The Secret Code. Detective Agency: "Bad Wolf" - Cap. 1

0 comentarios
Shim Changmin se reclinó en su silla y miró sus notas con fastidio. La cinta que Kangin le había enviado estaba en la esquina de la mesa, siempre y cuando no lo tocara no podía oír a la niña llorando. A pesar de lo que dijo Yoochun, él sabía que la cinta pertenecía a la niña lobo perdida ¿Quién más estaría llorando de dolor? La única cosa que hizo cuestionar su juicio que Yoochun no sintió ningún olor de la cambia—formas en la cinta.

«Es un rompecabezas».

—Sí, lo es—. Respondió al gato negro acurrucado en la almohada al lado de su silla.

Xia sacudió su larga cola cuando acicalaba su pelaje negro en movimientos largos y lánguidos. Cuando abrió las piernas para lamer sus genitales, Changmin se dio la vuelta.

—¿No puedes hacer eso en otro lugar?

«Estás celoso porque soy articulado». Se burló el gato.

En búsqueda de una distracción, volvió su atención de nuevo a sus notas dispersas. Nada tenía sentido ¿Dónde había ido Yoonmi? Yoochun había hablado con sus contactos y pero la mayoría de ellos no sabían sobre el tema o no querían relacionarse con él, por otro lado, la bruja seguía quejándose con todo el mundo del sobrino de Wonyoung no había cumplido la promesa que tenía pendiente con ella. Los rumores sobre el nuevo detective que había roto la maldición de la bruja y que recuperado eran bien conocidos entre la gente que preferiría evitar.

Changmin deseaba poder interrogar a los hombres lobo, en especial a la madre de Yoonmi y ex esposa del lobo alfa. Por lo poco que Kangin había dicho a Changmin a su alrededor, parecía la principal sospechosa. El alfa se mantenía insistiendo que los cambia–formas nunca le harían eso a una niña, pero Changmin tenía sus dudas. La madre de Yoonmi tenía dos hijos de un matrimonio anterior, con la edad suficiente para luchar por ser el líder. Incluso Kangin había admitido que estaba hambrienta de poder ¿Qué mejor manera de reducir al alfa que aplastar su espíritu? Kangin negaba que su manada tuviera algo que ver con la desaparición de Yoonmi, pero Changmin notó que el alfa no había pedido ayuda a su manada en la localización de la niña perdida.

Suspiró mientras miraba la minúscula cantidad de información que tenía para trabajar. Si el caso no hubiera involucrado una niña, Changmin habría pasado de tomarlo. Sin embargo, no podía negarse a ayudar a una persona, obviamente, con el corazón roto, aunque fuese un hombre lobo.

Por desgracia, este nuevo trabajo no hacía nada para ayudar a fomentar una buena reputación entre la población humana. Hasta ahora los paranormales eran los únicos interesados en los servicios de Changmin.

Un golpe en la puerta llamó la atención de Changmin lejos de su inútil empeño.

—¿Sí? —Changmin gritó.

Un gran hombre corpulento con el pelo saliendo de cada lado visible pisoteó en la oficina de Changmin. Vestía un traje de lo más elegante pero mal ajustado, pensaba que si él fuera tan grande, todo estaría hecho probablemente a medida.

—¿Eres Max Changmin?— Le preguntó con una voz tan profunda que Changmin creyó sentir el suelo vibrar bajo su silla.

—Sí—. Se levantó para saludar a su invitado. El hombre-criatura-ser-loquesea parecía ser un poco lento en el departamento de coordinación muscular, así que la confianza de Changmin creció al darse cuenta de si las cosas se ponían violentas, él podría huir del edificio antes de que el visitante lo alcanzara—¿Puedo ayudarte en algo?

Xia silbó desde su percha.


«Troll»

Changmin nunca había conocido a un troll antes. Fascinado, observó a su visitante con abierta curiosidad. Sabía que los trolls nunca dejaban sus puentes. Por supuesto, lo que sabía de trolls podría meterlo en el capacillo de un brownie.

—Necesito algo—. El troll habló con lentitud, arrastrando las sílabas, como si cada palabra tuviera que ser drenada de su alma. Con todas las cosas diferentes que podrían ser atrapadas debajo de un puente pasaron por la mente de Changmin ¿Qué cosa podía hacer que un troll saliera de su puente para buscar ayuda de un detective humano?

—¿Cómo puedo ayudar? —Le preguntó neutral. Quería arreglar lo que molestaba a su visitante y enviarlo de regreso a su camino. No ayudaría a la reputación de su negocio que cualquiera pudiera detectar a otro ser–no–humano vagando en su oficina.

—He oído que resuelves los problemas de la gente—.El troll frunció el ceño como si Changmin fuera el lento en esta conversación.

—Lo intento ¿Por qué no me cuentas lo que sea? No soy más fuerte que tú, así que dudo que sea de mucha ayuda—. Changmin esperaba que el troll captara la indirecta y se fuera.

El troll levantó sus manos enormes, del tamaño de las bandejas de servicio

—Está vivo.

La mente de Changmin se congeló mientras se preguntaba qué clase de criatura hacía que un troll no pudiera ahuyentar de su casa.

—Hum ¿Qué tal un exterminador?

—Yo no quiero matarlo. Es sólo un bebé.

Changmin pensó en discutir más, tal vez sugiriendo servicios infantiles, pero probablemente sería mejor si iba a ver lo que el troll estaba hablando antes de dar más consejos. Su visitante no parecía que entendiera mucho.

—Bueno, voy a ir a ver—¿Qué otra opción le quedaba? El troll no parecía que dejara la casa de Changmin sin obtener ayuda.

—Yo pago primero—. Anunció el troll. Sacó una pequeña bolsa de terciopelo de su bolsillo y dejó caer el pago sobre el escritorio de Changmin.

La bolsa cayó con un tintineo metálico alto.

Curioso, Changmin abrió el cordón y miró dentro.

Oro. Decenas de monedas de oro llenaron la bolsa pequeña.

—Esto podría ser demasiado—.Changmin titubeó. Estaba casi seguro de que podría comprar toda la calle con la riqueza contenida en la pequeña bolsa, pero no quería herir los sentimientos del troll.

El troll no hizo ningún movimiento para tomar la bolsa de oro.

—¿Podemos decidir un precio después de ver lo que usted necesita hacer? —Changmin ofreció diplomáticamente.

—Está bien—. El troll estuvo de acuerdo.

Changmin le devolvió la bolsa llena de oro.

—Eres un buen hombre, Changmin— el troll le dio una amplia sonrisa con dientes

—Uh, gracias—. No quería aprovecharse de una criatura que parecía tener sólo la comprensión de un niño pequeño. Probablemente incluso menos que algunos de los niños inteligentes que había conocido en el pasado.

—Hey, Changmin—.Yoochun entró en la habitación. El vampiro se quedó inmóvil, tan pronto como vio al visitante de Changmin—¿Shindong? ¿Qué estás haciendo aquí? —Le preguntó al troll.

—Yoochun— El troll sonrió a Yoochun—.Pensé que olía un vampiro.

Changmin se había olvidado de que los trolls estaban relacionados con los gigantes y tenía un sentido del olfato avanzado

—¿Conoces a este troll?

—Shindong vivía bajo el puente de mi casa hace algún tiempo— dijo Yoochun.

—Muy buen puente. Ellos lo derribaron por uno nuevo— Shindong arrugó la nariz llena de baches con disgusto.

—¿No te gusta el nuevo puente? —Changmin se preguntaba cuáles eran los criterios para un puente perfecto para un troll. Shindong volvió su atención de nuevo a Changmin. Decidió que su curiosidad podía esperar —. Shindong me está contratando para quitar algo de debajo del puente— anunció Changmin.

—¿En serio? —Levantó una ceja ante la noticia.

Changmin podía decir que Yoochun estaba tratando de leer su mente y saber los detalles.

—Bueno, no vamos a perder el tiempo. Quitemos las plagas de Shindong— dijo Yoochun alegremente.

Changmin abrió la boca para decirle a Yoochun que no necesitaba venir, pero una mirada penetrante de su amante le había cayado su lengua. El vampiro obviamente no quería que Changmin fuera solo. Por desgracia, Yoochun era obsesivamente protector, Changmin no sabía si Yoochun sospechaba que algo peligroso estaba esperando, o si la obsesión del vampiro había tomado nuevas alturas.

Changmin siguió al troll fuera de la puerta y por la calle.

—Uff— un peso aterrizando en su hombro empujó el aire de sus pulmones.

«Shhh. No soy tan pesado» El familiar le regañó.


«Dice el gato que no va a comer nada por mucho tiempo» bromeó.

Xia clavó las garras en el hombro de Changmin y envolvió su cola gruesa alrededor de su cuello para mantener el equilibrio.

«Si me ahogas hasta la muerte, te caerás» recordó al gato.

Xia se soltó un poco para que Changmin pudiera respirar.

«Gracias ¿Por qué vienes de todos modos? » Desde que Xia había llegado hacía unos días, Changmin no había visto al gato hacer nada más agotador que tomar un baño.

«Estoy aquí para ayudar».

Changmin no sabía como un gato negro podría ayudar con cualquier cosa, pero entonces aún no había descubierto lo que el maldito animal colgado alrededor de él quería de todos modos. Changmin no tenía ningún poder mágico de un familiar para acceder o mejorar. Xia había declarado que Changmin olía bien y que se quedaría un rato.

Cuando Changmin siguió a Shindong por la acera, vio con sorpresa como los ciudadanos huyeron de la ruta permitiendo a Shindong pasar por completo y sin obstáculo ¿Seguramente no habían visto criaturas más imponentes que Shindong?

El gigante torpe parecía tener una personalidad bastante tranquila para un troll.

Tristeza emanaba de Shindong. Changmin se preguntó si su recién dado poder empático de los faes estaba ayudando a sentir las emociones de Shindong. Él todavía no sabía muy bien cómo funcionaba la capacidad, pero sí sabía ahora que Yoochun lo miraba con algo más que platónico afecto y también cuando la búsqueda de lubricante se había vuelto crítica.

El puente de Shindong resultó estar a sólo tres calles del edificio de Changmin.


—Eh, yo no sabía que estabas aquí— dijo Changmin.

—Eso es porque nunca sabes acerca de los paranormales si lo puedes evitar— respondió Yoochun secamente.

—Es cierto—. No vio ningún sentido negarlo. Yoochun sabía lo que Changmin sentía por los paranormales. Changmin podría tener un amante vampiro y una colección cada vez mayor de socios inusuales, pero todavía tenía la esperanza de construir un negocio basado en el mundo de los humanos. El mundo que entendía.

Sin embargo, eso no impedía tener curiosidad por lo que el troll tuviera bajo el puente. Changmin siguió a Shindong y a Yoochun, ya que caminaron por la pendiente para llegar debajo del puente de piedra. El olor de moho llenó su nariz. Tomó respiraciones lentas a través de la boca para combatir el mal olor.

Tan pronto como él estaba totalmente debajo de la estructura, un suave sollozo le llamó la atención. Frustrante, por la tenue luz que no dejaba ver nada. La oscuridad se envolvía a su alrededor, un tono negro e impenetrable.

—¿Quién es? —Preguntó Changmin, no pudiendo hacer nada.

—Una náyade —Yoochun respondió—. Un joven o al menos parece ser así. No siempre se puede saber su edad.

—¿Por qué está llorando? —El conocimiento de Changmin sobre las náyades se podía poner en una estampilla.

—L-lo perdí—. La criatura lloraba en respuesta. Las náyades debían tener un excelente oído ya que Changmin no había hablado en voz muy alta.

Xia dio un suave siseo. Changmin no sabía si era por la náyade o la humedad, pero no era necesario que el gato agravara el problema de la náyade.

—¡Compórtate!— advirtió al familiar—. O vamos a averiguar si tú puedes nadar.

Un soplo de aire en el cuello de Changmin y el peso de Xia desapareció de su hombro.

Changmin se dio la vuelta, pero no pudo ver nada ni oír un chapoteo ¿De dónde había salido el maldito gato?

—¿Qué pasa, Changmin? —Preguntó Yoochun.

—Xia desapareció. Él estaba aquí y luego desapareció—. Miró más, tratando de ver en la oscuridad, pero fallando miserablemente. El agua empapaba su ropa hasta sus rodillas mientras se metía más adentro en busca de Xia.

Yoochun agarró el brazo de Changmin.

—Tranquilo, cariño. Estoy seguro de que se ha teletransportado a casa. Una vez que determinó que no había ninguna amenaza para ti, probablemente decidió tomar una siesta o algo así.

—Podía haberme advertido —.Gruñó Changmin—. Yo no sabía que podía teletransportarse.


—Algunos pueden, otros no. Al parecer, el tuyo puede hacerlo.


—No es mío—. Sostuvo Changmin—. Él está en préstamo.

—¿De quién? —La voz de Yoochun se mantuvo divertida mientras Changmin apretaba los dientes mientras se acercaban a la náyade.

—Un idiota que echó fuera de casa a su familiar, obviamente—. Caminó por el agua hacia el sonido de los sollozos, complacido cuando Shindong eligió seguirlo. La masa tranquilizadora del troll hacía todo el encuentro menos intimidante. A pesar de conocer a Shindong desde hace poco, Changmin encontró que le gustaba el tipo grande.

—Hola— Changmin llamó a la negra oscuridad, con la esperanza de no asustar a la náyade. Apenas podía detectar la tenue silueta resplandeciente—. Me gustaría tener más luz—. Se quejó.

Una bola de fuego se formó en el aire delante de él, iluminando todo el espacio debajo del puente. Ahora podía ver claramente todo, casi como si fuera de día.

—El humano tiene poderes — jadeó el troll.

—No, hombre, no tengo poderes—. Espetó Changmin. Miró a la luz, ofendido por su presencia misteriosa—. No sé lo que es eso.

—Nos preocuparemos de eso cuando lleguemos a casa— le tranquilizó Yoochun.

Changmin asintió con la cabeza. Caminó hacia adelante, un poco desconcertado cuando la bola resplandeciente flotaba delante de él.

La náyade tenía el pelo azul y la piel plateada con ojos tan amplios e inocentes como un cervatillo que Changmin había visto una vez durante una excursión en el bosque. Físicamente, no parecía mucho mayor de diez años. Vestida con un vestido de color crema, sentada en el agua con los brazos alrededor de las piernas y la mejilla apoyada en sus rodillas.

—¿Qué sabes de náyades, Yoochun? —Preguntó Changmin, no apartando la mirada de la niña llorando.

—Son peligrosas— advirtió Yoochun—, ella puede parecer joven e inocente, pero podría tener cientos de años de antigüedad.

—Se ve como una pre–adolescente— se burló Changmin.

Los delgados hombros del náyade temblaban mientras sollozaba como si su corazón se hubiera roto y el agua había barrido todas las piezas.

Changmin se agachó. Trató de ignorar el agua que se filtraba en sus pantalones.

—Soy Max ¿Cómo te llamas?

La náyade se desenrolló de la posición en la que se había acurrucado.

—¿Eres un ser humano?

Changmin asintió con la cabeza.

—Eran seres humanos también— dijo con voz temblorosa. Se secó las lágrimas con sus dedos húmedos, agregando más gotas de agua.

—¿Quienes? —preguntó con suavidad. Trató de mantener su voz baja y tranquila, con miedo de asustarla aún más.

—Los hombres que me capturaron a mí y a todas los demás—ella miró por todas partes, menos a Changmin.

—¿Las demás? —Podía sentir su miedo envolviéndolo como una manta de clavos que sobresalían de él con sus puntas afiladas.

La náyade frunció el ceño.

—Las otras chicas— su tono indicaba que pensaba que debería haber sabido.

El miedo atravesó a Changmin ante la idea de un grupo de chicas jóvenes paranormales capturadas por seres humanos. Las cosas horribles que los hombres podían hacer a las otras chicas hicieron que se le congelase la sangre.

—¿Había una niña lobo entre ellos? Cerca de cuatro años—. El entusiasmo por conseguir posiblemente una ventaja en su caso tenía su corazón acelerado.

La náyade entrecerró los ojos.

—¿Por qué? ¿Qué quieres de ella?

Changmin observó lo rápido que pasó de sollozar a sospechar

—Su padre me contrató para encontrarla. Está muy preocupado— explicó.  

—¡Oh!—La tensión se hundió fuera de la náyade como si el estrés hubiera disuelto todos sus huesos y no tenía nada más para abrazarlos juntos—. Sí, la vi. No sé su nombre. La mantuvieron en una jaula lejos de las demás. Creo que iban a mantenerla por una razón diferente, pero nunca dijeron nada.

El corazón de Changmin le dolía por la construcción de la imagen en su cabeza.

—Quiero rescatarlas ¿Puedes ayudarme? —En este punto, el nuevo objetivo de Changmin no era sólo salvar a la niña lobo. También quería romper esta banda de secuestradores y llevar a los seres humanos a la justicia. Estaban dando un mal nombre a la humanidad.

La náyade negó con la cabeza frenéticamente.

—¡No voy a volver! ¡No lo haré! —Gritó.

—Shhh— Changmin envió pensamientos para tratar de calmarla, esperando que sus nuevas habilidades de fae trabajaran en sentido inverso. Después de un momento se calmó.

—Lo siento— susurró.

—Entiendo que no quieres volver con los secuestradores. No te culpo— dijo Changmin—.Pero tal vez puedas ayudarme a averiguar donde ponen a las otras chicas y a cambio te llevaré a casa ¿Qué te parece?

Una expresión astuta apareció en el rostro de la náyade.

—Suena como un trato ¿Estás tratando de llegar a un acuerdo, Changmin humano?

Changmin vaciló. Su elección de palabras tenía una nota de ritual y dudó en hacer un acuerdo. Por no hablar del cambio de la náyade de su expresión de vulnerable a intriga. Changmin tenía que pensar mucho antes de decir nada más.

—Ten cuidado, Changmin. Las náyades son más difíciles que los faes al cortar un acuerdo— le advirtió Yoochun.

Changmin suspiró.

—¿Por qué no hay nada fácil?

Yoochun se rió entre dientes antes de abordar a la náyade de agua-

—¿Qué quieres, náyade?

—Una promesa. Júrame en mi concha de la vida que vas a tratar de salvar a las chicas, y te diré todo lo que necesitas saber— sacó un collar debajo de la camisa que llevaba puesta. Una gran concha roja se adjuntaba a una cuerda negra gruesa.

Changmin se sorprendió de que los secuestradores le hubieran dejado quedárselo.

Yoochun envolvió una mano alrededor del brazo de Changmin. Se inclinó hacia adelante y habló al oído de Changmin.

—Si juras por la concha de la vida de una náyade y rompes tu voto, vas a morir en el agua consumido por los seres que habitan debajo de él— susurró, su aliento acarició el oído de Changmin.

A pesar de la frialdad del agua y las trágicas palabras de Yoochun, el miembro de Changmin hizo un valiente esfuerzo por levantarse. Tenía que pensar en cosas que no fueran sexys como el pelo de la nariz de Shindong para mantener su erección hacia abajo.

—¡Wow! No hay presión— suspiró Changmin. Él realmente necesitaba conseguir un manual paranormal. Tal vez podría encontrar una edición de cambia formas, brujas y lo que sea en la biblioteca. Su plan para hacer frente sólo a los seres humanos, obviamente, no estaba funcionando.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD