Traición - Cap. 3

1 comentarios
Junsu abre sus ojos y se encuentra con aquel ChoiKang reposando su cabeza en su hombro. Admitió internamente que aquella situación lo por demás nervioso. Luego un dolor de cabeza lo golpeó por dentro. Su olfato empezó a sentir olor a humo y sus ojos pudieron confirmar que era aquello. La visibilidad era nula.

La desesperación de Junsu llevó a que el extraño se despierte y se exalte de la misma forma que lo hizo la víctima.

_ ¡¡U-Know!! _

El secuestrador pareció olvidarse de Junsu, y empezó a buscar a su amigo, ingresando al cuarto de donde provenía aquel oscuro humo. Junsu se levanta para seguirlo, pero el hollín lo empujó hacia atrás. Se sentía cobarde y débil, no podía entrar allí y ayudar al delincuente. Los minutos se sucedían y Choikang, U-know y Hero no salían de allí.

“Mierda”

¿Quién cuidaría de él si le pasara algo?

Dos de los sicarios aparecieron, Choikang y U-know; el primero parecía que desvanecería en cualquier momento, y el segundo parecía no mostrar signos vitales. Ambos caen al suelo y Junsu no duda en ayudar. Voltea con toda sus fuerzas ambos cuerpos, y puede notar que debajo de la nariz de U-kwon, se encontraba un polvo oscuro, el hollín era mucho más que visible. Junsu empieza a desesperarse, tanto Ukwon como Choikang parecían muertos, y debía salir de allí con los dos antes de que los bomberos y policías llegaran… ¿Estaba queriendo huir de la fuerza? ¿Junsu empezaba a pensar como un delincuente? ¿Un fugitivo? Ambos tenían mucha masa corporal co9mo para que Junsu pudiera arrastrarlos.

De sus ojos empiezan a brotar lágrimas de desesperación.

“Despierten, por favor despierten”

Choikang empezó a despertar de su desmayo en cuestión de minutos, al escuchar las sirenas aproximarse al lugar. Bastó con solo una mirada para que ambos se pusieran de acuerdo con levantar a U-kwon del suelo y retirarse lo más rápido posible del lugar. Junsu no podía estar más agradecido con la fuerza de voluntad que tenía Choikang.

Estaban a dos cuadras del siniestro y bomberos, ambulancias y policías, comenzaron a actuar allí.

El caminar de Choikang era cada vez más rápida a medida que recuperaba su estado. Ukwon aún estaba inconsciente.

_Espero salven a Hero…_

El delincuente observa con una mirada ceñuda al escuchar a Junsu decir aquello. Éste calla.

Caminan sin detenerse durante una hora, ya se encontraban en un lugar de nivel económico más bajo, las tiendas eran aún más precarias que las de Ukwon y Hero.

Choikang hace ingresar a Junsu primero, en un aguantador de cuatro por cuatro, en donde yacía una cama y una mesa de luz, apartado, se encontraba una cocina.

_ ¿Éste es tu verdadero escondite?_

_Calla y ayúdame con él._

Junsu hace caso y toma por las piernas a Ukwon para acostarlo en la cama. Luego de terminar, un tanto fuera de sí, se sienta en un rincón. ¿Cómo es que llegaron a estos límites? ¿Dónde estaba Hero?

Choikang debajo de la cama, saca una caja en donde había elementos de hospitales desde sueros y jeringas, hasta elementos quirúrgicos, como el bisturí. El delincuente asistía a Ukwon, como si el tiempo lo apurara.

Pasaron varias horas y Choikang finalmente decidió sentarse en el suelo sucio junto a Junsu, dejando que un largo y pesado suspiro escapara de sus labios.

_ ¿Todo esto pasa por mi?_

Choikang queda callado.

_ ¿Por qué?_

_ ¿Qué quieres saber? ¿Ah? Hay personas que quieren verte muerto y yah._

_ ¿Quienes quieren verme muerto? _

Choikang vuelve a optar por el silencio.

_No quieres decirlo…_

Choikang chista su lengua y lo mira con enojo.

_ ¿No te conformas con que cuide de ti? _

_No te conozco…_

Ukwon empieza a toser, respondiendo a todos los antibióticos que Choikang le había suministrado con anterioridad. Él menor se levanta y va acudirlo, abandonando el lugar donde se encontraba sentado junto a Junsu.

_No te levantes, deja que la droga siga haciendo su trabajo._

_ ¿… dónde está Hero? ¿Él está bien?_

_El está muy bien Uknow, ahora descansa._

Choikang fue muy dulce con su voz para decir aquello, así que Ukwon, no luchó más contra los brazos de su amigo, que lo obligaban a permanecer acostado. Cerró sus ojos, quedando en pocos minutos, nuevamente dormido.

_ ¿Por qué le mentiste?_

Musita Junsu por lo bajo.

_No he mentido._

Choikang regresa a sentarse a su lado.

“El delincuente quedó dormido a mi lado, y creo que empezó a elevar su temperatura, confío en que era fiebre, ya que estuvo dentro de un incendio. Así que luego me fui a buscar algo para bajar su temperatura.”

*

Choikang gemía a pesar de que sus labios se encontraban prisioneros de los de Junsu. El más bajo se movía deliciosamente sobre él, y su virilidad encajaba perfectamente en el interior de este. Ambos bañados en sudor, ambos compartiendo el calor corporal, oliéndose la respiración. Completamente desnudos; el delincuente y la víctima, corrompiéndose.

*

_ ¡Choikang! ¡Junsu no está! ¡Despierta!_

Ukwon se encontraba sacudiendo por los hombros al delincuente ruiseñor.

“Mierda”

_Iré a buscarlo por la zona, tú te quedas a esperar a ver si regresa._

_ No puedes salir aún, iré yo…_

_ ¡Tú te quedas, dije!_

Ukwon sale de inmediato de aquel aguantador, y Choikang se tira a la cama, tapándose con ambos brazos la cara, maldiciéndose internamente. ¿Cómo mierda pasó todo aquello? ¿De dónde salió aquel sueño? ¿Qué mierda? Se castigaba a sí mismo con fuertes arrancones y jalones de cabello. ¿Cómo se confió tanto de que Junsu no escaparía?

_ ¡Choikang!_

Se levanta de allí, aquella voz le era muy familiar, sin duda era la voz de Junsu; pero queda inmóvil al ver que estaba acompañado de alguien más.

_ ¿Ya me habías dado por muerto, Choikang?_

_Hero…_

1 comentarios:

  1. Anónimo1/25/2016

    Yo sigo esperando la continuación, amo tu historias por favor continuala~ y sigue escribiendo lindos Minsu's ♥

    ResponderEliminar

Deja tu comentario \(*O*)/ ♥ ♥
o más bien... deja tus pensamientos pervertidos grabados en esta entrada XD