cerca de junsu.

--------------------------------- flash back ---------------------------------

Así como cada año la feria regresaba a la villa, las personas les esperaban alegremente ya que era algo nuevo en ese tranquilo lugar. A todos les encanta que la feria haga su arribo entre música y un pequeño espectáculo de lo que habrá en el circo que este año les acompaña. Los niños no caben de la emoción y ya les piden a sus padres les lleven quieren ver a esos monos caminar sobre pelotas, a los french puddle haciendo graciosos actos y a esos payasos que a más de uno hacen reír hasta llorar.

También ese año alguien más aparte de la feria visita la villa y es una hermosa joven de cabello castaño largo que le cubre la mitad de la espalda, su piel blanca y ojos caramelo que lo único que provocan son suspiros de joven es que han caído ante la belleza de la muchacha incluido yoochun, quien fue el primero en verla y ya ha comenzado como seria su vida a su lado, y es que si, yoochun considera esto “amor a primera vista” y que la muchacha le sonría y se sonroje cuando el pelinegro le guiñe solo comprueba que para ella él es de su agrado. Ningún repara en ese pelirrojo que les ha presentado y que todos incluyendo ella saben del enamoramiento de junsu. Su prima min ah ha vendo de visita ya que sus padres viajaron al extranjero y la madre de junsu amablemente se ofreció para cuidarla. Junsu y ella se llevan bien, no al grado de ser los mejores amigos pero tratan de que su estancia sea agradable y tranquila.

Como una vez mas junsu a arrastrado a yoochun hasta la fila de los algodones, comprueban una vez más que el hombre en cada visita que hace es más popular y sus habilidades son aun mejores ya que entre sus nuevos diseños se encuentra un cono de helado. Junsu hace pucheros a cada tanto mientras yoochun sonríe a esa joven que le mira desde el carrusel esperando por su turno. Y sin que junsu se dé cuenta el pelinegro ha corrido hasta llegar con min ah para así abordar los dos en ese juego que yoochun considera infantil pero estando con la joven es romántico y un bello recuerdo que atesorar para después.

El pelirrojo por fin a obtenido su preciado dulce y es cuando se da cuenta que su amado yoochun no está donde siempre así que emprende la búsqueda encontrándolo por fin en la fila del lago del amor aquel juego era solo para parejas y yoochun estaba allí junto a su prima ambos tomados de la mano y sonriendo tontamente. Sus ojos comenzaron a picarle y en cámara lenta su algodón cayó al piso cuando los rostros de la pareja se unieron en un sutil beso. Ninguno se dio cuenta pero esa fue la primera vez que yoochun le rompió el corazón a junsu, el turno de yoochun y min ah llego y ambos se perdieron en ese lago en el que junsu se imagino subir un día tomado de la mano de yoochun pero ahora esos sueños se veían lejanos. Con el rostro empapado en lágrimas el pelirrojo corrió a casa y se encerró en su habitación, su madre preocupada tocaba a la puerta de este pero como junsu no quería abrirle saco su llave maestra y entro en la habitación de su hijo encontrándolo envuelto entre la cobija hecho un ovillo llorando como nunca lo había hecho. Su madre comprendió al instante que aquel llanto se debía a una sola persona “yoochun” y también comprendía que el tercer involucrado no era más que su sobrina, ya que había notado como ambos jóvenes se buscaban con la mirada. Esos dos habían formado un lazo en el que junsu era quien sufriría por el desamor de yoochun.

A la mañana siguiente durante el desayuno min ah sonreía más de lo normal, junsu solo contenía sus irrefrenables ganas de llorar y su madre solo suspiraba no sabiendo si preguntar o no a min ah el motivo por el cual estaba tan feliz sin causarle más daño a junsu.

-Yoochun me ha pedido ser su novia- dijo a joven sin que nadie le preguntara mirando de reojo a su primo – y yo he aceptado más que encantada

-Oh! Qué bien min ah, pero ya sabes que yoochun es un Casanova – decía su tía para desanimarla un poco

-Pero yoochun me ha dicho que soy la única a quien se lo ha pedido, quiere decir que soy muy especial para el – remato con esas palabras y junsu salió de golpe de casa con las lagrimas mojando sus mejillas, su prima rebosaba de felicidad y el estaba hundido en una gran tristeza. Yoochun era su primer amor desde que lo conoció supo que quería estar a su lado para siempre y ahora se venía a enterar que su prima ocupaba el lugar que a él le pertenecía. A sus diecisiete casi dieciocho años junsu no ha tenido novio tampoco ha besado y por lo que él sabe yoochun esta en las mismas bueno hasta la noche anterior que lo vio besando a min ah. Junsu ha logrado que todo este tiempo yoochun no pueda besar a nadie para que el sea el único dueño de sus besos, sonara egoísta pero para junsu todo se vale y ha llegado a tiempo a todas esas ocasiones donde yoochun está a punto de besar los labios de otro u otra que no son los suyos.

Han pasado siete largos días donde junsu tuvo que enfrentar la realidad cuando a mediados de semana yoochun les visito solo para obtener el permiso de la mama de junsu para salir con min ah cosa que a la señora kim no le agrado mucho pero debía aceptar. Junsu ya no buscaba a yoochun y el pelinegro parecía feliz por eso, ya que así tenía más tiempo para su linda novia y todos en la villa miraban sorprendidos a la pareja de jóvenes y cuando junsu caminaba por las calles las miradas iba hacia su presencia, escuchaba los murmullos de las personas y que se debían a el noviazgo de yoochun y min ah, también noto las miradas de lástima que le daban por lo que al final termino de vuelta en casa, ya no salía a ningún lado ni siquiera volvió a ir a la feria que aun permanecía en la villa, no quería encontrarse con ellos, junsu acepto que yoochun nunca seria para él. Pero que necesitaba tiempo para olvidarlo y enfrentar las cosas como son.

¿En cuánto tiempo se puede olvidar a una persona?

Junsu aun no conoce la respuesta a casi dos meses de relación, el pelirrojo aun sufre y es que yoochun esta tan arraigado en su corazón que por más que intente no lo olvida ni un poco. Su prima le echa en cara todas las cosas que el pelinegro hace por ella. Junsu solo desea que llegue el lunes para que las clases comiencen y así perderse entre tareas, proyectos y dormir. La señora kim sabe cuánto duele el no ser correspondido por eso deja que junsu a su manera olvide a él pelinegro que ahora está con su sobrina en la sala, ambos platicando sobre los profesores. Los tres van a la misma universidad solo que en carreras diferentes mientras junsu escogió artes visuales, yoochun y min ah han optado por música siendo la pareja estrella de la facultad. Junsu no se queda atrás ya que es un as de la fotografía y sus maestros están más que orgullosos de sus habilidades y de su forma de ser , porque junsu aun conserva ese rasgo infantil en sus acciones que solo en presencia de de los otros dos desaparece dejando ver a un junsu sumido en sus propios pensamiento. Y así el lunes da paso a otro día de clases junsu amina hasta la salida del pueblo que no está a más de un kilometro mientras ve pasar el coche de yoochun el cual se detiene metros más adelante y camina en reversa hasta llegar a su lado.

-Junsu, sube – le dice el pelinegro dándose cuenta que el pelirrojo se ha cortado su cabello, hace días que no le ve incluso cuando está en casa del pelirrojo, junsu no baja para nada – el autobús tardara en llegar mejor ven con nosotros

-No, gracias – es lo único que le pelinegro responde y sigue su camino divisando a lo lejos el autobús que le lleva a la universidad, corre lo más rápido que puede y la brisa del auto del pelinegro alborota su cabello pero no le toma importancia. Cuando por fin ha llegado a su destino hay una multitud gritando y chiflando así que se acerca y observa como yoochun abraza efusivamente a min ah, besa los labios rosas de la muchacha partiendo ambos hacia el edificio de su facultad. Junsu escucha los comentarios de sus compañeros que dicen que yoochun le ha pedido a in ah vivir juntos y en lo afortunado del pelinegro de tener tremenda belleza a su lado. Y así como llega junsu se va tomando el bus de regreso a casa donde su madre le espera con los brazos abierto para consolarlo.

Sin embargo varios días después sumido en la tristeza que le embarga por la unión de yoochun y min ah se entera que su prima ha roto con el pelinegro y este se encuentra desolado por la repentina acción de su amada cosa que junsu lo toma como una nueva señal. Decir que junsu a tenido suerte es mucho ya que apenas como le dirigió la apalabra al pelinegro, el otro molesto le advirtió que no se le acercara si peros alguno junsu acepto comprendiendo que yoochun necesita tiempo para recuperarse. Mientras tanto min ah les ha avisado que se marchara al extranjero donde residen sus padres, estudiar en otro país le dará mayor oportunidad en un futuro y así parte de la pequeña villa dejando al hombre que alguna vez amo pero que ahora lo veía como un estorbo en su carrera.

El pelinegro ha empezado a beber de manera exagerada quedando inconsciente en varias ocasiones sintiendo que algo tuvo de culpa para que min ah le haya abandonado, pero que el n tuvo nada que ver en ese asunto su ex novia llevaba días o quizá semanas tratando de encontrar la manera de terminar con el pelinegro porque el amor que un día existió por yoochun se esfumo cuando el joven de ojos azules le miraron quedando prendada de su mirada y aquellos coqueteos que terminaron en la habitación de un hotel y que a la partida de aquel joven min ah decidiera seguirle para así estar junto al hombre que ahora llama “el amor de su vida”.

En cada borrachera de yoochun el pelirrojo le acompaña no bebiendo claro, sino estando a su lado en completo silencio mientras observa las facciones de su amor platónico. Junsu encuentra facsinado como el pelinegro a cambiado ya no luce como aquel joven Casanova que pretendía cualquier chica o chico bonito sino que su apariencia es mas la de un hombre que aprendió de la vida lo duro que es vivir sin la persona que te complementaba y hacían tus días diferentes. Suspira embelesado cuando yoochun le da un sorbo a su trago y su manzana…esa bendita parte de su cuerpo que le atrae de sobremanera se mueve de arriba abajo cuando el liquido ha pasado por completo. El pelinegro está enterado de su acompañante sabiendo perfectamente que por más que le trate mal junsu no se va a ir de su lado. Que el pelirrojo se convertirá en su martirio de nueva cuenta, volverá a acosarle, le buscara como antes de conocer a min ah y no lo quiere a su lado, porque no quiere lastimar al pelirrojo solo por despecho. Yoochun ha tenido una idea “acostarse con junsu” solo por diversión, sabe también que el pelirrojo esta coladito por él y que si tan solo se lo insinuara junsu aceptaría.

-Yoochun, vamos a casa ya tomaste demasiado – la voz de junsu le saca del trance admirando de arriba abajo el cuerpo del pelirrojo y notando como las mejillas de este se colorean de un carmesí. Y solo asiente dejando el vaso sobre la barra y sacando unos cuantos billetes de su cartera para pagara.

Minutos más tarde ya se encuentran en la habitación del pelinegro quien se encuentra tirado sobre la cama, la cabeza le da demasiadas vueltas debido al alcohol además el alcohol en su sangre le comenzaba afectar en una parte al sur de su anatomía y que un junsu sonrojado se dio cuenta así que con cuidado y casi a ojos cerrados trataba de quitarle la ropa para que yoochun durmiera, la labor no fue fácil pero tuvo éxito dejando al pelinegro tan solo en ropa interior, más al levantarse de la cama el pelinegro le tomo de la mano jalándolo hasta estamparse contra su pecho. Sintiendo en las palmas de las manos la tibia piel del pelinegro y en su vientre el falo completamente despierto. y el mundo como lo conocía junsu cambio radicalmente cuando la habida boca del pelinegro hizo posesión de sus labios, el pelirrojo podía sentir el sabor del alcohol en su propia boca y las manos del pelinegro bajando a su cintura y otra a su trasero acariciándolo descarada y para nada cariñosamente.

Junsu no sabía cómo librarse yochun le tenía firmemente agarrado de la cintura, el miedo de que su primera vez fuera dolorosa le aterraba pronto las lagrimas bajaron por su rostro pidiéndole casi en un ruego a yoochun que no siguiera fue de esta manera que el pelinegro paro toda acción percatándose del miedo del pelirrojo y le abrazo por primera vez transmitiéndole en esa sutil acción que no seguiría, que confiara en él y también pidiéndole perdón. El llanto de junsu fue cesando hasta quedarse completamente dormido minutos mas yoochun le siguió a ese mundo donde cada uno sueña con que su más ferviente deseo sea cumplido.

--------------------------------- fin flashback ---------------------------------

Sus ojos se abrieron con pesadez y los sucesos del día anterior vinieron a su mente recordando que se encontraba en la cama del pelirrojo, volteo su vista al portarretrato donde un junsu sonriente abrazaba un oso gigante de peluche regalo del pelinegro cuando después de esa noche junsu tomara por entendido que ambos ahora eran pareja .

-Tu primer beso no fue nada romántico…junsu - expreso con culpa porque en una ocasion min ah le había contado que el pelirrojo quería su primer beso frente a la puerta de su casa con las estrellas presenciando tal momento y muchas palabras cursis de amor que le diría yoochun porque si, min ah sabía bien que junsu amaba a yoochun con locura que esa fue la razón por la cual la joven decidió acercarse al pelinegro tan solo para molestar a su primo pero quien le diría a ella que se enamoraría de ese hombre y más tarde lo abandonaría – no pensé que te había quitado esa ilusión….que también corte tus alas cada que pedias un poco de amor pero junsu ahora lo sé – suspira y sus labios comienzan a temblarle por las ganas de llorar – junsu…hoy que tu ya no estás…hoy que lloro día a día por ti…por tu partida…hoy en esta habitación…la tuya….hoy por fin he comprendido que te amo y que ahora lo único que quiero es tenerte a mi lado – cubrió con ambas manos su rostro mientras sus lagrimas caían por los costados empapando la almohada mordiéndose el labio para acallar sus sollozos.

Porque la vida le había ofrecido desde el principio a un pelirrojo que lo amaba y daría todo por el más sin embargo yoochun no vio al pelirrojo y tampoco aprecio sus sentimientos. Porque al final uno no ve lo que tiene hasta que lo pierde. Y con ansias y desesperación ruega a los cielos a todos los dioses que puedan existir que le devuelvan lo más preciado que ha tenido en toda su jodida vida. Yoochun solo quiere aunque sea un minuto con el pelirrojo para decirle todo aquello que recién ha descubierto, desea decirle con todo el corazón.

“ Junsu ah… te amo~ “

5 comentarios:

  1. Anónimo5/05/2013

    Amo a Yoochun con toda mi alma, pero sinceramente este fic me ha desgarrado el alma. yoochun no fue malo pero con intencion o sin ella dano muchisimo a Su.
    no quiero q sufra pero creo q es lo justo.
    ahora no se q va a a pasar, regresara Junsu del mas alla?......
    si regresase me gustaria q Junsu regrese dstinto, renacer en alguna parte del mundo y se vuelva a encontrar con Yoochun pero q sea indiferente a el.
    estoy siendo mala y se q Yoochun esta sufriendo mucho x q recien se viene dando cuenta q siempre amo a Su.......pero lo q sufrio Junsu y sus ilusiones rotas me resultaron mas dolorosas.
    pdta:: malditaMin ah...........la odio! maldita desgraciada, .......ojala y la hayan hecho sufrir mucho!



    habra otro capi cierto!? ojala no demoren en subirlo......
    Yosy park!

    ResponderEliminar
  2. Anónimo5/07/2013

    woooo que pena me da pobre Junsu tanto que sufrio... waaa... y el tarado de Yoochun recien se da cuenta que tambien le queria... ahhh espero ver como seguira esto... aunque CON Junsu muerto... pero como es fic todo puede suceder no?
    gracias y estare al pendiente!

    ResponderEliminar
  3. Tarde! Tarde! Tarde! Yoochun tenia que pasar por la ausencia de Junsu, su pérdida, para recien darse cuenta que si lo amaba. Tan despacito le llego el entendimiento? Después de todo lo que lo hizo sufrir.

    Me dio pena por todo lo que tuvo que pasar Junsu, la traición de su prima, el desamor, que lo tomaran como paliativo en medio de una borrachera para olvidar.


    Le tendría que haber aparecido antes un competidor a Yoochun para no llegar a un Junsu muerto para recién ahí, descubrir ese amor que quedó trunco.

    ResponderEliminar
  4. oh corazon mio, Yooochun ahora si que sufres amargamnete y no sabes cuanto lastima imaginarte en tal situación. Pero realmente fuiste cruel con Junsu y no puedo evitar pensar que siempre pasa asi, Nadie valora lo que no le ha costado obtener y Jinsu se dio todo a ti. Ojala y este sufrimiento sea el purgatorio de este remordimienro que sientes al no darte cuenta de lo mucho que lo amabas, y si de alguna manera se reencientran en esta u otra vida puedas valorarlo. aiigoooooo que historia hermosa que me ha hecho llorar y sentir tantas emociones. Si mas adelante pasa ojala y te toque luchar por ganar su corazón. Te amo Yoochun y Dios lo sabe pero creo que seria una muy biena leccion para el corazón. Felicitaciones a la Autora.

    ResponderEliminar
  5. Dos años y contando... Chunsadycta sigue moquenado con los fics que tienes tanta emocionalidad en ellos. CHUNNIE NO LLORES AMALO HASTA CON LOS DIENTES.😢😢😢

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD